miércoles, 8 de septiembre de 2021

Vidas sincronizadas

Dicen que cuando las mujeres viven juntas se les sincronizan las reglas. No lo sé, no me importa. A mis hijas y a mí nos ha ocurrido algo mucho más chulo:  se nos han sincronizado las vidas en este mes de septiembre y, aunque suene raro y místico, esto ha provocado que este año, este mes, sea de verdad un nuevo comienzo. Un fresh start que dicen los americanos. 

Clara ha empezado su aventura americana, yo un trabajo nuevo y María acaba de entrar en la Universidad. Las tres a la vez, en menos de tres semanas, hemos dejado atrás las vidas que teníamos y hemos empezado unas nuevas que no sabemos a dónde nos van a llevar. Si, cuando yo sea vieja y ellas sean adultas, miramos atrás y buscamos un momento en el que nuestras vidas cambiaron por completo señalaremos este momento, septiembre de 2021. 

Que Clara se vaya, que María empiece la Universidad y yo me cambie de trabajo no son acontecimientos sorprendentes (mi cambio de trabajo sí, más que nada porque ya había perdido la esperanza) pero lo que es sorprendente es que todo haya coincidido y sea ahora. Para mucha gente septiembre siempre ha significado el comienzo del año, del curso, más que enero. Para mí no. Para mí septiembre siempre era la vuelta a lo de siempre, la vuelta a Madrid, a las obligaciones, a convivir con la rutina laboral tan asentada en mí que me salía por inercia, aunque no diera pedales la vida seguía. Ahora, por sorpresa, todo es nuevo. Todo parece más limpio, más claro, más nítido, casi cruje como si lo estuviéramos desenvolviendo, quitándole el papel de regalo. Sé que en algún momento nos cansaremos de este juguete, que el cuaderno nuevo pasará a ser antiguo y lo novedoso se convertirá en rutina pero para eso quedan meses, muchos, y no quiero pensarlo ahora. 

Ahora solo quiero jugar con los juguetes nuevos y decir eso que decimos siempre: esta vez lo voy a cuidar, esta vez será diferente y creérmelo. Me lo estoy creyendo, nos lo estamos creyendo. 

Somos chicas con suerte.

8 comentarios:

Alberto Secades dijo...

Qué foto tan guapa para una reflexión tan hermosa.
Gracias

Anabel Fernandez de la Rosa dijo...

Me sacas una sonrisa de oreja a oreja con este texto precioso. Que sepas que el "por sorpresa, todo es nuevo. Todo parece más limpio, más claro, más nítido, casi cruje como si lo estuviéramos desenvolviendo, quitándole el papel de regalo" va al cuaderno de citas que empecé gracias a tí. Disfrutad del regalo.

Anónimo dijo...

Me alegra saber que estás tan ilusionada y que todo te sonríe ahora. Que disfrutes y saborees cada minuto.Y tus niñas igual.

Jofre dijo...

Bravo!

sonia dijo...

Estupendo y que tengáis buen comienzo las tres!

Anniehall dijo...

Me alegro mucho. Disfrutadlo un montón. Algo me dice que nosotros también marcaremos 2021 com el año que nos cambió la vida.

Lo+ dijo...

Desde luego que sí, sois chicas con suerte!! Suerte también es saber apreciar la suerte que teneis y saborearlo.
Que dure!!!

Unknown dijo...

Siempre es un placer leerte.