viernes, 8 de marzo de 2013

QUERIDOS CIENTÍFICOS (III)


Os veo, os leo, os escucho desesperaros porque la sociedad, la gente no os escucha, no os atiende. Os leo quejaros porque todos carecen de cultura científica, de unos mínimos conocimientos científicos. Pasáis de la desesperación a la mofa para luego caer en el más absoluto de los desánimos porque no conseguís llegar a la gente, a la sociedad, a los medios.

Os veo, os leo, os escucho y le doy vueltas y creo que tenemos un problema con la divulgación.

La divulgación no es un absoluto.

No hay una talla única de divulgación y en la mayoría de los casos os veo tratándola así o haciendo remiendos a una talla única para que valga lo mismo para un Congreso de listos que para una charla en un centro municipal, que sea igual para Naukas que para el dominical de un periódico, y eso no funciona.

Parece una obviedad pero creo que el mensaje no llega porque os falla conocer al público y cuando lo conocéis os falla ajustar el mensaje y la forma de expresarlo para que le llegue.

No es lo mismo divulgar para colegas que van a conocer los últimos avances en la investigación y cómo eres de bueno (para odiarte o para adorarte..pero en eso no me meto), que para el público en general. Y no es lo mismo un centro de amas de casa a las 12 de la mañana, que un colegio o un instituto. No es lo mismo Naukas o Quo, que un artículo en el periódico y no es lo mismo un artículo para un portal específico donde os juntáis todo que un artículo en un blog generalista.

En la divulgación tiene que haber tallas. Entiendo que debe ser mucho más fácil divulgar y comunicar a una audiencia que tenga unos conocimientos medios, que vayan a entender el esfuerzo que estáis haciendo y ante la cual podáis lucir todo vuestro abanico de conocimientos. Lo entiendo, pero lamentablemente y creedme que me gustaría que fuera de otra manera, el público que tenéis (tenemos y somos) es el que es y es con el que tenéis que trabajar, al que hay que contarle lo importante que es la ciencia y la investigación.

Podéis pensar que, como con la ropa, la mayoría del público es talla M, pero no, la mayoría del público que tenéis es talla S y necesita divulgación a su medida. No puedes llegar con tu charla XL, ni L, ni siquiera M y soltársela tranquilamente, porque ese público estará incómodo, se molestará, no estará a gusto y lo que es peor pensará que no hay talla para él y perderá completamente el interés.

No todos valéis para hacer la misma talla de divulgación. Algunos de vosotros sois increíblemente brillantes en vuestros campos, auténticas eminencias, pozos de conocimiento y sabiduría que habéis pasado años estudiando y trabajando y cuando vais a congresos de listos, todo el mundo os escucha con mucha atención y es capaz de seguir toda vuestra exposición. Enhorabuena, podéis hacer divulgación XL y probablemente XXL, divulgación a lo grande pero eso no quiere decir que sirváis para hacer otra talla o a lo mejor sí.

La talla L es para gente de ciencias, pero que no es de vuestras disciplina. Es la talla que le encaja a un tío de físicas que acude a una conferencia sobre química, o sobre antropología o a un químico que lee un artículo sobre física cuántica o a un ingeniero que sabe de todo un poco. Ese público tiene una base de conocimiento grande, muy amplia y durante sus estudios ha aprendido a tener una visión llamémosla “científica”, tiene los mecanismos para seguir vuestras exposiciones, vuestros razonamientos y si algo no lo comprende sabrá saltar sobre ese hueco y es muy posible que sepa llenarlo luego acudiendo a alguna otra fuente. Digamos que es una audiencia muy agradecida, porque no va a competir con vosotros como vuestros colegas, os “admirará” y hará preguntas interesantes desde otro punto de vista que posiblemente enriquezcan el debate.

Tenemos después la talla M de divulgación. Una talla para gente universitaria pero que no es de vuestro campo, gente de humanidades, de derecho, o gente que no haya ido a la universidad pero que tenga mucha curiosidad e interés en vuestra materia o en un tema en concreto de vuestra disciplina y haya leído, se haya informado. Ha ido a vuestra charla, ha entrado en vuestro blog, ha decidido leer vuestro artículo porque le interesa. Acude a buscaros por interés, con curiosidad, con ganas. Para esa gente (entre la que creo que me encuentro) se necesita una talla M, una divulgación que explique un determinado aspecto de vuestra materia pero sin perderse en detalles excesivamente técnicos, excesivamente minuciosos que hagan que la audiencia se pierda al no entender esos conceptos, desconecte, deje de leer y se pierda el mensaje global. Es posible que en algunos casos haya que descender ( no me gusta esa palabra) a aspectos que a vosotros os parecen básicos pero que no lo son para ese público..hay que tenerlo en cuenta.

La talla S es la talla para la gente que ni siquiera sabe que existís, que existe la ciencia. Gente que no tiene ningún interés de partida en vuestra materia porque ni siquiera la conoce, o de tener alguna noción le parece algo completamente fuera de su alcance. Es también la talla de gente que os ve como alguien ajeno a su mundo, una especie de seres alejados de su realidad y con los que no tiene en nada en común. Esta gente no va a ir a veros, ni va a leeros, ni entrar en vuestros blogs. Puede que os encuentre en un artículo en un periódico o en una revista o un programa de televisión o puede que tengáis que salir a buscarlos. Tanto si os encuentran como si salís a buscarlos y los encontráis. Tenéis que conocerlos, enseñarles lo que hacéis, como sois y porque es importante vuestro trabajo. No os riáis de ellos, atrapadlos con vuestro mensaje, movedlos a tener curiosidad, a tener interés. Nada de detalles, ni complicadas explicaciones, hay que ir a lo más básico, a lo esencial, a la importancia de la ciencia porque sí, porque aunque no lo sepan es vital para ellos y conocerla les hará vivir mejor y ser mejores personas.

La talla XS serían los niños. Territorio virgen e inexplorado dispuestos a absorber como esponjas lo que les contéis. Vienen de fábrica con la curiosidad, el interés y las ganas, el problema es que se encuentren con alguien que no sepa transmitir y apague esas ganas y esa curiosidad transformándolos en tallas S para siempre.

Por supuesto no todos servís para confeccionar todas las tallas, algunos servís sólo para algunas y otros no servís para ninguna. No todos los científicos sirven como divulgadores y empeñaros en divulgar para un determinado público sin ajustar la talla es contraproducente para todos.

Si llegáis a la audiencia con una talla que le está demasiado grande y ellos están incómodos y empezáis como algunas dependientas a decir que les falta altura, o pecho o tener los brazos más largos lo único que conseguiréis es que quieran irse, que no quieran volver a probar nada de lo que les ofrezcáis ni nada se le parezca. Los perdéis como “clientes”. Vosotros además os sentiréis igualmente frustrados porque todo vuestro trabajo, vuestra exposición, presentación, artículo no ha sido valorado como se merece y caeréis en el desánimo.

Todos estamos de acuerdo en que lo ideal, lo que nos gustaría a todos es que la sociedad tuviera una mínimo de cultura científica, un mínimo de conocimientos de ciencia, de historia, de literatura y un máximo de curiosidad por aprender…pero lamentablemente no es así. Podemos seguir lamentándonos o intentar poner remedio empezando por ajustas lo que queréis contar a quien os escucha.

No hacerlo es tiempo, trabajo y esfuerzo perdido. Os frustrais y os ponéis muy lloricas.



PS: sobre el público recomiendo este artículo de uno de vosotros, "Divulgación científica y democracia en el siglo XXI" en el Cuderno de Cultura Científca, que me ha molado mucho.

Por si acaso a alguien le interesa Queridos científicos (I) y Queridos científicos (II)

57 comentarios:

Ana María dijo...

Esto es lo mismo que me pasa cuando voy al médico y se pone essstupendo diciendo tecnicismos, y luego se siente superior por haberte dejado picueto con su vastedad de conocimiento, y con miedo y dudas.

Clapclapclap, feliz viernes :*

ANuRa dijo...

Pero con lo divertido que es hacer divulgacion!!! Con los ninyos te pirras. Con los adultos cuesta un poco mas. Todo es cuestion de envoltorio.

Dani Torregrosa dijo...

Me parece una forma muy original de contarlo. Razón no te falta Moli pero, lloriqueos aparte, al final si está bien hecho y se hace con pasión, todo suma. Pasión, rigor y más pasión... Cada uno en su talla, por supuesto. El entusiasmo. Para mí es la clave.

Podría ponerte decenas pero te pongo solo uno como ejemplo: @luisccqq. Si te das una vuelta por su blog o lo escuchas o lees en Twitter, transmite una febril pasión por la ciencia, en especial la química, que es digna de estudio. Con veintipocos, es una de las mejores promesas de la divulgación científica en nuestro país. Y lo veo de sastre desde la XS hasta la XXL.

Y sí, tienes toda la razón, hay que ajustarse a la audiencia...

Gracias por tus reflexiones.

PS.- Idea para una entrega posterior: la diferencia entre el que divulga por amor al arte (incluso gastándose su pasta, como es mi caso) y el profesional de la divulgación. Ahí lo dejo ;-P

Salud!

catuxa20 dijo...

Ves, a mi me pasa eso con la Historia. Nunca he tenido un profesor (o divulgador) que haya conseguido que me interese lo más mínimo.

Y también tengo que añadir, que no a todos los científicos nos dan la oportunidad de divulgar en la talla que queremos. Es muy difícil conseguir un trabajo a tu medida. A mi me gustaría dedicarme a la talla M, pero me lo están poniendo muy difícil, y me tengo que conformar con la XL. Mientras, hay gente en la S o M que no tienen ni idea de cómo hacerse entender. El sistema está mal organizado, y habría que reestructurarlo entero. Pero los que ya están en él se niegan.
No todo es culpa de los científicos que no saben divulgar, muchas veces es culpa de los que les obligan a divulgar fuera de su zona de confort, habiendo muchos otros científicos disponibles que lo harían mil veces mejor. He dicho! jejejeje

nhtg dijo...

Joder, me he sentido impelido a comentar aunque no sepa muy bien qué. Soy 'científico' y por un lado me repele tu entrada porque alumbra un cierto aire de superioridad intelectual en el que piensas que podrías hacerlo mucho mejor que la mayoría. Ya sabemos muchos de nosotros que las cosas hay que contarlas para que te entiendan, tampoco somos imbéciles la mayoría (ni médicos) pero muchas veces no se puede (ni se quiere) contar las cosas que tú haces para que te entienda todo el mundo. No es el objetivo. Tampoco tu blog está escrito para que entienda tu tono divertido/irónico todo bicho viviente, tienes tu público y te diriges a ellos. No te importa que determinadas personas te lean y no se enteren. Por tanto minusvaloras la capacidad del científico de querer hacerse entender por todo el mundo. Deberías asisitir a una charla oral en un congreso específico para comparar el nivel de cambio que se sufre para pasar de un colega a un niño. Y es cierto que muchas veces fallamos en poder explicar aquello en lo que trabajamos a un niño.

Por otro lado me doy cuenta (espero no equivocarme) de que no hablas de todos los científicos, sólo de aquellos que se equivocan cuando quieren contar algo porque no saben a qué audiencia están hablando, y que no debería darme por aludido. Convivo todos los días con gente que, aunque da clase, no es capaz de explicarse con claridad. No todo el mundo sabe contar las cosas bien pues hay que conocer la audiencia, poner las cosas en contexto y hacer eso en un medio limitado en tiempo y espacio. Y además hay gente que veo que creen que lo que hacen ellos es lo mejor del mundo mundial y deberían ser el centro del f**ng universe.

Por eso te doy parte de la razón, aunque me sabe un poco mal que hables de los científicos en general y los compares con gente que hace divulgación científica pero que no son científicos. Te podría decir que muchas veces la divulgación se hace a través de un periodista que no te hace ni puñetero caso si no dices las palabras mágicas 'cáncer' o 'internet' (también 'cerebro' y 'grafeno', últimamente) y otras el periodista trata de hacer entendible tu miserable investigación y la caga de arriba abajo porque no pregunta o simplemente no entiende. La gente, la que quiere entender, también tiene que saber que cada día miles de investigadores trabajan en cosas pequeñitas que solo tienen sentido en un ámbito más amplio y que es muy difícil comunicarlas porque, además, la gente quiere carnaza. Videos chachis, twitters y espectacularidad. Y eso ocurre normalmente tras algunos años de curro y no en todos los ámbitos (por cierto, alguien debería poner el acento en que la divulgación de la ciencia no debería basarse en la espectacularidad ni en la falsa esperanza)

molinos dijo...

Nhtg.

Primero, gracias por comentar.

Segundo, ninguna superioridad moral. Doy sencillamente mi opinión con una idea que se me ha ocurrido y a la que he estado dando vueltas. Yo no podría divulgar ciencia mejor que nadie porque sencillamente no soy científica ni tengo la formación. Creo que podría divulgar algo de lo que estudié, Historia, como ya he hecho en algun post aqui..concretamente con un post de talla XS porque se titula " 12 cuadros para enseñar a mirar el arte a tus hijos". Podria divulgar sobre mi ámbito de curro, los libros de colores, pero no lo he hecho porque no he querido.

Sobre ciencia no podría divulgar nada porque sencillamente no sé...pero leo varios blogs de ciencia, leo revistas, veo documentales y es un tema que me interesa. Desde el conocimiento como audiencia, desde mi posición como "público" de esa divulgación es desde donde he escrito este post.

Por supuesto que no hablo de científicos en general, hay muchos muy buenos en lo que hacen, y muchisimos muy malos quejándose sin pensar que hay algo que no están haciendo bien o peor creyendo que están haciendo algo perfectamente cuando es evidente que no es así para el que lo ve desde fuera.

Sobre el periodismo. Cuando uno sabe sobre un tema, ya sea ciencia, arte o libros de colores y lee la prensa o escucha la radio o la televisión se queda horrorizado de las barbaridades que se dicen...pero eso ocurre en todos los campos. Y por supuesto tampoco hay que meter a todos los periodistas en el mismo saco..los hay buenos.

Y de acuerdo en que la divulgación de la ciencia no debería basarse en la espectacularidad ni en la falsa esperanza ni en el paraqueismo..pero para eso, hay que empezar por enseñar a la gente desde abajo y no por tratar de impresionarla. Y esto se puede aplicar igual para divulgar la historia o el arte por ejemplo.


Gracias por comentar.

Mar dijo...

Física divulgativa
http://www.youtube.com/watch?v=7Zc9Nuoe2Ow

molinos dijo...

Catuxa20,

Con la historia puede pasar exactamente lo mismo...el problema, como ya explique en Queridos Cientificos II es que las humanidades ya perdieron la batalla y ahora se trata de ayudar a la ciencia.

Los problemas entre divugladores y demás..es tema para otro post. Gracias

molinos dijo...

Dani, ¡¡ya conocía a Luis! De hecho, participé en el Carnaval de HUmanidades y Ciencias que organizó con el post anterior de esta serie. XD.

De acuerdo con que hay divulgadores muy buenos, y algunos ( muy muy pocos) capaces de hacer hilar tallas variadas...pero también hay muchos que por ejemplo venden como M, tallas L. Y yo las sufro, y lo intento y acabo enredada en las mangas y cabreada porque me siento una zopenca. De esos te aseguro que hay muchos...

El entusiasmo es vital para todo, para divulgar la ciencia y para no convertirte en una seta. XD

Y apunto tu sugerencia para próximas entregas de la que veo va a ser una serie larga, si es que no me lincháis antes. XD

molinos dijo...

aNura..esa es la idea.


Ana Maria, pasa en todos los ámbitos...yo lo aplico a la ciencia porque es un tema que ahora sigo mucho.

Lola dijo...

Como en la viña del Señor, hay de todo Moli. Pero, en general, tienes razón.
Afortunadamente parece que poco a poco, los que realmente se quieren dedicar a la divulgación, están empezando a hacer trajes de la talla S o M para llegar a más gente y despertar esa curiosidad dormida. Sinceramente, creo que el conocimiento por parte del público general, es la única forma que tenemos los científicos, ya uses números o letras en tu disciplina, para ser reconocidos y valorados. El problema, es la visión decimonónica de la sociedad sobre la ciencia y el científico, que vive en su torre de marfil y son inalcanzables, cuando realmente somos la gente más normal del mundo. O lo que es peor, si tu disciplina no reporta "beneficios" lo asemejan a un hobbie. Hay que empezar por cambiar ese concepto, el resto viene solo. =)

Anónimo dijo...

¡Buenas tardes a todos!
Puff...a ver por donde empiezo.
Opino que la ciencia no esta hecha para gustar a todo el mundo, al igual que la pintura, la literatura, el deporte, la música clásica u otras muchas cosas en esta vida.
Es por ello que hay ciertas "tallas" de público, que hay que obviarlas, por el propio desinterés del grupo al que se supone que se debe de dirigir el científico en cuestión.
El científico, según mi opinión, a día de hoy y con esta crisis está muy poco escuchado, y no porque no se le entienda, sino porque no es una profesión que te haga ser millonario o crear una fortuna rápida (en España somos así de listos). Se sabe que es duro empezar y que una vez que empiezas trabajas mucho y por un sueldo que en muchos casos y sobretodo los primeros años es poco para vivir holgadamente. Y esto es así. Si se ganara como un cantante o un futbolista, en la facultad de CC exactas no sobrarían plazas todos los años y ya estaría todo el mundo en el bus con el último número de la National Geographic.
En tercer lugar pienso que el problema no es solo del genio científico que no sabe dar una charla para gente "virgen" en la materia. El problema es el sistema educativo que hace que un chaval que no va "de puta madre" (perdón por la expresión) en mates, tenga una opción muy temprana a quitársela y pasarse a letras. Y así con la física, química y demás. Biología, al igual que Lengua Española, Historia, Inglés y Filosofía, debería ser materia común obligatoria en las P.A.U. Que está muy bien exigir las anteriores, pero luego nuestros chavales solo saben escribir, y algunos ni eso.
A parte, al científico de élite, (no el profe de la E.S.O, o el que da charlas en el planetario todos los jueves) no le puedes decir que después de todo su trabajo, estudios y publicaciones, tiene que dar una charla a nivel principiante, sería como si a ti todos los días en tu empresa de libros (creo, ¿no?, es que no te conozco)te mandaran decir durante un par de horas el abecedario. Acabarías hastiada y tu autoestima poco a poco se iría a pique. Para las charlas a nivel de primaria, secundaria, universidad y gente curiosa, ya están el señor del planetario, el profe de química orgánica, el que te proyecta el documental en el centro cívico y demás, que son los que realmente tienen en sus manos que la gente desde su juventud o desconocimiento aprecie este campo.
Así que no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que aseveras, cuando realmente es tu opinión y no eres una experta. Ojo, que yo tampoco lo sé todo, pero desde el principio dejo claro que son mis opiniones y la ciencia es un campo muy, pero que muy cercano a mí.
Me molestan un poco los delirios de grandeza de ciertos blogueros con cierto éxito en el plan de esto es así porque lo digo yo y basta. Porque al igual que en la política, la gente que no sabe mucho se confunde y realmente se piensa que tenéis razón. Aunque el post tenga formato de carta, y aunque sea un blog de opiniones personales.
No sé, no me ha gustado nada este post, y lo que menos con diferencia lo de "os frustrais y os ponéis muy lloricas". Lo que hay que leer, madre mía.
Que paséis un buen fin de semana.

molinos dijo...

Anónimo de las 18:28

Esto no es asi porque lo digo yo y basta. Es mi blog y doy mi opinión..que puede gustar o no gustar. Y nada más.

La ciencia no es para gustar a todo el mundo, igual que la pintura, la literatura o el arte..correcto, pero el problema no es que "guste" o no guste. A mi no me gusta la física pero creo que es vital que haya gente que la estudie y que se dedique a investigarla y a desarrollarla. Y creo lo mismo de las demás disciplinas del conocimiento humano, el problema general y no solo aplicado a la "ciencia" es que por culpa de un sistema educativo nefasto y por dejadez de los profesionales ( ya le paso a las humanidades hace años) hemos dejado que la sociedad piense que el conocimiento es superfluo, es cosa de unos pocos y además ahora empeora porque " en google está todo".

No todos los cientificos tienen que dar charlas, no todo el que se dedica a la educación o a la investigacion tiene que dar charlas. Simplemente digo que el que se dedica a ello debe intentar adecuarse a la audiencia que quiere o que le gustaria tener..y a veces para llegar a tener la audiencia que te gustaría hay que empezar por la que no te gusta pero es la que hay.

Anónimo dijo...

Gracias por responderme, pero sigo pensando que el factor dejadez del profesional juega un papel tan pequeño, que no debería influir en lo que ocurrirá (que lo peor de la fuga de cerebros no se va a notar ahora). La ciencia lo impregna todo, TODO, para el que quiere y sabe buscar, claro.
Estamos de acuerdo con el sistema educativo horrible, pero, al contrario que tu, opino que son los padres y no los divulgadores, los que tienen una decisión importante en sus manos. Al igual que un profesor enseña, no educa, un científico enseña, no obliga a que a un crío le guste la ciencia. Para meterle el gusanillo, está o debería de estar el padre o la madreo ambos. El divulgador ya tiene bastante con que no le quiten la subvención. Además creo que a parte de una crisis económica, estamos en una crisis de valores, y no es culpa de "el ciencias", que todos los papás lleven a sus hijos a entrenar a fútbol en vez de a talleres de biología en bibliotecas y otros. Yo de pequeña tenía un telescopio en casa e iba con mi padre a charlas a la facultad de físicas de la ciudad V (11 añitos, y a día de hoy no soy un bicho raro, también voy al gimnasio, tomo cañas y tengo novio, que cuando cuentas esto en seguida te califican de esperpento). Y créeme, que los que más luchan/mos por las ciencias somos los que nos dedicamos a ellas y vemos las enormes tijeras de oro con las que Rajoy & cia recortan nuestras vacunas, cultivos, proyectos...
Ya para terminar, te digo que pienso que la audiencia es la que tiene que buscar estar a la altura de lo que va a oir. Yo no voy a un restaurante de carne argentina si soy vegetariana, esperando que tengan algo que cocinarme. No es lógico.
P.D: sigo pensando que el post tiene tono aseverador, pero vamos, que es tu blog, por supuesto que no voy a venir yo aquí a ponerme borde y criticar tu esilo. Pero lo pienso. Y te lo he dicho antes y lo reitero. Y que conste que me gusta mucho como escribes XD.

Una estudiante de ciencias dijo...

Estoy muy de acuerdo en casi todo, Moli, pero creo que lamentablemente en el caso que expones de las "tallas S" partes de un error de base, quizá a causa de un idealismo excesivo, y es que consideras que esa gente en principio sin interés puede llegar a sentirse movida a la curiosidad, cuando yo creo que realmente los "tallas S" son verdaderos cenutrios, catetos y orgullosos de su ignorancia que jamás mostrarán un interés más allá de Sálvame o Gran Hermano. Y que seguramente encima votarán al PP. Esa es tristemente la mayoría del público de este país, por los que no merece ni la pena molestarse en reeducarles ni enseñarles ninguna maravilla de la ciencia que no sabrán apreciar nunca (ya no entender). No es elitismo, es pura sinceridad, por lo que puedo ver y corroborar cada día con respecto a mi ocupación (estudio física y también me interesa mucho la astronomía) y mi entorno. Con los niños sí, por supuesto, ellos son el futuro y la esperanza.

molinos dijo...

Anónimo delas 19:05.

A ver, ¿dónde he dicho yo que los padres no tengan responsabilidad o culpa? Claro que la tienen, yo llevo a mis hijas a exposiciones de arte que es de lo que yo controlo y las llevo a museos de ciencia y veo documentales con ellas. Y como yo muchos otros padres.

¡Qué pasa con los que no lo hacen? Probablemente que ya fueron vítcima de un sistema educativo nefasto...pero ahi ya sus padres no tuvieron la culpa porque hace 60 o 70 años se valoraba que los hijos "supieran", la cultura...eso se perdió por el camino.

Que quede cristalino que yo no estoy echando la culpa de la situación a los científicos...para nada. Se trata de intentar dar alguna solución a lo que hay..que si, que es horrible, y frustrante y todo eso..pero es lo que hay..¿ lo intentamos arreglar o pasamos?

La audiencia tiene que estar a la altura en determinados aspectos. Yo soy licenciada universitara, lectora compulsiva y me considero medianamente inteligente, y de vez en cuando tengo curiosidad por algo de ciencia, y leo blogs y veo docs, y voy a conferencias...No se me ocurre irme a una charla de un profesor en física cuántica sobre especializada pero me pongo a leer un artículo en un blog pensado en teoria para "divulgar a todo el mundo" y me desespero...¿ es culpa mia? No.

Estudiante de ciencias.

De acuerdo, hay mucho cenutrio...pero de verdad pensais que no hay ni un solo cenutrio al que se podría enseñar algo?? En fin... pues nada..apagamos la luz, cerramos y que se salve el que pueda.

Ronronia Adramelek dijo...

Yo más que por tallas la entiendo por objetivos. Depende de para qué quieras divulgar.

Si quieres que la gente entienda un determinado hecho científico exigirás rigor porque opinas que es mejor que sigan sin saber de qué va a que se queden con una idea tártara en la cabeza y entonces te joroba que Punset diga chorradas como que la física cuántica explica la incertidumbre de la vida porque eso es desinformar sobre algo que sólo tiene sentido en el tamaño de las partículas elementales y no a nivel macroscópico.

Si quieres divulgar para que la gente apoye invertir en ciencia, entonces sólo necesitas fascinarles. Les cuentas cosas con las que flipen y ya está. Aún así, si evitas el ejemplo anterior aunque para eso te tengas que matar la cabeza, mejor.

Si lo que quieres es reclutar niños para futuros científicos les tienes que divertir y hacerles soñar.

De cualquier forma, divulgar no es una obligación sino una gran generosidad por parte de mucha gente, por ejemplo la de Nauka, que lo hacen maravillosamente bien, por amor al arte y dejándose su tiempo y su dinero para compartir de forma amena pero aún así rigurosa lo que saben.

Anónimo dijo...

Hola, No conocía tu blog, y te doy la enhorabuena por la entrada. Yo también soy científico. Y te puedo asegurar que has dado en el clavo, por lo que solemos hacer con la divulgación y con muchas otras cosas, y por lo de echar esas culpas autocomplacientes a los demás, basadas en una supuesta superioridad que nadie sabe de dónde sale, y ser tan poco autocríticos. Algunos ejemplos de ello mismo hay en los propios comentarios... nhtg, Anónimo o Un estudiante de ciencias parecen querer rebatirte... y no hacen más que dar la razón a lo que dices: "la culpa es de la gente", "la culpa es de los periodistas", "la culpa es del PP (¡¿?!)". Y es que otro defecto de determinada gente es que no sabe leer: entienden las palabras, parecen asociarlas a significados, pero, como "Los otros", sólo ven lo que quieren ver.
Enhorabuena otra vez, por esta y por las demás entradas de "Queridos científicos". No comparto todo lo que dices, pero es una visión muy fresca y atinada.

Anónimo dijo...

Disfruto mucho con tus post, con tu forma de ver la vida, que es muy parecida a la mia, con tu humor.Solo darte las gracias, jamás habia recibido tanto por tan poco. Moli molas mil.

Anónima completamente descerebrada: Rita.

Anónimo dijo...

Hola otra vez,

Molinos, entonces en parte me das la razón. ¿Es culpa tuya? claro que no. Volvemos al principio, no todo está hecho para todo el mundo. Igual para un "no científico" una conferencia de la reproducción de felinos salvajes en África está bien, se entiende. Pero no una sobre aspectos básicos del Boson de Higgs, porque carece de los conocimientos básicos de la física de 4º de la E.S.O., que no se tienen que impartir en esa charla, ya que va del Boson y no de las partículas subatómicas y sus características (aunque obviamente sean mencionadas). Creo que ahora igual ya se entiende lo que he escrito más arriba.

Querido anónimo de las 19:52, tienes razón en lo de que hay gente que mucha ciencia pero poca comprensión lectora. Supongo que, por lo que dices, serás simpatizante o votante del PP, o no serás científico de investigación vaya, ya que es muy difícil que no te hayas dado cuenta de que son los que están llevando a cabo los RECORTES EN CIENCIA E I+D, lo que va a hacer que mi hermanito que ha terminado biología con una notaza, el año que viene se vaya a Alemania con una beca del DAAD. Esto hará que sea otro que se va (y yo no tardaré)y que en un futuro la ciencia en España sea cosa de privilegiados ricos que pagan másteres a 38.000 euros o de nadie, porque directamente haya desaparecido del mapa el concepto investigación. Entonces, creo que sí que hay culpables, que son los que hacen que la gente se vaya fuera y se lleven fuera sus ideas, y esos no son los científicos, que perdona, pero como en casa no se está en ningún sitio. Y te digo todo esto desde el respeto, pero creo que no has entendido una mierda, no has argumentado nada y encima te crees con razón (¿quién hablaba de superioridad?). Solo puedo estar de acuerdo contigo en que esta chica escribe de puta madre, y el formato de lo que dice es original y juvenil, pero no muchas de las cosas que quiere expresar.
Y ya sí que me despido, que como bien decía Punset es muy difícil hacer cambiar de opinión a nuestros cerebros, el resto ya es una pérdida de tiempo.

Hele dijo...

llevas toda la razón del mundo, y tu reflxión sobre los niños...es como para darle muchas vueltas!

SuperWoman dijo...

Sin haberme leído el debate porque llevo doce horas al pie del cañon y estoy para el arrastre: Divulgar con ciencia para críos es una de las cosas más duras y más agradecidas que he hecho en mi vida... lástima que requiera mucho más tiempo que la divulgación normal, algo que ahora mismo no tengo en mis manos para disponer.
Un supersaludo

C. S. dijo...

Una vez leí un libro llamado "el juego de la lógica" escrito por un tal Lewis Caroll. Como soy de plástica (estoy al mismo nivel que los de educación física, talla XXS de ciencias) no sabía nada de lógica simbólica. Ahora me encanta y me entretiene buscar falacias lógicas hasta en los periódicos. Otra vez leí otro llamado "el hombre que calculaba", de un matemático llamado Malba Tahan. Desde entonces me empezaron a encantar las mates. Del calculador pasé al "Teorema del loro", de Denis Gudej, un tío que era profe de mates en la Sorbona. Consigió que me interesara por no sólo por las mates, sino también por la historia de la ciencia. ¡Hay tantos divulgadores XXL capaces de hacernos abrir los ojos como platos a los XXS! S. J. Gould, Carl Sagan, Leonardo de Pisa...Es cuestión de gracia, y de querer tanto tu ciencia que no puedas vivir sin mostrar esas maravillas a quien no las ha visto

nhtg dijo...

Molinos,

lo primero gracias por responder y perdón por mi tono. Al releer mi comentario me ha parecido un poco duro, ha sido una reacción aunque ya voy viendo que es tu forma de contar las cosas (soy nuevo en este blog)

lo segundo, gracias por que te guste la ciencia siendo que eres de letras. A veces me olvido de lo importante que es. Si ya te gustara la tecnología sería la bomba.

lo tercero, es que mi contestación se basa en que estoy un poco cansado del tema de la divulgación. A un bombero no se le pide que divulgue lo que hace, y aquí además de todo lo que uno tiene que ir haciendo parece que es una obligación del científico divulgar, cuando muchos o no tienen capacidad o tiempo o no quieren.
Todo lo que contamos está ya escrito, un científico publica todo lo que hace, pero en revistas, normalmente en inglés y en 'código científico'. La divulgación es sólo una traducción de lo ya escrito para que lo entienda la mayor parte de la gente y porque buscas unos objetivos (desde este punto de vista creo que lo más acertado es lo que escribe Ronronia)

Es como si tuvieras que explicar a alguien los sonetos de Góngora, o los 12 cuadros para enseñar arte a tus hijos. No, perdón, tal y como es tu entrada es como si Góngora tuviera que explicar sus sonetos, cada uno de los pintores sus cuadros y Les Luthiers sus chistes. Por eso soy de la opinión de que la divulgación tienen que ser voluntaria y por gusto, o también completamente profesional, gente que no es científica pero que es capaz de contar las cosas que hacen los demás. Comparto la visión de que es de lo más gratificante cuando lo haces bien y captas el interés de la gente. Y que lo que se necesita es más cultura científica y tecnológica y menos meganoticias o gente saliendo en la prensa para demostrar que sería bueno que les dieran alguna perra para seguir investigando.

Por cierto que conozco a muchos periodistas buenos (¿he dicho que todos son malos?) y que me gustaría saber qué es eso de los libros de colores.

Un saludo!

Nemo dijo...

Molinos,

me ha encantado tu blog de hoy, pero además estoy disfrutando del intercambio de opiniones de los comentarios.

Qué bueno sería si realmente pudiéramos hacer que todo el mundo tuviera interés por aprender sobre el mundo que nos rodea, que es lo que lleva al interés por las ciencias! Pero estoy de acuerdo con "estudiante de ciencias", en muchos casos va a ser darse contra un muro y perder el tiempo. Lo que no quiere decir que no haya gente talla S dispuesta a prender si se consigue comunicar bien lo que queremos enseñar. Esto es como los profesores, como bien explica catuxa, a mí me aburría soberanamente la historia hasta que tuve un profesor que nos entusiasmó a todos con ella. No sabía más que otros, pero sabía comunicarla.

Y por supuesto que hay que saber ajustar el mensaje al auditorio. Con esto de los científicos pasa como con algunos informáticos amigos míos, empiezan a explicarme cosas y me pierdo en nomenclaturas y tecnicismos que no saben evitar. Les agradezco el interés, pero acabo frustrada y con la sensación de ser idiota por no entenderles a pesar del interés y la pasión que ponen al explicarme las cosas.

Saludos.

Vesper dijo...

Yo también estoy disfrutando mucho del post y del debate en los comentarios.

Moli: creo que tienes razón en parte en que es necesario que la ciencia se divulgue y se adapte a distintos tipos de público para que conecte con ellos y les apasione y les haga sentir que sirve para algo.

Sin embargo, también me parece que el tema de la divulgación no tiene que ser una obligación para los científicos porque sencillamente a muchos de ellos no les gusta y además se les da de pena. Y es perfectamente aceptable, en mi opinión, porque no tiene nada que ver ser un buen investigador con ser un buen comunicador. Y muchas veces creo que los segundos son gente con conocimientos científicos algo superiores a los de su audiencia pero no demasiado, de forma que pueden conectar fácilmente con ellos y con su nivel. No creo que ellos mismos tengan porqué ser científicos, como ya apuntaban en algún otro comentario.

También estoy de acuerdo con los comentarios en los que se señalaba la parte de la culpa que tienen los planes educativos (hechos para adaptarse a los gustos del alumno pero no a sus necesidades) y de los propios padres, que con sus propias actitudes inculcan en sus hijos una actitud de indiferencia hacia la ciencia que creo que ya es difícil (no imposible) cambiar en la etapa adulta.

En fin, que es un problema complejo y con muchas causas y difíciles soluciones. Seguiré atentamente la evolución de los comentarios.

Me encanta este blog cuando se crea discusión de la buena en los comentarios. Bueno, me encanta este blog en general.

Pep Talassa dijo...

Estimada Moli,

sobre tu post de hoy tengo mi teoría personal, que básicamente es una racionalización que concuerda con tu punto de vista: sobre los gatos y los mapas. El que quiera seguirme durante los próximos 10 minutos que siga leyendo. Ah, y como en la ciencia las credenciales son algo vital, vean el apartado credenciales al final del post.

Todos hemos ido de excursión alguna vez a un sitio completamente nuevo, solos o acompañados, donde nadie conocía el terreno. Os ha sucedido que en el camino de ida se tardaba mucho más que en el de vuelta? O que aunque ibais con guía, en el camino de vuelta se disfruta más del paisaje..? Y que esto sucede, por lo general, sea subiendo una montaña que visitando una nueva ciudad..? Que para orientarnos necesitemos subir a un sitio alto?

Bueno, pues en el camino de la investigación sucede un poco lo mismo. El camino de ida es arduo: recoges pieza a pieza hechos, conceptos, teoremas, estableces relaciones fallidas, clasificas, memorizas. Recolectas retazos inconexos de realidad. Y en el de vuelta, estableces relaciones firmes, generales, de largo alcance y amplios horizontes. Emergen detalles hermosos y sistemas estructurales grandiosos donde las partes adquieren sentido en el marco de una organización superior, y te sientes en ese sistema como Pedro por su casa y ves rayos C en la puerta de Tannhäuser .. Te has construido tu mapa mental. (A los que les guste la psicología y el arte tal vez me reprocharán ser fan de Rudold Arnheim.. si).

Y que tiene que ver esto con la divulgación? Por dos razones. Porque (1) todos tenemos mapas mentales de la realidad que nos rodea. Y divulgar es ampliar tu mapa mental… dándote el camino desde donde estás hasta donde quieres llegar.. Y (2) la realidad es conexa. Si has adquirido un conocimiento verdadero sobre algo, puedes hallar el camino conceptual hasta la realidad vital de cualquier ser humano.. si te esfuerzas (esto es una creencia personal, pero sobre un principio similar se construyen esos aparatos fascinantes que las más de las veces funcionan: los GPS).

Y los gatos…? que tienen que ver los felinos en esto..? Bueno, los gatos son mamíferos… territoriales… No son plancton que flota en la inmensidad del océano.. sino que son conscientes de que los recursos son escasos y que de alguna forma han que limitar el acceso a ellos.. y lo hacen con el sentido más desarrollado que tienen… el olfato.. meando aquí y allá… El sentido más desarrollado (comparativamente) de los humanos es … la palabra… Por eso palabras complicadas, razonamientos sutiles y confusos.. "los profanos" son las barreras más efectivas.. y la educación y el libre pensamiento su arma más letal…

Gracias Moli por darme permiso en tu casa.





Me formé como físico nuclear en la extinta Unión Soviética, trabajé como investigador en Chicago, ayudé a buscar la partícula de Dios en el CERN, di clases en una universidad de provincias española donde los alumnos me eligieron profesor excelente el mismo día que me comunicaron que no me renovaban el contrato. Ahora intento alimentar a mi familia desarrollando software para ingeniería financiera.

Anónimo dijo...

Por mensajes como este último, el de Pep Talassa, merece la pena abrir este blog.

.....y sí, los piropos a Molimolinos se dan por supuestos : )

Buen día a todos!

Anónimo dijo...

Perdón : por supuesto

el chico de la consuelo dijo...

1-.¿te has dado cuento Mo que hoy comenta mucha gente que no comenta otras veces? eso está muy bien!!! de hecho me guardo este post para leer los comentarios con detenimiento porque tienen muy buena pinta. (ademas hay mucho anónimo jejeje)
2-.El blog me parece bueníiiiiismo de lo mejorcito de ultimamente, de verdad y sin la ironia que me carateriza.
3-.A mi me parece que el error está en la talla S que es muuuuy amplia en tu clasificación.Yo la dejaría así:
XL Experto en la materia
L De la materia pero no experto
M Experto en otras materias
S Nivel usuario
XS Lector.
Talla niños (seria una especial)
4-.Periodistas hablando de ciencias: es un tema complicado... pero cualquiera que nos dediquemos a un tema medio cientifico, nos horroriza hablar con un periodista porque pensamos que luego va a poner en nuestros labios cualquier barbaridad que se le ocurra sin tener ni idea (luego no siempre es así). Decia mi preparador "leete en un periodico un articulo de algo que sepas, echate las manos a la cabeza, y luego piensa que el nivel de todo el periodico es igual".

5-.Científicos que no saben contar. Como sabes mi ocupación es basicamente eso, contar cosas complicadas, simplificandolas y haciendo que alguien que no sabe de ello llegue a tener algunas nociones...derecho,economía,empresa...
Yo tengo colgado en mi corcho subrayado en cuatro colores una frase de F.Sabater, al que no profeso especial admiración en otros campos, pero que en esto de la divulgación es un genio:"Yo no soy filosofo con mayúsculas. Soy un profesor de filosofia, un intermedio entre los grandes filosofos y el público. Mi cualidad es que explico bien las cosas y las explico bien porque soy un ignorante. No sé si te das cuenta de que los sabios no saben explicar bien las cosas.Dan por supuesto cosas que no sabemos y explican minuciosamnete ootras que no interesan. Y es a lo que me dedico yo a ser un intermediario."
6-. Después está la cultura pop del segundo Punset tipo new age cientifico...de eso no me molesto ni en hablar. (El primer puset si que me gustaba cuando intercalaban microreportajes de nivel, entrevista y debate posterior... pero claro eso se daba a las dos de la mmadrugada de los doomingos)

loqueleo dijo...

Como me he encantado a mi mismo
(bueno el de ecdlc)
me he colgado...
el comentario digo,
en el otro blog.

ordenado y escondido

Nemo dijo...

Pep Talassa, te aplaudía hasta con las orejas. Me ha encantado tu razonamiento, pero además y al hilo de esta entrada, tú si que sabes lo que es transmitir una idea.

molinos dijo...

Solo un par de cosas más...

Muchísimas gracias a todos por los comentarios.

Una puntualización, yo no he dicho que todos los científicos tengan que divulgar, ni que sea su obligación para nada. Tienen su trabajo y a eso se dedican. Me refiero a los que se dedican a divulgar...lo siento pero hay muchos que no se ajustan a su público o sencillamente tienen un discurso para otros como ellos pero se dedican a repartir charlas a cualquier tipo de audiencia. Y eso no funciona...pero ellos son famosos, son eminencias y lo hacen consu mejor intención...no lo dudo, pero no funciona. Y pasa lo mismo con blogs, artículos y demás..No digo que sea facil, ni cómodo..cuento mi punto de vista como audiencia, como receptor de esa divulgación.

Como decía no todos tienen que divulgar, pero por ponerme de ejemplo. Si yo quiero que la gente entienda a qué me dedico, qué hago en los libros de colores y como funciona..no se lo explico igual a otro que trabaje en lo mismo que yo o algo parecido , que a alguien que jamás haya oido hablar de los libros de colores o directamente lo odie. Es así de sencillo.

Y ahora, una mención especial para el espectacular comentario de Pep...todos sus comentarios son buenos, pero hoy y por lo que cuenta, como lo cuenta y lo que tiene que ver, mi más rendida admiración.

Con tu permiso lo enlazaré en twitter como ejemplo de comentario que hace que merezca la pena tener un blog.

Gracias a todos.

Abisal dijo...

Espero que yo te haya entendido mal y no estés poniendo al mismo nivel Naukas que Quo, porque casi se me saltan los ojos. Naukas es un portal científico con mayúsculas, Quo tiene otra pestañita para sexo, blogs, etc. Es entretenimiento.

Por otra parte creo que lo que sucede es que los científicos tienen (tenemos) muy poca vocación de showman. Y para ciertas tallas de las que hablas es necesario montar espectáculo para que tengan interés. Incluso para los que tienen cierta curiosidad tienes que hablarles de cosas que puedan aplicar a su vida inmediatamente (como la investigación contra el cáncer o similares).

Por eso creo que no es del todo necesario que los científicos se dediquen a divulgar a gente a la que realmente no le interesa la ciencia. Un ejemplo exagerado... ¿por qué poner a un investigador serio a darles charlas a los de las tallas M o incluso S? que gaste su tiempo en las facultades, que lo valorarán más seguramente.

molinos dijo...

Abisal..me has entendido mal, obviamente. Y no estoy para nada de acuerdo con lo que dices al final..para nada de acuerdo.

Aprovecho para dejar enlace a este video donde dos grandes científicos hablan de esto..son 2 minutos. Suficientes.

http://www.youtube.com/watch?v=77ugG6tMIz0

Qué chulo dijo...

Se mezclan varios asuntos, que llevan a más de uno a sentirse algo contrariado con el post, a pesar de compartir por completo la idea de que la divulgación de la ciencia ha de orientarse al público objetivo.
Primero, al hablar de científicos y lloricas, se te puede objetar con toda razón que a) los científicos están pasándolo mal por los recortes y no porque la gente no entienda la ciencia, y que a pesar de que dentro de 15 años saliera una generación superinteresada por la ciencia merced a una fastuosa divulgación; los científicos de ahora están igualmente jodidos; y b) que un científico trabaja de científico y no de divulgador.
Siguiendo con la b), puede que algunos tengais la imagen mental de los científicos angloamericanos que hacen una divulgación totalmente meritoria, pero la comparación es sangrante. Como poco a los estudiantes angloamericanos, la divulgación les da curriculum, mientras que aquí la gratificación hay que buscarla en la sana alegría de quienes transmiten lo que les apasiona y quien se apasiona por lo que recibe, y en la algría poco sana del que se ríe de las tonterías que hace la gente por gusto.
Porque al conociemiento científico aquí no se le reconocimiento en forma de sueldo o prestigio. Y tampoco se forma al científico para que lo transmita. Prueba a decir Doctora F, doctora en física. Aquí ridículo, allí prestigioso. con estos mimbres, hay que agradecer mucho la divulgación que se hace, pedirla más ajustada, pero también pedir más comprensión al que la hace, ya que dinero...
Por último, y como habeis comentado, hace tiempo que se perdió el interés por el conocieminto. Pero el debate padres-profesores es incompleto. Venimos de la sociedad en la que el fontanero juntaba más dinero que el profesor...vamos a abrir el diafragma cuando miremos a lo que ha pasado y pasa. Por qué los chicos abandonaban los estudios y se iban a hacer casas o puertas, por el dinero. Durante años.

Madre de F. doctora en física, y en la quinta puñeta por trabajo.

Abisal dijo...

Sí, ya imaginé que no estarías de acuerdo. Es que creo que das por supuesto que a los investigadores les gusta el trabajo divulgativo cuando en mi opinión no es así. Muchos profesores de buena gana se dedicarian úniicamente a sus investigaciones pero deben dar clase. Y no entiendo por qué además deberían gastar su tiempo en explicarle lo que es un átomo a alguien. Sé que suena prepotente pero así lo pienso. Me parece un desperdicio de recursos. Y no insisto más :)

catuxa20 dijo...

Abisal, a eso me refería yo con mi otro comentario. Yo investigo, y no se me da mal. Me gusta. Pero disfruto muchísimo más dando clase a universitarios. El problema es que para acceder a una plaza de profesora de Universidad, necesito tener mucha investigación prestigiosa detrás, y seguir haciéndola después. Y como las únicas plazas de investigador en las que tienes estabilidad son las de profesor de universidad, las Universidades están llenas de investigadores que no quieren enseñar, y que no nos dejan sitio a los que sí queremos hacerlo.

catuxa20 dijo...

Se me ha olvidado matizar que para acceder a una plaza de profesor Universitario necesitas un curriculum de la hostia... si no tienes enchufe, para poder tener alguna oportunidad contra los enchufados :)

Anónimo dijo...

Estoy con el físico nuclear, a mí me pasa lo mismo, cuando me pierdo tengo la tendencia natural a subir y subir hasta que me doy cuenta de que el asunto no debe ser tan grave pues la única opción que me queda es bajar y bajar hasta que vuelves a tu camino y es que ya lo dijo en su día alguien y que fue toda una revolución para los científicos del momento "Todo lo que sube irremediablemente tiene que bajar" salvo que quede atrapado en la rama del árbol. También existen unos aparatitos que consiguen mantener el objeto en estado de elevación por el tiempo que se precise o que se desee, según necesidades, pero creo que me estoy desviando del tema original. En fin los descubrimientos científicos tienen múltiples aplicaciones y es como siempre tarea del usuario encontrarlas...o no. Besitos y abracitos para todos, amantes de las ciencias o no.

NáN dijo...

Te has metido en un buen jardín, creo que a propósito, al abarcar conceptos tan grandes cada uno de ellos, con tantas diferencias dentro de cada uno de ellos, como la práctica de la ciencia, y la “comunicación”, generalmente en manos de empresas de muy diversa condición y con objetivos que van de lo despreciable a lo encomiable.

Y creo que el resultado ha sido feliz. De haber tratado el tema de modo más limitado, redondeando las aristas, no habrías provocado tantos comentarios, muchos de ellos de gran calidad.

Sabes que parte de mi tiempo estoy rodeado de científicos jóvenes (bueno, más cerca ya de los 40 que de los 35, y todos con trabajo “en precario”, porque en la ciencia era difícil estabilizarse hasta los 40 años (tal como están las cosas ahora, es más posible que cuando se estabilicen cerca ya de la jubilación) Y el 100% de los que conozco, están ya fuera de España. Pues bien, no conozco a ninguno que “lloriquee”.

Otra cosa es que estén “indignados”, por haber tenido que aceptar las llamadas del “exterior” al haber perdido las oportunidades de investigar en su país. Ya hubo recortes con Zapatero, pero el PP ha significado una sangría masiva. Es un problema ideológico: todo en ese partido enlaza con el mundo de la empresa, y en la ciencia solo las últimas fases enlazan con ese mundo. La base de la ciencia es la llamada ciencia básica, que investiga para hacer avanzar el conocimiento y solo puede estar dotada con fondos públicos suficientes (esto es posible porque los científicos saben que no se van a enriquecer, les es suficiente poder llevar una vida aceptable): por una parte, esa ciencia, de la que ni siquiera se sabe si servirá para fabricar productos, ni qué productos serán ni cuándo serán posibles, no interesa a las empresas; por otra parte, muchas de esas investigaciones se presume que darán resultados radicalmente contrarios a los intereses empresariales. ¿Una empresa de combustibles fósiles va a pagar investigaciones sobre el avance climático? ¿O un banco, ligado a esas empresas?

Eso, unido a los recortes más allá de lo soportable, es el pecado capital del PP, que pagaremos durante decenios, porque en este campo “no se improvisa”. Gran parte de los científicos excelentemente formados no regresará jamás a nuestro país. Y su excelente formación la pagamos todos.

En la parte de la divulgación, el carácter de los científicos traza diferencias: no todos quieren o pueden ser divulgadores. Aunque en este grupo al que me refiero sí tienen todos la percepción de que una divulgación es necesaria “siempre que ellos la controlen”. La desconfianza hacia los periodistas es manifiesta, porque se centran en lo más espectacular (o lo inventan en un titular si en la entrevista no había espectacularidad). Y no es culpa de ellos, sino de una sociedad que podríamos llamar del “espectáculo”.

Hay especialistas geniales, como George Monbiot en su blog y en su columna de The Guardian, desde donde da a conocer con exactitud, referencias precisas y claridad todos los problemas científicos, sociopolíticos y de comunicación de los científicos del cambio climático, pero... la excelencia no abunda en ningún campo.

Creo que cualquier persona culta con intereses tiene acceso a grandes páginas web de divulgación general. Pero también la divulgación tiene unos límites: a todos nos interesan los grandes avances generales de la neurocirugía, pero no necesitamos conocer los procedimientos de cada operación.

Y luego están los pesados como yo, que no soy científico ni divulgador y escribo un montón de palabras para contar mal dos pobres ideas.

NáN dijo...

Solo mi propia imbecilidad me ha llevado a realizar un comentario y dejarme para después el magnífico e imprescindible link del final.

El último párrafo es de traca, aunque nos lleva al punto de partida: en esta sociedad del espectáculo que dicen que nos hemos concedido (una democracia formal que funciona en medio de un ruido mediático de baja calidad pero atronador, ¿quién se va a molestar en juzgar la opinión de los diversos partidos políticos sobre esas preguntas?

Sobre todo, porque ninguno de ellos plantea en sus programas prácticamente ninguna respuesta a esas preguntas.

La calidad democrática depende una educación excelente de sus ciudadanos, pero claro, si el portavoz del movimiento contra la investigación con células madre cree (en un sentido religioso de "creer") que el código genético solo está en las células de los óvulos y espermatozoos, ¿me vale la opinión de mi vecino del quinto?

Vesper dijo...

Vuelvo a pasar por aquí y veo que está aún más interesante que ayer. Genial.

Totalmente de acuerdo con tus comentarios, NáN. Absolutamente con todos. Yo también estoy rodeada de científicos precarios intentando salir adelante (la mayoría en otros paises) y no creo para nada que seamos unos lloricas. Nos quejamos de la situación pero yo diría que, al menos en mi entorno de investigación, predomina más la rabia y la impotencia que el llanto.

El tema de encontrar canales para la divulgación también es complicado a no ser que trabajes en los grandes temas que despiertan la curiosidad de la gente (investigación médica o cambio climático, por poner dos ejemplos).

También suscribo totalmente lo que decía "Que chulo" sobre la falta de repercusión que la labor divulgadora en el curriculum en nuestro país. Cuando un científico decide implicarse en actividades de divulgación debe hacerlo en general menguando su tiempo libre y dedicando a ello una enorme cantidad de energía y recursos, sin recibir ningún tipo de recompensa más allá del placer de entusiasmar a otras personas, de encenderles la chispa. A algunos nos compensa con eso pero es verdad que ese tiempo y energía se emplean en detrimento de los dedicados a investigar y hacer currículum, que son las bases para poder estabilizarse laboralmente o para poder seguir accediendo a los escasísimos fondos disponibles. Dicho en menos palabras: si te dedicas a divulgar seriamente, se acabó el ser científico. Es muy triste pero hoy por hoy creo que es así.

Por último, aunque me ha encantado la reflexión de Pep Talassa, no la comparto del todo (o quizá es que no la he entendido bien). En absoluto creo que los científicos usemos la palabra para marcar nuestro territorio y alejar a los profanos. La mayoría simplemente somos seres limitados que no sabemos explicar mejor lo que hacemos. Y por mucho que hayamos adquirido un conocimiento verdadero, a veces resulta imposible encontrar la ruta hacia la realidad vital de otras personas porque: (1) es muy difícil saber dónde está esa persona, cual es su estado inicial de conocimientos para poder tomarla de la mano y empezar a llevarla por el camino, y (2) los caminos con los que distintas personas vamos construyendo nuestro conocimiento son también distintos y el nuestro muchas veces "no vale" para otros. Algunas personas tienen la capacidad extraordinaria de captar muy rápidamente dónde está su audiencia y de ir modificando su mensaje sobre la marcha para mantener su interés. Pero estoy convencida de que ni es algo muy común ni tiene porqué darse en alguien por el simple hecho de que posea los conocimientos necesarios.

Seguiré atenta los comentarios. Gracias Moli por prestarnos tu casa para discutir.

Anónimo dijo...

Una duda: podríais por favor ser un poquitín más concisos? creo que se puede decir lo mismo pero en menos volumen de texto.

O añadir una versión concisa,

así no se pierde ninguna idea ni todo el día leyendo comentarios.

lo digo con cariño, eh?

buen día a todos

pazzos dijo...

¿molesto?
Aunque mi encefalograma plano demuestra que mi talla mental es la XXS procuro hacer como con mi XXL corporal, meter tripa y embutirme en una que evidentemente no es la mía. Así he podido disfrutar con excelentes divulgadores como Manuel Toharia y, allá en la prehistoria de la TVE, "La prehistoria del Futuro" del señor Miravitlles.

Muy necesario tu post. Hay que superar ese divorcio entre Ciencia y ciudadanía.

Anónimo dijo...

Comunicar no es fácil, por muy claro que pienses que expones una idea la mayoría de las veces sucede que no llega, se entiende lo contrario o vaya usté a saber. Si se trata entonces de estar en la misma frecuencia todos, parece necesaria cierta receptividad por ambas partes para que la comunicación se produzca. Y qué difícil es, entran en juego muchos otros aspectos a saber..ya se sabe
He procurado ser lo más breve posible para no enfadar al anónimo anterior. Son pequeños detalles pero a eso me refiero, hay que intentarlo por lo menos. Un saludo

Anónimo dijo...

¿Sabéis de esas personas que cuando iban al instituto y eran de ciencias decían que para que necesitaban ellos la lengua y la literatura si iban a hacer ciencias puras? Y sabéis de los otros, lso que siendo de letras, decían que para que tanto rollo de ciencias si total ellos iban para letras puras?
Pues igual ahí está la base del no saber comunicar, unos. Del no saber entender, otros.
Hace poco, yo soy profe de lengua, oía a otra colega que decía que un excelente alumno de medicina fue suspendido en su tesis doctoral, la razón: era incomprensible, no estaba bien escrita, ni supo presentarla. El alumno, médico, sabía mucho, tanto como para llevar a cabo una investigación, pero no tenía ni idea de expresar lo que sabía.

Desde luego un periodista que no sepa de ciencias, no puede divulgar ciencia. Igual que uno que no sepa de fútbol, economía, cultura...etc.

Anónimo dijo...

Y esto es lo que nos pasa cuando queremos hacer un post al estilo columna de Pérez Reverte sin tener ni puñetera idea.
Lo mejor, el anónimo del principio ya que los comentaristas posteriores desarrollan y sacan muchas ideas de ahí, y las reflexiones de la gente que sabe, y que escribe después. Una pasada.

Portorosa dijo...

Moli, ya casi resulta pesado felicitarte por este post. Tanto el texto como muchos de los comentarios son una maravilla; y el artículo que enlazas al final, otra.

Un beso muy grande.

Ire dijo...

Hay que llegar a la gente, bien. Pero también has de consiederar el medio. Por ejemplo un blog, en el que hablas de ciencia, puedes cambiar el nivel del contenido según lo que estás contando; o puedes decir, voy a ser generalista y siempre expondré lo que quiera que cuente de forma que me entienda todo el mundo. la segunda opción es muy razonable, pero la primera también; al fin y al cabo es lo mismo que haces tú, hoy explicas muy bien lo que quieres decir y mañana haces un post totalmente subjetivo, lo que puede ser bastante chocante para quien no esté habituado al "estilo de autor". Pues la misma capacidad de encaje se puede tener con un blog de ciencias personalizado. Es cuestión de saber que es una opción más que te ofrece un blog.

Laura von Atomarporkulen dijo...

elchicodelaconsuelo, tu comentario me hace recordar esta tira

http://www.phdcomics.com/comics.php?f=1174

que no sé si me hace reír o llorar, la verdad. En la misma línea, el autor de esos comics (que recomiendo a todo aquel proyecto de doctor que se sienta frustrado e incomprendido) dio una charla en TED en la que hablaba justamente de "The Science Gap". Y la verdad es que tiene mucha, muchísima razón.

Anónimo dijo...

Hmmm, yo no te he pillado el punto. Ok, el de llegar al público sí, a ver cómo no, lo dices bien y lo repiten todos los comments, así que hasta una zote totalen como yo lo capto.
Pero...¿qué te ocurre?, la pregunta no es retórica, es para mi information.
- Que son demasiado espesos...por ejemplo porque usan su jerga, dan por supuestas cosas que no tiene por qué saberlas el lector tipo de la publicación, usan una retórica liosa, dan demasiada information -eso de gustarse a si mismos es lo que parece indicar-, y cualquier combinación de estas y los etcs que se te ocurran.
- Que no saben escribir o hablar. Y sé de lo que hablo porque algún catedrático he sufrido de esos. O sea, lo hacen mal, no por pasarse sino por no llegar.
Es cierto lo que dicen de que falta preparación para formar o transmitir en las carreras de ciencias; yo no creo que haga falta ser un showman para hacerlo, a pesar de que hay showman que lo hagan p.m., pero sí que hay que saber redactar y hablar y para eso hace falta formarse. Si no hay clases, a andar se aprende andando, y a transmitir, transmitiendo. Como te dicen arriba, si para las cosas personales la gente da cuartel, igual deberían darlo para los de ciencias que hacen esto por amor a la ciencia.
Porque quejarse, los lectores también os quejais muchos. ¿Sois lloricas?.

Nisi dijo...

¡Por fin he tenido tiempo de leer esta entrada ! Me encanta, sí, me encanta. Tienes toda la razón, Moli.
La semana pasada di dos charlas a gente del sector pesquero, que saben que tocamos sus peces a veces, pero no saben para qué. La satisfacción que me dio ver que al final aplaudían y me felicitaban fue mil veces mayor que la de ver un artículo publicado en una revista científica. El calor y el cariño que me transmitieron es incomparable a la frialdad de los números de los índices de impacto.
Es absolutamente necesario divulgar, saber divulgar, esforzarnos y hacerlo bien. Porque, aunque muchos no lo entiendan, los científicos trabajamos para y por la sociedad. Y si no somos capaces de mostrarles lo que hacemos, de hacérselo entender, no sirve de nada.

Ununcuadio Uuq dijo...

Interesante...
Yo empecé mi blog con la idea de divulgar ciencia para 'gente de letras' pero me desanimé: los de letras solo leían las entradas de letras y los de ciencias de ciencias. Entre medias conocí a "los grandes divulgadores" de ciencias y me quedé en otra talla :P
Alguna vez una amiga se ha quejado de que no entiende nada de mis posts. -Vale, le digo, comenta, di que no entiendes. Así mejoro... Pero creo que ni siquiera me ha leído :( Si no hay feedback es difícil mejorar la divulgación hacia S y M como no se tenga un don natural (que no es mi caso)

molinos dijo...

Ununcuadio UUq,

Yo lo leo todo..me apunto tu blog y si quieres te dire.."eso no es talla M"...

XDD

gracias por el coment

Ununcuadio Uuq dijo...

Gracias a ti!
He caído en tu blog siguiendo tus comentarios en EPAP, y me tienes enganchada con tus princezaz (¿lo he dicho bien?) y con tu manera de escribir en general :)
Me apunto tu libro en mi lista de pendientes para... hmmm... hoy es mi santo, ¡a ver si cuela! :D

molinos dijo...

Lo has escrito bien!!

El libro sale el día 9 de abril!!!