viernes, 19 de marzo de 2010

7 comentarios:

el chico de la consuelo dijo...

Sensacional descubrimiento...!! me encanta...
creo que nos haremos más amiguitos por la música que por los libros, porque la Sra de Auster se me está tragantando como su marido...
que malo es empezar un libro con prejuicios.
aupa atleti!!! viva el ingeniero!!

Cattz dijo...

Tendría que darle una oportunidad a Memorias de África, pero es que tengo trauma infantil con ella. Me entraron ganas de hacer pis a los 20 minutos de empezar y mis padres no me quisieron dejar salir esperando un descanso que jamás llegó...

Ahora veo imágenes y voy al baño.

Kotinussa dijo...

¡Por Dios! Yo por ese Robert Redford me dejaría hasta rapar el pelo al 0. Desde los quince años estoy totalmente enamorada de él.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Nunca he entendido porque a las mujeres os gusta tanto esta escena. Deberias profundizar y explicarnoslo

BLN dijo...

¿Que no lo entiendes Gonzalo? ¡Si es el summum de la sensualidad! Sólo de pensarla ya me viene un temblorcito por todo el cuerpo.

Anna Bonich Poncela dijo...

Es una pieza preciosa. Gracias!

molinos dijo...

Gonzalo...asi te va si no entiendes qué le vemos a esa escena. Pregúntale a tu mujer