lunes, 18 de noviembre de 2013

EL CONJURO DEL EMPRENDIMIENTO

El correo es una fuente inagotable de sorpresas. Algunas buenas, otras espectaculares, otras malas y otras que sencillamente elevan mi  hostilización a niveles máximos.

"Me dirijo a ti desde el Observatorio de los Estrategas"

¿El Observatorio de los Estrategas? ¿En serio? Joder, como mola. Suena a gente con uniforme reunida en torno a una mesa redonda por encima de la que flota un globo terráqueo girando. O si me pongo medieval, suena a un consejo de sabios con túnicas arrastrando por el suelo, grandes barbas y pergaminos. Observatorio de Estrategas, me encanta. 

¿Qué querrán de mi? Se les habrá encendido una luz en su globo terráqueo justo encima de mi blog y soy la elegida? O ¿habrán encontrado mi nombre en un antiguo escrito y me van a encargar una misión? 

Qué intriga.

"para invitarte a la jornada Chiquiemprendedores, que tratará cómo educar a los niños en el espíritu emprendedor" 

Pero, pero, pero, pero, pero….¿Qué es esto?

¿Chiquiemprendedores? ¿En serio??

¿Educar a los niños en el espíritu emprendedor? ¿De verdad?

¿Nos hemos vuelto locos o es que yo me estoy perdiendo algo?

"Queremos profesionales más felices y plenamente realizados en su trabajo. Queremos generaciones fuertes que sepan diseñar su futuro laboral en un entorno que se lo va a exigir. Queremos jóvenes con capacidad de construir sus vidas con decisión, sin barreras ni frenos, sin miedo al riesgo, a la responsabilidad, al fracaso… y vamos a empezar por el principio: la educación en el espíritu del emprendedor desde la infancia.
Esta es una jornada de cocreación dirigida a personas emprendedoras, responsables de educación, profesionales que trabajan para la infancia, familias y cualquier persona preocupada por cambiar el futuro en la que escribiremos juntos el Libro Blanco del Chiquiemprendedor¡TRAE A TUS CHIQUIEMPRENDEDORES DE 0 A 12!"

Nos hemos vuelto locos. Claramente. O gilipollas, o las dos cosas a la vez. 

Claro que queremos profesionales felices y realizados con su trabajo, y también queremos la paz en la tierra, que se acabe el hambre en el mundo, que las tallas de la ropa respondan a algún criterio realista y que el insomnio a las 4 de la mañana se cure contando ovejas. Queremos todo eso, claro que si...pero ¿de verdad que alguien se cree que todo se va a conseguir con "la educación en el espíritu emprendedor desde la infancia"?

¿Qué leches es la educación en  el espíritu emprendedor desde la infancia?

Vamos a ver, vamos a ver.

Vayamos al diccionario: 

Emprender: Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro.

Aha. Esto es justo lo que necesitan los niños, aprender a hacer cosas especialmente si tienen dificultad y peligro. Justo esto. Obviamente a los niños hay que enseñarles a bandearse por el mundo, a hacer cosas, a ser más independientes…pero precisamente una de las tareas de los padres, una de las tareas fundamentales es decirles: ten cuidado que por ahí hay peligro porque ¡¡TACHÁN, SORPRESA! Los niños no son conscientes de los peligros ni las dificultades…por eso mismo creen que los padres lo podemos todo.

A los niños hay que educarlos...estoy muy de acuerdo con esto, pero ¿en el espíritu emprendedor? ¿EN SERIO? Los niños no saben valorar los peligros de cualquier empeño, no saben que si no tienen cuidado pueden abrirse la cabeza con el tobogán, se tropiezan con sus propios pies, se clavan el tenedor y cuando son más mayores no saben valorar otra serie de peligros que hay a su alrededor. ¿De verdad que lo que nos tiene que preocupar es enseñarles a emprender? 

No.

Lo que nos tiene que preocupar es educarles.

Educarles en general, sin gilipolleces del espíritu emprendedor.

Hay que ser un referente para ellos cuando tengan miedo, cuando tengan dudas. Hay que saber apoyarles cuando creamos que pueden hacer algo y hay que explicarles que hay cosas que no están a su alcance en un determinado momento. Hay que saber decirles que no y hay que dejar que se frustren. Hay que dejar que se enfaden con los demás, con ellos mismos y con nosotros. Hay que enseñarles a ser respetuosos con los demás y también a no dejarse pisotear. Hay que quererles mucho y también hay que saber dejarles su espacio y que ellos respeten el tuyo.

Todo eso y un millón de cosas más hay que hacer con y por nuestros hijos para intentar que dentro de unos años sean las mejores personas posibles y sepan bandearse frente a las dificultades.

Eso es lo que hay que hacer y no absurdeces como “coescribir el libro blanco del chiquiemprendedor”.

“Cocreación”,“chiquiemprendedor”,“educación en el espíritu emprendedor” no son más que términos de jerga de neolengua, falsos conjuros de la bruja del bosque pensados para dar a la gente falsas soluciones a los mil y un quebraderos de cabeza que supone educar a tus hijos y darte cuenta de que era mucho más difícil de lo que pensabas. 

Y supongo que sirven también para conseguir publicidad ahora que lo de “emprender” se nos ha ido de las manos.  


40 comentarios:

Doctora Silvi dijo...

Dentro de poco les estarán dando charlas sobre jubilación a niños menores de 12 años… Si es que se nos va de las manos!! Que manía les ha dado de no dejar a los niños ser niños!!!

Mina dijo...

"Emprender: Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro."
Los niños nacen emprendedores, está en la naturaleza humana buscar lo nuevo, hacer cosas nuevas... Lo veo cada día con mi bebé de casi un año. No hay que educarle para que tenga espíritu emprendedor. Ya lo tiene, lo tienen todos los cachorros humanos.
Hay que educarle para que lo encauce bien, que es otra cosa, y bastante más difícil.
A los niños hay que educarles para que aprendan a adaptarse a la sociedad a la que los traemos y, a la vez, para que la mejoren. Hay que educarles para que sus humanas tendencias hacia el descubrimiento, la asunción de riesgos, la consecución de retos, la socialización, el amor, el odio, el asco, el miedo, la diversión, el placer, la superación personal, la creación artística... para que todas esas humanas tendencias les lleven hacia una vida más o menos feliz y no les hagan descarrilar. Hay que enseñarles a distinguir el bien del mal, y procurar convencerles que que escoger el bien es lo correcto.
Es decir, hay que educarle, punto. Como dice Molinos. Sin más chorradas, porque todo lo anterior viene de serie. Y porque educar es suficientemente complejo y comprehensivo como para que haya que andar poniéndole "apellidos"

C. S. dijo...

Si no supiera con toda seguridad que estas cosas que cuentas no te las inventas y siempre son ciertas pensaría que era ficción. ¡Chiquiemprendedores! Suena como a personajes del Chapolín Colorado ¡¡¿Hasta cuándo, oh, gilipollas, abusareis de nuestra paciencia....?!!!!

Irene dijo...

Por no mencionar al lumbreras al que se le haya ocurrido el término "chiquiemprendedores", que es que es para pelarlo...

NáN dijo...

Pues a mí me parece estupendo que a los niños los vistan de traje y corbata, con el pelo engominado hacia atrás, y un portafolios lleno de octavillas que digan: "Mi padre es un tirador de élite y está a 40 metros apuntándote a la cabeza. Me sueltas ahora mismo 50 euros o le hago una señal y te mata".

Las niñas emprendedoras, ¿cómo hay que vestirlas?

Anónimo dijo...

Vale, vale, de acuerdo con el post, pero añado al hilo algo que a mí me preocupa y mucho y creo que es nuestra obligación rectificar para poder educar. Me explico: el sistema Educativo Español está por evolucionar. En los colegios se siguen las mismas pautas que hace cien años: libro, subrayar, profesor al frente, clases magistrales... que en su día funcionaría pero hoy nuestra sociedad tiene otras demandas.

Los niños son más tecnológicos que nosotros a su edad por razones obvias, y parece que no nos damos cuenta y no sabemos apoyarnos en esa "herramienta" de cara al aprendizaje-enseñanza.

Se está perdiendo la Creatividad, porque la amputamos en la educación Infantil, siguiendo modelos, continuando series, recitando de memoria... y los niños en la enseñanza están muy poco motivados.

Estoy muy de acuerdo con tu post sobre la necesidad de límites, respeto, consecuencias... pero este "neoconcepto neobarato" de chiquiemprendedor me ha recordado a tantas líneas educativas que imponemos por encima del niño en cuestión, que a la larga le perjudica.

Educar no es fácil, pero sí apasionante.

Reflexionar sobre cómo estamos educando es un deber,pero cuando vemos que a nuestros hijos no les estamos preparando para una sociedad diferente a la del funcionariado ( con todos los respetos y en algún caso admiración), nos está faltando algo.

Un saludo.

TXABI dijo...

... no dejarán de asombrarme (sobre todo, si se me ocurre comprobar que, más de uno, se apuntará a estas "interesantes jornadas").
Qué peligro tiene el "territorio coach" creciente...

Carmen J. dijo...

Hombre, yo la crítica que hago es que lo de "chiquiemprendedor" me resulta un poco cursi y muy infantilizante.

ELISA dijo...

Ay Moli, huele que apesta a buscar centro de influencias... llevar a los chiquiconsumidores a charlas, estancias. En fin, más buhoneros.. Te agradezco que me hagas soltar la risa !

Anónimo dijo...

Esta tarde mi hija pequeña que aún no sabe andar ha decidido ser emprendesora e idear nuevos lugares de juego. ..vamos que se ha metido en un armario de la cocina a jugar.

Anónimo dijo...

Vaya mente mas retrógrada! Gente como usted debería de darse con un canto en los dientes!Por cierto menuda educación recibirán sus hijos como incorpore ese vocabulario.

Anónimo dijo...

Creo que no hemos entendido el concepto de estas "charlas" como habéis dicho.
No entiendo que tiene de malo, fomentar a los niños desde pequeños a que sean emprendedores, no hay que tomar la definición literalmente, porque a lo mejor el nombre no define concretamente lo que se quiere desarrollar con este proyecto.
No se puede coger y decir definición de emprendedor literalmente, porque no se trata de eso, sino de fomentar la creatividad desde pequeño.
No creo que lo que se pretenda es que los niños vayan al colegio con un maletín, me parece un poco estúpido, y claro que hay que tratarlos como niños, y los padres están para educar, pero en el colegio, un fomento del espíritu creativo de los niños, me parece que es algo muy importante, para el desarrollo intelectual de los niños, como aprenden matemáticas a sumar, restar, en lengua a donde va un acento, etc. me parece un error perder la esencia esa que tiene un niño de "crear", cuando yo era niño, no existía toda esta tecnología de ahora y quizá porque mi madre me lo inculcó de pequeño a que estuviera siempre haciendo cosas, mi juguete favorito eran los famosos LEGO, me pasaba el día construyendo lo que fuera con ellos.
No entiendo que puede tener de malo, fomentar a un niño que sea un "líder" por así decirlo o que empiece a desarrollar su creatividad desde pequeño, es más me parece buenísimo, tal y como está el mundo de hoy en día todo está cambiando y cada vez estamos más globalizados si cabe, donde antes sólo había una cámara de fotos y ibas y te comprabas esa ahora hay, pero el mercado está tan globalizado que ahora la pido a estados unidos que al cambio es más barato y me las mandan a casa por casi a lo mejor la mitad de lo que me cuesta en una tienda de aquí, se necesitan personas emprendedoras y cuando eres un niño creo que tienes una mayor capacidad de aprendizaje, los niños son esponjas.
Creo que antes de hablar sobre algo debería documentarse mejor sobre lo que se va a tratar.
No se si se me ha entendido bien, porque al final me he ido un poco por las ramas, pero el objetivo no creo que sea ver niños ir al cole con maletines, ni que abran empresas con 3 años, pero si fomentarles a ser creativos.

Tita dijo...

Pues sí, gran tontería.

Con que fueran los padres, para que nos enseñaran como no frustrar la innata capacidad emprendedora de los niños, les bastaría.

Me encantaría ver a una compañera mía, allí, con su hijo cuando éste le decía a diestro y siniestro, que de mayor quería poner un puesto de chuches ¡con lo caro que le está saliendo el colegio de pago!

Anónimo dijo...

El nombre puede ser tonto, pero no me gusta como te metes con una iniciativa que no pretende meter a niños de 9 años en el IE o el IESE a ver si crean el próximo Zara, no se trata de que construyan un misil balístico ni llevarlos al Amazonas para que experimenten ellos mismos con anacondas de seis metros o pirañas que les coman las piernas en 2.5 segundos. Como bien apuntan por aquí, parece que se pretende salir del modelo leer-copiar-memorizar-noentendernipapa que existe actualmente como hace 100 años, y simplemente provocar que se hagan preguntas, que cuestionen, que busquen respuestas de la manera que ellos crean (que te pregunten, que vayan a Google o que no se conformen con un "porque yo lo digo". Que emprendan, vaya). No me parec muy respetuoso lo dicho sobre los que han pensado esto, pero vaya, sólo es una opinión no coincidente esta vez con los palmeros habituales (otras veces si estoy bastante de acuerdo). Un saludo.

Principito dijo...

Lo de sert "profesionales de éxito", etc, etc, etc…debería venir en un 2º o 3º lugar (o más abajo).
Lo más importante es lo de "que sean las mejores personas posibles y sepan bandearse frente a las dificultades.

Eso, y que sean FELICES. Pero lo de educar para que sean felices y buenas personas se ve que no vende… :(((

Ciberia dijo...

A anónimo: Y cómo sabes lo que se pretende? Quiero decir, solo con el contenido de esa carta no se dsvelan las intenciones. Y además, no es lo mismo enseñarles a ser emprendedores que fomentarles su creatividad. Esto último se puede hacer desde casa, y no tiene por qué tener un objetivo "mercenario". Prefiero que mi hijo cree, descubra, investigue y aprenda porque sí, por el placer de hacerlo, que no por ser algún día un "emprendedor", que a mí me suena a alfiler. Y ya lo de "chiquiemprendedor" me parece insoportablemente cursi. Quizá, si hubieran emprendido mejor su tarea y hubieran buscado un nombre mejor, me lo creería más.

molinos dijo...

A ver,

El post no trata sobre los modelos de educación a nuestros hijos. Eso es otro tema, efectivamente la sociedad a la que se van a enfrentar ellos es distinta de la que crecimos nosotros y posiblemente habría que revisar los modelos educativos. Estoy en contra de satanizar cosas como la memorización o los deberes en aras de poner un altar a la "creatividad". Es imposible crear nada si antes no conoces algo...y eso vale para nuestros niños y para Miguel Angel y Picasso.

Por tanto, ¿habría que repensar los sistemas educativos? POR SUPUESTO QUE SI.

¿Hay que satanizar el que hay? Yo creo que no.

Mi post no va en contra de la creatividad o educar a los niños...va en contra del planteamiento "emprendedor" . ¡De verdad que alguien cree que hace 3 años a este curso se le habría llamado "educar en el espíritu emprendor2?? Eso es pura moda.

Y yo no quiero educar a mis hijas para que sean "profesionales preparadas"...yo quiero educarlas para que sean las mejores personas posibles y sepan enfrentarse a los problemas en la vida...

De eso va el post.

molinos dijo...


Relacionado con el tema, este post que acabo de leer sobre como el humor puede cambiar los hábitos y educar.

http://gustavoarielschwartz.org/2013/11/18/the-fun-theory/

desafectos dijo...

Estoy hasta el moño del termino emprendedor...
Un saludo.

Anónimo dijo...

Llamadlo como querais ...
A mi me gustaria haber tenido las narices de haber montado un negocio ... pero yo no he vivido eso en mi familia y por ello siempre me ha dado mucho respeto.
Igual si me lo hubieran fomentado si que me hubiera lanzado.
De lo que si que estoy segura es que España necesita gente de esa, "emprendedores" o como los querais llamar ...
Una sociedad donde la mayoria quieren ser funcionarios es una sociedad un poco enferma.
Nos falta el coraje para implicarnos y arriesgarnos (yo incluida). Queremos algo mejor de lo que tenemos ... pues habra que espabilar.

RS dijo...

Totalmente de acuerdo con desafectos. Yo le pagaría un viaje a Marte al idiota que puso de moda el término "emprendedor". Pero ¿qué leches es ser "emprendedor" porque creo que se aleja de su significado original para ser algo así como un "superempresario"? Y ya ni os cuento lo del "empoderamiento" que puede conmigo.

Yo soy hija de la EGB, BUP y COU y ya lo siento, pero eso del "progresa adecuadamente" no va conmigo. Sí creo que hay que revisar el sistema educativo, pero no en la línea que algunos apuntáis. Para mí, una vuelta al pasado no sería mala idea: no veo el problema a memorizar ciertas cosas ni a hacer deberes (los hijos, no los padres como parece ser la moda ahora). Y creo que la tecnología no tiene que ver con el sistema educativo, sino con los recursos que se tienen a mano para desarrollar ese sistema educativo. Que por cierto debe ser una mierda, porque llevamos 38 años de democracia y no sé cuántas reformas educativas.

En fin, que sí, Moli, que yo también hostilizo y mucho con eso de los "chiquiemprendedores" y demás jerga. Y sí, educar a un hijo es una tarea durísima y con resultados a largo plazo.

Sara M. dijo...

A mi hijo le dieron una especie de charlas de esas de emprendedores (9 años). Les enseñaron cómo con unas simples flores se podía hacer perfume, conservándolas en agua o algo así (un poco cutre, si, pero a lo que iban era a la idea de hazlo tú mismo), y luego les preguntaron cómo crearían un negocio con eso. Como fantasía no le falta, él dijo que añadirlo al alcohol y crear colonias, o al jabón sin aroma para que oliera bien... Pero vamos que si, que me parece una chorrada.

Lola Birlanga Urbán dijo...

Y, ¿qué aportará el pobre bebé de 0 meses que en vez de estar en su cunita tan a gusto estará en la mesa de los "chiquiemprendedores" exponiendo sus interesantes ideas?
Como siempre pienso, ¡qué nocivos somos los padres para los hijos! Porque estoy segura que el Observatorio estará de bote en bote... ¡qué pena!

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

Goethita dijo...

¡Qué bonito! La creatividad al servicio del capitalismo. Hay que ser creativo para ser más útil al sistema. No olvidemos que en esta vida lo importante es eso, el trabajo. Es lo que te define como persona, sin duda. Todo lo demás son chorradas. Y si la educación no sirve para hacerte un operario mejor, no vale de nada. ¿Estamos locos o qué?

¿Que la sociedad ha cambiado? Pues yo lo que veo es un capitalismo cada vez más feroz. Y lo del "emprendedor" no es nuevo. ¿O no nos suena el ideal americano del "self made man"? ¿Eso es nuevo? ¡Dios me libre! ¡Acabamos de descubrir el "American way of life"! Y la gente va y se lo cree. EN FIN.




Anónimo dijo...

Contra el furor emprendedor del momento, la cita de Albert Einstein, cuando fue preguntado sobre cómo hacer que nuestros hijos fueran inteligentes "Que lean cuentos de hadas, y si quieren ser más inteligentes...que lean más cuentos de hadas".
Recomiendo esta charla de Neil Gaiman para la Reading Agency.
http://loleemosasi.blogspot.com.es/2013/10/neil-gaiman-tenemos-la-obligacion-de.html

La reflexión sobre la falta de innovadores en China le viene al pelo a tu entrada.

Anónimo dijo...

¿Nos hemos vuelto locos ya? Niño creativo o al que se le quiera inculcar algo de creatividad = superniño. Me saco lo de creatividad porque yo he leído de que iba todo esto.
¿Estamos locos? De verdad yo no querré que mi hijo cuando entre al cole esté dando probabilidad en matemáticas, pero si que le expliquen cuando quiera saber que es una "colonia" como se hace, no que simplemente se quede con la duda y lo busque en internet o ni lo busque y quede ahí de por vida. Nos hemos quedado atrás y yo no querré que mi hijo sea un "robot" 2+2=4; quiero que genere sus propias ideas a partir de una base que es el cole, con sus asignaturas, pero que también toque algo de creatividad.
Me parece genial que a la gente no le parezca bien la iniciativa, cada uno tiene su propia opinión y es muy respetable, pero siempre sin ridiculizar a los demás, y respetando.

Anónimo dijo...

Pues no lo se, Ciberia. De ahí la expresión "PARECE que se pretende...", o sea que me lo parece a mi. Pero como digo luego, eso es sólo una opinión.
De todos modos me "parece" que casi todo el mundo esta cogiendo esto por el lado del capitalismo salvaje y bla bla bla. Tal vez porque el nombre (que a mi también me parece tonto) induce a error. Y no, no me parece que esto vaya por el lado de crear Amancios Ortegas o Isaaks Andics. Y si, yo si satanizaria el sistema actual en aras de la creatividad y la práctica, una vez asimilada la teoría. Estoy de acuerdo al 100% contigo aquí, Molinos, no se puede hacer nada sin conocer, ya dijo Goethe que no conocía nada más práctico que una buena teoría. Pero también recuerdo tener que aprender la demostración de la fórmula de la ecuación de segundo grado (esa de "menos B más menos raíz cuadrada de B cuadrado...") de memoria sin entender nada, algo práctico de narices. No se, pero creo que el sistema escandinavo no se parece mucho al nuestro y resulta que funciona. El norueguismo debe ser.

Anónimo dijo...

Lo de ser un estratega en un observatorio tiene que ser divertido.
:)
Oh my God!!!!.
Ap.

HombreRevenido dijo...

Creo que los niños son emprendedores por naturaleza. Tratar de enseñar a un niño a ser emprendedor es absurdo. Precisamente hay que enseñarle todo lo demás (a ver el peligro, a leer y a comer con la boca cerrada, por ejemplo).

Que en el camino perdamos la creatividad, la curiosidad, el empuje puede ser un problema, está claro. ¡Pero eso no se arregla haciendo perder el tiempo a los niños!

Michelle Grey dijo...

Precisamente, basta con educarles bien para que de mayores sean capaces de perseguir sus sueños (metas realistas/coherentes). Sencillo pero complicadísimo.

Michelle Grey dijo...

Al Anónimo ( Anónimo dijo...
Llamadlo como querais ... )

Tú mism@ acabas de dar con la respuesta. Ni orientación emprendedora infantil ni leches era lo que necesitabas.

Necesitabas sentirte LIBRE y APOYAD@, además de gozar de autonomía para informarte y moverte tú mism@ para encontrar el camino.

Michelle Grey dijo...

Si se tratara de un "mero" recurso para fomentar la creatividad, se han lucido con el nombre de chiquiemprendedores, porque vaya, dista bastante y suena bastante directo ("queremos profesionales más felices y plenamente realizados en su trabajo").
Desde las escuelas ya se hacen muchos programas para desarrollar la creatividad, la educación emocional, la estimulación neuronal... además de pequeños actos (no hacen falta programas/proyectos) en el día a día que fomentan la autonomía y la independencia... Claro que no es así, ni por asomo, en muchísimas escuelas (especialmente públicas). Así que no creo que la solución sea "chiquiemprendedores". Vale que no sabemos exactamente en qué consiste, pero la primera impresión que da está relacionada con el mundo del negocio (y sinceramente, ¿debemos hablar de negocios con unos niños que quieren jugar y divertirse?). Si se le diera otro enfoque, quizás... pero si estuviera centrado en la creatividad tendría otro eslogan, a mi parecer.

Anónimo dijo...

Leyendo todos y cada uno de los comentarios aportados, contándolo desde aquí no lo expresaría de la mejor manera posible. Así que como asistente a la presentación de Chiquiemprendedores de esta tarde en Valencia, os invito a informaros mejor sobre lo que ha tratado la jornada. Padres, educadores, empresarios y administración han expuesto brillantemente lo que se pretende reivindicar con este proyecto. Nos han invitado a formar parte de la creación de Chiquiemprendedores, para que entre todos aportemos desde nuestra experiencia lo que consideramos debe incluir este proyecto educativo, dados los cambios en los últimos tiempos.
Y muy acertadamente, la conclusión de la Jornada ha sido ya no cómo educar al Chiquiemprendedor, sino cómo no hacerlo, y cómo no cortarle esas alas.
Sin anticipar nada más, espero impacientemente el resumen del día, que recomiendo echéis un vistazo.
Todo el mundo puede opinar, pero creo que estaréis de acuerdo que debe hacerse documentándose primero.
Muchos habéis criticado un proyecto sin ni siquiera estar consolidado, ya que lo que se pretende es darle forma entre todos, incluida la autora de este blog.
Y en cuanto al nombre de Chiquiemprendedores, sigo diciendo que no se puede calificar de cursi algo que se ignora, y mucho menos a la artífice, una profesional a la que he tenido el placer de conocer hoy.

Un saludo

Goethita dijo...

Aquí nadie está criticando un proyecto concreto. No se habla del temario o de cómo van a ser las clases o quiénes van a impartirlos. Se está hablando del objetivo del curso, no de cómo se va a conseguir dicho objetivo. Y el objetivo del curso está claro, es el mundo laboral. Y no lo digo yo, lo dicen ellos: "Queremos profesionales más felices y plenamente realizados en su trabajo." Y por si hay dudas, lo vuelven a repetir: "Queremos generaciones fuertes que sepan diseñar su futuro laboral en un entorno que se lo va a exigir". No estamos interpretando nada. Ellos hablan del futuro laboral de los niños y de prepararles para ese futuro. Yo no dudo de la profesional que ha "creado" el nombre, está muy bien elegido y muy a propósito. Quieren pequeños emprendedores. Eso es lo que se está criticando. Lo que se plantea aquí es si la educación debería enfocarse en preparar a los niños para su futuro laboral, o si la educación debería centrarse en formar "personas" (por decir algo, resumir esto es complejo). Formar "personas" VS formar trabajadores/emprendedores. No tengo que informarme más del proyecto porque no tenemos los mismos objetivos. Si yo no quiero aprender a nadar, ¿tengo que informarme sobre cursos de natación? Yo digo NO.

Y por cierto y aunque me salgo un poco del tema. Me alucina la carga que os ponen sobre los hombros a los padres hoy día. Ahora parece que si no dejas jugar a tu niño, no sé, con plastilina, acabas de frustrar a un futuro Einstein. La educación es importante, pero no lo es todo. Para mí, a partir de la vida adulta la responsabilidad de cómo nos vaya es únicamente nuestra. Refugiarte en que tu educación no te preparó para esto, es una excusa para librarte de la responsabilidad. Cuando eres adulto, eres consciente de las posibles carencias de tu educación y en tu mano está cambiarlas, todo lo demás son excusas. Queridos padres y madres, es vuestra obligación intentar preparar a vuestros peques lo mejor que podáis, pero ni vais a conseguir que sus vidas sean estupendas ni vais a ser la causa de la mierda de vidas que les toque vivir, el ser humano es muy complejo y al final nadie puede controlarlo. Por suerte o por desgracia.

Un saludo

Anónimo dijo...

Sólo es una opinión, pero me parece que hay un poco de hipocresía por aquí. Faltaría más que alguien no quisiera que sus hijos fueran felices y se sintieran seguros. PERO ¿qué interesa a la hora de elegir un colegio? ¿Cuántos/as de los comentaristas preguntaron si los niños eran felices en ese colegio? ¿No preguntaron por el nivel de inglés/francés/alemán ...? ¿Y eso no es prepararlos para el futuro profesional? Claro que queremos hijos felices, pero que levante el dedo SINCERAMENTE quien no prefiera un hijo feliz ingeniero industrial o abogado mercantilista a un hijo feliz ebanista. ¿Ninguno? Pues eso. Sí, lo importante es ser feliz con lo que haces, pero como padre prefieres que sea feliz como director financiero de, por ejemplo, Telefonica, que como carpintero. Y no os indignéis, que lo sabéis perfectamente.

Tocweb dijo...

Coaching en estado puro. Vivir para ver.

PD: Yo a veces hasta me avergüenzo de haber emprendido.

RS dijo...

Pues no estoy de acuerdo con el último Anónimo. El colegio de mi trol lo elegí por proximidad a mi casa, dentro de la red pública. Ni pregunté por el nivel de inglés. Desde luego no dan ni francés ni alemán. Y me da igual lo que haga de mayor, con tal de que le dé para vivir. Siendo realistas, tengo mis dudas de que los altos directivos de las grandes multinacionales sean felices. Ganarán un pastón, pero no sñe si les compensa tanto estrés y tanta mala vida.

Siendo objetivos, me vendría bien que fuera fontanera. O mejor un estilo Manny Manitas....

Cristina M Vallier dijo...

Hola!
Os dejo el resumen de la jornada.
Cómo no matar a un chiquiemprendedor con la educación actual. Todos nacemos exploradores, atrevidos, creativos, sin miedos, juguetones, provocadores...
¿Qué pasa en las aulas? ¿Qué papel cumplen los padres? ¿y la sociedad? Aquí hay mucho que proponer a la administración, porque muchos buscamos cambios.

A mi también me invitaron. Y a pesar de opinar lo mismo sobre el término fui a ver de qué iba en realidad. Qué pena que muchos de los que habéis comentado en el post no os pasarais por allí. Hubiera sido mucho más cañero.
Aunque se valieran del término de moda 'emprendedor', fue genial que en el "Día del Emprendedor de la Comunitat Valenciana" (olé!) hubiera unas cuantas personas hablando del futuro de los peques de manera cercana (y no política) y sobre aspectos interesantes a incorporar en la educación (inteligencia emocional, resiliencia, ejemplos prácticos... Nosotros somos su referente, nuestro comportamiento es fundamental).

Se habló de formar personas, que evidentemente crecerán y se desarrollarán profesionalmente. Que esa decisión (profesional) sea tomada de manera personal, para que no acaben realizando un trabajo que les amarga (como a mucha gente en la actualidad).

http://www.chiquiemprendedores.es/2013/11/como-no-matar-un-chiquiemprendedor.html

Anónimo dijo...

Soy padre y profe, y por cierto me encanta tu blog, aunque ése no es el tema de mi comentario.

Veo a los chicos MUY ATOCINADOS y faltos de iniciativa (o sea, seguro que la tienen oculta sin desarrollar, pero para el caso, es lo mismo), sea por culpa de quien sea... Seguramente por culpa de todos: padres y profesores, en particular.

Yo me reía también de toda esta historia de emprendedores y tal, hasta que he visto que en muchos sitios se enfoca de una manera muy natural.

Si me permitís un ejemplo personal, me ha tocado dar este año clase de "RolloEmprendedor" a chicos de 3º ESO y 1º BACH, y los chicos alucinan de que alguien se moleste en enseñarles a ACOMETER (por usar la palabra del Diccionario) un proyecto cualquiera. Un grupo está montando una miniempresa de intercambio de los libros de texto usados del instituto (antes de que cunda el pánico por la palabra "empresa", que por cierto es maravillosa, diré que es una "empresa sin ánimo de lucro" (?), porque si no no la podríamos hacer, pero los chicos están entusiasmados, facturan las operaciones (con precios ficticios), y hacen un servicio estupendo en el centro.
Otro grupo está montando un cortometraje, pero para ello previamente han tenido que pensar y repensar el argumento (que es una porquería, pero es SU porquería), preparar un guion, etc. Otro grupo ha hecho un proyecto de mejora de la biblioteca del centro. ETCÉTERA.

Para todos ellos, la sensación de pensar ideas para poner en práctica, y de hecho >>> ponerlas en práctica, es de lo más interesante que han hecho en su vida escolar.

¿RolloEmprendedor para niños pequeños? no me importaría que a mi niña pequeña, una seño le enseñase a idear y poner en práctica cosas...

Sugerencia (minuto y medio de vídeo):
http://www.youtube.com/watch?v=GzXi0HbJ8XI

Alberto Secades dijo...

Tengo el convencimiento de que parte de los problemas se resolverán cuando los jóvenes se desenchufen y la emprendan (a hostias).

Pero, probablemente, eso generará nuevos problemas porque comprobaremos que, como especie, nos hemos especializado en la creación de problemas de complejidad creciente.

Saludos.