lunes, 10 de mayo de 2010

MATERNITY (LI): En el coche con la familia.

Hay dos tipos de viajes en coche con churumbeles.

Aquellos en los que quieres que se duerman y aquellos en los que no quieres que cierren los ojitos.

Los de dormir.

Son aquellos en los que las horas a pasar con ellos en un habitáculo cerrado van a ser excesivas, esto es, más de dos. Te metes en el coche como si te fueras a quedar a vivir 15 días: comida, bebida, juegos, el Dvd portátil, los cds de música infantil, jerséis para que usen de almohada porque tú que habías llorado por quitar las putas sillas infantiles no sabías lo que ibas a llorar cuando tus churumbeles quisieran dormirse en los alzadores y se les quedara la cabeza colgando. Eso sí, el primer viaje te lo pasas sufriendo y dándote la vuelta para colocarles la cabeza, al segundo ya pasas y hasta te ríes cuando compruebas lo flexibles que son, que dan con la cabeza en las rodillas.

Estos viajes, básicamente, consisten en entretenerles hasta que se soban. No es fácil, hay que entretenerles lo bastante como para que no den la brasa antes de quedarse sobados, pero no lo suficiente como para que se pasen de vueltas de animación, se sobreexciten y no haya ni un momento de descanso: ¡¡¡¡máz, máz, máz!!! ¡¡qué divertido!! Si dicen eso, es que te has pasado. El punto medio no es fácil de conseguir…aviso.

Todas las necesidades han de ser cubiertas antes de que se desnuquen: comida, bebida y pis. Las de los padres y las de los hijos. El deposito siempre lleno, si por casualidad hay que parar a rellenar durante el descanso de las fieras..puede ser motivo de divorcio. Si se duermen…NUNCA hay que parar, en el momento que paras se despiertan y ya no hay nada que hacer, no volverán a dormirse. Así que una vez que han cerrado los ojos, la paz se instala en el coche, suena música sin rima, dejas de discutir con tu pareja, es más...dejas de hablar...solo quieres disfrutar del viaje….NUNCA hay que parar…el momento será cuando se despierten y entonces si...hay que parar rápido, lo más rápido que puedas porque querrán ir al baño, estarán sudorosos, les dolerá algo o cualquier cosa que haga que empiecen a hacer ruido y el habitáculo de tu monovolumen se convierta en un sitio demasiado pequeño para contener tanta armonía familiar.

Los de no dormir.

Son aquellos que suponen poca distancia pero que se realizan en las llamadas “horas fatales” por los padres. Los que no tenéis churumbeles no sabéis que eso, los que inconscientemente dijisteis “y ¿si no me pongo el condón, hoy?” sabéis de que hablo. Si. Esas horas que van de las 7 a las 9 y media de la noche: las horas del horror.

Estos viajes suelen ser en domingo, se vuelve de pasar el día o el fin de semana pero hay que acostarse pronto que al día siguiente hay cole. Ha sido un plan chulo con amigos, barbacoa, piscina o lo que sea susceptible de que los churumbeles no hayan parado y los padres tampoco. Todos lo han pasado en grande y disfrutado del día. Llega la hora de volver a casa, unos 50 km, un viaje corto...pero lo suficientemente largo como para que se soben y no queremos que se duerman. Eso sería el horror.

No quieres que se duerman porque eso supondrá graves problemas logísticos a la hora de llegar a casa.

En primer lugar, el desembarco, hay que cargarlos en brazos porque literalmente están derrengados. Además hay que llevar los abrigos o echárselos por encima si es invierno, las bolsas, los patinetes, si has llevado comida, etc. Sacar las llaves y conseguir subir a casa.

Al principio y como eres inocente, te crees que esto es bueno. Crees que podrás obviar las etapas más duras del día: baños y cenas y encamarlos directamente hasta el día siguiente. Por un momento imaginas la libertad al alcance de tu mano...a las 8 y media...los niños sobados y tú y tu pareja con tiempo para lo que sea…amarse locamente o ignorarse locamente.

Luego te desengañas. Eso no pasa nunca.

En el momento que entras por la puerta completamente derrengado por cargar con tu churumbel desde el coche, el niño cual gremlin amaestrado abre los ojos, se espabila completamente y sabes que lo peor está por llegar. Baño, cena y además no tendrá sueño…ves como tu hora feliz..se aleja en el horizonte hasta las 10 ó las 10 y media…y como a la opción amarse/ignorarse con la pareja…se añade la de odiarse.

Cuando sabes todo esto, haces todo lo posible para que no se duerman en ese tipo de viajes: pones carrusel deportivo a un volumen que parece que tienes a Pepe Domingo Castaño sentado en tus rodillas, cantas canciones infantiles como si te fuera la vida en ello, juegas al veo veo aunque sea de noche y solo se vean las luces del de delante, les preguntas el nombre de todos sus compañeros de clase, juegas a “ ¿quien os gusta más Bob Esponja o los gormitis? A pesar de que sabes que vas a terminar en una conversación trampa del tipo “pero ¿gormiti de bosque o de fuego?, les pides por favor que no se duerman…lo haces todo y más….aún sabiendo que no hay nada que hacer, en cuanto te gires para intentar no vomitar del mareo que llevas, se desnucarán y no habrá nada que hacer.

Luego está la opción mi ingeniero.

Se gira y dice: “está prohibido dormirse”. La primera vez que lo dijo casi me da algo del ataque de risa, pero el caso es que a fuerza de repetirlo algo funciona, porque las princezaz siempre preguntan: ¿Noz podemoz dormir? La respuesta es no, y se soban igual, pero ahora lo hacen en la M30 a 400 metros de llegar a casa. Esto supone que al llegar a casa están profundamente dormidas y hay que llevarlas en brazos pero el ingeniero JAMÁS las carga para subirlas. Las saca del coche y las deja de pié: antes de caerse se despiertan….tu cuerpo te avisa. ( obvia decir que debe ser algo que se pierde con la edad..con todo el pedo y 35 años te caes seguro)

Y es verdad, es sádico...pero funciona.

Ayer llegué yo sola, mil bolsas y las dos sobadas. Mi nivel de sadismo fue menor que el de amor maternal y las cargue a las dos, las bolsas y todo hasta arriba mientras me sonaba el móvil sin parar. Llamo al timbre, y sale el hombre de mi vida a la puerta y me dice: ¿SE PUEDE SABER PORQUÉ NO ME COGES EL MOVIL?

Eso sí...las horas del horror se las zampó solito.

34 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

[17:24:30] EFE "Troll" MORNINGSTAR, says:
ohhh, pobre Ingeniero
[17:24:44] EFE "Troll" MORNINGSTAR, says:
él intenta adiestrar a las niñas y tú las malcrías....
[17:24:52] EFE "Troll" MORNINGSTAR, says:
espera, voy a comentar justo eso!

Inés dijo...

Me encanta el Ingeniero y su "Está prohibido dormirse". Es fantástico :)

Aunque tú también eres adorable llevándolas a las dos... Pero mientras sea la excepción y no la regla, creo que las princesas acabarán adecuadamente adiestradas.

Sois unos papis chachis :)

deRositas dijo...

jajajaja. Este es muy bueno Moli
Yo sé de algunos/as que se quedan haciendo horas extras o lo que sea con tal de perderse " las horas del horror"
El experimento del ingeniero de despertarlas,antes de que caigan al suelo,me tiene acojonada

Euclides dijo...

Bueno: como para ejecutar al ingeniero. Claro que sí acababa de regresar de la vuelta a los puertos que le había recetado, se entiende su impaciencia. En todo caso, la venganza estuvo bien, soportando las horas hasta que se acostasen.
En lo referido a los viajes, mi experiencia me dice que hay dos situaciones posibles con los niños, que uno se duerma nada más arrancar el coche y que no le influya a posteriori, o que no se duerma ni pá Dios, y lo tengas que soportar 500, 800, 1100 km, o los que sean demandando atención y dando la vara. Debo decir que pasé por las dos situaciones, pero no se cuantos años de vida adicional me costará la segunda.
PS. Muy buena la táctica del ingeniero de desafiar la ley de la gravedad con las princezaz. Puede (a pesar de tu escepticismo) serle útil cuando dentro de 30 años cojan un pedo para que no se caigan.

Anónimo dijo...

Ir pendiente de la carretera ya es suficiente trabajo. No entiendo cómo se pueden ir haciendo, al mismo tiempo que conduces, todas esas otras cosas que cuentas. Nunca he llevado un niño en el asiento de atrás, sólo de pensarlo me pongo nerviosa. Este finde me lo pidieron, pero alegando a la responsabilidad que supone el que les pueda pasar algo, me libre.
Tienes suficiente entrenamiento para hacer un Paris-Dakar. Anímate.
MALVANTESA

Ana dijo...

Yo empiezo a gritar sin parar, tenddrá huevos el ingeniero ese!!!!

Lo describiste al 100% cierto, yo opté en los viajes largos por llevarles almohada y manta y siguen dormidos en el coche, luego es solo aguantar el resto del viaje...
En las cortas me pasa igual, todo el camino gritando que no se durman,ajajjaa

Besitos

Sara dijo...

Entiendo que el ingeniero estaba subiendo y bajando cuestas con su bicicleta de montaña?????

Y para que te estaba llamando el ingeniero???? para ayudarte??? Que morro no¡¡¡

Toda la semanita le toca horas de horror.

Besos

Pétalo dijo...

Jajaja, me encantan las tecnicas para evitar que se duerman! Gormiti de fuego o de bosque? juas!
Pero, las cargaste a las dos a la vez? Pero eres Hulk o superMoli, o que? Las dos a la vez y bolsas? Me he agotado solo de leerlo!

Juliet dijo...

Me encanta llegar el lunes y acumular tres posts tuyos! Q gustazooooo!!! Q grande!!

Yo siempre me dormía justo al llegar al parking y mi madre me gritaba como una loca: JULIET NO TE DUERMAS, JULIET NO TE DUERMAS, JULIET NO TE DUERMAS, JULIET NO TE DUERMAS, JULIET NO TE DUERMAS!!! Así podía pasarse la tía como 5 minutos repitiendo sin respirar hasta que aparcaba. Qué cosa más irritante!q tortura, q mala leche!! Pero bueno, después de leer tu post la entiendo un poquito........

José Antonio Peñas dijo...

De pequeñajo nuestro hijo tenía la rara habilidad de caer dormido exactamente en la curva final antes de llegar a destino, tras darnos un viajecito bien aderezado de mira papi un coche, sí hijo, un coche, mira papi, un árbol, sí, hijo, un árbol… Eso sí, buena vejiga: nunca pide pis: si el viaje es corto no le apetece y si es largo le aguanta más que a nosotros, con lo que se adapta a nuestras paradas logísticas.

Nuestro caso fue peor: no nos dijimos ¿y si hoy lo hacemos sin condón?. Nos lo quitamos deliberada mente.

(No me quejo, fueron dos meses geniales y si les sumamos los siete que siguieron hasta que mi chica se notó incómoda tuvimos nueve meses de follar como si nunca más fuera a amanecer)

Una mamá (contra) corriente dijo...

Qué tendrá esa horar para que todos los niños entren en crisis!!. Yo no he llegado a esa fase tan divertida como la vuestra jajaja pero todo se andará xDDD

Lynx dijo...

Yo aún hoy día me duermo en cuanto me meto en un coche y fuera es de noche. Ahora me da cargo de conciencia por mis pobres padres, vaya horas del horror se tuvieron que tragar...
Por cierto, Bob Esponja siempre y ante todo.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Dios que grande eres!!!
La Parienta renuncio tres años al asiento de copiloto para no romperse el cuello.
Y hemos tenido broncas porque nuestro coche tiene una autonimía de sólo 500Km...¡¡¡¡Otra vez vas a parar a echar gasolina!!!
Lo dicho, eres un genio.

javi dijo...

A estas alturas la Dirección General de Tráfico con Rubalcaba a la cabeza deben estar rumbo de tu casa para decirte algo sobre no parar NUNCA.

Laia... dijo...

Mi padre tenía una técnica (o quizás era la lejanía del apartamento) para que yo, dormida, me subiera andando a su casa, bolsa incluida, cuando iba los fines de semana.

Me venía a buscar el viernes por la noche y siempre me dormía en el coche. Me despertaba el sábado por la mañana en mi cama de su casa.

Una vez me desperté del grito que me pegó para que no me comiera una columna del parking. Llevaba colgando mi bolsa. Me acuerdo.

Burbu dijo...

el día que se caigan aún tendréis que pasar la noche en el hospital...jajaja, buena táctica!!

Biónica dijo...

Por algo digo que prefiero trabajar que tener que cuidar de mi sobrina... :S, y ojo, que ya tiene 11 años...

OMG...

Diva Gando dijo...

Hola Moli,

Describes como nadie lo cotidiano.

Me encantó el post. Real como la vida misma.

Diva Gando dijo...

Otro olvido.

Me encantó la película. Sin duda una de mis favoritas...

Diva Gando dijo...

Por cierto se me olvidó comentar que en mi caso, el que se duerme en el acto es Consuerte, da igual que el viaje sea de 5 minutos o de 3 horas, el tío se duerme.

En mi coche está prohibido el dvd portátil. Me niego.

A ver cuánto aguantamos...

Anniehall dijo...

Nosotros también resistimos al DVD. La teoría es que tienen que aprender a aburrirse. También a ver lo que duramos, por ahora casi cuatro años.

Nosotros una vez, en un viaje previo a la hora del horror, al ver que los niños se habían dormido y temiendo el momento de despertarlos pasamos de largo nuestra casa (en el centro de Madrid) y llegamos casi hasta Guadalajara.

Kotinussa dijo...

Cuando yo era pequeña teníamos varios alicientes añadidos:

- mi hermano se mareaba a los 10 segundos de subir al coche y vomitaba en cada curva.

- íbamos en un 600 y las carreteras no eran como ahora, las autopistas eran un sueño y las carreteras comarcales en Andalucía eran como caminos de cabras.

Efe Morningstar dijo...

Por cierto, yo me duermo a los cinco minutos. Salvo que esté leyendo. Soy un amor.

Invisible dijo...

Jajajajaja...........vaya con el método del ingeniero.Pero como se les ocurren esas cosas, yo con lo sufridora que soy, las llevaría como tú.

Sara dijo...

Se me quitan las ganas de tener hijos/as...jejeje.

Bss.

molinos dijo...

A ver...Maternity nunca falla.

Efe..tu no tienes criterio, te dedicas a malcriar a adolescentes asi que no me sirves para tener este tipo de charlas..es más..¿porqué hablo contigo?

Ines.."papis chachis"??...porque se que lo dices con buena intención, sino lloraría.

Derositas..de las técnicas de escaqueo de las horas del horror hablaré otro día.

Euclides..nada de bici...se acababa de levantar de la siesta.

Malvantesa..soy un crack..cualquier día me piro al Paris Dakar o a donde sea.

Ana, lo de intentar que no se duerman es tiempo perdido pero caemos una y otra vez.

Sara..no, no se fue en bici. ¿ Tengo pinta de haber estado con Gerard?

Pétalo..varios viajes..lamentable.

Juliet..gracias guapa.Que lectora más maja eres.

Peñas, yo hablé con ellas el otro dia de la crisis del ladrillo..¿ y porqué no han terminado esas casas? porque no tienen dinero ¿ y porque no tienen dinero? porque se les ha terminado, pues que terminen las casas y las vendan y así tienen dinero..ya pero es que no tienen dinero para acabarlas..pues que vayan a las teclas esas que vas tu y lo sacan..ya pero a ellos no se los dan..pues que vendan la que tienen terminada..y asi tienen un poco de dinero para terminar otra..y blablablablabla...pero se durmieron igual.

Una..ya te llegará...y te acordarás de esto.

Lynx..Bob esponja es un horror.

Gonzalo..¿ tu piropos? ¿ no será que quieres algo? Estoy con tu mujer..500 km es poquisimo.

Javi, los hijos de rubalcaba son mayores..pero de qué te crees que está tan calvo? se acuerda de esto. NUNCA.

Laia...jajajaja..pues tu padre es de los del ingeniero entonces.

Burbu..no se caen..se tambalean, se les cae la cabeza..uyyyy...uyyy pero al final se despiertan.

Bio..sobris nunca.Y eso que al mio le adoro.

Diva gracias...lo del dvd nosotros solo para grandes viajes tipo Gerona Santander o Madrid Gibraltar...cualquier otro trayecto prohibido.

Annie..¿ a Guadalkara?? jajajajajaja...que bueno.

Koti..el mundo hermano que se marea es genial también, pegarse por no ir a su lado.

Efe..¿ que te hace pensar que quiero vijar contigo en coche? seguro que se te cae la baba.

Invisible..va por dias..otros dias las espabilo.

Sara..no digas eso...hay montones de cosas buenas..como...mmmm...que da tema para un blog.

Aliena76 dijo...

Chica, tenía algunas cosas que comentar sobre el post pero como siempre las ha eclipsado la ocurrencia del ingeniero de "dejarlas de pie, que antes de caerse se despiertan porque el cuerpo avisa" !!!! jajaja...

Iñaki dijo...

Me ha encantado, todo lo que es de coches lo miro especialmente. Y encima tengo tres hijos! :)

David dijo...

Real como la vida misma, me siento totalmente identificado, sobre todo con lo de los Gormiti

xD

JuanRa Diablo dijo...

¿Alguna vez te dicté yo este post y no me acuerdo? :D

Pero qué me vas a contar, Moli. Petrel (casa de abuela)- Yecla = 44 kilómetros.
Una vez se durmieron y luego estaban espitosos perdidos. Nunca más. Cuando empiezas a ver que se callan y que los ojos se les ponen algo zombis... ¡hay que hacerles hablar como sea!
Me pregunto qué pensarán tus comentaristas sin hijos. ¿Te tomarán por una exagerada?
Yo desde aquí proclamo:
ES TODO CIERTÍSIMO!!!

(Momento estelar: como si Pepe Domingo Castaño estuviera sentado en tus rodillas XXDDD)

yo iba para socióloga y me quedé en cotilla dijo...

Mi hija no tiene padre así que los viajes me los chupo sola, aguanté en la sillita hasta los cuatro años porque yo sí aprendo en cabeza ajena y sabía que conducir con una mano sujetando la cabeza de mi hija me demora, pero ya con una niña de metro diez y veinte kilos de peso tuve que pasarme al maldito alzador y ni jerseys ni toallas, solo funciona pasarle una correa alrededor de la frente....es brooooma.No tengo la segunda porque ya soy mayor y no puedo cargar con dos al llegar a casa, ni conducir con una mano en la frente de cada una.

pseudosocióloga dijo...

Bob Esponja me parece pésimo pero yo también lo he usado.Deberiamos hacer un grupo en el "librodecaras"

Bruja Naranja dijo...

Te leo con unos días de retraso, y justo este finde hemos tenido los dos tipos de viaje. Real como la vida misma, pero contado como nadie más sabe hacerlo.

Sol dijo...

Lo que dice el ingeniero es real como la vida misma. Te lo digo yo que brego con cuatro: no se caen.
Yo por las noches juego al "no veo no veo", es mucho más difícil porque vale cualquier cosa, pero a veces consigo que no se duerman...