jueves, 1 de septiembre de 2011

MOLIDOCUMENTALES: El Gordo Cabrón

Antes de llevarnos a engaño o montarme un pollo...y no tengo el cuerpo para pollos de ningún tipo…voy a aclarar que todos tenemos un amigo gordo. Un amigo gordo al que queremos con locura, es gordo entrañable, es gordo amoroso, es gordo con cariño, es un tío que le ves llegar y te alegra el alma y el espíritu y te suelta la risa. ¡Qué coño!! No es gordo, como diría Obelix es "bajo de tórax".

No hablo de ese gordo...a ese gordo le haré un día una loa.

Hablo del gordo cabrón, y desgraciadamente nadie está salvo de tener uno de esos en su vida. Hoy voy a prevenir a los descerebrados que caigan por aquí por si acaso no saben de lo que hablo o han llegado a la tierna edad que tengan sin toparse con ese tipo de personajillo.

La primera característica del gordo cabrón es su capacidad camaleónica que le hace parecer a primera vista un gordo entrañable. Algo parecido a lo que pasa con las gulas…que parecen angulas pero no lo son, ahora que lo pienso es peor que lo de las angulas, porque si te comes un plato de gulas no te sabrá igual pero no te joderá la vida. Confundir un gordo cabrón con uno entrañable es peligrosísimo. Bien, entonces...el gordo cabrón domina el arte del camuflaje, hay que andar avispado.

El gordo cabrón no es compacto, siempre siempre es fofo, blandengue y en un 90 % de los casos brilla. Suda y brilla...con brillo pegajoso. Tiene el culo gordo. Un gordo entrañable es compacto y puede ser tripón pero nunca son culones. Un gordo cabrón es colgón.

Se acerca siempre sonriendo. Nunca parece estar serio...hay que estar alerta, es la sonrisa de la muerte, el beso del mafioso, el brillo de Transfer.

Nunca va directamente, si quiere hablar contigo de lo que sea, dará mil circunloquios. Nunca viene y te dice lo que quiere, porque no quiere decirte nada, lo que quiere es sacarte información. Si eres una presa fácil (que las hay) y consigue engatusarte con sus sonrisas...probablemente se vaya con todo lo que necesita saber a cambio de una migaja de información que tú crees que es vital y que sin embargo pronto te darás cuenta de que todo el mundo sabe. Ejemplo típico...el gordo cabrón que había en todas las pandillas, y que nadie sabía porque estaba en el grupo. A base de observar conseguía información de unos y de otras y luego traficaba manipulando esos datos...y venia a preguntarte cosas para al final soltarte que al tio que te gustaba le había oído decir que tú le molabas. Tú te venías arriba por esa información, dejabas de verle como gordo cabrón y le veías como gordo entrañable y le contabas tu vida. Al final él se marchaba frotándose las manos al más puro estilo malvado de peli porque a cambio de nada había conseguido información para seguir manipulándote.

Un gordo cabrón es una portera, con todos mis respetos para las porteras. Es el máximo nivel que se puede alcanzar en cotilleo. Todo lo sabe y todo lo propaga. Valiéndose de su condición camaleónica, en un primer momento consigue información de todo el mundo, la almacena y la guarda para cuando pueda hacer uso de ella.

Por supuesto, un gordo cabrón jamás guarda un secreto, probablemente sea más seguro abrirte un blog y escribir en el tu secreto más inconfesable que proporcionar cualquier dato a un gordo cabrón.

Un gordo cabrón manipula, a las personas y la información.  Si se rie delante de ti..ten por seguro que se rie de ti, se rie porque sabe que te va a pasar algo malo. Es el típico que venía sonriendo por el pasillo en la facultad y te decia: ¡¡ han salido las notas de numismática!!, ¿las has visto?, No..no me ha dado tiempo..." Ah..pues has suspendido"...decía satisfecho con una sonrisa letal.

Un gordo cabrón jamás te mira a los ojos cuando te habla. No sostiene la mirada..mira a traves de ti, mira a lo que hay detrás...Un gordo cabrón es un cobarde. 
Jamás hay que fiarse de un gordo cabrón. Si te insulta puedes darle un margen de confianza. Si te dice que es tu amigo, que quiere lo mejor para ti o que se preocupa por ti y lo que te pase…CORRE LO MÁS RÁPIDO QUE PUEDAS, PONTE A SALVO. Estás más segura si un miembro de los Corleone te da dos besos que si un gordo cabrón se hace pasar por tu amigo. Es más peligroso que se te acerque un gordo cabrón sonriendo que levantarte con   con una cabeza de caballo en la cama.
Un gordo cabrón no tiene sentimientos. Es completamente inmune a la ironía, el sarcasmo y la puya inteligente. Utilizar cualquiera de esas armas contra él es perder el tiempo y desperdiciar inteligencia.

Si de verdad quieres joder a un gordo cabrón, lo mejor que se puede hacer, lo que funciona siempre y les hace apretar los dientes, cerrar los puños y apretar el culo, es decirle cuando se ha puesto a régimen y ha adelgazado:

- Fulano...hay que ver como te estás poniendo…se te ve hermoso...

Porque si...un gordon cabrón…en el fondo es un gordo renegado.

Que se joda.

30 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Existir, existen. Doy fe. Esa fofez física delata su fofez moral. Totalmente de acuerdo.

Juanjo ML dijo...

Yo creo que has descrito a un cabrón sin más, o a lo mejor no me doy cuenta porque el gordo cabrón de mi pandilla era yo, no sé, me haces dudar :)

TXABI dijo...

"El Piraña", ya de mayor, tiene toda la pinta de que ha sido uno de estos... (ya lo era de criajo).

Efe Morningstar dijo...

¿Y hay también gordas cabronas? ¿O eso es otra especie?

Dana dijo...

incluso los que hay que siendo flacos o flacas, son gordos cabrones de esp'iritu.

Anónimo dijo...

protesto!! en representacion de los gordos vilipendiados
ecdlc

Y yo con estos pelos dijo...

Jajajaja y las chicas son gordas cabronas o tienen otro calificativo?

¡cuanto cabrón suelto por todas partes!

Me ha gustado tu blog, enhorabuena!! :P

Pétalo dijo...

Yo conocí a una gorda cabrona. De hecho la llamábamos gorda cabrona. Mira que era zorra la tia. Y mira que estaba gorda. En fins, como siempre muy acertada. En general la gente con un físico chungo a la que le da por ser mala es bastante mala.

Cómo es que no has puesto a Gordo Cabrón de ilustración? http://profile.ak.fbcdn.net/hprofile-ak-snc4/50314_34146218195_6887894_n.jpg

Hans dijo...

Muy acertado. Además, el nombre científico de la especie es exactamente ése: gordo cabrón. Y sí, existen las gordas cabronas, pero son menos letales. El gordo cabrón es un bicho muy malo, malísimo, como el puto enano cabrón del que podremos hablar algún día también.

La Ibu dijo...

Joder, te has quedado agusto eh?? jajajajaj
Es verdad que esta clase de gente existen, yo las he sufrido y aguantado... Y quiero pensar que el que es "gordo cabrón" es porque de pequeño ha tenido que aguantar lo indecible y llega un punto que se convierte en un cabrón como escudo contra el mundo entero...

Y como dice alguien por aqui por los comentarios... También están los enanos cabrones... jajaja

Anónimo dijo...

Disiento.
Los cabrones de verdad están flacos. No engordan porque tienen mala leche y hacen mal la digestión y están siempre cabreados y con ulcera duodenal.

Los que somos unos benditos somos nosotros los machos alfa atléticos de 1,94 y 89 kilos en pelotas, con 20 cm de pilila y 60.000€ de ingresos después de impuestos.

Don Mendo

. dijo...

Pues yo me he sentido identificado. La fofez colgona, el hijoputismo apenas contenido, el brillo,... Me tienes calado, Moli.

jota dijo...

Sí, yo tambien creo más en el enano cabrón.

Pikifiore dijo...

Jajajaja, me ha encantado el final del post!Ole ahí!! Yo sí que topé con uno de esos. Al principio le confundi con un gordo entrañable, pero a medida que empezó a jdoerme ví que era un gordo cabrón....

XAquí dijo...

Sólo dos cosas sé, que Calista Flockhart se lió con Julianne Moore y tuvieron una hija, que es el pelirrojo de Modern Family, y que mi mayor pesadilla es que Aretha Franlin me invite a hacer un karaoke del Respect en sus narices.
Ahora con lo del gordo cabrón son más cosas, ya son tres.

Pilar dijo...

¿sabes lo peor? Los hay delgados y se camuflan muy bien, pero dentro, siempre está ese gordo seboso que tan bien defines.

Un saludo

Pep dijo...

Hay muchas clases de cabrones, pero una clase de ellos son lo que son cabrones porque en el fondo no se aguantan ni a ellos mismos.

Son acomplejados que por un rasgo físico se sienten rechazados, amargados y por eso desalmados. O que son amargados, desalmados y lo achacan a su gordura o lo que sea. Son los lisiados del discurso de Unamuno...

Y si, con cabrones, y repelentes, pero no por su gordura, si no por que lo llevan escrito en la cara..

José Antonio Peñas dijo...

Mi gordo repugnante es Cesar Vidal. Tuve la desgracia de que me lo presentaran y me vi obligado a estrechar su mano. ¿Sabéis ese tipo de mano blanda, fofa, fría y sin fuerza? Justo. Esa.

Tita dijo...

Yo como Pilar, tambien pienso que existir tambien existe el delgado cabron. Pero como no abulta tanto, o no tiene un defecto fisico tan a la vista, pues nos llama menos la atencion.

Que hay cada hijo-hija de puta en los huesos, o gafotas 4-ojos, que estoy por hacer un post yo tambien!!!

Abrazos

Lo que diga el espantapájaros dijo...

Jajajaja, estás chotadísima. Me flipa la capacidad que tienes de escribir sobre cosas que están ahí, pero que la mayoría no nos damos cuenta. Porque sí, todos tenemos un gordo cabrón en nuestras vidas... o varios.

Por cierto, si te apetece recogerlo, tienes un premio en mi blog. Se requiere ir vestida de etiqueta!!

m dijo...

Estoy con Juanjo ML, yo creo que es un cabrón (gordo, flaco, alto, bajo...), con algún complejo por el que se venga del mundo vestido de adorable.
Marta.

erizogirl dijo...

Estoy con los anteriores, yo también me he encontrado más al enano cabrón.

Lady Gugu dijo...

Completamente de acuerdo!!

Lo peor de esta gentuza es si ya para colmo es tu jefe y te lo tienes que comer sí o sí. En mi anterior empresa había un especimen que llamábamos gordo cabron o Java de Hut, en función de como nos fuera el día, era asqueroso, machista, sin modales, cerdo y forrado de pasta hasta las trancas... y encima sabías cada vez que iba al baño porque pasaba por delante de tu despacho con un paquete de toallitas húmedas de Hemoal... sin palabras...

Y lo de cómo sacaba información totalmente cierto, y encima lo peor es que se creen muy graciosos y como tienen el mando no tienes escapatoria...

Arrrrrrggggggggg que asco sólo de pensar esos años se me revuelve el estómago!!!

Anónimo dijo...

Gordos cabrones no me la han colado porque los he detectado rápido pero he tenido a una gorda cabrona al lado a la que, afortunadamente, le di papeleta, aunque parezca mentira, a tiempo. Aunque parezca mentira porque mira que era hija de puta, la muy cabrona, que la lió parda unas cuantas veces, sólo pensar lo que podría haber sido después de aquello me pone los pelos como escarpias.

Una gran descripción.
Un gran blog. :)
Un saludo,
G.

Aliena dijo...

Para cuándo los/as cojos/as cabrones/as???? esos/as sí que tienen mala baba!

Burbuja dijo...

Yo conozco a un par de "gordas cabronas" de espíritu que... Porque como ya he leído en algún comment más arriba, también existen los flacuchos que son "gordos cabrones" de espíritu. Lo tienen ahí dentro, reconcomiéndoles y por eso físicamente no engordan, pero la maldad y el retorcimiento siguen ahí.
Creo que si tuviera a mano el martillo de Thor, arreglaría unas cuantas cabezas a golpe de mazo... ¬¬

sin más palabras dijo...

Durante años yo he tenido un gordo cabrón cerca, bueno, era un ex-gordo, pero lo de cabrón lo llevará de por vida. Menos mal que yo era consciente de ello y me he alejado lo suficiente como para que su brillantez pegajosa ya no me ciegue.

Kobal dijo...

Por suerte para mi en este momento no existe dicho ejemplar en mi circulo de amistades. El que había lo liquide con gusto hace tiempo xD

Anónimo dijo...

Estamos cambiando
Ya te digo...

Croak dijo...

ACabo de ver reflejado a mi gordo cabrón en esta entrada! Gracias porque a este no lo puedo mandar lejos.. es mi jefe.. por lo menos puedo ver que no soy la unica en padecerlo! Me han hecho reir, muchas gracias!