lunes, 11 de noviembre de 2013

PETE NO ES MI TIPO PERO...


Pete no es mi tipo para nada y sin embargo me tiene enganchada. 

Pete es alto, americano, rubio, campechano y con cara de ser feliz permanentemente.  Habla con los árboles, lleva chalecos acolchados,  es un cursi de tres pares de narices y dice muchísimo "oh, esto es hermoso". Son todo características que en cualquier otro ser humano me harían salir corriendo despavorida en dirección contraria agitando los brazos y perdiendo los zapatos, pero Pete tiene algo que compensa todos esos despropósitos y que hace que si lo conociera en persona me abalanzara sobre él. 

Pete construye casas en los árboles. 

Casas de verdad, unas casas acojonantes. 
En árboles de verdad, árboles grandes en medio de bosques preciosos. 
Casas preciosas para vivir en un árbol. 
Amo a Pete. 

Pete hace esto en un programa de televisión superadictivo en el que en una combinación letal enseña bosques acojonantes, abraza árboles, dice "oh ¿no es hermoso? " y dibuja los bocetos de las casas preciosas. 

El programa es siempre igual pero eso a mí no me importa. Quiero a Pete y sus casas. 

Pete vive en el estado de Washington que por si alguien no lo sabe está en la punta oeste de Estados Unidos. Normalmente el programa empieza con Pete fingiendo hacer algo interesante: galletas, escribir, leer o mirar al vacío. Menos las galletas, todo lo demás lo hace tumbado en unas redes gigantes que tiene colgadas entre los árboles de su jardín. 

Su hija o su mujer le sacan de su ensimismamiento creativo al grito de: ¡Ha llamado un cliente! 
- ¿Un cliente? ¿De verdad?- Pete, por alguna extraña razón no se fía de su familia. 
-¡Si! y quieren que les hagas una casa en el árbol.- gritan ellas emocionadas. 
- ¿Una casa en el árbol? ¿De verdad?.- A ver Pete...eres el tio que construye casas en los árboles..¿para qué te iban a llamar? 
- ¡Si!! ¡ De verdad!.- 
- ¡Oh, esto es hermoso! gente que quiere que le construya una casa...que emocionante.- Pete es siempre así, no tiene memoria a corto plazo y no recuerda que es a eso a lo que se dedica. 
- ¿De dónde era el cliente?- pregunta mientras se baja de la red como un trapecista de circo pero con su chaleco acolchado donde pone "Tree Master". 
- Del estado de Nueva York.- contesta su hija. 
- Ah...Nueva York ¡qué hermoso!.- A Pete todo le parece hermoso. Lo que a mí me deja flipada sin embargo es que no diga ¿Nueva York? Pero si eso está a tomar por culo, exactamente a 4.500 km. Una distancia absurda para que te llamen para un trabajo, es cómo si te llaman a Madrid para que vayas a hacer algo a Moscú. Y yo pienso ¿No hay más constructores de casas en todo Estados Unidos? Pero vamos que a Pete le parece cojonudo hacerse 4.500 km para ver a un cliente...le parece hasta hermoso. 
- ¿Y qué presupuesto tienen?.- pregunta Pete con los pies en la tierra y saliendo un poco de su mundo de luz y color. 
- 180.000 dólares.- contesta la hija impertérrita. 

Pete no dice nada a esto pero yo grito en el sofá ¿ 180.000 $ PARA CONSTRUIR UNA CASA EN EL ÁRBOL???  QUIERO SER LA HEREDERA DE PETE. 

Pete luego aparece  conduciendo mientras se reafirma en la suerte que tiene: "Estoy feliz porque estos clientes quieren una casa en un árbol, no hay nada como una casa en un árbol...¡oh qué hermosos árboles veo por aquí!" 

Pete no dice nada de los 180 mil dólares pero supongo que también está un poco feliz por la pasta que se va atufar. 

Llega a la casa y allí le reciben siempre como si fuera Santa Claus. 

- ¡Oh Pete! Has venido! ¡Qué ilusión que hayas venido!.- dice la pareja de los 180 mil dólares. Tener tanto dinero parece que les ha hecho olvidar que Pete ha venido porque le han llamado...no porque se haya dejado caer por allí. 
- ¡Si! Aquí estoy qué hermoso es todo.- Pete tiene razón...la joven pareja tiene una "segunda residencia" acojonante en medio de un bosque increíble. 
- Si, nos gusta mucho pero querríamos una casa en el árbol. Una gran casa en el árbol para nuestras dos hijas y para poder recibir a nuestros amigos y hacer barbacoas. 
- ¡Oh qué estupendo! Una barbacoa.- A mí, lo de la barbacoa me perturba...no me parece la mejor idea subirte a un árbol (de madera) y hacer fuego a 7 metros de altura rodeado de ramas de madera...pero a Pete le parece cojonudo. El cliente siempre tiene la razón. 

Tras este diálogo tan inteligente, Pete y la joven pareja se van a pasear por los jardines de la casa que por supuesto son gigantes y están llenos de árboles enormes, preciosos y superchulos. Pete hace un paripé fabuloso en el que va diciendo "oh aquí tenéis un enorme y precioso roble blanco...pero no haremos la casa en él porque simplemente es perfecto y no le oigo pedírmelo" o "estos pinos blancos son maravillosos pero son ya ancianos y es mejor que el final de su vida lo disfruten"...hasta que de repente se lanza corriendo hacia unos árboles  y dice "No me puedo creer que tengáis estos maravillosos robles de poste...3 la distancia justa que necesitamos para una hermosa y magnífica casa en el árbol. La veo. Los árboles me han hablado". Si le pones un corpiño y música de fondo está igualito a Julie Trinos en Sonrisas y Lágrimas. 

(Me río siempre en esta parte, aunque el mejor día fue el que hizo el paripé con unos árboles y el dueño llego y le dijo " Si, Pete ese árbol es muy chulo pero está fuera de los límites de mi propiedad" )

Pete hace entonces unos dibujos superchulos de como ha pensado que va a ser la casa: una escalera  para subir a la pasarela, luego un puente colgante de 12 metros y luego una casa con mirador, dormitorio, una pequeña cocina y una terraza para sentarte a ver atardecer sobre el bosque de tu jardín.  LA QUIERO. 

La joven pareja da palmas con las orejas y se pira. 

Pete llama entonces a su cuadrilla de trabajadores (todos bastante noruegos) y empieza entonces la parte más aburrida del programa. Es la parte que justifica que este programa vaya en el canal de machotes Discovery Max. Se ponen a construir  la casa, se suben a los árboles, tiran poleas, ponen pernos, ajustan tornillos. Llega siempre el camión con todo el material y se queda atascado en el barro. Siempre hay algo que misteriosamente no ajusta pero Pete lo soluciona mientras dice "¿No es hermoso como va surgiendo la casa como si siempre hubiera estado ahí " y suspira. Aquí siempre sale una motosierra y Pete llora porque tienen que cortar una rama...

La joven pareja vuelve a ver cómo van las obras. Pete los subo a 7 metros de altura y les dice

- ¿Qué os parece? ¿No es hermoso?

Ellos tienen cara de querer vomitar del vértigo  que tienen pero les da miedo desilusionar a Pete que está tan emocionado y le dicen: ¡ohhh..es hermosísimo!! y se van. 


Cuando los aguerridos noruegos de Pete han terminado de montar la casa y se van más felices que perdices. Pete llama a unas curris que vienen con todo tipo de muebles y cosas de Ikea y dejan la casita en el árbol preparada para lo que sea: los muebles, las alfombras, las camas, los platos, las mesas, los adornos...absolutamente todo preparado. Una pasada. 

Pete entonces, a medio camino entre sufrir un síndrome de Stendhal o llegar al orgasmo, recibe a la joven pareja y los conduce al pie del árbol obligándoles a mirar el suelo. 

- ¡Ya podéis mirar! 
- ¡¡ohhhhhhh!!
- ¿No es hermoso?? 
- Es lo más hermoso que hemos visto nunca...es maravilloso, alucinante. Oh Pete eres el mejor, has hecho realidad nuestros sueños. 

Pete alcanza entonces el orgasmo, monta a sus noruegos en la furgoneta y se pira contando a cámara que es más feliz que una perdiz porque hacer casas en los árboles es lo mejor que puedes hacer en la vida porque los árboles son hermosos. 

De los 180 mil dólares no dice nada...pero sospecho que esto también le hace un poquito feliz. 

Menos mal que Pete  no es noruego...me tendría a su merced.

Otras adicciones televisivas aquí. 

Como veo que tenéis curiosidad...el programa de Pete es los viernes por la noche...un día buenísimo. 

34 comentarios:

Mara dijo...

Vale, si, bueno... es chulo... mola... Sabes que si llueve te mojas seguro verdad?

Fisuelina dijo...

Nunca he visto este programa, y aún así me estoy descojonando con el post.

Nisi dijo...

Ostras, no conocía este programa, ¡¡tengo que verlo!!

Inés dijo...

Pues sin haber visto ningún episodio, suena a serie de domingo por la mañana (no muy temprano). Mucho mejor que otros infames realities de los que he oído hablar. O que el programa de los asesinatos de La Sexta. Argh.

HombreRevenido dijo...

ME PARTO
Es como si hubiera visto dos temporadas del programa en un solo post.
Me gusta mucho el momento superhéroe recibiendo su llamada al principio. Si encima son 180.000 $ y no les hace factura me caigo muerto.

Devils dijo...

A mi me gusta lo que ponen después: Amish Mafia. Me imagino a los responsables de vender el producto a la cadena, la cara de los directivosque les escuchan... y ya me da igual el contenido del programa, me troncho yo sólo.

Para mi la gracia del programa de las casas de los árboles es ver trabajar a los noruegos, a lo abuelo tras la valla de obra. Son mañosos los joíos.

XEIA2410 dijo...

Tiene buena pinta!!!!! Después de sobresaturarnos de Hilarys y gemelos..ya no saben por dónde tirar....:) Pues trepamos!!!!!

mgsay dijo...

Gracias por estos buenos ratos!!! tus post en general me gustan, pero como "comentarista" de programas absurdos NO TIENES PRECIO......me parto!!

mgsay dijo...

Gracias por estos buenos ratos!!! tus post en general me gustan, pero como "comentarista" de programas absurdos NO TIENES PRECIO......me parto!!

Ana María dijo...

Oh qué norueguismo, y qué hermoso todo xD

:*

Ana María dijo...

Oh qué norueguismo, y qué hermoso todo xD

:*

MATT dijo...

jajajajajajaa, que jartá de reir me he metido leyéndote!!!. No he visto nunca el programa y ya lo he computado en mi cerebro como uno de los mejores programas para reír, así que igual no debería verlo para no llevarme una desilusión.
Me parto imaginando el momento en que el cliente le indica educadamente que el árbol elegido no está en su propiedad. Muy grande

NáN dijo...

¿180.000 $ por una casa sin ascensor, más pequeña que una buhardilla parisina, en la que no puedes fumar por si se quema y tienes que hacer tus necesidades sujetándote a una cuerda (no he visto váter) o escuchar el golpe de los sólidos al final de una tubería (que no he visto?

Es hermoso estafar y que el cliente quede feliz, sí.

Pal dijo...

En vacaciones estuve en una casa en un árbol y he de decir que es muy romántico pero lo veo poco práctico.... Pero claroo estamos hablando de una pareja que tiene una segunda casa y que se va a gastar en la caseta de barbacoas del jardín 180.000$... ¿Quién necesita ser práctico?
Yo quiero...

laboticariadesquiciada dijo...

Moli, eres grande.
No he visto jamás el programa, pero ya estoy enterándome de la hora, porque no me lo puedo perder. Si ahora mismo estoy enganchada a los gemelos.... No quiero ni pensar lo que será ver éste. Me he estado riendo todo el rato mientras leía, y coincido con Matt, el momento "ése árbol está fuera de mi propiedad" es sublime.
Un beso.

Eva dijo...

Lo siento Pero si a mi me llegan un tiraron y me dice que algo es "hermoso", lo mando a tomar por......

Hermano E dijo...

¡Qué hermoso todo!




Moli,puedes oírme, por favor corre hacia la luz y vuelve

Efe Morningstar dijo...

"Pete alcanza entonces el orgasmo, monta a sus noruegos..."

Mira, Moli, qué despiste el tuyo, eso lo has escrito al revés.

Pep dijo...

Moli, me estoy empezando a preocupar.

Vemos los mismos tipos de programas.. y me gustan igual que a ti.

lo+ dijo...

no he visto el programa pero me encanta molicomentarista...pienso buscarlo..para descojononarme toa toa toa

bruixaveriada (antes Silvia) dijo...

Antes de los gemelos, en el mismo canal, había uno canadiense de casas cerca de lagos que había que reformar..... Salían todas iguales pero tambien eran hermosas y maravillosas.

Lo de los árboles está muy arriba....

C. S. dijo...

Pues a mí lo que más me gusta es la parte de los noruegos y su bricomanía. (Mi favorito es el escalador) A mí también me perturbó mucho lo de la barbacoa ¡Y lo de los 180.000! ¡Me dejó muerta! ¡Si vale más que mi casa!

Jen dijo...

A mi me encanta el, y sus casas en el árbol. No soy la única a la que le gustan estos programas... También soy fan de los gemelos de la casa de tus sueños, no tengo remedio...

RS dijo...

Jajajaja, me encanta. Me compro el programa. O sea, viene a ser como alguno de los de Divinity, mezclado con elementos de Bricomanía (que es un programa que me pirra). Vamos, cojonudo. Y encima un viernes.

PD: Tú ya eres consciente de que dar a conocer tus adicciones televisivas perjudica seriamente tu prestigio bloguero ¿verdad? ;)

Saramaga dijo...

Ajajajajaja!
Pues este no lo conozco.. pero voy a buscarlo, sin duda!

Anónimo dijo...

Estás peor de lo que pensaba.....
El próximo viernes no me lo pierdo...

Anónima Marta

Oswaldo dijo...

¡Lástima que aquí no presentan ese programa! Me gustaría verlo porque en una cosa estoy de acuerdo con Pete, "¡No hay nada como una casa en un árbol!"

Aparte de tu fantástica combinación entre alabanza y despelleje (No puedo evitarlo, "te leo" y me gusta tu estilo) lo que más me llama la atención es que DIGAN EL PRESUPUESTO. Muchos de esos programas trabajan como por arte de magia, sin nunca mencionar al obvio vil metal.

Chad dijo...

Dios de mi vida, qué lagrimones de la risa.

Moli, creo que es el mejor post cómico que te he leído. Has estado en estado de gracia absoluto.

"Eh... Sí, Pete. Ese árbol está muy chulo pero está fuera de mi propiedad".

¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

Babunita dijo...

Umhhh... Nosotras creemos que aunque Pete no padezca noguerismo, Vd. al ser viernes noche y haberse atufado un par de G.T. (a falta de 180.000 bien está el G.T)lo ve nogüreado, con lo que, hasta el sábado por la mañana no se da cuenta de el "pero" del final de la frase que encabeza el post.

Anónimo dijo...

Qué graciosa! Me ha encantado y me he reido mucho.

Akede dijo...

Yo descubrí este programa el finde por purita casualidad y me quedé enganchadísima. A parte de que flipé con la pedazo de casa en el árbol que construyó, lo que más me impactó fueron las casas y los presupuestos de los yanquis, anonadada me ando.

Asier dijo...

Molinos, eres muuuu salada (no te quesjes por la pobreza del piropo; mi mujer no para de recordarme que la nota más desgarradoramente íntima y halagadora que le he escrito nunca ha sido "eres muy maja"...)

Se te olvidaba comentar que parece endemás un jefe cojupléndido: en el único capítulo que le ví dejó solos a sus noruegos (nosonpatanto)haciendo un puente entre la casa/casa y la casa del árbol de unos clientes y la liaron parda. Yo, personalmente, me hubiese puesto de una mala hostia muy principal; pero este tío, trs fruncir el ceño sumió la culpa por haberse ido a visitar a un arquitecto para restaurar una caasita del árbol. Tras eso, se disculpó...

Pete no existe. Seguro.

Lola Birlanga Urbán dijo...

Pues yo voy a intentar no perdermelo este viernes. Estos americanos son la bomba. Todo lo hacen a lo grande. Muy bueno el post. Me he reído un montón con tus comentarios a la obviedades. Besos.

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

sin más palabras dijo...

No he visto ningún episodio completo y tengo una duda existencial.
Las casas de los árboles tienen WC?.
Si tienen bien, si no... pufff que pereza.