jueves, 26 de abril de 2012

MATERNITY (XCVII): LOS MIL Y UN PAPELES DE UN PADRE.



Un padre es:

Kofi Annan. Un padre, cuando menos se lo espera y cuando menos ganas tiene, se encuentra mediando entre sus hijos sin tener ni la más mínima idea sobre cómo solucionar el conflicto. El origen de la reyerta siempre es  una chorrada increíble que ya nadie recuerda o viene de algún altercado ocurrido en el pleistoceno pero que tus hijos no han olvidado: Es que un día él me dijo que me dejaría sus clicks y yo hoy se los pide y me dice que no. Pero es que él quiere mis clicks para romperlos porque se ha enfadado porque yo he pintado una canoa india más bonita que la suya. Pero es que siempre se mete conmigo…No…¡¡eres tú!! ¡¡es injusto!! El padre, como Kofi, mira a su alrededor y lamentablemente comprueba que a diferencia de Kofi no tiene cascos azules que enviar. Normalmente se soluciona con algo como: bueno, bueno...no es para tanto…venga que sois hermanos…Igual que le ocurre a Kofi...las partes se marchan desilusionadísimas con la mediación.

Frau Brujer. Un padre (casi siempre más una madre) es un ama de llaves. Sabe lo que hay en la despensa, lo que no hay en la nevera, si queda jabón de lavadora, si hay que comprar uniformes nuevos, si los pijamas se les han quedado pequeños, conoce la talla de zapatos de todos sus churumbeles, marca las horas de las comidas, de las cenas, la hora del baño, la hora de despertar, la de irse a la cama, ordena recoger, vestirse, hacer los deberes. Y por supuesto la tropa recurre siempre a Frau Brujer cuando no encuentra algo: ¿Dónde está mi mochila? ¿y mi barby? ¿Has visto mi álbum de cromos? ¿Qué hay de comer? ¿Qué hay de cenar? No queda Nesquick.

El Museo del Prado. Un padre recibe una cantidad de dibujos, poemas, escritos, manualidades y todo tipo de objetos artísticos comparable a los fondos de cualquier museo. Todos hacen ilusión, todos emocionan y todos tienen su historia...pero igual que en el museo, no se pueden exponer todos, ni siquiera se pueden guardar todos. A diferencia del museo, los artistas están vivos y tienen una memoria alucinante para recordar todas sus obras…el padre tiene que andar astuto para deshacerse de cualquiera de esas obras artísticas y por supuesto el espacio expositivo debe estar equilibrado entre unos hijos y otros.

Un turista japonés. Hay que documentar para la historia cada logro y cada ocasión especial de la descendencia. Con el primer hijo por necesidad física y con los demás por vergüenza torera del tipo...si lo hice con el primero...con este tendré que sacar alguna foto también.

Paseando a Miss Daisy. Un padre pasa una cantidad de tiempo increíble llevando  churumbeles de un lado a otro. Primero por propia iniciativa y porque lleva tal cantidad de utillaje que necesita ir en coche y luego por los compromisos de sus churumbeles que lamentablemente no vienen con teletransportación de serie.

Ratatouille.- Un padre se encuentra en muchas ocasiones mirando la nevera con ojos de vaca viendo pasar el tren y al mismo tiempo elucubrando que puede preparar con lo que tienen ahí, en el mínimo tiempo posible, con la menor complicación posible y que le procure un gran éxito de crítico y público.

La gran esfinge.- Un padre sabe como permanecer imperturbable ante ciertos ataques, berrinches y pataletas de tus hijos. Aprende a no oir, a no ver...y a no demostrar el más leve síntoma de que eso que está haciendo su hijo para sacarle de sus casillas efectivamente le está sacando de sus casillas. Con el tiempo, un buen padre aprende a mirar a través de su hijo, como si fuera transparente...hecho este que perturba mucho a la descendencia.

Google Calendar.- Un padre tiene ante sus ojos, permanentemente, esté donde esté, la semana en curso y la siguiente por lo menos, tiene señalados en rojo los días de piscina, gimnasia, inglés, ajedrez, biblioteca, catequesis y música de sus churumbeles. Sabe que día tiene un cumpleaños menganito y una competición zutanita y por supuesto sabe qué día es la excursión a la fábrica de papel y que día no hay cole y habrá que hacer malabarismos conciliatorios.

Pretty Woman en la ópera.- Un padre cada vez que va a ver una obra de sus hijos, aunque disimule…literalmente moja las bragas de la emoción. Y da igual que su hijo vaya de árbol o que esté en 4 fila con el mismo disfraz que otros 40 cantando canciones que llevan sonando en casa 3 meses.

House.- Un padre se ve diciendo cosas como ¿Que te duele la tripa? ¿Seguro? Entonces no querrás chocolate que te he traído ¿verdad? O…Claro que te duele la tripa...por casualidad ¿no habrá sido por zamparte una bolsa de cheetos pandilla?? ¿No? ¿Y esta bolsa que he encontrado escondida en la basura???

- Ciclogénesis explosiva: Un padre explosiona majestuosamente y causando mucha impresión cuando nadie se lo espera. Nadie, ni siquiera él mismo sabe porqué ese milisegundo es el que ha causado la explosión y no las 57 veces anteriores en las que estaba hasta los huevos. De repente  se encuentra sin quererlo ni beberlo sumido en un estado explosivo que le hace gritar y decir cosas como: ¿CUANTAS VECES TENGO QUE DECIRLO?? ¿ES POSIBLE QUE NO ME HAGÁIS NI CASO?? ES LA ÚLTIMA VEZ QUE LE DIGO, CUENTO HASTA TRES, QUÉ SEA LA ÚLTIMA VEZ QUE….una vez descargada la tensión atmosférica..la ciclogénesis muta a cualquiera de los otros papeles...sin que se sepa cuando retornara al primer plano de la acción.

Ser padre es agotador, porque además..tienes que seguir siendo tú. 

25 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Ay, qué risa lo del museo del Prado y los artistas vivos!! XDD

Albert dijo...

Muy bueno!! Frau Blucher me siento a menudo por las mañanas, cuando le voy preguntando a mi hija pequeña qué quiere desayunar y ella va negando a cada sugerencia...
http://www.youtube.com/watch?v=P0MqvU6F-Ic
Además, tenemos el papel de poli bueno y poli malo, que vamos intercambiando, para tenerlos en vilo.
Y a menudo me siento como el moderador de un debate. Cuando volvemos por la tarde a casa del cole, tengo que ir asignando turnos de palabra para que puedan explicar qué han hecho a lo largo del día. Es complicadísimo, miden con una precisión absoluta el tiempo de las intervenciones contrarias y me acusan de parcialidad.
Saludos !

javi dijo...

Iiihhinnhihinnnnnhinnnnnnn

JuanRa Diablo dijo...

Me he visto totalmente en El Museo del Prado. Y mi mujer es la perfecta Google Calendar.

Pero lo del turista japonés se queda en intención. Con el primero pagas la novatada, con el segundo ya estás de vuelta de muchas cosas. Ni de coña le sacas tantas fotos como al primero, por ejemplo.

Anónimo dijo...

genial as always

Niágara dijo...

¡Brillante!

Virginiag dijo...

Que bueno!! Me siento identificada con todos los papeles. De vez en cuando entro plan ciclogénesis y me asusto hasta yo.
Te ha faltado el papel bolso de mary popins, porque la cantidad de cosas que podemos llevar encima los padres no cabe en un bolso normal.

C. S. dijo...

Y te ha faltado: Mr Scrooge:
-¿me compras...?
-¡No!
-¿me compras...?
-¡No!
-¿me compras...?
-¡No, no y no!

A. Sandler dijo...

Un padre es:
- Sherpa: un tío que carga con todo lo habido y por haber.
- Un cajero automático: no para de sacar billetes hasta que se queda sin.

y suscribo todo lo que has dicho,... sobretodo lo de la ciclogénesis interna!

Oswaldo dijo...

¡¡¡Y SON PARA TODA LA VIDA!!!

Anónimo dijo...

Jajajaja. Buenísimo!! Pq no aumentas una y lo metes en una docena de....algo o mutaciones o lo q sea q experimenta un padre

Saints

El Cuidador dijo...

Jajajaja, no pude evitar reírme con el de House. Y es que en verdad abundan los padres que con gran facilidad te dirigen esa mirada acusadora...

Trimami dijo...

Cuaaaaaaanta razón Moli, es un post genial... Por cierto, ¿qué tal va lo de M respecto a Peter? Espero que si ya lo sabe no esté muy mal... Un beso

SuperWoman dijo...

Lo has bordado y todavia hay un par de actividades que se te han quedado en el bolsillo: enfermero, psicologo, maestro, censor...
Un supersaludo

NáN dijo...

Tu capacidad de categorizar es pasmosa.

Lo del turista japonés no tiene remedio: el primer hijo, 4 álbumes; el cuarto hijo, un sobre con tres fotos.

A filla do mar dijo...

Cuánta razón tienes, NáN.
Yo soy la cuarta...
Al quinto, en cambio, como estaba claro que después no habría más, le sacaron hasta películas!!!

Ana María dijo...

Jajaja, fabuloso sin dudar!

Muacs!!

Isabel Hernandez dijo...

Genial!!!!

madamer dijo...

Qué horror... soy Frau Brujer en el Museo del Prado con Google Calendar además a veces exploto en ciclogénesis... tendré cura??

HombreRevenido dijo...

Los padres son superhéroes, pero de los que no fallan penaltis. Así es la cosa. A apechugar.

Cigarra dijo...

¡jajajaja! Cierto hasta la última sílaba. (pero si se sobrevive, compensa)

Caporala dijo...

Lo de la ciclogénesis yo lo vengo llamando el grito HIPOHURACANADO.
Buenísimo post!

Hermano E dijo...

Echo de menos el papel de Atticus Finch en Matar un ruiseñor: todos los padres quisiéramos ser como él, pero pocos lo consiguen.

Dolega dijo...

Real como la vida misma, lo puedo asegurar.
Felicidades gran post

Hosting Sharepoint dijo...

Que gran trabajo, admirable la labor.