martes, 28 de febrero de 2012

¿ DE QUIÉN ES EL ARTE?

He terminado "Saqueo. El arte de robar arte" de Sharon Waxman. No es un libro especialmente bueno, ni recomendable. Vi la reseña en algún suplemento, me llamó la atención el tema, lo pedí a los Reyes y lo he leído sin problema.
Waxman no es ningún prodigio literario, se repite más que el ajo y a la hora de contar una historia, el orden no es una prioridad para ella, pero a pesar de todos estos inconvenientes ha conseguido hacerme reflexionar sobre la cuestión que encabeza el post ¿ De quién es el arte?

La cuestión sobre la propiedad del arte es complicada. Waxman repasa ejemplos de famosas obras de arte de la antigüedad que se encuentran en grandes museos occidentales: el Louvre, el British, el Met, el Getty, etc y que son reclamadas recientemente por los países de origen de esas obras, sobre todo Italia, Grecia, Egipto y Turquía.

Waxman a pesar de ser un caos estructurando el libro, hace un esfuerzo por hablar con unos y con otros, por cotejar opiniones y por entender las razones de uno y otro lado y como yo, no llega a ninguna conclusión definitiva. Bien por Waxman, porque la cuestión es chunga.

Algunas de mis reflexiones de garrafón sobre el tema.

Primero, los países que reclaman la vuelta de esas obras de arte a sus territorios, aducen varias razones:

"Pertenecen a nuestra cultura. Forman parte de nuestra idiosincrasia, de quienes somos".

Esto es palabrería. Pongamos un ejemplo, la Piedra de Rosetta, estela egipcia encontrada por las tropas de Napoleón y que sirvió para descifrar la escritura jeroglífica, se encuentra en el British Museum. Los egipcios quieren su piedra Roseta y aducen esas cosas..•es nuestra cultura, es lo que somos..blablablabla. Seamos serios, un egipcio de la época faraónica se parece a un egipcio actual como un huevo a una castaña. Los antiguos egipcios tenían una relación politeísta y un arte figurativo con multitud de personajes humanos o semihumanos representados, los egipcios actuales son musulmanes y por tanto su arte no acepta figuras humanas. Por supuesto, no creo que haya en Egipto mucha gente que entienda los jeroglíficos más allá de los tíos que te graban la chapa con el nombre de tu tía para regalarle cuando vuelves del crucero. ¿Quiero decir con todo esto que los egipcios no tienen derecho a reclamar la Piedra de Rosetta? No, para nada., pero la razón de "vínculo cultural" no es verdad. Se trata más bien de crear un sentimiento de nacionalismo, un nacionalismo que está más vinculado a la animadversión hacia el país que posee la antigüedad que a la propia obra de arte en sí misma.

“Fue obra del saqueo de las potencias occidentales que se aprovecharon de su posición de fuerza"

Los griegos aducen que Lord Elgin, aristócrata inglés que arrancó los frisos y estatuas de los frontones del Partenón que tan amablemente exhibe ahora el British Museum, se aprovechó de su posición y su dinero para llevárselas. Cierto, los europeos iban por el mundo con la pose de conquistador colonizador "porque yo lo valgo" y lo que es más importante...tenían pasta para sobornar a los que gobernaban esos países y que resultó que no tenían aprecio por esas obras de arte. Los griegos por tanto tienen en cierta parte razón en que los ingleses les tangaron para llevarse los mármoles, pero reclamar con efecto retroactivo es muy peligroso...porque ningún país ni civilización está libre de culpa.

Por otro lado, en el momento en que Elgin se llevó los mármoles..los griegos eran más bien turcos y utilizaban el Partenon como polvorín. Probablemente si Elgin no se los hubiera llevado, ahora no los tendríamos. Con esto no estoy diciendo que Elgin fuera un superhéroe con visión de futuro y que hicieran un favor a la humanidad, que es lo que dicen los ingleses. Elgin se los llevó porque le molaron, tenía la pasta y en Inglaterra estaba muy de moda tener antigüedades.Que los salvara de una posible destrucción fue pura casualidad...

¿Qué dicen los grandes museos occidentales poseedores de esas antigüedades?

Lo primero que hacen es hacerse los suecos. Al fin y al cabo son el British, son el Louvre, son el Met y los otros son una panda de mataos de países lejanos. Es así, las grandes cabezas de los museos son muy gafapastas, muy élite intelectual. Luego empiezan a dar argumentos para justificar su posesión.

"Nosotros sabemos cómo cuidar estas antigüedades. Esos países no están preparados".

Lo malo de este argumento es que es fácil de refutar. Los mármoles de Elgin por ejemplo fueron sometidos a una limpieza con un abrasivo que les quitó todo el color que les quedaba (si, las estatuas griegas eran de colores y no de ese elegante tono marmóreo que asociamos a ellos) y quitaron la pátina al mármol. El Zodiaco  de Déndera, una obra maestra del arte  egipcio fue arrancado por los  franceses  del templo de Hathor dinamitándolo y ahora está expuesto en una esquina del Museo en un sitio anodino después de haber sido reconstruido...etc. Así que sí, saben cuidar las otras de arte o no.

Los países no están preparados, mmmm en cierta manera tienen razón. Muchos de los países que reclaman, no han empezado hasta hace poco a prestar atención a ese tema y por supuesto no cuentan ni de lejos con el presupuesto que esos grandes museos manejan. Waxman cuenta por ejemplo una historia espeluznante sobre el Tesoro Lidio que Turquía reclamó al Met hasta que éste lo devolvió. Se creó un museo específico para acoger este tesoro, se hicieron fiestas, carteles, catálogos...para descubrir unos años después...que la principal pieza había sido sustituida por una copia...y el original había desparecido. El principal sospechoso del robo..es ¡¡ el director del Museo que acogía la pieza!!! Por supuesto, esta historia es esgrimida por los partidarios de la no restitución..pero como bien apunta Waxman quizás una solución sería restituir las obras y proporcionar a esos países medios para conservar las obras de arte.

Otro argumento de los museos es su supuesto papel educativo y proporcionador de conocimientos para sus visitantes. Veamos. Contra este argumento tengo muchos peros. Primero, el supuesto papel educativo de los museos es una cosita que nos hemos inventado en el siglo XX para hacernos los guays, los modernos y los educativos. La mayoría de los museos se crearon con un afán de coleccionismo privado, con un acceso limitadísimo y para ser meramente admirados. Su labor educativa nos la inventamos después cuando el "elitismo cultural" estaba mal visto y se desarrollo la idea de que los museos eran sitios divertidos y entretenidos donde masas de visitantes corrían entusiasmados a aprender mogollón de cosas. Le concedo este papel durante digamos los últimos 50 años del siglo XX pero sin el componente de diversión, es verdad que los museos se abrieron más al público que acudía a admirar más que para aprender. En cualquier caso, el valor educativo de los museos y de acercamiento de culturas lejanas al público en general, ha muerto con el acceso universal a internet. Seamos sinceros, se aprende más de la piedra Rosetta buscando en internet..que admirándola in situ en el British mientras se lee una cartela mínima con una información que al visitante medio no le dice absolutamente nada.
¿Estoy diciendo entonces que se vacíen los museos occidentales para devolver todo a sus sitios de origen?

No. Es verdad que muchas de las cosas que hoy consideramos "obras de arte", realmente en su día eran algo de uso cotidiano para la vida normal: monedas, joyas, cántaros, utensilios de cocina, pequeñas estatuas, vasijas, columnas, etc. Estás obras, saqueadas o compradas legalmente son arrancadas de su contexto histórico y pierden todo o parte de su significado. Son obras incompletas para el estudio, aportan mucho menos conocimiento de la civilización que las creo que las que son encontradas y mantenidas en su entorno. Por supuesto, esto no es así siempre, probablemente si los franceses no hubieran encontrado la Piedra Rosetta, jamás se habrían descifrado los jeroglíficos.

¿Cual es el argumento verdadero que hay en el fondo de las peticiones de las restituciones y las negativas a esas restituciones?
Pues lamentablemente, el dinero. Suena materialista y horroroso pero los países que las reclaman ahora, lo hacen porque se han dado cuenta de que las obras de arte reportan beneficios, atraen turistas, derechos de imagen, se puede crear un museo espectacular que las acoja y de prestigio, etc y por eso las quieren.
Los museos que las poseen las quieren mantener por lo mismo. ¿Cómo va a devolver el Louvre La Victoria de Samotracia? ¿Qué pasaría si no tuviera la Venus de Milo? ¿O el museo de Berlín con su busto de Nefertiti? No se niegan a devolverlas por un afán de culturizar al mundo, porque sinceramente yo creo que pasan los mismos turistas por Berlín que por las pirámides de Egipto. Se niegan a devolverlas porque reporta beneficios económicos.

Hay unas palabras de un periodista griego en el libro que lo explican mucho mejor que yo, hablando de la restitución de los mármoles del Partenón dice " No quiero los Marmoles de Elgin porque sean griegos. No estoy seguro de que sean griegos en el sentido en que yo soy griego. El pueblo que los hizo vivió aquí hade dos mil quinientos años. Ellos no se llamaban a sí mismos griegos. No se llamaban a sí mismos helenos. Se llamaban atenienses. Esta idea de la continuidad de las naciones es para mi otra ficción. Pero desde un punto de vista estético pertenecen al edificio. No está bien verlos separados como están."

Y aquí sí que creo que tiene toda la razón del mundo.

Esta lectura ha coincido con la vuelta a casa, repatriación, devolución o como queramos llamarlo del tesoro de "Las Mercedes", barco español hundido en aguas de Portugal hace 200 años y encontrado por una empresa americana, Odissey, hace unos años. Todos estamos muy contentos porque vuelvan las monedas a España, nos damos golpes en el pecho de patriotismo y decimos " tenemos derecho. Son nuestras". Si, estupendo, pero también eran nuestras cuando estaban en el fondo del mar, sabíamos dónde estaban y sencillamente pasamos del tema. El fervor patriótico y posesivo nos ha entrado cuando estaban limpias, fuera del agua y en Tampa. Cuando otro se ha gastado la pasta en rescatarlas...¡¡pero lo ha hecho por interés suyo!!

Sí, vale, pero es que nosotros no hemos tenido ningún interés...hasta que eran de otro.

27 comentarios:

sin más palabras dijo...

Primer!!!

sin más palabras dijo...

Pues está nuestra querida tierra patria, como para gastar dinerito en ir a buscar monedas bajo el agua.... Pero lo mío, es mío y lo tuyo tambien... Listillos que somos

El niño desgraciaíto dijo...

Bueno, yo me lo estoy leyendo ahora y es cierto que es repetitivo y poco emocionante. Yo esperaba algunos pasajes históricos interesantes sobre cómo se descubrieron y llevaron a los museos todas esas obras. De eso hay mucho, pero no es una buena narradora.

La obtención ilegal de obras de arte o sustracción es un problema porque no se tratan como una mercancía más, tienen algo icónico que engancha con la gente para manipularla con facilidad.

Cierto es que hay muy poco interés en que se sepa como fueron obtenidas muchas de las piezas de los museos. Al final pocas restituciones va a haber, creo yo.

Y por último dejo un enlace a un vídeo que me mandó Bichejo muy interesante sobre por qué nos interesa más una obra original que una falsificación aunque no sepamos distinguirlas.

Tocaweb dijo...

Todo el que haya estado en el Museo de El Cairo sabe porque la Piedra Rosetta está mucho mejor en el British Museum. Una verdadera lástima de museo.

PD: A mi me bastó con ver la reproducción que tenían, realmente no hubiese sabido distinguirla.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Lo malo es cuando la gestión de "los buenos" no ha justificado que se las quitaran a "los malos".
¿Por qué no hacerles pagar un "alquiler"?

Biónica dijo...

Fantástico post, Moli. Me has ampliado una idea demasiado simplista de este tema. Gracias por dar nuevas perspectivas, eso es genial. Me guardo el post!
CLAP CLAP CLAP CLAP!!!!

Pep dijo...

No quiero ser malevolo.. solo cuantitativo -que puede ser lo mismo...

Para cuando la reseña de Freakonomics...??

Me pica la curiosidad...

molinos dijo...

A ver...aprovecchando que somos pocos.

Las obras que hoy en día se roban y llegan a los museos que miran para otro lado ( son las mínimas ahora mismo) están fuera de este tema..eso es robo.

Que los países originales no sean capaces de cuidar esas obras, como pasa en Egipto por ejemplo...es un problema para la restitución. Pero yo creo que como he puesto en el post, los mármoles de Elgin deberían lucir en el Partenón....otras piezas puede ser más discutible..pero los elementos propios de un edificio que has arrancado..no tienen razon de ser.

otras piezas pueden estudiarse en su contexto y luego exponerse en otro sitio sin problemas...pero vamos que no está tan claro como parece en un primer momento.

Pep..¿ qué pasa con Freaknomics?...a ver si recupero mis notas sobre el tema y me apetece escribir algo.

Ana María dijo...

Hombre, sobre el tema de a quién pertenece el arte, estoy bastante de acuerdo contigo y con lo que expones.

Sobre los museos, no tanto. Si a una persona que no le interesa más que mínimamente el arte le haces una visita en la que pueda aprender, ¿dejarías de hacerla porque "esto es un museo, y no el circo"? Si tu respuesta es más bien afirmativa, entonces el arte sigue siendo minoritario y elitista. Y estoy de acuerdo contigo en lo de las cartelas con dos palabras, eso y nada, lo mismo.

La idea de musealización ha cambiado y evolucionado un montón durante estos años, y por ejemplo, es igual que ahora cuando entramos en el Museo de El Cairo y nos parece antediluviano ver los sarcófagos unos encima de otros hasta el techo. Ahora ya no se llevan las piezas de una excavación arqueológica al Museo del Pueblo más Cercano, sino que se hace un Centro de Interpretación in situ. Y así se evita la deslocalización, y todo lo que ello conlleva.

Y no es lo mismo ver que bucear en Internet. Por mucho que Internet nos dé, casi todo el tiempo, montones de información que los museos no.

Mua!!

Hermano E. dijo...

Esto me ha recordado la polémica sobre el Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca.

Y efectivamente, la razón que lo explica (pero no lo justifica) es el dinero.

Pero eso no sólo aplica al arte/cultura, sino a casi todo en esta vida.

Por ejemplo, y enlazándolo con lo del Archivo de Salamanca, los nacionalismos: ¿porque son más independentistas los catalanes que los gallegos? Porque los primeros dan más que reciben de España y viceversa.

¿Porque los catalanes de este lado de los Pirineos son separatistas, y los del otro lado no? Por la misma razón, el vil metal.

Luego lo justifican (disfrazan) con motivaciones históricas, culturales, lingüísticas, o incluso por el Rh de la sangre; pero la razón final, es el puro y simple egoísmo.

Tocaweb dijo...

Ana María, respecto a los centros de interpretación, a mi modo de ver, no son tanto una forma de evitar la deslocalización, sino más bien de "colocar" al pariente de turno del alcalde de turno bajo un nombre rimbombante. Yo apuestos más por los centros de investigación reales que por los centros de interpretación de pueblo. Que me corten la cabeza por ello.

Este verano escuché en la radio la existencia en un pueblo de Castilla León, de cuyo nombre no logro acordarme, de un Centro de interpretación del cangrejo de río. Con todos mis respetos para los cangrejos de río, perdonad que me parta de risa. Esta claro que no es un ejemplo del todo equivalente pero si que viene mucho a decir la utilidad de dichos centros de interpretación.

Molinos, los mármoles de Elgin al partenón, bueno vale, pero el que no estén también forma parte de su historia. Historia negra, pero historia al fin y al cabo.

En resumen complicado decidir que objetos de arte si y cuales no. Imagino que la historia los seguirá moviendo de un lado a otro.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo no estoy tan seguro de eso de que los mármoles tengan que volver. Yo creo que deberían poner una copia. En Atenas los pocos mármoles originales están en el museo de la acrópolis, así como las cariátides originales. Si volvieran no los iban a poner en el Partenón, sino en el museo. En ese museo tienen una reproducción de todos los frisos que hay.

Los frisos se vendieron. Qué pasaría si los devuelven y deciden venderlos otra vez para pagar sus deudas? Dentro de doscientos años iban a volver a protestar?

Una cosa es robado y otra comprado, vamos, creo yo...

Ana María dijo...

Tocaweb, jajaja, no me refería a eso, me refería a que antes ibas a visitar una excavación arqueológica, y hablo por ejemplo de Numancia, y tienes todas las piezas lejos del sitio, deslocalizadas.

Y eso se está empezando a cambiar, haciendo los centros de visitantes y de interpretación prácticamente in situ, como pasa con la Villa de la Olmeda o Baelo Claudia.

Oh, y en este país siempre ha habido un gran porcentaje de nepotismo en la obra pública. Contra eso no se quiere luchar :(

Besos!!

HombreRevenido dijo...

A mí me ha tocado una de esas monedas de oro del Odissey y estoy encantadísimo. Me la merezco.

Muy interesante el post. Coincido en eso de que el friso es más del edificio que del país. ¡El edificio lleva más tiempo que el país!
Así que los británicos tienen tres opciones: o devuelven los mármoles o se llevan el edificio o se quedan el país (una ganga).

en TXABI dijo...

¿ Le has dado a probar a "hermano E" la ginebra que te han regalado tus compis de la pradera... ? Porque parece que se la haya bebido enterita...

Mara dijo...

Totalmente de acuerdo!! Es vergonzoso que no hayamos movido un dedo, que venga una empresa "cazatesoros", se deje la pasta en sacarlo despues de un porrón de años abandonado y olvidado y lleguemos nosotros, y se lo levantemos!!!
Así va a ver muchas, muchísimas empresas "cazatesoros" dispuestas a sacar todo lo que hay en el fondo del mar, que segun las malas lenguas tiene más cantidad que la propia tierra. Sinceramente, espero que hayan sacado tajada. Un beso

Tita dijo...

Pues mira...practicando como dice Toni Garrido en RNE por la tarde, el deporte nacional españó que es hablar sin saber, allá voy:

Que tengo por mi casa repartidas fotos y recuerdos de mis hijas, que en 8 años aún no he juntado debidamente foto de recién nacida de la nena con su pinza del cordón (será que me sigue dando repe-algo haber guardado eso de ambas)

Que ya me jodería, ya, que viniera alguien a recuperarlo para cuidarlo mejor que yo, y que yo no pudiera reclamarlo como parte de mi cultura/historia/lo que sea.

Ya sé que no es lo mismo...pero el sentimiento de posesión/pertenencia/nacionalismo/quitatetú los dedos de lo mío que aunque no lo haga caso mío es...no está tan alejado en sus objetos.

B. dijo...

Demagogia lo del "Mercedes", como últimamente.
Lo que es mio es mio.
Ni me pueden ocupar mi casa vacía porque la tenga vacía (porque la propiedad es mía), ni me pueden quitar lo que es mio, sé que está ahí y es mío... y sí... no lo he recuperado porque no tenía pasta, pero es mío.
No tienes razón, querida.

Alber dijo...

Yo también opino que cuando algo es arrancado de su lugar habitual pierda gran parte de su sentido. Cuando el año pasado estuve en Londres y pude estar al fin delante de las metopas y el friso del Partenón me sentí alegre de estar delante de esas piezas...pero al mismo tiempo sentí algo de frialdad, porque esas piezas no están hechas para estar ahí, en una sala grande y fría. Muchos podrán decir que un cuadro tambien está expuesto en una sala, pero los cuadros fueron hechos para colgar de las paredes, bien para adornar, como ahora, bien para contemplar la cara de la que sería tu futura esposa, como sucedía con algunos retratos reales en la Edad Media y el Renacimiento. Un caso parecido es el de las pinturas del ábside de la iglesia románica de San Clemente de Tahüll, en Lérida. La original está en el MNAC, en una estructura que hace las veces del ábside de la iglesia: es precioso, pero para admirarlo y comprenderlo necesitas estar en una sobria iglesia de piedra en el Pirineo, con poca iluminación, para que el Pantrocrator te atemorice y te advierta de que arderás en el fuego eterno si no eres buena personas.
Moli lleva razón en sus planteamientos, el poseer ahora una obra de arte es por mero interés económico, sin más. Lo de que los grandes museos saben como cuidar las piezas es muy relativo...aún tengo que protegerme los ojos para no perderlos cuando veo el cuadro restaurado de "El Caballero de la mano en el pecho" de El Greco en el Prado...que crimen!!
Lo del Odyssey es una historia para no dormir. Ahora los peruanos dicen que es suyo, ya que las monedas las acuñaron ellos....hace 400 años, jaja!!

Mi álter ego dijo...

Como los niños pequeños. No le estoy haciendo ni caso a la pelota pero, como la coja otro niño, va a ser lo único con lo que voy a querer jugar.

molinos dijo...

B y Tita...una cosa es la propiedad privada y otra cosa es de lo que estoy hablando yo.

Tus cosas son tuyas y tu casa es tuya.

Los mármoles del Partenon, por seguir con el ejemplo fueron vendidos legitimamente por Grecia ( que entonces ni siquiera era Grecia) a Lord Elgin. Legalmente pertencen al British...aqui hablamos sobre si convendría devolverlos a su entorno o no..pero en cualquier caso sería siempre porque el British cediera su legitima propiedad. No pertenecen a Grecia...

El tesoro de Las Mercedes legalmente y tal y como ha dictaminado un juez pertenece a España, eso tampoco se discute...de lo que hablamos es de cuando surge ese interés. Si en vez de encontrar miles de monedas de oro y plata hubieran encontrado 5 vasijas de barro y un cofre con cántaros..que obviamente tambien seria nuestro..¿ crees que hubiéramos reclamado la propiedad?

Yo no digo que no sea legítimo reclamarlo..digo que tampoco tenías un interés increible cuando has pasado alegremente hasta que otro lo ha sacado.

Y por supuesto no justifico el saqueo actual a yacimientos arqueológicos para venderlo a coleccionistas privados. Eso es delito.

Lola dijo...

Precioso Moly, me ha encantado.

Es un tema que también he pensado muchas veces y no llegaba a niguna conclusión.

Como en todo, si el único interés es el económico, para mí ninguna de las partes tiene razón.

Debe haber algo más que le de sentido a este mundo, por eso lo del sentido estético me ha gustado, puede ser una razón de peso.

BLN dijo...

Tengo una idea para solucionar la deuda de Grecia con Merkel: le devolvemos a Grecia lo que es suyo y el turismo aumentará tanto que pronto la economía griega se pondra al día.

Anónimo dijo...

La pregunta tiene "trampa" porque no se trata de quien es el propietario sino de donde debe estar (y lucir) las obras de arte.
Las razones para una respuesta correcta a la cuestion acerca de quien es el propietario pueden no ser las mismas a las razones para una respuesta correcta a la cuestion acerca de donde deben lucir esas obras de arte.
Si fuesen las mismas razones la respuesta seria inmediata:
Las obras de arte deben lucir donde el legitimo propietario de las mismas diga.
Propietario=quien tenga un titulo de propiedad sobre la obra de arte. El botin de guerra siempre ha sido un titulo legitimo de propiedad.(De quien es el petroleo iraqui?)
Pero insisto las razones a mi me parecen que no son las mismas.

Carmen dijo...

Me leí hace tiempo un librito de Agatha Christie que se llama algo así como "Venid, decidme cómo vivíais" que cuenta sus expediciones a la actual Irak con su marido que fue uno de esos arqueólogos-saqueadores a favor del British. Lo cuenta con mucha gracia y, además, como toda la zona era un protectorado británico, en ningún momento ves el mínimo complejo de "nos estamos llevando lo suyo" sino un cuentito de cómo era la sociedad local, cómo esperaban la llegada anual de los arqueólogos porque los jornales eran el sustento de parte del año, además de que les permitía tener acceso a médico, etc. Es curioso. La autobiografía de él, Mallowan (que se llama "Agatha y el arqueólogo", precisamente) es más peñazo, la tengo a medias porque es mucho más académica pero cuenta la creación del British.

Me crucé por la Castellana el sábado con los camiones del tesoro y, vamos, iban más escoltados que el Rey...

Sara P dijo...

Buenas,
a tenor del tesoro de Las Mercedes, ¿de veras el contenido pertenece a España? Por que a mi entender, debería volver a Perú, que es de dónde se extrajeron los minerales...

¡Muchas felicidades por el blog Moli! "vengo" mucho por aquí, pero hasta ahora no había comentado ;-)
¡Sigue así!

Anónimo dijo...

Así es como yo he visto el asunto Odyssey:

http://www.huffingtonpost.com/manuel-garcia-hernandez/spanish-shipwreck_b_1334780.html

Manuel