lunes, 18 de octubre de 2010

DE CONCIERTO.

Esta noche voy a un concierto. En lunes, a un teatro y sé que volveré a casa pronto y en perfecto estado de revista. (Quizá no debería afirmar estas cosas tan rotundamente, pero bueno)

Hace años un concierto en lunes, en plan tranqui, en un teatro y sin alcohol de por medio habría sido impensable, pero las cosas cambian, es lo que toca y además me apetece.

El mundo de los conciertos es curioso. Cuando empiezas, cuando te desvirgas con tu primer concierto es una actividad “tutelada”. Algún mayor te lleva. Alguien responsable habla con tus padres (o te llevan tus padres, pero no fue mi caso), te compra la entrada y te lleva a disfrutar de tu música favorita. Ya lo he contado, pero yo tuve un comienzo genial. 1988 Bruce Springsteen en el Vicente Calderón con la gira “Tunnel of love”. Bruce y Patti acababan de liarse y se comían literalmente en el escenario, él salía con un chalequito espantoso y ella con unos globitos mordiéndose los labios. Recuerdo el calor infernal que hacía en julio en Madrid, y la ropa que llevaba puesta, moda ochentera total: pantalones largos de rayas verdes y camisa blanca con hombreras. Me parece que en el pelo llevaba una cinta haciéndome tupé. Cuando volvimos a Los Molinos a las tantas de la mañana recuerdo estar en éxtasis. Esa sensación la he vuelto a tener cada vez que he vuelto a ver a Bruce. Un tío que nunca defrauda.

Yo no lo sabía, pero aquel primer concierto tan espectacular iba a condicionar mucho mi disfrute de los siguientes conciertos a los que asistí. Si tu primera experiencia es acojonante tiendes a creer que todas serán así en el futuro…y nada más lejos de la realidad.

MI siguiente experiencia concertil fue memorable pero no tuvo nada que ver con la música. Ya lo conté también (debería plantearme cerrar el blog, ya lo he contado todo), pero ese mismo año, asistí al concierto de Nacha Pop en la sala Jácara del cual sacaron un mítico disco que yo aún conservo en vinilo. Creo que estuvo bien pero no puedo contar nada porque me entretuve con mi primer novio explorándonos los premolares, días antes de que me plantara en la cafetería Chikito e inaugurando así una fabulosa serie de desengaños amorosos, que también he contado. Para ahondar más en mi imagen patética, contaré que no recuerdo que llevaba puesto aunque seguro que pasé horas eligiéndolo, pero llevaba en la mano el libro de latín de 2º de Bup forrado con un papel rosa de corazones. Lo pienso ahora y digo..¿Quién coño era yo? ¿Papel rosa de corazones? Y hay algo todavía más inquietante... ¿quién me forró los libros?

Después de este par de experiencias importantes por su trascendencia para inaugurar dos grandes presencias en mi vida: mi amor por Bruce y mis desengaños amorosos, recuerdo un montón de conciertos.

Cuando eres joven e imbécil muchas veces vas a sitios que no quieres ir. Yo era joven, imbécil y bastante solitaria, así que me ahorré bastantes conciertos, pero para evitar el creciente ostracismo social al que me veía abocada por mi lengua afilada y mi falta de atractivo para el mundo masculino, de vez en cuando asistía a algún concierto aunque supiera desde el principio que aquello era mal plan. Entre muchos recuerdo uno espantoso de Mecano en El Escorial…jamás me habían gustado y después de ese día menos.

Cuando enfilé todo recto mi relación autodestructiva y la música ratonera se apropió de mi existencia, asistí a todo tipo de conciertos rarunos, en sitios infectos y que conllevaban la obligación de ingerir grandes cantidades de alcohol. Sonido espantoso, entradas cutres en blanco y negro compradas en el desaparecido Madrid Rock de Gran Vía, vasos de plástico pisoteados, barrillo infecto en el que se te pegaban los pies al suelo. Uno de los mejores de este tipo, fue Johnny Winter en el antiguo pabellón deportivo del Real Madrid. Musicalmente era fabuloso pero pasabas miedo temiendo que se muriera en cualquier momento mientras tocaba la guitarra…como no sabréis quien es diré que es un angel del infierno pero albino y flaco, flaquísimo. Aquí tocando Johnny B. Good.

Intercalados entre muchos horribles, mención aparte merecen los conciertos de los Rolling. El primero en el Calderón, al que recuerdo haber ido con una compañera de clase que era argentina y decía de Charlie Watts que era “el baterista”, apelativo que nos movía a la hilaridad más absoluta, seguramente empujados por la ingesta de n minis de cerveza: Moli, bebe deprisa que se calienta.

En otra ocasión y motivados por el reclamo “la última oportunidad de verlos” (ja...después de eso han debido volver 4 veces más) nos liamos la manta a la cabeza y nos piramos a Gijón. La noche antes nos agarramos tal melopea que al día siguiente no éramos personas, ni siquiera medio personas.(2) Movida por mi amor autodestructivo, asistí al concierto en la grada porque exnovio iba con muletas y escayola. No recuerdo prácticamente nada musicalmente hablando. Del viaje en coche con Juan recuerdo mil. Se pasó todo el viaje chequeando que llevábamos los tickets, la reserva del hotel, dinero, las llaves..todo.
Joder moli..Qué cantidad de coches
con matrícula LE de Lérida van hacia Asturias
¿De Lérida?...pero ¿tú estás tonto? ¿No te das cuenta de que estamos atravesando León?
¿Esto es León? Paremos a comer…
Otro gran concierto, fue el de Dire Straits en las Ventas. Fui, vi a exnovio enrollandose con otra tía mientras sonaba “Brothers in arms” y me fui. Menos mal que iba invitada.

Durante todos estos años, 22, desde mi primera experiencia, las condiciones para ir a un concierto han cambiado mucho.

Hoy voy a un concierto.
En un teatro.
He quedado media hora antes en la puerta.
No beberé.
Me compraré un muffin de chocolate en el hall del teatro, que me comeré mientras suenan los teloneros y con mi antojo de dulce saciado, voy a disfrutar del concierto.
Tenía muchísimas ganas de verles en directo.
Ya colgué canciones suyas pero he visto que esos videos ya no están, así que lo cuelgo de nuevo y no dejéis de ver la peli. (ND, si te gustan los musicales, no te la pierdas).





(1)A Bruce le he vuelto a ver 10 veces más en todos estos años.Sus conciertos merecen un post aparte que a lo mejor en el algún momento me decido a hacer.

(2) Fede, con la excusa de contar este concierto..podías ponerte las pilas y escribir el post que me debes por mi cumpleaños. ¿ No querías presión? Pues ya la tienes.

24 comentarios:

Bichejo dijo...

No me puedo creer que den un concierto y no haberme enterado...jo.
Si lo llego a saber...me encantan, y esa canción es genial.
Jo. Otra vez.

El niño desgraciaíto dijo...

Mi primer concierto fue de Dire Straits en el el Manzanares en el 90 o así. El único de Bruce que he visto fue en el Calderón en el 92, creo. Fue impresionante sin teloneros ni nada desde las 9 de la noche hasta la 1 y media o dos, de lo mejor que he visto. Luego fui a ver a U2, Brian Adams (todos tenemos un pasado tenebroso), The Cure, Texas, Oasis... el último al que fuimos Annie y yo fue el de Leonard Cohen en el Palacio de los Deportes.

Estaba pensando en hacer un post sobre música y sales con este... lo haré.

Que disfrutes del concierto.

HombreRevenido dijo...

El alcohol y los conciertos. Ese binomio nunca falla. Estuve en el Liceu viendo "Lohengrin" y me faltaba algo. Claro, el litro de cerveza.

Elena Rius dijo...

¡Me encantó la peli! No tenía idea de que hacían conciertos (confieso ser un tanto analfabeta para estas cosas, sé mucho de música clásica y ópera, pero de lo demás, sólo sé lo que me gusta y lo que no: esto es de lo que rotundamente sí). Voy a hacerme con sus canciones ya.

Di Vagando dijo...

Ahhh Molinos, q bien. Me acordare de ti sin odio ni envidia insana pq esta noche voy a ver la ultima de mike leigh (another year), director q me encanta y luego hay preguntas con leigh ahi!!!! Nos cuentas lo de hoy y yo contare. Hugs

Anónimo dijo...

por favor no digas muffin, que es pelín hortera.
Si dices en público cuándo cumples este anónimo te felicitará.

Pétalo dijo...

Moli, acabo de flipar. Llevo días queriendo escribir acerca de como me di cuenta de que todos los coches de León no eran de Lerida. Pensaba que era la unica boba a la que le había pasado!!!

M dijo...

Ufff Moli, de otros tengo mejor recuerdo, pero Gijón....Angel estaba insoportable y casi acabamos a tortas en el bar, me pelee con Fede, me recuerdo vagando bajo la lluvia hasta acabar en un apeadero cerca de Candás, llorando como una descosida, pensando en coger un tren y desaparecer....Volví, y al dia siguiente no tenia holgura craneal sino lo contrario, se me habia hinchado el cerebro y no me cabia en el craneo y de repente Gurruchaga cantaba en una boda en el hostal y yo pensé que estaba delirando y estuve a punto de vender la entrada, y acabé en la grada....uffff. Me quedo los Rolling en el Calderón, John Mayal en la muralla arabe o con mi primer Leonard Cohen, o con el último de Antonio Vega...Pero "Xixon" nooo

NáN dijo...

Jodeléte que buen Johnny be good del Winter. Eso sí, te lo encuentras por la noche en el pasillo de un hotel de Dos Planetas y te haces caquita encima creyendo que los muertos resucitan

Los Rolling en el Calderón, ¿fuiste la noche de la tormenta o al día siguiente? Fue mi último concierto (no cuento los pequeñuelos en sitios diminutos).

Anniehall dijo...

Qué nivel!! Mi primer concierto fue tutelada, sí, pero de Hombres G!! Aunque ahora que lo pienso no me extraña que me tutelaran, lo raro es que no me encerraran. Tenía una amiga cuyo padre trabajaba en la radio que nos regalaba entradas de lo más variopinto.

También recuerdo uno de Siniestro en un local cubierto. Ese era de los de miedito. Hacía un calor insoportable. Yo, con la inconsciencia de la juventud. me fui remangando la camiseta hasta dejarla toda remetida por el sujetador. Los tíos de atrás, mucho miedito, me tiraron dos veces del sujetador. Un amigo me tuvo que sujetar la mano cuando fui a abofetear al que me pillaba justo atrás. Ahora lo pienso y menos mal.

Ya en Madrid me desquité con REM. Fue impresionante.

Con ND he ido ya en plan tranqui: a ver a la Pradera (dos veces), a Mariza, a Cohen.

Me da una envidia terrible lo del concierto de Nacha Pop.

Y muffin sonará hortera pero es que no es lo mismo un muffin que una magdalena.

Espero que lo disfrutes.

papacangrejo dijo...

A eso se le llama hacerse mayor moli, que no viejo ¿eh?, mi primer concierto "Los Ronaldos". Ahora que ir a ver a esta pareja bolinga tendría delito, pega más el muffing.

javi dijo...

Ves que escribes de PM? :)

el chico de la consuelo dijo...

¿Las orquestas de los pueblos cuentan como concierto?
Mi primer concierto victor manuel que cantaba con una tipa mona e insufrible que le achicharraba las canciones ananosequé se llamaba hizo una peli que era "zampo y yo" ahora no me viene el nombre.

Mo casi me he echado a llorar de verte en el concierto con tu ex dandose el filetón con otra...y los diristtrit tocando el local hero snifff snifff

Efe Morningstar dijo...

Recuerdo ese primer concierto tuyo de BS porque hicieron un reportaje en el suplemento semanal de El País de la época y lo leí. Uno de mis vecinos era un fan absoluto de tipo y babeaba sólo con la fantasía de tener más años y poder hacerse 600km para ir a verlo.

Yo a conciertos ni flowers, obviamente. Música y seres humanos: una mezcla espantosa.

Mar dijo...

zorra, aquí ya no qudaban entradas...

Clara dijo...

escribe + sobre Bruce, plis; yo "sólo" he ido a 2, en Santiago, mi resaca y yo (tenía 20 y era xacobeo) glorioso en el 93, y otra vez glorioso,él, ( q no la organización q "casi" consigue empañarlo),en 2009. Mi 1º... hum! Inmaculate Fools en Guitiriz (Lugo)en una disco, en 1º fila, y los del pueblo pensando q hacían alli aquellos pirados de 16 años! mi padre nos llevo, y nos vino a recoger, justo a tiempo de llevarnos las entradas firmadas. puf! hacía siglos q no pensaba en ello, y me hace bien.Tengo q hacerme con un plato para escuchar mis vinilos

NáN dijo...

He ido a Google y ¡buff!, ¡fui al de 1982! No creo que coincidiéramos.

Es que hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad.

Elvira dijo...

Espero que disfrutaras del concierto, Moli.

Me acabo de reír mucho con NáN!!!

Bett dijo...

Acabas (bueno, más bien ayer noche) de contribuir a mi momentazo zen y de relax total.

Después de un maratón de 13 h de trabajo y clases, llegué a casa y tirada en el sofá con una copa d vino, leí tu post y puse la canción...

Me encantó. Fue un momento perfecto.

Gracias!

(y por descubrirmelo también! ahora estoy buscando más canciones de ellos)

Pikifiore dijo...

Yo empecé tarde con esto de los conciertos,no era algo que me llamara especialmente la atención.Soy bajita y me agobiaba el hecho de estar apelotonada y sin ver el escenario,pero me estrené con REM, y disfruté tanto que cogí carrerilla,jejeje.De todos modos, los grandes conciertos en plazas de toros o estadios me siguen agobiando muchisimos.Soy mas de locales intermedios o de conciertos sentadita...mmm,me estoy haciendo mayor.Un beso

Anto dijo...

Una pareja con una química impresionante. La película, genial.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Mi primer concierto fue Rdio Futura+Siniestro Total en Santiago de Compostela. Con unas tias guapisimas, bastante mayores que yo y que fumaban porros (en la época en que yo pensaba que los del mechero en la mano era porque las tenian frias...).
Despues nada fue igual.
Aunque con ECDC alguno de Victor Manuel fue un gran sucedaáeo.

Salamandra dijo...

OOOOHHHH Glen Hansard!!! una de mis compañeras másqueperras se fue expresamente a Dublín a verlos ... yo a los 15 era más heavy pero reconozco a mis casi 40 esa canción (y Once en general) me pone los pelos como escarpias.

Por cierto, mi primer concierto fue el de Amnistía Internacional en Barcelona, año 1988. Así que también me bauticé con Bruce, entre otros ...

Aspective dijo...

Gracias, muchas gracias por descubrírme la película y esta canción.