jueves, 27 de mayo de 2010

MATERNITY (LIII): UTILLAJE PARA LOS CHURUMBELES

Ayer caí en la cuenta de que en mi gran enciclopedia anticonceptiva (susu dixit) “Maternity”, no había dedicado una entrada adecuada al utillaje de los bebés. Como no podía creerme tamaño olvido, incluso he revisado los 52 post de maternity para comprobarlo, y efectivamente lo he pasado por alto. Creo que la causa de esto, es que cuando empecé con esta gilipollez del blog, las princezaz habían pasado ya a otra etapa, pero no puedo dejar esa laguna en mi enciclopedia completa de la maternidad para desnaturalizados.

Cuando decides embarazarte y lo consigues, no lo sabes, pero de repente entras en una dimensión nueva, el consumismo de bebés.

Cuando es la primera vez, TODOS queremos que nuestro retoño estrene cosas. Si, nuestro retoño es especial, nosotros también, viva el amor y queremos los trastos nuevos. Cuando es la segunda vez te das cuenta de que te sobran la mitad de los trastos que heredas del primero y piensas en que deberías haberlo pedido todo prestado, para ahora, no tener que romperte la cabeza pensando dónde coño vas a guardar todo esto que ya no utilizas.

No sé por qué extraña razón lo primero que la gente se lanza a comprar es el cochecito. Yo creo que es pre orgullo maternal, en plan: tengo que comprarme el cochecito para enseñarle a todo el mundo como mola mi churumbel cuando salga a pasear.

Cuando no tienes hijos puede parecer fácil, vas a la tienda, eliges uno y te lo llevas. Pues no.

Para empezar hay cientos de modelos: ¿quieren el carrera? ¿El cross? ¿Con 3 ruedas? ¿Con 4? ¿El bagoboo? ¿El no sé qué?

Luego ¡¡ tienen accesorios!! El capazo, el portabebés, la silla, el toldo, la sombrilla, la bandeja para poner las cosa abajo, el maxicosi, la bolsa para colgar…etc., etc. Por supuesto estas cositas no van incluidas en el precio.

Y para terminar la faena cuando te decides por uno, te dicen: tardan un mes en dártelo. Joder, ni que me hubiera comprado un coche de verdad.

Por supuesto, cuando te vayas a casa con tu flamante cochecito te darás cuenta de varias cosas:

- El vendedor estaba especialmente entrenado para hacer parecer que se pliega fácil y cómodamente con una mano. Es tan falso como los abdominales de los tios de la teletienda. Para ti plegarlo será un trabajo de titanes que te hará sudar y cagarte en los inventores del cacharro y en ti por querer reproducirte.
- El espacio que ocupaba tu flamante cochecito en la tienda es inversamente proporcional al espacio que ocupa en la entrada de tu casa. Es decir, en la tienda parecía pequeño y manejable, en tu casa es un armatoste.
- Los accesorios que parecían imprescindibles, resultan ser completamente prescindibles pero ocupan una cantidad de espacio de almacenamiento indecente.
- El maletero de tu coche ES pequeño.
- Engancharlo con el cinturón de seguridad es tan complicado como hacer un nudo marinero.

Luego hay que comprar la cuna dónde crees que el churumbel dormirá. Parece fácil, pero no: ¿MOISES? ¿Mini cuna? ¿Directamente cuna grande? El horror de opciones, y además todo el mundo tiene una opinión: mejor cuna pequeña para tenerla al lado de la cama y así no duermes pero no te tienes que levantar, no, mejor cuna grande ya directamente para que se acostumbre…blablablabla.

Utillaje alimentario: biberones, esterilizadores, tetinas, cepillos para limpiar biberones….todo un mundo de cacharros infernales dispuestos a petar los armarios de tu cocina. Y como todo, con un millón de opciones: biberones ¿anatómicos o normales? ¿De boca ancha o estrecha? ¿Tetina de caucho o de silicona? ¿Esterilizador de microondas o en pastillas? Da igual lo que hagas siempre vendrá alguien a decirte: ¿Qué has comprado eso?? Eso es malísimo para el bebé, termina con su capacidad succionadora o con su instinto de nosequécojones…o cualquier otra majadería.

Luego está el utillaje superfluo, absurdo, consumista o completamente idiota. La mayoría de este utillaje viene con un manual de instrucciones en el que siempre aparecen las palabras: desarrollo, comunicación, favorecer, crecimiento…todas esas cosas que si te las dicen en el tele tienda sobre cualquier producto te carcajeas pero que increíblemente si vienen asociadas a algo para bebés, la gente se lo cree.

Por supuesto, y antes de que alguien me salte al cuello como el conejo asesino de los Monty Phyton, cada uno puede creerse lo que quiera, comprar lo que le salga de las narices y llenar su casa de los trastos que le apetezca.

Lo único bueno del utillaje superfluo es que sirve para responder a la pregunta: ¿Qué necesitáis? ¿Que os hace falta? ¿Qué queréis que os regale?

La hamaquita. De todo lo frívolo, es lo que más me mola. Contra lo que puedas creer antes de tener hijos, al bebé le gusta estar en la cuna pero no todo el día. Lo que gustaría de verdad es estar en brazos, pero como es implica no poder hacer nada más en todo el día, pues alguien inventó “la hamaquita” para bebés..Los dejas ahí y bueno...se entretienen un poco. Ya digo que de todo lo superfluo es lo que más me mola.

La alfombrita de juegos. Te imaginas a ti mismo vestida de azul celeste, sobre tu sofá beige, leyendo tranquilamente y sintiéndote colmada de felicidad maternal, mientras tu bebe regordete en su alfombrita suelta lo que a ti parecen graciosas carcajadas a la vez que con su manita le da a la jirafa de colores. Sencillamente eso no pasa. Para cuando lo dejas en la alfombrita e intentas ir a hacer lo que sea...el bebé berrea...le da pánico la jirafa morada. Cuando al bebé le mola la alfombrita de los huevos hay que vigilarle porque es posible que repte fuera o directamente se coma la jirafa.

La bañera. Vamos a ver, se puede bañar a un bebe en una bañera normal. No pasa nada. Si te compras un trasto es por tu comodidad, para no dejarte los riñones al agarrarlo y para no pelearte con tu pareja en un acceso de histeria colectiva: agárralo bien...que no se te escurra…asi no lo cojas...pues cógelo tú…mañana lo baña rita….etc, etc. Si decides comprar algo para mejorar este momento hay millones de opciones, para mí la más absurdas es la “bañera maceta” o su nombre científico “Tummy tub”..Por supuesto mejora el bablablabla..y es fabuloso para blablablabla. Yo solo planteo una pregunta: ¿de verdad que alguien cree que puede resultar cómodo bañarse así? Joder, si lo que mola del baño es estirarse….pero en fin...para gustos los colores.

El cambiador. Estamos igual. Es un aparato para no desriñonarte cambiando al bebé encima de la cama. Los hay complicadísimos con cajones, bañeras, puertas y de todo o sencillísimos de Ikea por 25 euros. Le pasa como a todos, una vez que dejas de usarlos ¿dónde coño lo guardas? El de 25 euros de ikea mola porque lo puedes tirar o reconvertirlo en un mueble horrible..como haría uno que yo me sé.

Mochilas, bandoleras y demás artilugios para llevar al bebé como si fueras un marsupial. Va en gustos. Parece molón al principio, pero si el churumbel es de buen comer y empieza a engordar adecuadamente, enseguida te das cuenta de que llevar 7 kilos colgando no es buena idea. Mejor al cochecito y aquí volvemos al principio…

- Cariño..hay que comprar una silla de paseo.
- ¿para qué? No compramos el cochecito con el portabebés, el maxicosi, el capazo, la silla de paseo, la sombrilla, el impermeable, la funda de forro polar y la bolsa para que le sirviera mucho tiempo?
- Sí, pero es que es un trasto. Necesitamos una que se pliegue más.
- ¿Pero no elegimos esta porque se plegaba mucho?
- ¿A ti te parece que se pliega? Si siempre estás protestando de “lasilladeloscojonesquemeocupatodoelmaletero”?
- Vale..pero esta vez la elijo yo.


Y vuelves al principio..porque las sillas plegables son otro mercado que va desde los 35 euros a las 300…fascinante.


Me temo que voy a tener quejas de fundamentalistas del utillaje.

33 comentarios:

Punasusi dijo...

¡Primer!
Tengo que hacer que mi chico se lea el Maternity entero, a lo mejor se le quitan las ganas de procrear (porque yo no las tengo...).

Anniehall dijo...

¿Primer? ah, no, segun! Da para mucho este tema. Muy de acuerdo en lineas generales.

El baño maceta siempre me ha parecido un horror e incómodo para todos. Para el niño: sólo hay que verlo, no necesita explicación. Para el que lo tiene que bañar: ¿cómo llegas a lo principal a limpiar en un bebé que no hace más que mearse y cagarse?

Yo estoy en la fase deshacerme de todo, pero no encuentro candidatos ¿algún incauto?

No compré esterilizador, yo el método clásico, hervir en agua. Mejor no os cuento cuántos biberones y cazos tiré a la basura porque se me olvidaba que estaba al fuego. Y ese olor a plástico quemado, mmmmhhhhhh!

No quiero ni pensar en los fundamentalistas, la tarde que te van a dar.

Anónimo dijo...

Ahora mismo estoy en la etapa de vender por ebay el cochesillade600€deloscojones. Sólo llaman inmigrantes marroquíes a los que les digo el precio por teléfono y que no negocio. Me dicen que vale, vienen a verlo, les gusta y luego me ofrecen la mitad de lo que pido en el anuncio.
Ojalá lo hubiera comprado yo de segunda mano para darle ahora fuego sin ningún cargo de conciencia...

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Peor es si los guardas en el trastero...siempre una madre/suegra cuando entra los mira significativamente...luego a ti....Fuego! Al fuego con ellos!

JuanRa Diablo dijo...

Plas plas plas!!
Qué pardillos somos con los primeros, ¿eh? Ojala me lo hubieran prestado todo y no me quedaran ni los restos. El trastero de mi casa... petao de chachivaches!!!
Yo me rio cuando dicen que antes no había nada y que ahora todo son comodidades. Sí, sí, pero lo que hay ahora es mucha desvergüenza, todo es querer crear falsas necesidades para un consumismo feroz.

Una mamá (contra) corriente dijo...

Gran tema! Yo hace unos meses hice una entrada sobre mis tres peores compras y de vez en cuando pongo a parir algunos chismes que compré.

Por cierto, tengo una alfombra de juegos con una jirafa morada, quizá sea la misma. Mi hijo ahora la usa para reptar por toda la casa porque la puñeta alfombra se desliza. Ideal para pegarse un cocorotazo.

Por cierto, también escribí hace nada sobre los niños "accesorio". Aunque la entrada va más bien sobre los padres, sobre esos padres inmensamente consumistas que cuando ya tienen de todo deciden tener un hijo para poder continuar esa vorágine de consumismo (sobre todo si es de lujo, como el bugaboo que tiene hasta accesorio para el iphone).

Carmen dijo...

O a regalárselo a las pobres víctimas de su instinto reproductor, como he hecho yo recientemente. Hay un accesorio/aparato de tortura que has omitido, el sacaleches, aunque entiendo qe técnicamente no es del churum sino de su santa madre...

Yo vivía en un segundo sin ascensor en mis inicios reproductivos así que mis hijos no han tenido ni cesta de huevos ni capazo, porque luego había que desriñonarse subiéndolo. Coincido en que lo mejor son las chorradas.

Anónimo dijo...

¿sabes que el post del centro comercial llego a portada de meneame?
que aunque tiene nombre de pagina porno es una pagina de noticas en la que gente sube noticias y otras personas las votan
http://www.meneame.net/story/centros-comerciales-son-horror

sandra dijo...

Joé, con la bañera maceta... me parece espantosa... y tiene toda la pinta de ser horrible para poder lavar bien al baby, como ha dicho Anniehall.

Sara dijo...

A dios pongo por testigo, que si alguna vez tengo churumbeles, conseguire todos los utensilios que pueda de segunda mano, alucino con los precios de los coches, capasos, cunas etc etc. Si puedo los heredaré de alguna amiga considerada.

Besos

el chico de la consuelo dijo...

Uy pero todavía te has dejado algún cacharro de integrismo salvaje en tema de complemetos por ejemplo mi mujer (cuéntale viveiro, cuentale coomo sale mi mujer armada por la vida).

Mi señora creo que por desviación profesional (y a veces creo que por ponerme al borde del ataque de nervios) sale de casa con un juego de cuchillos, frutas compradas en su fruteria favorita y la minipimer con todos sus complemetos, incluso el de poner la clara en punto de nieve. Mis niños pronto ya van a hacer la mili pero eso es lo de menos... lo importante es que coma sano (sic). Le da igual que esté en un bar, o que esté en la recepción del papa de roma ella saca su equipo capolador y a busca su enchufe ubicado siempre en el lugar más estrambotico posible y con el discrto ruido del aparatito allí que se pone.
Luego está el camarero pelota. Muy bien señora muy bien que en los potitos solo meten porquería. Lo ves todo el mundo lo dice... Pues yo no veo a nadie con el cacharro ese....
Pues eso. snif

P.D_: Disculpe la usurpación de blog pero el mio ha sido usurpado a su vez por Di que ha vuelto con ganas.

Tocaweb dijo...

Lo de la mochila masurpial lo has clavado. Como es posible que 7 kilos de nada te destrocen los riñones de esa manera en media hora escasa?????

Cattz dijo...

Me ha encantado el post, pero el comentario de "el chico de la consuelo" me ha sacado las lágrimas de la risa XD

Mi primo tuvo gemelas el año pasado y compraron un súper carrito de la muerte para dos... que no les cabía en el ascensor. Y cada capazo pesaba 6 kg sin bebé. Al principio que las gemelas pesaban cuarto de kilo aún, pero es que ahora son dos bolas. Terminaron teniendo que pedir prestado un carrito plegable de lo más normal para gemelos. Y éste sí cabe en el ascensor.

Chirly dijo...

Lo primero que me compré fue el checito tres meses antes que naciera su ocupante. Cuando fui a recogerlo dio la casualidad que esa misma noche tenía festorro en casa, y encontré muy practico el cochecito para llenarlo de botellas de wisky, ron, vodka y ginebra. Como aun tenía tiempo me fui de tapas con el cochecito y con unos amigos que me encontré. Molaban las caras de las señoras al acercarse al cochecito y asomarse discretamente para ver a la criatura...

Otra: Lo de la sillita superplegable me ha recordado que la silla más práctica que he tenido (y sigo usándola) despues de haber pasado por dos toneladas de chatarra de 100 euros el kilo, es una que mangué en el Carreforur de Torrevieja, Alicante, que me hubiera costado 25 leuros si no la hubiera mangado.

P.D.: la foto de los Tummy Tub está cañón

Anónimo dijo...

decimocuar!!!
Moli, hoy si que puedo decir que lo has clavao!!!
A mi me ha pasado el utillaje inverso: me han dejado todos los cacharros esos y nadie quiere que se los devuelva...
que tropa...
fdo: Jiom

Lola dijo...

Yo es que de esto estoy pez Moli, pero bueno cuando tengas niños me lo dejas todo.

Vesper dijo...

Ummmm...pues aún no ha aparecido ningún fundamentalista...

Kotinussa dijo...

Uff, de lo que me he librado.

Lola dijo...

Jopé!! quería decir cuando yo tenga niños me lo dejas todo. Sorry.

anasisterdiablo dijo...

Cuando nació Anna,yo no sé en qué estaría pensando..acepté el carro de mi cuñada del año de la picor y como no tenia ni cuna ni hamaquita,ni absolutamente nada,ese horrible carro me hizo las veces de todas esas cosas...Tal vez estaba en shock por el hecho de tener que encajar que antes de ser 2 ya íbamos a ser 3....pero eso es una larguísima historia.Con Marta lo quise todo,solo por resarcirme de aquello,pero mi espíritu práctico me hizo descartar esa opción despilfarradora y me compré lo imprescindible,entre lo que comparto contigo la maravillosa hamaquita.

Cristina dijo...

¡Sé bien de lo que hablas! Yo trabajé en una empresa de productos para niños y había cosas que me parecían prácticas pero otras que eran totalmente superfluas. Al final me quedó claro que todo es cuestión de crear la necesidad (revistas, boca a boca, dependientes de tiendas, rivalidad ;)) y la gente se lanzaba a por cualquier cosa.

Hace tiempo comenté de pasada en mi blog lo mucho que me sorprende la gente que se deja una pasta en un cochecito Bugaboo o Stokke o el Jané de Carolina Herrera y de hecho lo único que están pagando, más que la seguridad, comodidad, necesidades personales, etc, es la marca y el imitar al famosete de turno que lo usa. Luego los ves comprando la fruta esa de oferta que está toda picada y pasada y que no se puede comer, pero ellos van con su Stokke.

Pero ahora con la crisis supongo que la gente medirá más lo que compra en función de si realmente lo necesita.

En fin, no me enrollo más.

visitante4576 dijo...

Mis amigos tuvieron un bebé y fui a verlo. Hicieron un comentario del tipo "y compramos el cochecito en Internet". Me quedé sorprendida pq ninguno de los dos son asiduos a nada de Internet. Luego me siejron: "si, es que en la tienda valía 1000 € y por internet sólo 600" ¿¿¿¿SÓLO???? Me quedé así O_O.
Y luego tb descubrí una cosa de bebés que no sabía: la papelera de pañales. Pones el pañal es una especie de papelera que los comprime y aisla del mundo, es decir, una bolita uqe no huele. Qué cosas. Yo creo que lo utilizan para cosas de la NASA y los cohetes y para sacar más beneficio, está la versión para padres.

Peter dijo...

Gran ayuda . Se lo he hecho leer a mi mujer para que se vaya haciendo a la idea ( Da a luz en diciembre y está en la pole para empezar las comparas)

Bruja Naranja dijo...

Jo, lo has clavado. Tengo algunos chismes que solo he usado dos veces (el calienta biberones, por ejemplo, tarda un horror, siempre uso el microondas). Por no hablar de toda la ropa que nunca llegó a estrenar (te regalan un pijama de terciopelo de talla 2 meses cuando el niño nace en mayo). El día que controle cómo funciona ebay, lo pongo todo a la venta.

Juliet dijo...

Yo no me he estrenado con lo de ser mamá. Después de leer maternity desde luego me lo pensaré muy mucho!!
La chica que se sienta a mi lado en el trabajo está embarazada y, como buena embarazada, no para de hablar de ello.
Y ya me tenéis a mí aprendiendo palabras como MOISÉS, ARRULLO, RANITA… Suerte que el embarazo dura nueve meses, xq así tienes tiempo de aprender todas estas historias frikis.

clara dijo...

Esto me hubiera venido de coña hace 11 años cuando nacio mi niña,tengo en el garaje,mini cuna,cuna,bañera con cajones etc...y lo peor, la bañera no la uso la muy jodida niña, preferia un barreño de plastico que mi madre compro en los chinos........

Cuallis dijo...

Buenísimo, parece el evangelio de la buena madre.
La hamaca de superflua no tiene nada y otra cosa mi hijo es un follonero que le gusta estar en brazos y posee la friolera de 7 meses y un tonelaje de 10 kilos, así que me compre una mochila de hasta 25 Kilos. En mi vida he gastado mejor el dinero, eso si, ojo con el modelo.

JuanRa Diablo dijo...

No ha aparecido mi comentario! (??)

Princesa dijo...

Recuerdo que en las clases de preparación al parto, la matrona decía que la gente se vuelve loca comprando cunitas, cochecitos, minicunas y demás utensilios para depositar al bebé cuándo lo que realmente necesita son unos brazos que le acunen, yo me reía por dentro pensando que estaba loca!
Por entonces era una ilusa que compró enloquecida todo lo que me ofrecieron y mi niño salió cabroncete y sólo paraba de llorar en brazos de mamá.
Conclusión: cuco del cochecito apenas usado, la cuna si durmió en ella dos noches fué rabiando, la hamaquita ni probarla, el columpio no le gustó nada...por cierto alguien necesita alguno de estos trastos??

Princesa dijo...

Y cuándo te sale un niño llorón, que sólo se calma en brazos de mamá y con la teta en la boca? pues eso, cunita que quedó semi nueva, dos noches pasó en ella mi gordinfli, cuco del cochecito sin estrenar porque no había forma de pasear con él sin que dieramos un escándalo con sus lloriqueos, hamaquita que encantó a mi perra, el niño ni verla, columpio (que con eso decían que se calmaban mucho) mi nene era subir y padecer una posesión demoníaca, en fin, las novatadas se pagan y a qué precio.
Por cierto...algún novato/a incauta/o no precisará de todos estos enseres????

Princesa dijo...

Joer, que llevo dos comentarios y no aparece ninguno....en fin,,,

tummy tub dijo...

Buenísimo artículo! Me he reído un montón jajajaja A mí ya me advirtieron de todo lo que había para niños y todo lo que no iba a necesitar, y también me avisaron que no todo lo que hay en el mercado sirve para todos los peques, porque cada uno es distinto. Lo mejor es ir probando poco a poco y ver qué te funciona y qué no. A nosotros la Tummy Tub nos iba genial y el pequeño incluso se dormía allí desde el primer día, teníamos que vigilar que no se le fuera la cabeza abajo! Así nos aliviamos los problemas del baño de algunos bebés. Pero claro, también hay gente que la encuentra una bañera-desastre...
Isabel

Luchiflús dijo...

Jajajajaja me parto. Yo aún no tengo churumbeles (por tener, no tengo ni la perspectiva de tenerlos en un futuro cercano), pero tengo claro que antes de leerme cualquier manual de padres o instrucciones para lo mejor para tu bebé, me repasaré toda la sección Maternity. Me da que va a ser muchísimo más práctica...