domingo, 22 de marzo de 2015

Psicodelia en los carteles


Tengo una contractura cervical que, en palabras de mi fisio "El Borch", es de campeonato. La inmovilización en la que me encuentro,  me ha permitido brujulear por internet con tiempo y calma. Lo bueno de esos paseos sin rumbo por la red es que de vez en cuando me llevan a grandes descubrimientos que me inspiran,  me provocan preguntas y me dejan sin palabras.

"Mind-bending Czech posters for American Movies"

Mind-bending es un término que se queda muy muy lejos de definir este fino de trabajo de ilustración.

Espectacular es poco.


Sospecho que algunos de los artistas tenían que hacer los carteles sin haber visto las películas. Si tu eras checo en 1969 y te decían que ilustraras algo titulado "Rebelde sin causa"  supongo que primero te acojonabas hasta el infinito por si era una trampa de la policía secreta. Pero,  superado el miedo a terminar en un calabozo por simpatizante del capitalismo yanki, te dejabas llevar  y te dibujabas a ti mismo revolucionario, hortera de bolera, hecho un hippie y descalzo sobre un fondo asalmonado en un escorzo absurdo.

Pobre James Dean. Hace el esfuerzo de morir joven y pasa a la historia  idealizado como un icono del atractivo masculino, la contención y la sobriedad y van los checos y lo convierten en una especie de Ringo Star teñido de pelirrojo, vestido de John Lennon y con la misma pose chulesca que Jim Morrison.

¿Cuándo, por el amor de Dios, James Dean llevó bigote? ¿Y ese pelazo? Me juego las dos manos a que el autor del poster tenía pelazo y mostacho, aunque sospecho que esos ojos rasgados son un embellecimiento añadido.

Todo son dudas. Menos mal que han mantenido el nombre, James Dean.





Al contrario que James Dean, la buena de Elizabeth está bastante reconocible. Me encanta lo de "Taylorova" le da más rotundidad. Kleopatra con K interpretada por la gran Taylorova, los checos no se andan con chiquitas.

A este artista le dejaron ver la peli o por lo menos sabía algo de historia. Se toma su trabajo en serio y quiere hacer un póster que anticipe de qué va la película, quién es la mala y qué está pensando la buena de la reina egipcia.  El diseñador checo recurre a la historia y en un fotomontaje muy muy sutil y muy currado, recorta una pitón verde loro de un libro de animales de la escuela primaria y se lo pone a la Taylorova en el canalillo.

¿Kleopatra es una peli histórica? Sí, pero ¿a quién le importa? Mucho mejor poner el énfasis en la historia de la reina egipcia y la serpiente que a saber de quién es... Que la Taylorova aparezca en blanco y negro y la serpiente en color sugiriendo que la vida de la reina no es "de luz y de color" hasta que conoce a la culebrilla, me parece demasiado retorcido incluso para mi. Pero con los checos nunca se sabe.






Grandísimo el Planetaopic. ¿O son dos palabras? Planeta Opic. No lo sé. Opiáceos tomó seguro el diseñador del cártel. Me encanta todo. El simio amenazante con un cierto parecido a Stalin, las curvas multicolores rollo psicodelia con una "ligera" inspiración en el Yellow Submarine de los Beatles. La preocupación por la simetría en la parte de arriba con los dos planetas que nos recuerda que en Checoslovaquia el orden era el orden. Y por supuesto me fascina  la orgía de "opics" amenazantes persiguiendo a unas mujeres desmelenadas vestidas con harapos sexys corriendo por una playa. Para un checo de 1970 así debía haber sido Woodstock.  

¿Quién protagoniza este peliculón? Charltonem Hestonem. Me parto.



- Stanislav, tienes que hacer un cartel para una película que se llama "La pantera rosa" y la protagoniza Claudia Cardinale. 
- ¿Y de qué va?
- ¡Pues te lo acabo de decir! De una pantera rosa y Claudia Cardinale. 

Y ahí fue el bueno de Stanislav. Cogió una foto de la Cardinale, le puso cuerpo de pantera en escorzo de esfinge egipcia y la pinto de rosa. Como le sobraba espacio, decidió colgar de la parte de arriba un "algo" dorado que Claudia coge con su hermosa dentadura de pantera. No contento con eso e intentado huir del horror vacui, Stanislav pintó flores y más flores y más flores multicolores porque obviamente si sale la palabra "rosa" en el título es que por algún lado van a salir flores ¿no? 

Pagaría por ver la cara de los checos al salir del cine de ver esta película. 



Mi héroe sin embargo es Vaclav. Le tocó lidiar con la más fea y tuvo que salir como pudo del entuerto. Recordemos que en Checoslovaquia no estaban las cosas como para decir que no alegremente a un encargo. 

- Vaclav, tienes que hacer un cartel para anunciar "Cazafantasmas"
- ¿Estás de coña?
- Vaclav, aquí no hemos estado de coña desde 1935. Cazafantasmas y rapidito. 

Vaclav tras días de dar vueltas y más vueltas, de no dormir, de pensar en sábanas, castillos, armaduras, brujas y perversiones sexuales rarunas para distraerse, decidió darse a las drogas y dejarse llevar. 

¿Qué es eso? Llevo 24 horas intentando descifrarlo. Un bicho con pelo y boquita de piñón de señora mayor tomando el té en Embassy con una trompa llena de arrugas sujeta con cinturones.Lleva sobre la cabeza un tapete de ganchillo con dos vasos gigantes de Starbucks (Vaclav el visionario) de los que sale humo. Detrás de la boca de piñón hay una oreja con forma de tornillo del monstruo de Frankestein (Vaclav el que no olvida los orígenes) y luego unas orejeras (Vaclav, anclado en su tiempo de los 80) de las que sale un brazo que sostiene una  manguera de pelo con pinta de picha fina que escupe o succiona bestias peludas. 

- Lo tengo. Mi obra maestra. - dijo Vaclav al contemplar su obra, terminarse el vodka, dar otra calada al porro mágico y tragarse la última pastilla azul que su contacto en la Stasi le había pasado.  


Creo que para mi dolor cervical me vendrían de coña las mismas drogas que tomaban estos artistazos checos. 



16 comentarios:

Pedro Calvo dijo...

Gracias Moly. Lo que he disfrutado.

Pablo dijo...

¡Me han encantado!.

Vicente Carrasco dijo...

Dios... no he parado de reirme hasta cinco minutos despues de terminar de leer el post.

Este es de los de ENTRADAS POPULARES, pero a la voz de ya.

Un diez.

Marta Máster dijo...

HOLA: te deseo una pronta recuepración de la contractura... ya veo que disfrutaste navengando sin rumbo por la red... estos carteles son de lo más expresivos y originales... gracias por compartirlos... no los conocía...seguimos en contacto

Pep dijo...

Para el de Rebelde sin Causa te propongo otra interpretación... James Dean saliendo de darse un garbeo por un cuadro de Chagall.

Pep dijo...

que te mejores.

Anónimo dijo...

El simio de Planet Opic tiene la silueta del Che Guevara en la cabeza completamente!
Llevas tres posts más buenos!

Anónimo dijo...

Eso de la contractura cervical es muy chungo.Lo bueno es que los fármacos te quitan el dolor,pero sin alucinaciones psicodélicas de esas...O no?
Besico.
Sonia

Anónimo dijo...

Me río mucho leyéndote, eres una crack.

NáN dijo...

Los del 68 decíamos "La Imaginación al Poder", cuando lo que estaba sucediendo era "Del Poder a la Imaginación".

Qué cosas tan buenas encuentras y qué bien lo cuentas. Lo de las cervicales, de las que nunca he sufrido, me da yuyu.

Mannelig dijo...

Las carcajadas de hoy (cervicales aparte), están siendo de las sonoras.

Oswaldo dijo...

Los posters, fantásticos.
La escogencia, maravillosa.
La interpretación, caramba, Moli, a veces sencillamente "te pasas". Simplemente genial.
Felicitaciones. Otro de los posts magníficos.

El "mouse de la computadora" (para mí), o el "ratón del ordenador" (para tí) no es un instrumento excesivamente adecuado para usar durante horas si uno tiene dolores en la columna y/o sus alrededores.

Claro que, si es que el lento brujuleo fue causado por la contractura y, a su vez, ésta ha provocado o siquiera ayudado a este acto creativo tuyo que está ante a mis ojos, Moli, lamentándolo mucho, bienvenida sea... La contractura, digo. Sorry. Sorry.

Para el próximo brujuleo mejor búscate una motivación que no duela...

HombreRevenido dijo...

Madre mía, cuántisma gloria. Qué genialidad. Todo.

Me he partido con los comentarios. Has tenido que hilar muy fino para guiarnos (como Virgilio a Dante) por este colosal paraje.

¡Recupérate pronto! Tus cervicales son nuestras cervicales.

Bruja Avería dijo...

SU-BLI-ME

Anónimo dijo...

Sue Ellen.....¡¡¡Deja de beber!!!!!
Anónima Marta

admini dijo...

Son fantásticos!