viernes, 22 de diciembre de 2017

Se puede

Lucy Engelman y Daniel Mullen
Me gusta pensar que:

Se puede ser lector y odiar los gatos aunque al buscar imágenes de lectores en Google en el 80% aparezcan mininos.
Se puede ser aficionado al fútbol y ser civilizado, culto y educado aunque en las redes parezca que si te gusta el fútbol es porque eres un gañán. 
Se puede ser feminista y pensar y decir que una mujer es imbécil, por muy de moda que está la sororidad. 
Se puede ser machista y, a la vez, un artista maravilloso. 
Se puede juzgar la ficción por lo que es y no por lo que debería ser si quisiéramos que la ficción enseñara algo porque la la ficción que lleva moraleja se inventó hace mil años, se llama fábulas y es solo un tipo de ficción. 
Se puede mirar a tus hijos y pensar que quizás no son tan estupendos como te has empeñado en creer. Y se puede reconocerlo y no pasa nada. 
Se puede ser vegetariano y no estar todo el día dando lecciones de superioridad moral. Y se puede comer carne y huevos y adorar la leche y no ser un asesino de animales. 
Se puede ser padre y que te de la pereza de tu vida hacer cosas con tus hijos y eso no resta amor.  
Se puede ser padre y no echarles de menos y eso no te hace menos padre. 
Se puede ser un profesional como la copa de un pino y una pareja horrible. 
Se puede ser una madre maravillosa y una trabajadora nefasta.
Se puede ser padre y tener un hijo favorito. Aunque no lo reconozcas jamás.
Te puede doler una desgracia más que otra, una pérdida más que otra, una víctima más que otra. Es más, es lo lógico. 
Se puede ver una película sin mujeres y no ofenderse. Y eso no significa que no seas feminista. La ficción que consumes no determina quién eres o tus valores. O sí, pero no siempre. Te pueden gustar las obras de Picasso y pensar que era un tipo asqueroso.  
Se puede criticar al PP y no ser de Podemos.
Se puede decir que la izquierda es un desastre y no ser un facha. 
Se puede no comer pollo si parece pájaro y adorar los filetes de pollo. 

Vivimos en un momento en el que parece que lo que te define no es solo lo que eres sino lo que para los demás implican tus actitudes, tus gustos, tus preferencias o tus manías. Y me niego.  

Creo que se pueden y se deben tener miles de aristas y miles de lados, cuantos más mejor. Lo que es absurdo, aburrido, poco creíble e increíblemente falso es ir por la vida de blanco o de negro,  de un bando o del otro, de pares o nones, de bloque monolítico. Se puede ser de colores.  






17 comentarios:

Fernando Planelles dijo...

Maravilloso!! Cuánta razón y cordura!! Nos quieren hacer creer que la vida es plana y no poliédrica y, para colmo, según los cánones y valores del pensamiento e ideología en boga.
Me ha encantado este blog.
Gracias, y ,aunque no me encante la Navidad y a la vez me encante, -otra paradoja-, te deseo muy felices Fiestas.

Myriam González Gil dijo...

Totalmente de acuerdo. Puro sentido común. Y ¡felices fiestas!

Caro dijo...

¡¡Ahí le has "dao"!! Felices fiestas!!

Dorotea Hyde dijo...

Es más, creo que es muy saludable ser de colores. Detesto estar justificándome siempre, a veces solo a mí misma, porque me encanta una película en la que solo hay hombres o me gusta un libro de un escritor/a que como persona da asco.

Saludos y felices fiestas. :)

MG dijo...

Se puede y se debe.

BelindaS dijo...

Se puede leer una que otra novela de Vargas Llosa y pensar que el tipo es un completo imbécil. Nos han enseñado a tener remordimiento, a vivir justificándonos. Los "guilty pleasures" no deberían ser tan estigmatizados.
Pd. Se puede escribir en dos lenguas diferentes y amar tu lengua materna.

Tomás dijo...

Da gusto leerlo, así de claro y bien expuesto. Bravo. Bravo.

Anónimo dijo...

Olé...

Sara M. dijo...

Buenísimo Moli. Conmigo desde luego has acertado en muchas cosas.

Barbara dijo...

Muy de acuerdo pero... y nuestros amigos, ¿nos definen?. Ahí dudo más.

Felices Navidades, espero que pases unos días estupendo. Sigue escribiendo, aqui seguiremos disfrutando leyendote.

Anónimo dijo...

Se puede, pero tantas veces se cumple el "blanco y en botella" que también se puede dudar.

el chico de la consuelo dijo...

Un profesional, pero una trabajadora...
eres una machista
Y el pollo escabechao hormonao está gueniiiisimo!!
Besos mil y felices navidades

Hermano E dijo...

Me identifico totalmente, yo soy así. Y además me encanta la imagen que ilustra el post. Aprovecho para decirte que aunque ya casí nunca entro a comentar al blog me parece maravilloso y te sigo leyendo.

Te deseo a ti, a tu familia y amigos y a todos los seguidores del blog unas felices fiestas, mucha salud para el próximo año y la la suerte os sonría.

xaquin dijo...

Se puede, se debe... una gran batalla contra el poder establecido (incluso mental!).

Anónimo dijo...

Claro que se puede. Nada de lo comparado parece antagónico, otra cosa son los prejuicios de cada uno.
Tata_Keli

Esther dijo...

Totalmente de acuerdo.
Incluso se puede, a veces, ser incoherente con uno mismo y no pasa nada.

Portorosa dijo...

¡Oh, estupendo, Moli!
Se puede, claro que se puede. Es más: se debe.
Lo packs de actitudes+ideas+estética nos están idiotizando a marchas forzadas.

Besos. Y muy feliz año.