miércoles, 20 de marzo de 2013

MATERNITY (CXVI): SAN HUEVO FRITO 2013

- M ¿Qué haces?
- Estoy apuntando en el calendario mis partidos de futbol, el día de la competición de natación y ¡San huevo frito!

M al nacer fue canijilla, una especie de gollum gris con una pelambrera larga y negra y apenas 2 kilos y medio de peso. Yo había decidido darle el pecho pero a pesar de cargar durante toda mi vida con dos fabulosos cántaros para ese propósito, llegada la hora del gran momentazo de la lactancia materna, resulto que mis pezones se volvieron retráctiles y la cantidad de leche producida cabía en un brick de minizumo. Aún así, lo intentamos. Yo sobrelleve como pude mi frustración y mis dolores y M dejó claro desde el principio como iba a ser su relación con la comida: indiferencia total y absoluta.

M nunca ha tenido ni tiene hambre. De bebé jamás lloraba por hambre, mamar era un puro trámite y la introducción del biberón no le supuso ningún trauma, pasó de él exactamente igual que había pasado de mí. Cuando llegó el momento de los purés y papillas variadas, esa indiferencia mutó en una de hostilidad agresiva que hacía que darle cualquier cosa de comer fuera una una auténtica pesadilla.

Sencillamente no comía, no comía nada. Conseguir que tragara un cuarto de plato de puré suponía una hora de lucha, lágrimas por su parte y la nuestra, y tener que fregar la habitación donde la estuvieras dando de comer porque a pesar de ser canija tenía el superpoder de escupir a velocidades supersónicas alcanzando grandes distancias.

A los 8 meses y completamente desesperados nos enteramos de que M no quería comer porque todo le daba alergia, todo le hacía sentirse mal y ponerse a morir. (esto ya lo conté en este post y no quiero repetirme)

Descubiertas las mil y una alergias de M y confeccionados los menús que eliminaran todos esos productos de su dieta, el tema de la comida no mejoró, de hecho no ha mejorado nunca.

M consigue sacarme de mis casillas con la comida. Nunca tiene hambre, nunca quiere comer y cuando se sienta a la mesa porque no hay más remedio, la ración que toma es la misma que tomaría un niño de 3 años con poca hambre.

Si comiera poquísimo pero con interés y rapidez creo que lo llevaría mejor, pero tampoco. Se sienta a la mesa e inspecciona lo que tiene en el plato. Valora con que ingrediente va a comenzar la negociación:

- ¿Qué es esto?
- Pues a lo mejor son jabalíes asados pero yo diría que tienen pinta de guisantes con jamón.
- No quiero el jamón.
- Te encanta el jamón serrano.
- No me encanta, me lo como.
- Pues eso, te lo comes.
- Si está caliente no me gusta…
- Por eso no te preocupes, con lo que tardas en comer estará frio para cuando te lo metas en la boca.

Porque ese es otro tema que me exaspera. Me dejo la piel y la imaginación a cocinar todos los puñeteros días. Soy una gran cocinera y tengo mucho repertorio. No les doy todos los días salchichas con kétchup, ni sopa de sobre, ni congelados. No, me lo curro muchísimo. Y todos los puñeteros días M se toma la comida fría…

Se sienta a la mesa. Inspecciona el plato. Extiende toda la comida por el plato. Coge una ración mínima con el tenedor, tan mínima que es prácticamente imperceptible, se lo lleva a la boca con mucho cuidado, como si el tenedor al chocarle con la lengua fuera a convertirse en una serpiente asesina y posa la comida en la boca. Baja el tenedor y lo deja en el plato. Mira al infinito mientras mastica tann despacio tannn despacio que no te crees que sea posible. M es la única persona del planeta capaz de comerse un gajo de mandarina en 3 mordiscos, si lo hace en menos “le hace bola”. Come las gambas en 3 mordiscos y pincha los garbanzos. Desesperante hasta el infinito.

Cada vez que llega la hora de la comida me tenso mogollón. Sé cómo va a ser el proceso completo y me desespero con antelación. Intento tomármelo con paciencia, con resignación, intento convencerme de que hoy, por fin, será distinto. Que M llegará, se sentará, dirá algo como “Tengo muchísima hambre” y nada más ponerle el plato comerá con alegría, con satisfacción y conseguirá terminar antes de que me entren dudas sobre si se habrá caducado la comida.

Y nunca es así.

Por supuesto para intentar reconducir esta situación he /hemos hecho de todo. Probar con la firmeza, probar con la charla para convencerla, probar a matarla de hambre ( esto fue lo que peor funcionó, de hecho es imposible matar de hambre a alguien que nunca jamás tiene hambre), he/hemos gritado, llorado, cantado canciones, contado cuentos, disfrazado la comida, todo. Ahora mismo, la estrategia que mejor funciona es leer El Hobbit mientras cenan, M sigue tardando eones pero yo consigo no crisparme mientras leo en alto las aventuras de Bilbo y respondo a las mil y una dudas sobre vocabulario: ¿qué es lóbrego? Mamá, se dice “jobbit” o “hobbit”, si es h porque suena a j?

Todo ese sufrimiento y trabajo duro algo ha funcionado. M come de todo, de todo lo que puede comer y lleva una dieta equilibrada. Con esto quiero decir que come verduras, carnes, pescado, legumbres, huevos y pasta y lo considero un triunfo. Creo que gracias a todo lo que hemos peleado, M come muchas cosas, si la hubiéramos dejado a su aire se alimentaría básicamente de cereales.

El desayuno es otra cosa. M adora desayunar, se levanta con un hambre atroz y se sienta en la mesa de la cocina sonriendo y quiere de todo. Toma leche con nesquick, toma dos cuencos de cereales de celiacos, dos tostadas con mantequilla (pero sin mermelada porque no le gusta) y si tiene galletas también. Le flipan los churros de celiacos y los picatostes de pan de celiacos que le hace Molimadre. Verla desayunar es tan maravilloso que muchos días valoro la posibilidad de hacer todas las comidas a base de desayuno..

Hoy es San Huevo frito y es otro día de tregua en la lucha diaria con la comida. Hoy celebramos la tolerancia de M al huevo y lo hacemos tomando huevos fritos con una fuente enorme de patatas fritas en el salón. De postre habrá fresas con muchísima nata, que es el postre favorito de la homenajeada.


44 comentarios:

TXABI dijo...

Mi "M"....

Cromatologistas dijo...

Le puedes poner una velita de la letra M. Por que San Huevo Frito hay que celebrarlo con una vela con forma de M, de Monérrima, por supuesto.

Yo y mis mini yos dijo...

Feliz!

Alber dijo...

Son adorables....aunque te exasperen!!!

tylkonatalka dijo...

¡Feliz San Huevo Frito!

Shaunsheep1973 dijo...

Feliz San Huevo Frito M!

Saramaga dijo...

Mira que leyendo lo de San Huevo frito en el blog de Bichejo... he dicho... si esto me suena.. jajaja.

Pues nada.. que tengáis un Feliz San Huevo Frito!! :-)

Burbuja dijo...

Feliz San Huevo Frito M!!!

En casa se sigue celebrando desde que lo consiguió ;) Lo único es que este año los hemos cambiado a la comida en lugar de la cena (cuestión de logística)

Yo no fui alérgica, pero de peque comía taaaannnn poco, que siempre me recuerda mi madre que desayunaba estupendamente y el resto del día podía pasarlo perfectamente con un yogur. Imagínate el cuadro xD

Ánimo, si ella se encuentra bien, todo lo demás es un poquito menos importante.

Un besazo bien gordo y ¡bien por M! ^___^

Juliet dijo...

A disfrutar de este gran día!! Un besazo para M. Pd: yo tb soy de las que pincho los garbanzos... Mi madre se desesperaba.

Oswaldo dijo...

¡¡¡FELIZ SAN HUEVO FRITO, M!!!

Moli, algunas veces te pones a tí misma de "mala-madre inapacible" pero yo veo claro que hay que quitarse el sombrero y hacer una reverencia ante tu dedicación y paciencia.

A tí, ¡¡¡Te felicito por ello!!!

Incluye en mi felicitación, por la parte que le corresponda, al "artista invitado", digo... al Ingeniero, que, aunque pareciera que no le toca directamente, (Aunque seguramente sí de rebote tuyo) el tema de los "guisantes con jamón" pinchados uno por uno, también ha puesto lo suyo en el tema del celiaquismo.
Saludos también a C...

Ana María dijo...

Moli, feliz San Huevo Frito a todos :D

Marisa dijo...

He vuelto a leer el post de San huevo Frito, creo que lo leo todos los años como una especie de homenaje a M y a todos por vuestra lucha alimenticia... y he vuelto a llorar. Soy patética, me sé el post casi de memoria, pero me emociono como si fuera la primera vez que lo leo.
Felicidades!

El niño desgraciaíto dijo...

Feliz San Huevo Frito a la homenajeada y a sus padres! Olé!

La Buhonera dijo...

¡Feliz San Huevo Frito a toda la Molifamilia!

Me acordé el lunes pasado, y me hizo hasta ilusión ^^

Tiene muchísimo mérito que hayáis conseguido que coma de todo. En el grupo scout en el que soy monitora teníamos a un niño cuya dieta estaba basada en bocadillos de nocilla porque "es que no le gusta nada más"...
Tuvimos que enseñarle a comer en el grupo, a base de toooodas esas estrategias que has dicho, pero sin ser suspadres, que tienes menos autoridad.

M tiene mucha suerte de teneros.

¡Disfrutad de los huevos y las fresas!

Chitin dijo...

Una duda, ¿cuántos años tiene M? ... tengo un principe en casa q tarda siglos en comer, y una princesa a la q con 6 meses la hicieron todo el repertorio de pruebas de alergia, intolerancia...y afortunadamente nada, todo normal, pero no come, nada...está como un pajarito...y sí, sé lo frustrante q es, ni puré, ni potitos...ni yogur...lo q hoy come 2 cucharadas seguidas, mañana no la gusta...con el cantajuegos, con el móvil, con ¿yo q sé!

Me consolaba pensando q cuando sean un poco mayores comerían........... la hora de comer es un agobio, estres total, con el agravante de q el papi de las criaturas come cantidades ingentes de comida en 0, y no entiende q sus hijos no sientan hambre, ni coman.....un dolor!

Anónimo dijo...

Yo siempre he comido como una lima, pero mi hermano ... era un peste, comía pocas cosas, poca cantidad y muuuuuy leeeeeeento.
"Cuando vayas a la mili, te va a dar de comer el capitán!!!" le gritaba mi padre. Bronca asegurada todos los días.
Ahora está felizmente casado, y sigue igual de peste con la comida. Por lo que es quien se encarga de la compra y de la cocina. Mi cuñada encantada ... pero mi madre se medio enfada "Con lo que me ha hecho pasar" suele decir.
Y lo de leer mientras comen ...¡Qué buena idea!

Anita dijo...

Yo no era alérgica pero me siento identificada con M al máximo. Recuerdo las comidas eternas, siempre frías por el tiempo que me gustaba dedicar a frustrar a mis padres. Esas nauseas al encontrarme cualquier grumo no inspeccionado atentamente por mí con anterioridad. Y poco a poco, con mucha paciencia y constancia por parte de mis pobres progenitores, he ido comiendo de todo. Aun hoy descubro cosas nuevas ante la consternación de mi pareja. Por eso te digo que no te enfades porque se pasa realmente mal y si seguís teniendo paciencia al final verás la recompensa. Te lo prometo.

Anónimo dijo...


Judías verdes con patatas.

Dices que eres buena cocinera.
Ponle a M. un plato de judías verdes con patatas y un trozo de pan. Si al acabar rebaña el plato con el pan o con la lengua, entonces sí que eres buena cocinera.

Don Mendo

molinos dijo...

Gracias a todos. Es desesperante completamente

Don Mendo..le flipan mis judias verdes. Ahora quiero la reverencia.

HombreRevenido dijo...

Feliz San Huevo Frito.
Esa paciencia y dedicación dará sus frutos, estoy seguro. Bravo por la sufrida cocinera (mi madre también se ganó un monumento conmigo).

Phaskyy dijo...

Ohhh Moli, cómo te entiendo...
Con la diferencia de lo de la alergia, mi hija mayor era igual,por no decir peor que M.
Probé todo lo probable, inventé todo lo inventable y siempre, las horas de las comidas eran la peor hora del día. Tenia colegio por la tarde y gastaba todo el tiempo que estaba en casa sentada en la mesa y se levantaba para irse. Para morirse de la pena!
Era un suplicio.Y por supuesto todo lo comía frío y no había nada que le encantara.
Pero bueno. Si te escribo esto es para que no desesperes. No dura toda la vida.
Hoy mi hija tiene 22 añitos de nada y come de todo y muy variado. No come a velocidad de vértigo, pero no pone mala cara a casi nada.
Por contra, mi hijo pequeño es todo lo contrario. Se comia lo suyo y lo de su hermana. Así que la cantinela en casa era...
I. Comeeeeeee, J. para ya de comerrrrrr, no le quites la comida a tu hermanaaaaaa
De locos!
Suerte, y al toro!

Anónimo dijo...

Judías verdes: Prueba superada.

Ahora solo faltan las "cocretas" de carne recién picada con el punto justo de ajo y perejil.

(Enhorabuena al ingeniero por el melonar) Jaja

Don Mendo

Anónimo dijo...

Qué cielo de M!!

Anónimo dijo...

Me apunto al dia de San Huevo Frito!!!! Me pirran y con patatas fritas mejor!!! Se me hace la boca agua! Felicidades a M, por poderse apuntar a disfrutar de ellos!

Susu

NáN dijo...

Vaya, he leído parte del post pensando que hablabas de mí.

Cuando sea mayor, daremos carné de oro a M en mi club: "La Comida es un Acto Creativo por Excelencia Consistente en Distribuir los Alimentos por el Plato de las Maneras Más Hermosas Posibles".

Quien no sabe lo que es "no tener hambre", porque comer te ha sentado mal muchas veces, no sabe hasta qué punto es una desgracia.

lo+ dijo...

Yo, de verdad, me encanta...qué gusto comprobar que hay gente normal con mucha chispa...con un sentido del humor finísimo y positividad para regalar...graciassss por escribir lo que (te) pasa!!!!

Lola Birlanga Urbán dijo...

Pues la niña tiene muy buen gusto porque no hay mejor comida que un buen plato de patatas fritas con dos huevos fritos y en el caso de mayores, con una coca-cola. Nosotros esta noche, también cenamos huevos fritos asi que, ¡féliz San Huevo Frito para ti también! Besos.

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

PRIMAVERITIS dijo...

jo, es como gajito
pero yo no soy como tu
y gajito, exceptuando lo que le dan en el cole, se alimenta básicamente de desayunos, no es una comida equilibrada pero mantiene el estres en niveles tolerables.

Oswaldo dijo...

Don Mendo,¡Buena esa enhorabuena al ingeniero por el melonar!

Por un momento pensé que nadie iba a hacer alusión a los "fabulosos cántaros lecheros" que, siendo "inútiles" productores de minibricks, probablemente hayan obligado al ingeniero a aplicar alta pericia y erudicción ingenieril para encontrarles algunita utilidad.
Digo...

Newland23 dijo...

Feliz San Huevo Frito :)
Recuerdo la época del envenenamiento progresivo y me pone contento ver los resultados.
Un beso para M.

anonima porteña dijo...

Feliz San Huevo Frito! por lo menos un dia sin sufrir!

Marta dijo...

No Marta dixit:

Feliz San Huevo frito madraza!

Ya sé que voy a cenar hoy :-P

C.R dijo...

Te entiendo perfectamente, Ce. se pasó su primer año de vida vomitando TODA la fruta que comía, yo insistía ...mal aconsejada por todo el círculo de voces que me decían....Uyuyuyuy una niña que no come fruta....eso son manías...con lo buena que es la fruta...así qué hice mil virguerias, compre fruta de temporada, de fruterias selectas, de tuendas de barrio, mezcle fruta con galleta, con yogur, en trozos, en papilla, en almíbar, se la puse en platos de Hello Kitty, de Cars, de porcelana fina....y NADA...todo salía de su boca en plan MEGAN...hoy en mi casa celebramos Santa Fresa, y espero que algun dia podamos celebrar San Kiwi...entonces menudo fieston frutil nos vamos a montar...de momento hemos superado poder tocarlo sin que Ce. se convierta en La Masa....la semana que viene empezamos con el envenenamiento...nos toca el primer cuarto....eso si con el urbason cerquita....Feliz San Huevo Frito!!!!
Bsss

Estrellas de Lana dijo...

La verdad es que te ponen al borde de la locura. Nani también era/es alérgico a muchas cosas, no comía, luego se provocaba el vómito, mi matrimonio se hacía astillas a causa del niñito. Pero eso un día cambió. El peor día de mi vida. Echamos toda la carne en el asador, él incluido, y a partir de ahí come como un campeón con la salvedad de sus alergias. Ahora con once añazos, miro atrás y no me lo creo cuando me azuza para que ponga la comida en la mesa.
Cuando se le retiró la alergia al huevo, se le saltaban las lágrimas al probar un donut o la tortilla de patatas…

maría dijo...

No sabes como te entiendo, soy madre de inapetente canija, 15kg con 6 añazos. Y sin ninguna intolerancia, tiene hecha todas las pruebas y se lo que es comerse un gajo de mandarina en tres mordiscos tb se lo que es hacer bola con un actimel y empezar a comer a la una y cuarto volver al cole a las tres y cuarto y no haber terminado de comer.
Se lo que es que tu hija de premio por portarse bien te pida que no la obligues a comer nada en todo el día.
En fin que no sabes como te entiendo. Ahh y enhorabuena por lo del huevo.
Maria

LS dijo...

Es esperanzador. Moli, disculpa pero es que estoy sonriendo. En casa tenemos (en la dimensión alimentaria, que luego vienen las aéreas) nueve del padre, un curso pasado de terror buscando a los antígenos malvados de la primera y este curso con los inicios de la segunda...las nuestras son del tipo reacción tipo IV, V ó VI, o sea ni idea de cómo controlarla,te destrozo el esófago, te quedas atascado y vamos todos a urgencias a que nos metan el tubito. El padre ya tiene aviso puesto en la historia clínica de que o le sedan o le atan, porque después de 13 veces ve el aparato y se amotina. Hoy tenía consulta y le hecho un chistecito que casi acaba con el feliz matrimonio. Aquí comemos al revés, vigilando el número de veces que mastican (y la mayor está dispuesta a batir records de velocidad), despacio, cuidado, traga bien...Igual nos cambiamos un día, por aquello de probar el otro tipo de tortura, aunque me parece que lo tuyo es mucho peor.
Yo me limito a suplicar a algún espíritu bueno que coincidan en la mayoría, auqnue sólo sea para poder al mismo sitio de excursión y comer el mismo bocadillo. A mi, la verdad, sólo me dan alergia algunos torpes narcisitas e inseguros y no hay manera de que me los quiten de la dieta.
LS

Anónimo dijo...

Donde haya un par de huevos fritos con su ración de papitas que se quite cualquier plato elaborado. Riko, riko. mmm mmmm mmmmm... Ahora, la nata con fresas consideraría dejarlo para otro día, muy pesado para comerlo todo el mismo.
Nota one al lector: No quería repetirme jejeje
Nota two para ti también, léase lector: Ese postre es un excelente estímulo para afianzar relaciones.

De nuevo a ti, lector, ¿nos comemos unas fresas con nata juntos?

Anónimo dijo...

y esa extraña habilidad que tienen algunos de nuestros vástagos -de cualquier edad- para esconder la comida debajo de otros restos de comida que esparcen estratégicamente por el plato... desesperadamente sublime,

uncerdo,

Araceli dijo...

Felicidades atrasadas por otro San Huevo Frito!! ya sabes que te leo deseando llegar al mismo objetivo.

Yo sí le di teta, y lloraba y lloraba y lloraba....si tengo otra lo tengo claro.

Baby Care dijo...

Pues feliz San Huevo Frito.
Claro que con este post no me siento tan identificada, lo cuál celebro, porque H y L comen de maravilla, pero el día que no quieren me ponen de los nervios, así que si fuera todos los días se me pondrían los pelos de punta. Claro que piensa que M tiene otras buenísimas cualidades que suplen esta.

Anónimo dijo...

Nadie se ha dado cuenta de que hay dos hablando de melones?

di dijo...

Yo de pequeña no comía nada de nada, lo que tú dices de M, al desayuno comía leche con pan, galletas, cereales y todo lo que me pusieran... pero nada más. La comida me hacía bola y no la daba tragado. No tenía hambre. Me aburría.
A los 12 me cambió el apetito y pasé a comer de todo y a estar hambrienta. Mi familia alucinaba. Ahora me encanta comer y cocinar.
Así que por lo menos por esa parte no te preocupes, que al final suele curarse solo (tengo otra amiga que le pasó lo mismo).

Sheldon dijo...

Feliz San Huevo frito! Casi felicito el del año que viene.

Patricia dijo...

Mi primero devora, mi segundo no tiene alergias pero no come, me tiro las horas muertas metiendo cucharadas, y mi tercera es como un chiste, tiene 1 año y la comida la vuelve loca, si te ve dirigirte a la necera o despensa llega pitando, roba la comida del plato de sus hermanos, roba en los armarios, es hasta pesado tenerla colgada de tus faldas llorando desesperada por conseguir comida. No ha comido un triturado en su vida, creo que si le dejara un filete entero se las apañaría. Vente a mi casa 1 semanita, te dejo con ella y vivirás la gloria !
Te recomiendo el libro "mi niño no me come" de carlos gonzález, no se si lo conoces, basicamente dice que dejes el niño a su aire y no comerás más pero tampoco menos, pero que tú dejarás de estresarte. Dice que todos tenemos un regulador interno y nadie se muere de hambre teniendo comida a mano (y que ningún niño adelgaza con su método, todos se mantienen). Si es lo único que te queda por probar, porqué no?