martes, 12 de julio de 2011

MOLIDOCUMENTALES: EL TRISTE "ESE ERROR"

Seamos sinceras, llega un momento en la vida de toda tía, ya sea gacela o leona, en que te enamoras de un triste.


No lo sabes, pero estás cometiendo el mayor error de tu vida. Será peor que dejarte hacer fotos con calentadores, suspirar por el cantante de Modestia Aparte, enrollarte con tu primo el del pueblo, llevar cazadoras nevadas con borrego, ir de vacaciones a Torrevieja en agosto y trabajar disfrazada de fresa en unos grandes almacenes. Mucho peor.

Enamorarse de un triste es lo peor que te puede pasar. Mucho peor que enamorarte de un cabrón con pintas, de un tío que ni sabe que existes o del novio de tu mejor amiga. Enamorarte de cualquiera de esos te hará sufrir como una perra, llorarás, tendrás celos, seras desconfiada, te cabrearás, te indignarás, saldrás a emborracharte, querrás acostarte con otros en venganza, lo que sea que signifique "hacer algo"..tener sangre en las venas.

Enamorarse de un triste es mucho peor. Te deja muerta, sin ganas de hacer nada..sin energía.

Eso sí, que quede claro, la culpa es nuestra. Venimos de serie con un gen que nos predispone a creer que con nosotras será distinto, que ese tío justo estaba esperando a que aparecieras tú para cambiar, para dejar de ser un gusano y convertirse en alegre mariposilla. Y ahí que vas, te lanzas a su charca de barro tristón y te pones a hacer largos como una campeona pensando que en algún momento aquello se transformará en el lago azul y todo será precioso.

Vas lista.

Enamorarse de un triste resta años de vida. Es así. Un triste te chupa la sangre, la ilusión, las ganas de hacer cosas y el entusiasmo. Un triste es un agujero negro al que te ves atraída por una fuerza totalmente idiota y del que vas a salir con un par de ostias bien dadas y a fuerza de muchísimo sufrimiento.

Un triste no es un idiota. Sabe que molas y le gustas, no es imbécil. El problema es que él no se enamora de ti o si lo hace es a su retorcida manera que no compensa de ninguna de las maneras, pero tú estás abducida por esa fuerza misteriosa y crees que sí.

El triste va por ahí con su carita de lánguido, su pinta de interesante, su conversación a ratos brillante y caes como una completa gilipollas. El triste va dejando miguitas por el camino y tú vas detrás como una pardilla. Cada vez que encuentras una miguita te parece algo maravilloso y sigues adelante pensando que al final del puto camino de miguitas estará el premio gordo…es decir...el triste transformado por tu amor en una mariposa.

Vas lista.

El triste deja miguitas porque como ya he dicho antes no es gilipollas. Le mola tenerte ahí, le mola ser el centro de atención y aunque se cree molón no se lo cree tanto como para pensar que si no te da nada tú seguirás ahí eternamente, así que va dejando miguitas, pero él jamás estará al final de ese camino. Al final del camino no hay nada más que camino. Pero eso no lo sabes..vas andando detrás de él, llegas a una miguita y la miras como si hubieras encontrado oro, te parece tannn satisfactoria que no te das cuenta de la mierda que es y de lo patética que estás siendo conformándote con eso.

Un triste es un cobarde, eso sí. Jamás hará nada que le perturbe, que le haga cambiar o que te sorprenda…ni aunque le expreses tu amor eterno y a prueba de todo tipo de putadas, escribiendo te quiero con humo de una avioneta en el cielo.

Un triste vive feliz en su mierda de cercadito con todas sus cositas y lo que hay más allá no es que no le interese..es que le da miedo..pero no hay que hacerse lios, jamás te dejará entrar en su cercadito tampoco, como mucho abrirá la puerta, sacará la patita..tirará una miguita y te cerrará la puerta en las narices.

Enamorarse de un triste te convierte poco a poco en alguien gris, apagado y sin entusiasmo. Vives dedicada a recoger las putas migajas y a seguir convenciéndote que el triste en cuestión en algún momento cambiará porque TU SABES que es estupendo y maravilloso y lo que ocurre es que nadie ha sabido verlo y mimarlo para conseguir sacar ese diamante en bruto (Yafar dixit)

Vas lista.

Enamorarte de un triste te hace dejar de ser tú. Y cuando te das cuenta de que no te reconoces te das un susto de mil pares.

Un día, te levantas y ves algo encima de tu mesilla, algo polvoriento y pequeño y asqueroso..y dices..¿ qué es eso? Y flipas, porque es tu autoestima...hecha una piltrafa. Enamorarse de un triste acaba con tu autoestima. Más bien acabas tu sola con ella por pringada. No puedes creer que con todo el amor que tu le profesas, lo estupenda que eres y lo que parece él agradecerlo de vez en cuando con esas migajitas que te da…aquello no vaya a ir a más. Y no va a ir a más, nunca, jamás...pero tu sigues ahí, restando años de vida, perdiéndote cosas buenas de la vida, haciendo absurdeces y pensando gilipolleces por un puto triste.

El mayor error de tu vida.

El triste sin embargo se crece. Te está chupando la sangre, la vitalidad y el entusiasmo. Cuanto peor estás tú, mejor está él…y más te gusta. No hay nada como que alguien tenga el ego robusto para que resulte más atractivo, eso es una verdad inapelable, incluso para los tristes. Te ves sumida en una espiral autodestructiva absurda. El agujero negro te chupa la sangre y ni siquiera los gritos de tus amigos en plan: sigue la luzzzz...sal de ahíii...ese tio es un mierda...consiguen sacarte.


Estás hipnotizada y gilipollas.

Enamorarse de un triste debilita físicamente. Es una lucha continua desde el minuto 1.Todo es complicado y difícil y muy poco satisfactorio, pero abducidas por el poder hipnotizador del triste tendemos a creer que el amor lo puede todo, que tras toda esta batalla al final habrá una recompensa y que merecerá la pena.

Vas lista.

Jamás merecerá la pena. Nunca. Ni aunque estuvieras mil años intentándolo con ese tío, merecerá la pena el esfuerzo y el sufrimiento que te está costando. Lo único bueno que sacas de eso, es que aprendes que cuando te enamoras de alguien o es fácil al principio o no es. Pero esto lo aprendes después, cuando consigues salir del abismo negro.

Y salir cuesta muchísimo.

Solo saldrás de ahí con una buena leche o por un caballo...pero eso es para otro post sincronizado con Be.

62 comentarios:

Diva Gando dijo...

Primer!!!!


Estoooo.....

Pétalo dijo...

Que genial. Mola trillones. Y como siempre...cuanta verdad. Maldito gen de mierda.

Cattz dijo...

Yo salí a base de leches, pero volví a caer años después, con el mismo.
Sí, soy así de gilipollas a veces XD

Me ha encantado el post.

Diva Gando dijo...

Afortunadamente no he conocido a nadie tan triste.

javi dijo...

Se te nota especialmente dulce y amorosa estos días. En serio, ¡ve a por un predictor!

El niño desgraciaíto dijo...

Y yo tirando un montón de barras de pan duro cuando era chaval!

De haberlo sabido, habría tirado todos los días unas cuantas migas XDD jajaja

ca_in dijo...

*** Off Topic ***

Moli, confírmame si te ha llegado la lista que me pediste. Ayer al mandarla el navegador se me puso raro, y hoy he descubierto que no está ni en enviados, ni en ningún sitio. De hecho, no sé si te lo mandé al email correcto -_-

*** fin Off Topic ***

Sigan descerebrándose.

TXABI dijo...

Debiste pasarlo de pena esa -espero- corta temporada junta a un triste ¿ no ?. Lo bueno es que, está claro, supiste/pudiste salir a tiempo(si no se vive en primera persona algo así, no se puede describir tan exactamente).
Y, evidentemente, como no podía ser de otro modo, existe la versión "corregida y aumentada" de LA triste... no tenemos nosotros la exclusiva (y sí, también tenemos "ese" gen...).

molinos dijo...

Bien Diva..!! me alegro de ver que has vuelto al mundo bloggero. Te echaba de menos..

Pétalo..hay que pasar de esos genes. Desheredarlos.

Cattz..¿ con el mismo?? Ya hay que tener valor.

Diva..yo dos veces. Lamentable.

Javi..me preocupa tu reloj reproductor..que lo se pas.

Cain.no me ha llegado nada de nada..el mail correcto es molinos@hotmail.com

molinos dijo...

TXABI..si lo pasé, pero no fue corta..fue demasiado larga. ¿ Existen en tias?...mmmm..interesante.

Pep dijo...

Los narcisistas son siempre jodidos... (sean tios o tias).

Si son brillantes y vitalistas esconden un psicópata sádico). Te limpian tus referentes y te utilizan (tu te dejas). Pasas mucho tiempo antes de que la luz del Sol vuelva a ser igual de blanca aunque no sea el el que la bendiga con su presencia.

Si son tristes, esconden un necrofago que lo mejor que harían sería inmolarse y dejar al mundo en paz, pero no tienen huevos... te necesitan...

Te vampirizan.. y sales sin sangre... tanto del uno como del otro....

Inés dijo...

Yo tenía otra idea del concepto "un triste".

Ahora... Ahora ya no sé nada.

eu dijo...

salir siempre es dificil, sobre todo si no lo ves

Speedygirl dijo...

Tristes, no. Tristes, caca

Di Vagando dijo...

Yo tengo una compa de trabajo q esta enamorada d eun tío en otro departamente q parece muy muy triste. Lleva ojeras, pelo grasiento pegado y, auqnue la llama ocntinuamente, "no quiere nada con ella, solo amistad". El está eternamente superando una relación con uan ex-modelo ucrana sin nada en la cabeza. El es un investigador muy sesudo, eso sí.

Mi compa es muy maja, y yo esoty harta de decirle q tiene 34, y q debe "move on". Lo llamo "Mr Casaubon", por un personaje literario tb triste.

Ah, y los tristes son esos q spr es "me da igual, lo q tu quieras" q has ocmentado algunas veces.

LO QUE YO QUIERA? METERTE UNA INYECCIÓN DE ESAS QUE PONEN PARA LA MIASTENIA GRAVIS!!!

Ángela dijo...

Gracias, me ha venido de perlas, hoy necesitaba reírme. ¿Hay algo más divertido que la puta realidad?

melon dijo...

De acuerdo con Ángela. Muy divertido "a la par que" real. Aunque el triste no tiene por qué ser lánguido... el mío era muy divertido, pero era un cabrón con pintas que seguía al pie de la letra la táctica de las miguitas que has descrito... dos años de fantástica juventud desperdiciados... suerte que desistí, porque descubrí que tenía una colección de palomas "comemigas" que ya quisieran colombófilos...y tuve suerte, que si no, creo que seguiría suspirando por las esquinas...

madamer dijo...

Ni yo que tengo experiencia que varios triste lo hubiera escrito mejor...Me lié con el 2º triste para olvidar al 1º... la diferencia es que del 2º ni siquiera me enamoré, pero consiguió, punto por punto, hacer de mí lo que tú también has contado...Éste además de triste, era (y es) inseguro, que es muchísimo peor que creerse un semidiós...Así que trás 12 largos años lo mandé a paseo...Lo único bueno que me ha dejado ha sido dos hijos maravilloso...por contrapartida no me lo sacaré de encima definitivamente hasta dentro de unos años :(

[†(V)uŦяĆ] dijo...

Cuánta razón tiene... Y lo peor es si el triste, aparte de listo, es cabrón (que fue con el que yo me topé), porque entonces no sólo te tiene ahí, babeando por él como una idiota, sino que además, te engaña con otras y todavía vas y le crees cuando te dice que no es cierto. Eso sin contar que te haga putadas como empezar a calentarte y que luego te suelte algo como "es que me apetece hacer cualquier otra cosa menos esto". Eso rompe y te deja con la autoestima en el subsuelo de los infiernos, más o menos. Pero por suerte, cuando sales espabilada por un buen par de golpes bien dados de ese agujero negro, ya serás más precavida el resto de tu vida, y sabrás que cuando te topes con otro triste, que para que te putee él, le puteas tú y que él aprenda y sufra cual pies estrenando tacones nuevos una noche de fiesta.

Muy buena entrada, sí señora.

Saludos.

madamer dijo...

"Lo único bueno que sacas de eso, es que aprendes que cuando te enamoras de alguien o es fácil al principio o no es"

Esta es LA VERDAD MÁS GRANDE!!

Rachel dijo...

Me saco el sombrero!!! y digo el sombrero porque lo siguiente que se me ocurre suena muy ordinario..
me encanto!!!!!muy buen dicho.

yo no he conocido a ningún triste(es que mi churri es mucho churri), pero, me lo apunto por si a caso.

besotes.

Charlotte Sometimes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Charlotte Sometimes dijo...

Amén. Por esto mismo ya no me gusta el pan.

Lo que diga el espantapájaros dijo...

Coño, Moli, cómo puedes escribir estas cosas??!!! Has escrito lo que pasó por mí mente hace un tiempo, pero no había reparado en tantos detalles. Yo también caí en las redes de un triste! Por suerte, me duró poco la tontería. Menos mal que mi orgullo me había a tiempo!

Anónimo dijo...

Este triste que describes = EGOISTA total.

Y sí, aunque no estuviera enamorada, cuesta mucho salir...Ahora, cuando lo consigues, lo ves con una claridad tan meridiana que lo flipas no haber sido capaz antes.

¡Besotes guapetona!

Anónima Marta

Miss Hurry dijo...

Tomo nota. Estaré atenta :)

Perlita de Huelga dijo...

Joder, como me recuerda al imbécil de mi ex...

Pikifiore dijo...

Guías de Moli para la vida...jajaa.Me ha encantado. Por suerte no lo he vivido en mis carnes, creo que es el único arquetipo de tipo del que no me he enamorado, pero no lo voy a decir muy alto..shh. Sin embargo, sí que los he visto en acción, con una amiga que cayó en la red de un poderosiisimo triste. Un rey triste. Y sí, agota, ufff.

JuanRa Diablo dijo...

Pero tú cuantas vidas has vivido. :o
¿Eres Molinos o Shankara-Moli?

Nauglin dijo...

Me parece lamentable que seas tan incapaz de comprendernos a los que somos un poco diferentes y no conseguimos integrarnos en esta "alegre" sociedad de falsos buenos rollos, Moli, yo que te hacía una mujer sensible y receptiva a estas cosas. Pero más lamentable aún es que reveles nuestras estrategias destructivas vampíricas, canalla; yo te retiro las miguitas de melocotón en nombre de todos los tristes del Mundo.

Anusky66 dijo...

que ha quedado bordada la descripción del triste!!!
mientas leía , pensaba en "mi" triste y era clavadito !!! fue el unico año que e alegre que se acabase el verano , largarme del pueblo y poner tierra de por medio para analizar que me estaba pasando ,esa no era yo ,ni siquiera era mi sombra.

Un besazo

gem dijo...

Ainssss, qué reflejada me he visto... también yo me enamoré de alguien así, y viví punto por punto todo lo que cuentas. Es cierto que da igual lo que te digan los amigos y la gente que te quiere porque sólo tú sabes lo maravilloso que es, o mejor dicho, lo maravilloso que será cuando los astros se alineen y todo sea como tú tienes pensado que sea... lástima que en la vida haya que aprender a golpes, pero lo bueno es que luego los aprendes a reconocer y ahora salgo corriendo al mínimo resquicio de una pauta de comportamiento similar... dicho de otro modo, aniquilé el gen (espero!)

Genial el post, Moli.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

"Será peor que dejarte hacer fotos con calentadores, suspirar por el cantante de Modestia Aparte, enrollarte con tu primo el del pueblo"
Ejem, Moli, ejem...pasamos lo de los calentadores y el de Modestia Aparte...¿también el incesto?...Moli, Moli....mira que esto es lo típico que dices que ha hecho todo el mundo y luego te retratas tu sola...¿nos contaras eso algún día?

Valle dijo...

Pues.....yo nunca he estado con un triste.....seré yo la triste????

:(

Amparo Font dijo...

Me he deshuevado con este post jajajaja, ¡Gracias! Me ha llegado al alma el principio: tengo fotos con calentadores, una vez el cantante de Modestia Aparte me hizo un desprecio (el muy gilipollas), tuve una cazadora vaquera nevada con borreguillo (de la que reniego absolutamente), no me he enrollado con mi primo porque sólo tengo primas, pero he ido de vacaciones a Torrevieja. No he conocido a un triste de los auténticos, pero sí a uno que se le acerca bastante... Lo has clavao :-)

Anónimo dijo...

Me encanta la frase que ya has usado otras veces de: " Un día, te levantas y ves algo encima de tu mesilla, algo polvoriento y pequeño y asqueroso..y dices..¿ qué es eso? Y flipas, porque es tu autoestima", me parece muy gráfico.

Me he reido un monton...

Maile

Princesa dijo...

Joder, y yo me casé con uno....

m dijo...

No he estado nunca con ninguno, pero tomaré nota, por si acaso.
Lo mejor, en general, para casi todas las relaciones, la que dices de "si al principio no es fácil, no es", muy buena, y creo que bastante cierta.

Diva Gando dijo...

Gonzao a mi me parece mucho pero lo del cantante de Modestia Aparte, no recuerdo su cara pero sus canciones son todas horror hits.

Anónimo dijo...

Muy bueno, me gusta este tipo de post. Parece increíble que no hayas pasado tu misma por estas experiencias.
Esto en la forma porque en el fondo yo no lo veo tan claro. Por enredar un poco:
Resulta que el hombre tiene sus cualidades: inteligente, con autoestima alta, manipulador y también sus defectos: es gris, prudente en exceso, tal vez un poco cobarde, nunca se entrega totalmente. El retrato robot de por lo menos la mitad del género masculino.
No puede ser que la seguridad que ella, tal vez inconscientemente, buscaba y valoraba, ahora le aprisiona como una cárcel ?.
No será que ella tiene tendencia a estar permanentemente insatisfecha ?

jubiladodecadente

Empanada dijo...

Vaya, ni que hubieras estado viendo mi larguísimo noviazgo y fugaz matrimonio por un agujerito.... Me queda el dudoso consuelo de que al parecer no soy la única panoli.

sin mas palabras dijo...

Yo creo recordar que no he estado nunca con un triste. Los he visto eso si (la especie no me es desconocida) pero siempre les he mirado desde lejos, no sea que me acaben salpicando algo.

Anónimo dijo...

Yo me enamoré de un triste y lo peor es que le dejé ser el padre de mi único hijo y con él sigo.
caracola

Anónimo dijo...

Para rizar el rizo creo que conozco un triste que afirma seriamente que ..va a morir joven porque, tachan! ¡es diabético! jajaja .. y se lió con una triste que estaba taaann abducida que le contestaba muy seria a semejante sandez, que ella comeria patatas sin medida para convertirse en diabetica y asi comprenderle mejor jajjaja.. se puede ser mas patetica? pues parecia dificil pero ...se puede. Cuando dejo de echarle miguitas, ella se invento -asi como suena- que un mioma benigno que tenia, bueno que estaba preocupadisima por si era algo horrible. Yo estoy preocupada por pensar que he estado tratando con ella y pensar que era alguien normal hasta la fecha....¿como no vi antes que estaba tan trastornada?

Anónimo dijo...

Que bien lo has descrito!!! Yo he estado con 2 tristes!! Con el último llegué a convivir 2 años! Y ese día que te levantas y te das cuenta que todo es una mierda y te vas "mola mil" y te sientes muy orgullosa de ti misma. Me lo voy a releer que me ha gustado mucho.

Lady Gugu dijo...

Lo has clavao Moli, yo sólo tuve a un triste en mi vida pero afortunadamente duró poco, me di cuenta y me liberé antes de caer completamente en sus redes… aunque el palo es gordo y se pasa mal, muy mal. Lo bueno es que cuando piensas que ya no puede haber más mierda en tu vida y que nunca más vas a ser capaz de disfrutar ni de querer a nadie como has querido al triste, te empiezas a dar cuenta que te estás curando, que sonríes, te descojonas, sales de copas, hasta ligas con tíos que valen mil veces más que aquel triste, te empieza a subir el ego a niveles normales y VIVES!!! Desde aquí animo a todos aquellos que estén pasando por esta “triste” experiencia que hay vida y de la buena después del túnel y que mola más trillones de lo que imaginabas!!!

Jenym dijo...

Yo también tuve la mala suerte de encontrar un triste en mi vida. Tardé casi un año en darme cuenta que era un gilipoyas y no merecía la pena. Eso sí, cuando le mandé a la mierda me quedé muy agusto =) Es como liberarte de repente de 30 kg..

Moli, hace muy poco que leo tu blog, pero estoy encantada. Cada dia dedico unos minutos a leer post anteriores tuyos. Cuanta verdad dices!! Lo paso genial =)
Besos !!

Merluca dijo...

jajajajaj
Me encanta!!, yo me enamoré de un triste, y lo has descrito todo a la perfección!!!.
Saliendo estoy...

MissMurphy dijo...

Yo todavía no he caído con ninguno de estos. Es inevitable que toda tía caiga?No hay forma de escaquearse? Porque es un ejemplar que me da mucha pereza, todos los que he conocido hasta la fecha me han dado ganas de sacudirles para que al menos se quejen por algo...

No dijo...

chapó!!!!

Lola dijo...

GENIAL! Es totalmente cierto!

Qué sabia eres Molyy!

molinos dijo...

51 comentarios???

Madre mia...

No me da la vida para contestarlos todos..o los comments o un post..pero las dos cosas imposible.

Asi que nada..que enamorarse de un triste es una putada y que puede llegar a pasarte dos veces...

Y odio a Modestia Aparte...

Nana dijo...

El mío estuvo a punto de joderme la vida seriamente, pero, supongo que gracias a mi ángel de la guarda, vi la luz a tiempo y salí por patas antes de caer definitivamente en sus garras de triste.

mefistofeles dijo...

algunas veces el gusano se convierte en mariposa ,solo tiene q haber alguien quien crea en el,y no solo esta el triste si no la triste,es igual para los dos sexos!!

molinos dijo...

Mefistófeles..por supuesto que debe haber tias tristes..pero yo no me he enamorado de ellas.

Y jamás se convierten en mariposas, no es cuestión de creer o no creer. Otra cosa es que encuentren a otra triste y entonces se complementen.

deRositas dijo...

Joder....

Anónimo dijo...

Es la puta verdad mas grande que he leido jamás!

Fdo: una pringada puteada por un puto triste.

CeNedra dijo...

IMPRESIONANTE!!!!
Palabra por palabra, no puedo sentirme más identificada!! He vivido todo eso junto a mi propio ejemplar de triste!!!
Buenísima entrada!! :D

LaTorpeda dijo...

Chapeau.

Sí, soy yo dijo...

Creo que él sería más bien un ermitaño y/o desvinculado y la triste, depresiva, ella, fruto de la insana no relación que han establecido, pero un "triste" puede ser moderadamente infeliz o incluso estar satisfecho con su "vida", me lo dijo un amigo, no sé xD

Freiheit dijo...

Soy hija de un triste y una "recoge-migas". Después de 35 años sigo sin resolver la dolorosa incógnita que perpetua la condena.
Enhorabuena por dejarlo atrás y no generar sufrimiento a los potenciales hijos.

Anónimo dijo...

Buenísimo!!