viernes, 23 de agosto de 2013

JOF, ¿QUÉ ES ESO?


Los caminos de la web son inescrutables, retorcidos y un descojone. Gracias a esto, yo he terminado escribiendo en una revista que se llama nada más y nada menos que Journal of Feelsynapsis, con dos cojones. 

¿Cómo he terminado escribiendo en JoF? ¿Cómo es que me han invitado a colgar allí un fantabuloso despelleje de nada más y  nada menos que una eminencia científica como Richard Feynman? 

Es largo de explicar pero incluye cañas, comida y Gintonics con unos cuantos científicos muy majetes y por lo que se ve bastante descerebrados. Entre ellos, estaba Quique Royuela cabeza pensante de Jof y culpable de mi colaboración en ella. 

"Moli, ¿a qué no hay huevos a escribir algo para una revista de listos lloricas como nos llamas tú? 

Empiezo a pensar que soy demasiado previsible o muy obvia o las dos cosas. 

La cuestión es que dije que sí, me apetecía y lo hice. Como ya anuncié en el post de Libros Encadenados de julio, mi colaboración en Jof ha sido un despelleje del libro ¿Está usted de broma, Sr. Feynman? 

Ni que decir tiene que en Jof hay muchas cosas (casi todas) más interesantes que mi articulo. Hay que leer el editorial de Quique Royuela indignado por la situación de la ciencia en España, encontrareis un artículo que explica el fracking  para los que no tenemos ni idea. Una supereminencia en química,  escribe sobre las políticas que están asfixiando la ciencia y podéis aprender en cinco sencillos pasos a  saber  si un complemento alimenticio  sirve (o no) para algo. Hay muchas más cosas que merecen muchísimo la pena, algunas más para la talla M y otros para talla L pero no voy a contarlas todas....Si tenéis un rato, echadle un vistazo.

Aquí os dejo el comiendo de mi articulo....

"¿ESTÁ USTED DE BROMA, SR. FEYNMAN?


Exactamente esa es la pregunta que te haces al terminar el libro. 

¿Cómo leches Sr. Feynman con la cantidad de cosas molonas, de cosas chulas que sabía, no contó ni una en este libro? ¿Por qué Sr. Feynman explicándose como se explicaba de bien hablando a la cámara permitió que perpetraran este libro tan horrosamente escrito? Y sobre todo...Sr. Feynman siendo usted tan listísimo y sabiendo las envidias que levantaba ser tan listo y tan exitoso en casi todo...¿por qué escribió un libro en el que usted parece un completo cretino? 

El Sr. Feynman tenía un ego a prueba de bombas, se creía superlisto (y lo era) y consideraba que molaba infinito la mayor parte del tiempo. Correcto. No tengo nada en contra de tener una alta autoestima, un ego cultivado y pletórico y considero la falsa modestia una estupidez, pero si vas a contarme lo que molas, cuéntamelo bien. 

¿Quién fue Richard. P. Feynman? 

Un hombre con una vida increíble. Un físico espectacular. Un divulgador extraordinario. Un curioso vital. Un amante de las mujeres y de una en particular. Un dibujante bastante correcto. Un perroflauta que se flipaba tocando los bongos. Un sabio. Un sobrao. Un premio Nobel. Un científico que trabajó en la construcción de la bomba atómica en Los Álamos. Un hombre que como todos, hizo una cantidad de tonterías increíbles y un tío que dedica más de 15 páginas de su libro a contar como fue de inteligente porque consiguió abrir la cerradura de varias cajoneras de seguridad. "

(para seguir disfrutando del despelleje, pincháis aquí..y lo podéis ver online

Mil gracias chicos de JoF. 


19 comentarios:

Anónimo dijo...

Ohhhh...

Esta chica llegará lejos...

Plas plas plas!!!

Anónimo dijo...

Casi no me atrevo ni a decir ni pío, con estas personalidades que nos rodean : )

Felicidades y eso.


(La misma anónima de antes)

Hermano E dijo...

Debe ser muy subversiva la revista porque no puedo abrirla desde el trabajo.

Lo intentaré desde casa que tengo curiosidad por ver que dicen del fracking.

Al paso que vas un día de estos voy a proponerte que me escribas un Proyecto de Autorización Previa: seguró que a tu prosa no le ven pegas los señores funcionarios. :-(

Anónimo dijo...

Me ha gustado todo el texto excepto eso de "cosas molonas". No soporta esa expresión (la de molón), creo que ha sido por la saturación conque se usa en la blogosfera, sobre todo en los blogs desenfadados de mujeres.

Necesitaba decirlo, sorry ;)

Ernesto dijo...

Bien, mientras te mantengas en las reseñas, que cuando intentas hablar de ciencias sube el pan, baja la bolsa y falta el mínimo de rigor, o sea, el desastre para quien te quiera creer.

Anónimo dijo...

A mí me ha parecido una buena reseña y mejor despelleje. Feynman no deja de ser un mito entre los físicos. Nunca lo será por ese libro, aunque les parezca gracioso a muchos de ellos, tanto más cuanto menos maduros sean: de hecho es un libro para leer durante la carrera, o sea, con madurez critica muy reducida. Feynman es un gran físico, algunos lo consideran entre los top10 de la historia. Quizás sea desmedido compararlo con un Newton, un Einstein o un Dirac, pero no andará lejos. Y, si bien, como dices, tiene fama de buen divulgador, yo creo que eso es también fervor de físico. Sí que es verdad que sus lecciones son famosísimas, y una pasada...Siempre que sepas algo de física antes. Es dificil empezar por ellas directamente, pues suelen plantear enfoques originales y no evidentes. Son de lectura obligada para los que quieren estudiar física. También tiene monografías muy interesantes y buenísimas como 'el caracter de la ley física' y 'seis piezas faciles'. Estas ultimas son engañosamente fáciles, pero creo que es un buen ejercicio para el no-cinetífico de formación enfrentarse a ellas. Luego también otras seis no tan faciles y algunos que me estaré dejando en el tintero. Por supuesto están sus conferencias, que no tienen desperdicio. Y esa historia de amor que mencionas que, bien conocida, te pone un nudo en la garganta. Solo después de leer esto se puede valorar al científico y a la persona. Pero esta claro que el alcance del post se limita al libro y eso algunos parecen que no lo entienden. De malos lectores la red está llena.

Oswaldo dijo...

¡Buena reseña! Ya había leído el despelleje pre-vacacional.

Interesante revista. Aunque yo creo que en casos te quedas corta con "talla L", algunos se van a XL y más.

Hasta el propio nombre. Pienso que si eres un lector INTERESADO pero "M" de talla personal (O peor aún, "S") y te acercas al estante de las revistas de la librería de tu preferencia y el jodido Journal of Feelsynapsis no está allí a la mano, de primerito, delante de la "Hola" o la "Interviú", hay que tener un buen par para atreverse a pronunciar su nombre y solicitarlo al librero.
Sobre todo (¿Cómo carajo se dirá...?) "Feelsynapsis"...

Ana dijo...

No sé si de ciencia sabrás mucho, pero de ortografía... ¡hace daño leer tantas frases sin comas bien puestas! ¡Por Dios, que no cuesta tanto!

Oswaldo dijo...

Revisé la entrada, sin tanto ánimo de entender el aspecto científico de lo escrito como de estudiar el tema de las comas "bien puestas".

Francamente , no encontré ninguna que me pareciera que sobraba ni tampoco algún lugar dónde creyera que faltaba.

Estimada Ana, por favor no seas así. ¡Ilústrame!

Ire dijo...

Hola guapa. Qué linda, no conocías aún las pretenciones machoalfosas de las estrellas -muy consentidas- de las partículas de los cincuenta, bueno, ahí tienes una muestra. Se creían supersexis. El tema de explicarlo y cuantificarlo todo es intrínseco al carácter de los físicos, llevo años casada con uno y frecuentando a algunas-os, y si te despistas por un microsegundo las conversaciones son así de plastas.
Te atraen los científicos está claro...yo creo que es porque no te los explicas y no sales de tu sensación de pasmo :D.
Hacer ciencia es también un oficio que tiene su marca de oficio, de leer mucho, entrenarse para captar lo que tiene o puede tener sentido, intuir por donde tirar para sacar conclusiones interesantes y como plantear el experimento o el estudio, y sobre todo, decidir lo que es un tontería, que hay muchas.
Sobre la reseña, le sobra lo de mola porque la deja demasiado simplona y repites palabras -listo, listísmo por ejemplo- pero me ha gustado en la estructura y en lo cómo la abordas, desde el punto de vista humano.

Dani Torregrosa dijo...

Coincido bastante con el 'Anónimo" de unos pocos comentarios más arriba. Lo mejor de todo, y hay que decirlo a los lectores de este blog es que Molinos no se va a limitar a este despelleje en el número 11 de JoF, sino que ha pasado a ser una colaboradora en 'nómina' y lo mejor acabad de empezar ;-)

Salud y despellejes!

Ernesto dijo...

Cuando alguien te critica, ya se interpreta lo que no está escrito.

Yo te he criticado y lo mantengo, por favor, no hables de ciencia, no vales, habla todo lo que quieras de científicos pero no de ciencia. Estimados ultradefensores de Molinos, yo no he dicho que haya hablado de ciencia esta vez, es que ni me he leído lo que ha escrito porque me importa un bledo; he dicho que no vale para hablar de ciencia porque no entiende el mínimo necesario para hacerlo. Lo digo para que cuando me critiquen a mi, lo hagan con propiedad. Sé que incluso vendrá quien quiera decir que sabe de física cuántica y geometría hiperdimensional. Será muy divertido leerles.

Anónimo dijo...

Ernesto, ¿Donde se le puede encontrar?

Anónimo dijo...

Los Molinos en El País: http://cultura.elpais.com/cultura/2013/08/23/actualidad/1377285660_102346.html

Oswaldo dijo...

El "Método Científico" aplicado a un artículo publicado en una revista tendría imprescindiblemente que pasar por LEERSE el mencionado artículo.

Cualquier otra cosa cae en el campo IRRACIONAL y totalmente ANTI-CIENTÍFICO del PREJUICIO.

¿Cómo puede algún Ego tener la arrogancia de criticar algo que confiesa no haber leído? Y es claro que no lo leyó porque el artículo publicado NO HABLA DE CIENCIA sino de las cosas que Feynman escribe en ESTE LIBRO EN PARTICULAR acerca de sí mismo. Se trata del despelleje de un libro cuasi autobiográfico del eminente Físico donde se le critica el enfoque "cretino" que le dió y no de la exposición de una polémica nueva teoría científica.

Si va usted a criticar un escrito, Sr. Ernesto, debe LEERLO. Sea CIENTÍFICO.

Ibon Alonso dijo...

He leído la reseña del libro en JoF y quisiera hacer alguna puntualización. En primer lugar, el autor real del libro no es el propio Feynman. Como dice en el prefacio, se trata de anécdotas recogidas por uno de sus colegas. Éste puede haber tenido más o menos éxito a la hora de seleccionarlas y reproducirlas, pero en ningún caso serían unas memorias al uso. De hecho, existe un segundo libro, titulado "Qué te importa lo que piensen los demás", donde sí se narra la historia de amor con su primera mujer, así como la investigación del accidente del Challenger junto con más anécdotas de su vida.

Por supuesto, tiene otras cosas mucho más interesantes que contar. Para conocer mejor a Feynman recomiendo un libro más reciente que lleva por título "¡Ojalá lo supiera!", una recopilación de su correspondencia. En mi opinión refleja mucho mejor su personalidad y filosofía. En cuanto a su faceta divulgativa, también hay libros que recogen textos más accesibles, tales como "Qué significa todo eso" o "El placer de decubrir".

Supongo que ya se notará, pero soy fan de Feynman y la crítica de este libro me pareció excesivamente dura y matizable. También soy físico y, aunque como tal no le llegue a la altura del zapato, quizá sea igual de cretino y por eso me gustó. :)

Un saludo.

eroyuela dijo...

A mi me ha gustado el despelleje. Y también me gustó el libro. ¿Feynman era un genio? Por supuesto. No a la altura de Newton, porque a la altura de éste no ha habido nadie ni lo habrá. ¿A la altura de Einstein? Por supuesto que sí. ¿Le da sopas con honda a Hawking? Por todos los lados.
Este es el nivel científico del sujeto.
Ahora, que era un cretino en algunos aspectos personales. Sin duda (al menos para mi).
El libro, en mi opinión -salvando lo que dice Moli; capítulo de la cerradura incluido- , es motivador. Te muestra a una persona creativa y apasionada, y eso es lo que hizo de este tipo (aparte de su inteligencia) alguien brillante.
Enhorabuena Moli, ya estoy esperando tu entrega para el próximo JoF ;)
Quique

Pep dijo...

Hola Moli!

porque hace ya un tiempo participé en uno de tus despellejes, porque algo sé del tema -soy ex-investigador de físca de partículas- y porque los efectos colaterales de tu post en forma de comentarios de algunos congéneres son ... sorprendentes, quiero darte otro punto de vista, mi punto vista. Tener empatía no significa estar de acuerdo, pero ayuda. Será un pelín largo, pero está hecho con mucho amor. Me permites? Gracias.

Has visto la serie Big Bang? Si, No? No pasa nada, sitúate confortablemente en un sillón rodeada de cajas de pizzas y conversaciones desternillantes de tipos que sacan dieces como rosquillas pero que en la nevera sólo una lata de cerveza, un bote de pepinillos y pan duro. No hace falta más. Me leí el libro durante el doctorado y para mí ese es el contexto apropiado.

Pero hay algunos detalles que tienen más chicha de la que parece a primera vista. Una muestra:

1) Te sorprendes de que dedique 15 páginas a describir como reventaba cajas fuertes alguién que fué premio Nobel, que trabajaba en los Álamos en la bomba atómica.. que chorrada no? Pues no. Y tiene su explicación. Cuando descerrejaba cajas fuertes no era todavía premio Nobel. Trabajaba en los Alamos en la bomba atómica, brillante, si, pero uno más. Para el que ha trabajado en proyectos de esa envergadura (búsqueda del Higgs), créeme, no andas todo el día búscando partículas. Es un trabajo como en una multinacional. Burocrático, con procedimientos, gigante ejercito de hormigas donde solo unos pocos tienen la visión general que te da la sensación de ser creador -- y no creo que fuera, entonces, el caso de Feynman. De hecho después de trabajar en la bomba se fué como simple profesor de métodos matemáticos a Cornell -la etapa de los bares-. Pero hay más. Los físicos vivimos-estudiamos, durante gran parte de nuestro tiempo, una vida prestada. Nadie ha hecho los experimentos de Newton, ni los desarrollos de Einstein. Sin embargo, leemos y leemos a gente que a su vez leyó a otros que leyeron a Newton, a Einstein.. hasta que interiorizamos cosas como la saltos cuánticos de espacio-tiempo, cosas que desparecen para surgir de la nada transformadas en otras (en serio) para que solo después del doctorado y años de práctica empiezes a hacer "cosas" en el sentido de cualquier piopiolo becario empieza a hacer cosas después de la carrera.

Pero aún hay más: la GRAN física puede hacer bombas atómicas, pero todavía no consigue explicar satisfactoriamente como se mueve una gota de aceite en un vaso de agua. Por eso, no te sorprendas de esos ataques de querer aplicar todo es bagaje teórico en las situaciones más rídiculas, en un intento de ser uno mismo, como un actor en su escenario ante sus espectadores (lo sé porque he sido actor amateur). Todavía recuerdo como llegando con un compañero ruso de una noche de juerga.. nos pasamos 4 horas más teorizando sobre un extraño efecto de succión que detectamos en la nevera al buscar agua fresca para la resaca...

2) No te explicas como Feynman tiene fama de gran divulgador y te molesta como se despacha con la desintegración beta. Bueno, es que en mi opinión no era un gran divulgador.. Era un gran divulgador, para los especialistas...!! Como es posible? Porque era capaz de ver, detrás de las inexcrutables ecuaciones que dan resultados gracias a trucos algebráicos, principios generales que daban sentido y unidad a todo, de forma "intuitiva" (sobre el intuicionismo y otras formas de conocimiento que crees el desprecia te lo comento en el siguiente punto). En ese sentido, como bien apunta uno de los comentarios, sus lecciones de física son un gran libro, cuando ya sabes física. Y eso te puede dar la pista de que tal vez haya mucho científico-físico-ingeniero que se dedica a "masajear" ecuaciones pero en el fondo, fondo, fondo.. no se entera. Algún comentario a tu post en el que no te prohiben hablar apunta en esa dirección... creo yo.

Pep dijo...

3) Le criticas que se despache en un parágrafo con la desintegración de partículas y que presuma de las ofertas que recibía. Bueno, solo te está contando su vida en hechos planos. Me mojo. Salvando las distancias a mi me pasó algo parecido cuando delante de mis amigos me preguntaron sobre el PET para el cancer de mama y solté: "si, bueno, simplemente es electrones desintegrándose con positrones (la antimateria del electrón) transformándose en luz por la fórmula de Einstein en el interior de la mama -a la que le han inyectado azucar radioactiva- y que es detectada por un sensor..." la cara ojiplática de mi novia de entonces -abogada- y el silencio espeso que se formó fueron de antología. Que se le va a hacer. O la vez que comenté en un bar: "si, la Universidad de New York me quiere hacer una entrevista y me paga el billete Madrid-New York. Les he comentado que otra de Chicago me quiere también entrevistar, y se han puesto de acuerdo. Una me paga el billete de ida y otra de vuelta y el New York-Chicago a medias. Que majos". Me llovió cerveza y servilletas mojadas sin entender muy bien porque...

4) Y por último -gracias por llegar hasta aquí- le criticas el desprecio por otras formas de conocimiento. Todavía sigue siendo un gran misterio como un constructo puro de la mente humana (las matemáticas) describen tan maravillosamente bien como funciona la naturaleza. De la unión de las matemáticas y el experimento como juez inapelable nació la física. Pitágoras lo intentó, Galileo lo aplicó por primera vez, pero fué Newton el rey. Por qué? Porque fué el primero que ante un problema físico... inventó matemáticas nuevas para resolverlo (el cálculo diferencial y la gravedad). Algo que después hicieron muchos genios después, como hizo Feynmann pero para un problema muy concreto -y por eso ponerlo a la altura de Einstein como hace un comentario a tu post - me parece una barbaridad-.

Y es ese enfoque materialista operacional acérrimo lo que creo provoca deformación profesional, que hace en ocasiones tullidos. Lo reconozco. Igual que reconozco que se me hace insoportable la vaguedad recreativa del discurso de algunos literatos. Pero si quieres puentes, haberlos, haylos: algunos libros del propio Einstein, "Ciencia y hipótesis" de Poincaré, el delicioso pero duro "Fundamentos de Filosofía" de Bertrand Russell..