jueves, 19 de abril de 2012

MOLIDOCUMENTALES: LA PÁNFILA

En la anterior entrega de esta serie hablamos del Amigo Soltero, circunscribiéndolo a él. El capítulo de hoy está dedicado a ella, La Pánfila. No hay tíos pánfilos, hay tíos sosos, tíos blandengues, tíos sin sangre en las venas...pero no son pánfilos...aunque pensándolo bien todos los tios tienen una étapa pánfila hacia los 16 que gracias a Dios superan para pasar a otra cosa que será buena, malo o regulera...pero nunca será panfilismo.

¿Cómo es una pánfila?

Una pánfila no es una tímida, es una petarda. Los menos observadores y más comprensivos pueden llegar a decir…”déjala...es que es tímida”. No, alguien tímido no saca de quicio. Una pánfila te saca de quicio y provoca que tus nervios se pongan de punta...tan de punta que crees que se te van a salir de la piel...si es una de las buenas hasta te chirrían los dientes.

Una pánfila tampoco es una lánguida. Las lánguidas son un coñazo, parece siempre que se están resbalando y hablan como si se les hubiera dormido la lengua y tuvieran anestesiadas las encias, arrastrando las palabras y siempre en tono bajito.

Una pánfila tiene una voz aflautada con un timbre que va más allá del adjetivo desagradable y un tono siempre muy por encima de lo tolerable por el oído humano. Es un tono que da grima...a mi me provoca lo mismo que rascar con la uña en una pizarra o morder una toalla. Una grima que te cagas. La pánfila además no es consciente de cómo su voz taladra y perturba a los que la rodean y cuando de vez en cuando se crispa por algo, siempre alguna absurdez y majadería, grita. El grito de una pánfila te retrotrae inmediatamente al salvaje oeste, ves una casa de madera, una tía con un vestido de flores pequeñitas, cuello cerrado, delantalito y una campana gritando: a comerrrrrr. Te dan ganas de sacar un rifle y matarla.

Una pánfila anda con pasitos cortos, como si llevara los cordones de los zapatos atados entre sí. Tiki, tiki, tiki, tiki…Donde tú das 4 zancadas, ella da 23 pasitos y tiki, tiki, tiki…la oyes venir por el pasillo y ya estás tenso…abrirá la puerta y dirá: Buenossss díassssss.

Una pánfila siempre es de piel clara, pero clara tirando a traslucida. Un color de piel que se lo ves en la cara y al cometer el error de imaginar la piel del resto del cuerpo acabas con cualquier atisbo de lujuria que vayas a poder tener en los próximos 3 días.

Una pánfila siempre tendrá algo de ropa de color rosa bebe. A ser posible una chaquetita de punto o una blusita con cuellito y manga corta. Una oda al cursilísimo. La pánfila puede ser cursi o no…pero su cursilísimo, en caso de tenerlo siempre tendrá un puntito de horterez.

Una pánfila es indetectable para la mayoría de los radares masculinos. Los tios consiguen no verlas y por eso el nivel de tolerancia hacia el  panfilismo es mucho mayor entre el universo masculino que entre las tias. Las mujeres detectamos una pánfila y se nos pone el pelo de punta.

Una pánfila puede tener pareja por supuesto. Es un hecho este inexplicable. Las mujeres podemos entender el atractivo que una lagarta, una leona, una borde, una tímida,  una antipática puede tener para el mundo masculino. El atractivo de una pánfila es algo completamente incomprensible. Ni siquiera recurriendo al viejo truco de imaginarla en la cama se explica. Una pánfila en la cama debe ser lo más parecido a chuscarte una almohada.

Una pánfila siempre se sienta en el borde de la silla…si es bajita le colgarán las piernecitas y si es alta...tendrá las manos sobre las rodillas con pinta de no saber qué hacer con ellas. Una pánfila mira fijamente con los ojos muy abiertos, no es capaz de procesar lo que ve correctamente pero mira muy fijamente. Mira como una foca monje.

A una pánfila siempre parece que le pasa algo en el pelo…como si no fuera suyo o no supiera qué hacer con él. Es un efecto difícil de describir pero fácil de captar.

Una pánfila recurre mucho al efecto eco incrédulo. Le comentas algo y automáticamente lo repite como un loro con su voz de pito provocando una reacción brutal en el interlocutor que tiene que seguir la conversación sufriendo ese efecto retardo y conteniendo las ganas de agarrarla de la garganta y golpear su cabeza contra la mesa. La pánfila provoca un nivel de agresividad raramente conseguido por otros especímenes.

Suele ser más simple que un cubo. Todo ha que explicarlo como si estuvieras en Barrio Sésamo. La parte buena es que si a base de repetir y repetir, consigue aprenderlo...no lo olvidará nunca y lo irá repitiendo eternamente.

Por supuesto carece por completo de criterio y espíritu crítico. Esto puede ser bueno si consigues soportarla lo suficiente como para hacerle aprender algo. La parte mala es que si viene con algo aprendido de serie no la apearás de ese burro ni a leches. “Noooo...eso no es así, la tierra no gira alrededor del Sol”.

Una pánfila es mojigata. Otra vez la ves con vestido de flores en la cabaña del oeste…y sabes que antes de decir polla, puta, follar o tirarse un pedo se caerá muerta sobre su mecedora de madera. Cuando oiga esas palabras a su alrededor, el estupor cubrirá su carita de piel blanca y pondrá los ojos en blanco…” Ay qué horror...qué cosas dices”. Una pánfila dice “ Joooo”.. arrastrando mucho la o y poniendo boquita de piñón.

Una pánfila no aporta nunca nada. Sólo crea crispación y tensión ambiental. A una pánfila nunca se la echa de menos…cuando la escuchas marcharse...tiki, tiki, tiki...notas como todo tu cuerpo se relaja y la tensión abandona tus mandíbulas.

Lo peor de una pánfila, lo que más consigue sacar de quicio..es que es inmune a la ironía o el sarcasmo. Le dirás algo tremendamente brillante e irónico y con el culito apoyado en el filo de la silla, la mirada de foca monje y la voz de flautín de afilador te dirá algo como: es que no te he entendidoooooooo.

En ese momento, dejarás volar tu imaginación y pensarás en lo que molaría verla tropezando con sus propios pies bajando por las escaleras y cayendo rodando con su pelo perturbador y su rebequita rosa….mientras desde arriba y con tu mejor sonrisa de psicópata le dices: ¿ te has hecho dañoooooooo?

Huid de ellas o compraos unos tapones. 

40 comentarios:

Blogboreta dijo...

Pánfila... siempre me ha encantado esa palabra.

Hace mucho que no me topo yo con una de éstas. Tocaré madera.

Besos

Salamandra dijo...

Tienes suerte de no ser catalana. Aqui se junta el panfilismo con una cosa muy nuestra que es ser "toia". Una toia es una pánfila catalana, un especimen como el que describes pero que aparte de tener voz de estarse aguantando un pedo, habla con un catalán cerrado y pasado de moda (sé que es difícil de entender para alguien no catalano-parlante, pero créeme: ES LO PEOR).

Tengo que lidiar con varias, algunas en el curro, otras son madres de amiguitas de mi hija ... y sacan lo peor de mi. Dan ganas de decir salvajadas a todas horas intercalando mucho taco soez.

daniel dijo...

¡Ah! Les toies, coincido con Salamandra; son algo realmente acojonante. A primera vista parece que les faltan cartas, pero no, es algo de lo más hijoputa que haya en la tierra, y como dices, con ese aire de idiotizadas perdidas, te la dan siempre que pueden. Para mí, que tendrían que pagar más impuestos, así, por el morro.

Chirly dijo...

No se que iba a comentar, he visto la de la mariposa en el culo esa de "Blogboreta, y me he quedado pillado...

¡Ah, Si! que lo has clavado onemoretime, ¡con nombre y alellidos oiga! cada cosa que iba leyendo iba diciendome: ahá..., ahá..., esto tambián... ¡mola!

exseminarista ye-ye dijo...

Cuanta acritud... La verdad es que no creo haber visto ninguna, va a ser que tienes razón :-D

Salud y saludos y tal.

Anónimo dijo...

GENIAL.

Angélica

Albert dijo...

Menos mal que estoy solo en mi lugar de trabajo... "morder una toalla" y la "mirada de foca monje" me han hecho desternillarme.
Lo curioso es que trato de recordar alguna conocida pánfila y no puedo... Creo que eso debe confirmar tu teoría sobre nuestra incapacidad de verlas.
Saludos!

coco dijo...

Yo el lunes he quedado con una y lo que mas me toca los eggs es que encima de aguantarla me va a cascar 100 euros. Lo peor es ese tono monotono de voz y es mirada que ni siente ni padece. Buff solo de pensarlo me hostilizo.

el chico de la consuelo dijo...

¿Estas llamando pánfila a la Sra Ingalls de la casa de la pradera?!!!!!!
Si era un ser encantador, que a mi hasta me ponía!!!!!!!!!!!!

Buscando por la internete he encontrado algunas cosas suyas
Enlace con foto

Niágara dijo...

Es una mosquita muerta que se sale con la suya con la excusa de parecer tonta ¡Ja!. Si además es opusina conviene mantenerse a distancia, para no tener que sufrirla, sin despistarse, no sea que te la meta doblada en cuanto le interese. Hay muchos tíos a los que les gustan las que parecen tontas (ellos mismos no suelen ser muy listos).

Rocky dijo...

Desconocidas se me ocurren varias y entre las conocidas, Marina Castaño me parece la panfila odiosa por excelencia.

S dijo...

Yo me meo con tus entradas,qué grande! :)

Mar dijo...

Totalmente cierto, hay muchos tíos que no ven a la pánfila que tienen delante. Al contrario, les mola la pánfila. Más de un posible novio he perdido yo por culpa de una pánfila. Son malas.

Irene dijo...

He trabajado con varias pánfilas de las que describes y la verdad es que son ostiables!! Me gusta mucho como escribes las cosas! Un saludo

Di Vagando dijo...

No puedo con el mojigaterío. No solo los tacos, también los conceptos que les escandalizan. Yo alguna vez he tenido q hacer rewind para comprobar q no me HE PASADO TRES PUEBLOS (q a veces, reconozcámoslo, pasa)y no: el problema lo tiene ella!

Si hay un espectro de la panfilez, Mo, estamos en la otra punta! :) Vivamos las rough-and-ready!

muxus

di

Anónimo dijo...

plas! plas! plas!! bravo. real como la vida misma! o como diria mas de uno de aqui: eso es l'avangelio...

lo leo y lo releo y siempre veo su cara. a mi tambien me provocan una hostilidad raramente alcanzada por otros bichejos.

grande molidocumentales

Anónimo dijo...

Tengo una compañera de trabajo que es exactamente así, a mi también me chirrían los dientes, pero no había pensado en ella como una pánfila.
A partir de ahora....

Ana María dijo...

Moli, yo creo que además de la pánfila clásica, también está la pánfila que va de pánfila pero luego es más mala que un dolor. Bajo ese aspecto de bobita con su rebequita rosa y sus tontunitas de "ay no digas tacos, jooooo, que en las chicas queda fatal", hay una zorra esperando a salir del cascarón. Zorra de las que te levantan el novio.

Yo particularmente no las soporto, me revientan mil las pelotas, pero claro, no se lo puedo decir por si se pone como una amapola y me dice que "porfaaaaaa no digas tacos, que es chabacano en una chica mona y dulce como tú". En ese momento, levantaría el respaldo de su silla, ella pegaría una buena culetada en el suelo, y me iría. Sin más :D

A esas me dan ganas de decirles que en lugar de sillas se compren poyetes, que para que les sobre la mitad, es una pérdida horrible de espacio xDD

Crack, Moli, siempre dando en el meollo del asunto, muaaa!

Anniehall dijo...

Pues yo estoy como el del chiste de la partida de póker que no sabe quién es el primo... creo que no conozco a ninguna.

Consu's mamá Ingalls? En serio?

Diva Gando dijo...

Salamandra, no será eso que dices bleda? Cual es la diferencia entre bleda y toia? Hay que ver lo qeu se aprende...

En cuanto a pánfila, no me cuadra la descripción que haces. Para mi una pánfila es una persona sin sangre, sin capacidad de reacción, lenta. En tu discurso la describes más como mojigata, maripuri, en plan "Amo a Lauraaaaaa..."

Sonia Ferreiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PRIMAVERITIS dijo...

Tengo una, en el curro, pero me evita, ¿por qué será?

Anónimo dijo...

Fresita de "Gran Hermano".
¿Álguien se acuerda de ella?

Era rematadamente pánfila, pero tenía buen culo.

Don Mendo

Carmina dijo...

Tengo una alumna que es una pánfila de manual. Tiene 15 años y desde hace 2 ya es una pánfila aventajada, voz de pito incluída. Eso sí, sus compañeros de clase (varones) no son inmunes a su panfilismo, los saca de quicio a ellos también.

Mar dijo...

Teníamos una vecina así. La Lacia, la llamábamos, qué horror...

Hermano E dijo...

Siendo que no conozco a ninguna, debe ser que soy muy machote (el que no se consuela....)

Y desde luego la Ingalls (no en la serie pero si en la foto que ha enlazado ECDC)es una MILF.


Ah, y el post genial.

Anniehall dijo...

Hermano E, el problema es que está pegada sin remisión a Ingalls. Y además será más bien GMILF no? XD

Hermano E dijo...

Annie, siendo que nacio en 1944 mas bien sería GMIDLF ;)

el chico de la consuelo dijo...

@Hermano, @Anijol, no me direis que molinos no me tendría que pagar por enriquecer el debate de este blog #soyuncomentaristadenivel

Uy si esto no es tuiter!!!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Jo, yo iba a decir que me ponia la madre de la casa de la pradera pero no dije nada porque me daba vergüenza
Y luego viene ECDC y resulta que también le pone.
Debe ser por algún trauma en nuestra educación...
Debemos psicoanalizarnos (sin que se entere Di).

Anónimo dijo...

La panfilia no se hace ni se contrae como una gripe, cogida del aire: se hereda de madre a hija. Las hijas de una madre pánfila (también llamada mojigata porque se moja como los gatos, de a poquitos) no tienen que nacer necesariamente pánfilas; pero toda pánfila nace necesariamente de una madre pánfila.

Según estudios bien documentados, la mecedora, con el arrullo ronronero que proporciona, puede ser un factor potenciador de ese rasgo. Sobre todo si se usa en un entorno que permite ver el horizonte y cortar de raíz las cadenas de pensamiento. Es un acto pasivo que conviene no confundir con el vaciado temporal y activo que produce la meditación.

Dr. Ferdinán de la Casqueríe

madamer dijo...

También las hay de tez morena, y en lugar de rebequitas rosas llevan boas moradas y leggins con camisetas que no les tapa el culo... hacen madalenas y crispan igual... bueno quizá tendrías que abrir otro post con las lerdas-trepa ;)

Oswaldo dijo...

Insisto en solicitarte (rogarte, casi) por un blog acerca de las lagartas. Ahora, leyendo éste escrito (magnífico) de las pánfilas, también me produjo curiosidad ver alguno acerca de "las antipáticas" que aquí mencionas y CÓMO es que es posible que estas y otras desagradables tipologías femeninas atraigan (algunos) hombres.
Por cierto, me parece que lo que le sucede a algunos con Mamá Ingalls es que muchas veces daba la impresión que si uno lograba desabotonar todos esos botoncitos y se podía meter bajo aquella larga falda, lo que iba a encontrar no iba a ser nada pánfila.

patchworkdeideas dijo...

ja ja, he conocido a algunas y tienes razón, sacan lo peor que hay en mi.
Se podría añadir que suelen ser las que se apuntan al AMPA y llevan bizcochos hechos por ellas, cobran entradas en los conciertos de los nenes y cosas así.
Normalmente suelen ser cursis a morir, pero hay otra variante, la pánfila progre. Uf! observadlas, no tienen desperdicio.

Alber dijo...

Te veo un poco violenta, no? Dispararle con las escopeta, cogerla del cuello y golpearle la cabeza contra la mesa...me estabas dando miedo y creía que no era para tanto, pero según avanzabas he empezado a visualizar alguna pánfila con la que me he cruzado a lo largo de mi vida y coño, la descripción coincide!! Te da grima morder una toalla? Voy a buscar alguna para saborearla y ver que efecto me produce...

Trimami dijo...

Je je, hace un tiempo cuando salíamos de farra había una pánfila que venía con nosotros... inaguantable lo mojigata que resultaba, eso sí, duró bien poco, porque somos más bastos que unas bragas de esparto, con pinta de poligoneros y unos burros, así que nos libramos de ella rápido.

Sílvia dijo...

Moli, toda la razón.

Sobre la diferencia entre bleda y toia. Bleda es la desustanciada, la sin sangre. Toia es la pánfila. Y las dos son inaguantables, pero la toia es la que te levanta los novios porque lo suyo es pose, que alguna neurona tiene, aunque pocas, y porque a los hombres, por lo menos a los de más de 45 que hay a mi alrededor,parece que les gustan más las que no les llevan la contraria.

He dicho (que últimamente digo poco pero te leo mucho).

M dijo...

Jajajajaja!!! Buenisimo Moli, tengo un ejemplar modelo aqui a mi lado que cuadra a la perfección con todo lo que has descrito, especialmente los pasitos cortos y la mirada de foca monje. A ver si un dia te la presento!

Anónimo dijo...

Moli por favor te lo pido... tienes que hacer un post sobre una raza superior a la panfila, la toia y la bleda juntas: La Suavona. Esas hijas de la gran XXXX que sonrien todo el tiempo y te hablan como si te estuvieran haciendo un favor mientras te hacen la pelota. Lo haría yo pero no tengo blog y seguro que tu lo haces mejor!

MarquesaDeSastre, una descerebrada practicante

Anónimo dijo...

Dios mío!!!
Qué gran verdad....yo tengo una en el trabajo....rezo porque no entre en mi despacho sólo por no oir esa vocecita y su manera de despedirse...Chaitooo!!
Chaitooo????
Cada vez que viene me entran ganas de decir tacos sin ton ni son...me crispa...
Esta mañana en el café nos ha deleitado a todos contándonos lo bien que se lo va a pasar esta noche...¡¡tengo cena de mamis y papis del cole!! Chaiiitooo!!