viernes, 30 de julio de 2010

IMPRESIONES BERLINESAS (II): seguimos con las útiles

Después de una mañana fabulosa de preparativos para más vacaciones, (odio el modo madre prevacacional), vamos con la segunda parte de mis delirios berlineses.

Panoramapunkt en Potsdamer Platz. Es un rascacielos con el ascensor más rápido de Europa, el ascensorista te cuenta algo de la velocidad y tal por segundo, pero este dato ha sido completamente ignorado por mis neuronas. En cualquier caso, sube muy deprisa. Arriba hay una terraza panorámica que permite ver Berlín (aunque no es tan espectacular como la vista de la Torre de TV), al tiempo que se pasea por la exposición con paneles fotográficos con la historia de Potsdamer Platz. Brevemente y para no ser gafapasta: era la plaza más importante de Berlín en los años 20, los mejores hoteles, restaurantes, cafeterías y tiendas estaban allí. Era el nudo de transportes más importante de Europa y el primer punto del continente donde se colocó un semáforo. Después de la II Guerra Mundial quedó completamente arrasada y el Muro la atravesó completamente. Quedó como un solar gigantesco donde incluso la gente plantaba huertos..para hacerse una idea es como si hubiera huertos en Cibeles. En los años 70 se montaba un mercadillo increíble. Cuesta 5 € por cierto.

El Muro. Uno tiene en la cabeza la idea de una ciudad partida a la mitad por una pared que la atraviesa de norte a sur. Error. El muro no era recto ni de casualidad…va haciendo bolsas, entrantes y salientes..tiene un poco forma de conejo. Tampoco era una pared y listo..hubo muro de 1ª generación (unas verjitas y unos alambres y listo), de 2ª generación, de 3ª generación y de 4ª generación (con una sección cilíndrica en la parte de arriba para impedir que se trepara por él). A los lados había una zona de exclusión, más vayas..vigilantes..en fin..una franja bastante ancha de terreno baldío. El trazado del muro se puede seguir por toda la ciudad en una hilera de dos ladrillos grises que corre por las calles “Berlín Mauer”.

Gemäldegalerie. Museo de pintura con una colección increíble de pintura de los siglos XIV y XV. La pintura flamenca y alemana es alucinante. Tienen dos Vermeer, uno de ellos La muchacha del collar de perlas, ..merece solo la visita. Y un Caravaggio...puffff. El museo es alucinante..con luz natural que entra por las claraboyas del techo y paredes de tono gris en las que los cuadros se ven perfectos. Además..y esto es genial..puedes coger una banquetita plegable y llevarla por todo el museo para sentarte donde quieras. Por supuesto la audio guía es gratis (no la hay en español aviso). Los alemanes no dejan nada al azar. Aquí estuvimos casi 4 horas hasta que la zancada museística acabó con nuestras reservas energéticas.

Berlín subterráneo. Esto hay que hacerlo sí o sí. Nosotros escogimos el tour de los refugios. El primero que se visita es un refugio construido durante la II Guerra Mundial. Lo más espeluznante es que te enseñan la carta donde se indica las condiciones que debe tener el refugio: “que sea antiaéreo pero NO a prueba de bombas”..Si, habéis leído bien. Se trataba de que la población civil se “sintiera segura” aunque realmente no lo estuviera. A los nazis les era indiferente, los civiles eran reemplazables. Durante la Guerra Fría los franceses fueron obligados a reacondicionarlo como refugio nuclear..Así que le dieron una manita de pintura y le pusieron baños..y listo. Alucinante. El otro refugio que se visita si es antinuclear pero da pánico pensar en bajar ahí con 3000 personas a pasar dos semanas en plan Gran Hermano. ¿Bajarías o no bajarías? Y, después de las dos semanas… ¿Cuándo sales que pasa? La visita es en español y los guías son estupendos. Merece mucho la pena.

Museo de los Judíos. Este es nuevo..la exposición museística..pues bueno, mucho panel, mucha historieta…bah..nada espectacular. La arquitectura del edificio mola aunque para mi gusto es un poco agresiva. La Torre del Holocausto provoca un poquito de claustrofobia..aunque nosotros como Juan se puso a hacer resonancias vocales nos dio más bien la risa…y el Jardín del Exilio, te provoca un globo como si te hubieras fumado un porro. Es un patio pequeño con columnas de cemento que en la parte de arriba tienen olivos..el problema es que todo son líneas rectas excepto el suelo que está inclinado…muy desagradable. Si es una primera visita a la ciudad se puede obviar completamente.

Topografía de los horrores
. Exposición sobre la historia del nazismo, las SS, la GESTAPO, el plan para asesinar a miles de enfermos mentales, los campos de concentración, los juicios de Nuremberg…etc que está ubicada en el solar donde estuvo el cuartel general de las SS. Es un solar inmenso con los cimientos de las celdas y un pabellón de cristal con la exposición. Solo en inglés y en alemán pero recomendable. Fotos impresionantes y muy bien documentado. Solo para interesados en el tema y gente no muy impresionable. Aviso.


Tacheles. Edificio okupado por artistas...antro de carajipis, alternativos y nido de mierda. Conviene entrar a verlo solo para comprobar hasta que extremos de idiotez puede llevar el pensamiento "alternativo" mal llevado. Nos echamos unas risas eso sí, y nos hicimos unas fotos en una escalera mugrienta y apestosa muy divertidas.

Las cosas típicas como La Puerta de Brandenburgo,El Monumento a los Judíos, Unter den Liden, La isla de los Museos, el Pergamum Museum, Bebel Platz, Checkpoint Charlie y demás..vienen en todas las guías así que de eso paso de hablar.

Vaya..no me ha dado para hablar de las impresiones inútiles, …a ver si por la tarde tengo tiempo…
Y sí, esa soy yo en el Monumento a los Judios..igual que hace 4 años.

15 comentarios:

Elvira dijo...

Sí, se parece a la otra foto pero estás más delgada. Chula, me gusta.

Mi hija vivió en Berlín unos meses. Dice que cree que a mí no me gustaría mucho, no sé.

A filla do mar dijo...

Está genial, Moli, esto de las impresiones berlinesas.

Da muchas ganas de ir.

javi dijo...

Pero en raspa.... ¡¡¡¡y con converses perriflauticas!!!!

Algo pasa con Moli.

javi dijo...

(La foto mola mil, pero no te lo digo que se te sube el ego... si, mas.)

BLN dijo...

Pues no tienes demasiada pinta de Kike, no...

el chico de la consuelo dijo...

Esta no es moli... yo la conozco...la de la foto es una actriz.
Brrrn Brrrn me vooooy. Pasalo biennn.

Anónimo dijo...

¡Hola Moli!
Aquí Isabel, tu lectora semianónima residente en Berlín. Me alegro de que te guste la ciudad, lo cierto es que no se vive mal aquí. Para que lo sepas, la próxima vez que vengas no habrá Tacheles ya, sino un hotel de lujo. Alégrate de haberlo visto de nuevo. Y no, lo berlineses no son guapos, pero sí que salen a correr. Mucho. Es que la zona por donde veo que te alojaste digamos que no es de viviendas, pero el parque de al lado de mi casa está siempre lleno, especialmente temprano. Ten en cuenta que, comparado con Madrid, aquí vive poca gente.
Tras casi 5 años viviendo aquí no te parece todo tan maravilloso, por supuesto. Ese trato que has recibido en el restaurante del Fernsehturm es la tónica habitual en trato al cliente. A la larga, quema. Pero no quiero quitarte el subidón post viaje.
¡Saludos!

Di Vagando dijo...

Nota sobre el museo de los judíos Yo no pensaba ir, me cansa la venta del rollo víctima. En Praga, por ej, donde todas las entradas valen X, llegas a la sinagoga aquella con los muertos y el precio es X elevado a mucho. Parece q hacen negocio del horror y ya cansa. Pero fuí a éste y como te comenté me gustó la arquitectura del edificio. No me acuerdo de nada de lo q vi dentro, aparte de la sensación de angustia, claustrofobia y demás que daban los pasillos y salas.

Tocaweb dijo...

El museo Judio... Prescindible de una visita a Berlin?

La arquitectura forma parte del museo, pues es un museo de sensaciones. Si te fijas siempre que sigues una historia vas subiendo una rampa y todas las historias terminan igual... ya sabes, Auschwitz, Dachau...

Al menos algo funcionó pues la torre precisamente lo que pretende es crear esa claustrofobia (cuando yo estuve solo se podía entrar de uno en uno)y el jadin desorientación.

En tu próxima visita dale una segunda oportunidad. Te recomiendo ir a Berlín en invierno y visitarlo al atardecer.

PD: Topografía de los horrores está en el antiguo cuartel de la Gestapo no de las SS.

Meritxein dijo...

ay Moli!! que me voy a Berlín en una semana y me he asustado al verte tan abrigada en la foto!! tengo que llevarme el plumas?? :)

Penelope dijo...

Qué mala es la imaginación,no te pega nada ese pelo ochentero y el look casual con la imagen que me había formado. Me ha pasado casi como cuando descubres la cara de un locutor/locutora de radio al que habías le habías puesto otra.

javi dijo...

Te estas haciendo esperar demasiado, ¡¡¡¡que sabemos que ya has vuelto!!!!

coro dijo...

Moli, he cumplido tus impresiones berlinesas casi al 100%, te diría que las inútiles también con la diferencia de que frescos sí ví alguno y frescas una como mucho. Tienes toda la razón del mundo: Berlín mola mil. Me declaro fan absoluta de la ciudad, su historia, su arquitectura, todo. Y de paso de tus impresiones, me las llevé apuntaditas con la guía del país aguilar. Por cierto, ahora me querría ir a Venecia, lo digo por si tienes a bien hacer otras recomendaciones.
Lo dicho, un 10 para ti y la ciudad. Ahora solo quiero leer más libros de la segunda guerra mundial y volver, claro, volver mañana.

José Luis Ríos Gabás dijo...

No había visto esta entrada sobre Berlín, al mes de volver. Creo que nos gustó todo, o casi. Hay que volver.

Un abrazo

Hermano E dijo...

Estaba buscando información de Berlin que queremos ir este próximo año, y he descubierto este incunable: ¿eres tu la de la foto?

Se te nota como a mi que eras mas joven, por que tenías mas pelo XDDD

¿Que tipo de pacto has hecho para estar ahora más guapa que hace 4 años?