martes, 15 de enero de 2013

QUERIDOS CIENTÍFICOS (II): No queremos que os pase lo mismo.

Queridos científicos,

Sé que estáis empezando a desesperaros. Estáis sintiendo el vértigo del vacío. Veis la Nada cada vez más cerca y os parece imposible. Os parece increíble. No concebís lo que os está ocurriendo y realmente no sabéis qué hacer.

Vengo del pasado a intentar ayudaros. Sé que las humanidades y las ciencias no siempre nos hemos llevado bien, de hecho la frase esa de “yo es que soy de letras” “yo es que soy de ciencias” abre una brecha en lo que debería ser un frente común, que ha provocado la situación actual en la que vosotros os encontráis ante ese vértigo y las humanidades estamos ya al fondo del barranco de la indiferencia, en un lugar donde ya casi nunca vemos la luz del sol.

Las humanidades y las ciencias no son tan diferentes. Son ramas del conocimiento, compartimentos artificiales creados por el hombre para diferenciar al que sabe de física del que sabe de latín pero no son tan distintas. Son ganas de aprender y son curiosidad ante lo que nos rodea, nos ha ocurrido, no entendemos y queremos llegar a comprender. Son capacidad para descubrir lo que ni siquiera se buscaba, para reconocer ese conocimiento como algo valioso.

El descrédito, la apatía, la indiferencia absoluta hacia el conocimiento comenzó hace mucho y lo hizo por las humanidades. Hace 20, 30 años estudiar humanidades: historia, arte, filología, literatura se veía como algo absurdo. Para la sociedad era mucho mejor hacer una ingeniería (por supuesto) o biología, medicina, química, física, cursar cualquiera de esas carreras parecía más inteligente, porque además en la facultad de físicas iban a “enseñarte” algo, te iban a “explicar” algo, pero ¿historia? Para eso te coges un libro y te lo lees… - decían.

La gente de letras por aquel entonces intentamos defender nuestra posición, la importancia de su conocimiento, de sus estudios, pero con muy poco éxito. Realmente no supimos defenderlo, nos quedamos anclados en la posición digna de “Esto es importante y ya os daréis cuenta” y todavía estamos esperando. No ayudó la imagen que se transmitía de que eran estudios “rancios”, que casi olían a naftalina y que se explicaban de una manera espesa y ardua para seguir.

No supimos reaccionar. Algunos trataron de hacerse fuertes en la enseñanza cayendo en la trampa del “paraqueismo”. Estudiar humanidades servía para ser profesor, para enseñar… para eso se estudiaban esas carreras.

Las humanidades perdimos la batalla, desaparecimos del interés general. El desprecio, o más bien la total indiferencia, hacia los estudios llamémoslos de letras era y es total. La sociedad en general no tiene curiosidad por estudiar la historia, la literatura o el mundo del arte. No le ve ningún tipo de interés y menos ahora que parece que googleando tienes todo ese conocimiento a tu disposición.

Las ciencias, los científicos, la gente que prefería elegir “ciencias”… asistió al descrédito de las humanidades sin mucho interés sin ningún tipo de preocupación. Eso a ellos no les iba a pasar. Las ciencias eran otra historia, tenían una aplicación práctica, con ellas se podía hacer muchas cosas, no eran solo “saber”. Las ciencias eran “investigar”, tecnología, electrónica, eran avances médicos. Tenían la sensación de estar a salvo, sentían que era una pena que se perdiera el interés por la historia pero que a ellos no les iba a pasar. Se ensanchó la fractura entre las dos partes del saber y se abrió el camino para lo que está pasando ahora.

Habéis tenido unos años más de tregua. Estudiar física, química, biología, geológicas, medicina, etc., era considerado una opción inteligente, algo útil para la sociedad y para el propio individuo porque permitía “hacer” algo.

Sin embargo, esa tregua ha terminado casi diría que bruscamente. Las ciencias están cayendo en el mismo barranco de la indiferencia en el que languidecen las humanidades. Los niños ya no quieren ser astronautas o científicos, ni siquiera quieren ser Indiana Jones, quieren ser Messi o Fernando Alonso o sencillamente salir en la Tv. Y lo que es peor, los padres de esos niños se ven obligados en cierta manera a promover el que sus hijos estudien carreras más “prácticas”, anulando las vocaciones llamémoslas más básicas o fundamentales porque sencillamente no las ven como algo “útil”, no perciben la importancia del conocimiento.

Internet, twitter, los periódicos, los blogs, están ahora mismo llenos de gente de ciencias lloriqueando porque ven cómo el interés hacia la ciencia se desploma, cómo la inversión en ella desaparece y cómo las consecuencias que esa falta de inversión provocará a largo plazo no son percibidas por la sociedad como un drama, como una catástrofe.

La sociedad pasa.

Pero no estáis solos. La gente de letras (si es que esa clasificación tiene algún sentido) estamos con vosotros. No entendemos el Bosón de Higgs, ni sabemos calcular la órbita de Luna, ni probablemente recordemos cómo hacer raíces cuadradas, pero nos da igual, sabemos que conocer todo eso es importante, que es decisivo y que apoyar el conocimiento por el simple hecho de conocer y ampliar horizontes es vital para una sociedad.

Estamos con vosotros, primero para que no os pase como a nosotros y segundo para que aprendáis de lo que nosotros hicimos mal. Básicamente no hicimos nada.

Vosotros estáis a tiempo todavía de reaccionar, de luchar, de defenderos de la desidia, la falta de curiosidad y el pasotismo intelectual y además contáis con la ventaja de internet, de la red y las mil posibilidades de difusión de vuestro mensaje que las redes sociales os dan.

Primero juntaos todos. No hagáis como nosotros, que hicimos trincheritas: la historia es importante, ¡No, el latín!, ¡La filología! ¡La geografía! Juntaos todos y decidid qué queréis defender.

No vale defender la ciencia porque sirve para algo.

El “paraqueismo” es una trampa mortal en la que ya caímos nosotros. Aprended de nosotros de nuestra experiencia y no enarboléis la bandera de la “ciencia cura el cáncer”, “la ciencia manda naves espaciales”, “la ciencia hace sartenes de teflón”. Es obvio que la ciencia, los estudios científicos y sus aplicaciones, tienen mucha presencia en la vida diaria aunque no se perciban, pero si lo fiamos todo, si fiamos la importancia de los estudios científicos al “para qué sirve” estaréis siendo absurdamente limitados y además sería fácil desmontar vuestra venta. Hagámonos todos médicos, carpinteros y electricistas que cuando llegue el trueque será lo más valioso.

Segundo aprended a “venderos”. Sé que es un concepto que suena horrible, que se ve como algo peyorativo, pero eso es ser estrecho de miras. Puedes ser cojonuda, guapísima, listísima y divertida, pero si te quedas en casa en tu sofá (y sin conexión a internet) no lo va a saber nadie, tienes que salir y que te vean.

Eso es lo que tenéis que hacer vosotros. Salir del salón de casa, de los laboratorios, de los centros de listos, de los foros de “y sí, somos lo mejores bueno y qué”, de los artículos de divulgación sólo aptos para gente con un doctorado y enseñarle a la sociedad, a la gente en general lo que moláis. Algo así como comprad comprad mis hermosos jabalíes.

Salid ahí fuera y haced cosas chulas para todos, empapad a la gente, a la sociedad, a los de letras, al panadero, a tu abuela, a mi primo de 3 años de conceptos científicos…no se trata de que aprendan a calcular la aceleración de un protón, sino de qué sepan qué es un protón o ni siquiera eso…pero que conozcan su existencia.

Haced cosas chulas.. ¿Qué fue lo más chulo que hicieron las humanidades?

“Érase una vez el hombre”, eso fue lo mejor que hicimos… y años después Indiana. ¿Han servido de algo? Obviamente el mundo no está lleno de gente peleando por sacarse un doctorado en arqueología o aprender griego clásico, pero quiero creer que hay gente que sabe qué es la arqueología gracias a Indiana y distingue a los griegos de los romanos aunque sólo sea ligeramente. Puede que ese débil destello de conocimiento genere una chispa de curiosidad en alguien y un interés por conocer más.

Aprended de lo que no supimos contar nosotros. Hay que vender la idea de lo que mola conocer. Hay que vender la idea de que tener curiosidad mueve el mundo, mueve la sociedad, hace avanzar a la humanidad. Hay que contarle a la gente, a los niños que están en el colegio… que todo lo que les rodea puede explicarse, puede contarse… y que lo que no sabes explicarles, puede que ellos sean capaces más adelante si lo intentan, si estudian, si investigan.

Hay que empezar por el principio, por generar interés por conocer, por estimular la curiosidad. Así que venga, dejad de lloriquear, de lamentaros, de lameros las heridas de todo lo que habéis estudiado y trabajado y nadie os agradece, aprended qué es lo que hicieron mal los de letras y vended la moto.

Las humanidades no lo hicieron en su momento. No lo supimos contar y nos hundimos, pero no queremos que os pase lo mismo, así que emocionaos , dejad de hablar jerga, bajaos del pedestal , pedidnos ayuda y entusiasmadnos.

..continuará.

52 comentarios:

TXABI dijo...

Nuevamente a la carga... Son, en el fondo, unos incomprendidos

Pilar dijo...

Jo tía, estas sembrada, qué optimismo! En mis tiempos se decía, "el qué vale, vale, y el qué no, a Derecho" Yo hice Derecho.

Juliet dijo...

Piar, era "el que vale vale y el que no a empresariales". Yo también hice Derecho. jeje

Juliet dijo...

Piar, era "el que vale vale y el que no a empresariales". Yo también hice Derecho. jeje

El niño desgraciaíto dijo...

Depués de llevar 12 años trabajando en la Universidad lo único que puedo decir es que ya está muerta desde hace bastante tiempo. Es un nido de víboras y de corrupción del que no se salva (o nos salvamos) casi nadie.

NáN dijo...

La sociedad está muerta, ND, hiede: y la universidad es uno de sus miembros. Ahora quieren que sea "rentable". Todo ha de ser "rentable, en lugar de útil, o bello, o cimientos de futuro, o...

Todo conocimiento se basa en dos lenguajes, la matemática y la lengua. En ellos se basan todas las ciencias y los estudios aplicados.

Me temo que no interesan.

C. S. dijo...

¡Qué tiempos aquellos en los que a la ciencia se la llamaba filosofía natural! Cuando gente como Omar Jayyam y Leonardo de Pisa escribían sus demostraciones en perfecas cuartetas alejandrinas...cuando los curiosos y sabios se sentaban juntos a charlar, a aprender y a beber té (siempre los imagino bebiendo té mientras discuten) en vez de comerse un sandwich en su guarida departamental... A lo mejor nos toca a todos divertirnos un poco y volver a deslumbrar al mundo...

NáN dijo...

Fiu, C.S., ¡vaya pantalones tan chulos!

C. S. dijo...

¡No veas, NáN! ¡Son una pasada!

Urzay dijo...

Me ha gustado mucho leer esta entrada, la suscribo. En la Antigüedad y en la Edad Media e incluso en el Renacimiento, el conocimiento era uno, y los filósofos, matemáticos. Cuando se ignora eso, -como pasa ahora-, se acaba en efecto en lo que muy bien has bautizado como paraqueísmo, esa variante del parapente.

Nisi dijo...

Yo creo que el interés por el conocimiento murió todo junto, tanto por las humanidades como por las ciencias. No hay nada que hacer.

De todas maneras, ya desde mitad de los 90 las carreras se dividían en dos grupos: las técnicas (ingenierías) que eran las "buenas" y todo lo demás (humanidades y ciencias), que eran las que "no servían para nada".

Yo quería hacer las dos cosas, pero no me dejaron, así que soy de ciencias, pero con espíritu de letras. Y debo decir, que cuando más insultada me he sentido fue cuando intenté apuntarme a una asignatura de doctorado de Historia. Tenía interés real, pero salí de hablar con el profesor que me rechazó pensando que ser de ciencias era lo peor del mundo mundial. Los híbridos ciencias-letras no son aceptados. Habría que haber comenzado por ahí: unión por amor al conocimiento, no división por asignaturas.

Ángela dijo...

To the hounds!

HombreRevenido dijo...

Cuando uno ve claro que la ciencia, las humanidades, el conocimiento en definitiva son imprescindibles, no puede imaginarse que los demás no lo vean. Pero tienes razón, hay que actuar.

Empezando, seguramente, por mirarse al ombligo y admitir los propios errores.

Ana dijo...

Pues yo he oído " el que vale, vale, y el que no, a industriales", jejeje!
Creo que es "racismo" ingenieril...
Me ha gustado tu entrada. Más razón que una santa.

Anónimo dijo...

Me da la impresión que para profundizar en cualquier rama del saber hay que tener curiosidad y ganas de trabajar. La curiosidad se desalienta en la escuela desde bien pequeños y las ganas de trabajar necesitan de una escala de valores que reconozca y recompense el esfuerzo personal. La sociedad en la que vivimos premia el pelotazo rápido, el chanchullo, el salir en la tele y poco más. El camino del conocimiento, cualquiera de ellos, es cada vez mas solitario.

catuxa20 dijo...

En mi grupo de amigas soy la única de ciencias, y ahí era yo la que se sentía un poco marginada, porque no sabía quien era el escritor o el pintor de moda, o a qué filósofo se estaba citando en los últimos meses. Yo era la inculta.
Eso sí, en cuanto salen del médico me llaman para preguntarme si lo que les ha dicho que tienen es grave... (y no he estudiado medicina).
Pero estoy de acuerdo, llevo tiempo diciendo que hay que sacar la ciencia de los laboratorios, que me paso demasiadas horas ahí dentro y echo de menos el sol :)

P.D.Me mola lo de los 'centros de listos'!!
---
http://www.catuxa20.wordpress.com

Tocaweb dijo...

Como era eso... los países ricos no investigan porque son ricos, son ricos porque investigan. Entiéndase rico en su sentido más amplio.

Me encantaría ver como nos cuentas eso de sacar la ciencia a las calles, volver a generar interés, pero debo ser demasiado pesimista porque no lo veo. Unirnos para un bien común. ¿En este país? ¿Este año? Lo que digo debo ser demasiado pesimista.

Min dijo...

De las humanidades libró derecho... porque era útil. Y yo ahora lloro, ojalá nos hubiéramos hundido con el resto, porque para lo único que están sirviendo los abogados con poder es para desmantelar todo lo que otros se mataron por conseguir... para eso, mejor con Indiana excavando, así que espero que los de ciencias no vendan la moto como "estudiad ingeniería, haceos ricos" porque estaremos perdidos todos.

Muy buena entrada, Moli, pero me da unas ganas terribles de comprarme un lanzallamas y prender fuego al país.

Oswaldo dijo...

La ARQUITECTURA tiene mucho de todo y te permite, sin mayores contradicciones, hacer acercamientos a ciencias o a humanidades según tu gusto o tu aptitud, cosa que en el caso de la mayoría de mis arquitectos conocidos es por ratos a un lado y por ratos al otro.
Lo recomiendo.

Entiendo (Una vez hecho el spot publicitario a mi profesión) que lo que propones es buscar alguna clase de penetración en el público de tipo promocional.
Por ejemplo algo hecho por cualquiera de los de la nueva raza de héroes que son los tipos de la alfombra roja. Alguno de los que ayer estuvieron en el Globo de Oro...
Algo como Big Bang Theory con un enfoque promocional...
Podría ser...

Sólo habría que tener cuidado con tipos (vendidos) como el "gran" Oliver Stone, que fué capaz de hacer una película, que presentó hasta en Cannes, acerca de "la maravilla" que había hecho Chávez en Venezuela SIN, POR SUPUESTO, haber venido a vivir y sufrir aquí y comprobar en pellejo propio la sarta de errores conceptuales en los que puede caer un crédulo.
O, el otro conocidísimo Holliwoodense que se llevó varios (muchos) millones de $ para hacer una película sobre Bolivar, que nunca hizo.

Disculpa la hiel política, pero en estos últimos días me tienen enfermo los oportunistas que están claramente entrando a saco en las arcas de mi país. (Nacionales y NO nacionales por igual) Menos mal que parecieran estar quedando cada día más desnudos ante la vista del mundo. (Dios me oyera, aunque fuera un poco...)

Portorosa dijo...

Está muy bien, Mo.

Un beso.

Eliahh dijo...

Como hija de matemáticos te puedo decir que a eso una excepción fue estudiar matemáticas. ¿Para qué? Si para lo único que sirve es para ser profesor o para hacer informática, para eso mejor estudiar directamente informática.
Y llevan muchos años intentando ser guays, organizar olimpiadas de matemáticas y que salga en la tele, buscar jóvenes talentos antes de que piensen que es de pringados... pero al final en la tele vende más que son difíciles y un tostón, que siempre se "catean", a que no.
Como he trabajado con ND sé de lo que habla, y sí, por desgracia por ser hija de matemático universitario también corroboro que es verdad. Pero los estudios en sí no tienen la culpa :S

Mikes dijo...

Bueno, no es que la sociedad hoy en día pase de las carreras de ciencias, es que pasa de todo. De la metafísica y de los jarrones etruscos se lo pueden permitir, pero el día que se queden sin móviles, sin puentes, sin trigo y sin el facebook.. ay amigo.
Las ciencias hoy en día han perdido relevancia, si, pero ¿y las humanidades? porque si quieres comer hoy en día siendo historiador o filosofo, vas a sudar bastante...

Anónimo dijo...

También tenemos que revisarnos y no echarnos tantas flores, que salimos de estudiar y no tenemos ni puta idea de nada... que muchas titulaciones universitarias no están bien planteadas, un poco de crítica también nos hace falta. A pocos profesores universitarios les doy un aprobado alto, y más tras saber que hay "parentesco" entre alguno de ellos.... No seamos tan ignorantes, en la universidad, como en tantos sitios, también se cuecen habas, también hay enchufados, fondos mal invertidos etc. Al menos los estudios que realicé (Relaciones laborales y Ciencias del trabajo años más tarde y a distancia) se quedaron cortos, mal planteados, y tenemos mucho que aprender de gente sin estudios pero con una educación excelente y muchas ganas de aprender por uno mismo... Que no somos el ombligo del mundo... Ya ví cosas raras en un proyecto en el que trabajé en la universidad como becaria, primero fue un máster gratuito subvencionado con fondos europeos (entonces los Now, luego fueron los equal, etc. y ... sería una historia muy larga)... En fin, que no es oro todo lo que reluce, los de mi generación en buena parte estudiamos porque nuestros padres no pudieron hacerlo, y nos faltaba madurez y muchas cosas más... Tengo un amigo que por su "paro forzoso" ha vuelto a estudiar y nos cuenta que todo ha cambiado mucho, que es mucho más fácil (se está sacando la carrera con matriculas y en COU iba justo...) Y que sus compañeros son muy infantiles... por borracheras pierden muchas clases y eso que la asistencia cuenta para nota(¿¿?? que me lo expliquen eso). Si un profesor no va a clase lo cuelga en facebook... un poco raro no?? Que la mayoría de profesores son muy jóvenes (nosotros somos generación del 75)... También una profesora de filosofía de BUP (ahora secundaria creo) me comentaba que los jóvenes de hoy no captan los conceptos abstractos como generaciones anteriores, que hay poco esfuerzo y que no se da la materia de antaño... mucho menos para estudiar... que no se leen libros, etc. ¿Hacia dónde vamos, de verdad que no pensáis que la universidad también necesita una profunda revisión, al menos alguna titulación, no todas?. Cada plan nuevo la cagamos más, yo estudié con "créditos" no el plan antiguo, ahora son estudios de "Grado"... Por mis notas tampoco pude estudiar lo que yo quería, y éramos muchos estudiando... Nunca he destacado en nada pero todo me lo he ganado a pulso, ahora mismo trabajo de administrativa, aunque por poco, mi empresa en breve presentará ERE, como tantas, me pregunto quién se salva de la que está cayendo, porque por mi alrededor estamos todos tocados, pero por suerte no hundidos...

antonia dijo...

Yo estudié Medicina en su día y es lo que me da de comer. Ahora estudio el grado de Geografia e Historia (lo empecé como licenciatura, pero esa si es otra historia). Soy "de ciecnias", pero entre los de ciencias siempre tuve fama de bicho raro.

Pablo Folgueira Lombardero dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que dices.
Un saludo de un historiador amante de las ciencias y la tecnología.

MyCuteBride Wed dijo...

Como historiadora rodeada de ingenieros, lo primero que me sale es decir "te aguantas, por chulo y por complejor de superioridad desorbitado". Pero en el fondo me dan penilla, estamos todos en el mismo barco. Ya se sabe, cuando las barbas de tu vecino veas cortar...

marta dijo...

La física también olía a naftalina, a rancio y a otras cosas. Tenía un profesor que decía en clase que había alumnos brillantes y alumnas simpáticas. Tal cual.

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Soy la anónima científica que te dijo en el primer post de queridos científicos que las enfermeras se curraran su propia campaña antisexista, que a mi como científica me jodía lo mío...
Ahora te digo, bravo. De acuerdo en todo. Pero ya hay muchas iniciativas para hacerlo, ¿conoces algún blog de divulgación de ciencias chulo?, y ¿te lo lees?, y lo leen tus hijos?. Cosmocaixa -no entro en terreno de cómo pagan-, las expos de la caixa. No es que sean mogollón, es verdad que falta mucha divulgación divertida, emocionante, bonita-. Aunque también falta interés de la gente.

Sobre la mayoría de los comentarios, francamente, leo mucho buá, buá, buá; y poco de algo se puede hacer. Me ha gustado lo que dice Oswaldo, eso sí.

Anónima científica

molinos dijo...

Anonima científica..welcome back XD

Leo un mogollón de blogs científicos..algunas cosas se las paso a mis hijas para que las vean..más videos que lecturas porque son demasiado canijas para leer en pantalla mucho rato. Conozco cosmocaixa y las llevo a muchas cosas de esas pero ese no es el tema.

En los blogs de divulgación hay de todo. La mayoria están pensandos para divulgar a gente que ya sabe y alternan eso con el lloriqueo. Los hay buenos o mejor con algunos posts buenos..¿ has visto el post de la docena que hice recopilando doce videos chulos sobre el universo? Pues eso.

Falta divulgación que emocione, que enganche y que esté pensada para gente que no sabe nada. Molaría que la masa crítica, que la sociedad supiera más..pero es la que es y es con la que hay que trabajar. ¿Hacemos algo ahora o seguimos lamentándonos del bajo nivel y rindiéndonos? Esa era mi idea.

Y yo tambien leo en los comments mucho lloriqueo y poco..vamos a hacer esto.

Anónimo dijo...

Para nada de acuerdo con el post a nivel personal,que a mí ya me han dado varias becas en mi campo con un expediente normalito y SIN ENCHUFES, eso si, muchos idiomas y muchas prácticas no pagadas en el currículum (veranos "jodidos" al servicio de otros, en vez de trabajar de otra cosa con un salario que en un futuro no me ayudara a encontrar un trabajo de lo mío, para pagarme caprichos o borracheras, que en el fondo es en lo que lo gastaban mis coetáneos, y no, no es un cliché, es lo que veía mayoritariamente a mi alrededor). Por fortuna, lo que ocurre en España a día de hoy, no es lo que sucede en el resto de países. Obviamente si mi país no me echa un cable para que sea científica, no le voy a regalar mis conocimientos, prefiero irme a otro lado en el que la sociedad lo valore a nivel de enriquecimiento cultural y tecnológico, y me de dinero suficiente para vivir sin tener el cinturón ahogándome a diario. Hay que luchar, pero tampoco creo que tengamos que sudar sangre para conseguir cuatro mierdas aquí, cuando en otros lugares lo que te piden es licenciatura, idioma, constancia y ganas de aprender, a ver si vamos a tener que arreglar los científicos lo que han jodido los políticos y especuladores. Que quede constancia de que me dolerá cuando me tenga que ir, si alguna vez sucede, porque me encanta España. Ah! y cuando alguien me dice que "es de letras" siempre respondo lo mismo: "y yo de números y sé escribir", que creo que hay cosas que son básicas, y no me gusta la gente que cae en el victimismo o lleva el "no lo sé" de pancarta sin intentar nada. Y aquí dejo mi huellita. Tienes un blog muy bonito, muy bien escrito, divertido y actual, me tienes enamorada, en el sentido sano, no de stalker. Un saludo a todos y siento si he ofendido a alguien, pero últimamente estoy muy encendida (como todos con un poco de cerebro, supongo).
¡Un saludo!

IwannaBLeoDaVinci.

Dr. Litos dijo...

Muy buenas. Pues como ya se ha lloriqueado bastante, aquí un científico con ganas de ilusionar a los demás; a los que no son científicos, digo, porque entre nosotros ya nos reímos las gracias bastante. Desde hace unos añitos me di cuenta que la ciencia es lo bastante fascinante como para interesar a cualquiera, y que servía para entretener y divertir. Y con ese espíritu ha ido madurando mi blog personal, en el que alterno historietas folletinescas al más puro "Érase una vez...", con viñetas de cómic, posts de lloriqueo por la carrera científica (no pueden faltar, claro), videos surrealistas protagonizados por Charles Darwin en plan "Celebrities"... ¿qué gano con eso? Por un lado, que muchos "del gremio" piensen que soy un perdedor de tiempo y un chorra; por otro, que familiares y amigos hayan llegado a leer e incluso aprender cosas más o menos científicas que les han parecido interesantísimas. Tengo primas pequeñas que con sus padres visitan mis blogs y que acuden a mis charlas, y el entusiasmo que demuestran es auténtico. Ese es el rayito de esperanza, el divertimento, el humor y las historias fascinantes y emocionantes son las únicas herramientas para que el conocimiento perdure, sea respetado y disfrutado. Hay que potenciar esto. Yo soy lo que soy gracias a Érase una vez la vida, la Abeja Maya, Barrio Sésamo, los libros de Asimov, y un larguísimo etcétera. No podemos crear ciencia divertida si no echamos mano de las artes plásticas y la literatura, y a su vez éstas tienen una fuente inagotable de inspiración en los descubrimientos de la ciencia. Puede que a nadie le interese globalmente todo esto, pero si siguen vivas estas disciplinas es en gran medida por la supervivencia que supone la novela, el film, el retrato...

Los "paraqués" pueden seguir utilizándose como herramienta de supervivencia para políticos obtusos y como recurso desesperado; pero si queremos llegar a la sociedad, tenemos que ofrecerle algo: no sólo respuestas a sus interrogantes, sino inspiración, emoción, pasión.

Es mi opinión, y sé que es minoritaria; pero pienso seguir escribiendo historietas, dibujando chorradas, y haciendo videos demenciales. Porque además es muy divertido, de hecho esa es la razón de que me dedique a la ciencia biológica: me fascina e intriga la vida, pero estudiarla es de lo más divertido.

Un saludo y enhorabuena por la tan necesaria collejaza.

Biónica dijo...

Hay gente que vale para divulgar, y gente que no. Yo, sin ir más lejos, no valgo para divulgar.
Lo que no quita que me encante explicar cosas, pero sin embargo, a no ser que sean cosas muy básicas, no me veo explicando lo que hago y conseguir que lo entiendan los niños. Supongo que es porque no me he puesto o ni lo intento (¿?).

Otra cosa que me resulta algo molesta, son los blogs divulgativos sobre un área muy concreta que como bien dices, están pensados para gente que ya sabe. Y gente que se mola a sí misma "divulgando" (sin resquemor). A mí, personalmente, no me parece un logro. Sí creo que son necesarios, dentro de la Ciencia hay que abrirse para la Ciencia, pero de ahí a pensar que es una labor divulgativa "para la sociedad"... no.

Llegar a gente que no sabe ciencia o a niños... ese es el verdadero trabajo de divulgación. Y aquí me cruzo con el tema del post que tengo en mi cabeza, sobre cómo, de peque me interesaba por la Ciencia, y a mi manera, experimentaba... ;-) ¿será escrito algún día?
Lo otro, es divulgar entre científicos, algo así como los meetings que se hacen para dar a conocer a otros compañeros tu trabajo...

PD: a mí, por cierto, me encanta el canal Xplora, ese que explica cómo se hace un cepillo de dientes xD...

Biónica dijo...

Y por cierto, mi otra disciplina de "humanidades" son las Artes xD. Quizás un día me animara con Bellas Artes si me deja la Ciencia...

Bichejo dijo...

Blogger no me ama y me ha borrado un comentario muy largo.

Básicamente, algunos estamos deseando que nos apasionen. Aunque tengan que bajar el nivel para que les entendamos.

Maite la Bona Virino dijo...

El sistema educativo tiene que cambiar urgentemente. ¿Cómo puede ser que siendo l@s nilñ@s inquietos y ávidos de aprender por naturaleza ocurra que de pronto nada les interese con 12 o 14 años? En las escuelas nos cargamos la curiosidad por culpa de la homogeneización y otras calandracas...

Anónimo dijo...

Molinos, sí había captado que iba de divulgación de la ciencia, y sí coincidimos, que se hace poco aquí. Yo decía que algo se hace de divulgación a los niños. De todas formas, yo a los míos los paseo más a menudo por unos blogs en inglés, y es que a los americanos se les caen poco los anillos de hacer divulgación para niños, pensando en los niños y no en la mala leche que da el curro.
Saludos de nuevo. Anónima investigadora.

Anónimo dijo...

No había leído lo que pone Dr Litos. Aplaudo todos los blogs de divulgación para niños y jóvenes, pero muchas veces cuando estoy con mis hijos, 5 y 8, prefiero que no se vayan demasiado por los posts de índole personal, (que yo también lo sufro en el trabajo como todos, es decir que entiendo mucho la necesidad de soltar lastre). Pero prefiero que la divulgación para niños se separe de las historias personales, o de los enlaces a blogs personales, etc. La de explicaciones que le he tenido que dar al mayor cuando se ha dedicado a enlazar.
Luego otra cosa que dice es verdad, los blogs para niños son muy difíciles de hacer, mucho, y para colmo se desprecian estúpidamente.
Saludos de nuevo. Anónima científica-investigadora.

Hans dijo...

A mí me hace gracia la admiración por los ingenieros. Las mayores idioteces que he visto cometer en vida personal y de negocios se las he visto a ingenieros. Me rio tsnto de la autoestima y la arrogancia de lerdos integrales que no han leido en su vida y cuyo único logro es ser iccp's... Y que nadie se equivoque, las grandes cagadas conceptuales en esta sociedad se deben a ingenieros, no a licenciados o doctores en otras cosas. Cuando admitieron al primer ingeniero naval en el consejo de adminkstración de una compañía no naviera se introdujo el error. ;-)

NáN dijo...

¿Para qué se va a promover la ciencia entre los jóvenes, si se ha eliminado la posibilidad de que reciban becas de doctorado y saben que si, con gran esfuerzo económico, lo hacen, no encontrarán contratos ni becas posdoc?

Seamos serios, Moli: las facultades de ciencias son ahora edificios en los que estudian gentes deprimidas.

Nisi dijo...

Sólo añadir una cosa: los científicos no suelen hacer divulgación científica porque la divulgación científica no da dinero para hacer ciencia. Y, sin ciencia, no hay nada que divulgar!

Marta Pilar dijo...

Totalmente de acuerdo con tu post.
Un abrazo,
MP

Anónimo dijo...

Está muy bien el post porque expones una realidad (y sin insultar a nadie).
Pero te dejas muchos factores, la responsabilidad no está solamente en manos de los que estudian "carreras de ciencias o de letras".
Saludos

molinos dijo...

Anónimo..por supuesto que la responsabilidad no está solo en los que estudian unas u otras carreras. Y claro que me dejo muchos factores, esto es un blog no una tesis doctoral.

Ya habrá más posts para más factores y más cosas.

ANuRa dijo...

Desde que comentara en el anterior post sobre cientificos, me he puesto al grano en esto de la divulgacion (siempre y cuando los cerebros que tengo que medir me lo permiten...). Ahora estoy participando ahora en un proyecto para comunicar ciencia en clave de humor. Club de la comedia, vamos. Es una forma muuuuuuy interesante de comunicar ciencia y la gente parece bastante interesada. Ya he tenido una puesta en escena y me estoy pasando pipa. Por ahora solo conozco la asociacion que programa los eventos en Gran Bretanya, pero me encantaria ver algo parecido por Las Patrias.

Luis Moreno Martínez dijo...

¡Muchísimas gracias por el post!

Como químico, apasionado de la Ciencia y su divulgación veo esencial la necesidad de mostrar a la Sociedad la trascendencia de la Ciencia para su día a día y eso, generalmente, requiere especificar en las aplicaciones de la actividad científica.

Sí es cierto que para los científicos de mi campo, entender cómo los "ladrillos" fundamentales que forman todo cuanto existe se unen entre sí y origina la realidad que apreciamos es algo fascinante. Pero para los "no científicos" es difícil entrar en esas reflexiones...

Afortunadamente, la Ciencia tiene aplicación inmediata y eso puede ser una herramienta interesante para mostrar su papel trascendental a la sociedad. Quizás en eso las Humanidades están algo más perjudicadas aunque sea incuestionable el papel que el latín, el griego o la historia han jugado y juegan para el ser humano.

Como decía en respuesta a tu comenterio en mi blog, es muy enriquecedor para un científico escuchar los consejos de las Humanidades, que al fin y al cabo, son otra forma de cultura.

De nuevo, muchísimas gracias por este post y por participar en el Carnaval de Humanidades.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola!

Comento tras leer el texto pero no los comentarios. Soy de ciencias y estoy en gran parte de acuerdo con las cuestiones que apuntas. Es un error y una pena despreciar el trabajo y el saber de los demás (ya sean de letras o de ciencias o cualquier otra cosa), sobretodo desde el desconocimiento.

Sólo quería hacer una pequeña puntualización... y puede que sea un error de apreciación fruto del problema de base que comentas... Cuando en prensa, en blogs, etc lloriqueamos por el interés hacia la investigación (yo mismo escribí una carta en algún medio) se incluye, por supuesto, investigación en humanidades, historia, bellas artes, etc. De hecho, cuando los investigadores hemos tenido que hacer piña estos días por este tema de recortes, nos sumamos todos y todas.

Seguramente que en muchos de esos artículos se habla de investigación y no de ciencia. Investigadores somos todos, de letras y de ciencias. Otra cosa es que en el periódico pongan la típica foto de gente en bata blanca. Yo soy científico y tampoco llevo bata blanca jeje

Laura von Atomarporkulen dijo...

Moli... mira que yo pertenezco a la rama friki (de "ciencias"), pero es que para empezar eso de "científicos" está medio mal usado... ¿qué pasa, las sociales no son ciencias? El post, más razón que un santo...

Respecto a blogs de divulgación que alguien preguntaba por ahí, hay unos cuantos. Naukas (el antiguo amazings) está bastante bien, y uno de mis favoritos (aunque paradísimo desde que el autor tuvo hijos) es www.curiosoperinutil.com


Y visto por ahí, y que deberíamos usar de consigna todos (¡los de letras y los de números!): "Science is like sex: it has its uses... but that's not why we do it" :D

José Antonio Peñas dijo...

Discrepo ampliamente: tengo muy claro que es mucho más fácil encontrar gente de ciencias con interes en las humanidades que gente de humanidades con interés en ciencias. Es más, aún no he escuchado a nadie decir "es que soy de ciencias" para justificar un error, pero estoy más que harto de oir el "soy de letras" como excusa cuando le señalas a alguien su total analfabetismo cietífico o, aún peor, su credulidad en las magufadas más aberrantes.

De hecho buena parte del problema de divulgar la ciencia es que las notocias las escriben licenciados en periodismo que no sólo tienen un total desconocimiento de la materia sobre la que escriben sino que ni siquiera demuestran un mínimo atisbo de profesionalidad, como intentar contrastar fuentes, no sea que se les desmorone algún titular gracioso. Y así, cualquier noticia sobre evolución recibe como encabezamiento "EL DARWINISMO SE TAMBALEA" aunque se esté hablando de la proporción de conchas dextrogiras en una población de Cerion.

Antes de pretender dar lecciones, me parece que la gente humanidades debería empezar por desarrollar un mínimo interés sobre lo que realmente significa la ciencia. Me parece que el pedestal no está donde creeis.

molinos dijo...

Laura..Naukas tiene muchas cosas buenas y algunas malas. Es una buena iniciativa pero le pongo algunso peros..ya lo hablaremos.

Peñas, yo soy de letras..y no tengo ni idea de ciencias. Cuando digo soy de letras, no lo digo para disculparme ni para justificarme sino para hacerle saber a mi interlocutor que necesito que vaya a lo más básico porque sino no le entenderé.

Lo del periodismo no me vale. Se escribe mal sobre cualquier tema, da igual que sean las conchas dextrogiras que la pintura de Velazquez, los libros de Richard Ford o el presupuesto anual de una televisión autonómica.

No estoy para nada de acuerdo con lo que dices. Y es precisamente esa actitud de "ofensa" permamente lo que lleva a que no se colabore en la investigación entre las distintas especialidades.

Ununcuadio Uuq dijo...

A mí me gusta esta iniciativa de unir ciencia y humanidades, así que ¡gracias por participar en el Carnaval!

Anónimo dijo...

Yo siempre fui uno de esos defensores a ultranza de la ciencia, que pensaba que era la solución de todo y que el mundo sería un sitio mejor si hubier más y mejor ciencia (esto último lo sigo pensando); pero luego me fui dando cuenta de que al fin y al cabo es una decisión puramente vocacional... cada uno sabe lo que se le da mejor o peor.
Aún así debo añadir algo que siempre me ha molestado mucho: yo estudié el bachillerato de ciencias de la salud, y por supuesto tuve que estudiar castellano, gallego, historia, inglés y filosofía (todas ellas materias OBLIGATORIAS que podríamos cualificar "de letras"); mientras que mis compañeros de letras no tienen NINGUNA formación de tipo científico desde cuarto de la ESO exceptuando la asignatura de Ciencias para el Mundo Contemporáneo, obligatoria en primero de Bachillerato pero con un horario y un temario muy deficientes...
Lo que quiero decir con todo esto es que la gente de letras debería tener un poco más de formación científica, de la misma forma que yo (siendo de letras) sé algo de personajes como Keynes, Marx o Aristóteles.

PD: como anécdota curiosa para apoyar esto que acabo de decir, os cuento que en mi clase de primero de bachillerato ninguno de los alumnos de ciencias sabía definir conceptos tan básicos como célula o ADN, y algunos ni siquiera sabían quién era Darwin!