viernes, 13 de abril de 2012

SENCILLO

Vowels from Studiocanoe on Vimeo.



Esta semana he visto varios videos. Tres de ellos me han gustado mucho. Mucho. En teoría no tienen nada en común (exceptuando que son en inglés) y puede que en la práctica tampoco lo tengan, pero la cuestión es que a mí me han servido para hilar unas cuantas ideas y escribir un post o por lo menos intentarlo.

El primero de ellos es Vowels. El que ilustra el post.  Una preciosidad. Una voz en off haciendo un ejercicio de pronunciación, una música de piano e imágenes que dan forma a los sonidos que se escuchan. Sencillo y efectivo.

El segundo de ellos es un video ensayo sobre la serie “ The wire”. Este es muy largo y un poco más para expertos. Lo importante para lo que yo quiero hilar es la idea que cuenta. Se trata de explicar como The wire, una serie considerada como una obra maestra es un ejemplo de sencillez cinematográfica. Está rodada dejando a un lado casi todas las complejidades formales de las que hacen uso hoy en día casi todas las producciones televisivas y cinematográficas. Se trata de recurrir a la esencia del rodaje…la cámara y los personajes...aún más, se trata de grabar una ficción como si fuera real, con técnica de documental. El video ensayo explica como de complejo es conseguir esa sencillez formal, como en esta época en que lo habitual es recurrir a complejas técnicas...los productores se pararon y dijeron: despojemoslo de todo. Sencillez.

El tercero de los videos es una charla de John Cleese (descerebrados despistados, uno de los Monty Phyton) charlando sobre la creatividad. Cleese no habla de la sencillez, pero eso lo cuento yo, o lo añado a su historia. Para Cleese la creatividad no es un talento, es una manera de actuar, de hacer las cosas. Cleese explica sus claves para hacer que la creatividad surja, para tener una idea, para resolver un problema, para llegar a alguna conclusión. Es extremadamente sencillo: construir un oasis espacial y temporal para que la mente tenga su espacio para pensar sin distracciones. Un espacio para no distraerse entretenido con “tendría que llamar a fulano y se me ha olvidado mirar lo que tengo mañana y como no me de prisa no llego a la comida y a la vuelta que no se me olvide comprar jabón de lavadora o bombillas”. Todo eso distrae y lo que es peor impide que oigamos a nuestra cabeza pensar. Un espacio físico y temporal dedicado únicamente a dejar que la cabeza divague, hace que las ideas que están ahí, porque realmente están, puedan salir de sus escondrijos, revolotear por tu cabeza y que tú puedas cazarlas y seguir el hilo. Por eso las mejores ideas ocurren por la noche…cuando estás a punto de dormirte, cuando te despiertas en medio de la noche…tu mente está libre de mierdas del día a día y puedes enganchar esa inspiración.

¿A dónde voy con todo esto?

Lo sencillo suele ser lo más satisfactorio. Lo sencillo te hace feliz.  Está ahí al alcance de tu mano, pero no es fácil. Sencillez no es sinónimo de facilidad. Hacer que una historia te enganche porque te parezca sencilla, que un libro te atrape casi sin esfuerzo o que una película te parezca tan real como la vida misma puede parecer sencillo pero requiere mucho trabajo. Hacer algo sencillamente suele resultar complicado.

La sencillez no es facilidad. La sencillez exige sentarse a pensar, dejar que la mente de vueltas y quitar del medio todo lo que estorba. Y no me refiero solo a los impedimentos a los que se refiere Cleese si no que voy más allá. Exige enfrentarse a los datos, o los hechos, sin más. Despojándolos de todos los añadidos, de todas las cosas y complicaciones que nos empeñamos en sumarles para intentar “tener una visión completa”. No hay que tener una visión completa…y además es imposible.

Cuando sencillamente piensas en lo que sea o no piensas en nada durante un tiempo...la solución o la conclusión llega. Y llega de una forma tan cristalina que no puedes creer que hayas estado dándole vueltas sin fin. De repente está delante de ti, un pensamiento completo, una idea genial o una certeza absoluta. Es “esto”.

Por supuesto, como somos unos completos idiotas, en vez de sentarnos a disfrutar de ese momento y de ese bonito logro, estamos programados para enturbiarlo enseguida yendo más allá. “ah vale, lo tengo claro…esa idea es genial...pero... ¿qué pasa si la llevo a cabo?” o peor…dudamos de que esa solución a la que hemos llegado sea buena. Nos parece tan sumamente sencilla que nos parece falsa. Somos así de imbéciles, tras ese momento de iluminación...hemos olvidado el trabajo y lo que nos ha costado llegar a siquiera rozar esa idea, esa conclusión, ese pensamiento y su “aparente” facilidad nos parece que le resta consistencia y que conformarnos con ella es “poco”. ¿Y qué hacemos? Nos dedicamos a complicarlo todo…empezamos a pensar en las consecuencias (por supuesto siempre negativas y catastróficas de ese pensamiento sencillo), o nos dedicamos a ridiculizarnos en nuestro logro “esto que se me ha ocurrido es una gilipollez...no tiene ningún sentido”. Nos parece que estar satisfechos de nuestro pensamiento o conclusión está “mal”. La duda parece que mola y dudar de uno mismo parece que es lo que hay que hacer.

Lo sencillo funciona. Lo sencillo es. Lo sencillo conmueve.
Unos videos. Una idea. Un post.  Ver a tus hijos dormir. Pasear. Escribir. Un cuento. Un libro. Fresas. Tu y yo.

*Recomiendo mucho los tres videos. El de Vowels es corto y una preciosidad. El de The wire lleva su ratito y es para fans de la serie y del "cine por dentro" y el de Cleese no tiene desperdicio...la parte final sobre seriedad, humor y solemnidad es también genial.

22 comentarios:

TXABI dijo...

Buen fin de semana, Moli !

Diva Gando dijo...

Ahora no puedo, pero en cuantito llegue a casa me pongo a ver los videos.

Sencillo es un adjetivo que me gusta aplicado a cualquier nombre: persona, traje, idea... Siempre está bien si es sencillo.

Por cierto genial tema ochentero de los Sencillos: Bonito es

Buen finde.

Niágara dijo...

No es un vídeo pero esta cita me ha encantado, es también de Brainpickings, en una entrada sobre el libro Magic Hours de Tom Bissell: "To create anything — whether a short story or a magazine profile or a film or a sitcom — is to believe, if only momentarily, you are capable of magic. These essays are bout that magic — which is sometimes perilous, sometimes infectious, sometimes fragile, sometimes failed, sometimes infuriating, sometimes triumphant, and sometimes tragic. I went up there. I wrote. I tried to see." Es un precioso y sencillo resumen de la creatividad.
Feliz fin de semana

José Luis Ríos Gabás dijo...

De acuerdo contigo: lo sencillo es.

Un saludo

Elena Rius dijo...

Conocía ya los videos de John Cleese (tipo que me encanta) y ewl de The Wire. Este último me fascinó, siempre me ha gustado "destripar" los libros, las películas, ver cómo están hechos, cómo logran crear una determinada sensación en el espectador. El arte no es casualidad, es esfuerzo.
Me ha gustado el tercer video, el de las vocales. Sencillo. Bonito.

Pep dijo...

Pero detrás de la "sencillez", al menos de las "creaciones sencillas" hay siempre un inmenso trabajo, un largo y torturante proceso de decantación hasta que todo va, como un truco de magia, encajando...

Al hacer un programa, al escribir un artículo, al resolver una ecuación o modelar un fenómeno físico... al principio te salen cosas complicadas ..y eso es mala señal... cuando poco a poco, como guiadas por una mano invisible, se van simplificando.. es que vas por el buen camino...

Como decía Dirac (premio Nobel de Física) las leyes de la naturaleza deben expresarse con ecuaciones bellas .. -y no es la simplicidad bella...

Marlowe dijo...

Debo confesar que, aunque comprendo el concepto de sencillez, no pillo la conexión entre los diferentes puntos de la publicación. En todo caso, y refiriéndome solo a The Wire, yo no confundiría sencillez con naturalidad. Pero es solo una opinión.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo tampoco acabo de ver la relación entre sencillez y simplicidad. El primer vídeo es simple, pero no es sencillo. Además te hace ver claramente que nunca serás capaz de pronunciar veinte tipos de vocales.

De the wire no puedo decir nada porque no la he visto, pero tú misma dices que es complejo conseguir la sencillez y que no recurren a técnicas complejas. Queda algo enrevesado.

Respecto a John Cleese, tampoco estoy en absoluto de acuerdo en que sea sencillo abstraerse y no distraerse con nada. Requiere bastante autocontrol y capacidad de concentración, algo nada sencillo aunque la idea, que puede ser sencilla, surja de ahí.

El que lo sencillo es satisfactorio puede ser cierto, pero por más que lo pienso (culpa mía) no acabo de ver como hacer halgo de manera sencilla puede ser complicado. Entendería más bien que crear algo que es sencillo en apariencia es algo muy complicado, pero justamente esa sencillez es el resultado de un trabajo nada sencillo.

Comento una anécdota que a lo mejor no viene mucho al caso, pero creo que sí. El otro día en Cowboys de Medianoche hablaban sobre Billy Wilder y la película de la vida privada de Sherlock Holmes. Wilder hizo una película de cuatro horas y los del estudio se negaron a estrenarla y rehicieron el montaje dejándola en dos horas. Cuando se la mostraron a Wilder dijo: es curioso, ahora dura más que antes.

Creo que acertó de pleno y eso es la diferencia entre sencillez y simplicidad. Nunca podremos comparar porque no existe la versión suya de la película.

Y vaya chapa que he soltado, la verdad. Deben ser los dos gintónics que me he tomado.

Lady Cobijo dijo...

Hace tiempo que la palabra que más me gusta, con la que me siento más identificada, que es la esencia de lo que quiero en la vida es ... sencillez. Así que gracias por el post...

Hermano E dijo...

"Me llevó cuatro años pintar como Rafael, pero me llevó toda una vida pintar como un niño." Pablo Picasso

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Esta semana La Parienta escribió una frase antológica: "Me gustan las cosas sencillas".
Coincidencias...

Isabel Hernandez dijo...

Menos es más... ;)

Coco Crispi dijo...

El primero tiene algo de hipnótico, me ha gustado mucho.

El segundo me lo dejo en marcadores para cuando pueda verlo con más tiempo, pero The Wire es una de mis series top 3 así que supongo que me encantará. (Por cierto, en "Treme" sale la mitad del reparto y trabaja la mitad del equipo técnico, por si no la has visto y te apetece echarle un ojo).

El tercero me ha parecido más complejo, di que hay cosas que no he pillado y tampoco estoy acostumbrada a escuchar a este hombre hablar en serio.

Chirly dijo...

Está claro que a veces hacemos complicado lo sencillo: creemos que la felicidad está en el resultado de una complicadísma ecuación que nos lleva toda una vida resolver, y sin embargo pasa a nuestro lado en cada momento... lo explicas mejor cpn una frase al final del post que con todo el rollo anterior que te has soltado: coger de la mano a tu hija, cerrar los ojos y escuchar los pájaros del parque, una taza de café...

Anniehall dijo...

El de las vocales es precioso pero muy frustrante, yo me quedo en cinco

molinos dijo...

A ver...¿ qué he dicho al principio del post?

"En teoría no tienen nada en común (exceptuando que son en inglés) y puede que en la práctica tampoco lo tengan, pero la cuestión es que a mí me han servido para hilar unas cuantas ideas y escribir un post o por lo menos intentarlo. "

Pues eso...y no tiene porque ser coherente...

fosforop dijo...

Te han citado en Microsiervos: http://www.microsiervos.com/archivo/humor/doce-senales-que-te-haces-viejo.html
Leo habitualmente ambos y nunca pensé que se "fusionaran" (momentaneamente).
Nada más.
Un saludo

el chico de la consuelo dijo...

El primer video de las palabricas me ha encantao!!!!!!!

Desde marzo solo escucho en el coche radio5, siempre pido la vez, me gustan las paginas salmon del pais...
por lo menos conservo mi costumbre de ir siempre descalzo por casa.

Portorosa dijo...

Ahora veo los vídeos (sobre todo el de The wire, que acabé de ver hace dos semanas y me parece una obra maestra).

Me has hecho entender algo. De verdad: ¿no te ha pasado que acabas de leer un relato, o (más esto, a mí) de ver una obra de teatro o una peli, y dices, "Coño, ¿pero esto no podría haberlo hecho yo? Si la historia estaba ahí, solo hay que mirar y contarla...". Pero no lo dices como el que ve un cuadro abstracto y dice que lo podría hacer su hijo (aunque no sea cierto), despectivamente; no, lo dices a la vez que te gusta, admirado, admirando al autor.

Bueno, a mí sí me pasa, me ha pasado muchas veces. Y no acababa de entender cuál era la dificultad de llegar a conseguir algo así. Y creo que acabas de explicarlo: sencillez, encarar la historia sin liarla, ser capaz de ir a lo que importa y ponerlo claro. La cagamos (la cago) al empezar a liarnos.

Creo que este post puede servirme de bastante. Gracias, Moli.

Un beso.

Oswaldo dijo...

Diseñando arquitectura el asunto es así, cómo dijo Pep, al principio te salen cosas complicadísimas. A medida que lo vas trabajando, compenetrándote, comprendiendo y, definitivamente, mejorando el diseño, va, él solo, con suavidad, deslizándose casi, hacia la sencillez. De tal manera que cuándo ves un proyecto con un diseño que parece haber salido fácil, que responde a sus determinantes de una manera natural y sencilla, ha sido, realmente, muy difícil de hacer. Porque lo más trabajoso es, justamente, "descomplicarlo".

AlbertoNahum dijo...

Ay, qué pardo soy. Ya lo encontré. Sorry, Moli.

Cigarra dijo...

Siempre que oigo música de Mozart, cuando deja que suene un tema simple, que parece nada, unas cuantas notas sencillas construyendo una melodía insuperable, me acuerdo de la frase "la engañosa facilidad" y de todo el trabajo y el talento que hay detras de esa aparente sencillez.
(2º tiempo del concierto nº23 para piano, por ejemplo
http://youtu.be/9LqdfjZYEVE)