lunes, 6 de julio de 2009

PARA SIEMPRE

No me gustan los tatuajes por la misma razón que no me gustan los muebles a medida: yo no sé lo que quiero.

Soy una tía inconstante y no puedo asegurar que lo que ahora me encanta me vaya a gustar dentro de unos años. Me admira la gente con esa capacidad, sabe lo que quiere y sabe que lo seguirá queriendo dentro de 15 años. Alucinante.

En segundo lugar yo soy de llamar poco la atención, bueno digamos que siempre he sido más bien “normal”, así que he aprendido a vivir sin dar el cante, sin que la gente se acuerde de mi y acostumbrada a que me digan: ah si..te conozco pero no me acuerdo de tu nombre. No soy de llamar la atención.

Un tatuaje es todo lo contrario, es para siempre y encima llamas la atención. Los tatuajes no me dicen nada. Nunca veo uno que diga: ¡ que precioso! O ¡ que chulo!. Normalmente me provoca una reacción más del tipo: ah..si..un tatuaje. Después imagino a un tío con un pañuelo en la cabeza y vestido de negro inclinado y sacando la lengua mientras el tatuado aprieta la boca del dolor y luego me imagino al tatuado con 75 años y teniendo que estirarse la piel flácida para demostrar que lo que tiene tatuado no es una ensaimada sino una cobra.

Ninguno me parece bonito y por mucho que lo piense no se me ocurre que impulso me podría llevar a tatuarme algo. ¿ Una estrella? ¿ un sol? ¿ el típico delfín? ¿ algo en chino que te crees que es metafísico y lo mismo pone “me saco los mocos”? No lo veo, claramente no es mi estilo.

Y por cierto me pone mala que ahora sean “tatus” en vez de tatuajes. Sospecho que se debe a que a la gente la palabra “tatuaje” le parece algo de macarras y el anglicisimotatoo” le parece chic. Paletos.

Con los muebles a medida me pasa más o menos lo mismo. ¿ Cómo sabe la gente que quiere una estantería que le ocupe toda la pared del salón y que siempre va a querer ese mueble ahí? A mi me da pánico hasta colgar las fotos, es más tengo 4 marcos llenos de fotos apoyados contra la pared desde hace año y medio porque no acabo de decidir en qué pared los quiero colgar. Me alucina la gente que se compra una casa y en 3 meses la tiene completamente puesta, sabe que quiere la mesa redonda, 5 sillas, el sofá beige ( esto sospecho que es por culpa de las revistas de decoración dónde todo es beige), las cortinas de rayas y los cojines verdes. Yo soy mucho más de me mola esta mesa, me gusta aquél jarrón, este sofá heredado está cómodo y pongamos una librería dónde quepa mucho pero que no sea un trasto y que podamos tirar sin preocuparnos del dinero, vaya..acabo de darme cuenta de que soy la filosofía de IKEA reencarnada en maruja.

Tampoco me molan los “conjuntos” en plan “ habitación infantil por 600 euros” y viene el kit completo: la cama, la estantería, la cómoda, la mesa de estudio y el puf. Me dan agobio esos conjuntos, yo creo que es porque sospecho que la que no pega soy yo.

Por estas mismas sensaciones y pocas ganas de llamar la atención estoy en contra de los nombres cantosos para los hijos. Soy más de nombres sencillitos y discretos. Para justificar esto tengo dos motivos:

- Todos nos creemos que nuestros hijos serán guapos, altos, estilosos, con clase y fantásticos. Con esta creencia pones a tu hija por ejemplo Alexandra, y claro imaginas una tía estupenda que además tiene un nombre original, Alexandra, pero llega la naturaleza y te manda una hija fea como un pié…y ¡¡encima se llama Alexandra!!!. Mal, mejor algo sencillo que pase desapercibido.

- A la hora de poner nombre hay que tener en cuenta el apellido. Si eres Pérez, Gómez o Sánchez está bien un poco de originalidad en el nombre, algo que llame un poco la atención y que te identifique. Por el contrario si tienes un apellido sonoro, cantoso y que además mueva a la hilaridad cuando lo dices, lo mejor es algo sencillo, optar por los clásicos. Llamarte María Tetón es malo pero llamarte Graciela Tetón es una putada.

Por si alguien sospecha, el ingeniero venía con apellido cantoso así que no tenemos ninguna Graciela ni ninguna Alexandra.

25 comentarios:

Xinax dijo...

Yo valoré durante un tiempo el ponerme una flor en el culo, basicamente porque tengo una compañera que decía que tenía tanta suerte que parecía que tenía una, y luego el tatuarme el código de barras del libro que más me gusta...pero aún no me decidía, cambiaba constantemente..es lo malo de leer mucho. De todas formas me cago de miedo cuando veo una aguja, así que nada, nunca me haré uno. Además me ha impactado lo de una ensaimada cuando es una boa, porque yo soy de carnes amplias...asi que nada, seguiré sin estar a la moda. Y sin complejos por ello.

Silvia dijo...

1.- No me gustan los tatuajes y me parece que los tatuados, en general, no tienen mucho celebro (y he visto lo que pasa con los tatuajes con los años).

2.- El nombre de los hijos suele ser un gran problema de la pareja. Yo, que vengo con apellido aristocrático incluido, me quedé sin nombre compuesto porque mi madre no se atrevió y yo se lo agradezco (la informática no está preparada para según que apellidos).

3.- Mi hijo tiene un nombre normal a pesar de mi, porque a mí lo que me gustan son los nombres medievales (y dejo lugar a la imaginación)..... Es un defecto como otro cualquiera.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Yo un tiempo estuve valorando ponerme un tatuaje. Mi parienta me mató las ganas con la frase "depilarse y hacerse tatuajes es para los que tienen un cuerpo como para que se les mire, no para el tuyo" fue borde pero cierto. En los nombres de los niños 100% de acuerdo, tenemos apellidos rimbombantes y queriamos llamar al niño Alonso. Mi parienta lo resolvió: "¿Te imaginas un Alonso xxxx y de xxxx que luego quiera ser fontanero? El cachondeo sería de aupa". Solución: XX como el padre. Honda tradición castellana.

Rocío dijo...

Pues yo llevo un tatuaje y desde luego no me considero una tía rara o sin cerebro...

Me lo pensé mucho para hacérmelo, pero tenía claro el dibujo que quería (una luna dentro de un sol y una pequeña estrella al lado) y dónde lo quería (en la espalda). No es muy cantoso ni muy grande y está en una zona que sólo se ve en verano, con el biquini.

Por cierto, yo soy antiagujas, pero no me dolió demasiado.

Y cuando pasen los años... pues creo que me dará igual. Yo no me veo la espalda y no creo que ande por ahí en biquini.

molinos dijo...

Rocio a mi me parece estupendo eh. No estoy en contra de que la gente se los haga pero es sólo que no va conmigo no lo entiendo. Pero me pasa lo mismo con casi todo...tampoco me veo subiendo el Everest ni corriendo la Marathon. Hay gente para todo.

Anónimo dijo...

Una chiquita de Bélgica se ha tatuado un montón de estrellitas en la cara.
Tiene 18 años la criatura, imaginate su futuro laboral o social.

Hay gente pa tó.

Don Mendo

Elvira dijo...

Me pasa lo mismo que a ti con los tatuajes, pero en cambio me encantan los muebles a medida, me los diseño yo como a mí me gustan, es genial. Y hasta ahora no me he arrepentido de ninguno (estaban muy pensados y meditados).

koldo dijo...

no me gustan los tatuajes, y me encanta ver que no soy el único: me parecen cosa de salvajes descerebrados (lo siento por los tatuados), y pienso lo mismo de los piercing.
Los muebles, en mi caso, dependen más de las necesidades perentorias que del gusto y estilo preferido.
Los nombres de los niños, consensuados. Prohibido repetir los de los padres, única regla

littleEmily dijo...

Ya tenemos una cosa en común: también soy inconstante y ni siquiera sé si lo que me gusta ahora me gustará dentro de un año. De ahí lo difícil que es encontrar profesión con una licenciatura en Historia.
En cuanto a los tatuajes, que es así como se llaman por aquí, me parece que mucha gente se los hace porque están de moda. Por Barcelona pasea un nudista de más de 60 años que lleva muchos y ya he visto el resultado al envejecer (por cierto, incluso lleva unos calzoncillos tatuados, lo más de lo más)
Nombres de niños, en mi caso, me gustan los nombres poco comunes pero es que mi apellido es MUUY común. Depende del futuro padre... cuando aparezca :)

nanu dijo...

Sobre tatuajes. No me creo descerebrada. El mio me gusta, tiene un sentido (para mi).

Sobre muebles. A medida quedan mejor. Lo de los sofas beige en revistas y tiendas es por que visualmente parecen mas grandes, pero son una putada por que se ensucian un monton.

Sobre nombres. A parte la sonoridad, que tambien se tendria que tener en cuenta. No me gusta que el nombre tenga un origen que no corresponda con la persona. Digo yo... Si eres de Valladolid por que le llamas Jennifer (pronunciado Yenifer)?

hitlodeo dijo...

"Amor de Madre" escrito en chino pierde bastante.
Y los nombres de los niños, un clásico: si el apellido es corto el nombre largo, y viceversa.
También, que no se repitan los sonidos (ejemplo: Benito Benítez)
El mismo nombre a hijo y padre es cojonudo. Cuando tu mujer lo dice gritando le dices al niño que vaya y tú te escapas por donde puedes.
Un abrazo

Kuin dijo...

ayo llevo una tatuaje, hace ya 7 años y no me arrepiento para nada, me gusta como el primer día, y me gusta donde lo llevo. Es lo que se llama saber lo que quieres. Supongo que con todo pasa lo mismo, te casas con alguien porque te gusta estás enamorado...y como sabes que en 10 años te seguirá gustando? Incluso tienes hijos con él/ella. La gente lo hace y muchas veces porqué está seguro, otras porque es lo que toca o porqué lo marca la sociedad. Sin embargo, la gente lo hace y no se les considera descerebrados (incluso cuando todo el mundo sabe que la caga y en 6 meses se separan). Pues con los tatuajes, lo mismo, si lo tienes claro, lo tienes claro (como en mi caso) y si un día te aburre, pues te lo borras y punto. No hay nada para siempre (bueno sí, los hijos).

Me parece estupendo que no vayan contigo (me sorprendería que llevases uno!), los piercings por ejemplo no van conmigo...pero no me parece que la gente que lleva sea descerebrada (bueno, igual si lleva 300 en la cara, sí).

Los tatuajes como todo, los hay bonitos y espantosos, cantones y discretos...para gustos, colores.

El tema nombre de niños y muebles pues ya veremos, lo pensaré cuando tenga prole y piso nuevo!

Besitos!

Elvira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
peibol dijo...

La primera vez que fui a inglaterra me impactó ver a un grupo de adorables ancianitas, tomando el sol en el banco de un paseo marítimo... y con los brazos verdes por lo que en su debieron ser tatuajes. Era asqueroso.
A mí lo de marcarme como una vaca no me llama, ¿Cómo podría pretender convertirme en un hombre de respeto en mi profesión, si mi brazo dejara ver una letra china? No gracias.

Por cierto, en relación a lo de los nombres comunes, ¿en qué estaban pensando los padres de Manolo García? Es un milagro que haya llegado a ser conocido con un nombre tan mediocre :o

¡Saludos!

PD. Los motrocos de "todo en uno" para habitaciones infantiles, son claustrofóbicos :s

Pit dijo...

yo de hacerme uno es como el de la foto, ya sabes porqué. ;-))
el mio sería: " Que vello es bibir"
es buenñiiiisima la foto

JuanRa Diablo dijo...

El que ahora se les llama tatús, bueno, venga, vale, pero que digas tatuaje y te miren como diciendo de dónde sale éste (me ha pasado!) sí que me irrita.

Me pregunto si el de la foto se habrá percatado ya de algo o vivirá "tan felis en la hinopia".

Aineric dijo...

Oye, te has dado cuenta que la foto del TATUAJE (xD), tiene escrito fácil mal?? Me ha hecho mucha gracia tu blog!

Jezabel dijo...

>>demostrar que lo que tiene tatuado no es una ensaimada sino una cobra.

XDDD

Anónimo dijo...

A mí lo que me ha hecho gracia es el comentario de Silvia: los tatuados, en general, no tienen mucho celebro...

Anónimo dijo...

Lo peor de todo es que a este chico le pusieron facil con S... Jajajaja

Anónimo dijo...

Temo llegar tarde y que ya hayas equipado tu casa, pero ateniéndome a lo que explicas cabe la posibilidad de que no sea así. Si estoy en lo cierto quería compartir contigo una información de vital importancia: "IKEA NO ES BARATO". Te animo a que busques, compares y seguro que los encontrarás de mejor calidad (o la misma pero con un diseño más agradable de ver) y a mejor precio.
No he podido resistirme a terminar de leer el post para hacerte conocedora de este hecho insólito, me apremiaba el imaginar que en estos momentos pudieras estar a punto de salir por la puerta en busca de mobiliario y tu destino fuera el antes mencionado (vamos a no darle demasiada publicidad, que no me pagan). No podía permitirlo y me he adelantado. Siempre a disposición de quien lo necesite. Una servidora.

Anónimo dijo...

100% de acuerdo en todo.
Tatuajes= moda absurda. Esto no lo puedo decir en voz alta. Pero lo escribo aqui desde mi anonimato. Hay gente que decide hacerse un leon o un elfo en su piel. Para siempre!? Por que el dibujito es mono? Pero en un lugar donde ellos mismos no lo ven?

Anónimo dijo...

Odio la moda de llenarse la piel de manchas. O la de hacerse agujeros enormes en las orejas.

ana maria dijo...

yo no estoy en nada de acuerdo xq si vale que hay modas de tatuajes tipo estrellas huellas de perroo etc etc pero la gente que quiere uno y sabe esta fuera de todo eso yo yevo uno en el pie que sube hasta mas parribba del tobillo y nadie va a yevar una cosa igual ni parecida hay bastantes sitios que no solo son el brazo la espalda etc luego sobre nombres de niños no creo que nadie le ponga un nombre a su hijo pensandose que va a ser un top model ami me gustan los nombres raros y poco escuxados no xq tnga un nombre exuverante va a llamar la atencion xq tu puedes poner a tu hija maria y que sea horrenda y una cria qe se yame zoraida yame menos la atencion habeer si me explico son tonterias. y ya de decorar la casa pues cada uno tndea su gusto si gusya el beigs gusta no tiene nada que ver laa revistas yp e visto revistas de todo color rsa y blanco y mi casa asi no es. no se yo hasta que punto tendras razon.

Alejandro González del Pliego dijo...

Yo no me he animado, por lo mismo que tardo mucho con ideas que se suponen para siempre, pero, les dejo el siguiente link, con esta idea es que me estoy animando por simbilismo y estética: http://tatuajex.com/659/que-significan-los-tatuajes-rosas