domingo, 23 de noviembre de 2008

MATERNITY (V): EN EL PARQUE


Cuando eres treinteañero y no tienes hijos, aparte de disfrutar de mucho tiempo libre, cuando paseas por un parque..lo miras con nostalgia y piensas cosas como: que buenos lotes me he dado yo en ese banco, que porros más estupendos me he fumado ahí o si eras de los que no ligabas y además eras sano: que pringado era esperando a que me admitieran en la pandilla de los malotes.

Cuando eres treinteañero y tienes hijos el parque es una putada.

El parque mola en plan qué de tiempo libre tengo, no sé si leerme el periódico tumbado en el sofá de casa, desayunando tranquilamente o venga, me voy a tomar el aire y me voy con mi lectura al parque. Eso si que mola.

Con niños es un coñazo. Da igual la edad que tengan.

Cuando estás sumida en la putada postparto te obligas a salir de casa con el cochecito, la bolsa, el niño y todas las neuras. De camino al parque paras a comprar el periódico en un intento un tanto patético de mantenerte en contacto con la vida más alla del bebé y con tu intensa vida intelectual interior. ( da igual que fuera una mierda de vida intelectual, al lado de la que tendrás en esos primeros meses era intensa y plenamente satisfactora).

Bien, a lo que iba.

Llegas al parque, te sientas, el bebe duerme, hace solecito y abres el periódico...durante unos minutos crees rozar un estado un pelín satisfactorio y sobre todo un estado "para ti". Pero se jode enseguida, siempre llega una madre que no tiene nada en común contigo y empieza un diálogo de este tipo:

- Hola. ¿es tuyo?. ( mirando el cochecito de bebe que tienes sujeto con un brazo).
- Si. ( al tiempo piensas..como coño no va a ser mio???)
- Que mono. ¿cuanto tiempo tiene?.
- 1 mes.
- ayyyyyyyyyy.
- Ay qué??? (no me jodas.)
- Pues el mío...blablablablablablabla..cháchara de fundamentalista de la maternidad.
- .....
Coges el cochecito, el periódico y tus ganas de disfrutar de la lectura y huyes, pensando que cuando el niño sea un poco mayor la experiencia en el parque será un poquito mejor porque el niño estará a su bola jugando y tu podrás desentenderte y vigilarle desde la distancia.

¡Qué error!. Cuando son medianamente autónomos para empezar bajas al parque que parece que te mudas: la silla, la pelota, los cacharritos, los coches, la merienda, algo de beber, el abrigo y una muda. Yo además siempre llevo lectura.

Llegas al parque. Sueltas el equipaje en un radio alrededor de tu banco lo suficientemente amplio como para que a las otras madres no se les ocurra acercarse. Abres el libro y muy importante evitas cualquier tipo de contacto visual con el resto de progenitores.

Tus hijos corren por el parque, gritan, se tiran por el tobogán, van a los columpios, se llenan de tierra, cogen piedras...da igual, no hay dolor..más o menos estás disfrutando de la lectura. Por un momento piensas que por fin le has cogido el truco al parque...ja.

- Mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii me da miedo el tobogannnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn
- mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii eze niñooooo ez tontoooooooooooo y ze ha hecho pizzzzzzzz
- mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii me hago cacaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Yo intento hacerme la sorda. Valoro las opciones. ¿Qué es lo peor que puede pasar?: que no se tire por el tobogan, que una madre se ofenda y que haya que cambiarla. Puedo soportarlo, sigo leyendo.

- Perdona.
Levanto la vista. Ya me había percatado de que una fundamentalista venía hacía mi, pero intentaba ignorarla.

- Tu hija le ha quitado los cacharritos a mi hija.
o
- ¿las dos de azul son tuyas?...que monas. Qué poco se llevan. La mía tiene xx meses y estoy esperando el segundo y claro mi marido quiere que sea niño pero yo prefiero niña porque en el primer parto tuvieron que hacerme cesarea y claro prefiero niña porque así las dos son iguales. ¿ y a qué colegio las llevas?.

Ahí me doy cuenta de que era mejor haberme levantado a ayudarla en el tobogán. Ahora estoy atrapada en el banco con una psicópata sin amigos.

Ahora temo la siguiente etapa cuando G. y yo bajemos al parque a espiar con quien se están dando el lote nuestras hijas.

8 comentarios:

Evinchi dijo...

Jajjajajjaajajaja.

Yo que lo veía como algo idílico...ingenua de mí.

(espero llegar a compartir vivencias de estas "putaditas")

Besos.

Jean Bedel dijo...

Con post como éste querida Molinos, se me quitan un poco las ganas de tener prole, por mucho que haya que reproducir la especie y sentirse realizado, uff, que pereza.

Ramón dijo...

Sacar al perro produce el mismo fenómeno. Te sientas tranquilamente, sueltas al perro en algún lugar del que no pueda escapar y a esperar a que la gente te hable. Pesados.

silvia dijo...

Has probado a bajar al parque sin ningún juguete para los niños? Es una experiencia, porque entonces no tienen más remedio que trapichear con los otros niños los juguetes de los demás y, de paso, aprenden relaciones sociales.

Aunque hay que decir que mi hijo ha visto poco parque... y no ha salido excesivamente raro.

Anónimo dijo...

Yo odio el parque y tengo la suerte de que a mi hijo J. tampoco le hace mucha ilusión. Sabe que en el parque tiene que compartir sus cacharritos y como es super posesivo siempre tenemos gresca con niños y madres varias, así que prefiere no ir y yo (madredesnaturalizada y egoista) no muevo un dedo para que esa mala condición de mi hijo se minimice.
La mía no tiene solución.

MALVALOCA

Kuin dijo...

Jajajajaja moliiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!! Me encanta que digas lo que la mayoría de la gente piensa cuando tiene que ejerce de mamá/papá pero no dicen por miedo a represalias.

A mi creo que me daría el mismo palo el tema parque...

De momento eso queda a años luz, y lo de ir a espiar con quien se dan el lote...ni te cuento.

Un beso enorme!!

JuanRa Diablo dijo...

¿Y si pruebas a forrar el libro que lleves al parque con un papel con letras grandes y gruesas que digan: NO MOLESTEN. ESTOY LEYENDO?

camaca dijo...

ídem moli!
quiero estar sola en el banco mientras mi príncipe hace el loco rebozado de tierra,
-no me importa lo que haga su nieta señora!
-joder, dejad que arreglen sus peleas, no os metáis. (no soporto a losadultos intentando evitar peleas de niños, es imposible ser objetivo, quedarse con la nariz hundida en el libro es lo mejor)
-No, no soy la canguro, esas canas son de ser madre.
-ui si parece mentira como los educan hoy en dia...
-odio los parques en hora puntaaaaaaaaaaaaaaaaaa