lunes, 28 de abril de 2014

Más detalles: Torturismo.

Molimadre está mejor. 

Tras mi momento de sensibilidad extrema que sospecho que ella no ha leído, todo ha vuelto a su ser. No sé si habrá sido el destino, el cosmos, el horóscopo o una convivencia continuada de 96 horas...pero volvemos a dónde estábamos antes. 

Unas cuantas perlas sobre nuestra relación, para que no penséis que somos una peli americana. 

Viernes, todooo el día en el hospital, las dos solas. 

- Ya estoy aquí.
- Ah bien, hoy estás muy mona. 
- ¿Ayer no lo estaba?
- Bueno...no me acuerdo. 

****

Molimadre duerme. Lleo. Duerme mucho. Leo muchísimo. 

- ¿Ya te has despertado? ¿Damos un paseo?
- No estaba durmiendo.
- Mamá, has roncado.
- ¿Roncar? ¿Yo? Siempre eres tan exagerada...
- Mamá...te juro que has roncado.
- Imposible. 

****

- Mamá, me voy a ir ya...en media hora viene Molihermana, pero yo me tengo que ir porque no llego a recoger a las niñas.
- No te preocupes, estoy bien. Me quedo aquí sentada leyendo. Vete sin problemas.
- ¿Seguro que no te importa? ¿necesitas algo?
- Nada, nada. Vete. 

Me voy a Los Molinos con las princesas. Suena el teléfono. 

- ¿Has conseguido entrar en casa?
- Mamá, estamos hablando por el fijo...¿tú que crees?
- Ay hija, no sé...cómo eres tan torpe con las llaves y las puertas. 
- Tu confianza en mi me abruma...¿qué tal la tarde?
- Pues vino tu hermana al rato de irte tú y me echó la bronca porque había ido al baño sola. 
- Joder mamá, pues claro...es que eres la leche. ¿No podías esperar?
- Tenía que ir al baño y como me habías dejado sola.
- Joder, pero si te pregunté si necesitabas algo.
- En ese momento no necesitaba ir.
- Mamá, ¡eran 20 minutos! 
- Te estás poniendo insoportable....relájate anda. 

****

Sábado por la mañana. El grupo de "Molihermanos" de wasap está onfire organizando la salida de Molimadre del hospital. 

- Pobrehermano, ¿qué tal ha pasado la noche?
- Ella muy bien. Yo regular.
- ¿Qué ha pasado?
- Que ha roncado como un gorila. 
- Ja. 

******

Sábado tarde. Las visitas vienen y van. Yo voy y vengo también. Café, pastas, chocolates. Princesas. El médico de Molimadre viene y se organiza una sesión de ordenador para ver las radiografías y las fotos de la operación con detalladas explicaciones del médico. Yo paso mucho del tema. 

- Moli, ¿no quieres ver esto?
- No mamá, ya estás operada, es lo que tú querías y ya está. Que te recuperes pronto es lo único que me importa.- Respuesta para ganar el Premio Nobel de Hijismo.
- Pues resulta que no me han hecho lo que yo pensaba.
- ¿te has operado de algo sin saber qué te hacían? Dime que por lo menos era esa pierna. 
- A ver...no es eso....
- Mamá, sí es eso. Tu médico ha explicado una operación que no tiene nada que ver con lo que tú nos habías contado. O tu médico miente, cosa que dudo o tú nos has contado lo que has querido.- interviene la voz de sabiduría suprema de Molihermana. 

- Pobre Tito Vilanova...que pena y que mal rollo me ha dado.
- A mí me operaron hace mil años de la glándula parótida porque tenía un bulto.
- Bueno mamá...eso te crees tú, visto lo visto de como te enteras de tus operaciones lo mismo lo que te hicieron fue quitarte las amígdalas.- Tras ganar el Premio Nobel me despeño hacia el huerfanismo a la velocidad de la luz y consigo quedar fuera del testamento en un nanosegundo.
- ¡te voy a pegar con la muleta! ¡lo que tengo que aguantar!
- Mamá, se han reído todos...me lo has dejado a huevo. Me apuesto lo que quieras a que Molihermana también ha pensado el chiste. 
- Jajajaja...sí, yo lo he pensado...pero me he callado a tiempo. 
- Voy a ir a por "el palo de las arañas para pegarte".
- ¿Corriendo? ¿Al sprint?.- me vengo arriba en mi venganza, estoy ya fuera de control. 
- Pero qué graciosita eres...qué graciosita. 

*****

- Mamá, te dejo aquí acostada. Cualquier cosa que necesite, me mandas un wasap y bajo de mi cuarto. Cualquier cosa, no te levantes sola ni hagas bobadas.
- No, no...tranquila.

Subo. Me pongo el pijama. Me acuesto. Abro el libro. 

"Baja". 

Bajo, la ayudo a levantarse. Se vuelve a acostar. Subo. Me acuesto. No pongo el movil en silencio y duermo con él en la oreja porque me da pánico que me llame y no enterarme....su venganza podría ser terrible. Por supuesto, no pego ojo. 

A las 9 de la mañana me levanto. 

- Mamá, ¿Qué tal noche has pasado?
- INFERNAL.
- ¿Infernal? Y ¿por qué no me has avisado? ¿por qué no nos has llamado?
- ¿qué ibas a hacer? ¿arreglarme los cojines? 
- Pues no lo sé, lo que hiciera falta...
- Ya bueno...yo no quería molestar pero he pasado una noche horrible y estoy fatal e incomodísima....
- Joder mamá, no me lo eches en cara ahora, tenías que habernos avisado. 
- Si claro y que luego te vayas por ahí quejando de lo mala madre que soy. Y te hagas la víctima. 
- ¿Quién se está haciendo la víctima hora? Había pensado hacer calabacines y champiñones salteados para acompañar la carne. 
- ya....
- Ya ¿qué? ¡no te parece bien?
- No bueno, yo no digo nada. Estoy aquí sin poder hacer nada, pero ¿por qué no haces mejor calabacines rellenos de gambas?
- Pero ¿no decías que no decías nada? ¿Quieres calabacines rellenos de gambas? Pues dilo. 
- No se te puede decir nada. 

Confieso que huí, dejando los calabacines a la mitad. Abandoné a Molihermana cocinando mientras Molimadre le daba instrucciones sentada en la cocina con la pierna en alto. Soy ruin pero no podía más. 

Lo último que escuché ayer al salir por la puerta fue..."Ay tu pobrehermano...la lata que le estoy dando". 

En fin, todo va viento en popa a toda vela hacia los niveles acostumbrado de "torturismo" entre nosotras.

(Ja. Si tenía alguna oportunidad de heredar algo...con este post acabo de eliminarla).

16 comentarios:

TXABI dijo...

¡ Genio y figura...! (ella, claro)

Anna JR dijo...

Se está recuperando....
Hay que huir y no entrar al trapo... aunque yo no puedo y caigo como una imbécil. Últimamente prefiero comunicarme con ella por guasap.

HombreRevenido dijo...

Todo vuelve a su cauce. Eso es bueno. Para vosotras y también para nosotros los descerebrados.

Javier dijo...

Moli, no te preocupes. Básicamente vuestra relación es la habitual entre madre e hija. La pobre, lo que tiene que aguantarte...

Ivanna dijo...

La legítima, reina. No llores tanto, la legítima te la llevas. Por cierto, por detrás tu madre y tú pareceis hermanas.

Mara dijo...

Ya lo he dicho en otras ocasiones... Pero molimadre se parece taaaaanto a la mía!!!

Un beso y feliz recuperación (la tuya me refiero!)

Hele dijo...

anda, anda, que se nota que esta entrada es sólo para que no pensemos que te has vuelto una blanda después de leer la anterior....

No, ahora en serio, me alegro de que ya esteis todos "mejor"

Adaldrida dijo...

Pues a mí Molimadre me recuerda muuuucho a Moli con sus ya, bueno...

Ana María dijo...

Me encanta :)

Ánimo, un besote :*

Enebea dijo...

Madre no hay más que una.

Menos mal...



lo+ dijo...

Pobremoli... tu serás pobremoli...jajaja si seguís así hasta la legítima te van a quitar!!!

NáN dijo...

¡Esta es mi Moli!

Yo y mis mini yos dijo...

lo peor es cuando te das cuenta de lo que te pareces a tu madre! particularmente en esas cosas que menos te gustan!! jajaja :-) ni contigo ni sin ti!

Anónimo dijo...

tu madre siempre me ha caído bien

Anónimo dijo...

Te entiendo,la mía es clavadita.
Sonia.

Rita dijo...

Ahhh, no sabes cuánto te entiendo, que he tenido que hacer de enfermera de mi madre y maldormir en el hospital al son de sus ronquidos, pero ella, pobre de ella, no pegaba ojo de los dolores según decía, y negaba en rotundo haber roncado.
Y luego la pobrecilla es mi hermana, que para visitar a mi madre, tiene que desatender y dejar a sus hijos con el papá de las criaturas. En cambio a mí, por ser soltera, se me presupone que carente de vida y de responsabilidades, y que es más sencillo renunciar a ellas con tal de poder cuidar a mi señora madre, a la que tanto quiero y que taaanto me saca de quicio a veces.
¡Madre no hay más que una! (y a Dios gracias..)