viernes, 14 de octubre de 2016

Lo de Dylan y el Nobel

Y el Nobel es para Bob Dylan. 

Mi primera reacción fue de sorpresa y luego risas. Me imaginé a Murakami con los ojos fueras de las órbitas por la sorpresa. Le visualicé luego, levantándose lentamente del ordenador dónde se había sentado para seguir con fingida indiferencia y los dedos cruzados el fallo del jurado, y caminar hacia su ordenada estantería de vinilos y poco a poco ir cogiendo todos los discos de Dylan y tirarlos al suelo con rabia. Toda la rabia que un japonés tántrico y que habla a su gato puede soltar. 

Me vine arriba y le imaginé incluso cantando por Siniestro Total y pensando en Dylan "Te degollaré con un disco afilado... y bailaré sobre tu tumba". 

Mientras dejaba volar mi calenturienta imaginación y me echaba unas risas a costa de mi animadversión a Murakami, la red se incendió de opiniones sobre el Nobel. 

Están los que les parece maravilloso. Dylan es un rapsoda, la literatura empezó siendo cantada, los griegos tocaban el arpa, es un juglar... y yo solo pienso en Asuranceturix, el bardo de Asterix, y en lo ridículo que estaría Dylan con mallas.  

Están los que les parece horrible. ¿Qué va a ser lo próximo? ¿Un guionista de televisión? ¿Un autor de comics?  Esto es una "afrenta" para todos los literatos del mundo, acabo de leer. Ole, una afrenta para todos... no solo para los que podrían ganar el Nobel sino para todos. Sospecho que el autor del artículo está sin respirar de la indignación y sospecho que mi adicción a Asterix es excesiva

Está el bando de los periodistas / especialistas culturales que los que les molesta es que la gente opine sobre el Premio y sobre Nobel. "No veo que los premios científicos se discutan tanto" o "Si no has leído y traducido todas las letras de Dylan tu opinión no es pertinente". Me troncho. A estos lo que les molesta es que les quiten su parcelita de lucimiento. Otros años podían tirarse el pisto o lucir su verdadero conocimiento (en algunos casos) sobre el premiado y eran consultados por medios y gente para dar su opinión sobre algo que casi nadie conocía. Este año su gozo en un pozo, todo el mundo puede opinar sobre Dylan porque todo el mundo le conoce. La superioridad intelectual ha perdido su semana grande de lucimiento. 

¿Qué me parece a mí? Pues la verdad es que me da igual. ¿Es Dylan literatura? Tengo mis dudas. Tengo una opinión más o menos autorizada (para el periodista de esta mañana) porque he escuchado mucho a Dylan, muchísimo, por elección personal y porque mi hermano tuvo una época de adicción absoluta en la que sólo se escuchaba a Dylan. Creo recordar que incluso tenía grabado en cintas Tdk varios programas especiales que José Ramón Pardo dedicó a toda su trayectoria musical. Algunas canciones de Dylan me gustan y otras no. A veces me parece un auténtico coñazo, otras veces me flipa y algunas veces me retrata.  

She takes just like a woman, yes, she does
She makes love just like a woman, yes, she does
And she aches just like a woman
But she breaks just like a little girl.


Tengo mis dudas sobre lo que el propio Dylan opina sobre sus escritos. "Yo ni siquiera considero escribir canciones, la canción está ahí en el aire, estaba allí antes de que yo cogiera el lápiz", dice en esta entrevista con 20 años y en la que está increíblemente "simpático".  "Yo nunca seré rico y famoso" dice con total inocencia.

¿Se merece el Nobel? Pues no lo sé pero es que además da igual. Los Premios Nobel son una organización privada que da unos galardones a quien le apetece en base a unos criterios que ellos saben y los demás no. Este año han decidido que a Dylan, pues estupendo.  A nivel de promoción y publicidad ha sido un golpe maestro.  

Personalmente hubiera dado saltos de alegría si el Premio se lo hubieran dado  por ejemplo a Philp Roth, Margaret Atwood o Richard Ford pero me alegro infinito de que no se lo hayan dado a Murakami. 

Por otra parte este premio me ha permitido decir una frase que jamás pensé que diría "Yo estuve con 15 años en un concierto de un Premio Nobel en el Palacio de los Deportes". Un concierto atroz, espantoso y muy coñazo en el que Dylan estuvo desagradable, antipático y roñoso. Tocó 50 minutos. 

¿Nobel a Dylan? Voy a decir que sí, que me parece bien, solo por las risas y la diversión que me ha proporcionado este momento. 

Eso sí, Murakami ha empezado a darme hasta penita, los del Nobel lo están masacrando. 

Haruki, ¿cuál es tu inspiración?
Los gatos, mi ego, la música americana, el folk...
Aha, pues mira le vamos a dar el Nobel a Dylan por "For having created new poetic expressions within the great American song traditition" que tanto te inspira.

¿A quién quiero engañar? Me encanta.


17 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Detesto el Premio Nobel de literatura por definición y por su deriva histórica (con olvidos y desprecios imperdonables). Pero me encanta. Las quinielas, la sala de paredes blancas, la señora muy seria que sale a comunicar el fallo, el runrún...

El barullo tras el premio a Bob Dylan ha sido un descojone.
Hito tuitero del 2016.
Que se gaste el dinero en drogas y púas de guitarra. Mejor eso a que se lo den a Murakami y se lo gaste en hervir arroz y en esterillas de yoga.

Anónimo dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo. Creo que Dylan tiene letras muy bonitas pero también las tiene Sabina (no me gusta nada él pero su música si y mucho) y no lo veo yo recogiendo un Nobel.
Pilar

Maribel dijo...

A mi me ha dejado ojiplática. Veo a Bunbury el año que viene recogiendo el galardón... :(
En serio, habiendo autores como Philip Roth, Paul Auster o John Irving sin Nobel, me parece una aberración dárselo a Dylan.
Eso sí, y coincido contigo, si la otra opción era Murakami, mejor se lo dan a Torrebruno in memoriam.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Los Nobel estan hipervalorados, y hay que entender quien los da y por qué. Y la ideología de premiados y premiadores...
Esto es así desde su inicio, dato curioso: A. Nobel instituyo el premio de Economía pero no el de Matematicas, la única ciencia pura que falta, ¿por qué? pues porque su mujer se la pegaba con un matemático.
Así que vienen tarados de origen...

Anónimo dijo...

Yo tambien me parti de la risa al escucharlo. Por la manana estaban haciendo un repaso a las apuestas en la radio y al decir que este anyo Dylan no estaba entre los primeros, uno de los colaboradores dijo algo asi como 'Pues igual este anyo si se lo dan'. Asi que final medio en serio, medio en broma, le han dado el premio. Igual el comite del Nobel lo ha hecho para reirse tambien con las reacciones, vete tu a saber.

Coincido contigo en que sus conciertos son horrorosos. Hace unos 10 anyos fui a uno en Madrid y fue uno de los peores conciertos que he visto en mi vida... Aparecio solo en el escenario, con un piano de cola, dando la espalda al publico al que ni saludo. Aburrido no, lo siguiente. Me escocieron mucho los 30 euros de entonces, pero ahora puedo decir que fui a un concierto de un premio Nobel, ahora puedo verlo como una inversion de futuro para contar a mis nietos.

PD. Perdon por la falta de acentos, teclado ingles...

BelindaS dijo...

Pues lo mismo que Bunbury aquí en Latinoamerica tenemos esperanzado a Ricardo Arjona. Perfecto para esta era mediatica, hipster e inteligente porque el Evangelio de Facebook y Twitter te cuentan lo que te hace asi: inteligente e interasante. Si han querido reflotar o lavarle la cara a unos premios tan lejanos y elitistas pues deja contentos a los psicodelicos que se la fumaron con Bob; a sus hijos y nietos tambien porque... you Know: #oldiscool

Julieta Lionetti dijo...

¡Felicidades! Es la primera vez que entro en el blog y este post me ha parecido lo mejor que se ha escrito sobre Bob Dylan y el Nobel. Incluido lo que escribió Jorge Carrión para el New York Times en español, donde usa el argumento de la caída de barreras (ahora serán los guionistas, los autores de cómics, los equipos que crean las series de televisión y los que crean los videojuegos quienes alimenten a la literatura del no-papel), pero para regocijarse, que es lo mismo que usarlo para rasgarse las vestiduras.

Comparto la misma obsesión negativa con respecto a Murakami y también me hubiese gustado más el nombre de Philip Roth. Pero, como dices, qué más da.

Anniehall dijo...

Invertir en arroz y esterillas de yoga. Me parto.

Lo único que me parece mal del Nobel a Bob Dylan es las alas que ha dado para titular portadas de periódicos. Qué alarde de titular fácil, qué cansinos creyéndose originales. Por lo demás me da bastante igual, la verdad.

Paula dijo...

-El de literatura se lo damos a Haruki Miru... Huraki
-Es Hikaru Makirumi
- Hariku Murikami
- Haiku...
- A tomar por culo, a Bob Dylan.

Anna Juan Roch dijo...

Suscribo absolutamente todo, todo y todo. Esa mañana pensé que si no se lo daban a Philip Roth me iban a dar el día. Ya me vale a mí también con somatizar los premios Nobel, pero bueno... Pero cuando leí que era Dylan me vino bien, me alegré. Admito que un poco por animadversión a Murakami. Pero me vino bien.
Yo también tuve una época muy Dylan, Pete Seeger, Joan Baez, Woody Guthrie... intensismo veinteañero. Mi hija mayor se llama Sara como su canción y Hurricane siempre me ha parecido un reportaje cantado.
Me encanta.

admini dijo...

Con este post me pongo al día! Empecé a leerte a principios de año, con el post de el luto hacia adelante, y me gustó tanto, que brujuleando, brujuleando, decidí empezar desde el principio..., descerebrada? Sí!

En cuanto al nobel de Dylan, me encanta, desde cuándo la poesía no es literatura?

Pilar dijo...

Me ha encantado este post. Asentía y reía a cada frase.
Coincido contigo en el 98%. Aún no he desarrollado animadversión hacia Murakami aunque reconozco que después de leerme cuatro libros suyos, no estoy dispuesta ni interesada en volver a leer nada suyo jejeje.
Esta noche se falla el premio Planeta. Se avecina otra revolución tuitera para el domingo :)

Pilar P.

Punasusi dijo...

Pues a mí me encanta Haruki Murakami, qué le voy a hacer... todo lo que he leído de él y de otro montón de autores japoneses. Y hubiera preferido que el Nobel se lo hubieran dado a él, pero en fin... Que se lo hayan dado a Dylan me resulta peculiar. Pero más allá de eso... cuando me enteré, estaba firmando un certificado de defunción de una persona joven, y por las noches le explico a mi hija el universo y su inmensidad (es que así se duerme y además le mola). Entre esas dos cosas cabe todo. También el Nobel a Dylan.

Canela y Naranja dijo...

Ea, aquí otra que se partió de risa en su momento. Y luego al leerte ;)

Katia dijo...

A mi Murakami y los autores japoneses en general me parece soporíferos, no lo puedo evitar. Y me encantan Roth, Irving, McCarthy y demás autores de la gran novela americana - entre los que, por cierto, jamás metería a Paul Auster! Ante Paul Auster prefiero mil veces a Dylan, que por lo menos no escribe siempre la misma canción!

Dr. Alban dijo...

Murakami se ha apuntado a un curso CCC de guitarra... Y se está pensando el de harmónica.

Anónimo dijo...

http://mobile.nytimes.com/2016/10/13/opinion/why-bob-dylan-shouldnt-have-gotten-a-nobel.html?_r=0

Y Dylan que no contesta llamadas ni mails de la Academia. ..así como diciendo que el asunto no va con él.....de momento....porque siendo Dylan todo puede ser...hasta que se lleve la guitarra al discurso de entrega y se cante un par de canciones...;)

Saludos.

Fdo. Aquel viejo blog Marlei