miércoles, 17 de mayo de 2017

Unas cuantas cosas sobre el rollo de ser padres


«La paternidad en sí misma no proporciona una sabiduría que merezca la pena impartir»  (El día de la independencia, de Richard Ford)

Ser padre no te hace mejor persona. Hay tantos ejemplos en la historia de la Humanidad que da vergüenza tener que decir esto.

Ser padre no te hace más humano. Te hace un humano con hijos. No eres más. Ni menos. 

Ser padre no significa que siempre sepas que es lo mejor para tus hijos. De hecho, puedes llegar a matarlos por creer erróneamente que determinado tipo de cosas son lo mejor. 

Ser padre no te convierte en profesional de la sanidad. Hay gente, muchísima de hecho, que sabe mejor que tú cómo cuidar de la salud de tu hijo. 

Ser padre no te convierte en especialista en educación. Hay otro montón de gente que sabe, mejor tú, cómo enseñar a tus hijos. 

Ser padre no debería volverte ciego. Deberías ser capaz de ver lo malo que tienen tus hijos, y sí, lo tienen. 

Ser padre no te hace especial. ¿Te sientes especial? Estupendo, eso es maravilloso pero eres tan especial como el que no tiene hijos. 

Que seas padre no obliga al resto de la sociedad a rendirte pleitesía porque estás perpetuando la especie o el sistema de pensiones. Tú no tuviste hijos para eso, no te tires el rollo benefactor de la sociedad. 

A pesar de lo que mucha gente cree, ser padre tampoco te hace más tonto. 

Lo que sí te hace ser padre es sentir más amor del que jamás habías pensado y más miedo del que crees que podrás aguantar. 

Todo lo demás son paparruchas.


21 comentarios:

ELISA dijo...

Coincido,sobre todo en el último párrafo.

regaliz dijo...

Y desarrollar alguna virtud como la paciencia y algún que otro defecto como la envidia

Anónimo dijo...

Uy, el miedo. Eso que no conocías de nada y que llega de golpe en cuanto ves a esa persona diminuta a tu lado.
M.

Anónimo dijo...

Sí! Más miedo y más Amor, de acuerdo y muy bien explicado.
En mi caso aparte del amor absoluto y del miedo infinito, la maternidad me aportó conocimiento como nada antes me lo había aportado.

Gracias.

el chico de la consuelo dijo...

La paternidad, como la hermandad disipan la sobre atención al ego. En general.
En particular, como siempre, ni la pobreza, ni la enfermedad, ni la paternidad (ni casi nada) hacen buenos a los hijosdeputa.
Besos mil.

Nubian Singer dijo...

Ser padre te hace pensar, erróneamente, que tus hijos son más guapos que los míos.

Katia dijo...

A mi ser madre me ha hecho querer ser mejor persona, más equilibrada. Con muchos problemas que tenía pendientes al fin resueltos. Ellos merecían una madre mejor.

Carmina dijo...

No soy madre, pero sí soy hija con muchos años de experiencia. Y mi madre debe ser la que inventó todos esos errores que mencionas, y muchos otros, además.

Montse dijo...

Me ha encantado, completamente de acuerdo. Gracias por tus pensamientos, no me pierdo uno.

Anónimo dijo...


De acuerdo en casi todo, el casi, es que no todos los padres/madres desarrollan todo lo bueno de la paternidad, A fin de cuentas la paternidad puede ser un accidente, con lo cual el amor y el miedo, no tiene porque ser acentuado por el hecho de ser padres, Hay muchos padres irresponsables. Un saludo desde Albacete

Tricsina dijo...

El amor, no sé, pero para lo del miedo también están bien los trastornos de ansiedad ;)

Buen post, de acuerdo en todo (no tengo hijos), como siempre que hablas de la p/maternidad. Me parto mucho con lo de la perpetuación de la especie y de las pensiones.

Anónimo dijo...

Me ha subyugado el post y estoy plenamente de acuerdo con alguno(a) de los(as) comentaristas: ser madre ha aumentado mi comprensión lectora que te cagas. Hitler, por ejemplo, no tuvo hijos pero José María Ruiz-Mateos tuvo muchos e iguales. Y hay muchos más ejemplos(as) en la historia de la Humanidad.

Anónimo dijo...

Estoy muy de acuerdo en todo. Si me doy un paseo por instagram creo que me puedo llevar una idea equivocada ( estetizada) de lo que es ser madre y padre ( y de casi cualquier otra cosa, por cierto). La gente es o no gilipollas y tiene ( o no ) hijos. La gilipollez, va con la persona, no con el hecho reproductivo, desde luego. Si tú no sabes lo que necesita tu hijo, imagina Moli, la gente que opina gratis sobre educación ( que hay mucha). Lo de la pleitesía por lo de la seguridad social, ¿ será una broma? ¿ en este país con la segunda natalidad más baja del mundo? Hay tenemos un problema, no hace falta que nadie se crea superior a nadie ( evidentemente) pero es urgente que se apoye que la gente tenga hijos. El relevo intergeneracional es fundamental para la tesorería de la seguridad social. Aunque sea un comentario que patéticamente se pueda esgrimir por padres, es obligatorio solucionar ese problema. Nadie tiene hijos para cotizar, claro, pero los hijos son un bien social aunque tú no lo quieras ( porque no son tuyos, aunque los tengas tu, para empezar) . O así lo entienden países donde a todos nos encantaría vivir ( Suecia, Noruega, Finlandia). Los hijos, los mayores, no son solo un asunto privado. Y de la misma manera que el Estado les protege de que sus padres no les quieran alfabetizar, haciendo obligatoria la educación. El estado también ( debería) proteger el bien social para garantizar la solidaridad intergeneracional ( base de nuestra seguridad social). Sé que no vas por ahí y has querido hacer un post intimista, sobre las motivaciones y los cambios de la procreación. Pero...como técnica de la seguridad social debo hablar.

Anónimo dijo...

Voy a empezar a firmar como la loca de la seguridad social ;)

Me ha encantado, por si no ha quedado claro eso.

Anónimo dijo...

ah, ¡ y yo no tengo hijos! creo que vivir en suecia me ha vuelto tremendamente inadaptada para este pais y sus dias soleados ( que odio mas que tú, Moli)

Anónimo dijo...

A mi la maternidad me ha desarrollado una característica que no se si es defecto o virtud. Es la capacidad de pensar una cosa un día y defendelo a muerte y pensar lo contrario el día siguiente.

Oswaldo dijo...

Moli, mi mejor deseo para ti es que algún día seas ABUELA.
Se siente hasta más amor y muuucho menos miedo.

Xaquín dijo...

Esperemos que no aparezca una asociaicón de padres desprotegidos o algo así y te demande por minusvalorar su hipervalía... estamos en tiempos de protección absoluta (con la lengua y el juzgado, claro, en realidad los infantes y demás "menesterosos" siguen desprotegidos).

NáN dijo...

Pues mi mayor deseo es llegar a ser un tatarabuelo que está tan en plena forma que toma copas en los bares con sus tataranietos.

Esa sería la prueba de que fui un buen padre y un mejor barista.

Jesús Espinós dijo...

Porque tú lo digas. Estoy en desacuerdo en TODO lo que has escrito.
¿Un día de furia?
Empezando porque, desde el mismo momento de la concepción, dejas de pensar en tí mismo y empiezas a preocuparte por los demás (no solo por tu hijo, sino por su madre, por sus amigos, por sus primos, por los hijos de otros incluso) YA ESTAS SIENDO MEJOR PERSONA.
Todo lo que dices, además, podría aplicarse al "rollo de ser...
... fontanero
... marido
... ex-marido
... peluquero
... americano
... chino
... asiático afro americano
... gay
... hetero
... de género fluído
De hecho, si sustituyes "padre" por cualquiera de las anteriores, ni se nota.
En fin, para qué discutir sobre cosas obvias y sobre demagogias varias.

Jesús Espinós dijo...

Es más, he probado ha sustituir "padre" por "reguetonero" (persona a la que le gusta el reguetón ese) y también tiene sentido tu texto.