miércoles, 18 de diciembre de 2013

SOBRE LOS PERIODISTAS.


Lo siento pero no puedo más. Llevo meses mordiéndome la lengua y los dedos pero es que ya no puedo más.

Estoy hasta el moño del lloriqueo periodístico sobre la "profesión", la injusticia de los despidos en medios de comunicación, lo crueles que son los empresarios  y todas esas zarandajas.

Lo siento pero sois unos lloricas. Casi todos. Y además, en vuestro afán por, no sé como llamarlo, justificaros os estáis haciendo unas pajas mentales de flipar encima queréis que empaticemos con vuestro supuesto drama laboral. 

El pasado  lunes en twitter no paré de ver retuiteado por grandes gurús del periodismo venerados por cientos de miles de seguidores como Ana Pastor, un artículo sobre lo que ha hecho Mariano con las ruedas de prensa.

Leí cosas como esta:

"El Periodismo es, entre otras muchas cosas, la profesión por excelencia que alza la voz en favor de los débiles, de los más pobres y de los que apenas tienen quien les escuche. El Periodismo es el canal de expresión de las mayorías pero tiene también la misión de denunciar toda clase de mentiras, abusos, injusticias, errores e ilegalidades. El Periodismo tiene el contrapoder entre sus funciones esenciales. Por algo se le conoce como cuarto poder, porque vigila los excesos del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, que supuestamente se controlan entre ellos" 

Sin palabras. ¿Qué tomadura de pelo es esta? ¿Qué tipo de pose a lo Escarlata O´Hara es esta? Seamos un poquito serios y tengamos un poquito de vergüenza.  

Ser periodista está muy bien, está estupendo, es una opción laboral como otra cualquiera, pero en la escala de profesiones prescindibles del planeta está justo por debajo de la de personal shopper, político y  la mía. 

Los periodistas no van a salvar el planeta, ni a la humanidad. Los periodistas no son Robin Hood, ni las tropas rebeldes que van a salvarnos de las fuerzas malvadas del Imperio, no van al rescate de los débiles ni salvando ancianitas de morir atropelladas. Hacer alarde de esos supuestos valores imaginarios para resaltar la importancia de un trabajo que es como otro cualquiera, es sencillamente patético y da muchísima vergüenza ajena. 

El periodismo es una profesión muy respetable pero no es imprescindible. Antes de que hordas de gente me saquen a relucir el derecho a la información, los corresponsales de guerra y los trabajo de investigación y todo eso...me explico. 

Lo siento, pero ser periodista consiste en contar lo que ves, lo que ocurre, cómo ocurre y transmitírselo a un público determinado, ya sea de radio, de tele, de prensa o internet. Contar lo que sucede, tal y como sucede es algo que puede hacer casi cualquiera que sepa hablar o redactar.  

Ser periodista no te hace poseedor de la verdad absoluta. De hecho, cuando sabes de algo, cuando controlas sobre un tema, ya sea medicina, educación, motores, árboles frutales, libros de colores o cualquier otra materia y lees/ves/escuchas una noticia sobre ese tema que dominas, la mayor parte de las veces te llevas un soponcio por la desinformación y algunas te cabreas por el uso interesado y retorcido que se ha hecho de ese tema. 

Ser periodista no te hace más listo, ni más inteligente, ni más culto que ser médico, profesor, administrativo, carnicero, ingeniero o enfermera. 

El periodismo, el hecho de contar algo, debe ser imparcial y debe tener por encima, como objetivo máximo contar la verdad. Y eso, es algo que está al alcance de muy pocos, periodistas y no periodistas. 

Me hace muchísima gracia que esteís ahora rasgandoos las vestiduras con lo de las ruedas de prensa de Mariano. ¿A qué viene esa indignación? ¿ A que viene esa pose de "no respiro" totalmente falsa? Que sí, que está muy mal y es horrible, pero no seáis cínicos.  

Hace unos meses, fue muy jaleado también en las redes este artículo de Manuel Jabois donde explicaba con supuesta gracia, la cantidad de cosas que los periodistas saben y no cuentan. A mí, no me hizo  ninguna gracia. De hecho, me pareció ofensivo. No me he caído de un guindo, se que hay mil cosas que los periodistas sabéis y no contáis, pero hacer alarde de ello me pareció directamente ofensivo.  ¿ A cuántos arreglos llegáis con políticos, empresarios o poderosos para no contar cosas? A muchísimos. Porque os presionan, por pasta, por conveniencia, por órdenes de vuestros jefes o por miedo a perder vuestros curros. Lo entiendo, pero por favor, no seáis cínicos y luego no vayáis de salvadores del planeta. 

Hacéis concesiones por salvar vuestras habichuelas COMO TODOS y los demás las asumimos, pero no tengáis las narices de hacer concesiones, trapicheos y manipulaciones y encima pretender que os debamos la vida, la democracia y el derecho a respirar.  

Los espectadores, lectores u oyentes estamos hartos de asistir a entrevistas que dan vergüenza ajena. Unas veces por el servilismo y la falta de rigor para preguntar, dejando que el invitado de turno se vaya por los cerros de Úbeda contestando o por el contrario por el alarde de personalismo del periodista de turno que se cree que está en un combate de egos y se dedica a atacar frontal y torticeramente. 

Y ¿por qué se hace eso? Porque no es verdad que se busque la verdad, ni siquiera se intenta. Se busca que el invitado acceda a ir al plató sabiendo que dará audiencia su sola presencia aunque se hayan pactado las preguntas y el no ser "inquisitivo", o cuando es al contrario, se ataca frontalmente con actitud beligerante para que dicho periodista consiga una repercusión mediática brutal  haciendo que sus hordas lo jaleen. 

"8.000 periodistas han perdido su trabajo desde 2008 y 70 medios de comunicación han cerrado"

Lo siento por cada uno de los 8.000 periodistas que han perdido su trabajo. Es una putada que los estén despidiendo, pero también lo es que despidan a charcuteros, pescaderos, secretarias, mecánicos, administrativos, profesores y mil cosas más y nadie tiene la desvergüenza de encabezar sus protestas alardeando de la (supuesta) importancia de su profesión. Lo que os jode, como a todos, es que perder el trabajo es una putada, pierdes el dinero, el sustento, la carrera profesional...No vendáis motos de "si me quedo sin curro el poder hará lo que quiera" porque el poder ha hecho lo que ha querido cuando vosotros cobrabais y no estabais tan preocupados. "Sin periodismo no hay democracia", venga por favor. Por supuesto que creo que debe haber periodismo y libertad de información y de expresión, pero seamos serios y no digáis memeces. 

No me dais pena o no me dais más pena que otros colectivos. No me preocupa vuestra situación laboral más que la de otros colectivos, de hecho me preocupa bastante menos. Por suerte o por desgracia para el periodismo tal y como lo hemos conocido hasta ahora, actualmente existe internet y un montón de gente que no son periodistas, escribiendo, hablando y contando lo que pasa y cuando pasa. Sí, se que os molesta, que consideráis que es intrusismo y todas esas cosas...pero el caso es que está ahí, que la información está a nuestro alcance. 

En mi vida, he conocido, tratado y trabajado con muchísimos periodistas. Algunos muy buenos, otros buenos, otros del montón y algunos espantosos. De estos últimos he conocido muchos y los he visto callar, manipular, esconder y hacer un uso interesado de la información, tanto para favorecer como para perjudicar. 

A muchos de los buenos, los he visto callar cosas increíbles porque sus habichuelas, su casa y sus hijos dependían de ellos. Y lo he entendido y lo entiendo.  

Veo las ruedas de prensa de políticos  y me da vergüenza ajena que nadie, a la respuesta del político de turno se ponga de pié y diga: "Eso está muy bien, pero no somos imbéciles, no ha respondido a la pregunta y no ha dicho nada más que obviedades".

He visto a periodistas muy buenos salir de trabajos con una mano delante y otra detrás o quedarse arrinconados en sus trabajos porque no querían plegarse a lo que les mandaba. Y he visto como a esos periodistas muy buenos ningún compañero de profesión los defendía públicamente. Y  no hablo de grandes figuras, hablo de periodistas cojonudos de calle a los que nadie ha defendido y muchos han corrido a ocupar su puesto. 

Entiendo todas esas miserias laborales, las hay en todos los curros.  Hay periodistas cojonudos y periodistas horrorosos, pero ni siquiera los cojonudos son los salvadores de la humanidad.  

Ser periodista consiste o debería consistir en contar lo que pasa, lo que ocurre, la verdad, escuchando las distintas versiones, siendo imparcial y objetivo y hacer todo esto incluso cuando la verdad no es la que a ti te gustaría. Hacer esto aunque tus jefes se cabreen y tu puesto de trabajo peligre. Si no lo haces porque tu sustento depende de eso, lo entiendo perfectamente, pero por favor, no os rasguéis las vestiduras ni emprendáis patéticos lamentos sobre el fin del periodismo que existe para salvar al mundo.  

Ser periodista es un trabajo y lo siento en el alma pero hay mil trabajos más importantes que el vuestro.  

Aunque el mío no lo es. 





54 comentarios:

Pitufando dijo...

Ole, ole y ole!

Se puede decir más alto, pero no más claro.

Felices fiestas!

Pérez dijo...

Discrepo en algunas cosas. No por corporativismo, eh, ni mucho menos, sino por convicción.

En otras tantas, en casi todas, estoy de acuerdo contigo.

Yo llevo ya unos años con una especie de cruzada personal del tipo "hay que buscarle otro nombre a esto porque ya no es periodismo, es otra cosa", pero en solitario se puede hacer poco.

Bruixaveriada dijo...

Muy de acuerdo. Creo que estamos confundiendo periodismo con "opinadores profesionales" porque ya no se cuenta exactamente la verdad, sinó lo que tu medio cree que es la verdad o lo que le interesa que sea la verdad, y eso no es periodismo.

Aquí, desde otro trabajo muy denostado, cual es la abogacía, éste si IMPRESCINDIBLE! PD.

Por cierto, el dia 28 creo que estaré en Zaragoza y, si estoy, me pasaré a verte!

Anónimo dijo...

¡TRUE!
¿Zaragoza? ¿Firma de libros?
Anónima Marta

decoratica dijo...

Ergo el que no se preocupa por respetar su profesión que no piense que van a venir los demás a respetarla. Ni ésta ni cualquier otra.

Ximo dijo...

Estoy completamente de acuerdo. A mí los que más penosos me parecen son los "periodistas" que inundan los platós de los programas del corazón y viven de ello. Cada vez que los veo se me hincha la vena del cuello...

Pau dijo...

Qué grande eres!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo! Me encanta como lo expones, da mucha rabia su autobombo. Gracias por explicarlo tan bien! Felicidades!

Modestino dijo...

Eres muy valiente Molinos. Ya vale de tópicos!, no son intocables.

Anónimo dijo...

Soy la anónima a la que aman los agrícolas por haberme reído de ellos. Ahora puede empezar a amarme mucha gente más.
Por un lado, sí, te doy la razón en que el autobombo y el enamoraensimasmiento que desprenden es estúpido y no se dan cuenta de que son idiotas.
Por otro, en mi línea, ciencias de la información: JA; será qué de la información lo que estudian, de ciencias saben menos que yo.
Pero, que su estupidez y ensimasmiento no nos hagan olvidar que llevan razón en mucho de lo que lloran.

RS dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que escuchar a un periodista contar determinados asuntos es como para rajarse las venas. Especialmente doloroso es cuando sabes que estás metiendo la pata, que lo que han dicho no tiene sentido, etc.

Por lo demás, no son más que un colectivo más afectado por la crisis. Lo que pasa es que ellos trabajan con la palabra y tienen medios para quejarse y hacerse oír. Eso sí, se dejan putear como el resto porque, en lugar de levantarse e irse de una rueda de prensa sin preguntas, se quedan como borreguillos por los mismos motivos que los demás no salimos a la calle con bazocas a cargarnos a tanto ladrón suelto: por miedo, porque estamos anestesiados, porque no sirve para nada, porque nos iríamos a la calle, etc.

C. S. dijo...

El prblema es que, como casi siempre, se confunde el oficio con poseer un título. A ningún licenciado en historia se le ocurre decir, después de haber acabado la carrera, "soy hostoriador". Una cosa es ser licenciado en historia y otra ser historiador. A los periodistas malos se les nota mucho porque les encanta decir "soy periodista", como sin con el pago de las tasas académicas hubieran recibido una especie de orden sagrado. Como dices, cualquiera que sea capaz de contar más o menos objetivamente una noticia y redactarla correctamente puede ser periodista, aunque haya estudiado un módulo de FP de chapa y pintura. Cuando uno oye a esa bochornosa mujer, Ana Pastor, haciendo gala de su corporativismo analfabeto y enseñando el plumero de forma descarada, se pregunta qué sentido tiene que exista una especialidad universitaria de esa naturaleza. Desde luego, no me imagino a Enric González o a miguel Ángel Aguilar gritando a los cuatro vientos "¡soy periodista! ¡Amadme! ¡soy un salvador de la patria! (o a lo mejor son tan buenos porque ninguno de los dos estudió esa carrera...)

Anónimo dijo...

Moli!!Soy nueva por estos lares y creo que cada dia te superas.
Habiendo vivido de cerca toda la historia del cierre de Canal9 no puedo estar más de acuerdo contigo.Me siento muy impotente e indignada puesto que en otros medios de comunicación,los trataban como heroes,cuando llevaban haciendo mal su trabajo 24 años...vaya tela!
Un abrazo!

NáN dijo...

Tres cosas:

1. Hasta que la artrítis, la próstata y la flacidez muscular me invadieron, fui "hostiador", como dice C.S.

2. Todos somos indignos, porque trabajamos para quien no debemos, vemos ineficacia y/o ilegalizades y/o injusticias laborales y nos ponemos a mirar la pantalla del ordenador (o la chapa que estamos pintando) como si fuera lo que más nos interesa del mundo.

3. Como en el resto de las profesiones "liberales", ya no hay "periodistas", sino empresas de "información". Y los que quieren seguir comiendo y pagando la hipoteca, cumplen las normas del amo. Y punto pelota.

4. (no hay 3 sin 4) Los periodistas "serían" esenciales para la Democracia, pero como ese cuento de vivimos en democracia, ya se ha acabado, pues han de joderse como los churreros y los cesteros.

y 5. (no hay 4 sin cinco) Es vergonzoso que el Presidente del Gobierno no se someta a preguntas y repreguntas. Pero da lo mismo.

abuelo Pepe dijo...

Muy bien, Molinera, hoy lo has bordado(ayer también). Tanto es así que al leerte los progres miran para otro lado y tratan de llevar la crítica hacia lo de siempre.

Lola Birlanga Urbán dijo...

Pues, ¡qué decirte! Que tienes más razón que un santo y que debes tener un par de ovarios tremendos. Eso o que tienes una personalidad increible y muy afianzada a tu cuerpo que te permite pasarte las opiniones de los demás (incluída la mía) por el arco del triunfo. Cosa que, por otro lado, me parece estupendo y yo debería aprender. Beso fuerte.

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

Alberto Secades dijo...

Alguien tenía que decirlo. Por supuesto, no podía ser uno de los que llaman a su oficio empleando mayúscula y, a los que cuentan cosas (de otra manera, en otros formatos) los desprecian por intrusismo.

Muy brava.

Sara M. dijo...

Yo creo que hoy en día el periodismo puede ser cualquier cosa menos independiente. No hay manera de enterarse de una noticia libre de partidismos, así que no, no entiendo que defiendan la necesidad de su profesión.
Lo de Canal9 es muy triste, pero es que más triste es que se haya llegado a que una televisión de tres provincias, tenga casi 2.000 empleados. ¡Si no tienen tantas localidades, no tocan ni a corresponsal por municipio!

ELISA dijo...

Suscribo de pe a pa el comentario de NáN.

Ana María dijo...

Yo me quedo con esto, como resumen del texto completo:

«Veo las ruedas de prensa de políticos y me da vergüenza ajena que nadie, a la respuesta del político de turno se ponga de pie y diga: "Eso está muy bien, pero no somos imbéciles, no ha respondido a la pregunta y no ha dicho nada más que obviedades".»

O no hay cojones, o no hay periodismo. Y podríamos poner muchas profesiones ahí, pero somos cainitas, envidiosos, acusicas, y así nos va. El que se queja y le joden, todo el mundo agachando la cabeza; el que se queja y consigue algo, todo el mundo a su vera. No hombre, todos hipócritas. Eso pasa con el periodismo, que mientras vinieron a por los comunistas, como yo no lo era, me daba lo mismo... Pero ahora que vienen a por mí, no queda nadie, es demasiado tarde. Que no se les ocurra pedir ayuda ni a los controladores, ni a los funcionarios, ni a otros colectivos profesionales a quienes han denostado días y días en montones de portadas, porque estarán solos. No darán pena. Son un grupo más, pensaban que eran de la casta elegida, pero son pobres mortales. Que apechuguen. Como todos los demás.

:*

Speedygirl dijo...

Pues no sé... yo matizaría varias cosas:

-Que los periodistas no son los salvadores del mundo: sí.

-Que sin el riesgo de que alguien lo descubriera y lo contara el poder haría AÚN MÁS (porque efectivamente, ya lo hace) lo que le diera la gana: pues también.

-Que algunas veces las informaciones están poco trabajadas por falta de tiempo o medios para hacerlo mejor: sí.

-Que la gente no sabe en qué condiciones (no solo laborales, sino del día día) deplorables se tiene que trabajar en los medios: pues también. Y que el trabajo de un mal periodista está a la vista para que todo el mundo pueda criticarlo y decir lo malo que es y el de un mal abogado, o un mal pintor o un mal albañil sólo saben lo mal que lo hacen los que tienen la mala suerte de toparse con ellos: desde luego.

-Que los periodistas no son imprescindibles: si
-Que cualquiera que sepa redactar y contar objetivamente una noticia es periodista: NO. Como tampoco es psicólogo alguien que sólo se limite a sentarte en un diván y escucharte ni es compositor un tipo que ordene CD de música en un supermercado. No es ni mejor ni peor, pero no es LO MISMO.

Y... bueno, mejor lo dejo aquí, que nos van a dar las uvas.

HombreRevenido dijo...

No voy a hacer exclamaciones, pero sí diré que tienes razón (Dios mío, estoy tan poco acostumbrado a dar la razón que me falta la respiración).

Los periodistas están ante una gran oportunidad de reconquistar el prestigio social. Tendrán que sacrificar muchísimas cosas para lograrlo. Por eso la mayoría no lo harán. Otros sí.
Ahora mismo sólo me interesan estos últimos. Los demás como no si no existieran.

Ah, otra cosa. Yo no creo que Jabois hiciera alarde, al contrario; en mi opinión era una denuncia frontal a esa clase de servidumbre.

Anónimo dijo...

Ni tanto ni tan calvo.

Yo soy periodista y seguidora tuya, y no me gusta que hables con tal mal rollo, cuando del 100% de periodistas, lo mismo te molesta un 9%. No se quizás soy yo que me lo tomo como algo personal y no.

¿Has escrito sobre otra profesión o sobre los políticos?

¿Aunque sea periodista, tengo acceso a este blog? jejeje me encantaría saber que tienes amigos periodistas.

Ah, para el comentario que dice que ha sido uno de los empleos afectados por la crisis al igual que otros, es el segundo sector (la comunicación) mas afectado por la crisis tras del sector de la construcción.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con NáN. Gracias NáN yo no se si lo habría explicado mejor.

No se por que la gente (digo la gente y no digo la entrada del blog, esta me sirve de pie para hablar de la gente) no se ponen en su lugar. Se produce algo extraño, les dicen que no se endiosen y no se llamen esenciales para la democracia, que es un trabajo cualquiera, pero luego cuando tragan con sus jefes como algunos en todos los trabajos del mundo nos echamos las manos a la cabeza y decimos ay ay pues que no se quejen porque siguieron las indicaciones de sus jefes.

O es un trabajo normal y punto o es un trabajo importantisimo donde deben hacerse los héroes, sin importar perder el trabajo contando una información haciendo algo que sus jefes no quieren etc.

Imaginemos un mundo donde todos seamos héroes, maestras que expliquen cosas saltándose el programa y los criterios de evaluación que han puesto nuevos, porque les parecen incorrectos y quieren educar a los niños lo mejor posible, fuera de reformas políticas, médicos que se niegan a ocuparse de mas pacientes de los que pueden ver adecuadamente en un día, que recetan y mandan todas las pruebas necesarias, editoras que si no publicaban una obra de arte y si algo comercial dejaban su puesto, en aras de la cultura, cocineras que si ven algo irregular en la cocina la dejan, en pro del cliente, camareros que no sirven garrafon cuando cobran por bebida "buena"...

No se si me explico bien, seguramente tendré miles de fallos y podéis sacarle punta a mi mensaje.. no suelo escribir mucho en post. (Lo mismo tal vez esta respuesta es tan larga). Si no estáis de acuerdo, contestarme pero cordialmente por favor, no quiero crear una guerra ni que haya mal rollo, solo un intercambio de opiniones.

Moli me gusta mucho tu blog! Aunque no este de acuerdo con esta entrada. Un beso!

Anónimo dijo...

¡Hola!

Si un grupo de periodistas hiciera un programa interesante, critico, con lo que hay que ser crítico etc etc. ¿lo veriais? ¿que programa de tv de esta clase veis, que leeis que sea asi, que escuchais etc.?

Hay periodismo de todas las clases, bueno y malo, solo necesitan lectores, espectadores.. ciudadanos activos que con su fuerza, haga que estos medios sean mínimamente autosuficientes económicamente porque si no lo son, no se pueden hacer, mas que como hobby, proyecto propio.. X mientras tienes otro trabajo.

Es importante decir lo que pensamos que esta mal, pero también es importante dar pasos para cambiarlo, si te importa la buena información búscala y si la encuentras págala, léela, retuiteala, apoyala. Existe y esta ahí fuera, esperando, echa por gente que pone el corazón en ella y espera gente que no se quede en criticar lo que no le gusta y apueste por lo que le gusta.

Anónimo dijo...

Hombre es normal que hagan ruido en los medios porque su profesión es comunicar igual que los conductores de trenes para protestar paran trenes.

Yo diría que tienes empacho de verlos.

Rísquez dijo...

Una verdad detrás de otra. Eres grande, Molinos.

Anónimo dijo...

Como periodista, y como periodista afortunada, porque tengo la suerte de tener un trabajo en el que sí puedo contar las cosas que creo importante sin demasiadas presiones, sin temer por el pan de mis hijos, estoy de acuerdo con casi todo lo que dices en la entrada... excepto con una cosa: contar cosas no lo puede hacer cualquiera. Y creo que uno de los problemas del periodismo es precisamente que haya tanta gente que crea que lo puede hacer cualquiera: que saber escribir desde el punto de vista mecánico (coger un bolígrafo o poner las manos en un teclado, confegir palabras letra tras letra...) es equivalente a saber escribir, a saber expresar lo que quieres (y debes) decir. Y entre los que no saben... incluiría a más de un periodista.

desafectos dijo...

Muy de acuerdo!! Se rasgan las vestiduras con el tema de ruedas de prensa sin preguntas o con respuestas eufemísticas y evasivas y ninguno tiene la decencia, como bien dices, de reprobarles.

Un saludo.

NáN dijo...

Si veis, y es posible, los paquetes de acciones que tienen los bancos en los grandes medios, entenderéis que quienes opinan son Botín y 3 o 4 más.

Mi consejo: no usar los medios de comunicación importantes PARA NADA. Tenemos Diagonal, Mundo Diplomático y muchas posibilidades más que cuenta la verdad. Simplemente porque no tienen créditos bancarios ni dependen de la publicidad de los bancos ni los bancos son dueños de paquetes mayoritarios de acciones.

Es fácil estar bien informado, pero hay que currárselo. La TV está muy bien para ver pelis.

Caro dijo...

Sí señor!!! Comparto todo lo que has dicho punto por punto.
Cuando se cerró Canal9 en Valencia, salió en todas las noticias nacionales. ¿es la única empresa pública que cierra?, ¿No ha habido más despidos en España?. Ya vale de creerse el ombligo del mundo.

Anónimo dijo...


Se me saltan las lágrimas de la emoción... llevo AÑOS pensando lo mismo, y lo has expresado perfectamente

Solo por eso, dejo de ser anónima después de leerte desde hace mas de un año

Un abrazo
Marta

bruixaveriada dijo...

Sólo por responder a un anónimo de más arriba, y sin ánimo de polemizar (¡qué palabra!), si hemos de hablar sobre la calidad de la televisión, o de alguna prensa, piensa que las minorías que no vemos programas infames sobre vidas privadas de gente sin interés también tenemos derecho a existir.

He dicho,

Riojanita dijo...

me hubiera encantado escribir este post!!! que arte tienes!!

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enol dijo...

A mí me dio un poco de pena ver como ciertos periodistas contaban como habían sido callados y manipulados hasta su despido. Periodistas? Marionetas diria yo.

NáN dijo...

Muy bien Xisca.

Cualquier despedido debe quejarse.

Aunque ciertos lloros de quienes no se esforzaron para sacar nada sobre el accidente del metro de Valencia me produce cierto gómito.

Pero, insisto en lo que dije: los que estéis en un trabajo y hayáis respondido airado a cualquier violencia contra compañeros trabajadores, tirad la primera piedra.

Los que, dejad de actuar como sepulcros blanqueados.

http://www.andalucesdiario.es/cultura/tras-la-huella-del-periodista-comprometido/

Lástima que ya no se comprometa ni Dios. Siento vergüenza de mis paisanos.

Tita dijo...

"El Periodismo es, entre otras muchas cosas, la profesión por excelencia que alza la voz en favor de los débiles, de los más pobres y de los que apenas tienen quien les escuche. El Periodismo es el canal de expresión de las mayorías pero tiene también la misión de denunciar toda clase de mentiras, abusos, injusticias, errores e ilegalidades. El Periodismo tiene el contrapoder entre sus funciones esenciales. Por algo se le conoce como cuarto poder, porque vigila los excesos del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, que supuestamente se controlan entre ellos"

Decir ésto, en la era de la información por excelencia, de internet, de la multiplicación de los receptores de forma exponencial, es un insulto, porque ésto, si de verdad es así,si eres así de bueno y de vigilante, lo puedes hacer gratis y seguir beneficiando a la humanidad.

Pero como todo el mundo, hay que comer varias veces al día, y pagar la hipoteca. Solo algunos periodistas podrían disfrazar un motivo tan sencillo y tan imprescindible para su vida cotidiana y los bollycaos de sus hijos, con un argumento de este calibre, y repito:

"El Periodismo es, entre otras muchas cosas, la profesión por excelencia que alza la voz en favor de los débiles, de los más pobres y de los que apenas tienen quien les escuche. El Periodismo es el canal de expresión de las mayorías pero tiene también la misión de denunciar toda clase de mentiras, abusos, injusticias, errores e ilegalidades. El Periodismo tiene el contrapoder entre sus funciones esenciales. Por algo se le conoce como cuarto poder, porque vigila los excesos del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, que supuestamente se controlan entre ellos"

Mi trabajo es completamente prescindible. A mí me es imprescindible, porque me da de comer. Punto pelota.

Anónimo dijo...

Independientemente de las bondades(información no tan centralizada, normalización lingüística, etc) o maldades (ya habéis comentado algunas) que tengan,igual que las estatales,por cierto, se llaman televisiones autonómicas, no "de tres provincias" ni "de provincias".

Goethita dijo...

Yo creo que Xisca tiene razón. Todos tragamos pero eso no significa que nos parezca bien ni que estemos orgullosos. ¿Bocazas e hipócritas? Sí, los hay en todas partes, y como gritan más, se les oye más, pero no hay que perder de vista que los que obligan a los periodistas a actuar así son los grandes medios de comunicación y sus “normas” (por decir algo). Y esos medios con esas normas no son “la profesión del periodismo”. Tampoco creo que todo el periodismo sean esos grandes medios. ¿Los de internet no son también periodistas?

Y en lo de quejarse, estoy con NáN y Xisca , A MUERTE. Poco nos quejamos. No entiendo que nos hayan quitado tantos derechos a los trabajadores y no haya ardido nada (Bromeo. Las guillotinas son más eficaces que no dejan tanto humo XD)

A mí me pasa lo contrario que a ti, a mí me asusta el poder que tienen los medios de comunicación. Manejan la opinión pública descaradamente, y la opinión pública en una sociedad supuestamente democrática lo es todo. La labor de los medios no sólo es necesaria sino imprescindible. La gente tiene que estar informada, y el cómo les llegue esa información es crucial. No hay una realidad, hay miles, y los medios son los que presentan e interpretan esa realidad. Para mí no basta con “contar lo que pasa”. La labor de un periodista es muchísimo más compleja. Si das una noticia sin situarla en un contexto (histórico, económico, social,etc) o sin prever las posibles consecuencias de dicha noticia (de forma objetiva, claro, no previendo el futuro cual pitonisa o agorera) la noticia no significa nada. Es como el tipo de padre de familia “¿Qué tiempo hace hoy Olly?” “Llueve”. Pues sí pero no. Y además, también es responsabilidad suya qué se puede contar y qué no. Y sí, creo que no basta decir que un periodista debe contar todo lo que sepa, y más hoy en día, que según lo que digas igual llevas a la bancarrota a un país. Ellos deciden (y creo que deben hacerlo aunque vaya responsabilidad!) lo que se cuenta o no se cuenta ¿te parece poco importante? Joder, a mí me da miedito.

En cuanto a internet, NáN, no hay que perder de vista que los medios generalistas son LO ÚNICO que ven (o leen) una gran parte de la población. No podemos perderlos de vista. Y yo creo que son necesarios. Si internet fuera el único medio de información, cambiaría totalmente y casi seguro que perdería esa independencia y libertad de la que ahora disfruta. Para mí lo ideal sería que se produjera esa reconversión de la que habla Xisca e internet se quedara como lo que es, un medio independiente de la corriente generalista y el contrapunto de los medios.

Y para terminar, Moli, me sorprende que hables de profesiones imprescindibles. ¿Ésas cuáles son? ¿Las prácticas? ¡Vaya manía hay con que sólo vale lo “práctico” o lo útil a corto plazo! Yo en tu caso concreto te preguntaría: ¿y un escritor? Casi, casi me atrevería a decir que morirías antes (de pena) sin escritores que sin médicos.

Ire dijo...

Mmmmm.
La verdad, no me gusta demasiado ese tono de madre contando lo dura que es la vida que usas cuando hablas de los colectivos que se quejan de su situación profesional.
Porque trivializas demasiado, porque tomas demasiadas veces al todo por la parte.
Ya ves, el periodismo es un sector al que no le tengo especial cariño, y sí, a lo largo de mi vida he podido ver cómo manipulan a la opinión pública contra intereses profesionales míos o de gente que conozco los grandes periódicos. Lo deploro.
Aún así, y estando de acuerdo en que la grandilocuencia y ensimasmiento que gastan esos mensajes son más que ridículos, cada cosa es cada cosa.
Tienen derecho a quejarse y a denunciar su situación. Hacerlo no es lloriquear, es comunicar. La forma de hacerlo es lo que puede ser criticable o ridícula.

molinos dijo...

Me fascina que siempre penséis que no tengo ni puta idea de lo que hablo y que me baso en generalidades.

De periodismo se mucho, conozco mucho y de primera primerísima mano. Se de lo que hablo.

Dicho esto.

Creo que debe haber periodismo, por supuesto que si, pero no cualquier cosa es periodismo.

Claro que pueden quejarse de sus condiciones laborales, claro que si y es su deber, como el de todos, pero es que sus condiciones laborales no son peores que las de cualquier otro sector. ¿Qué está echando gente con 20 años de experiencia y cogiendo becarios a los que pagan una basura y la calidad de la información se resiente? Claro que si y es una verguenza, y lo mismo pasa con los ingenieros, los administrativos, los mecánicos, las enfermeras y absolutamente todos los sectores laborales. Claro que tienen que quejarse, pero no porque sin su profesión no haya democracia, sino porque es una verguenza lo que se está haciendo...

Y creo que el periodismo tal y como lo hemos conocido y hablan de él los que en cuanto los criticas te sacan el Watergate a colación...está sufriendo una crisis, un cambio....y tendrán que adaptarse como todos.

Y por si acaso alguien lo duda, creo que hay que pagar por una información de calidad, claro que lo creo. Igual que por todo lo demás.

y sé de lo que hablo.

Ire dijo...

Sólo por enseñar un poco la patita: pues a mi si me dan la información de calidad gratis, la tomo. Es lo que hago leyendo muchos blogs. Y esto lo digo en tono jocoso, pero no he dicho mayor verdad en un comentario. La calidad está en internet, te la dan gratis, pero...se te va mucho tiempo buscándola, y está mezclada con mucha inmundicia.

Sobre lo del Watergate, simplemente, en este pais no sabemos discutir sin caer en el dramatismo más ridículo, por desgracia. No es fácil dar con quien sabe decir lo que quiere sin aludir al altísimo ni creer que la falta de acuerdo es un ataque personal. Lo mismo los periodistas que los ingenieros que las peluqueras.

Marta dijo...

No Marta dixit:

1. me ha gustado el post

2. yo de periodismo no tengo ni idea, pero se me ponen los pelos de punta cuando dan alguna noticia sobre Medicina.

3. tienen derecho a quejarse. Sí, como todos.

4. como funcionario que soy y después de que muchos medios de comunicación nos describieran como vagos, inútiles etc.. y echaran a la opinión pública sobre nosotros por tener un trabajo fijo (oiga que a mí la oposición me costó dos largos años de mi vida)no puedo más que pensar ! a joderse tocan

5. al que decía que casi prefiere a un escritor que a un médico, le pregunto ¿ si tuviera una apendicitis aguda le gustaría que fuera yo a verle bisturí en mano o preferiría que un bardo le recitara un poema? Es por curiosidad nada más.

6. yo soy prescindible. mi profesión (médico), no. y lo mismo un montón de profesiones u oficios más.

Goethita dijo...

Marta, yo no he dicho que prefiera un médico a un escritor. Jamás se me ocurriría poner en duda la utilidad de la profesión médica. Es obvio que todos le debemos mucho. Me refería a que, por ejemplo para mí, para ser feliz también necesito escritores. Para mí son imprescindibles a pesar de no hacer nada "práctico o útil". Mis disculpas si te he ofendido.

ebedeca dijo...

Pues yo queria estudiar periodismo y mi padre me dijo: hija estudia lo que sea, aprenderás a escribir igual y encima sabras de lo que hablas.
Me encanta la opinion de Moli.
La información es necesaria y creo que el periodismo es imprescindible, pero su carrera universitaria no. (Afortunadamente hoy tenemos muchas posibilidades de informarnos e informar.) Si te conviertes en un asalariado que sigue la linea editorial, no eres aquel que pretende que "El periodismo es la profesion que alza la voz de los ...". Y para ser maruja del (no prensa del) corazon no se necesita ni estudiar. Y si les estan recortando puestos y tienen miedo de irse a la calle, pues como tantos otros. Es su forma y no el fondo el que es insultante para los demás ciudadanos.

Marta dijo...

Goethita, entendí mal el sentido de tu primer comentario. Y que conste que a mí también me hace feliz que existan los escritores.;-)

Ire dijo...

Bueno, ahora, queridos periodistas, yo también quiero ver quien se pone en pie y dice que la nueva ley del aborto es un ataque a los derechos de la mujer.
Y que conste, yo no comparto la postura de muchos comentaristas de que ahora os toca a vosotros, (como antes a funcionarios o a controladores), a comérselo con papas.
Pero sí que opino que los grandes medios de comunicación son parte del problema, por crear opinión, y crearla a costa de hacer demagogia furibunda en contra de quien molesta.

El chico de la Granja dijo...

La desinformación de la gente es fundamental para crear la "verdad" oficial y puedan sobrevivir sin problemas verdaderos delincuentes al frente del país, dos ejemplos: cuando hablan los autodenominados medios de un tema conocido por cualquier profesional acabas echándote las manos en la cabeza de la cantidad de sandeces y falsedades sobre el tema conocido profesionalmente (solo les interesa el morbo y las hipérboles e imposibles supuestos). Por tanto si de lo conocido las meten a saco lo que no controlas te tragas auténticas basuras. Dos la propiedad y la utilización de los "medios" explican fenómenos como "berlusconis" murdochs, etc.
Lo primero que intervinieron en las libertad de prensa los "tea party" fue la ley que obligada al medio a publicar la otra opinión minoritaria sobre lo cuestionado. La creación de la caverna mediática sostiene los valores más reaccionarios, crueles y arcaícos que sostienen los gobiernos de nuestros males. Por eso para determinados temas, o sales a los medios extranjeros o a "otros canales minoritarios. Por ello la creación de opinión crítica, sobretodo entre los jóvenes es fundamental para sobrevivicr en democracia.

María López dijo...

Eso de que periodista puede ser cualquiera, de que cualquiera puede redactar y escribir bien no sé yo, eh. Desde luego tú no, porque las tildes te las comes como quieres...

Olenska dijo...

Soy periodista. Pido perdón. El periodismo es una profesión muy sacrificada. Trabajas las fiestas, ni tienes horario, siempre tienes prisa, te presiona el poder y produce un estrés infinito. Además esta muy mal pagado. Muchas de las cosas que cuenta Molinos son ciertas. Pero también es cierto que sin prensa independiente de calidad la sociedad se resiente. Igual que si no hay sanidad y educación de calidad. Ni más no menos. El periodismo es un oficio y se aprende trabajando. Nadie con un blog puede sustituir nuestro trabajo. Igual que hacer zapatos en tu casa no te convierte en un artesano zapatero. No es mejor ni peor. Simplemente se aprende. Uno aprende a jerarquizar, a titular, a hacer una entradilla, a contrastar, a verificar los datos, a tener fuentes, a consultar a expertos. Eso requiere tiempo, medios y un periodista veterano que te enseñe gritos. Después de muchas cagadas, amigos perdidos y relaciones rotas consigues contar una noticia que nadie más conoce y que a la gente le interesa. Eso hace que el mundo sea mejor? No lo se. Pero cabrea un poco a los "de arriba" y es cuando pienso que algo estaremos haciendo bien. Y a veces (muy pocas veces) los que ostentan el poder rectifican.

Olenska dijo...

Bua, periodistas somos todos iguales.

El lector indiscreto dijo...

Sin animo de discrepar en todo, me parece que algunas de tus opiniones son erradas mas por desconocimiento que por mera pataleta.No debes olvidar que el periodismo SI ha salvado vidas. Muchos crímenes atroces que la policía no fue capaz de resolver las saco a la luz el periodismo. Muchos periodistas arriesgan la vida, y eso no lo haven los politicos, como has dicho arriba. La desinformación es tremendamente peligrosa. No veas ese oficio tan a la ligera.

molinos dijo...

Lector indiscreto, lamentablemente este post no viene ni por desconocimiento ni por pataleta. Conozco mucho como se trabaja en el mundo del periodismo y lo conozco muy muy de cerca. Nadie niega que el periodismo haya hecho grandes cosas, el Watergate, crímenes de guerra, los corresponsales que mueren en guerra o que están secuestrados...por supuesto que nadie niega su valor....pero ¿cuántos hay de esos? No me estoy refiriendo a eso...

Y lamentablemente, se de lo que hablo muy bien.