martes, 24 de abril de 2012

MATERNITY (XCVI): M Y PETER


Querida M,

Hace 3 años fuimos a escoger un cachorrito para tenerlo en la casa de Los Molinos. Capo se había quedado solo después de la desaparición de Bronco y además con Capo no podías jugar porque cuando vosotras estabais en el jardín, tenía que estar encerrado. No era un mal perro, era bueno y cariñoso pero vosotras llegasteis después que él y tenía muchos celos...
Fuimos a buscar el cachorro y enseguida sabíais cual era el favorito. Lo llevamos en coche a casa y no podíais parar de la excitación. Tenias 5 años pero todavía te acuerdas de la votación que organizó Molimadre para ponerle nombre y como tras el triunfo de “Musi” que era el que te gustaba, Molimadre se pasó la decisión popular por el arco del triunfo y decidió aceptar como opción menos mala “Bob”. Nos pasamos el verano llamándole Bob, pero en cuanto nos volvimos a Madrid, Molimadre dio un golpe de estado y pasó a llamarse Peter…más conocido como “putoperrodeloscojones” que se lo come todo.

Has pasado 3 años con él con una relación de amor total. Llegamos a Los Molinos y salías corriendo a buscar a Peter por todo el jardín. Lo primero que haces al levantarte, es asomarte a la ventana para ver si les ves en el jardín y nada más desayunar abres la puerta y le llamas para darle un trozo de pan duro.

Peter es tu compañero de juegos y estás loca con él. Le acaricias con paciencia infinita y le dejas que te de la brasa cuando estás jugando a la pelota. Te hace sentir mayor porque te dejamos sacar a pasearle sola alrededor de la manzana, te gusta ir con él...tú en bici y el corriendo o andando. Me alucina que tengas fuerza para tirar de la correa cuando da tirones: Mamá...dale tirones cortos, le llamas y va a tu lado.

La cepillas con paciencia infinita y con guantes para que no te de alergia atroz y se te ponga cara de luna. Te acuerdas de entrar en casa y lavarte las manos cuando estás con él para que no te de reacción.

En Semana Santa fuimos a ver los perritos nuevos y estabas como loca. Son preciosos, macho y hembra, peludos, suaves y monísimos…y desde este fin de semana ya están en Los Molinos. Estás como loca por ir… ¿Mamá, podemos ir el viernes? ¿Podemos ir el viernes? ¿Podemos ir el viernes?

Mamá... ¿y Peter? ¿Jugará con los perritos? Abu me ha dicho que los perritos están durmiendo dentro y que Peter se ha puesto malo y lo han llevado a un hospital de perros para que se cure…seguro que se cura y cuida de los perritos y les enseña todo porque él conoce la casa….

Estás feliz y yo no sé cómo decirte que a Peter lo sacrificamos la semana pasada porque estaba muy enfermo.

Te vas a morir de la pena, pondrás esa cara de tristeza infinita, de incomprensión absoluta y se te llenaran los ojos de lágrimas. Llorarás desconsoladamente. Te diré alguna estupidez como que Peter está en el cielo de los perros y que te ve desde allí, tonterías que no me creo pero que espero que con 8 años te consuelen de la pena que vas a tener. No te servirá, porque te conozco y vas a estar tristísima, como un alma en pena…y lo peor es que no sé cómo te sientes, porque yo nunca he tenido esa relación con ninguno de nuestros perros. Vas a sufrir y yo no sé como ahorrártelo.

Lo siento muchísimo.Solo espero que los perritos “sin nombre”...te consuelen un poco.

58 comentarios:

Portorosa dijo...

Vaya, yo también lo siento.

Un beso para ella.

Ana María dijo...

Lo siento un montón. Superabrazo para todos.

Tener que tomar la decisión de sacrificar un perro es de lo peor que he vivido, y el perro nisiquiera era mío.

Va a pasarlo mal y no podrás ahorrárselo, eso es lo peor, Moli. :(

Más besos y más abrazos.

TXABI dijo...

Que M rápidamente le ponga nombre a los "recién llegados" y volque en ellos todo el amor que sentía por "putoperrodeloscojones".
Nada de lo que le digas la consolará, ya lo sabes...

Biónica dijo...

Yo sí que he tenido esa relación con los perros. Era el perro que todas las semanas iba a ver a casa "de allá arriba". Y ya era mayor (14 o 15 años, creo) y me morí de pena infinita. Me pasaba noches mojando la almohada hasta que me quedaba dormida. Y me acuerdo de mi padre diciéndome en un hospital -íbamos a una visita- que Toby se había muerto, lo habían atropellado. Y lloramos juntos, creo que fuimos de los pocos que lloramos al perro.

No se lo puedes ahorrar, por desgracia. Es parte de la relación especial con ellos... Déjala que llore y pase su pena y duelo...

Ánimo.

Diva Gando dijo...

Qué putada... la relación con un perro siendo niña y no tan niña es muy especial. o pasará mal, pero seguro que los otros perros lo solucionan. Seguro que te parece a ti peor de lo que va a ser. Ojalá!!

Inés dijo...

No me esperaba el giro al final.

Y no sé qué decirte para que le digas y se sienta mejor. A mí aún me duele y yo ya era adulta cuando llegó Nosi a mi vida (y cuando se fue).

AnnaJR dijo...

Un abrazo muy fuerte y muy largo para M.

El niño desgraciaíto dijo...

Mucha pena al leerlo. Lo siento mucho por M. Todo termina pasando, pero seguro que lo pasa mal cuando vaya y no esté.

pilar dijo...

Vaya, hoy se ha muerto el perro de las tías de mi hijo, el cual el consideraba como suyo y llevo todo el día dándoles vueltas a si decirselo tal cual o contarle primero que está malito y luego que se murío pero no sé si esto palía el dolor o lo duplica....
Siento mucho lo de Peter y espero que no duela demasiado a M.

Aurora dijo...

Molí, esa decisión de decirle adiós a un perro con el que has compartido tanto es durisima, yo llore mucho por Timo y Lupo, pero al tiempo quedan esos momentos preciosos con una cabezota peluda sobre la rodilla.
Besos para M

C. S. dijo...

A mí me pasó la primavera pasada con mi enano y su perra. Un espanto. Los nuevos perritos le aliviarán bastante, pero...¡pobre M! ¡y pobre tú, que sentirás su pena!

Hans dijo...

UPFm sufrió lo mismo con la muerte de una yegua en su momento. No hay quien quite esa pena. Lo del cielo de los perros es ideal. Lo otro que puedes hacer, sugiero, es que sea M. quien ponga el nombre a los nuevos cachorros. Reserva para ella ese privilegio. Cállale la boca a Tu Augusta Madre, que no ose opinar al respecto. Funcionó.

NáN dijo...

Aquí un hombretón, hijo de padres mayores que, por tanto, ha visto morir a una larga fila de padres, tíos, etc. Aguantando bien el tipo. Pero cuando sacrifiqué a mi perro, lloré casi un mes entero.

No hay mucho que puedas hacer para que tu hija no sufra. Salvo pensar que el sufrimiento nos humaniza, forma parte de la vida. De él sacamos lo mejor que somos.

Y cuando toca, hay que aguantarlo, para qué sirva. No desviarlo. Con el tiempo, todo pasa, pero el duelo, que viene de "dolor" es una necesidad que solo los necios evitan.

Anónimo dijo...

Pobre M. Yo he perdido 3 mascotas y es un trago muy duro aunque seas "mayor"... y ni siendo racional encuentras consuelo...
Un besico M.

Pijacosadora dijo...

Pobre M. Un besito para ella y ánimo

Hans dijo...

Nán, tienes razón en cuanto a la necesidad del duelo y la tontería de su ocultación, pero reconocerás que todos deseamos acolchar el dolor de nuestros hijos. Aunque sea mediante por los medios más torpes...

Anónimo dijo...

El comentario de NáN me parece muy acertado. Vamos aprendiendo a vivir nuestra mortalidad, poco a poco, golpe a golpe.
Que pierda "su" perro puede ser un buen comienzo para ese laaaaaaargo doloroso y personal aprendizaje.

Pikifiore dijo...

Ay...he llorado. Según lo iba leyendo iba pensando "que no sea lo que me imagino...", y ha sido.
Pobre M, ciertamente se pondrá triste pero con el tiempo empezará a querer a losnuevos como quiso a Peter. Animo!

mordor dijo...

Yo también se lo que es perder a una mascota a la que adoras, ya van 3. Y aún se me escapa alguna lagrimilla cuando pienso en ellos...

Niágara dijo...

Querida Moli: Lo siento muchísimo y lamento no poder hacer nada por ayudar salvo asegurarte que tienes el apoyo de tus lectores descerebrados. Un abrazo a toda la Molifamilia.

Anónimo dijo...

Pues así es, la muerte de una mascota te puede llegar tanto como uno mas de la familia, y quien no haya tenido la suerte de compartir la vida con un animal que se abstenga de opinar...
Un beso para todas las M girls

Bichejo dijo...

Puf, pobre M y pobres los demás, menudo papelón.

Perder a tu perro es un dolor, el que fue MI perro se murió hace casi 20 años y todavía me acuerdo de montones de cosas. Seguro que en el futuro M se acordará con mucho cariño de Peter, pero el disgustazo...jo. Pobre pequeña.

Sílvia dijo...

Estoy de acuerdo con Nan. No puedes hacer nada para evitarle ese dolor, pero piensa que siempre tendrá los buenos momentos que pasó con Peter y lo que aprendió con él: incluso a superar una pérdida.

Y el cielo de los perros sí que existe, está China, mi perra...

Anónimo dijo...

Genial. Me has hecho llorar.

Ana

Pétalo dijo...

Pobre M. Me he identificado tanto con ella mientras leía...pobrecita.

Anónimo dijo...

Aun recuerdo el día en que tor nos dijo adiós, estaba muy malito y decidimos que no era vida, que no merecía eso.
Arregle a mis retoños que ajenos a nuestro dolor posaron sonrientes con el en la foto.
Yo sabia que eran las ultimas fotos de tor con nosotros y un nudo me cerraba el estomago.
Al día siguiente llovía, como si el mundo entero llorara tu partida. Yo no podía dejar de llorar y te cogimos en brazos y te llevamos al veterinario por ultima vez.
Nos ofreció marcharnos tras explicarnos como ocurriría pero decidimos que nos quedábamos a tu lado, al fin y cabo te lo debíamos
Aun recuerdo tu cabeza entre mis manos cuando te colocaron la vía y como te decíamos lo mucho que te queríamos, lo importante que eras para nosotros ....
Y de pronto ya no estabas y un hachazo invisible nos partió el corazon por la mitad y un grito silencioso se nos ahogo en la garganta
Aun te echamos de menos Tor aun te echamos de menos.
Nuestro retoño tardo tres días en querer hablar del tema dibujo a nuestro perro con un jersey verde porque no sabia si donde estaba hacia frío o calor....
Un beso fuerte a M

†MuTяĆ dijo...

Siento muchísimo lo de Peter y espero, sinceramente, que no sea un golpe demasiado duro para M. Y para C tampoco. Muchísimo ánimo y recuerda estar ahí para ella. Aunque al principio pueda enfadarse, luego lo agradecerá en el alma.

Un beso. :******

Amalia dijo...

A

Oswaldo dijo...

¡Joder, Moli! ¡Qué duro!
¿Tres años apenas tenía putoperro?
Los perritos sin nombre terminarán consolándola. La vida sigue... Pero primero tiene que vivir su duelo completo. Si se tratara de "imponerle" el consuelo con los perritos, podría reaccionar en sentido contrario y hasta sentir algún resentimiento contra ellos. Como si fueran culpables de algo.
Es claro, por el tamaño del corazón de M, que se vislumbra clarísimo en tu escrito, (en éste y también en otros previos) que es niña muy querible. Después de todos los cariños que le hagas para consolarla, por favor, hazle uno más de parte mía. Estoy seguro que todos "tus descerebrados" querrán apuntarse a este cariño "extra". Lamento mucho su tristeza, y claro, también la tuya.

Tita dijo...

No quería entrar a leerlo porque me lo estaba imaginando.

La nena también tiene 8 años. Con 6tuvimos que sacrificar a nuestra rubia, y aún hoy se acuerda mucho y llora por ella (la verdad es que todos la seguimos añorando un montón)

La razón me dice que le digas con amor, la verdad.

El corazón me dice que la MIEEEEEEEEEEEENTAS y le ahorres tanto sufrimiento como el que sintió mi nena, que nació con la rubia en casa, y era su ángel de la guarda.

Aunque te digo una cosa, ellas no lo saben aún, pero son afortunadas de poder "entrenarse" con este tipo de pérdidas, y odiosamente, hay que aprovecharlas para aprender a gestionar el duelo y esas cosas.

Suerte...

Alber dijo...

No te puedes ni imaginar el orgullo que siento ahora mismo de haber tenido la oportunidad de dibujar a Peter!! Espero que ese humilde retrato os sirva para poder recordarlo siempre. Lo siento en el alma!!

Anónimo dijo...

Me has hecho llorar... No sé si por Peter, por M o por mí misma, que temo el día (quizá no tan lejano) en el que muera mi perra. La de cariño que se le coge a esos bichejos... Lo siento mucho de veras.
Alba

Pablo dijo...

Yo no soy muy perruno pero cuando se nos murió Max sentí congoja. Aún no sabría diferenciar en qué parte fue por la pérdida de la perra y en qué parte por la desconsolación de mi hermano pequeño.
Lo que sí tengo claro es que yo soy fan de M.

littleEmily dijo...

Moli, se me han caído las lágrimas al leer el final.
Nunca he tenido perros en casa pero sí gatos y todavía recuerdo cuando el primero que tuvimos se nos murió de golpe con solo una semana y media. Mi hermano debía tener unos 4 años... Pobre M. espero que no sufra mucho y esos perros la consuelen.

Aldeano de palo dijo...

Hace un mes y medio sacrificamos a Mendi. Tenía 16 años y un tumor en una mama del tamaño de un melón. Aún me salen las lagrimas cuando recuendo los últimos momentos mientras le ponían la vía en la patita y se iba recostando plácidamente. Lloramos todos como Madalenas.

SuperWoman dijo...

Pufff. Somos resilentes y lo sobrevivimos, pero el disgusto a la pobrecilla no se lo quita nadie.
Un supersaludo

Juliet dijo...

Siento mucho lo de Peter. Yo jamás había tenido una relación así, incluso me daban muchísimo miedo, hasta que llegó Newton a mi vida. Y cuando se pone enfermo lo paso tan mal, que solamente pensar en la idea de que algún día se vaya a morir... buf.

Pero bueno, aunque M. no se va a ahorrar el disgusto ni las lágrimas, seguro que va a flipar con los cachorros. Xq M. es súper fuerte, no cabe duda de eso. Así que, muchos ánimos, y con la imaginación y la mano que tienes con las niñas, seguro que alguna historia te inventas para que no sufran tanto. Y seguro que en breve tenemos un post de M. poniéndole nombre al nuevo "putocachorrodeloscojones".

Un abrazo Moli.

Ester dijo...

Vaya por Dios¡¡¡ pobrecica M¡¡¡ seguro que lo pasará fatal, pero los cachorros le ayudarán a no estar tan triste, como dice Juliet, flipará con ellos.
Hay que ver lo mono que era Peter¡¡¡
me encantó poder ver fotos cuando Alber le dibujó.
Muchos ánimos con M.
Un saludico desde Pamplona.

m dijo...

Lo siento por M. lo pasará muy mal y por ti que lo pasarás mal por ella.
Muchos ánimos.

La Jefaza dijo...

Relación de amor total.. No hay tu tía, sólo sufrir. Dale un abrazo muy muy gordo y que se vuelva a enamorar de los cachorros nuevos.

Esther dijo...

Joder! Aquí estoy hecha polvo intentando contener las lágrimas...mierda de empatía!!
Es horrible. Pobre Peter, y pobre M....lo siento

Alma dijo...

Ayer no pude leer tu post...llegué de noche y cuando los retoños ya estaban acostados, comprobé el correo y fui a ver si habías escrito y al ver la foto ..no pude...justo ayer se murió Blues, MI perro, q llevaba conmigo 12 años, más q el padre de los retoños y él mismo. No son comparebles (no soy de esas fanáticas q humanizan a los perros, pero era Mi perro y el de ellos, y lo vamos a echar mucho de menos. Aún soy de corcho. Retño dice q ahora estará bien, en las estrellas con el Biso (Bisabuelo) y retoña llora sin parar, cuando se lo dijo su padre, cuando intentaba dormirse hoy por la mañana...yo no puedo hablar de ello.

XEIA2410 dijo...

Lo siento muchísimo, es muy triste.
Un abrazo enorme para M (y para los demás!!!). Por desgracia, tiene que pasarlo y encajarlo, seguro que la ayudáis de cine!!!

JuanRa Diablo dijo...

Vaya, lo siento por M.
A ver si conseguís dar un giro a la situación y que se anime.
Nuevas quinielas para poner nombre a los perrillos podría ser divertido, ¿no?

Beatriz dijo...

Me dieron miedo los animales hasta el mismo día que llegó mi golden a casa. Ahora dicen que estoy un poco "gagá" por el trato que le doy. Puede ser, pero su compañía hace que me sienta muy bien.
Lo lamento por M.
Beatriz

Coco Crispi dijo...

Lo siento. Lo siento de verdad. Yo también tuve que sacrificar a mi perro, y aunque hace ya 9 años, la pena sigue. No sé, es que yo creo que nunca se va.
También contarte que cuando tenía la edad de M. mis padres tuvieron que sacrificar al perrito que teníamos por aquél entonces. La versión oficial sigue siendo que lo llevaron a una casa más grande, con un jardín inmenso, y con más perritos y muchos niños. Y aunque se que no, quiero seguir creyendo que así fué.
Mucho ánimo.

la EDITORA (ynometoqueslosgüebs) dijo...

Que injusto. Que pena. Que todo... Dale un besazo!

Salamandra dijo...

Jo. Lo siento. No hay nada peor que ver sufrir a un hijo. Pero lamentablemente, no se lo vas a poder ahorrar.

Suscribo al 100% el comentario de Nán. Personalmente siento muchísimo más la pérdida de mi gata (con la que compartí 15 años de mi vida), que la de algunos de mis familiares.

Burbuja dijo...

Lo siento mucho por M, por Peter, por todos...

Un abrazo grande.

Ángela dijo...

Lo siento mucho, sobretodo por M... Entiendo muy bien como se va a sentir, mi primera pérdida fue mi canaria Ramona cuando yo tenía 5 años, y 20 años después me sigo emocionando al verla en algún vídeo, al igual que a mi conejo Hindi... Pero con el tiempo lo recordará con una gran sonrisa! Paciencia, comprensión, cariño, y sobretodo aléjala de la gente insensible y con poca empatía que dirá "Bueno, al fin y al cabo era sólo un animal..."

Ya nos contarás cómo se lo ha tomado, mucho ánimo y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Un beso para M y mucho ánimo para vosotros. Ana

Aliena dijo...

Por experiencia sé que nada de lo que le digas con toda tu buena voluntad, consolará a M.

Siento muchísimo lo de Peter, además tan jovencito :(((((
Cruzará el Arco Iris como todos los peluditos cuando abandonan este mundo y creételo, cuidará de ella esté dónde esté, la esperará y algún día volverán a encontrarse.

Un beso enorme!!!

Trimami dijo...

Vaya, que pena, no me imaginaba que la historia iba a terminar así... pobre animal, tan jovencín... y pobre niña que disgusto va a llevar; yo siempre he tenido esa relación con los animales(gatos, perros, hasta las vacas y los caballos), y se pasa muy mal, da igual la edad que tengas. Lo único que puedes hacer y que la reconfortará muchísimo es abrazarla muy firme mientras llora, después de un rato de llorar acompañada se sentirá mejor, aunque tardará un tiempo en pasarsele la pena del todo, de forma que pueda hablar con cariño del perro y sin ponerse triste. Un beso muy grande Moli.

Lola dijo...

Ay, cuánto lo siento..

Es que a M, supongo que como el resto de los moratles, la he cogido un cariño especial.

Pobrecita ella y pobre Peter. Seguro que los cachorritos la van a ayudar..

Psicólogos en Móstoles dijo...

yo creo que cuanto mas mayor eres peor se pasa, no pudo olvidar la muerte de mi gato.

Anónimo dijo...

Lo siento Moli, no me había enterado, se pasa mal....
Rosi

Anónimo dijo...

Yo me he hartado a llorar leyéndolo, mi perra llegó cuando yo tenía 10 años y vivió 13. le dábamos la leche con los biberones de mis muñecas, llegué a no salir en San Juan por consolarla del ruido de los petardos...En fin...se les quiere mucho...Cuando tuvimos que sacrificarla fue durísimo.
Un abrazo grande

Televisores pantalla plana dijo...

Hermoso todo un amor verdadero, yo tengo una perrita se llama sally apenas tiene 7 meses la tengo desde los dos y es la mas bella compañía y entrega de amor sincero.