viernes, 8 de enero de 2016

Adele y el perro del hortelano

Adele es una gran cantante, me parece una tía interesante, con criterio y mucha personalidad. Pero todas sus canciones son himnos del perro del hortelano, lo que me lleva a sospechar que está haciéndole la vida imposible a un ex. 

Todos hemos tenido un perro del hortelano en nuestra vida amorosa. Algunos, incluso varios. 

Un perro del hortelano es un él o ella (en esto hay igualdad absoluta de sexos) con el que se tiene una relación amorosa con un principio esperanzador, un desarrollo prometedor y un desenlace accidentado, catastrófico y muy muy doloroso.   

Cuando todo en la relación parece consolidado, concreto y maduro, el perro del hortelano, que suele tener el mismo valor que un cepillo de uñas, empieza a agobiarse y en vez de gestionar su agobio con integridad, responsabilidad y, sobre todo, sin cargar su mierda en el otro... comienza a dejar un rastro de miguitas de "premios de consolación".

- No sé que me pasa.
- No lo tengo claro.
- Yo te quiero pero es que....
- No es que no te quiera pero...
- No eres tú, soy yo...
- No te merezco. 

Si eres pareja de un perro del hortelano, intentas esquivar, como buenamente puedes, las pedradas que te va lanzando "sin querer". El "sin querer" es muy importante. Un perro del hortelano te tira pedradas a matar pero son siempre "sin querer". Intentas esquivar los golpes dejando espacio al perro, apoyándole y esperando a que se le pase la tontería. 

Al final, por supuesto, el perro tira la pedrada final y, montando un drama por el que parece que él es el lapidado, se pira. 

Tú te quedas sepultado bajo una montaña de piedras y con una brecha en la cabeza del tamaño del Gran Cañón. Pasada la conmoción, te levantas como buenamente puedes y empiezas a rehacer tu vida. No me voy a extender en esto, ya expliqué las rupturas, pero el proceso se reduce a las fases de autocompasión, disección a tamaño microscópico de cada gesto, palabra, ocasión y sentimiento de la relación, beber para olvidar y, por fin, un buen día sorprenderse al descubrir que te importa tres pepinos lo que el perro del hortelano te hizo. 

Pasado el tiempo, un tiempo considerable que suele ser como mínimo de un año... eres capaz de reconocer que el perro del hortelano era un cabrón/cabrona impresentable y que hiciste mucho el memo dejándole jugar con tus sentimientos y tu vida. 

Alcanzada esta cima de sabiduría suprema, control mental y asunción de errores pasados, normalmente tu vida empieza a ir fenomenal. Estás contento, satisfecho, divertido, tienes tus relaciones más o menos estables... en pocas palabras: estás feliz cual perdiz. 

Y, entonces, aparece Adele, digo el perro del hortelano. 
"Hello, it´s me" 
Un mail, un whataspp, una llamada. 

¿Para qué aparece Adele/perro del hortelano? 

Para joder. Para hacer pis en su esquina. 

Hola, soy yo. ¿Qué tal todo? Me he acordado de ti porque las nubes son blancas, los pájaros vuelan o me he sonado los mocos. 

That you found a girl and you're married now.
I heard that your dreams came true.
Guess she gave you things I didn't give to you.
Cualquier excusa es buena. La verdad es que "me he acordado de ti” y me he puesto a cotillear y claro he visto que estás de puta madre y te escribo, te llamo o lo que sea para recordarte lo fenomenal que estábamos juntos y lo especial que eres para mi, y decirte que te echo mucho de menos.
Hello, can you hear me

I'm in California dreaming about who we used to be
When we were younger and free
I've forgotten how it felt before the world fell at our feet

Tachán. Ahí está. Aquello con lo que fantaseaste durante meses y meses  mientras nadabas en tu piscina de autocompasión. Justo lo que esperabas oír... llega ahora. Tarde y mal. 

Un breve rayo de satisfacción te recorre pero, al segundo un trueno de mala leche contenida quiere salir de ti: ¡Vete a tomar por culo! Lo acallas e ignoras el mail, el mensaje o la llamada. 

El perro del hortelano, una vez que ha puesto orejas de caza y rabo de punta, no descansa. Es cansino hasta el infinito. 
Hello from the other side

I must have called a thousand times
To tell you I'm sorry for everything that I've done
Lo siento mucho, siento mucho lo que te hice. 

¿Que sientes mucho lo que me hiciste? ¿Que lo sientes? 
At least I can say that I've tried

To tell you I'm sorry for breaking your heart
El perro del hortelano en cuanto puede se pone una medalla. Por lo menos he intentando decirte que siento haberte roto el corazón pero claro tú no me coges el teléfono ni me contestas los mails. 

Con dos cojones. El perro del hortelano te rompió el corazón, pasó de ti cuando estabas hecho una piltrafa y resulta que ahora que, con tu nuevo y acertado criterio, no quieres tocarlo ni con un palo... él le da la vuelta a la tortilla y se hace la víctima. 

Acojonante. 
I hate to turn up out of the blue uninvited

But I couldn't stay away, I couldn't fight it.
I'd hoped you'd see my face and that you'd be reminded
That for me it isn't over.
Lo peor del perro del hortelano es que no descansa. Tras la llamada, el mail o el mensaje inicial, cualquier cosa que hagas o dejes de hacer es un aliciente. 

Si le castigas con el látigo de la indiferencia, es decir, pasas de contestar y no le tiras el palo para que juegue, le tienes a tus pies y dando la brasa "entiendo que no quieras hablarme, con lo que te hice, pero ahora he comprendido que tú... blablablabla".

Si le tiras el palo bien lejos mientras le gritas “déjame en paz”... correrá a por él y volverá 20 mil veces más. 
Never mind, I'll find someone like you

I wish nothing but the best for you too
Don't forget me, I beg
Este es el momento clave. El perro del hortelano, con su estrategia de acoso, derribo y mear en tus esquinas, termina minando tu coraza y oxidando tu determinación. Como tú no eres tan cabrón/cabrona como él/ella, tienes un breve momento de compasión y le dices algo como: "No te pongas así, yo también te tengo aprecio". 

Ahí te has hundido. Se dice poco, pero la compasión lleva de nuevo a la muerte por pedrada. El perro del hortelano se sentirá confirmado en su estrategia, verá que todavía tus esquinas son su territorio y sabrá que ya te tiene a sus pies para volver a lapidarte. 

Ruego a Dios que el tío al que Adele está tratando de reventarle la vida con estas canciones no se ablande ni tenga compasión. ¡Ánimo valiente, estamos contigo!

33 comentarios:

sasadogar dijo...

Buenisimo Moli. me encanta la canción y la voz de esta cantante. Como no entiendo muy bien el inglés no había captado el mensaje. Pensaba que hablaba de dos amigos que no se veían en mucho tiempo y ella quería retomar la amistad.
Feliz año 2016!!

Elena dijo...

Real como (mi) vida misma... :-)

Maribel dijo...

Mi estrategia con mi perro del hortelano fue responder a su wsp diciéndole cuatro verdades para, acto seguido, bloquearlo de todos los sistemas de comunicación habidos y por haber. Hasta lo he añadido en la lista de spam de mi empresa.

A Adele no le hablo desde que se ha adelgazado 30 kilos... esa necesidad de entrar en los cánones de belleza aún cuando te has hecho famosa siendo gorda me pone negra.

Feliz fin de semana!!!

SergioRuiz dijo...

Gracias Moli, debo confesar que YO soy el perro del hortelano de Adele. Me has abierto los ojos...

No te lo perdonaré jamás, Manue... digo, Adele. Jamás.

Nisi dijo...

Cuando escuchaba esta canción, pensaba que yo era Adele, pero ahora leyendo tu análisis con calma, veo que no, que tengo un perro del hortelano por ahí suelto. Y sí, lo mejor es mantenerlo lejos y bien atado, sin dar ni una mínima seña de debilidad.
¡He visto la luz! Gracias. :)

Anónimo dijo...

Un tiempo tuve un perro del hortelano y años más tarde, sin darme cuenta, lo fui yo. Los dos lados son espantosos, créeme. Y de ambos se aprende.

Anónimo dijo...

Plas! Plas! Plas!
Yo honestamente no le había puesto mucha atención a la canción, pero definitivamente que es la oda la manipulación emocional.

dibujosdenube... dijo...

Juas! Lo que me he reído. Y estoy totalmente de acuerdo Moli.

TT

La Rizos dijo...

Siempre me han dado rabia infinita este tipo de canciones pastelosas, miserables y autodemoledoras dirigidas a los ex. Me pasó un poco con When I Was your Man, de Bruno Mars.

Y les tengo tirria porque son reales como la vida misma; lo sabemos todos los que hemos tenido perros de estos a nuestro alrededor alguna vez.

A mí las cosas me las dices cuando estemos juntos. Me pides perdón cuando toque. Pero un año después por mí te puedes ir a Cuenca a la pata coja, chati.

Mariela dijo...

Me has matado de la risa justo ayer comentaba eso con mi esposo mientras escuchábamos la canción... y le hacíamos una interpretación, hello !! no jodas me has roto el corazón "To tell you I'm sorry for breaking your heart" seguí tu camino que mi corazón esta enterito ahora... en fin me hizo gracia que escribieras de eso hoy.

Rafa Pardo dijo...

Más razón que un santo. Conozco a alguna con un comportamiento calcado al que escribes. Gran post. Sigue así. :-)

Crónicas de una Española en Viena dijo...

Muy bueno. Yo es que el último perro del hortelano lo tuve allá por 1993, desde entonces les tengo hecha la cruz y no se me acerca ni uno, pero si lo hiciera o lo hiciese, le tiraba un hueso envenenado. A esos ni una. La Adele se hubiera podido buscar otra letra, uf, vaya mensaje.
Besos

Anónimo dijo...

¡Genial, Moli, genial!

HombreRevenido dijo...

Para que luego digan que el pop no tiene mensaje.

Me quedo con lo fundamental, Adele parece una mosquita muerta pero no, es una perra.

Ziorraga dijo...

Bravo.

Z.A.L.

Espe dijo...

Pues tengo entendido que fue ella la que tuvo un perro del hortelano...

http://www.elcorreo.com/bizkaia/gente-estilo/201601/09/venganza-exnovio-adele-publica-20160108215526.html

Alicia SG dijo...

Pues tengo entendido que fue ella la que tuvo un perro del hortelano...

http://www.elcorreo.com/bizkaia/gente-estilo/201601/09/venganza-exnovio-adele-publica-20160108215526.html

madia leva dijo...

Ohh, my God! Leyendo esto larecía que estaba leyendo la descripción de la ex de mi marido, a la que apodé la "porculera". Cuando vio que nos íbamos a vivir juntos, que nos iba bien, empezó a "dar por culo": lo llamaba todos los días, le dejó un sobre de fotos de cuando estaban juntos en el trabajo... Qué pesada fue.

Marta M. dijo...

Hola: tienes razón con las letras de las canciones de Adele.. pero al final todas tenemos algún ex que podemos identificar con las palabras de esta cantante. Seguimos en contacto

molinos dijo...

Sasadogar, a mi la canción me gusta y ella me gusta pero cuando me da por diseccionar las letras al final me salene stas cosas y acabo cabreada....y eso es bueno para los posts. :)

Elena, todos hemos tenido un perro del hortelano. Todos.

Maribel, muy bien. Patada al perro. Y lo de Adele sí, pobre pero supongo qu la habrán obligado....no sé, es una mierda esa necesidad de ser clónica a todas las demás.

Sergio pues deja de hacerlo ahora mismo. Es algo muy desagradable, innecesario y contraproducente. :)

Nisi, mantener al perro lejos exige muchisima fuerza de voluntad porque además son cansinos y al final es facil acabar cediendo.

Anónimo, claro que se pasa mal en los dos lados pero uno elige ser perro del hortelano y además elige antes dejar la relación.

Anónimo más que manipulación emocional es un ejemplo claro de inmadurez. Dejar una relación es algo serio y cuando se deja hay que ser consciente de la decisión que se toma y las consecuencias de ella y apechugar. No vale venir luego para no sufrir las consecuencias. No es justo para el dejado.

Dibujosdenube, ¡bien por las risas! esa era la idea.

Larizos exacto. Me dejas pues vale....pero igual que yo sufro por esa decisión, cuando te toca a ti sufrir no vengas a decirme memeces. Haberlo pensado antes y déjame en paz.

Mariela, casualidades cósmicas....llevaba una semana con esta idea en la cabeza.

Gracias Rafa, hay muchos y muchas así porque como digo en el post, perros del hortelano los hay de los dos sexos.

Crónicas...la gente no piensa en la letra de las canciones...solo gente como yo con mucho tiempo en el coche y con una cabeza muy rara se dedica a diseccionarlas.

Hombrerevenido y canta muy bien...por eso casi se lo perdonamos todo.

Ziorraga gracias!

Alicia S.G el novio yo creo que ha sacado las fotos en respuesta a la brasa que le está dando Adele con las canciones....

Madia Leva pero ¿ella le dejó a él? En cualquier caso hay que desaparecer con dignididad. Por el bien de todos.

Marta M, todos tenemos un perro del hortelano.

xaquin dijo...

Curiosamente el video oficial rezuma (sin saber inglés) todo lo que cuentas en el post... no fui capaz de rematarlo visualmente pensando que se refería a un perrito de esos...

Anónimo dijo...


Pobre DE San Roque...

Q.. TE "HAN traido LOS REYES...

CAR...

FELIZ 16!!😇

Amor dijo...

Requeteamén (¿vale darle con una cachiporra al perruzo de marras, me pregunto? )

Buenérrimo domingo, excelvillosa semana.

A.

Oswaldo dijo...

Tal vez esto haga peor al asunto, pero lo cierto es que Adele canta como una diosa y ahora, además, está espectacularmente bella.

No la había visto sino como víctima y no como perra victimaria (del hortelano) hecha la mosca muerta, pero lo cierto es que nunca jamás estuve (ni estaré) de acuerdo en que lo más maravilloso después de una horrible ruptura fuese salir a encontrar "Someone like you", así sea uno el que rompió o sea "el roto".

Oswaldo dijo...

No lo dije antes pero creo que la cualidad especial de tu ojo que te permite ver al perro del hortelano en las canciones de Adele, tanto como para escribir un post al respecto, es UNA de las facetas que dan brillo a tu blog.

el chico de la consuelo dijo...

Ehhhhhhhhhhhhhhh
donde está el despelleje de los globos de oro!!!!!!!!!!!????
como seguidor con trienios pido la hoja de reclamaciones moliniana!!!
joooooooo!!!!

Entre Madrid y Buenos Aires dijo...

Me uno para dar más ánimos a ese valiente!

m dijo...


Molinos, en dos palabras, IM-PREZIONANTE.
Me gusta como escribes.
That´s all folks!

Hele dijo...

llevas más razón que un Santo!!!. A mi me chifla como canta esta muchacha, pero me hace alegrarme de que mi inglés no sea tan bueno como para cazarlo todo sin tener que prestar mucha atención a lo que dice, porque las letras son tan de perro apaleado...

madia leva dijo...

Sí, sí, ella lo dejó a él. Por eso, claro ejemplo de perro del hortelano, ni come ni deja comer.

Yo y mis mini yos dijo...

Me encanta Adele, su musica, su voz, incluso sus letras... pero siempre he pensado que el personaje de sus canciones es patetico! por favor vuelve conmigo, ah no, que estas feliz, pues claro te deseo lo mejor... no puedo con ella!!! lo que les falta a los perros hortelanos como tu dices es un buen amigo que les diga que no hagan el ridiculo y que a lo hecho (o a lo que te hayan hecho) pecho!!

molinos dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

El otro día quise traducirles la letra a laz princezaz y se negaron "suena mejor en inglés" pero les colé la historia y luego les dije que de eso iba la canción.

Anónimo dijo...

Buenísimo lo que has escrito.
Otra buena canción que trata sobre el perro del hortelano es la de Cristina Aguilera ("Pero me acuerdo de ti").