viernes, 13 de noviembre de 2015

Lecturas encadenadas de 120 días


Por primera vez en mi vida he pasado casi 4 meses sin terminar un libro. Como diría Vizzini, "inconcebible". Y sí, es inconcebible pero perfectamente posible. No terminar ni un solo libro en casi 120 días me ha provocado una sensación muy rara, casi de no reconocerme.

¿Qué ha pasado?

¿No he tenido tiempo de leer?

No. He tenido tiempo de leer, no tanto como antes pero más que suficiente.

¿Todos los libros que he empezado han sido horribles?

No. Para nada. Tengo ya cierto callo y sé, más o menos, lo que elijo y el grado de éxito que voy a conseguir.

¿Me he enamorado? ¿Me han raptado? ¿Me he quedado ciega? ¿Me he comprado un kindle?

No. Confieso que me he suscrito al New Yorker y mi lectura del desayuno ha dejado de ser un libro para ser sus artículos pero tampoco esa es la razón.

La culpa de esta sequía de títulos, que no de lectura, es de Tony Judt, su obra magna Postguerra. Una historia de Europa desde 1945 y sus más de 1000 páginas.
"Este libro no ambiciona tamaño objetivo ni imparcialidad. Sin renunciar, espero, a la objetividad y la justicia, Postguerra presenta una interpretación claramente personal del pasado reciente europeo. Utilizando un término que inmerecidamente ha adquirido connotaciones negativas, se trata de un libro apasionado. Algunas de sus opiniones pueden resultar quizá controvertidas, otras sin duda equivocadas. Todas son falibles. Para bien y para mal, son mías, como también lo son los posibles errores que inevitablemente han de surgir en un trabajo de esta extensión y alcance".
Amo a Tony Judt y de alguna manera absurda y raruna echo de menos que no viva para seguir explicándome con todo su conocimiento, erudición, agudeza e ingenio lo que está pasando en el mundo, en Europa.

He pasado tres meses leyendo despacio, porque no se puede leer de otra manera, la historia de Europa desde el final de la II Guerra Mundial hasta el siglo XXI. Es un libro denso, prolijo, y en algunos momentos apabullante por la cantidad de información que proporciona y la multitud de temas sobre los que invita a reflexionar al lector; en este caso, a mí. Leyendo a Judt siempre pienso lo mismo: ¿cómo es posible que no supiera nada de esto, cuando sobre "esto" es sobre lo que se apoya mi vida, la sociedad, las leyes, la economía en la que vivo?

Judt me provoca también envidia, mucha. ¿Cómo es posible saber tanto y contarlo tan bien? En Postguerra recorre todo el continente, desde Moscú a Sevilla, habla de Stalin, de Franco, de Tito, de Leningrado y de Benidorm. Habla del IRA y de ETA, de cine, de libros, de neveras, ropa de bebé, aborto, anticonceptivos, de los Beatles, del Vaticano, de ir a misa, de Coca Cola y de la descolonización de África. Y de todo habla con inteligencia, conocimiento y de manera amena.

Postguerra es un tocho.
Postguerra es un libro incómodo de leer si como yo lo haces en su versión en papel en tapa dura, pero Postguerra es una lectura necesaria e imprescindible si, en algún momento, quieres saber de verdad y no como si fueras un tertuliano, lo que ocurre en el mundo que vivimos.
"A diferencia de la memoria, que se confirma y refuerza a sí misma, la historia incita el desencanto con el mundo. En gran medida, lo que puede ofrecer es desalentador, incluso perturbador, razón por la cual no siempre resulta políticamente prudente esgrimir el pasado como arma arrojadiza con la que golpear y amonestar a un pueblo por sus pecados pasados. Pero la historia sí debe aprenderse y, periódicamente, reaprenderse".

Leer 1000 páginas de ensayo me provocó una necesidad imperiosa, casi física, de leer ficción, de salir de la realidad completamente y, por eso, lo siguiente que me llamó a gritos fue un cómic. Un cómic regalado por una amiga en una noche en la Plaza de Olavide. Un cómic de otro hombre que me encanta ( y que por suerte está vivo), Neil Gaiman.

Leí Violent Cases de Neil Gaiman y Dave McKean haciendo otra cosa rara en mi, bañarme.  ¿Por qué? No lo sé, sencillamente me apeteció y lo hice. Es el cómic perfecto para eso. Pesa poco, cuenta una historia atractiva y los dibujos son maravillosos e invitan a mirarlos con la mente en blanco mientras el vapor de agua te chamusca la piel.

Como siempre, Gaiman parte de una historia autobiográfica, de recuerdos fragmentarios de su infancia con cuatro años para construir una narración en la que se mezcla lo real con lo imaginario. Los recuerdos fragmentarios de una visita al ostéopata cuando tenía 4 años le sirven de excusa para retratar la Inglaterra de finales de los 60 mezclándola con el Chicago de los años 20.

Me gusta la melancolía, la nostalgia, los recuerdos que se construyen y se reconstruyen cada vez que los pensamos y repensamos, y me encantan los dibujos de McKean, que son una obra maestra de sugerencia y arte. Un cómic maravilloso.

¿Qué leer después de un ensayo de mil páginas y un cómic de unas pocas decenas? Pues claramente, un clásico en una nueva edición con portada de tela, tan bonita que dan ganas de dormir abrazada a ella.

Los Papeles De Aspern (Ineludibles) de Henry James es un clásico que mola infinito. Voy a ser sincera, Henry James es un autor que, a veces, muchas veces, puede resultar un poco plasta. "La copa dorada" es uno de los libros más desesperantes que he leído jamás y probablemente de los que peor ha envejecido, nada de lo que le pasaba a sus protagonistas tenía el más mínimo interés para mi.

Los Papeles de Aspern es, sin embargo, un clásico chulo. Una novela magistral en la que James parece divertirse al escribirla. Una historia decimonónica, con dos mujeres, un hombre y una Venecia que ya no existe. A pesar de eso, mientras lo leía no dejaba de pensar que sería un guión genial para una película actual: es una historia que podría ocurrir ahora mismo, ambientarse en nuestros días y los personajes seguirían teniendo la misma fuerza. Lo que ocurre en Los Papeles de Aspern, a diferencia de lo que pasaba en La copa dorada, es una historia que hoy, aquí y ahora, me resulta cercana. Como escribí en El Buscalibros, Los papeles de Aspern es un clásico que debe leerse.

Tres meses después han vuelto las lecturas encadenadas, espero retomar el ritmo a partir de ahora porque, lo confieso, echaba de menos escribir estos posts que casi nadie lee pero a mi me encanta escribir.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdona yo si los leo

Luisa Horno D dijo...

Pues yo sí que los leo, Moli (como todo lo tuyo). Das recomendaciones acertadísimas. Voy a comprarme Postguerra, y a mirar si tengo Los papeles de Aspern, que me suena. Gracias, beso.

Anónimo dijo...

Justamente hoy he releído algunos de tus libros encadenados en busca y captura de libros para autoregalarme. No és una sección que me lea en seguida que la publicas pero si és una sección de culto cuando quiero una buena opinión acerca de algún libro que me interesa. Eres mi gurú literaria por así decirlo jeje.

Carioca dijo...

Pues a mi ya me estrañaba tanto parón literário... Yo soy muy fan de esos post.

pijacosadora dijo...

Los (muchos más de) 4 que leemos tus post de libros estamos de enhorabuena!
Yo no suelo comentarlos pero los leo siempre y me apunto recomendaciones.
Un beso Moli

Anónimo dijo...

Lo de que casi nadie lee estos posts es búsqueda de mimos!! Sabes que los leemos y buscamos los libros que comentas aunque sea para decir vaya mierdas lee Moli... alguna vez lo he dicho :D
Mi regalo de navidad para una amiga será este de Judt, estoy segura de que me amará -y ya lo compré xq lo leeré antes de dárselo: economía de guerra :(

HombreRevenido dijo...

Me has convencido con el de la Postguerra. ¿Qué son mil páginas cuando se nos viene encima el crudo invierno? Eso sí que es ineludible.

Maribel dijo...

No me atrevo con el de Posguerra, pero me acabo de comprar Los Papeles de Aspern y ya lo tengo en mi Kindle. Sï, leo en kindle, mátame ya de una vez y no me tortures lentamente hasta que me sangren los ojos.

A ver qué tal...

Buen fin de semana!!!

Anónimo dijo...

Sí, los leo. Sí, me gustan. Sí, los echaba de menos. Tanto que es mi primer comentario en todos estos años.

Bichejo dijo...

Ya era hora...

Postguerra está en mi kindle y en mi balda. Me mira, nos miramos. Es cuestión de encontrar el momento, que será durante meses y a poquitos a lo largo de 2016 (espero).

Estoy sin libro horroroso para leer, búscame algo maravillosísimo y que me encante, que me hace más falta.

lo+ dijo...

Qué alegría! Lecturas Encadenadas !!

1234 dijo...

Lees en la bañera? no te da miedo q el libro se moje, o se resbale o se llene de espuma, o doble su tamaño por la humedad y ya nunca mas lo puedas cerrar?

Me encanta lo q escribes.

sonia dijo...

Mira que sí te hago caso,me apetece el de James.
(Yo pensé,esta Moli se ha echado un noviete y no tiene tiempo para leer...)

Anónimo dijo...

Yo también leo los post de libros encadenados y los tengo en cuenta...
Gracias.

Anónimo dijo...

Pues yo me quedé en tu blog por estos post.

molinos dijo...

halaaaaa 15 comentarios en un post de lecturas!!

Muchas gracias a todos, me alegro de que leáis estos posts y lleguéis hasta el final. Ya estoy cogiendo ritmo otra vez y, por favor, leed a Judt.

Gracias

Anónimo dijo...

Si no has leído VIDA Y DESTINO de Grossman te la recomiendo. Está en la línea de muchas lecturas tuyas. Son 1111 páginas que no tienen desperdicio.

Te sigo desde tus comienzos aunque nunca escriba.

Tita dijo...

Me has convencido con el de Postguerra también. Pero lo leeré digital, que ya no puedo con esos tochazos.

Anónimo dijo...

Me encantan tus lecturas encadenadas, y las echaba de menos, aunque creo que este mes no estaré "in the mood for" Jundt, y tendré que conformarme con James.
Marta.

Hermano E dijo...

Pues yo llevo 3 semanas con Pensar el siglo XX, y no es el primero que leo de Judt, pero con mi ritmo lector tardaría un año el leerme Postguerra. Es absolutamente brillante a la par que apabullante. Te abre los ojos de tal forma que ves lo todo con mucha más claridad, no sólo el pasado sino también el presente.

Me acabo de comprar Los papeles de Aspern (0,94€ en el Kindle es un chollo).

Laura Martínez Maestro dijo...

Yo también leo las entradas de "libros encadenados". Siempre dudo qué leer después, y con tus recomendaciones he conseguido solucionar este problema varias veces.
Gracias por escribir

Inmaculada dijo...

Aunque llego con retraso, nunca me pierdo tus post sobre libros. No dejes de compartirlos, por favor.
Saludos.