jueves, 13 de mayo de 2010

MOLIHISTORIAS DE FÚTBOL

Ayer por la noche, cuando llegué a casa con un principio de pulmonía, me encontré al ingeniero dando vueltas por del salón, con el mando de la tele en una mano, cambiando compulsivamente de canal para ver al Atleti pero sólo de refilón. Es lo único que le pone nervioso, ni siquiera yo en modo "tocacojones" consigo ponerle tan histérico.

Decidí que era mejor no hablar y simplemente sentarme a vigilarle. Me acomodé en mi butaca para dejar el sofá para sus efusiones deportivas y cogí la inyección de adrenalina de M. porque veía que le iba a dar un colapso en cualquier momento. Me imaginé en plan Travolta en Pulp Fiction y se me escapaba la risa...pero un seco “ Moli, esto es serio”, me cortó el rollo y me puse a leer.

Al final el Atleti ganó y yo saqué 3 ideas:

Primero, Forlán está tremendo. Hace bien quitándose la camiseta.

Segundo, Sara Carbonero estará muy buena pero no dice más que chorradas, la parte buena es que no se da cuenta nadie porque nadie escucha lo que dice: “ lo ideal no era llegar a la prórroga” soltó por esos morritos que tiene. Debí ser la única que se dio cuenta, pero claro yo soy inmune a lo buena que está y a sus morritos.

Tercero, tengo mogollón de anécdotas futboleras en mi vida, asi que pensé..ala..para el post de mañana.

Antes de nada, no me gusta el fútbol, me parece un coñazo y no soy capaz de mantener mi atención más de dos minutos. Enseguida empiezo a fijarme en cosas superfluas como los anuncios de los laterales, lo que dicen los comentaristas, el jugador que está en la banda calentando, si alguno lleva guantes, chorradas. Que conste que sé muchas cosas, sé lo que es fuera de juego, conozco en persona a Quique Sánchez Flores, a José Ángel de la Casa, a Iñaki Cano, a Maceda ( con él se ganaba en un juego de cartas de hace 1000 años) y sé lo que es un líbero, aunque creo que eso ya no existe.

Mi relación con el fútbol, empezó como casi todo, en Los Molinos. Ya conté que allí se organizan unos campeonatos veraniegos con la sana intención de promover la deportividad entre los jovenzuelos que pasan allí el verano. Los jovenzuelos utilizan los campeonatos para ligar...vamos lo típico.

Cómo nunca he tenido intereses deportivos (miento, ahora estoy enganchada a la natación) y mis posibilidades de ligar eran nulas (eso sigue igual), yo odiaba los putos campeonatos. Llegaba julio y alguien decía “ Hay que hacer el equipo de fútbol para el campeonato ¿ qué os parece llamaros "las Lobas Verdes?”. Yo me quedaba en una esquina valorando fingir un esguince, un viaje relámpago a Kuala Lumpur o rezando para que un monzón despistado llegara a la Sierra del Guadarrama y acabara con cualquier posibilidad de actividad al aire libre.

Obviamente al final no había más remedio que participar. Las opciones eran jugar, integrarte aunque fuera siendo el paquete del equipo o caer en el ostracismo social, opción que con 12 años parece peor que la lapidación.

Me resignaba a la humillación pública de hacer el ridículo jugando delante de gente desconocida, pero lo peor era que se lo tomaban en serio y había que entrenar y todo. Uno de los chicos decidía ser el entrenador y nos ponía a jugar dando órdenes que para mí resultaban completamente absurdas:

Moli..centra.
Moli no des punterazo. Hay que pegarle con el empeine.
Moliii despeja….

A la hora del partido, lo peor es que yo era perfectamente consciente del ridículo que estaba haciendo, lo que elevaba mi nivel de humillación a cotas que nunca más he alcanzado...debe ser porque jugaba sobria, ahora que lo pienso.

Poco después nos crecieron pechos y las hormonas de nuestros amigos empezaron a fijarse en nosotros sin necesidad de tener que ponerse pantalones cortos y zapatillas deportivas. En mi no se fijaban pero por lo menos no hacía el ridículo. Eso ya lo he contado también.

Otra gran anécdota futbolera, la conté en un post que tuve que quitar por petición del interesado. Mi pobrehermano G, cuando tenía 8 ó 9 años se apuntó al equipo de fútbol de su clase, eran “los alegres” y jugaban contra “los moderados”. Jajajajaja..Me río sólo de acordarme. Mi padre le llevó para animar y volvieron desencajados. G. porque habían perdido 28- 2 y mi padre muerto de la risa de lo malos que eran. Es la típica historia que cuando se recuerda en familia provoca el descojone generalizado de todos..menos de pobrehermano claro. La verdad es que creo que nunca más ha vuelto a jugar al fútbol.

A pesar de que el fútbol me aburre soberanamente, he sido gran seguidora de partidos debido al amor. Mi ex, era y es un gran jugador de fútbol. Cuando jugaba en el equipo de la escuela de Montes, yo por supuesto como buena novia pringada y entregada iba allí a ver el partido. Lo mejor que vi en esos enfrentamientos deportivos que se celebraban en un patatal, lo protagonizó sin embargo, mi ingeniero.

¿He comentado que mi ex y mi ingeniero son compañeros de carrera y se han tirado 4 años currando juntos? Eso es otra historia…

Bueno, el caso es que yo iba a ver a mi ex, y allí estaba el ingeniero, flaco y con los calcetines como Gordillo jugando al fútbol, el equipo se llamaba “Tanto monta”, creo recordar.

En uno de esos partidos, el ingeniero estaba en el banquillo cuando al ponerse de pié le llegó el balón, entró corriendo en el campo, se dirigió a la portería y marcó un gol. Cuando todos se abrazaron enfervorecidos dijo: salid alguno rápidamente que yo he entrado de extranjis y estamos uno más. Digamos que el arbitraje no era muy profesional.

Su otra anécdota legendaria ocurrió cuando en un enfrentamiento con un jugador del equipo contrario que le afeaba su conducta al darle una patada (el ingeniero era muy marrullero): y tú de qué vas???...el ingeniero se le acercó…e hizo lo que el otro menos esperaba…¡¡le plantó un pico en todos los morros!!...jajajajaja..Todavía se recuerda en los grandes momentos etílicos con la pandilla de montes.

También tengo anécdotas en estadios. La primera vez que fui al fútbol, fue con mi padre a un partido de Copa de Europa, llevábamos bocadillos y era de noche. Debía tener 10 años o así, no tengo ni idea de cómo mi padre se dejó convencer para llevarnos a mi hermano B. y a mí, supongo que molimadre le diría algo así como: ¿Al fútbol otra vez??? Pues te llevas a los niños.
No recuerdo nada más que un tal San José marcó un gol en propia puerta...era rubio y llevaba barba, creo que se parecía a Pablo Abraira...( Dios mío, que referentes tengo). A mí la verdad es que me dio pena porque la gente le abucheó, no sé si al final el Madrid ganó o no.

La última vez fui al fútbol fue al Calderón con el ingeniero. Fuimos a un palco invitados por unos comerciales de maquinaria industrial, todo glamour.


Moli, habrá comida y bebida” me dijo para convencerme.
Estupendo.

De la bebida doy fe que hubo, de la comida creo que panchitos.

Salimos a 4 patas pero aprendí mogollón de retroexcavadoras.

22 comentarios:

Cattz dijo...

Siempre he querido manejar una retroexcavadora. En una zona de prácticas llena de mi gente favorita para ser pienso de peces.

El fútbol también me aburre aunque sé de qué va y conozco las normas. Afortunadamente he encontrado un bicho raro que sale conmigo al que tampoco le gusta.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Lo peor que hay en este mundo es ser tío y que no te guste el futbol. Ni ningún deporte. Lo se.

Modestino dijo...

Tienes que comprender al ingeniero, por mucho que esos histerismos que nos dan a los futboleros sean como la triple "i": infantiles, irracionales e incomprensibles.

La de veces que me he ido a pasear por la ciudad mientras juega el Zaragoza a la espera de que algún amigo comprensivo y tan psicópata del fútbol como yo me informe vía sms de goles y resultado final.

Cuando lo pienso en frío me veo ridículo, pero me temo que lo haré mientras Dios me de vida en este mundo.

Y así os damos motivos para reiros de nosotros ...

Anónimo dijo...

atleti!!!! y el miércoles la copa...me identifico totalmente con el ingeniero.
Tilsa

patri-cia dijo...

A las cartas ganabas con Maceda, Santillana y Quini.

Efe Morningstar dijo...

Precisamente yo ayer comentaba con <a href="http://quedateadormir.blogspot.com>Be</a> lo de Forlán quitándose la camiseta y llegamos a la conclusión de que lo hacía con toda la intención. Algo así como lo de Jason Stackhouse en True Blood... Con lo que ha costado conseguir ese tipazo luego hay que lucirlo, coñe. De ahí la obligación de marcar tanto. Cada cual se motiva como quiere.

Por lo demás, mi rodilla y yo tenemos preciosos recuerdos del fúmbol. Ella echa de menos los meniscos y los ligamentos, pero porque es una quejica.

HombreRevenido dijo...

Muy bueno, la verdad.
A mí me apasiona el fútbol. O a lo mejor sólo es una excusa perfecta para ser (más) irracional.

Creo que el muchacho del gol en propia puerta fue Juan José. ¡Sandokán!

Aliena76 dijo...

Hala qué cotilleo!!! no sabía que tu ex y el ingeniero habían estudiado y currado juntos (este detalle sería bueno explotarlo más en el blog...seguro que hay anécdotas jugosas..jiji..vamos, yo no es por cotillear..ejem...ejem..lo digo por darte ideas blogueras para cuando no se te ocurra qué contar...).

A mí sí me gusta el fútbol y ayer disfruté el partido enterito como una enana...qué sufrimiento con esta gente siempre por dios bendito!!! ya los veía jugándose la copa a "suertes" en los penaltis...menos mal que no se llegó a esto, me alegro mogollón por el Atleti y todos sus seguidores!!! ya les tocaba una alegría :)))

Forlán aparte de ser un jugador excelente y un tipo sencillo y que me cae genial, tiene uno de los mejores torsos que se han visto en un campo de fútbol :)))

Una mamá (contra) corriente dijo...

Pues mira que no me imaginaba yo al ingeniero siendo del Atleti.... Yo tuve mi época muy futbolera, pero ahora no entiendo qué era lo que me atraía, me resulta bastante aburrido y muy artificial todo lo que se monta en torno a los partidos, una semana hablando de una jugada... qué cansinos!.

Por cierto, a mi Forlán me parece... puaggggg.... no me gusta nada. Y, para rematar la faena, no me gusta nada pero nada nada la Sara Carbonero. Es que no la encuentro ni guapa, tiene una cara que da como miedo, algo con lo que mi marido está de acuerdo (sí, somos muuu raros). Y, veo que no soy la única en darme cuenta, de que es mala periodista, pero más mala que un dolor.

Cómo va esa pulmonía?.

Pétalo dijo...

Yo fuí futbolera por un corto periodo de tiempo (la adolescencia mas pervertida). Y recuerdo que lo veía solo por los tios buenos. Ains, ahora exploto la ignorancia en plan: y qué es un fuera de juego? me lo explicas, por favor, hombre rudo y cachas?
Pero ni puta idea de futbol. Eso si, los partidos de la selección me hace mucha ilusión verlos, ahí doy el pego.

JuanRa Diablo dijo...

Mira por dónde, hemos coincidido en tema de post. También hablo de futbol.

Los madrileños no lo entenderéis pero mi primer equipo es el Madrid y mi segundo, el Atlético. (No sé en qué posición quedará en mi lista el Tanto monta )

Cuidate ese par de pulmones.

javi dijo...

No ligas blablablabla....

Princesa dijo...

Estoy contigo, Diego Forlam debe quitarse más a menudo la camiseta, bueno no, mejor, que la lleve siempre quitada.
En cuánto al tema futbolero, bueno, yo lo mamé desde bebé. Mi padre ha sido jugador de futbol profesional en la época de Santillana, luego ha sido entrenador de segunda división, mi hermano también ha jugado al futbol en categorias superiores y el conyuge lo mismo. Estoy rodeada de futbol por todos lados, amigos jugando en el Mallorca, otros en el Sevilla y por motivos profesionales conozco a Pep (si no lo digo reviento) pero es tan guapo, tan listo, tan chulete....seguiré enamorada de él durante toda mi vida, asi que sí, me gusta el futbol, si no puedes con el enemigo, únete a él.
Felicidades a los colchoneros, anoche yo también fuí del Atlético y eso que mis colores son azulgrana.

nanu dijo...

A Panini le va mas el basquet, sera por la altura, jijijiji.

Estoy de acuerdo con que los futboleros son cansinos, a mi todavia me hablan de la semi Barça-Inter... Hay que j****se

Beso
Nanu

P.S.: Cuidate el constipado no vayas a enfermar como uno que yo me se, que esta moribundo :P

Juanjo ML dijo...

Ser del Atleti no tiene nada que ver con el fútbol, ser ingeniero es una forma de vida, ser ingeniero y del Atleti, como tú dices, mola trillones.

José Antonio Peñas dijo...

Las Lobas Verdes… The Green She-Wolves … sería un nombre genial para un grupo de heroinas mutantes, en plan XMen pero con más potencial económico (los freakies patéticos, público potencial de superhéroes, suelen ser de género masculino)

En casa no vemos futbol. Me gustaba jugar, era divertido, quemabas adrenalina y te reías, pero verlo me parece una opción de ocio sólo unos nanogramos más interesante que machacarme los testículos con una piedra para pasar el rato.

Nuestro equipo se llamaba No Somos Nadie y en general nos daban unas palizas de impresión, pero nos lo pasábamos bien. Yo era (sigo siendo) malísimo, pero como era el único que no fumaba desde los 14 años era la única opción disponible para hacer los cambios cuando los buenos empezaban a quedarse sin fuelle.

Diva Gando dijo...

Los hombres lo saben hacer:

Tienen un tema con el que romper el hielo entre ellos, que les apasiona, les ayuda a establecer relaciones y del que todos pueden opinar a pesar de no tener npi.

bibliobulimica dijo...

siempre es un placer leerte Moli...aunque sea tarde, como hoy.
A mi el futbol me da una flojeraaaaaaaaaaa que no sabes. Mis dos retoños juegan. Yo leo mientras tanto y luego mis amigas me dicen "hey, que tu hijo ha metido un gol" entonces, dejo de leer, volteo a ver al retoño, le dijo "¡ese es mi hijo! ¡bravo!" y regreso a mi libro.
No se como voy a sobrevivir la histeria masculina de esta casa ahora con el mundial en puerta.

Anónimo dijo...

Si no te importa, Moli, la próxima vez que el Atleti juegue una final europea (y que estaremos ya peinando canas), quedo con el ingeniero para dar vueltas por la casa con el mando, mirando la tele de refilón . Así estuve yo misma el miércoles. Soy del atleti, es marca de la casa, es como ser moreno o delgado, venía con el gen familiar. Y se sufre mogollón. Dos alegrías en una semana casi puede ser la leche.Y si además gana el Barsa, ya ni te cuen. JuanRa, no, no lo entiendo, el verdadero atlético es ante todo antimadridista.... Y eso que no soy super futbolera. ¿Alquien lo entiende? Moli, como ves, te voy dando pistas....
Buen finde a todos.....a ver si cato algo de solete....
Marta

molinos dijo...

Catzz..la máquina que mola múchisimo es una que se llama "araña". Yo la vi usar con el ingeniero en los montes de La Cabrera y es la leche.

GOnzalo..¿ pero tú no juegas al futbol en un partido de esos de cuarentontes?

Modestino, si yo le entiendo. Loq ue me hace gracia es que nada le perturbe..solo su atleti.

Tilsa..si el miércoles más..a ver que hago para no molestar.

Patricia..ohhhhh..eres de las mias..Maceda!!..190 cm...jajajajaj.

Efe..comparto opinión con Be y contigo, con ella más que me cae mejor. Si el pavo se mata a hacer abdominales, por lo menos que le luzcan. Tú nunca has jugado al fútbol es una falsa leyenda como otras muchas que vas extendiendo por la red.

HOMbrerevenido..gracias por la foto..ya he hablado contigo en tu blog.

Aliena76..ya lo contaré otro día. jajaja..que porteras sois todos.

Una..a mi Forláno no me dice nada, pero tiene un torso de escultura. Sara Carbonero sin comentarios.

Pétalo, yo le pongo ilusión pero luego me aburro enseguida..

JuanRa, yo lo entiendo, a mi me pasa lo mismo.

Javi..te quedas en los detalles.

Princesa, mis hermanos son muy futboleros. Antes me gustaba más, ahora la sobresaturación ha matado la poca gracia que me hacía.

Nanu..mi constipado no prospera, asi que de esta no me muero.

Juanjo...si mola trillones pero casi palma de los nervios.

Peñas..si, era un nombre genial..lo de Xmen no lo veo pero en fin, sería cuestión de probarlo. Ya lo conté pero el año pasado para el verano el equipo de mis amigos para el volley playa se llamaba " los repudiados"...

Diva, los hombres saben hacer mogollón de cosas mejor que nosotros y sobre todo de manera mucho más simple.

Biblio..a mi me tocaré eso el año que viene. M. quiere apuntarse a fútbol, cada vez tengo más claro que nos dieron el cambiazo en el nido.

Marta..¿dos atléticos sufriendo en mi casa? Lo mismo os retroalimentais y necesito dos inyecciones de adrenalina..lo pensaré.

Sara dijo...

No me gusta el futbol, lo veo innecesario..

Lola Pérez dijo...

Jajajajaja!

Forlán está tremendo! estoy contigo! y Aupa Atletiiiiiii!

El miércoles a por la copa!