jueves, 12 de septiembre de 2013

RELEER Y VOLVER A VER.

Releer. Suena exactamente a lo que haces, leer algo que ya leíste en su momento. No hay juicio, ni opinión. Parece que repites la misma acción...aunque no es exactamente igual.

 
Remirar. Rever. Suenan horriblemente mal, suenan a que vuelves a ver algo, en este caso una película porque no te enteraste bien. No sé, a mí me suena a que ya vas predispuesto en contra, cuando es justo al revés. Por supuesto, "revisionar" o el anglicismo "revisitar" tampoco molan nada. Muchísimo mejor, aunque más largo, "volver a ver".

 
Puedo hacer una lista bastante corta de los libros que he releído en mi vida: El hobbit, La Historia Interminable, La perla, El Señor de los Anillos, El último encuentro, Los reyes malditos, Historias de Nueva York, Ventanas de Manhattan, El enamorado de la osa mayor, El cuaderno rojo, The Great Gatsby y todos los Asterix (un millón de veces).
 
El listado de películas sin embargo es interminable. Por citar algunas de las que he visto más de cinco veces: Mary Poppins, Esta casa es una ruina, Tienes un email, Cuando Harry encontró a Sally, Los Puentes, Memorias, Los caballeros de la mesa cuadrada, la saga del Padrino, las de Indiana, las de Star Wars, Hatari, El hombre tranquilo, Mujercitas, Historias de Philpadelphia, El Apartamento, La extraña pareja, Primera plana, Sin Perdón, La diligencia, todas las de los hermanos Marx, Adivina quien viene a cenar esta noche...pufff...y un montón de clásicos en blanco y negro y mil más.

 
Obviamente, volver a ver una película es más sencillo que releer un libro. Con sencillo me refiero a que te tumbas en el sofá y la ponen en la tele o la eliges de las que tienes en DVD o te la descargas (legalmente) y no tienes nada más que hacer. Sabes el tiempo que te llevará volver a ver esa película y sabes exactamente lo que vas a ver. Conoces la historia, los personajes, el final y puede que hasta los diálogos.

 
¿Por qué vuelvo a ver una película?

 
Pues porque estoy tirada en el sofá y resulta que la están echando, es decir por oportunidad encontrada en el momento justo de vaguería. Pero ¿por qué no apago la tele o busco otra cosa? o ¿Por qué elijo volver a ver una película? Pues por reencontrarme con lo que sea que en su momento me gustó de ella y volver a disfrutarlo.  Puede ser que esté triste y quiera algo para reírme, o que esté en modo "bichobola" y quiera algo de llorar, o que quiera pasar miedo o ver una peli que pegue con el  helado que voy a comer. O puede que también vuelva a ver una película porque voy a compartirla con alguien que no la ha visto (como laz princezaz o Fede que a sus 41 años no había visto "La princesa prometida") o sí la ha visto pero no la hemos visto juntos. 

 
Volver a ver una película tiene mucho con ver con mi estado de ánimo y la oportunidad espacio/temporal: la peli justa en el momento justo de sofá. Puedo dejarla a la mitad...simplemente apago (o me duermo) y ya está “total, ya sé cómo termina”.

 
Vuelvo a ver pelis dos, tres, cuatro y hasta veinte veces sólo para regodearme en lo conocido, para repetir de lo que me gusta.  Para darme un empacho. Sé exactamente qué voy a ver y cómo me voy a sentir. Por supuesto, a veces descubro cosas nuevas, casi siempre por la edad a las que las  veo,  pero hay muchas veces que no y ese es justo su placer. He visto una película tan sencilla como "Mary Poppins" más de 30 veces, no hay nada nuevo en ella, me la sé de memoria  y me sigue encantando cómo me hace sentir. 

 
Releer para mi, es otra cosa. Es un acto de voluntad. No me tumbo en el sofá y el libro cae en mis manos. Es más una actitud: voy a releer  tal.
 
Para empezar,  lleva más tiempo. De hecho no sé cuánto me llevará porque no sé de cuánto tiempo dispondré en las próximas horas, días o semanas para terminarlo. Además es posible que recuerde la historia y como termina...pero habrá un millón de cosas que no recuerde.  Sólo los muy frikis recuerdan diálogos textuales.

 
Ahora que lo pienso esto es curioso. ¿He leído más libros o he visto más películas en mi vida? Supongo que películas a pesar de lo mucho que leo y sin embargo recuerdo más cosas de las películas que de los libros. No de todas por supuesto pero de las que me gustan sí...aunque claro puede que sea porque las he visto más veces. Puede que no sea tan curioso.

 
Si voy a releer un libro hay que llegar al final, hay que saborearlo hasta el final...a no ser que la relectura sea un chasco absoluto pero creo que incluso en ese caso hay que terminarlo porque estaré pensando "este libro me encantó, tiene que tener algo por lo que yo guardaba este recuerdo tan bueno". Hay veces que no funciona...y lo que sea que me encantó ya no está ahí o peor...está y me horroriza y me hace pensar en qué tipo de persona era o qué extraño proceso de abducción tuve en el momento en que leí aquel libro para que me pareciera maravilloso.

 
Sólo releo los libros "buenos". Con las pelis el espectro es más amplio, puedes querer volver a ver una peli "mala" sólo por el buen rato o la historia ñoña de amor o por los chistes absurdos.

 
Al releer un libro "bueno", uno de mi top, siempre descubro algo nuevo, algo que no sabía que estaba ahí, que no capté cuando lo leí por primera vez o que si capté pero que no recuerdo porque hubo otra cosa que en su momento me llamó más la atención. También puede ser porque mi momento vital fuera otro, obviamente no es lo mismo leer con 22 que con 40. Por lo mismo, por el momento de tu vida creo que hay libros que no deben volver a leerse...hay que hacerlo cuando tienes 17 pero no con 30 o 40. Releer algunos libros de adolescencia te puede hacer sentir mucha vergüenza ajena con efecto retroactivo hacia tu yo de 17 años. Mejor que no.

 
En este artículo que leí ayer, el autor decía que no relee porque sabe que hay muchísimo nuevo por leer y le parece que releer le quita tiempo de conocer nuevas lecturas, de ampliar su bagaje de libros. A mí no me pasa eso, de hecho me parece un argumento bastante estúpido. Es cómo argumentar que a pesar de haberte encantado Nueva York o Berlín no vas a volver nunca porque te quedan muchas otras ciudades por conocer.

 
Yo no releo más por miedo. Lo confieso, es puro terror.

 
Hay libros que me encantaron en su momento, que me fascinaron y me compensa más el recuerdo que la posibilidad de volver (o no) a disfrutarlo. Sé que es una posición casi tan idiota como la del autor del artículo que he citado y por eso lucho contra ella y de vez en cuando me lanzo a releer. Veo el libro en la estantería y digo "venga Moli coño, no seas cagueta, atrévete a ver porqué te gusto ese libro". También releo por una mezcla de  vergüenza torera y envidia al recomendar  un libro a alguien. La vergüenza torera viene porque me entra el pánico escénico y pienso "Mierda, le he dicho que este libro era maravilloso y lo mismo es una mierda...voy a releerlo para poder defenderlo o para pedir perdón por el truño recomendado". Y la envidia porque pienso que esa persona lo está descubriendo y saboreando y entonces  me lanzó a releer (casi sin pánico) para poder disfrutarlo…¿Quién dijo que la envidia era mala? 

 
La verdad es que mis relecturas casi siempre han ido bien y al releer me he reencontrado con el placer y las sensaciones que encontré en su momento: todo lo que recordaba estaba allí y muchas veces descubro que la relectura (con más años y más vida vivida) hace ese libro aún mejor que su recuerdo.

 
Creo que me he convencido a mi misma. Voy a ir pensando en mi siguiente relectura.

24 comentarios:

Paz dijo...

Un libro que releí anualmente desde los 15 a los 20 fue 'La insoportable levedad del ser' y cada vez subrayaba algo nuevo...Dejé de leerlo para no subrayarlo todo jejeje No, simplemente dejé de releerlo. Y ahora no sé si volvería a hacerlo, creo que es mejor dejarlo ahí donde esté. Esperaré hasta que vuelva a estar preparada y puede que eso no vuelva a ocurrir nunca.

Squirrel dijo...

A mí me pasa justo lo contrario que a ti, releo muchísimo, más incluso que leer libros nuevos. Es una sensación de tranquilidad, de saber lo que va a pasar en cada momento e ir directamente a la página que quieres, a ese chiste que recuerdas vagamente y al final... acabas releyéndote el libro entero. Además puedes releer en esos momentos que no tienes suficiente tiempo para empezar una nueva lectura y que te enganche, es casi perfecto.
¿Suficiente propaganda a favor?

Anónimo dijo...

Mi libro favorito: "Ensayo sobre la ceguera".

Nunca lo he vuelto a leer. Me muero de miedo ante la posibilidad de que ya no me estremezca.

Montse

Chairas y Cuchillos dijo...

Releer es uno de esos lujos de la vida. Hay libros que tengo en mi lista de lecturas para repetir. Y cuando un libro entra a esa lista es que tiene algo muy especial. Los primeros dos que se me ocurren, catcher in the rye o cien años de soledad. El primero por sabérmelo de memoria y el segundo por leer cada vez un libro distinto.

Tanto tiempo de leerte y por fin me animo a comentar.

Un abrazo mexicano.

Lucia.



Ana María dijo...

Voy a sonar muy cursi, pero el libro que siempre releo y es tremendamente especial para mí es El Principito. Es estar en casa. Es mi primer libro chispas leído en francés. Es mil veces más tierno de lo que recuerdo conforme lo voy leyendo.

Este verano he releído "El guardián entre el centeno". Me he propuesto desetiquetar los libros que me tocó leerme durante mis años estudiantiles, quitarles el estigma de "esto me lo leí obligada". Nada mejor para leer un libro a disgusto.

Intento volver a ver pelis que me gustaron mucho. Las que son sólo buenas o así así las acabo dejando por desidia.

Como curiosidad, en griego clásico "ver" se usa en voz activa, y la forma "haber visto" se usa en voz activa como "conocer", que es "ver dos veces".

:*

Lola dijo...

Acabo de releer Historias de Nuevas York porque estamos cerrando el piso y sólo tenía ese ibro y un par..y lo deveré en un día! me ha gustado más que la primera vez.

He releido varios libros y tengo pendiente hacerlo con más; no me da miedo, si no me gusta tanto es porque estoy en otro momento, no me parecería algo malo.

RS dijo...

Pues yo no releo. No me gusta. Con alguna excepción (El camino de Miguel Delibes). Tampoco me gusta volver a ver películas. Y por encima de todo hay una cosa que odio: ver reposiciones de series.

Gordi dijo...

Yo sí he releído. Mucho. Muchísimo. Y lo he disfrutado cada vez, casi siempre, con la excepción de los libros que leí muy joven.

Y de pelis, ni te cuento. Me sé escenas enteras de memoria. Supongo que tiene que ver con la zona de confort: es algo que conozco y sé que voy a disfrutarlo. Sin embargo, ahora que lo pienso, nunca reveo series...

Nisi dijo...

Releer he releído poco, algún libro que leí en la adolescencia y luego de adulta he sentido curiosidad por ver qué sentía ahora. Y alguno del que tengo pocos recuerdos y necesito recordarlo. Pero creo que no he releído ninguno de mis libros favoritos. Y tal vez debiera.
Pelis... bueno, como tú dices, muchas, pero ciertamente volver a ver películas es más fácil que releer, aunque alguna vez te puedes llevar también un disgusto...

regaliz dijo...

Pretty Woman, doscientos cincuenta millones de veces, es una peli tonta, pueril, archisabida pero ¡¡¡es lo más en pelis de amor y lujo!! y en la tele la reponen cada cinco microsegundos pero no me importa repetir y repetir...
¡Que bello es vivir!, al menos 40 veces, una vez cada Navidad, por lo menos, desde que tengo uso de razón... ñoña, cursi, incluso ramplona, pero ¡¡¡siempre, siempre repito y siempre siempre acabo llorando!!!
y libros montones algunos más de una vez, de Mujercitas me sé partes enteras, LA Insoportable levedad del SEr lo tengo super subrayado, el Hobbit y el Señor de los Anillos varias veces, El Gran GAstby varias veces, Cien años de Soledad al menos tres o cuatro, DE amor y de sombra y Paula..., EL Perfume, El amante, Una Princesa en Berlín, Asterix y Tintín y cada verano cuando era pequeña las colecciones de Flash Gordon, el Hombre Enmascarado y el super detective Rip Kirby... ¡si hasta he releído varias veces todas las novelas de Agatha Christie!.
Definitivamente me encanta volver a ver y me encanta releer.
Sin embargo, no he sido capaz de leer nunca El guardián entre en centeno y me decepcionó enormemente volver a leer Malena es un nombre de Tango que me había fascinado con 17 años

Tita dijo...

Recuerdo cuando hace mil posts decías que no releías.

Es uno de mis mayores vicios, y es cierto lo que dice el señor ese, yo me releía unos 15 libros al año. Cuando tienes poco tiempo no te deja leer nuevo.

No te preocupes por ese miedo. Yo siempre divido mi biblioteca mental entre releíbles y no releíbles. Los releíbles son una apuesta segura, son "casa", jamás te defraudarán y lo sabes, a ciencia cierta, sin duda alguna.

Mi top de releidos son Fortunata y Jacinta, más de 15 veces, fijo, El amor en los tiempos del cólera, otra docena por lo menos, y Cien años de soledad. También he releido mucho a I. Allende, porque es una excelente cuentista, y a Almudena Grandes. Malena es un nombre de tango siempre me parece una novela diferente, Almudena es muy, muy rica.

Crimen y castigo, relativamente reciente, es otro de mis releíbles, A sangre fría, e Historia de dos ciudades sólo los he leido una vez pero estoy deseando volver.

Con las películas es diferente, y me pasa como a tí. Están ahí, y las puedes coger y dejar en cualquier punto, El padrino (I y II) las de Tom y Meg, Grease, Notting Hill, Love Actually, Lo que el viento se llevó...

En fin, los libros son, definitivamente, otro mundo. Y me he impuesto no releer tanto, para poder seguir encontrando tesoros que poder releer en el futuro

;)

Anónimo dijo...

mmm...sorprendida de no encontrar ningun post about relaxing cafe con leche....
sera el otoño
saludos

NáN dijo...

Volver a leer es encontrar nuevos matices.

Y si zapeo, hay algunas pelis vistas montones de veces en las que me quedo, tanto si están empezando como van por la mitad o les falta poco para terminar.

Me gusta volver a ver a los amigos.

molinos dijo...

Paz, leí La insoportable levedad del ser hace mil años. El año pasado un amigo me regaló varios de Kundera que me fliparon y entonces recordé que había leído la insoportable levedad y sin embargo no recuerdo absolutamente nada. Gracias por recordármelo, podría ser una buena relectura.

Montse, a mi también me sobrecogió El ensayo sobre la ceguera, pero no me apetece nada releerlo.

Chairas y Cuchillos o Lucia..¡¡gracias por comentar por primera vez! El guardian entre el centeno es una de esas lecturas que creo que dicen mucho con 20 y poco con 40...no se si me gustaría releerlo. Cien años de soledad seguro que sí, lo pensaré.

Ana María ¿griego clásico?? XDD eres una caja de sorpresas. El principito creo que se lee distinto, muy distinto con 30 que con 7. Tengo pendiente leerlo con las princezaz.

Lola, Historias de NY se lee solo una y otra vez. Yo lo tengo en la estantería y como lo vea en un intermedio entre dos libros ( un intermedio que dura 2 horas) lo releo entero y me fascina igual.

RS. Lo de las series es otro tema. Yo tengo ganas de volver a ver Doctor en Alaska y los Soprano. Pero con método. Decir por ejemplo cada vez que planche me veo un capítulo o los martes toca doctor en Alaska. A ver si lo consigo.

Gordi yo no releo muchísimo. De hecho empecé hace muy poco. Lo de las pelis es pura comodidad y ahora que las veo con las princezaz pues mola mucho verlas desde su punto de vista. Y también hay escenas que me se de memoria y las disfruto igual.

Nisi, con las pelis también hay disgusto claro o no. El otro día mientras esperaba pro la noche que las princezaz volvieran de juerga ( esta es otra historia) volví a ver Forrest Gump, una película que cuando vi en el cine me pareció una chorrada y que sin embargo ahora, cada vez que la veo, me emociona más.

Regaliz, por ahora eres la superrelectora de los comentaristas. Las pelis tienen ese regusto a zona de confort como decía Gordi...y por eso las vemos una y otra vez y sí, da igual que sean malas.

Tita, hace mil posts, concretamente en el 2008 decía que no releía porque por aquel entonces no releía. Es algo que he empezado a hacer hace poco. Cuando escribí aquello en 2008 solo había releído en mi vida El Señor de los Anillos, El Hobbit y los Asterix...después me decidí por El ultimo encuentro y ahí voy poco a poco. Coincido contigo en que Crimen y Castigo es un libro para releer. Lo pondré en la lista.

Anónimo, lo del relaxing cup of coffe es una gilipollez que no me inspira nada.Es decir, el problema no es que sea una gilipollez sino que no me inspira...hay otras chorradas que sí lo hace. Las musas son así. Y sobre la estupidez de los JJOO ya lo dije todo, recordé los posts el otro día en FB.

NáN..y ¿qué pasa si no encuentras los matices que viste la primera vez?

RS dijo...

Sí, es otro tema. O no, es el mismo: se trata de que nos cuenten otra vez una historia. Ya sea en formato libro, peli o serie. A mí no me gusta. De la misma forma que no me gusta reescribir lo que he escrito (si alguien quiere torturarme, no hay mejor método). Puedo releerme (incluso a veces hasta me digo: coño, mira que está bien escrito -una dosis de autoestima nunca viene mal-), pero no me gusta que me cuenten otra vez lo mismo. Además, tengo un defecto-virtud: tengo memoria fotográfica y eso es una putada porque soy capaz de recordar hasta las comas.

Me encantaba Dr. en Alaska. Y a menudas horas que la echaban, pero no me perdía un capítulo.

NáN dijo...

Todavía no me ha sucedido. Si eso, te aviso.

Miss Chloe dijo...

Vaya, es curioso haber leído este post, porque hace unos días yo hablé de lo mismo, del placer de la relectura, y también de ese argumento (que me parece un poco absurdo) de no releer porque "queda mucho por conocer".

Dejo aquí el link por si a alguien le interesa:
http://unabodaconvencional.blogspot.com.es/2013/08/releer.html

Tras leer los comentarios, me digo que tengo que conocer ese libro de "historias de Nueva York" que no he leído, voy a echar un ojo por Internet a ver que veo!

Abrazos.

Oswaldo dijo...

He leído y releído. Puede ser igual pero siempre es distinto.

Hay algunos de releer SIEMPRE. Están los que prácticamente son mi religión. Juan Salvador Gaviota e Ilusiones de Richard Bach. El Alquimista, de Coelho.

He releído El Señor de los Anillos muchas veces (Más de 10 !!!???)

Hubo un libro que leí y me gustó mucho. Más adelante, en otras circunstancias de vida, lo comencé y no pude terminarlo. Me ASUSTÓ. MUCHO. Tal vez me asusté de mí mismo. Otros años más adelante pude volver a leerlo sin problema alguno. Se trata de El Lobo Estepario de Hermann Hesse.

Justo ayer bajé, electrónicamente, para leer en Smartphone, simplemente porque me lo topé, el que, para mí, es el mejor libro que haya leído (Y varias veces releído) nunca. Así que leí, por no dejar, las primeras páginas. Puedo decir que "ya lo estoy releyendo" porque creo que me enganché (de nuevo). Se trata de EL MANANTIAL de Ayn Rand.

En cuanto a las pelis, hay una tonta que me atrapa cada vez que se me atraviesa, que es Jumanji.

Y hay otra, más tonta aún, pero "encantadora", que hasta (todavía) me permite perdonarle a Linsay Lohan las estupideces que hace con su vida. Se trata de The Parent Trap (Juego de gemelas en Hispanoamérica o Tú a Londres y yo a California en España).

Ana María dijo...

Sí, es que una es de letras, letras :P Ése era un error muy común traduciendo, ese o te lo aprendías o siempre lo fallabas.

El principito es muy especial. Creo que a M le conmoverá mucho, y te freirá a preguntas sobre baobabs, planetas y aviadores. A C le interesará mucho lo del carnero y la caja, y supongo que el estilismo del protagonista ;)

:*

Cristina dijo...

Yo he releído toda mi correspondencia desde 1976, desde las cartas tontas de mis amigas niñas en verano, pasando por las de la adolescencia de amores, las de los viajes y la vida universitaria y continuando hasta el año 2002 en el que por culpa de los ordenadores se acaban los trazos de la pluma.

Y puedo decir que me ha pasado lo mismo que con un libro. Algunas personas escribían mucho peor de cómo las recordaba, en cambio otras me han emocionado y conmovido exactamente igual que en el momento de recibir la carta.

Leo, miro la cara de la persona en mi recuerdo, y es que la estoy viendo.

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
molinos dijo...

RS, yo creo que en releer hay algo más que "volver a que te cuenten una historia" depende de tu momento vital, pero si no te gusta no te gusta. Dr. Alaska era una gran serie, sin duda.

Nán, no me creo que no te haya sucedido. Eres un suertudo.

Miss Chloe, leí tu post y te comenté. Historias de Nueva York es de Enric González y es una gozada de libro...creo que te gustará.

Oswaldo, ¿Jumanji?? jajajajaja...no te imagino para nada. Y la de las gemelas se llama "Tú a Londres y yo a California" y había una versión antigua que se llamaba "Tu a Boston y yo a California". La he visto mil veces con las princezaz.

Ana María, estamos a punto de terminar el libro que estamos compartiendo ahora. Me debato entre seguir con "El principito" o una aventura de los Cinco. Veremos como respiran al terminar el que tenemos entre manos.

Cristina, ¡no me lo puedo creer! Yo también he releído toda mi correspondencia con mis amigas de la infancia hace poco. Nos veíamos los fines de semana y nos escrbíamos entre semana unas cartas muy surrealistas llenas de tonterías...

Xisca, veo que eres de grandes relecturas. Yo he empezado a hacerlo hace poco y después de este post se me han ocurrido mil para releer...veremos.

Paz dijo...

Mira, Molly,
Me he acordado de ti, y de esta entrada, al leer esto:
"Dime lo que lees y te diré quién eres", es cierto, pero te conoceré mejor si me dices lo que relees.
François Mauriac

admini dijo...

Últimamente releo más que leo... una de las razones por la que estoy aquí, leyéndote, es por tus críticas y recomendaciones literarias, a ver si expando mis fronteras...
Releo Jane Austen, cualquiera, 1000 veces. Virginia Woolf, John Berger, Gerard Durrell (gran lectura veraniega y para todas las edades), Cortázar, Chéjov... soy muy de relatos cortos. Y Wodehouse, Agatha Christie, incluso la inconfesable Marian Keyes, es muy divertida. El Quijote, Auster, Verne... Hawking, Sagan, Rusell... Fromm, Pío Baroja, Aita Barandiaran, Oteiza, Atxaga...
El único libro con el que he hecho gaupasa (pasar la noche en blanco, sin dormir, en euskera, realizando cualquier cosa divertida como leer, salir de farra, ir a ver las estrellas...), ha sido con El Señor de los Anillos.
En cambio, intenté El Silmarillion, y otros de Tolkien, y ná. Así como Gunter Grass, Isabel Allende, García Márquez... me gustaría que me gustasen, los reintento periódicamente, pero tampoco.
De los "tuyos", me apetecen Steinbeck, Ford, Roth, así, en principio, los que recuerdo.
Al terminar los que he cogido de la biblioteca (Mansfield Park de Austen, Desenfreno de Dunthorne, y el tercero de la obra "mi lucha", La isla de la infancia, relato autobiográfico de un tal Karl Ove Knausgård, norueguismo, del que no sabía nada, pero lo cogí porque, sin haber escrito antes, necesitó hacerlo tras la muerte de su padre. No quería que me gustase, por las criticas de solapas y trasera, pero lo está haciendo), decía que, al terminar estos libros, me "empollaré" tus listas y críticas, y me iré lanzando a ellos según apetencias e intereses.

Menuda txapa! O_o, :)