jueves, 4 de febrero de 2010

EL BUCLE LABORAL INFINITO

Procesos laborales, de la empresa de libros por colores en bucle infinito, con el único propósito de volver a la casilla de partida.

Paso 1.
Reunión en la cumbre de los máximos responsables de los distintos departamentos de libros por colores. Motivo de la reunión: vamos fatal. Apostamos por un modelo basado en la enciclopedia multicolor y los libros reversibles y no funciona.

Dicho encuentro se caracteriza por el escaqueo generalizado combinado con aceptación de todo lo que el JS diga.

Decisiones tomadas: Ninguna. Esto no puede seguir así. A ver qué se nos ocurre.


Paso 2.
Todo el mundo vuelve a su despacho y empieza a conjurar en contra de los demás departamentos de libros de colores. “La culpa es de los verdes que no se enteran de nada”. “Los rojos tienen la culpa, no tienen ni idea de cómo colocarlos, y claro así vamos, nos hunden a los amarillos”. Básicamente se trata de conseguir desviar la atención del departamento propio para conseguir focalizarla en otro. Todo tipo de pactos son susceptibles de ser llevados a cabo. Por supuesto cada uno en su despacho dice: yo ya sabía que la enciclopedia multicolor no funcionaría.

Paso 3.
Pedir audiencia con JS para intentar calzarle la responsabilidad a otros. Molaría si lo hicieran sutilmente, la maldad bien diseñada mola trillones. El problema es que se les ve el plumero.

Paso 4.
Retiros espirituales de los máximos responsables: se trata de encontrar nuevos modelos de libros rojos, verdes y azules. Nuevos modelos sobre cómo colocar esos libros de manera que resulten atractivos y nuevos modelos para vender la moto de nuestros libros de colores. “Comprad, comprad…mis hermosos jabalíes”

Es fundamental que antes de ir a esa reunión todo el mundo tenga opiniones claramente hostiles : es que claro así no vamos a ninguna parte. Le pienso decir que lo que hay que hacer es…; la culpa es del de los libros amarillos que nunca dice nada en contra aunque la idea sea claramente tonta; si en otras empresas no ha funcionado..¿Como va a funcionar aquí?..etc., etc.
Lo que se viene conociendo como hacerse el guay antes de tiempo.

Paso 5.
Vuelven del retiro espiritual. Los curris esperan ansiosos las novedades decididas por los gurús, que les saquen del coñazo de la enciclopedia multicolor y los libros reversibles. ¡¡ Alabado sea el señor!!...¿Qué nos traen? ¿Se les habrá ocurrido apostar por algo realmente novedoso? ¿Algo que rompa y atraiga a multitudes? ¿Algo nuevo?

Paso 6.
Las novedades son el mismo perro con distinto collar. En vez de la enciclopedia multicolor tenemos “libros de colores por temas” y en vez de libros reversibles tenemos “libros que se dan la vuelta”.

Paso 7.
Los curris dicen: ¿pero qué mierda es esta? ¿Así es como vamos a mejorar?

Paso 8.
Los jefes dicen: no entendéis que esto es completamente distinto. Esa es la gracia, en esencia es lo mismo que es lo que nuestros clientes quieren pero modernizado y con alguna cosa nueva.

Paso 9.
El curri piensa: a mí me parece una mierda pero al fin y al cabo yo no compro estos libros de colores, sino que los compro en otra empresa, así que a mi plin.
Y se pone en marcha toda la maquinaria.

Cuchilladas a placer entre jefes de uno y otro departamento. La típica estrategia de me guardo mi información sobre qué día colocamos los verdes para que tú que eres el de los amarillos no lo sepas y así vayas tarde en el plan y quedes mal y yo quede bien.

Los curris intentan sacar su curro adelante con el mínimo de información que proporcionan los jefes.

Finalmente salen adelante con grandes expectativas por parte de los capitostes las supuestas novedades.
Paso 10.
Inexplicablemente para los jefes su genial y novedosa idea no ha funcionado. Seguimos yendo fatal. Resultados catastróficos. Caras de sorpresa, incredulidad, ¿cómo ha podido fallar con lo genial que era la idea? ¿Y si los colocamos al revés?

Vuelta a las cuchilladas: esto ha sido cosa del de los libros verdes, no no..El de los rojos…yo ya sabía que no funcionaría…
Vuelta al paso 1: moli, convoca reunión.

Qué bonito es cuando todo el mundo hace su papel y las cosas salen redonda. No quiero ni pensar qué ocurría si llegara alguien con ideas novedosas y valor para exponerlas y nos rompiera este bonito bucle.
Este modelo es aplicable a cualquier empresa, me temo.

13 comentarios:

M. dijo...

Jjajaaj... me ha recordado a cuando los jefes de mi anterior trabajo se iban a de "retiro espiritual", que creo que no era sino una excusa para irse por la patilla a algún parador de lujo. Obviando que mi antiguo trabajo era para la Administración Pública, sobra ya decir que... nunca dieron resultados las ideas novedosas, ni tampoco los cursos emocionantes de directivos: mi jefa seguía igual de espesa e ininteligible como siempre.

Chao!!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Ja, ja, ja...¡¡¡pareceis una multinacional al uso!!!!.
Va ser que si, que eso pasa en todas las empresas...

Anónimo dijo...

Eso pasa en todas las empresas...¡Lástima de euros tirados!!!...por dos razones:

1/. Porque en ese tipo de retiros espirituales no llegan a ninguna conclusión que favorezca realmente los beneficios de la empresa.

2/. Por los sueldos tirados en esas grandes mentes a los que llaman jefes...

Tu "lectora silenciosa"

deRositas dijo...

Brillante,tia, brillante

Efe Morningstar dijo...

¡Has citado Astérix! (¿El caldero de oro?) Wow.

Moli, creo que eso que cuentas pasa en todas partes, como ya te han dicho. Me sorprende, de hecho, que en la empresa privada las cosas no vayan a peor y que siempre se mantengan con una crisis estable. En la cosa pública, ya sabes, de cabeza y sin frenos.

Menos mal que existen los impuestos y los gnomos.

hitlodeo dijo...

Y tanto que es aplicable a cualquier empresa. Por lo menos a la mia lo es. Con las cuchilladas, con lo de guardarse la información, y sobre todo, con esa tocapelotez de mandar a la gente de retiro espiritual de tres o cuatro días, para en teoría estar todo el día dedicado al estudio del problema, y en realidad se transforma en la excusa para pasar tres días de comidas y cuchipandas varias.
Joder a los mayores que no quieren volver a su casa les encanta, pero a mi (y a los de mi edad, o que tienen niños pequeños) nos toca los piés (bueno, un poco más arriba) irnos a otra ciudad a escuchar las batallitas de los SENADORES durante todo el día.
No nos engañemos, si en una reunión de dos horas se habla de: "te acuerdas cuando fulanito se bebió hasta el agua de los floreros y..." durante hora y tres cuartos, imaginaros lo que se trabaja en un retiro espiritual.
Hasta ahora he conseguido escaquearme, pero dos me han pasado rozando.
¿Es que no puede salir una idea en una mañana de trabajo? ¿Hay alguna fuente divina de iluminación en Cuenca?
Me gusta dormir en mi cama (o en la de Claudia Schiffer, pero se resiste).
Joder que razón tienes Moli. Aplicable a todas las empresas.
Un abrazo

min dijo...

Temes bien, en todas partes igual, sobre todo en lo de guardarse información aunque el objeto de trabajo no sea de alta seguridad.
Eres genial

Xavi1973 dijo...

A ese proceso se le conoce como el Día de la Marmota, que justamente ha sido el martes de esta semana.

Anónimo dijo...

Genial!

He tenido 3 trabajos y en todos acabamos en el mismo bucle. Y los directores de departamento deben ser los mismos que van rulando de empresa en empresa...

Te leo en silencio hace meses, en plan almorrana. Hoy estaba obligada a felicitarte, te lo mereces. Gracias por estos buenos ratos.

Crisberry

Sara dijo...

Nunca he entendido en todas las empresas que he trabajado xk les gusta tanto a la gente reunirse.

Es como que mola y es guay "estoy en una reunión" "tengo una reunion", les mola a los jefes y a algunos trabajadores les mola más, les parece cool.

A mi me parece una perdida de tiempo de cojones, ya que el tiempo que pierdo en esas reuniones luego lo tengo que recuperar haciendo el trabajo atrasado.Entonces entro en un bucle que más se parece a una puerta giratoria que no me permite seguirte y comentarte tanto como quisiera, una lástima.

Besos

molinos dijo...

Vale, veo que entonces todos estamos igual. Y veo también que no me lee ningún jefe.

Efe..catorce catorcenas..muy bien.


Sara, no te preocupes que no te pierdes nada. Aqui sigo, con las mismas chorradas.

TXABI dijo...

¿ Reunión productiva ? (aunque son dos palabras difíciles de conjugar al unísono):
celebrarla los viernes, a las 6 de la tarde (*), todos preferentemente de pie y, (absolutamente necesario), con un "orden del dia" perfectamente definido (joder ! cómo se sintetizan los temas y nadie se va por las ramas, porque todo el mundo quiere irse pronto a casa).
No más de dos grandes temas por reunión.
Ah!, y alguien tendría que recordar -a quien corresponda- que a las reuniones se va a aportar soluciones sobre algo ya previamente planteado (que puede ser comunicado de antemano por mail interno). Todo lo demás no son reuniones, sinó que son "braingstormings-tocapelotas-rebucleros" para perder todos lastimosamente el tiempo.

(*) ó a las 13,00 si se ha adquirido la sana costumbre de no trabajar las tardes de los viernes.

C.E.T.I.N.A. dijo...

Si todas esas energías que se pierden en organizar traiciones y en buscar alianzas se dedicasen a hacer algo productivo... este país estaría a la cabeza de la economía mundial. Seguro.