viernes, 28 de mayo de 2010

¡ALTO!.- La primera vez

La única explicación que encuentro a que cuando sale el tema de: ¿a ti cuantas veces te han hecho un control de alcoholemia? Yo siempre monopolice la conversación, es que tengo cara de tía peligrosa. De borracha no, de peligrosa, porque no solo me han parado 3 veces en mi vida para soplar, también he sido requerida 4 veces por la policía nacional para identificarme y registrarme el coche.

La primera vez, fue la noche de mi 21 cumpleaños. Mi novio de entonces (el ex novio) tenía que estudiar algo de su ingeniería y no podía salir, así que me fui de farra con mis amigas del colegio, para volver luego a dormir (ejem) con él. Por supuesto dije la frase mágica:

No te preocupes, no me apetece mucho…volveré pronto.

Por aquellos tiempos, se salía con coche.

Bebías y conducías. Intentabas no tajarte como un piojo pero todo el mundo cogía el coche. ( Si, si..eso no se hace...ya lo sé y ya no lo hago..)


El caso es que me fui con 3 amigas y mi “Halcón milenario” por la noche madrileña a tomar copas. Empezamos en un bar cerca del Bernabéu, donde sólo tomamos whiskys a muerte y había cuencos de palomitas. ( Tengo que escribir algo sobre la evolución del gusto alcohólico)


Terminamos la noche en “Keeper”, (descerebrados de Madrid, a lo mejor sabéis de qué hablo). 4 y media de la mañana, última copa y según la dejamos en la barra después de haberla apurado, nos piramos.

Íbamos en mi halcón milenario cantando como posesas, mientras iba dejando a cada una en su casa, cuando estaba a punto de colocar a la última…


Moli, para que voy a vomitar.

No seas exagerada..

En serio..

Baja la ventanilla y te aireas.

Y sí, bajo la ventanilla, pero para potar por ella.

Estábamos entretenidas con esto, cuando vislumbre unas luces azules y un amable policía haciéndome señas para que parara. “La hemos cagado” pensé.

- Buenas noches señoritas.
- Buenassss
- Esto es un control de alcoholemia…bajase del coche y acompáñeme a la furgoneta.
- .mmm..vale.
- ¿Su amiga está bien?
- ¿Qué amiga?
- La que está vomitando por la ventanilla…
- Si, si...es que le han sentado mal…unas ¡¡palomitas!!


Me llevó a la furgoneta y yo ya me veía esposada o durmiendo en el coche o montando el numerito de llorar o algo así. Me veía a mi misma apurando el último whisky hacía exactamente 15 minutos y sabía que iba a fundir el soplador ese. Opté por ponerme muy muy seria e intentar minimizar los efectos del Johnnie Walker sobre mis sentidos. Me concentré en que mi lengua no patinara y pronunciara todos los fonemas, en mantener la mirada lo menos turbia que pudiera y por supuesto me senté. Nada de equilibrios.

- Su carnet de conducir.
- Tenga...
- ¡Es su cumpleaños!!!
- Er…si…mi cumpleaños..21 años.
- Muy bien. ¿Ha bebido para celebrarlo?
- Bueno..
- Pero..¿ muy poco, no?
- Si, si..poquísimo…medio botellín o así.
- Y…¿ hace muchísimo, no?
- Pufff..pues por lo menos 5 ó 6 horas.
- ¿Y ha comido tarta?
-¿ Tarta?..mmm..no, no me gusta. Palomitas.
- NO, ha comido usted muchísima tarta.
- Esto..bueno..pues si, muchísima tarta…
-
Me veía a mi misma sentada en la furgoneta teniendo este diálogo absurdo con el policía y como soy muy peliculera, pensaba que en cualquier momento llegaría el poli malo a darme una colleja y quitarme las llaves del coche. Y de ahí, me lancé a pensar, en qué coño le iba a contar a mis padres cuando apareciera sin coche y con una multa increíble…y de ahí..bueno..eso da igual.


- Tenga...cómase este caramelo.
- ..gracias...pero no quiero.
- Si quiere...tomese el caramelo.
- Vale, vale…
- ¿Ha terminado?
- Si...creo que si.
- Pues sople por aquí.

Yo no tenía ni idea de cómo funcionaba aquello, pero pensé que lo mejor era soplar flojito, no fuera a ser como las máquinas esas de las ferias que le das fuerte y suben hasta arriba y se pone rojo y eso...asi que sople más o menos asi: psssssss.

- Muy bien. Puede irse. Ha dado negativo.
- ¡QUE HE DADO ¿¿¿¿¿QUÉ?????
- Negativo, negativo…porque además… ¿va usted aquí cerca, no?
- Si, si..claro..ahí al lado…cruzando la plaza.
- Pues ala…recoja a su amiga y a casita.

Cuando llegué al coche mi amiga estaba en modo pánico: ¿qué te han dicho? ¿Nos tenemos que ir en taxi? ¿Qué hacemos?

Ponte seria, límpiate la barbilla y al pasar sonríe que nos vamos a casa.

Por supuesto había mentido al amable policía y me quedaba conducir un buen trecho por autopista porque mi novio vivía lejísimos. Recuerdo que iba conduciendo con las ventanillas bajadas ¡¡ en febrero a las 5 de la mañana!! Intentando no dormirme….cuando llegué a su casa y por haber dicho lo que nunca hay que decir: volveré pronto, digamos que él no estaba en modo conciliador.

- Moli..joder… ¿no ibas a venir pronto??
- Pues eso..pronto..no son ni las 6.
- Estaba preocupado…
- Ohhh..que mono eres…a veces.
- Pero..pero..¡¡qué pedo llevas!!!
- No, no..de eso nada…me han parado en un control de alcoholemia y he dado negativo.
- ¿Qué te han parado dónde?? ¿NEGATIVO?? ¿Cómo COÑO HAS DADO NEGATIVO?
- ¡Qué pasa? No estoy tan pedo…

Moli…mírate..Llevas 10 minutos intentando quitarte los pantalones…


Es lo último que recuerdo antes de levantarme con una resaca atroz, creo que él aprobó su examen.


Me han parado más veces, pero si eso ya lo cuento otro día.

17 comentarios:

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Y tanto que conduciamos tajados!!! recuerdo una vez que al copiloto le dije: "Si se aleja mucho la acera me avisas, yo miro a ver si hay luces rojas...".
Nos delata el D.N.I.

Anónimo dijo...

Ségun!! (mierda)
A mi nunca me han parado, doy el pego de hombre serio.
Fdo: Jiom

Pilar dijo...

A mi ex le pillaron en Florida con 5 cervezas conduciendo (estaba estudiando) y pasó la noche en el calabozo y tenía que firmar una vez al mes durante un año (rollo americano). Como acabó de estudiar se fue y no firmó las dos últimas y ahora (han pasado muchos años pero el va mucho por USA, etc...) trás un viaje a Florida (no había vuelto a este estado desde entonces) aparte de detenerle en el avión (con esposas y todo) y tenerle 20 horas en la cárcel y 2000 dolares de fianza, le piden 30 días de cárcel...
Esta acojonado porque no puedo no solucionar este tema ya que por trabajo viaja mucho y está su abogado (que le ha costado 5000 dolares) llegar a un acuerdo con el fiscal...
Alucinante!

Sara dijo...

Moli el Keeper¡¡¡¡¡¡¡ era lo más de lo más que epoca. El sitio de las palomitas cerca del Bernabeu, no sería el Birra???

Es verdad que antes todos todos ibamos en coche y por supuesto bebiamos, yo a veces guiñaba un ojo para no ver doble, ahora lo piensas y madre mia que irresponsabilidad¡¡¡ pero antes era lo normal se conducia tajado y punto.

molinos dijo...

Gonzalo y JIom...es que vosotros sois viejísimos...y Jiom, si..tu tienes cara de tío serio y de dar mucho miedo. Pero vamos que yo soy mucho más joven que vosotros dos.

Pilar..esa historia es tremenda....30 días de carcel??..joder..

Sara..¡¡si!!El Birra..creo que se llamaba..jajajajaja..El keeper era horrible..y además había subir escaleras y eso era mortal.

Maria dijo...

si es que, como todos sabemos,

"no hace falta divertirse para beber"

JuanRa Diablo dijo...

Es que hoy cuesta creer que antes muchos jóvenes ibamos pedal al volante.
A mi me dijeron en alguna ocasion si iba en condiciones de seguir conduciendo
-Claro, claro, por supuesto...
- Está bien, continúe...

Y qué poco pasaba para lo que podía pasar...

Una mamá (contra) corriente dijo...

A mi me han parado dos veces para un test de alcoholemia, las dos veces di 0,0. La última vez era un control de estos que además concienciaban a los conductores y se nos acercó un chico que iba en silla de ruedas a contarnos su historia. No sabíamos que decirle, si decirle que lo sentíamos o qué, pero es que además la charla con nosotros tenía poco sentido porque nunca hemos cogido el coche habiendo bebidos, ni se nos ocurririría.

Pero sí que es verdad lo que cuentas de que antes no se pensaban tanto las cosas, yo también tuve mi época de beber y conducir. Ahora lo pienso y se me ponen los pelos de punta.

Sprocket dijo...

Yo la única vez que he cogido el coche habiendo bebido y que no debería porque estaba con todo el punto fue después de un examen terrible que nos follaron a todos (Teleco en Sevilla) y un amigo y yo fuimos al cine con mi coche y habían cambiado los horarios y al final una cosa llevó a la otra y acabamos contándonos las penas amorosas el uno al otro aparcados dentro del coche cerca de mi casa. Al cabo de un tiempo recordé que tenía una botella de ron cubano que me había traído yo mismo de La Habana y fuimos a escondidas a mi casa, mientras mis padres dormían y la trincamos del mueble bar junto a dos vasos de los buenos. Volvimos al coche y empezamos a darle a la botella y a rajar, con música de la radio de fondo. Cuando ya estábamos medio pedos, nos entró ganas de beber el ron fresquito pero en mi casa el sacar los cubitos de la cubitera podía despertar a mis padres así que decidimos CONDUCIR hasta la casa de mi amigo para PILLAR HIELO. Cogimos el hielo y lo bajamos al coche y seguimos bebiendo la botella entera con todo el hielo entre los dos. Mi amigo se subió a su casa zigzagueando y yo me volví a la mía, aparqué el coche y a casa a dormir. Al día siguiente no me acordaba dónde coño lo había aparcado.

También esta historia me recuerda a mi amigo Chema, que se bebía "salpicados". Esto consiste en llenar un vaso de tubo hasta arriba de whisky Loch Castle (el más barato de Carrefour) y los amigos, desde la distancia, cogíamos una botella de Coca-Cola de 2 litros y soltábamos un chorro del cual, algunas gotas llegaban a caer dentro del vaso de mi amigo Chema que procedía a beberse el whisky de tirona. No hay que ser muy listo para saber qué le pasó a mi amigo después de DOS de éstos.

Kotinussa dijo...

El que estuvo mono de verdad fue el policía. No sé cómo no le diste dos besos.

Yo no puedo comentar los tugurios de Madrid, pero mis viernes y mis sábados siempre terminaban en un sótano donde nos íbamos concentrando todos los más irreductibles de la ciudad. El sitio apestaba a sudor que era un horror, porque no tenía ventilación alguna, pero como no se veía desde la calle se saltaban todas las normas sobre los horarios y nunca cerraba antes de las 5.

Harry Callahan dijo...

@Kotinussa: Eso es lo que él esperaba, pero le salió mal la jugada...

nanu dijo...

Yo siempre he dado 0,0 rompiendo las estadisticas ef fechas tan señaladas como fin de año o San Juan.

Una vez incluso me dejaron seguir sin llevar el carnet de conducir... Claro que la idea de que uno los 8 energumenos alcoholizados que llevaba en la furgo condujera era mucho peor...

Ah!! Y otra me pararon a las 4 de la tarde con mi madre de copi!! Que risas!!

Efe Morningstar dijo...

Yo creo que te metiste en el rodaje de una peli porno y el poli te confundió con la actriz principal.

La alternativa es que el poli fuese buena persona. Y pensar eso me da escalofríos, ighhññiñiñgsss.

Por cierto, menos mal que no le montaste el número llorica de princesa desvalida. Eso es cutre, patético e indigno, señorita.

javi dijo...

¿Ejem?

hitlodeo dijo...

A mi me han parado un par de veces, pero en la que iba sereno era para control de alcoholemia, y en la que iba tajado era una inspección del vehículo.
¡Como no te van a parar por peligrosidad Moli! Tú no conduces el Halcón Milenario, recuerda que lo tuyo es el lado oscuro, así que llevabas la nave de Darth Vader.
;)

Carmen dijo...

Última hora! ¡Un pitufo sucumbe al moli-embrujo! Creo que el contexto histórico también ayuda, probablemente no eran días de tanta voracidad recaudatoria como ahora... en todo caso, qué bien y qué suerte!

Juliet dijo...

Y yo que cuando salgo y conduzco, como soy una nena responsable y no bebo, me muero de ganas de que me paren a soplar para decir lo de pim-pam-toma-lacasitos, y no hay manera!! A mi hermana la pillaron con sus amigas todas borrachas, y atención: cogiendo una rotonda en contra dirección y con la L de novel sin serlo… tremendas… y debían llevar una sonrisa angelical o un buen escote pq se fueron tan campantes pa casa!!