miércoles, 6 de marzo de 2013

LIBROS ENCADENADOS.- FEBRERO




Ando como el conejo de Alicia: leo poco, leo poco, leo poco, leo poco. Como un pollo sin cabeza acarreo el libro por mi casa pero no me da tiempo. Me duermo, me duermo, me duermo. Necesito un cambio de horario o audiolibros como me sugirió alguien el otro día, aunque no sé si me molarían…











Nada se opone a la noche de Delphine de Vigan. Este libro me lo recomendó NáN día que fuimos a Tipos Infames con Aroa y Porto, porque le había gustado mucho. Como casi siempre que me recomienda algo, a mí no me ha molado nada, así que nos pegaremos en el barro.

Es un bluff total de libro. Intensismo francés que no va a ninguna parte y que no aporta nada. Además, no está bien conseguido el tono ni el hilo. La autora, Delphine, reconstruye la vida de su madre después de que ésta se suicide y Delphine encuentre el cuerpo. La novela va y viene entre los sufrimientos de la autora para escribirlo, para enfrentarse a los recuerdos, a las charlas con los familiares, las grabaciones y la historia de la madre. Ninguna de las dos cosas tienen el más mínimo interés.

Es una novela completamente fallida para el lector. Delphine se casca una descripción detalladísima de personajes en la primera parte que hace que te identifiques con unos y con otros, que te involucres y de repente Delphine decide que eso no le mola y te saca de la historia bruscamente cogiendo cada vez más distancia, como si ya no le interesara nada contar lo que está contando. El lector se sorprende y cada vez tiene menos interés por la historia porque además ya sabe cómo termina porque se lo han contado en la primera página.

Delphine es intensa como solo una francesa puede serlo, elevándolo a su enésima potencia y con afán de protagonismo. Tiene una historia familiar tremenda, pero es tan tremenda y ella la cuenta con tanto desacierto que no consigue conmover ni lo más mínimo cuando debería dejarte completamente arrasada emocionalmente, porque Delphine acumula en toda la historia nada más y nada menos que: la muerte de 3 niños, 4 suicidios, unos cuantos abusos sexuales, unas cuantas drogadicciones, un par de enfermedades mentales graves y una sucesión de relaciones amorosas desastrosas. ¿Qué pasa? Que al final no te crees nada y vas leyendo y dices “ Anda Delphine pírate”. Un bluff.

“Memorias líquidas” de Enric González. De éste ya lo dije todo. Los que leéis en ebook podéis descargaros ya la versión digital que sale por 10 euros y es un precio bastante más ajustado. Sigo recomendándolo muchísimo.




"Después de medianoche" de Irmgard Keun. Este libro que llevaba años en mi lista de pendientes, me lo trajeron los Reyes. Es una novela que se publicó en 1937 y cuenta la historia de Susanna, una chica alemana de la zona de Mosela que tras pasar una temporada en Colonia con una tía lejana y enamorarse de su primo Franz, se marcha a Frankfurt a vivir con su hermanastro y su mujer. La “acción” transcurre en apenas dos días en los Susanna recorre bares, asiste a un desfile y un discurso de Hitler y prepara una fiesta para la mujer de su hermano. El lector va conociendo a distintos personajes que ya con Hitler en el poder se sitúan como fervientes seguidores del nazismo o como sufridores de los que se les viene encima: fanáticos, traidores, soplones, inocentes, ingenuos, crédulos, la gama completa de actitudes humanas.

La descripción de escenas y personajes de la Alemania de 1936 me ha recordado a La Colmena de Cela, pero no me ha gustado mucho, no he conseguido meterme en la historia en ningún momento, me resultaba extrañamente ajena e irreal a pesar de todo lo que he leído sobre esa época.




Usagi Yojimbo. La historia de Tomoe de Stan Sakai. Este es un comic regalo de Javi, uno de los descerebrados más antiguos. En teoría era para M y C, pero lo he leído yo antes. Es un comic de samuráis muy entretenido. Se lo pasé a M y le encantó aunque “Mami he pasado un poco de miedo con la historia del fantasma y la araña”..lo cogió y no lo soltó hasta terminarlo. A los que tenéis churumbeles de 9-10 años os lo recomiendo. Les molará mucho.  ¡Mil gracias Javi!

- M apaga la luz ya.
- Un momentito más.
- Que apagues la luz.
- Solo un poco más y ya termino.
- Mañana te vas a morir de sueño.
- Y tú.




Flores en las grietas. Autobiografía y literatura de Richard Ford.  Soy muy fan de Richard Ford desde que leí “El Periodista deportivo”. En este caso es una colección de ensayos sobre literatura y unos breves relatos autobiográficos.Los de literatura versan sobre por qué escribir, teorización sobre los relatos y sus distintas experiencias como escritor. Sobre su vida hay unos cuantos breves relatos, todos buenos aunque el de su padre y la bicicleta es espectacular.

No es un libro que recomendaría a nadie que no haya leído antes al Ford de ficción, pero a mí me ha gustado, he doblado mogollón de esquinas y he copiado muchísimo en mi cuaderno rojo. Rescato de todas mis citas, solo tres:

Una sobre la censura en el arte o la literatura.

El arte siempre se desarrolla como un acto de libertad, lo cual no significa que la opresión acabará con él, pero si que le pondrá obstáculos y que a algunos nos privará de su generosidad y su luz. Sin embargo, conceder libertad a otros no es una virtud tan notable cuando se está de acuerdo con lo que éstos hacen. Sólo es una gran virtud cuando se acuerda permitir lo que a uno no le gusta. Es esa extraña, incómoda y vertiginosa cualidad del arte – que puede sorprendernos y decirnos cosas que no nos gusta saber- lo que le diferencia de la política. Y e es esta cualidad del arte la que hace de él algo tan frágil, precioso y atractivo”.

“ La verdadera censura- que de eso estamos hablando, al fin y al cabo- no es únicamente un ataque personal que dice “no puede decir eso”, sino un ataque que, insidiosamente dice “no puedes oír eso, no puedes saber eso, no puedes pensar eso”. Es un impulso que se encarga de alimentar la apatía moral de todos nosotros”.

Y para terminar esta increíble descripción de su amigo Raymond Carver al que dedica todo un emocionante y brillante capítulo.

Pero en 1977 era alto, flaco, huesudo, vacilante y hablaba poco y en un susurro entrecortado. Parecía simpático, aunque un poco asustadizo, pero no de una manera que asustaba a su vez al interlocutor, sino más bien como sugiriendo que acababa de estar contra las cuerdas y que por nada del mundo quería volver a encontrarse en esa situación. Sus dientes necesitaban la atención del dentista. El pelo era tupido y enmarañado. Tenía manos rudas, patillas largas y espesas, llevaba gafas con montura de concha negra, pantalones de color mostaza, una fea camisa de rayas marrón y morado de la planta de oportunidad de Penneys y zapatos de un gusto afín a los de la marca Hush Pippies. Era como si hubiera bajado de un autobús de la Greyhound de 1964 y viniera de algún sitio en donde hubiese estado realizando sobre todo labores de conserjería. Y era absolutamente irresistible”.

Me mola Ford y además me resulta atractivo. Tengo deberes, releer “La dama del perrito” de Chejov y empezar con los relatos de Cheever en inglés que me han regalado, empezando por “Reunión”.

Y con esto y un bizcocho hasta los encadenados de marzo.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Denunciad este blog por incitación al odio:
http://sigoacontracorriente.blogspot.de/2013/03/razones-para-no-ser-homosexual.html

Anna JR dijo...

A mi también me encanta Richard Ford y a Frank Bascombe me lo imagino con su cara.
Con qué empiezo con Cheever en castellano?
Estoy con Cannery Row en inglés. Una maravilla, después del dramón que me terminé hace poco: La ruta del tabaco. Erskine Cadwell. Me gustó porque yo casi toda la novela americana me la echo al kindle y pa dentro. Pero que manera de sufrir!

Elena Rius dijo...

"Intensismo francés", perfecta definición para yo diría que el 90%de las novelas francesas actuales. Yo tampoco lo resisto, me resulta cansino. Me ha encantado la descripción de Carver que hace Richard Ford: sólo con eso ya se vería que es un gran escritor. Por último, haz el favor de poner los relatos de Cheever en inglés los primeros de tu lista y prepárate para saborear su prosa como un caramelo, de los mejores que habrás tomado en tu vida.
(Me permito recomendarle a Ana JR que empiece por la selección de relatos de Cheever en castellano que hizo Rodrigo Fresán.)

molinos dijo...

Elena...yo lei el año pasado El Mapa y el territorio y me pareció una pasada pero las tias francesas son intensas y un coñazo.

Lo de Cheever lo tengo ahi pero me parece que meterme todos los relatos del tirón en inglés va a ser mucho y me va a impedir saborearlos. Mi idea era entre libro y libro, ir intercalando los relatos de Cheever. ¿te parece?

Y la descripción de Carver es espectacular pero todo el capítulo que le dedica es una maravilla. Te lo recomiendo muchísimo.

Anna JR..yo no he empezado con Cheever aún, pero haz caso a Elena que es una gran lectora y recomendadora y pásate por su blog. Te gustará. El camino del tabaco a mí me gustó..pero Cannery..buah..Cannery es una pasada total. Ya me dirás cuando lo termines.

Maria dijo...

Gracias por deconstruirme a Delphine, estaba dudosa porque me la encuentro en todas las estanterías pero no sabía...ahora sí sé. Ford me da pereza porque algo leí de él pero queda en una bruma que no recuerdo...
Si quieres leer más haz como yo, saca el libro el la cola de la compra

Ciberia dijo...

Qué sorpresa! Voy a comentar en este post y me encuentro con una usaria de otro blog a quien echaba en falta desde hace tiempo. Anna JR ¿cómo estás? Soy Ciberia, espero que estés muy bien, se te echa de menos.

Moli perdona el inciso, Cannery Road es brutal y Cheever pienso hincarle el diente enseguida, lo tenía en la recámara desde hace tiempo. Gracias por vuestras sabias recomendaciones.

Bichejo dijo...

Leía y pensaba "no, otro mes no, no puede ser que nada me llame" hasta que me nombras a Richard Ford y se me pasa...todavía es pronto para volver a ver a Bascombe, pero éste igual le adelanta.

Anna JR dijo...

Bueno, bueno, bueno... ¡¡Ciberia qué sorpresa!! Yo también me alegro muchísimo del reencuentro. Sí, todo va bien... creciendo, luchando, trabajando... ¿Cómo está Martín? Habrá que ponerse al día no sé cómo... jajaja... Ay, qué risa... pido disculpas también a Moli y descerebrados por el iniciso.

Cannery me entusiasmó. La estoy releyendo en inglés y voy mejor de lo que pensaba. Un poco más lenta, pero casi que mejor, porque yo tengo tendencia a leer demasiado rápido... bueno, me pasa también hablando así que debe de ser algo del 'celebro' de dice mi hija la pequeña.

¿Alguien ha leído 'Una temporada para silbar' de Ivan Doig?

Gracias Moli y gracias Elena. Estoy enganchadita también a las notas para lectores curiosos.




molinos dijo...

Anna JR y Ciberia..me alegro de vuestro reencuentro..XDD.. por mi no os corteis, además en los posts de libros somos 4 y bien avenidos.

Anna JR yo he leido "Una temporada para silbar". Lo conté aqui

http://www.cosasqmepasan.com/2012/02/libros-encadenados-enero.html

Si os moló Cannery os recomiendo también "Dulce jueves".

romi dijo...

Si llegas a utilizar audiolibros, por favor cuenta qué tal tu experiencia. Tuve una época de muchas horas de carretera y lo intenté, pero lo único que conseguí fue un malhumor impresionante, y eso que partía de un prejuicio positivo: leer mientras conduzco tiene que ser lo más.

Anónimo dijo...

El año pasado leí "Una temporada para silbar" y coincido con Molinos. En mi calificación, personal y subjetiva, de lecturas le puse un 7 sobre 10.
De lo escrito en este Libros encadenados y con relación a Ford, a mí me gustó en su día pero creo que tiene...sus momentos y por ahora no me vuelve a atraer. Pero tomo nota. Muchas gracias, de nuevo.

Elena Rius dijo...

Moli, desde luego, ir leyendo relatos de Cheever "para desengrasar" entre libro y libro es una idea perfecta. Bueno, es que a mí Cheever siempre me parece bien...

lo+ dijo...

Yo estaba con Delphine y no sabía qué hacer...( yo leo poco y si me aburre, lo dejo...no soy masoca)....voy por la pagina 250 o así...lo mismo ya he tenido bastante. Gracias Moli por los encadenados de cada mes.

NáN dijo...

Con respecto a la novela francesa, no creáis una palabra de lo que dice Molinos. No es una historia personal, sino una historia social usando una saga familiar para ello.

El de Ford, no me lo pierdo.

Cumplir 25 años sin haber leído los relatos de Cheever es haber perdido el tiempo. ¿Quién no recuerda a Burt Lancaster en esa película ácida corrosiva que es "El nadador"? Pues es un cuento de Cheever.

A mí, leer a Cheever me da ganas de dar al botón OFF del mundo.

Otra ventaja es que habiendo leído todos los relatos de Cheever es superfluo (aunque se puede hacer por gusto y placer), ver la serie "Mad Men".

Anónimo dijo...

Una visita rápida ...
He leido "Noches azules"de Didion y me ha gustado mucho, a pesar de la tristeza y de lo desgarradora que es la historia.
También el de de Vigan,que bueno, se deja leer.
Ahora voy con Enric Gónzalez y sus Memorías líquidas.
Gracias, otra vez, por tus post de libros.

Anna JR dijo...

Moli,llevo meses buscando información sobre dos libros para mi padre que es muy friki de la II Guerra Mundial. La bùsqueda no ha dado frutos y no había pensado en preguntarte. Mira, a ti y a Elena. Conocéis 'Hitler y Stalin. Vidas paralelas' de Alan Bullock? Parece que está descatalogadísimo. He de confesar que lo he conseguido en el kindle por métodos alegales. Jeje. Pero me gustaría regalarle los libros porque no lo acabo de convencer para que se eche en brazos del libro electrónico.

Elena Rius dijo...

A Ana JR: creo que Moli hizo en algún momento una lista muy guay de libros sobre la IIGM. Sería cuestión de recuperarla. Por mi parte, el "Hitler y Stalin" no lo conozco más que de referencias, ahí no puedo ayudarte. ¿Has buscado en Iberlibro? Allí suelen encontrarse todo tipo de libros descatalogados. Si te sientes rumbosa, regálale a tu padre algún libro de Beevor, que eso no falla. (Lo digo porque el último, el de la Segunda Guerra Mundial, cuesta casi 40 eurazos).

Anna JR dijo...

Muchísimas gracias Elena! Sigo buscando y me apunto la sugerencia.

molinos dijo...

Anna JR, en la columna de la izquierda hay una lista que se llama "II Guerra mundial. Recomendaciones pendientes" que me hicieron los descebrados en un post que colgue sobre libros y videos y pelis de la II Guerra MUndial..

http://www.cosasqmepasan.com/2011/03/la-ii-guerra-mundial-un-post-para.html

Y coincido con Elena..si tu padre no ha leido a Beevor que lo lea. Pero empieza por regalarle Stalingrado...

Anna JR dijo...

Es que tengo que cogerlo de la oreja para que entre por aquí y por allá por el mundo de internet. Me dice que sí que ha leído cosas de Beevor y que esto de Bullock (ya localizado en Iberlibro!!!) lo tiene pendiente hace mucho tiempo.

Él, lector voraz, que actualmente vive en un feliz (y envidiable) momento de dedicación casi exclusiva a la lectura, creo que disfrutaría como un enano con blogs y aportaciones como las vuestras. Pero no, no hay manera. De hecho mi kindle es suyo, se lo regaló mi madre la pobre y dice que él no se va a aclarar con eso. Así que... me lo he quedado yo.
A sus 75 años es un tipo con un coco tremendo y, como decía, desde siempre, un lector enfermizo. Pero bueno... qué le vamos a hacer... Seguiré intentándolo y a ver si un día te lo traigo por aquí.

G sonsoles dijo...

Gracias por las recomendaciones ;) Me encanta leer. Un saludo y hasta pronto (q me volveré a pasar)