jueves, 5 de julio de 2012

UNA DOCENA DE COSAS QUE DAN MUCHA PEREZA





En nuestro día a día hay un montón de cosas que dan muchísima pereza. Cosas que sólo de pensarlas nos hacen suspirar y decir: mejor no lo pienso. No hablo de cosas horribles como levantarse por las mañanas, ir a trabajar o limpiar cristales, hablo de cositas nimias, trivialidades pero que sin embargo “hacen bola”. Las piensas, sabes que hay que hacerlas y por un momento fantaseas con la posibilidad de un mundo paralelo donde tuvieras a alguien solo para hacer estas cositas.


Todas tienen en común que son gilipolleces pero se incrustan en tu cabeza y no hay manera de quitártelas de encima, hasta que vences esa pereza infernal y consigues hacerlas. Y lo peor es que vuelven…es el ciclo de las mierdas que dan pereza.

La pereza que dan todas estas cosas se retroalimenta sola. Empiezas a pensar qué pereza te da y lo único que haces es alimentar al monstruo. Si las hiciéramos del tirón, sin pensarlas, todo sería más fácil, pero pufff, ¡Qué pereza!



1. Bajar / sacar la basura


En general el concepto “ cubo de basura” da pereza solo con nombrarlo. Todos apretamos la basura, aplastamos los envases e intentamos colar la monda de naranja en un rincón solo para librarnos de tener que cerrar la bolsa y poner una nueva. Si el proceso además, incluye bajar la basura al contenedor, el momento escaqueo puedo proporcionar encajes de desperdicios al nivel experto de Tetris.


2. El cajero


Sacar dinero del cajero es una de las actividades de más pereza del mundo. Fantaseas con ser Gilito y tener una habitación llena de monedas o llevar faltriquera como las señoras del siglo XIX y tener ahí guardados los “cuartos”. Rebuscas en carteras, bolsos, vacía bolsillos, huchas de tus hijos, lo que sea con tal de no ir al cajero. Por cierto, la distancia que hay hasta el cajero más próximo es siempre excesiva.


3. Ir a llenar el depósito


Vas tan feliz conduciendo, rollo “me gusta conducir” y de repente suena el pitido del demonio, se enciende una luz o cualquier otro mecanismo avisador y te jode todo el placer. Empiezas a pensar que tienes que ir a echar gasolina, cuanto te durará la reserva, si lograrás llegar a casa y dejarle el muerto a otro y ya no puedes abstraerte de ese pensamiento aunque te queden 200 km de autonomía. Por cierto, ¿sabéis que el dibujito del surtidor que viene en el salpicadero indica en qué lado de vuestro coche está el depósito según tenga la manguera en uno u otro lado?. De nada.


4. Vaciar el lavaplatos.


Llenar el lavaplatos es una juerga, una fiesta, un descojone. Básicamente consiste en quitar trastos de por medio, meterlos en una máquina llenos de mierda y que un enanito los friegue y los deje limpios. ¿ No podría el enanito vaciarlo también? ¿Hay algo más coñazo que vaciar el cestillo de los cubiertos?


5. Ordenar fotos


Hace unos años creíamos que era imposible que hubiera algo más coñazo que ordenar fotos en papel, colocarlas en un álbum y guardar los negativos. Ja, qué equivocados estábamos. ¿ Cómo es ese momento en que te enfrentas a la carpeta “ Mis imágenes” con mil carpetas nombradas como meses o cosas como “ Vacaciones playa” “cumpleaños peque”, “reunión amigotes”? Es un momento de pereza suprema y decides dejarlo para otro día al mismo tiempo que te propones firmemente que a partir de ahora ordenaras las fotos nada más descargarlas.


6. Las fiestas familiares


Cumpleaños, santos, bodas, bautizos, comuniones, cualquier cosa que te colocan la peor tarde de la semana o en medio de un fin de semana en el que pretendías no hacer nada, da una pereza espantosa. Si además es de tu familia política la pereza tiende a infinito.


7. Cadenas de mails


No hablo de spam, no hablo de publicidad en la red, ni siquiera me refiero a los mails de google pidiendo tu teléfono. Hablo de esas cadenas de mails para organizar una salida de amigos, o una quedada de colegas del curro, un torneo de futbol para cuarentones, una despedida de soltera “ diferente” o la peor de todas, una cadena de mails de los padres del colegio . Ves los mails, piensas en borrarlos todos y al final dices: es la última vez que contesto.


8. Hacer maletas


Nunca se echa tanto de menos a tu madre o en su defecto un ama de llaves como en el momento en el que hay que ponerse a hacer una maleta. Enfrentarse al armario, a la decisión de qué meter y a la certeza de que hagas lo que hagas seguro que se te olvida algo da una pereza espantosa. Si además tienes que hacer maletas de hijos te planteas seriamente la posibilidad de abortar el plan vacacional.


9. Ordenar armarios o papeles


Seamos sinceros. Los tíos no ordenan armarios porque consideran que si las cosas ya están en el armario ya están ordenadas. Las tías ordenamos armarios con una compulsividad enfermiza y que no sirve para nada, pero una vez que el pensamiento “este armario hay que organizarlo” entra en tu cerebro ya no hay manera de librarse de él. Los tíos sin embargo tienen ese rayo organizativo con los “papeles”.

10. Organizar la música en el ipod/mp3/ telefonito.


Qué bonito y qué sencillo era cuando tenías los cds en la estantería y tu máxima preocupación era que no cogieran mucho polvo. Archivos y archivos y archivos de música te contemplan desde tu carpeta “ mi música”. Y eso pensando en que los tengas con su nombre y apellido, si ya los tienes nombrados “ pista 1”, “pista 2”, “pista 3”…quieres morir.


11. Esa llamada


A tu madre, a tu tía, a tu abuela, a tu amiga que ha tenido un hijo, a tu primo el que se casa, a tu amigo al que han despedido, al compañero de curro con el que quedaste en “veros”. Cualquier excusa es buena para postergar esta llamada..incluídas todas las otras cosas que vienen en esta lista de pereza.


12. Explicarle a alguien twitter


¿Twitter? Pero..¿ eso qué es? Pero ¿ todo el mundo ve lo que dices? Y ¿cómo sabes quién te lee? ¿ Y si yo solo quiero que me vea mi primo? ¿Cuando pongo la arroba? ¿ la almohadilla para qué sirve? Y ¿Qué hacéis ahí todo el día? Yo a eso no le veo la gracia…

Perezón de la muerte.

Lamentablemente hay muchas más de doce y por supuesto hay gente raruna a la que a lo mejor alguna de las que nombro no le da pereza, pero en general, estas 12 son universalmente compartidas.

Republicado de Unadocenade

44 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto todas...vaga que es una.

XEIA2410 dijo...

Mi number one es, sin duda, el 5. Estoy por volver a los carretes de 24 o 36, con el álbum pequeño que te daban en Fotoprix por revelar. Al menos no tenías que rebuscar en diversos soportes y, sobretodo, NO PERDIAS UN MONTON DE FOTOS, como nos ha pasado....por no saber si estaban pasadas a tal o cual soporte y borrarlas de la tarjeta de la cámara.......sin comentarios.
Aparte de la emoción que teníamos, a ver si "había salido" tal o cuál foto...romanticismo...
De lo demás, suscribo casi todo.
Y sí, ni idea de lo del depósito. Lo compruebo!!!!!!

Anónimo dijo...

¿No te has equivocado y el de hoy eran las 12 cosas del verano?
Anónima Marta

JP dijo...

Lo confieso yo soy uno de esos seres mitologicos que se piden bajar la basura, eso sí, si no me presionan. También ordeno armarios, papeles y fotos. ah y archivos de música gracias a que el mediaplayer las busca en su biblioteca. Pero en cambio me han tenido que rescatar reiteradas veces de la lista de morosos, no por no poder pagar si no por que el cajero de detras de mi edificio se me antojaba taaaan lejano que no iba y pasaban los dias....y se vencian las facturas.....
No podia ser perfecto, ¿no?

NáN dijo...

Ley de Oro de Pruffin von Hastalffer:

Un armario se considerá ordenado hasta que ni siquiera empujando con fuerza puedas cerrar la puerta.

Ley de oro del primo de Pruffin:

En los papeles, cualquier ordenación realizada por legos abre varios frentes de peligros en tu vida. Y tu vida carece de sentido si no cuentas con una abogada-gestora profesional a la que llevar todos los papeles metidos en una bolsa de plástico de unos almacenes. Ella sabrá distinguir; cobra por eso.

NáN dijo...

Ley de Oro del primo del primo de Pruffin:

Si has cumplido 30 años y todos tus amigos y familiares no saben que consideras una impertinencia de mal gusto que te llamen o esperan llamadas que superen seis palabas ("A las siete en El Comercial"), es la hora de llamar a Pruffin y decirle: "A las siete en El Comercial".

NáN dijo...

Ley de Oro del padrastro de Pruffin:

Si una maleta no puede cerrarse por el mismo método que un armario que todavía no necesita ser ordenado, es que has incluido muchas cosas inútiles. Un viaje que empieza por una recopilación de objetos inútiles no presagia nada bueno. Vacía la maleta en el armario, poniéndola abierta y boca abajo, y no viajes.

Elena Rius dijo...

Vaya por delante que comparto todas esas perezas. A la de la hacer la maleta, añadiría otra muy superior: deshacerla, sobre todo en el viaje de regreso a casa. Dan ganas de dejarla ahí cerrada en un rincón hasta que desaparezca por sí misma

jota dijo...

Para mi sólo la 11 y la 12 no la practico.

Raquel G. dijo...

ostia!! no sabia lo del simbolo del depósito!! jajajaj gracias!!! xD

Bln Lysh dijo...

Lo de hacer la maleta no es que dé pereza, es que se hace muy difícil si viajas en vuelos baratos. Sólo una, que no pese más de 20 quilos y llevar (por ejemplo yo) ropa de verano, ropa de lluvia, ropa de montaña, ropa para una fiesta familiar.... Yo más bien lo considero una pesadilla.

Pero debo ser raruna porque muchas de las otras cosas que dices no me dan pereza.

A mí me da pereza ir a buscar toner o papel para la fotocopiadora y cambiarlo, regar la terraza, comprar productos de limpieza, otras cosas...

susana dijo...

Uf, es cierto. Y añado una más: limpiar el polvo, si al día siguiente va a estar otra vez ahí... Un beso.

Pétalo dijo...

La primera vez que estuve en casa de mi novio tuve miedo al ver que su ropero estaba impoluto. Me parece marciano. Luego me dijo que lo habia ordenado al ir yo y me tranquilicé. Sin embargo luego he visto sus maletas y están hiperbien ordenadas. Y deshace las maletas nada más llegar, yo las dejo languidecer semanas...aún estoy esperando a que me saque un hacha en algún momento.

Marita dijo...

Agregaré: planchar la ropa...uffff!!!...siempre trato de comprar ropa que no se arrugue mucho para que cuando la lave no tenga que plancharla...así de vaga soy...jaja...besoooss

Coco Crispi dijo...

Pues a mi me mola bajar la basura. Seré rara, pero me echo medio cigarrito de vuelta y me siento libre. Si, soy rara.
Lo que si ando buscando es alguien que me explique twiter :)

Celiazal dijo...

A mí lo que me da pereza extrema es poner otra vez en su sitio todo lo que vas colgando en la percha que hay detrás de la puerta de tu dormitorio...a veces creo que la puerta se puede venir abajo de un momento a otro...XD. Y lo "mejor" es que luego la mitad es para echarlo a lavar...jaja

¡Me encanta tu blog! Reconozco que te sigo desde hace semanas y he leído tropecientas entradas desde entonces (un día me puse y me ventilé unas cuantas XD) Adoro las "maternity", pero no he perdido la "virginidad comentadora" hasta ahora...jeje

1 besitooo, que me tienes enganchada al blog :-D

Cigarra dijo...

Confieso que tengo 58 gigas de fotos (41.297 archivos en 671 carpetas) ordenadas de tal forma que puedo encontrar casi cualquiera en menos de un minuto. He escaneado montones de fotos antiguas en papel, de mi familia y de la de mi marido, y de cuando mis hijas eran pequeñas, y de los viajes y de mis coros, todo, todo organizado por años, una carpeta por año, todas las fotos fechadas. En cuanto las descargo en el ordenador las meto en su carpeta, con fecha y titulo. Pero reconozco que soy una especie de maniática. A cambio de eso estoy de acuerdo en casi todo lo demás que te da pereza. Bueno, el polvo sobre los muebles ya ni lo noto, de tan acostumbrada que estoy a verlo. Y coincido con Marita en lo de comprar ropa que no precise plancha. Y lo del cestillo de los cubiertos...!
Me encanta tu blog.

Pétalo dijo...

Twitter no se puede explicar. Yo lo he intentado varias veces y siempre que lo explicas parece una super mierda.

Tita dijo...

Lo comparto todo, y te agradezco enormemente lo de la gasolina...por lo demás ¡Pareces novata!....¿lavaplatos? le traspasé las competencias de vaciarlo SIEMPRE al santo cuando caí que de la lavadora...me ocupo yo.

El otro día di un paso más...si yo busco por la casa con qué rellenar la lavadora, si yo la relleno, con ropa sucia y detergente, si yo la tiendo o la pongo en la secadora, si yo la saco, la plancho, la doblo y la guardo...
¿por qué demonios he de alimentar yo también al lavaplatos? Otra compatencia transferida completamente al santo, que se tapaba los oidos porque él sí se había dado cuenta de esta obviedad antes....

¡De nada!

Tita dijo...

Ahhh, se me olvidaba: yo limpio siempre el cubo de la basura...él la baja ¡una menos!

(vale, sí, limpiar el cubo da una pereza que te mueres...)

Ana dijo...

bueno, bueno!! Qué gran verdad todo. Yo añadiría tender la ropa (bueno, y recogerla también)y empezar a hacer la declaración de la renta. Luego no tardo nada, pero ponerme a preparar las cosas... uffff!!

Territorio sin dueño dijo...

Pero que buena eres! Añado otra, sustituir el rollo del papel higiénico cuando se ha terminado...perezón, perezón, sobre todo cuándo en casa sólo lo haces tu, ahí al perezón se añade el cabreo absoluto

Papalobo dijo...

La n° 11 no puedo con esa. Meses me puedo tirar yo, jajaja

Sonic dijo...

Pero qué razón tienes!! has hecho la lista que a todos nos ha dado pereza hacer!

La única que no comparto, la del
lavavajillas pq no tengo, pero supongo que convalida apilar platos en la fregadera y acabar bebiendo zumo directamente del brick para no lavar un vaso en el desayuno ;oP

Descolgar la ropa también está entre mis perezas favoritas!ahí puede estar acartonada que miro para otro lado y hago que no está!

fandorin dijo...

Yo te añadiría:
13. Tender la ropa
14. Sacar al perro al volver de juerga
15. La comida-cena de navidad de la empresa
16. Las tutorías conjuntas de toda la clase de mi hija que se convierten en 26 tutorias individuales todos juntos.
17. Deshacer maletas

bequipequi dijo...

18. meter los zapatos en el zapatero, me los quito al llegar a casa y se quedan en el suelo JUNTO al zapatero
19. rellenar las botellas de agua y meterlas en la nevera, las acumulo JUNTO a la nevera hasta que no tengo agua fresca que beber
20. regar las plantas, no tengo plantas porque todas morían irremediablemente

sin más palabras dijo...

Gracias por lo del dibujito del surtidor que viene en el salpicadero (corta y pega del tuyo) me daba pereza escribirlo :-D

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Tita, confiesa que le has endilgado bajar la basura a tu santo...y el cubo de basura lo lavas...¿3 veces al año?.
Seguro, que me conozco la hiatoria...

Juliet dijo...

Todas son bueníssssimas, pero la mejor es la 12. ¡Cuántas veces me ha pasado! El otro día desistí por pura pereza y desidia de explicárselo a una amiga. Q palo... jajajajaja

Juliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juliet dijo...

En serio lo he puesto 50 veces? Joder, q mierda de ordenador. MIL PERDONES, se nota que es viernes.

JuanRa Diablo dijo...

Jajaja, yo por evitar bajar la basura hay dias que pagaría mucho dinero.

Tita dijo...

Gonzalo...se metió en la boca del lobo él solito..porque para él bajar a tirar la basura es bajar a fumarse el cigarrito (en casa ya no hay humos)

Es el hombre que más "baja la basura" sin basura. Así que cuando lo dice, se la endilgo, sí.

El cubo cuando la bajaba yo, lo lavaba cada 2x3, ahora lo hago cada 3x2

21. perezón: poner la bolsa de la basura (abrir la puerta con restos en la mano, ver que no hay bolsa, cagarte en tolovivo, dejar la mierda-organica,claro-en el fregadero, buscar la puta bolsa en el cajón, cortarla cabreada y mal, y cargártela, cortar otra bolsa, cerrar el cajón que no se cierra bien porque has dejado algún pico fuera)

Vuchita dijo...

Ufff, cuanta razón!!Creo que lo que más pereza me da y más me ralla es lo de organizar el armario.
Por cierto, gracias por la información del depósito del coche.
Un saludo.

Vuchita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aroa dijo...

Deshacer la maleta es el perezón. Con su arenilla, su bañador en paro hasta nuevo aviso, las cosas que no te pusiste pero huelen a "vacación" y, sobre todo...¡Los miles de cepillos que infelices vuelven a sus cajones!

Sheldon dijo...

He encontrado una excepción a la norma del depósito! La furgoneta en la que hice la mudanza (iveco daily).

Y respecto al lavavajillas, hay una solución para evitarlo. Es tener 2 lavavajillas. Uno para lo limpio, otro para lo sucio. Cuando se llena el "sucio", lo pones e invierten papeles.

Sheldon dijo...

Seguimiento.

Ricard dijo...

13 - Ir a mear cuando estás en el ordenador leyendo un blog...

Anónimo dijo...

pero qué clase de gente sois?? no me lo explico, nunca he tenido esa sensación darme pereza limpiar la casa?, nooooo hacer las comiditas para mis angelitos? tampocooooo. Al contrario disfruto viendo como devoran en cinco minutos lo que tú has cocinado con tanto cariño durante toda la mañana.Y qué me decís de la maravillosa experiencia de trabajar también fuera de tu hogar?, los madrugones, los acicalates mañaneros, no lo entiendo de verdad. A mí me entretienen y entre un entretenimiento y otro no me queda tiempo para la pereza