martes, 7 de octubre de 2014

5 cosas que no hay que decir a alguien que se divorcia

“Debo afirmar sin rodeos: nunca digan a nadie con quien están hablando que saben cómo se siente a menos que, en ese preciso momento, se estén apuñalando con el mismo cuchillo, en el mismo sitio y en el mismo corazón en que se se esté apuñalando el interlocutor. Porque en caso contrario, no tendrán ni idea.” 

Acción de Gracias. Richard Ford

La gente tiene una malsana curiosidad por saber, por conocer las circunstancias de una separación. Quiere conocer qué ha pasado, cómo ha podido ocurrir y qué es lo que esa pareja ha hecho mal para convencerse de que ellos están a salvo. 

1.- ¿Qué ha pasado?

Da igual lo que haya pasado, no es asunto de nadie más que de la pareja. A la mayoría de la gente (incluida yo) le cuesta muchísimo asimilar (de hecho, le da pánico) el concepto "dejamos de querernos", "ya no nos queríamos". La gente quiere un motivo grave, espectacular, algo contundente y que lo mantenga a salvo de que a ellos les pueda pasar. Un meteorito, una erupción volcánica, tráfico de armas, una familia paralela en Minessotta es lo que la gente quiere escuchar como motivo de una separación. Algo que les haga respirar aliviados y pensar: "puff...a mí eso no me va a pasar ni de coña". 

Dejar de quererse y no conformarse con la rutina cómoda es algo que le puede pasar a todo el mundo y que la gente prefiere no ver. 

Así que no preguntes a no ser que quieras enfrentarte a una respuesta que no quieres oír. 

2.- ¿Lo has pensado bien?, o su variante ¿No podíais aguantar más? o su tercera variante ¿No podíais arreglarlo? 

Vamos a ver. Uno no decide separarse de hoy para mañana, ni siquiera del mes pasado para este. Es una decisión que se piensa, se repiensa, se arrincona, se esconde, se saca, se airea, se pasea, se le da la vuelta, se mira por todos los rincones, se vuelve a guardar, se vuelve a sacar en un proceso agotador que incluye  mil veces el pensamiento "preferiría no hacerlo".

Un volcán no estalla de repente, un terremoto no sucede en un segundo. Una separación tampoco. Las cosas van mal, hay signos, situaciones y síntomas que se obvian, se parchean y se esconden hasta que se reune el valor necesario para afrontarlo. 

No ofendas a nadie pensando que es una decisión tomada a tontas y a locas. 

¿Aguantar? ¿Puedes vivir con un brazo roto? ¿Con un dolor permanente? Puedes acostumbrarte, claro que puedes, pero también puedes curarte amputando cuando ya has intentando curarte de todas las maneras posibles. ¿Acostumbrarte a vivir con dolor o angustia? ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Qué sentido tiene? Un dolor que no se cura siempre va a más... o se enquista hasta que estalla y entonces es muchísimo peor. 

Así que sí, el divorciado lo ha pensado bien, no podía aguantar más porque no tiene sentido y no, no podía arreglarlo porque ya lo intentaron. 

3.- ¿Por qué no te has quedado tú con la casa, los niños y pasta?

Lamentablemente creo que esta es una pregunta que solo se hace a las mujeres. Y es tan repugnante que sencillamente no merece contestación pero si hay que darla se da. 

Porque no. Porque al contrario de lo que tú crees que harías, muchas mujeres no tienen ninguna intención de putear a sus parejas y lo que nos parece más justo es la custodia compartida. Lo más justo y lo mejor para todos. 

4.- Yo me moriría sin estar con mis hijos. 

Esta frase lleva implícito el "yo soy mejor padre/madre que vosotros porque aguantaría lo que fuera con tal de estar con mis hijos". 

Estupendo por ti, pero te aseguro que no te morirías sin estar con tus hijos porque separarse no implica desaparecer de la vida de tus hijos a no ser que una de las partes o las dos partes se dediquen a putearse y tirarse los hijos a la cabeza. 

Puedes separarte y, ¡tachán!, puedes estar sin tus hijos cuando sea necesario y aún más espectacular, tus hijos están felices, contentos y satisfechos porque no tienen la sensación de estar "sin", sino la sensación de estar "con". 

He descubierto que a mucha gente le da pánico pensar que sus hijos sean seres independientes. 

5.- Mis hijos no lo entenderían.

Este es un mantra fabuloso. Tus hijos no lo entenderían y los míos si lo hacen. ¿Quiere decir eso que los tuyos son más sensibles y los míos más bobos? 

Vuestros hijos son igual de inteligentes que todos los niños, si no entienden por qué os separáis, por qué esa es  la mejor opción... la culpa es vuestra. Así de sencillo. Y si se lo toman fatal, la culpa también es vuestra. 

Todas estas frases y algunas otras por el estilo son ofensivas y molestas. Nadie conoce la relación de otra pareja y nadie sabe ni tiene por qué saber qué ha ocurrido. Y sobre todo, no preguntes nada cuya respuesta te vaya a hacer pensar en algo que sencillamente prefieres no ver. 

Lo mejor que puedes decir es "no ha debido ser fácil, pero seguro que es para mejor."


62 comentarios:

Mar dijo...

Amén.

Sophie dijo...

"¿Y por qué no habéis esperado a que los niños fueran mayores?"
"¿Por qué no habéis ido a un terapeuta de parejas?".
En España, de fútbol y Medicina, todo el mundo opina. Todo el mundo lee millones de libros de autoayuda que son la salvación y te evitan caer en el abismo.

Pal dijo...

En un momento muy doloroso de mi vida , la persona que provocó ese sufrimiento me dijo "Es para mejor, siempre es para mejor". En ese momento pensé que era gilipollas pero no, tenía toda la razón.

Yo no soy de preguntar, soy más de comprar chocolate y vino y dar abrazos. Pero hay gente que sorprendentemente necesita saber, no es maldad es estupidez.

k.- dijo...

El proceso hasta llegar a escribir este post ha debido ser muy duro. Mucho.

Pero lo peor ya ha pasado, y dará más valor a lo que vendrá..

Jordi de la Torre dijo...

Te felicito efusivamente. Creo que cada una de las líneas del texto está teñida de una sensatez espatarrante. Para enmarcar, sin duda.

AMAIAGOEL dijo...

Estoy de acuerdo con cada una de tus palabras.

Joana, la que fue tu editora dijo...

Si la gente tuviera la diezmilésima parte de tu sentido común y honestidad, las cosas irían de otra manera y no habría niños con síndrome de alienación parental, heridas emocionales innecesarias y malestar perpetuo entre familias. Pero claro, gente como tú hay pocos (y no te hago la pelota, xoxi). En fin..sé y sabemos, y para cuando haga falta tienes y tengo la certeza de sabernos ahí. Punto pelota.

Chirly dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo con unas cuantas de tus afirmaciones. Con otras, si.

Anónimo dijo...

Las custodias compartidas son la mejor opcion para madre padre e hijos HASTA que aparecen nuevas parejas entonces ya no es tan conciliadora la custodia compartida.

Anónimo dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo.....
La gente que te quiere pregunta y se interesa...si hablamos de gente que te importa un pito pues, vale. Pero si hablamos de gente que te importa, lo que intenta es ayudar, a lo mejor mal, pero es ayudar. De ahí el estáis seguros?
El que ha pasado? bueno habrá casos en el que sea simple y llanamente nos hemos dejado de querer, pero lo normal es que haya una historia bastante más patética detrás.....tipo, me ha puesto los cuernos con su secretaria o con mi mejor amigo.
La gente NO pregunta si te has quedado con la pasta, los niños, etc...te preguntan como te has quedado porque una separación en muchos casos implica también un problema económico o una guerra por estos temas. Y la custodia compartida es genial Para ti pero has de entender que para otra mucha gente No lo es y hay que respetar tanto tu opinión como el de que no lo cree - (por ejemplo yo, pero sería largo dar mis motivos).
Y repito, si todo esto viene del vecin@ del quinto efectivamente es ofensivo y cotilla. Si lo hace gente que te aprecia, es interés.
En lo que estoy totalmente de acuerdo es en que los niños Si lo entienden y si no hay "movidas raras", de hecho lo llevan mejor que los adultos.
Pilar

Laura von Atomarporkulen dijo...

Me gusta un montón tu blog cuando escribes posts divertidos. Los de libros los leo todos también (aunque medio tapándome los ojos con las manos porque aunque me jubilase YA - y no llego a los 30 - no me da para leerme mi lista de pendientes). Pero en este tipo de posts sencillamente te sales. Tienes una honestidad y una fuerza que enganchan. Sueles decir que eres canija. Para mí, que sólo te conozco virtualmente, siempre eres muy grande. Ole, Moli.

Anónimo dijo...

Buen post.

En el camino hay un montón de mierda, de momentos jodidos, de soledad, y, a veces, de cosas peores; no incides mucho en ello, porque quizá en todo matrimonio hay dosis de todo eso.

El morbo suele acompañar a las preguntas en estos casos, y ves la calaña de muchos. También se ve la impericia de otras almas cándidas que quieren ayudar.

Lo que conozco, y lamentablemente no es poco, no tiene resultados tan consensuados y civilizados. Me alegro por vosotros, dice mucho.

En fin. ¿Quién no ha pensado en separarse ?.

Caro dijo...

Bravo!!!

Anónimo dijo...

Mi pregunta es ¿y tú cómo estás? Ya sé que la respuesta suele ser que jodido, pero realmente es lo único que me importa, el porqué Y demás pormenores pertenece a ellos. Lo que intento con mi pregunta es darle pie a contar si necesita contar o a cortar la conversación si no lo desea. Si la conversación continúa es posible que en un momento dado le pregunte por cómo lo llevan los hijos, depende. Mi única intencion es decirle que puede contar conmigo, que puedo escuchar, y que también puedo permanecer en silencio a su lado,

Gerbe

La Madre Tigre y Otras Bestias dijo...

Siempre es mejor un buen divorcio que un mal matrimonio.

Para los niños también.

Tómate un gin tonic a mi salud. Te lo has ganado.

Cosmina dijo...

Pues me acabas de confirmar lo que venia sospechando desde hace varios días: lo de haber atormentado más a mi amiga en vez de tranquilizarla.
Me alegro de haberte leído; acto seguido le he puesto un mensaje a ver si se toma un vinito conmigo y le dejo hablar sin hacer ningún tipo de comentario.

Paz dijo...

Las últimas tres preguntas me parecen directamente obscenas, pero las dos primeras me parecen que, en general, muestran interés genuino por ayudar.

La primera es, no tanto para llegar a la conclusión que 'eso' no nos pasará, sino para aprender qué cosas pueden ser un riesgo para una relación. También sirve para saber cuál es el problema y así poder ser de ayuda, dar otro punto de vista, quizá llegar a aportar luz. Normalmente la gente más cercana sabe 'qué ha pasado' o puede hacerse una composición de lugar de la situación.

La segunda de verdad que, en general, será voluntad genuina de ofrecer ayuda, porque intenta buscar una solución a un problema. Es mucho más fácil azuzar para que la gente se separe, en plan, 'no le pases ni una y tal' (es que estoy pensando en un caso cercano, pero no directo, en el que creo que el divorcio no fue la mejor opción).

Salamandra dijo...

Muy difícil. De lo peor que me ha pasado en la vida. Lo peor es cuando intentan ponerse en tu lugar (tu cita inicial es soberbia). Porque es imposible.

Anónimo dijo...

Es curioso. Has ido pasando de retratar la vida de una atractiva familia joven a tener que lidiar con mantener el interés desde una posición de adulta solitaria.
No estoy seguro de que estés teniendo éxito, pero te alabo el esfuerzo.

Anónimo literario

Anónimo dijo...

Cada vez me gustan menos estos posts de Molinos en plan mordaz, dando por hecho que todo el mundo (menos uno mismo) es gilipollas, cotilla, o malintencionado.
Lo leo , y digo, cuanta razón tiene, y a los cinco minutos pienso pero joder, que mala hostia tiene , no?
Yo me imagino haciendo al menos dos de esas preguntas, sin intencion de verme a mi mismo a salvo (aunque claro que me preocupa), ni intentando meter el dedo en la herida, pero bueno, posiblemente sea yo el atontao.
pablo

Ana María dijo...

Este tipo de situaciones son como una enfermedad a vida o muerte, saca lo peor de todo el que te rodea, hace que muchos se quiten según qué máscaras, y te quitas personas que son morralla y lastre a raudales. No estoy segura al 100% de lo que voy a decir, pero esto, de vez en cuando, es una maravilla para conocer a quién tienes al lado. Para bien y para mal.

Releyéndote, incluso no sé si la pregunta cómo estás es algo tan obvio que se debería eliminar. Es como cuando te dicen que cómo estás cuando se te acaba de morir alguien. Es para responder a la gallega "no sé, ¿cómo estarías tú?".

A la pregunta de si te has quedado con la pasta, los niños y demás, sillazo en la cara. Machismos los justos y necesarios, a ver si dejamos de frivolizar. Ya sabemos los comentarios cuñados que van detrás de esa pregunta.

Al final, todo depende de cómo haya sido la separación, claro, de cómo te lleves con tu ex, de cómo hayáis querido hacer las cosas. Los que te conocen no te preguntan, y los que no te conocen no les importa.

Las cosas no son buenas ni malas en sí. Dependen de otras muchas variables, sobre todo de cómo lo enfoquemos.

Te mando un abrazo y un beso, me encanta la cita del principio :*

Aurora dijo...

Y por supuesto, que el divorcio no es la situación perfecta, pero al final, es mucho mejor que mantener una ficción que en nada iba a ayudar a los niños. Dicen los expertos que nada daña más que una etapa de predivorcio que se prolonga en el tiempo.

Moli, suerte en esta nueva etapa

Rita Turza dijo...

Las separaciones nunca son fáciles y creo que nadie tiene porque dar explicaciones de nada si no quiere.
Hay que saber estar al lado de tus amigos o de la gente que quieres en silencio.

Un abrazo muy fuerte.

Anónima descerebrada.

Anónimo dijo...

A mi me mandaron a hablar con el cura que nos casó.

Anónimo dijo...

Verdades como puños, duela a quien duela, a mi me dolió todo. Mi divorcio de hace 10 años. El hombre divorciado con el que ahora convivo. La cara de mis hijos cuando le dije .. Papa y mama se van a separar. En fin! Gracias por ponerle nombre a esas cosas que yo no se como llamar.

Anónimo dijo...

Reconfortante.
Me encantan estos tipos de post en los que nos abres el alma y me veo reflejada...
Valiente.
Gracias por escribir sobre algo así y darnos una visión real y optimista de algo tan jodido.
Eres muyyyyyyy grande Moli!

Anónimo dijo...

Las palabras más sabias y respetuosas que recibí (y las únicas, fueron de mi madre...me dijo:" siento pena, porque una madre quiere ver feliz a sus hij@s y sé que esto va a ser muy difícil durante un tiempo, pero con que uno no quiera estar con el otro, no tiene porqué haber otro motivo para separase"...
Cada persona es un mundo, como lo es cada pareja y cada relación...como tú, decidí que la custodia compartida era lo mejor para mi pequeño...si es hoy no lo hago...en mi caso y en el de otras muchas mujeres que conozco y sobre estadísticas hablando con abogad@s, la custodia compartida es ideal para los hombres, ni para los hijos, ni para las mujeres...sigo con la custodia compartida, porque no quiero andar con más papeleos ni que mi hijo que hoy ya puede declarar, tenga que pasar por un juicio a favor de uno o de otro... ya nos contarás con el tiempo y ojalá para ti y para tus hijos sea lo mejor...
Un beso

Voz en off dijo...

La gente siempre habla de más!

Anónimo dijo...

Besos y punto

María dijo...

Cada divorcio es una historia diferente, supongo. Yo sé que sufrí muchísimo, y que no tenía tiempo para fijarme en lo que los demás pensaban, incluida mi suegra...
"Los demás" no tienen porqué ser siempre gente impresentable, hay de todo.
Enhorabuena por tu blog, es bueno, si no lo fuese yo no perdería tiempo leyéndote, claro.
Besos

desmadreando dijo...

Y aquí llega el momento de decir ¡por fin entiendo tú comentario en IG de no te confundas! ¡Buah! Lo siento, soy tontaculoperdida.... Es un tema delicado pero sobretodo privado. Alabo tu fortaleza de escribirlo, de sacarlo y de dejar abierto los comentarios. En lo único que no estoy de acuerdo y no puedo asegurarlo porque no estoy "clavándome el cuchillo en el mismo lugar" es que todas las veces sea "para mejor". Es asquerosamente triste ver como el compañero de viaje de tu vida se convierte en un desconocido por más que la cosa sea "cordial"...En fin. Te cito "no ha debido ser fácil...pero ¡ES TÚ DECISIÓN!" Un abrazo a tu alma porque sé que vendrá tarde que temprano ese post que siempre cito de una gran bloguera de "el luto hacia delante"....

nurananu dijo...

¡Suerte, Moli!
Mis mejores deseos para una etapa de grandes cambios.
¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

Con el tiempo descubres que divorciarse - en los casos en que no sucede nada grave ni terrible - a veces te trae más problemas de los que pretendiste evitar, y tu vida no es mejor, ni encuentras a nadie maravilloso a quien amar con locura, y si lo haces termina siendo también decepcionante y finaliza, y vuelta a empezar...y después de mucho tiempo te preguntas si para eso, después de las experiencias no hubiera sido mejor quedarte como estabas. No es un ataque al divorcio ni mucho menos, es sólo que a veces nos creemos que es la panacea, que la vida nos espera con sorpresas y aventuras, con nuevos comienzos y bueno...no siempre sucede

Paris Maria dijo...

Es la primera vez que comento en tu blog.
Has descrito exactamente lo mismo que me estoy encontrando yo...es curioso, pero cómo el ser humano, siendo todos y cada uno de nosotros de su padre y de su madre, siendo todos tan distintos entre sí..cómo es posible que al final resulta que todos preguntamos lo mismo?

Yo he dado explicaciones a quien me ha parecido, tampoco tengo nada que esconder, porque yo pienso como tu, no soy una mujer que sea capaz de putear a su pareja, porque ahora resulta que ya no quiero estar con él pero Se merece mi respeto, mi cariño, y por más que quiera no se borran de un plumazo 23 años (7 de novios y 16 de casados) y una hija de 4 años. NO, yo me separo de él, pero no debo separarle de su hija ni a mi hija de su padre.
Y entre los dos lo hacemos lo mejor posible, por ella y por nosotros.

Yo también lo he pensado mucho antes de dar este paso...le he dado vueltas, lo hemos intentado, hemos hablado y al final...el final era el que ahora es, aunque si te soy sincera, ojalá hubiera durado siempre, porque es un hombre maravilloso, solo que hemos evolucionado por caminos distintos, y eso en una pareja es imposible que funcione.
Para mi siempre será mi primer amor y el padre de mi única hija, y un buen hombre que siempre me tendrá para lo que necesite.

Pero al final el amor no fue suficiente;)

Un abrazo

hitlodeo dijo...

Los únicos que pueden saber que es lo que ha pasado, y a los únicos que realmente les importa es a la expareja. Pero el deporte de prejuzgar tiene más seguidores que el fútbol.

Besos

Aquello noerayo dijo...

Es como la de... Y vosotros cuando?

Asier dijo...

Qué buen post, tronca.
Y esa es la decisión corecta para los que deciden vivir decidiendo, aunqque la frasecita quede un pelín ridícula.
Algo parecido me tocó hace unos años. Y todos los desasosiegos cambian y todo es para diferente... y para mejor.
Respecto a las preguntas, que a veces hacen responder borde si llevas el bobómetro encendidoo, hace bastante tiempo un colega que es un monumento vivo al sentido común (pena que eso suela ir contra la imaginación...) "más sabe el tonto en su casa que el listo en casa ajena, o sea que cuantos menos consejos, mejor" Qué buena frase, oyes...

Placer leerte

Dot dijo...

http://www.huffingtonpost.es/michael-cheshire/carta-abierta-a-mi-ahora-_b_5925500.html

madre estresada dijo...

si mientras decides si te separas o no has confiado en alguien le has ido contando como te sientes, pues ya lo sabe y no tiene que preguntar los porqués, a los demás, ya sabes, nos sale la vena cotilla y nos gusta saber hasta lo que cenas.
los hijos... pues es que ellos quieren un padre y una madre felices, no dos personas haciendo esfuerzos por no tirarse los platos mientras se cena, y si, les afecta, sobre todo les afectan los comentarios "bienintencionados" de pobre niño ahora qué va a ser de él.
¿sabes? sólo tenemos una vida, y no debemos pasarla decidiendo si nos atrevemos a vivir de otra manera o hay que seguir las rutinas.
Un besazo, preciosa

Anónimo dijo...

Y yo pensando, que equivocado estaba, que es importante empatizar con los demás, sobre todo con los que importan. Pero no, parece que intentas ponerte en el lugar del otro y entender por lo que esta pasando, ponerte sus zapatos como dicen los anglosajones sabiamente, y resultas ser un gilipollas insensible y listillo que no tiene ni puta idea. Pues la cita inicial es maja, pero creo que el sentimiento de perdida que se desarrolla en un divorcio puede ser parecido a una muerte o a un desengaño con alguien importante. No, aquel cuyo máxima perdida ha sido suspender mates en el colegio tal vez no lo entienda aunque lo diga, pero mucha otra gente bienintencionada si. Y creo que la gente intenta que sepas que no estas sólo, que entienden que es una etapa jodida, sea un divorcio, la muerte de tu padre o que tu mejor amigo te la ha pegado, y que les tienes ahí. Aunque no tengan el cuchillo ahí mismo en este momento. Y no es necesariamente para que veas que los demás también sufren y tal, eso de mal de muchos consuelo de tontos, porque no creo que te sirva que alguien diga "se por lo que estas pasando, he leído que hay una tipa en Minnesota que también se esta divorciando". Es porque todos sufrimos pérdidas, llámalas divorcios o llámalas X.
Ya ves, qué equivocado estaba. Pero oye, sólo es una opinión más.
Hay otras cosas que si que me parecen más idiotas entre las que has dicho, pero que alguien que te quiere o al menos te aprecia intente ponerse tus zapatos, no está entre ellas, lo consiga o no.

Al fin y al cabo, como sin duda alguien inteligente como tu (lo supongo, no te conozco personalmente) entiende perfectamente, no hay que estar de acuerdo al 100% de acuerdo con lo que dices. Ni siquiera al 1%. Pero es TU blog y me parece cojonudo que digas lo que dices. He dicho.

El Anónimo de la Lámpara

loqueleo dijo...

Este es como el post de los sin hijos viendo a los con hijos... (muy buieno) pero no olvides que también escribiste un post contrario.

Lo digo porque hay otra tendencia que es como si los que nos mantenemos casados fueramos unos putos gilipollas, que estamos perdiéndonos la vida amarrados a nuestros parejos... y eso tampoco!!

Besos a puñaos.

Oswaldo dijo...

¡Vaya, Moli! ¡Vaya que eres brillante, centrada, sensible y clara! Todo junto.

Todo eso es necesario para poder escribir, sentidamente, tan duro post.

Te felicito por ser cómo eres. Un ser excepcional.
No me ha tocado a mí. Si me tocara, sólo espero que pudiera tener buena parte de la presencia de ánimo necesaria para poder caminar tan derecho.

¡Te deseo la mejor de las suertes!

Tocaweb dijo...

No tienes remedio. Entre que no sabes lo que te ha pasado, que haces las cosas a tontas y a locas y que eres una madre desnaturalizada que le da igual no estar con sus hijos que están sufriendo porque no lo entienden.... y encima ni te quedas con la pasta.

Ya sabes que es muy fácil arreglarle la vida al prójimo. Lo mejor es no hacer ni caso y lo malo es que hacen daño. BSS

Nisi dijo...

Otra cosa que creo que no hay que hacer nunca es poner a parir a la expareja de un amigo/a ni dar lecciones. En plan "Ya sabía yo que era un capullo" o "Ya te dije yo que no te convenía". Aunque realmente lo pienses, aunque realmente lo vieras venir, es mejor quedarse calladito que hurgar en las heridas.
Creo que, en general, la gente es delicada cero, respetuosa cero y empática cero.
Me ha gustado mucho el post, tengo una amiga recién separada y, ante la duda de no saber muy bien qué decirle, opté por no decirle nada, más allá que un "espero que estés bien". Tu post me confirma que no tomé una mala decisión.

Anónimo dijo...

La soledad no escogida es muy dura.
Sonia.

Luis Javier dijo...

Por suerte, no estoy en la situación que describes (y espero no estarlo), pero si sucediera, espero poder ser igual de razonable como lo describes.

Por otra parte, me ha sorprendido que hablaras de ello en el blog, eso quiere decir que ya el asunto está exorcizado.

Y como dices al final, seguro que es para mejor.

@adsolj

Anónimo dijo...

Como Chirly y Pilar no absolutamente de acuerdo en todo. ¿No puede sólamente pensarse que el que pregunta lo hace por ánimo de ayudar, aunque sea de forma torpe? ¿Porqué pensar que es miedo a que te pase a tí? Todo es muy razonable y juicioso pero las cosas no siempre son así...como concepto la custodia compartida ...¿es mejor? Seguro que sí pero la práctica es bien distinta y depende de mil situaciones... Es cierto que cuando se sufre es difícil que los demás se pongan en tu situación pero a veces se intenta, por amistad, cariño o apoyo. Es cierto que de las relaciones de pareja sólo sabe lo que pasa la pareja misma pero eso no quita que la pareja se relaciona con un entorno y que éste puede percibir una realidad distinta de la que hay entre ellos, de ahí a veces la sorpresa... Como dices es tu blog, tu opinión y tu propia situación asi que desde ese punto de vista nada que decir.
Anónima Marta

Katia dijo...

Nisi: pues a veces agradeces infinitamente que alguien te diga que tu expareja era un capullo ;)

Yo, como otros antes, creo que en varias de esas preguntas hay un genuino interés en comprender, en apoyar. Habrá (hay) mucho cotilla, pero normalmente de temas así solo hablas de verdad con gente que te conoce bien. En cualquier caso, el desamor es un sentimiento universal que ha experimentado mucha mucha gente, y que te hace comprender bastante bien de lo qué se está tratando. Las circunstancias de cada ruptura varían, pero el corazón roto y la vida descompuesta... Ese es igual.

Tu análisis me parece muy acertado para una ruptura de mutuo acuerdo, en la que ambas partes son seres civilizados que conservan un cariño y un respeto, con suficientes medios de vida ambos y unos hijos un poco más mayores. Pero esa es la minoría. La mayoría de las rupturas no son así, en la mayoría una de las partes, o las dos, sacan lo peor de si mismos.

Katia dijo...

Me dejé el tema niños en el tintero, y ese estoy muy de acuerdo contigo en que los niños lo llevan bien, y si no lo llevan bien es culpa tuya. Yo creo, por propia experiencia, que un niño sufre no por la ruptura en si, pasado el disgusto inicial, sino porque le ponen en situación de elegir a quien quiere más, a mamá o a papá. Sin pausa, desde el minuto 1 hasta el día que hay que montar las mesas de tu boda. Y eso, que estoy segura leyéndote que tú no vas a hacer, es lo que amarga la infancia y la vida de un hijo de padres divoriciados. No el divorcio. Los padres.

Anónimo dijo...

Perdona el apunte, no pretendo ser quisquillosa, pero "No ha debido de ser fácil".

Un beso, y cuánta razón tienes. En este país es muy fácil ponerse en el lugar de otro e inmediatamente pensar que lo haríamos todo infinitamente mejor.

Besos!

planeandoserpadres LTR dijo...

Como hija de padres separados que estuvieron conviviendo durante 22 años "por los niños", "por el qué dirán" y "porque qué iba a hacer mi madre sin trabajo ni casa con 2 criaturas pequeñas" te puedo decir que esperar a que el tiempo pase nunca es la solución. Que una ruptura es dura, que las decisiones personales, económicas y demás cuestiones de índole práctica son un suplico y que puede que nadie entienda la decisión. Pero mucho peor es convivir eternamente con alguien a quien ya no soportas, o que te hace la vida imposible. Eso ni es vida ni nada. Mi madre tuvo el valor de tomar la decisión con 50 años, y se fue de casa con una mano delante y otra detrás. Pues después de todo no le ha ido mal la cosa. Tomar la decisión y dar el paso es lo más difícil, pero piensa que es una nueva oportunidad para retomar tu vida y tratar de que sea como realmente te gustaría.

Bichejo dijo...

Yo sé lo que me dijeron a mí, y el 99% de la gente que me quiere fue por el camino del "¿estás bien, qué necesitas?".

Sólo una persona demostró que le importaba más qué había pasado que cómo estaba yo, no me sorprendió, pero tampoco he vuelto a tener relación. Fui espaciando el contacto hasta dejar de llamar.

Separarse es un dolor, hasta cuando sabes que es lo mejor que puedes hacer. Y luego todo mejora. Eso es lo que yo te dije, aunque estaba segura de que tú ya lo sabías.

Silvia dijo...

Sólo puedo añadir, a propósito de la quinta pregunta: ojalá mis padres no hubieran esperado tanto, ojalá me hubiera ahorrado presenciar su frialdad progresiva, o la exasperación que se provocaban, o el silencio cargado a la hora de la comida.

Ire dijo...

Mira, nadie sabe ponerse en la piel de otro hasta que no ha caminado una milla en unos zapatos muy parecidos a los suyos.
Te los has encontrado y te los vas a encontrar.
En fin, cuántas veces habré sido yo la que caiga en una de las formas de poner el dedo en la llaga de otro sin pretenderlo. Y el mismo domingo mandé a la mierda a uno, y en inglés, por pretender hacerse el listo a costa de algo que yo no tolero.

Simplemente la vida hace costra, pero a veces se cae y sale piel nueva. (:)).

Lou Perea dijo...

Moli, si es un post autobiográfico sólo puedo decirte que lo siento, porque de verdad lo siento, siento que un proyecto en el que siempre se pone mucho haya salido diferente a como lo habíamos planeado.
Dicho esto, cada cual toma la decisión que considera adecuada y los demás no tenemos ni que entender, ni opinar, ni empatizar ni meternos donde no nos llaman,

Lou

Isuka dijo...

Sabes qué creo? Que la mayoría de la gente no quiere ni plantearse las cosas que tú te planetas. Lo describes tan claro y coherente que parece fácil...pero ni lo es, ni la gente nos solemos parar a pensar en cómo nos sentimos... Eso sí, el morbo y el cotilleo no se suele olvidar y la gente ha perdido la autocrítica (gracias Tele5!).
Siento la situación...

Tita dijo...

Joder, reconozco que he pensado muchas veces todas esas cosas´al conocer el divorcio de alguien. Menos mal que sólo me sale un "¿lo siento? ¿o es para mejor?".
Me han gustado todos los puntos, excepto el último, porque es escupir hacia arriba. Parecer que llevas separada 5 años y que estás de vuelta de todo, creo que es prematuro, y como dicen muchos médicos "si todo está perfecto, es que estás pasando algo por alto"

Por lo demás...no ha debido ser fácil, pero seguro que es para mejor.

HombreRevenido dijo...

Es acojonante que sin apenas sentido común, sin sutileza ni empatía consigamos sobrevivir como especie.

Buena explicación. La gente (me incluyo) suele malgastar las oportunidades de mantener la boca cerrada y respetar a los demás en silencio.

Aprendiz dijo...

Pues sinceramente yo entiendo que a alguien que se divorcia le puedan sentar mal esas preguntas, y que por el hecho de ser personales ni se deberían hacer, ni se deberían contestar. Pero no puedo evitar pensar que en el fondo a la gente le gusta responderlas, porque a todos nos gusta desahogarnos en cuanto tenemos la oportunidad y sobre todo de justificarnos. El principal defecto hoy en día es que nadie es fuerte para proteger su propia intimidad.

Por otra parte, siento no estar de acuerdo contigo en muchas cosas.

Tus justificaciones llevan a una serie de conclusiones que no son nada aceptables; como que parece que el matrimonio se basa en el querer a la otra persona, en los sentimientos. No sé cómo será casarse por lo civil, y por supuesto en uniones de hecho la cosa no tiene nada que decir, pero para alguien que se casa por la Iglesia, el matrimonio es una promesa. Una promesa que se hace a otra persona ante Dios, de unirse a la otra persona hasta que la muerte os separe. Y luego la Iglesia admite una serie de situaciones para vivir separados, pero no divorciados, ya que eso supone romper esa promesa. Por lo tanto siento decir que "dejar de quererse y no conformarse con la rutina cómoda" no justifica el romper una promesa hecha a otra persona y ante Dios (en el caso de por la Iglesia) y en cualquier caso, únicamente ante otra persona. Las promesas deberían tener un valor superior, me parece a mí.

En cuanto a tu segunda respuesta, partiendo de tu frase, "un dolor que no se cura siempre va a más", la cura podría ser diferente, por ejemplo ver en qué puede cambiar uno mismo para que eso salga adelante. Y en vez de desprenderse de la familia, y de todo lo que se desprende uno en un divorcio, te desprendes de ti mismo. Y sí, salvar una familia bien merece no pensar en si soy más o menos feliz, si lo quiero más o menos, si me divierte como antes o no, sino en qué más puedo hacer, porque mantener una familia tiene todo el sentido.

En la tercera respuesta te aplaudo.

En la cuarta y la quinta siento también estar en desacuerdo, ya que parece que el divorcio es la mejor decisión pensando justamente en los hijos. Y no! esa es una mentira para justificarse. Es cierto que los hijos no quieren ver a sus padres pelear, pero tampoco quieren verlos separados. Los hijos quieren que sus padres se quieran, y los padres como personas adultas que han sido ellos los que han iniciado esa familia, tienen que hacer lo que sea por quererse más, y si entre medias hay peleas los hijos lo entenderán. Todos hemos visto a nuestros padres discutir. Pero la decisión de no estar discutiendo a cada momento es de los padres, o de al menos uno de ellos, que será el que más tenga que tragar, sí, y que será difícil, pero el divorcio no va a volver el tiempo atrás ni a arreglar nada-

Y yo lo siento, pero nunca le diría a unos divorciados que seguro que es para mejor. Lo único que saldría por mi boca es un lo siento.


Y todo esto lo digo sin juzgar concretamente la separación de la autora del blog, sino porque parece que hoy en día el divorcio es casi siempre la única vía que quedaba y si ha habido divorcio es que hay algún motivo gordo que lo justifique, cuando en la mayoría de los casos es solamente la salida más fácil cuando no se sabe mantener una promesa. Y sí, a pesar de lo que dicen por aquí de lo mal que fue su divorcio, esa sigue siendo la opción más fácil, porque si no no se hubieran divorciado. Pero a la larga, si de verdad se lucha y se está dispuesto a renunciar, muchos divorcios se vería que son un grave error.

Yo solo sé que mis amigas de padres separados han sufrido muchísimo por este motivo. Y nunca se sabrá qué hubiera ocurrido sin separación, pero en cualquier caso dudo que su situación hubiera acabado desvariando tanto como lo han hecho.

Yo misma dijo...

Me ha encantado

Ali EB dijo...

Olé

Amaranta dijo...

Estoy comenzando el proceso de divorcio y esto ,e parece lo peor, renunciar a un proyecto de vida y no saber como salir de aquí. Todos decis que a partir de aquí todo es mejorar pero yo solo veo un tnel muy negro....