lunes, 3 de septiembre de 2012

LIBROS ENCADENADOS.- AGOSTO











¿Qué he leído en vacaciones? Pocos libros pero muchas páginas. Ha habido suerte y todos me han gustado. Acerté plenamente con mis lecturas veraniegas. No hay nada peor que un día largo de playa con un mal libro.















Mystic River de Denis Lehane. Regalo de la revista Jotdown al comprar su primer número. Compras una revista y te regalan un libro y una libreta de notas…Y no cualquier libro, uno bueno y una libreta rayada. Son gente con clase los de Jotdown.

En su momento, había visto la película de Clint Eastwood basada en esta novela y recordaba vagamente el argumento, pero no tan vagamente como para haber olvidado el final. Esto podía haber sido un problema, porque en una novela negra, conocer antes de empezar quien es el asesino digamos que le hace perder gracia. Empecé a leer pensando que lo mismo me aburría o que iba a tener la sensación de estar perdiendo el tiempo. Para nada. Mystic River es una gran novela policiaca y es muchísimo más que la película ( que es muy buena). De Lehane había leído el año pasado “ Cualquier otro día” que también me gustó mucho. Es un crack creando personajes “reales” que no son ni buenos ni malos de manera absoluta, son como yo, como todos. Los personajes “buenos” siempre tienen resquicios de maldad, y consigue que no sientas rechazo por los “malos” sino comprensión, lo que a su vez te hace sentir incómodo ante tu propia aceptación de la maldad. Es una sensación curiosa. La historia de Mystic River es tremenda, pero los comprendes a todos aunque estés paralizado por el espanto de la situación. Por muy dura que sea la vida y las decisiones que tomes, hay que vivir con ello y seguir adelante.

Jimmy volvió a tener la certeza de que había sucedido algo malo. Uno le sentía en el alma, pero en ningún otro lugar. Uno solía sentir la verdad allí mismo (más allá de toda lógica) y a menudo no se equivocaba, si era de eso tipo de verdad que no se quiere aceptar y que no se está seguro de poder asumir. Las mismas verdades que todos intentamos no ver y que hace que la gente vaya al psiquiatra, pase demasiado tiempo en bares y se atonte delante del televisor para ocultar ciertas realidades duras y desagradables que el alma reconoce mucho antes de que la mente las capte”.

Lo recomiendo muchísimo. Es una gran lectura y apta para todo el mundo.




Las correcciones de Jonathan Franzen. Cuando hace unos meses despellejé “Libertad”, muchos descerebrados (y Nán que llevaba meses dándome la brasa) me recomendaron “Las correcciones” y como os hago caso, la pedí por mi santo para leerlo en vacaciones.

Es una novela infinitamente mejor que “Libertad”. Básicamente “Libertad” es una copia mala de “Las correcciones”. Las dos novelas se parecen, porque supongo que Franzen ha caído en lo que les pasa a todos los grandes escritores americanos, escribir siempre la misma novela, pero mientras Auster, Roth, Updike o Ford repiten la novela pero con un nivel de calidad similar..Franzen se estrelló con Libertad.

A lo que vamos. “Las correcciones” es la historia de una familia: los Lambert. Enid y Albert llevan mil años juntos y se enfrentan ahora a su decadencia física y mental. Franzen nos transmite la personalidad de todos los personajes y penetra en sus cabezas para contar sus más íntimos pensamientos. Como todos los autores americanos no escatima a la hora de mostrar las miserias de cada uno y a la vez que provocan rechazo, te sientes íntimamente identificado.

Franzen traza además un retrato muy certero sobre el terror, el vértigo que todos los hijos sentimos al ser conscientes de la vulnerabilidad de nuestros padres. Franzen muestra como el giro en las relaciones paterno filiales, cuando tus padres dejan de ser tu anclaje en la vida para pasar a serlo tú de la suya, constituye un punto de inflexión en la vida. Todo tu sistema referencial se trastoca y hay que recolocar todos los elementos de tu vida para adaptarlos a esa nueva certeza vital, hay gente que lo consigue con facilidad, gente que cierra los ojos para no verlo y no tener que admitirlo y otra gente que jamás se acostumbra a ello y vive en una perpetua negación de la realidad.

En “Las correcciones” además, Franzen tiene sentido del humor, algo que en “Libertad” ha perdido completamente. Aquí, utiliza un humor ácido y en algunas ocasiones absurdo que no le quita seriedad a la situación sino que la hace increíblemente más real.

Es una gran novela que recomiendo a todo el mundo, menos a los que tengan la piel muy fina.

Ah sí, por otra de esas casualidades de Auster, este libro está traducido por Ramón Buenaventura, padre del compañero que inspiró este post y al que visité cuando estuve en París en mayo. Me encantan estas cosas.

Lo que se descubre sobre uno mismo cuando se educa a los hijos no es siempre agradable o atractivo”.

“La ignorancia electiva es una gran herramienta de supervivencia, quizá la mayor de todas”.




The Great Gatsby de F. Scott Fitzgerald. Hace unos meses, vi en la red este terrorífico trailer de la nueva e innecesaria versión de la película. Fue tal el sobresalto, que busqué el tráiler de la película original con un guapísimo Robert Redford y decidí releer la novela. La había leído hace mil años en inglés y tenía ganas de ver si me gustaba igual que la primera vez y si todavía era capaz de leer en inglés.

Recordaba la historia muy vagamente y me ha encantado. El ambiente, los personajes, la historia, la manera de contarlo. Realmente es una “historia pequeña” con un personaje trágico y dramático en su afán por recuperar un amor perdido, que a la postre se mostrará ruin y poco merecedor de esa adoración. El personaje de Daisy me ha sacado de quicio, pero ahora que lo pienso ninguna de las mujeres sale muy bien parada en esta novela.

Gatsby es todo un personaje y siempre será Robert Redford, por mucho que Di Caprio se empeñe.

He smiled understandingly- much more tan understandingly- It was one of those rare smiles with a quality of eternal resassurance in it, that you may come across four or five times in life”

Es un clásico que hay que leer. Ahora estoy a la espera de volver a ver la peli original.






La tierra convulsa. Primer tomo de la trilogía “ Verdes valles, colinas rojas” de Ramiro Pinilla. Hace unos cuantos años, Molimadre pidió esta trilogía a los Reyes Magos y los reyes por medio de mi humilde persona se los trajeron. En julio, leí en Jotdown esta entrevista de Enric Gonzalez a Pinilla y me acordé de esos libros e increíblemente desde la estantería de casa de Molimadre en Madrid me llamaron: es nuestro turno!!!! La llamada fue tan fuerte que tuve que ir a comprarme el primer tomo porque Molimadre olvidó traerme los suyos..y yo no me podía ir de vacaciones sin ese libro.

Es una novela en toda la extensión de la palabra. No es una historia, es un mundo, un universo, una manera de ver y entender el mundo y toda una colección de personajes con sus vidas enlazadas en una historia común, la de Getxo.

Es la historia de Getxo, de sus vecinos, de las familias y de un par de ellas en particular: los Baskardo y los Altube. Lo más interesante no es la anécdota de la que parte toda la historia, si no como esa anécdota inicial se percibe por Getxo ( que es en sí mismo un personaje más de la historia) como el principio del fin de sus tradiciones, su historia, sus creencias y su universo. La historia avanza desde finales del siglo XIX hasta 1942 en este primer tomo…la ruralidad de Getxo, su apego a la tierra y a las tradiciones se ven barridos por la llegada de la industrialización, de “los hombres de hierro” al otro lado de la ría. Pronto esos “hombres de hierro” llegaran a Getxo con sus ideas extrañas contaminando “ la esencia” vasca y a los propios vascos que dejaran de lado su nacionalismo a favor de la riqueza que esa industrialización les trae.

Pinilla va creando un entramado como una tela de araña entre los personajes, construyendo todo un universo con sus propias referencias. Cuenta la historia desde un supuesto origen mítico de Getxo hasta 1942, con continuos saltos de un tiempo a otro y contando la historia desde el punto de vista de distintos personajes, unas veces en primera persona y otras en tercera. Consigue que todo encaje, sin que nada chirríe.

Me quedan los otros dos tomos. No voy a leerlos seguidos porque prefiero dejarlo posar y degustarlos con calma.

Y para terminar una bonita anécdota bloguera. Hoy he recibido un bonito correo de una descerebrada que me ha hecho ponerme verde de envidia. Hace unos meses, leyó este bonito post sobre esta librería en Northumberland…y hoy ha confirmado los billetes para marcharse a conocerla en directo el próximo mes de noviembre, en un fin de semana de solterismo con su hermana….

Y otra cosa más, me congratula ver que mi entusiasta recomendación de Crónicas Marcianas ha funcionado y muchos descerebrados lo han leído y han flipado tanto como yo.

Me encanta que las cosas salgan bien.



26 comentarios:

TXABI dijo...

buena cosecha !

El niño desgraciaíto dijo...

A mí Jotdown me regaló otra que no es de Lehane y no tengo ninguna gana de leerla, la verdad.

Las correcciones... pufff, cuando se me olvide Libertad...

El Gran Gatsby la tengo pendiente. Está ahora mismo en el kindle, pero si se lee bien en inglés a lo mejor me animo a ello.

El de la tierra convulsa ni de coña. Todo lo que has puesto me hace salir corriendo sin mirar atrás. Me suena a ladrillo enoooorme.

NáN dijo...

Las correcciones: me acabo de dar un fuerte beso a mí mismo, rompiéndome un diente, porque lo labios no están hechos para besar hacia dentro, por haberte dado la brasa y que todo haya salido tan bién. A mí también me gusta que las cosas salgan bien.

Asunto Pinillo: enormes tochos, tema vasco, puuuf, mie mejores guías me dicen que me tire a la piscina: ayer me compré sus relatos en Tisquets. Quizá sea el principio de una hermosa amistad. Y te debo seguir tu consejo, por ser capaz de leer la correcciones después del fiasco de Libertad.

Gran Gatsby: hay boyas en el mar que son absolutamente seguras.

Jotdaown: cabrones, eso lo regalaban con la primera edición. En la segunda, que solo cambian la foto de portada, el único regalo es ver a la espléndida Jane Seberg.

Lo dicho: cabrones.

El niño desgraciaíto dijo...

NáN, en la primera edición y para los que la compraron tarde. A los primeros nos regalaron esto que tampoco es lo mismo...

Juliet dijo...

No pinta nada lo que voy a preguntar en esta entrada, pero este verano he empezado a leer libros desde el iphone y no me ha disgustado el tema. He pensado, que quizás debería abrir mi mente (aunque me sienta un poco traidora al libro físico) y comprarme un libro electrónico. ¿Alguien podría decirme si el Kindle está bien? Es que entra dentro de mi presupuesto...

Bueno, como mínimo mi duda va de lectura y libros... algo sí que pinta. jijiji

Mil gracias.

Niágara dijo...

Gracias. Amplié crónicas marcianas a Fahrenheit 451, y me gustaron tanto que hasta les hice un post a cada uno. Incluí también la cita del silencio que es una de las mejores descripciones que he leído nunca).
Ante lo de si el Kindle está bien, la verdad es que sí. No es lo mismo que el libro en papel, no tiene ese encanto, pero es cómodo, se lee bien, permite almacenar clásicos descatalogados, marcar páginas y abulta nada y menos.

NáN dijo...

Pues no, ND, no es lo mismo. Aunque bien pensado, esto es como la parábola del señor de las tierras que les paga igual a los que empezaron a segar a las 7 de la mañana que los que lo hicieron a las 3 de la tarde. Soy el Amo, doy lo que prometí y hago lo que me sale de los cataplines.

Jotdown: ¡cabrones!

Anónimo dijo...

Me gustó Libertad pese a que me había encantado Las correcciones.

Fan del Gran Gatsby, que no de Robert Redford.

Mystic River me produjo horror, el horror de disfrutar una novela con un argumento tan tremendo.

La verdad, de Ramiro Pinilla no me gusta ni el nombre.

Y el Kindle está bien, y eso que no apostaba nada por él.

Gracias Moli por compatir tus lecturas.

Por cierto, yo tambien te hice caso y me llevé de vacaciones Crónicas Marcianas...

SaraO

Hermano E dijo...

Me apunto los dos primeros, aunque la película de Mystic ya la he visto. Me fío de tu criterio. Que sepas que en el Calibre, donde ya tengo 12.000 libros que no leeré en la vida [Diogenismo digital], los que recomiendas tu y otros blogueros que pululan por aqui les asigno el metadato "Molinos" y así ya se que son pata negra.

El del Gran Gatsby lo leí hace tiempo, y con la lista de pendientes que tengo no es cuestión de repetir.

Y la trilogía de Pinilla, pues me suena a nacionalismo vasco, y le tengo cierta fobia al tema.

Juliet: Si buscas libros "baratos baratos" (como los 12.000 que yo tengo), es mejor un lector que lea EPUB o FB2, lo cual no es el caso del Kindle, aunque creo que se pueden convertir también con Calibre.

El niño desgraciaíto dijo...

Julliet, el formato es lo de menos, hoy en día están en cualquiera de los dos y si no hay programas de conversión. Yo tengo un kindle y me va bien, tienen buena relación calidad/precio, aunque los hay más baratos.

Modestino dijo...

Creo que la trilogía de Pinilla no tiene demasiado de nacionalismo vasco; eso sí he de confesar que dejé a mitad el primer tomo ... me pudo, aunque no renuncio a volver a leerlo.
Los otros tres, muy buenos: tres clásicos.

Elena Rius dijo...

En vista de que he leído todos los demás que mencionas y coincido plenamente con tu opinión, voy a tener que hincarle el diente a la trilogía de Pinilla. Tenía la impresión de que era algo muy rural y untanto primitivo, pero ya veo que a pesar de ello tiene su encanto...

Inmaculada dijo...

Me alegra que hayas acertado en tu selección de lecturas veraniegas. Tendré en cuenta tu opinión sobre Libertad y Las correcciones, porque aún no me he puesto con ninguna de ellas aunque están en lista de espera desde hace meses.
Saludos.

NáN dijo...

Jopéte, Molinos. Me he leído la entrevista de E.G. a Pinillo y ya soy fan de ese señor. ¡Qué equivocado estaba, por mi ictericia a todos losa nacionalismos (incluido el turkimestaní).

No va para nada de eso. La gente que de verdad me guía en los libros, me lo decía.

Pero soy un gilipollas; terco artrítico neuronal. Gracias a la entrevista (por cierto, E.G. es un cielo que nunca va a lucirse, pero se ha preparado y encuentra las vetas de mineral sin apenas intervenir) me he vuelto a caer del caballo.

Gracias por ello, majetilla.

Jesús Miramón dijo...

Sabía que te gustaría Las correcciones (¿no te recordó un poco al Richard Ford de su trilogía de Bascombe?). Libertad no pude terminarla, no era ni la mitad de buena que Las correcciones, pero ésta es genial. Me deslumbró. Me alegro de que te haya gustado.



---
Ah, y a mí, como a Nán, también me llegó la revista JD sin los regalos. Y era el ejemplar de la imagen de portada de la primera edición y la pedí relativamente pronto. Me llevé un chasco del que ya, gracias la Virgen del Escorial, me he recuperado.

Beatriz dijo...

A mí me gustó mucho "El Gran Gatsby". Leí "Libertad" y me gustó más o menos 2/3 del libro, siendo generosa. Leeré "Las Correcciones" y tengo ya en Manolito, mi Ereder, "Crónicas Marcianas".
Gracias por las recomendaciones, (casi) siempre estupendas.

Portorosa dijo...

Muchas gracias. Estas recomendaciones serán tratadas como se merecen.

Besos.

Cris dijo...

Niagara, desde que tengo el Kindle, soy más feliz! Jaja, de verdad, es cómodo, fácil de usar, no pesa..una delicia. Puedes llevarte tropecientos libros contigo y leer varios a la vez...Si lees en otro idioma y tienes instalado un diccionario, es comodísimo buscar palabras...no sé qué más decir...relación calidad/precio estupendísima.
Te recomiendo, si caes, la funda con luz incorporada, superpráctica.
Sigo flipando con Crónicas Marcianas, y con muchísimas ganas de leer Las Correcciones...Libertad me encantó!
Molinos, eres mi gurú literaria ;-P

Cris dijo...

Ups, me he dirigido a Niagara, pero era Juliet la que preguntaba por el Kindle. Sorry!

Juliet dijo...

Muchísimas gracias por las aclaraciones del Kindle!!
Sois unos soletes!! :)

molinos dijo...

A ver..algunas cosas

Lo de los regalos de Jotdown..ahhh se siente..a mi me tocó eso, he tenido suerte visto lo visto.

A Pinilla lo recomiendo mucho, no es un libro " sobre el nacionalismo vasco"...es una historia que ocurre en Getxo y por eso aparece el nacionalismo vasco..pero vamos que vosotros veréis si queréis perdéroslo.

ND..Las Correcciones es buenísimo, nada que ver con el truño que es Libertad que ya he dicho que es una mala copia.

Jesús Miramón, sí que me ha recordado a Bascombe, pero es que creo que todos esos autores americanos se parecen en como escriben y lo que cuentan..Franzen es más joven que Roth, Updike o Ford pero según mi modesto entender sigue la misma línea. Por cierto..¿ has visto el nuevo libro de Ford que sale ahora con artículos suyos variados? Lo quiero.

Bueno..creo que esto es todo. Gracias por los comentarios.

Ah si Juliet..si vas a comprarte el kindle hazlo entrando desde mi página..que me llevo unos eurillos..XD.

Juliet dijo...

Hombre, claro, si se puede ayudar al personal y comprarme un Kindle a la vez... Así lo haré. Pero, ¿Cómo se hace eso? ¿Dónde tengo que entrar para hacerlo? Voy más perdida que un pingüino en un garaje.

molinos dijo...

Juliet, solo tienes que pinchar en cualquiera de los enlaces de libros de este mismo post o en el enlace que pone " el libro que estoy leyendo" en la columna de la izquierda y desde ahi comprar el kindle.

Bichejo dijo...

También he leído estas vacaciones "Las correcciones" que, efectivamente es mucho mejor que "Libertad" (que no parece mala hasta que lees Las correcciones y piensas que Franzen se ha copiado a sí mismo, y además, mal)

Gatsby es amor. Y Mystic River me da un poco de pereza por haber visto ya la peli.

Anita dijo...

Con el de Pinilla no pude, y eso que me toca muy, muy de cerca.
Y no, no es sobre el nacionalismo vasco ni lo que por ahí abajo llamais "tema vasco".

Beatriz dijo...

¡Cuánto me está gustando "Las correcciones"! Hasta el punto de darme pena de estar acabándolo.

Y sí, mucho mejor que "Libertad".

Gracias por la recomendación.

Beatriz