viernes, 9 de marzo de 2012

MATERNITY (XCI): EL ORGULLO PATERNAL.

El orgullo paternal es una de las maneras, si no la mejor manera de caer en el más absoluto de los ridículos. Uno cree que siempre que a él no le pasará, que mantendrá el tipo, que no se dejará llevar por ese sentimiento que observa en otros que ya han sido padres y que él…lo llevará con más clase.

Ja.

El orgullo paternal es inevitable. Viene en los genes y explota en forma de fuegos artificiales en múltiples manifestaciones.

En primer lugar tenemos el Orgullo Paternal Rey León. Nace tu churumbel, y ahí estás tú en el hospital recibiendo visitas y contemplando a tu hijo como si fuera una creación tuya, un prodigio de habilidad y precisión para cuya creación has dado lo mejor de ti. Te contienes, pero si te dejaran, cogerías a tu bebe en brazos y te pasearías con él en los brazos para que todo el mundo lo admirara. Te parece prodigiosa solo su mera existencia….estás tan absurdamente orgulloso por ese prodigio natural...que te molaría ir en taparrabos.

En segundo lugar tenemos el Orgullo de Especie. Tu churumbel hace exactamente todo igual que todos los demás. Mama, toma biberón, llora, caga, duerme, se descubre las manos, se tumba en la hamaquita, se entretiene 30 segundos en la manta de juegos, se sienta en la trona, toma su primer puré, se descubre los pies, empieza a gatear, da sus primeros pasos…Todos esos pasos absurdos hacen que los padres se esponjen cual pavos y sientan la absurda necesidad de contarle a todo el que se ponga por delante cada mínimo progreso.

¿Qué tal menganito? ¿Qué tal tu hijo? “Ya toma papilla de frutas”.

Vamos a llamar a la abuela a contarle que su nieto se ha descubierto las manitas.

Uy si...casi olvido dentro de este tipo, el Orgullo Paternal Ganadero. “Mi niño ya pesa 5 kilos”, “ha engordado 300 gramos esta semana”.

Si, así de surrealista puede llegar a ser el Orgullo de Especie.

En tercer lugar tenemos el Orgullo Comparativo. En honor a la verdad, este es un subtipo en el que no cae todo el mundo. Algunos consiguen sortearlo pero es un clásico del fundamentalismo maternal. El Orgullo Paternal Comparativo es ese que impele al que lo sufre a decir la última palabra en cualquier conversación sobre niños que se desarrolle en un radio de unos 50 metros a su alrededor.

- Mi hijo ya come puré de verduras.
- Uy...el mío lleva comiéndolo 3 meses…

- Mi hijo ya duerme en cama solo
- Uy...el mio ya lleva 2 meses en su cuarto y no se despierta nunca y ya no lleva chupete.

Mágicamente el Orgullo Paternal Comparativo también se da por defecto.

- A mi hijo ya le han salido 3 dientes.
- ¿Si? Al mío ninguno.

- Mi hijo ya duerme 8 horas seguidas.
- Uy...el mio no, se despierta 5 veces cada noche.

Si, el Orgullo Paternal Comparativo es absurdo y debería ser un indicador claro para cualquiera de que el que lo sufre no es buena compañía.

El cuarto tipo, es el Orgullo Paternal Pedagógico. La baba que se te cae cuando tu churumbel aprende a hacer algo gracias a ti: montar en bici, nadar, correr, jugar al ajedrez, tirarse por el tobogán, pintar sin salirse de la raya, multiplicar, el gusto por leer, ir a la biblioteca, las pelis de los 80….etc.Supongo que cuando aprende a beber litronas como si no hubiera mañana…ese Orgullo Paternal Pedagógico cortocircuita...pero ya lo contaré en su momento.

Por último tenemos el Orgullo Paternal Deportivo. Ese esponjarse las plumas de la paternidad cuando tu churumbel es escogido para un equipo deportivo de cualquier especialidad y tiene que competir. Sabes que es una gilipollez, que lo importante es participar, que tienes que mantener la dignidad y el tipo, no transmitirle ansiedad a tu hijo y que simplemente disfrute del deporte que sea en el que resulta que “es mejor que los demás”…..sabes todo eso…pero qué coño…¡¡ OLE TU NIÑO!!! Intentas controlarte…pero genes de hooligan que no sabías que tenías pugnan por hacerse con el control de tu cuerpo y de tu mente…y solo un ejercicio supremo de voluntad te hace controlarte.

Cariño…mañana vas a competir...y claro que vamos a ir a animarte. No tienes que preocuparte, lo importante es que tu disfrutes y todo lo demás da igual”

Ja. Ojalá gane.

Los que no os habéis reproducido, sé qué cara estáis poniendo ahora mismo….ya nos veremos.


PS: M. compite mañana.

33 comentarios:

Cattz dijo...

Mis padres se saltaron el último, mi hermano y yo éramos nefastos en deportes de todo tipo.
Y mi sobrino me tiene taaaan flipada. Como es el primer bebé que observo más de dos semanas al año me alucina lo que aprenden de un día a otro XD

Aldeano de palo dijo...

ESO QUE CUENTAS ES MENTIRA!!! Bueno casi todo es falso. La mayor parte. Puede que tengas un poquito de razón, pero sólo un poco.

Vale me rindo, somos así.

Thyssly dijo...

Mi nena aún no tiene un mes, así que aparte de cerrar la boca a cal y canto cuando no quiere el biberón hace poco más. Eso sí, peco del Orgullo Paternal Ganadero pero tengo excusa: nació con menos de dos kilos así que cada gramo que engorda es una gran alegría.

Cris dijo...

Hay un orgullo maternal que no soporto: el orgullo maternal de la ropa: mis niños son los que van más monos y conjuntados de todo el cumpleaños, aunque se estén ahogando con esos leotardos debajo del pantaloncito tirolés de franela. Yo tengo un orgullo maternal del que me siento particularmente satisfecha y que causa la envidia de cuantos me rodean: ¡mis niños comen de todo! (aunque a veces me preocupa esa mirada ansiosa que ponen ante las copas medio vacías de los adultos...)

Anónimo dijo...

Mi heredero intenta matar mi orgullo maternal .
Ya no le gusta mi musica,ni lo que leo ,es todo un preaborrescente
Pero ando muy zen o sobrada de orgullo maternal y mi niño es el mejor jejeje.

lo bordas moli

Paqui

Portorosa dijo...

Un compañero de un amigo mío tenía un hijo de unos 14 años que jugaba al tenis. Antes de un partido, mi amigo le oyó hablar con él por teléfono y decirle, en serio, "¡Machaca a ese cabrón!

Sin llegar tan lejos, ayer en un partido de fútbol de niños de 5 años había padres que perdían un poco el norte.

Beso.

Mi álter ego dijo...

Todos los padres piensan que su hijo es super especial y diferente al resto. Pasa mucho también con el tema "mascotas", aunque no sé si guardará relación.

Alber dijo...

TE imagino toda esponjada como una gallina clueca y al ingeniero bufando con un búfalo cafre si le tocan un pelo a sus niñas...suerte para M mañana!!!

Esther dijo...

Suerte a M mañana; que disfrute mucho, que tú saques tu vena de madre más hooligan y a por ellos M....que son pocos y cobardes!!!!!!!!!!!!!!!

Ana María dijo...

Mucha suerte a M, mañana lo va a hacer fenomenal.

La reproducción, ese lejano planeta (al menos para mí en este momento)

Besos!

paparracho dijo...

Joer, me reconozco en cada una de esas categorías, aunque intento no pasarme.

Vistos desde fuera, los padres debemos dar cierto tufillo a patetismo... :S

Desmadreando dijo...

¡Que fuerte! He pasado todos :) eso me convierte en la mejor madre ¿no? :) me parto contigo!

El niño desgraciaíto dijo...

Jajajá, lo del orgullo ganadero es buenísimo!!

Y es cierto, se nos cae la baba cuando anda o cuando empieza a hablar como si no lo hicieran todos.

Hay otro orgullo que es el de pensar que los tuyos son los más guapos y los más listos del mundo. En mi caso totalmente cierto, por otra parte...

Anónimo dijo...

Y que me dices del orgullo parternal Y, ese que exhiben los padres de hijos varones cuando miran con cierta condescendencia a,los padres de niñas. No ha notado el ingeniero esas miradas? En defensa de ellos diré q no este fenomeno no es exclusivo del sexo masculino, las madres de niñas tb se lo tienen muy creido. Ups, no he dicho nada..

Niágara dijo...

Espero que lo paséis muy bien mañana, especialmente M. Me imagino que los padres sufriréis, aunque espero que terminéis más que orgullosos. ¡Qué gane!

Virginiag dijo...

Estoy pecando de todo, bueno menos en el orgullo deportivo porque tiene dos años, que si no... Pero claro tampoco voy a engañar a nadie si mi niña es la mas guapa, la mas lista y la mejor no?

Suerte a M mañana.

m dijo...

Mucha suerte mañana a M. que disfrute mucho y que sus padres sufran mucho durante.
Y sí, los papis tenemos un tufillo tremendo, por un lado o por otro. En la adolescencia ellos huelen el tufillo.

migremlinnomecome dijo...

Mi señor esposo sufrió el Orgullo Paternal Rey León al pie de la letra. Nada más llegar a la habitación cogió a la criatura y la presentó a la familia mostrándola en brazos como Rafiki presentó a Simba... incluso entonó El Ciclo de la Vida. Lo juro, no es para estar orgullosos, pero debe de ser algo atávico que llevaba dentro... le salió del alma.

Anniehall dijo...

ND tiene toda la razón, sus hijos son los más listos y guapos del mundo.

Cris dijo...

¡Molinos! ¡El 17 de junio tu Bruce en Madrid!¡como encima M. gane mañana vigila tu tensión!

El Diablo dijo...

Escribiendo la posdata te ha engordao el corazón 200 gramos. Lo sé.

Coco Crispi dijo...

"Esponjarse las plumas de la paternidad" por dios, qué expresión más acertada. Yo peco mucho de orgullo comparativo pero es que cuando me dicen una frase que empieza con "mi hijo...." Yo no se contestar si no empiezo con "pues la mía..." Por que vamos a ver. "Mi hijo ya come purés de verduras" Vale, guay, ¿qué contestas a eso? Opción "vale guay" Opción "¿Ah si? ¿Y cuál le gusta más?" (te arriesgas a 10 minutos de perorata sobre judías y otros vegetales) Opción "pues la mía no lo come, lo guarrea" (la mejor sin duda).
Bebé tiene 6 meses y lo cierto es que acojona un poco cuando quedas con tus amigos y te das cuenta de que no hablas de otra cosa que de bebé. Acojona mucho, a quien pretendo engañar.
Mucha suerte para M, espero que gane, pero si no... ya sabes quien va a pasarlo peor de las dos :D

Tita dijo...

Anda, anda, que se te ve el plumero más que a nadie!!!

Reconozco que:

-Al salir por los pasillos del hospital con la bebé en brazos (con la cabeza como un pepino, sobre todo hacia un lado más que otro, pero P-R-E-C-I-O-S-A) la gente que me paraba para mirarla amablemente, yo les preguntaba ¿verdad que es preciosa? jajajajajajajaja ¡se creían que era primeriza encima!!!!

Si es que soy una babas que te cagas!

Y sí, disfruto enooooooooormemente con cualquier chorrada. Es lo mejor de criar hijos, al menos para mí.

Tita dijo...

Eso sí...no soporto las conversaciones comparativas...ya sé que si estamos hablando de bebés, pues es inevitable, pero...

Trimami dijo...

Jajajaja, lo has clavao, todos los padres y madres tienen esos orgullos!!! Aunque la versión comparativa del mío era entre los miembros del trío, en plan "A y C hacen esto y P no lo hace...¿le pasará algo a P?" o bien versión "ya he conseguido que C y P hagan X, ¿cuando conseguiré q A lo haga también?", esas cosas... ¿¿pasará eso a todas las mamás de partos múltiples?? Por cierto, suerte mañana para la princeza azul :)

Hermano E. dijo...

Pues el padre del programa "Hermano mayor" que están poniendo ahora en la Cuatro no parece muy orgulloso de su vástago. Menudo animal.

Bichejo dijo...

Y qué? Ganó?

Trimami dijo...

¿Qué tal le fue a M?

molinos dijo...

M quedó ultima en sus dos pruebas..pero ella está feliz..asi que estupendo.

molinos

Trimami dijo...

Bueno anda, pues si la niña está contenta eso es lo importante. Un besooo.

NáN dijo...

Te ha faltado uno que es precisamente mi caso. Y está muy bien descrito en la paqutería farmacológica: los medicamentos "Retard" o de "liberación prolongada". Te tomas el tranquimachín (que sí habrá angelitos negros) o la anfeta de liberación prolongada, y no notas nada hasta que de pronto ¡UAU BÚM!, qué gozada.

A mí el churumbelillo no me decía ni fú ni fá hasta que cumplió 16 años y empezó a discutir de las cosas que a mí me gustaba discutir, y a tener las experiencias que yo había tenido y ya no tenía.

O sea, tengo el síndrome llamado Orgullo Parental de Liberación Prolongada.

Y enhorabuena, que ya sé que llegó a la meta y cumplió los objetivos.

madamer dijo...

Cuánta verdad!!!
Recuerdo como me esponjaba cuando mis dos xurumbeles cogian cada semana hasta 400g gracias a la leche que manaba de mis tetas...ufff... qué placer!!!

Ahora babeo por otras logros, como lo bien que juega el mayor al tenis, lo mucho que sabe de bichos... y por lo artístico que el peque que toca todos los palos desde el baile hasta la pintura ;)

Hund Dido dijo...

Cuando te dice que su equipo es el Madrid y tú que nunca les has dicho nada al respecto pero le has comprado el chupete, los pañales, el babero, el sonajero, el peluche, la primera equipación, la segunda, una bufanda..... toooooodo del Madrid, entonces te sientes bien porque en su libertad, él ha elegido el mismo equipo que tú.