miércoles, 27 de abril de 2011

COSAS QUE DA MIEDO DECIR Y COSAS QUE DA MIEDO OIR.

De 0 a 5 años.

Nada. Eres un prodigio de la evolución humana. Cualquier cosa que balbuceas deja a tu entorno boquiabierto. Los padres sonríen con orgullo paternal, las madres intentan disimular las lágrimas de emoción, los abuelos presumen en el parque. Todo es maravilloso. Cualquier chorrada merece una ronda de llamadas, un sms, una grabación en el móvil o una entrada en el blog: “Zutanito ya dice Mamá”. Todo es graciosísimo. “C. habla con la z y dice que me quiere muchízimo” y “minicuñado dice oco...cuando quiere decir rojo".

La capacidad de un niño para dejar estupefactos de emoción a sus padres diciendo cualquier chorrada es casi tan fabulosa como su completa impermeabilidad a lo que le digan sus padres. No hay miedo, no hay dolor...las cosas se preguntan e incluso cuando la respuesta no es la adecuada, no hay desaliento, frustración ni nada por el estilo. Se cree en la posibilidad de cambiar esa respuesta y se intenta n veces hasta que se consigue por rendición de los progenitores o se le olvida al niño. Ejemplo práctico:

- ¿puedo comer chuches?
- No
- ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? ¿puedo comer chuches? Así hasta el infinito.
- Siiiiiiiiiiiiiiiii...come chuches pero por dios déjame en paz.


De 5 a 15.

Da miedo decir:
- “Se ha roto X...pero ha sido sin querer”.

Da miedo oír:

- ¿Cómo que se ha roto X? ¿Se ha roto solo? Lo habrás roto tú….y ya supongo que ha sido sin querer, pero la cuestión es que no tienes cuidado de nada...mucho pedir, mucho pedir...pero luego no cuidáis las cosas y os creeis que todo nos lo dan gratis...y blablablablabla.

Da miedo decir:

- ¿Qué hay de cena? No me gusta eso.

Da miedo escuchar:

- De cena hay judías verdes y como me da igual que te gusten o no. Te las comes y punto.


De 15 a 20

Da miedo pedir permiso para lo que sea... ¿Puedo salir hasta la 1? ¿Puedo ir de acampada con mis amigos? ¿Puedo ir a dormir a casa de mis amigos? ¿Puedo? ¿Puedo??

Da miedo porque uno sabe cuál va a ser la respuesta casi siempre: No. Y ahora ya no tienes 5 años y has perdido el superpoder de conseguir convencer a tus padres a veces de extenuarlos repitiendo la misma pregunta un millón de veces. Es más..sabes que si insistes mucho la respuesta será algo como: " como vuelvas a pedir permiso no vas a nada nunca más.

El No suele venir con sutiles variaciones, todas ellas dolorosas: No porque yo lo digo. No y a mí me da igual lo que hagan tus amigos o es que si se tiran por la ventana tú te vas a tirar. No, porque no sé que se le ha perdido a una cría de 16 años a la 1 de la mañana fuera de casa…etc. Casi se me olvida el mejor.." No, y algún día entenderás porqué"

Puedes pasarte horas maquinando un razonamiento con tus amigos que a todos luces parece redondo y completamente a salvo de recibir una negativa y al decirlo en voz alta darte cuenta de que estabas terriblemente equivocado.

No, porque en esta casa hay unas normas y me da igual si te gustan o no...pero mientras vivas aquí, harás lo que yo diga”.

Es un sin vivir de maquinar subterfugios para hacer cosas y lidiar con las sucesivas negativas.

De 20 a 30.

Da miedo decir:

Te quiero”…se ha pasado la época esa en la que “me gustas” era suficiente y parece que es más adulto decir “Te quiero” y además si lo dices se supone que es en serio. Tiene muchísima trascendencia...no se dice alegremente como con los primeros ligues...no...esto es “en serio”…así que cuando se dice...se dice con miedo. Y por supuesto uno cree firmemente que es verdad y que lo será para siempre jamás de los jamases. No hay dudas sobre eso. Lo que uno no sabe es que la verdad de un instante, puede dejar de serlo en otro instante, lo que no la convierte en una mentira si no en una verdad con límite temporal.

Da miedo escuchar:

" Tenemos que hablar"..nunca es para nada bueno. Lo bueno suele venir precedido de " Tengo una sorpresa".

No te quiero”. Es el gran drama. La gran ruptura. El “nunca jamás voy a salir de este pozo de autocompasión tan chupi”. El creerse el ser más desgraciado del planeta con muchísima diferencia. El momento en el que te haces largos y más largos en la piscina de la pena suprema escuchando canciones moñas, viendo pelis de llorar e incluso si tienes muy poca vergüenza y algo de talento artístico...escribes cosas de desamor muy terribles. No te quieren y eso es sin duda lo peor que puedes oír…da igual que el que te lo diga sea un impresentable con patas y que fueras terriblemente desgraciado en su compañía...el “no te quiero” te deja en shock y pensando que no vales nada.


A partir de los 35.

Da miedo decir:

Ya no te quiero". Uno descubre que hay que ser mucho más valiente para decir “ya no te quiero” que para decir “te quiero”…y da un miedo que te cagas. Descubrir la temporalidad de una verdad acojona muchísimo.

Da miedo escuchar:

Estás despedido”…de repente...un vacío se abre ante ti y no das crédito. Vale, si...mi curro era una mierda, me quejaba mogollón, un millón de veces habré dicho “cualquier día lo dejo”…pero de repente el vértigo, el vacío y el darte cuenta de que coño...tienes casi 40...estás en una franja de edad chunga para encontrar curro…te produce un vacio en el estómago y un miedo atroz que no te deja respirar. Toda la vida que habías dado por supuesta y que pensabas que tenías resuelta…se derrumba ante tus ojos y te quedas bloqueado. Esto no me está pasando. Da mucho miedo.

…mm...si eres tío y rozas los 40 una cosa que da pánico oir es:

- ¿Es su primer tacto rectal? Póngase mirando a la pared.

29 comentarios:

javi dijo...

Mujer, antes de ponerte mirando a Cuenca el medico te da un poco de chachara intrascendente para romper el hielo... creo.

Gorka dijo...

Creo que hay muchísimas más cosas que da miedo escuchar, en cualquier edad, pero siempre relacionado con lo mismo...

Desde, X se ha roto una pierna, a Y le han roto el corazón, a Z se le ha muerto la madre...

El dolor es algo que siempre da miedo escuchar si es propio y, si eres buena persona, decirlo si lo vas a causar a los demás. Por ejemplo, es jodido un "estás despedido" desde y hacia quien lo dice, por mucho que nos alegre pensar lo contrario.

Te ha quedado un post ligerito en este sentido, no? :-P

Salu2!

DDmx dijo...

Que mal cuerpo me has dejado por dios...

molinos dijo...

Gorka..obviamente cosas como " ha muerto" " estás terminal".." no hay solución" "ha tenido un accidente"...esas cosas dan miedo siempre..pero no se trataba de eso.

El hombre intranquilo dijo...

Otra que da miedo decir de 18 a 67 es aquella de:

-¿Le puedo dejar un currículum?

Los pelos como escarpias.

Anónimo dijo...

Para quitar un poco de hierro a tu post.

Un conocido mío que ronda ahora los sesenta, machista donde los haya, hace muchos años tuvo que ir al urólogo. Al entrar a la consulta el urólogo se habíaconvertido en "uróloga". Cuando vio que "la mujer" se calzaba un guante y le decía: "Desnúdese de cintura para abajo y póngase en esta postura..." le debieron entrar tales sudores que estuvo a punto de salir corriendo.

Todavía me río al recordar cómo decía: "Una mujer haciéndome un tacto rectal a mí..." Ja, ja, ja,

Speedygirl dijo...

jajajaja, Moli, cada día estás peor de la azotea. Tú eso lo sabes, no? O es otra de als cosas que te da miedo oir? XDDDDDDDDDD

El Otro dijo...

Dios me quedan 3 años para la última...
El resto de los miedos los superaré algún día, incluidos los de 5 a 10 años :p

El Otro

eu dijo...

Oir "estás despedido" pasados los 35 y aún peor los 40, da miedo, si. Me ha llegado al alma y entristecido.

Un beso,

ZoeRavenclaw dijo...

Pues ánimo. No es la edad de una, es la situación actual, que parece que te hacen el favor de tu vida por darte un trabajo de m**rd*. Pero la capital del reino es un buen sitio para buscar, seguro que sale algo.

Euclides dijo...

Moli:
Todo eso da miedo, efectivamente, y por ello es preferible que nada de ello suceda de verdad; malo es pensar en quedarse sin amor (en cualquier momento sea el tuyo hacia la otra persona o viceversa), sin trabajo.....(para qué hablar) o sin salud ... aun poniéndose positivos y pensando que el tacto rectal, o la mamografía.... o la punción, te dan el susto pero la cirugía y la medicina te lo resuelven y sigues tirando.

Paranoica empedernida dijo...

Moli, tus princezaz adelantarán tus miedos en edad y eso añadirá nuevos miedos a tu lista, ya lo verás...

josefito dijo...

Los optimistas siempre decimos que todo tiene arreglo menos la muerte...los optimistas antrpológicos como ZP y de una edad incluso pensamos en que la muerte es el auténtico descanso.

Elucubraciones aparte lo que realmente me da miedo oir es el teléfono de madrugada, nunca trae buenas noticias.

Miss Hurry dijo...

"o es que si se tiran por la ventana tú te vas a tirar"... Una de las frases favoritas de mi madre en aquella edad, qué tiempos!

Numaios dijo...

Moli me ha encantado el post. Cuantas verdades encerradas en esos miedos. Mi madre era mucho de decirme lo de: "si tus amigos se tiran por un barranco, tu también te tirarás", jeje, qué trágica...y eso que donde vivo no hay barrancos, jeje.
Y esta frase: "Lo que uno no sabe es que la verdad de un instante, puede dejar de serlo en otro instante, lo que no la convierte en una mentira si no en una verdad con límite temporal"...es simplemente genial

Enhorabuena....Besos.

Elena Rius dijo...

Lo peor no son los miedos, es cuando se convierten en realidad. Como cuando te despiden pasados los 50, como me ha pasado a mí. Te parece caer en un pozo muy hondo. Pero luego descubres que eres capaz de levantarte cada mañana y seguir adelante. Incluso si lo del curro está tan mal que da miedo. Seguir intentándolo, una y otra vez. Ese es el mejor antídoto contra el miedo.

Pikifiore dijo...

Lo de "tenemos que hablar" me provoca escalofríos...nunca ha salido nada bueno de ahí, igual que lo de "tengo que decirte algo", qué yuyu madre...
Y tienes razón, decir "ya no te quiero", es acojonantemente dificil...

Mamá Española en Alemania dijo...

me ha encantado el post... y te juro que me estaba riendo un montón hasta la última franja de edad... :( ahí me has dejado con la mosca detrás de la oreja.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Moli estas "out". Ahora lo hacen por ecografia.
Creo.
Espero.
Por caridad.

JuanRa Diablo dijo...

Ah, vale, la foto tenía que ver con el final.
Pero eso no da miedo, eso da angustia vital.

Otra cosa que da mucho miedo es oir el timbre del teléfono de madrugada.

Tita dijo...

¿No te quiero? ¿Con qué psicópatas salías tú? ¿Donde está aquellos maravillosos "No eres tú, soy yo" o "no te merezco"?

En fin, el miedo a perder el curro es algo generalizado en estos meses en toda España me parece...creo que casi nadie piensa en otra cosa...

Mil Violetas dijo...

jajaja sensacional, como siempre...


Por cierto, conozco mas de un veinteañero que sigue usando con éxito la táctica de pedir hasta la saciedad...


Un abrazo!!

HombreRevenido dijo...

Muy bueno y muy acertado. Lo siguiente sería analizar cómo se va pasando de un miedo a otro, si a golpes bruscos de conciencia o en un difuminado imperceptible.

Lo que sería grandioso es un mundo en el que todos tuviéramos las inconsciencia de 0 a 5 años. Los berrinches, las impertinencias y la ingenuidad salvarían el mundo.

112 dijo...

Para mi hay verdades intemporales. Nunca he podido dejar de querer y decir, en serio, te quiero es lo mas difícil que he hecho, (por lo que significaba). Supongo que cada quien tiene sus miedos.

Da un poco de cosa leer lo de las verdades de a partir de los 35 escrito en primera persona. Será un recurso estilistico.

Igor Ochoa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amanita Faloides dijo...

Lo de los 35 lo he vivido yo en primera persona, pero como tía a mí me hacen colonoscopias trianuales y NO las hacen por ecografía, no. Pero te chutan y flotas... Para las otras dos cosas, no hay chute, sólo saber que existe un mañana que ya es hoy.

Hablo lo que siento... dijo...

Miedos… algunos no te dejan vivir como es debido!

Escribí algo referente a él… http://rfly.me/cn2w

Juanjo ML dijo...

¿Era necesario decir lo del tacto rectal? No tienes corazón, creo que me voy a hacer uno lo antes posible para superarlo :P

Selma dijo...

Me encantó.

Desde luego que tenemos miedo a escuchar y decir depende que...
Pero el miedo impide caminar..
Pero al final el miedo tan solo dura unos segundos, unos minutos, unos días, después todo pasa y lo ves todo de otro color...
Yo soy de las que piensa que todo pasa por algo, y que siempre hay una alternativa... una solución...
Vamos a darle una patada al miedo!!! ;)))