lunes, 13 de mayo de 2019

Hartísima de paternalismo

¿Sabes el camino? Cuidado, radar. Yo es que estoy muy ocupado. Mira, te voy a explicar esto porque creo que no lo entiendes. Muy interesante pero yo creo que lo que yo estoy diciendo es mejor. No te lo tomes a mal pero yo. No, esa no es la mejor ruta, yo sí se. ¿Pero cómo vas a conducir tú mejor que yo? Cuidado. Frena. Viene uno. ¿No estás yendo muy deprisa? ¿Seguro que sabes hacer eso? Ese no es el tema de la conversación, lo que estamos hablando es lo que yo digo. Mira, bonita, estoy seguro de que estás ahí por lo que vales pero yo. Me sorprende que aguantes tanto tiempo conduciendo. ¿Has comprobado qué es correcto? ¿Llevas los papeles? ¿Estás segura? Te voy a explicar en una lista las cosas que yo... y tú no. Deja que si quieres ya lo hago yo, que no digo que no seas capaz pero yo lo hago mejor. Yo llevo trabajando toda la vida. Yo es que llego a casa reventado. Yo es que no tengo tiempo. Tú no sabes el trabajo que tengo yo. ¿Puedes encargarte tú? Yo es estoy ocupadísimo. ¡Ah! ¿La jefa eres tú? Ah ¿es usted la titular? Ah, el pelo blanco. Yo no tengo nada en contra pero creo que a las mujeres no les queda bien. ¿No te cogiste una reducción de jornada cuando nacieron tus hijas? A mí es que me encantaría estar en casa con mis hijas pero claro yo tengo que trabajar. ¿No lo quiere consultar con su marido? Yo tengo demasiadas cosas en la cabeza como para acordarme de los cumpleaños, gestiones, compromisos. A ver, no me estás entendiendo. ¿Puedes mandarme un correo recordándomelo? ¿Estás ocupada? Bueno, no importa, lo mío son dos minutos y es más importante que cualquier otra cosa ahora mismo. No entiendo porque te pones así, no te cuesta nada mandármelo otra vez. ¿Y tu novio que opina de que hagas eso? ¿Estás en esos días? Ya veo que hoy no es el momento. Si quieres, (como yo lo sé todo y tú no tienes ni idea), te hago una lista de... Qué más quisiera yo que tener todo el tiempo que tienes tú para leer. Ya sé que me vas a llamar machista pero yo...¡Ah! ¿Conoces este libro, a este autor, este vino, este restaurante, a este grupo, a esta persona? Mira, si no te gusta es porque no lo entiendes. Tranquila. 

Mira, bonita, princesa, guapa, cabrona, zorra, malfollada, insatisfecha, feminazi, pringada, vieja. ¿Cómo me has dicho que te llamas? Tranquilizate. 

Estoy hasta los cojones del paternalismo pasivo agresivo a mi alrededor. Hasta los cojones que no tengo del paternalismo que surge siempre de que la mayoría de los tíos (no son todos ni mucho menos) partan siempre de la idea de que ellos saben más, conocen más, están más ocupados y su vida en general vale más que la mía. Estoy hasta los cojones de que me miren siempre desde arriba como punto de partida. 

Hartísima de paternalismo. Coño, ya.     


20 comentarios:

Alicia dijo...

Bravo! a veces asumimos y normalizamos cosas por no andar discutiendo o por no ser una groser.Y es posible que quiénes nos hacen esos comentarios,"inocentes", ni si quiera tengan conciencia del micromachismo que implica, pero ahí vamos aguantando que un señor nos diga que paremos en un semáforo en rojo, como si fuéramos tontas.

ELISA dijo...

Si que fastidia. A mí me sucede muy a menudo que si hablan dos o tres hombres y yo estoy con ellos participando en la conversación, costarme mucho (y lo consigo) ser escuchada.

sonia dijo...

También vale para mujeres que creen estar por encima de ti.
¡Esa es mi Moli!¡Brava!

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole. Mejor explicado imposible.

Anónimo dijo...

Una tarde, dando de merendar a mi hijo en el parque. Al lado un padre de mi círculo muy cercano: «Es que en el trabajo tengo demasiada responsabilidad como para estar aquí en el parque con la niña». Ojiplática me quedé. Están muy ocupados, sus trabajos son más importantes que los nuestros... yo también estoy hasta las narices.

Anónimo dijo...

Yo también estoy harta de todo eso y de que no se enteren de qué va esta movida.

Lou Perea dijo...

Cada vez que me dicen “guapa” o “bonita” despiertan mis instintos asesinos...
Lou

Devoradora de libros dijo...

Opino como Alicia.

Unknown dijo...

Joder... Qué gustazo leerlo, cabrearte a la vez y tener ganas de pillar a uno de esos pronto para soltarle algo...

Socretino dijo...

El maternalismo es todavía peor: deja, que ya lo hago yo, que lo hago mejor; ay, es que no sabes cuidarte; como sois los hombres de bestias, es que no tenéis nada de delicadeza; pues resulta que es imposible que sepas como me siento, porque no eres mujer; ay, es que no entiendes nada de mujeres; pobre, es que es muy bruto y no se le da nada bien; es que a vosotros solo os iteresa el futbol/toros/pelis de acción; qué brutito eres, hijo; etc...
En todos lados cuecen habas y la condescendencia no es patrimonio de la masculinidad.

Anónimo dijo...

Como apunta Socretino, la capacidad de tomar a tu congénere por imbécil es consustancial al ser humano con independencia del sexo. Igual que la de aplaudir a los nuestros con las orejas por el simple hecho de compartir genitales.

Tita dijo...

Y los que te llaman "niña"

Esos...

Anónimo dijo...

Me troncho ( aunque no, en verdad no) Tu post, termina para que alguno de ellos te diga; " mira tenias razon, pero como te has puesto como te has puesto, pues la has perdido". Pais poco acostumbrado a mujeres en puestos de poder trae esto. La rareza de que los tios cuiden tambien trae esto. Cuando vamos al pediatra, con mi hija, me miran a mi y no a mi marido, a quien ignoran, tambien le ignoran en el cole. Cuando tenia que hacer presentaciones de proyectos con un colega, ni me miraban, hasta que mi colega varon abria la boca, entonces se obraba el milagro de la atencion al proyecto. Asi, muchas veces muchos dias. Por supuesto, las mujeres tambien sabemos ser paternalistas. Lo que no invalida una coma de este post.

Anónimo dijo...

Jajajaja..... Tienes tanta razón!
Pero yo no iría contigo en el coche. No porque piense que conduzcas mal, ni mucho menos, porque ese estilo de conducir rápido y algo agresivo me da mucho miedo y lo paso fatal.

El aspecto físico hace mucho. Nos toman más o menos en cuenta en función de la estatura, el estilo, la voz, la mirada...Y en eso se basan las series de detectives, que tratan de que la gente se confíe y baje la guardia. Habría que darle la vuelta y utilizarlo a nuestro favor.


Tenemos tanto que aprender!!


Me ha gustado el post y el estilo de escritura.

Anónimo dijo...

First things first

No entiendo "por qué" te pones así. No suelo corregir detalles en general, pero este es un poco de bulto y me extraña que se te haya pasado.

Respecto a lo demás, sólo quiero hacerte notar que los sufridos lectores de tu blog llevamos ya dos peinetas casi seguidas. Por comparación, el oasis de hombres guapos en el que se ha transformado tu Twitter es much more rewarding. En Twitter estás alcanzando el nirvana pero aquí te hostilizas sobremanera. Just saying.



Anónimo dijo...

El paternalismo es la tendencia a aplicar las formas de autoridad y protección propias del padre en la familia tradicional a relaciones sociales de otro tipo; políticas, laborales, etc.

El maternalismo es la imposición de la maternidad como destino primordial e ineludible para las mujeres y como eje central en torno al cual éstas deben organizar sus vidas y distribuir su tiempo.
No son términos opuestos.En ambos salen perjudicadas las mujeres.
Anónimo ♥.

Anónimo dijo...

Pense que tenias más confianza en ti misma......., revisa tu "target" Moli

Anónimo dijo...

Tienes razón en lo que dices aunque haya a quienes no les interese enterarse.
Tata_keli

Anónimo dijo...

Ríete, ríete mucho, y a "ESOS" mándalos a tomar por donde cargan los camiones.

Feliz findeeeeee, besitoosss

Anónimo dijo...

Estos son los hombres con los que sueño, ¿tú no?


https://www.youtube.com/watch?v=jLi_V52kd3U