viernes, 26 de febrero de 2010

EL PERIODISTA DEPORTIVO.- Richard Ford

Ayer, hablando con alguien salió este tema y para variar, estábamos de acuerdo.

"De todos modos, no creo que en ningún caso sea buena idea intentar averiguar qué está pensando la gente (). Seguro que hay un montón de razones convincentes para no intentar averiguarlo. La gente nunca contesta la verdad y la mayoría, incluyéndome a mi, no tiene muchas cosas en la mente que valga la pena explicar, así que se limitan a inventar algo ridículo en vez de reconocer que no pensaban en nada. La otra cara del asunto es que te arriesgas a que te digan la verdad de lo que estaban pensando. A veces, es una verdad que preferirías no oír o que quizá te moleste, y que, en cualquier caso debería mantenerse en secreto."


" Entonces aprendí que uno no es responsable de lo que piensa, y que en general, no ganas nada con saber lo que piensan los demás. Abrirse totalmente a los demás no es bueno para nadie, y en cualquier caso en el mundo hay muy poca gente tan consciente de si misma como para que ese tipo de confidencias sea de fiar. Además, es meterse en un terreno muy resbaladizo, en el que hablar puede hacer daño a todos"


El periodista deportivo.

Estoy culturetas...ya lo compensaré con alguna chorrada.

10 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

La sinceridad está sobrevaorada. Y cuando es sistemática entonces es sistemáticamente errónea.

Ebribadi nous.

Chirly dijo...

Pos si.

JuanRa Diablo dijo...

La gente nunca contesta la verdad y la mayoría (...) no tiene muchas cosas en la mente que valga la pena explicar

Por suerte te tenemos en la parte minoritaria. :P

Cattz dijo...

El bosnio tenía la manía de decir siempre la verdad. Y decir siempre lo que pensaba. No conseguí que entendiese que a los demás no nos interesaba siempre su opinión.

Callarse a veces da lugar a buenas convivencias.

Anónimo dijo...

"...ya lo compensaré con alguna chorrada..."

No será difícil, no...

el chico de la consuelo dijo...

Quedaría muy bien poner como comentario la cancion del ultimo de la fila "si lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir" o la de sabina "esa opinión nadie te la pidió así que guardatela , me pone enfermo tanta sinceridad y así fue como aprendí..."... pero es que no pienso así...

me gusta contar lo que pulula por mi cabeza, cada vez que hablo pongo en duda lo que pienso y lo someto a la crítica de los demás... y meto la pata.
Todas las opiniones son valiosas pero no todas valen lo mismo. ¿Porque me pondré yo filosofo a la hora de la siesta después del carajillo y varios chupitos?

Sara dijo...

A medida que pasan los años, y vas cumpliendo más te vuelves más reservado, no te abres tanto y no eres tan sincero, a mi me pasa eso.

Anónimo dijo...

Hola soy el anónimo de antes. Disculpa, te pido perdón, soy un completo imbécil. Es que hoy me he saltado la medicación.

Anónimo dijo...

"...Es que hoy me he saltado la medicación..."

Es evidente!

Mensi dijo...

Moli ¡me tienes requetenganchada a tu blog!
Y sí, yo soy de las que se han enganchado tarde y se lo han leído enterito; me he dado cuenta de la evolución y de cómo has mejorado la expresión... ¡felicidades!
Besets des de Mallorca