miércoles, 28 de octubre de 2009

MATERNITY (XL): ¿ Quién se ha llevado mi magia?

¿Magia?

¿Dónde coño está la magia?

Se miraba en el espejo y no se reconocía. ¿Quién es esa tía con la cara amarilla y el pelo de punta? ¿Soy yo? Imposible. Bueno, a lo mejor en esto consistía la magia, en cambiar completamente de aspecto. Ella había pensando que sería a mejor, rollo pelo sedoso, mejillas sonrosadas y ojos brillantes de la emoción, pero lo mismo era al revés y por eso se veía como si tuviera ictericia, con los ojos arrasados en lágrimas y el pelo de estropajo.

"A mí me habían dicho que era un momento mágico. La gente me miente o yo no entiendo el concepto".


Volvió a la cama y se puso a recordar las últimas 24 horas.

Se lo esperaban, claro, no era sorpresa. Se despertó con una molestia y pensó: “ vaya... lo mismo es esto”. Volvió a dormirse. Al rato otra vez, uy uy uy... sí que va a ser esto. Aguantó un par de horas antes de despertarle: cariño, creo que esto como retortijones deben ser contracciones. Él con su mentalidad cuadriculada, se desperezó y le dijo: ¿crees? ¿cada cuanto son? voy a por un cuaderno.

Ella sabía que no iba a ser ni tan malo como en las pelis, en plan sudando como una cerda agarrada al cabecero de barrotes de la cama y con los ojos apunto de estrellarse contra el techo, ni tampoco una situación mística de comunicación con la naturaleza pero, en fin, esperaba algo más trascendente que unos retortijones.

Pensó que lo mismo al llegar al hospital el tema se encarrilaba y le encontraba la "magia" al milagro de la vida.

A las 5 de la mañana, él decidió que era buen momento, "no vamos a coger atasco" y se marcharon para el hospital. Como era vísperas de Navidad todo el personal de la clínica estaba de fiesta y al que le había tocado currar estaba de un humor curioso, un humor hostil para ser más exactos.

- ¿A qué esperabas guapa? -le dijo la matrona- ¿a tenerlo en tu casa?

- Pues mire, no tengo ni idea. Lo mismo le sorprende pero ES MI PRIMER PARTO.

Habían empezado mal, aquello no era mágico y el enema que había que ponerse luego tampoco parecía indicado para elevar el glamour del momento. Pensó, que lo mismo cuando estuviera en la sala de dilatación sola con él, se mirarían a los ojos, se darían cuenta de la trascendencia del momento y surgiría la magia de saberse próximos a la paternidad.

Pero tampoco.

Él entabló una curiosa conversación con el enfermero sobre el funcionamiento de los monitores fetales y los problemas de aparcamiento en la zona de la clínica. Ella sencillamente pensó que a lo mejor la magia de verdad era en el paritorio. Al cabo de una hora, él dijo: uy... son las casi las 8, me voy a ir a cambiar el coche de sitio que si no me van a poner una multa de la hora."

- ¿Te vas a ir a cambiar el coche AHORAAAAA?

- Hombre, es que son 90 euros. Esto va para largo, voy, aparco y vuelvo. Ni te vas a enterar que me he ido.

- Esto va para largo, esto va para largo... ¿TÚ QUE SABES????

Por supuesto a los 3 minutos llegó el médico y dijo: vamos para adentro... ¿dónde está él?

- Se ha ido a aparcar.

- ¿Cómo?

- Da igual... vamos a ver si encuentro la magia del momento de una puñetera vez... que si me llegan a contar esto... valiente la hora en que me ponía a reproducirme.

Nada más entrar se dio cuenta de que la gente mentía muchísimo. Allí, en el paritorio, no iba a haber magia de ninguna de las maneras. Una sala fría, en pelotas, en la postura más humillante que jamás te puedas imaginar y con gente entrando y saliendo comentando una fiesta de navidad:

- ¿Qué tal? ¿A qué hora te has acostado?
- Pues hace nada... 2 horitas... Fulano acaba de llegar.
- ¿Se había terminado la barra libre?

Ella decidió que lo mejor era dejarse llevar, el marido aparcando, el médico a lo suyo por los bajos, la gente comentando la jugada... no podía ser peor... pero una vez más se equivocaba.

- Súbete encima de ella que está muy arriba y no sale.
- ¿ENCIMA DE QUIEN?

Dos minutos después, le dijeron:

-Es una niña.

Y acto seguido

-No te preocupes guapa, que este médico cose que da gusto.

Ahora, 24 horas después, mientras el pequeño gollum gris dormía en la cuna y él roncaba en la cama del acompañante pensó que lo de la magia se lo iba a tener que currar muchísimo.

Publicado originalmente en El Bloggercedario.

42 comentarios:

Vicent dijo...

Jajajaja, muy bueno. Yo recuerdo de ese momento el estar en la sala esa donde os ponen para monitorizar las contracciones y claro, rapidamente me hice con el funcionamiento del monitor y esas cosas (lastima que no tuviera mando a distancia).

Cuando el gráfico empezaba a dispararse hacia arriba yo, todo solícito, le decia a mi propia: Vas a tener una contracción, a lo que ella, todo amor y comprensión en aquel momento me miraba con cara de odio y me replicaba: NO ME DIGAS!

Momento mágico, sin duda...

Laia... dijo...

Si, definitivamente, me muero de ganas de tener bebés.... Apuf.

Anónimo dijo...

Por qué has evitado detalles tan mágicos como la colocación de un cubo debajo de ... la puerta de salida, para poder recoger y , en su caso, analizar todo lo que acompañó a golum en su salida, y , por supuesto, la descripción de los mismos restos ( a mí se me antojaron como los pulpos en los cubos de los pescadores ...sabrá la placenta a pulpo a feira???? ). Por qué has evitado nombrar ese sonido tan agradable de las tijeras ejecutando la episotomía ( se dice así?,..., para noveles la episotomía es como,...,ummm, hacer la puerta más grande? )...

En tu habitación no iba entrando gente con los dedos ( dos para ser más exactos ),colocados a modo de revólver de juegos de los niños, enfundados en latex y se ponían crema en la punta, pero en vez de ser nata era un lubricante???. Cuando los dedos pasaban de posición vertical a horizontal, había un pequeño cruce de miradas con la poseedora de , en este caso, puerta de entrada. Juro que a partir de ese momento relativicé para siempre la fidelidad corporal, y pensé que el día (seguro lejano), que en acitud amorosa me reclamaran entre susurros, más calma y tacto iba a recordar estos momentos digitales.

Tengo un amigo médico que dice que lo más guarro y animal que hay es el parto.

En fin, la magia está por venir, digo.

c.

peibol dijo...

Definitivamente, eres el anticristo de la maternidad XD. No sé cómo los otros padres del colegio te dirigen la palabra. :D

A mí lo de la magia de parir me parece una soberana gilipollez; magia si acaso cuando tienes al niño al lado, o sobre el pecho, pero ¿magia por expulsarlo? ¡Es como encontrarle misticismo a tener piedras en el riñón!

Un saludo... y que tu hija tarde mucho en leer esto para no traumatizarse ;)

Pétalo dijo...

Y los animalitos que lo hacen en cualquier sitio...ains, lo tenemos un poquito idealizado todo esto, y al fin y al cabo es lo mas natural del mundo. Pero tienes razón, no creo yo que el entorno sea el mas apropiado para sentir magia de ningun tipo...

Cata dijo...

Creo que la gente dice que se te olvida "el parto" para ahorrarnos detalles (al leer el comentario de c. me he dado cuenta que aun es peor de lo imaginado...)
Y ahora la desnaturalizada voy a ser yo... pero dime... y al momento "dar el pecho" le encontraste la magia??? porque a mi por sistema me horroriza mucho....y no, ni siquiera me da ternura...pero claro, yo no soy madre

molinos dijo...

Cata..sobre la lactancia materna ya he despotricado por ahí en otros post maternity.

C. que comentario tan evocador..

peibol..las otras madres no me hablan, creen que soy una bruja, y eso que no me leen.

Vincent..lo del monitor yo sé que os mola..

Cata dijo...

Voy a buscar para sentirme un poco menos malapersona-antifemenina-pocomaternal.
Gracias, Moli!

Biónica dijo...

Uf, no lo quiero ni pensar, agss... Normalmente cuando preguntas encuentras dos tipos de mujeres: las que se callan todos los detalles del parto, y las que te lo cuentan TODO con pelos y señales, de forma que se te quitan hasta las ganas de seguir viviendo.

En cualquier caso, ninguno de los dos supuestos es agradable

molinos dijo...

Biónica..luego estoy yo..que lo cuento con gracia.

Tristeza de amor dijo...

jajajajaja me ha encantado...generalmente no le cuento a nadie mi parto solo me limito a decir que yo no lo he olvidado en 6 años...¿magia despues de 22 horas?...ninguna pero lo guardo en secreto porque la gente me mira extrañada y estoy harta de tener que dar explicaciones

Anónimo dijo...

Es que hay mucho mito en esto de los partos. Todo empieza con la gran mentira "curso de preparación al parto". Allí la matrona te vende la idea del parto armonioso, la lactacia como nexo de unión con tu hijo...jajajajaja MENTIRAS
El parto es como el rastro, todo el mundo entra y sale y tu con el tenderete puesto para que vean y manoseen la mercancía. La lactancía es mu sana para el bebé pero un horror para la madre-vaca, a la que el polinizar no ayuda porque no tiene teta (¡¡vivan los biberones, coño!!). Y encima durante el parto mi ingeniero diciendome al odio, "carino respira pero no chilles, que no vamos a dar un espectáculo ¿verdad?"...por cierto, perso a lo que digan las matronas VIVA LA EPIDURAL.
Clara

molinos dijo...

Clara..eres de las mías, completamente de acuerdo en todo.
Al final vamos a ser almas gemelas...

Anónimo dijo...

Se me ha olvidado un pequeño detalle. Mi polinizador-ingeniero no decía que no oía a los niños cuando lloraban. Cambié la cuna a su lado y yo también "ejé de oir" durante 3 días, a partir de ese momento establecimos turnos, claro a partir del 2º hijo puesto que me negué a dar la teta y un biberón lo puede dar cualquiera (incluso un padre dormido)
Clara

newde dijo...

gracias, gracias, gracias...

ya tenia pensado lo de mi maternidad...creo q de momento lo pospongo unos años mas...a ver si la ciencia avanza y son los hombres los que pueden procrear

javi dijo...

Mi madre cuenta que conmigo, el cuarto (y ultimo por favor,) fué la primera vez que rompió aguas y si que le vio la gracia al tema. Sobre todo por el taxista que aparcaba en doble fila y no nos dejaba salir como pitas para el hospital.

(¿Tuviste un edema o te pusieron un enema?)

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Mierda, Javi me ha pisado la corrección...con lo que me gusta pillarte...
Un aviso a padres: la colocación en el momento del parto al lado del médico, da un aspecto ginecológico a "algo" que debe conservarse con la visión erótica.
Ponganse junto a la cabeza de sus mujeres, ellas, los médicos y ustedes mismos lo agradeceran en el futuro

JuanRa Diablo dijo...

No se me va la risa, Molinos. :D
Ya sólo al principio, imaginando al ingeniero sacando partido del excel hasta para las contracciones...
Prepárate, porque ahora empezarán a entrar las fundamentalistas de la magia maternal y te quemarán en la hoguera.

molinos dijo...

Javi, gracias por la correción y por pisarle el gustazo a Gonzalo..que es mi corrector oficial.

Gonzalo, el ingeniero a la pregunta de " quieres verlo" dijo.." no se"..y mi médico que es un cachondo le dijo: si tienes dudas mejor no.

Juanra..mañana a ver si escaneo las 3 páginas de cuaderno que tengo con las anotaciones de las contracciones.

javi dijo...

Por cierto, el post es descacharrante, pero los comentarios de Clara son la monda... :D

Anónimo dijo...

Si, Javi, tu riete, pero no sabes lo que es que tu suegro-médico esté contigo en la habitación mientras dilatas diciendo mientras observa el monitor de las contracciones: " a mi hija Loli le dolía más que a ti"...a ver, buen hombre, ¿alguien le ha pedido opinión? ¿no le apetece ir a machacársela Ud. y su hijo con 2 piedras un ratito? Si es que todavía alucino de como me atrevía a repetir otras 3 veces (...será por aquello del gustito previo, jajajaja)
Clara

Anónimo dijo...

¡¡¡ Moli, como entrén en este blog las de la liga de la lactacia materna nos cercenan las glándulas mamarias a ambas!!!

Clara

molinos dijo...

Clara..pues que se pongan a la cola, tengo a los coach antes para quitarme a mis hijas por mala madre y a Jonatan que quiere humillarme por ser " taxistaarreglaespañas" y " escribir como una secretaria"..

ah y se me olvidaba el que me llamaba peluquera del corte inglés...

Besos guapa.

Ixchel dijo...

Te acabas de cargar mi instinto maternal. Que en tu conciencia quede.
:D

Jezabel dijo...

Yo ya tengo decidido que si estoy de parto, aprovecharé la coyuntura para gritar como una posesa e insultar a todo el mundo verdades como puños. Total, como parturienta nadie se atreverá a llevarme la contraria...

hitlodeo dijo...

Hola Moli:
Yo lo más que me he acercado a la sensación del parto, ha sido mis dos operaciones de fístula (también muy mágico y bucólico). La postura es la misma, en una de ellas tuve anestesia epidural, y mientras me hacían lo que correspondía, en la primera operación tuve la suerte de que el anestesista era un señor mayor, muy cachondo, que me amenizó la intervención con comentarios de
su otro trabajo (también como anestesista) en Las Ventas.
Después de lo que yo llamo mis dos partos, os comprendo un poco más a las mujeres, no por el dolor, sino por la postura y la situación tan digna que se vive en esos momentos.
Un abrazo

molinos dijo...

Me encanta este post..se ha convertido en un post totalmente escatológico.

gracias hitlodeo..por compartir tus operaciones..jajajaja :)

a los futuros padre..animaos que estamos exagerando...:)

anicabonica dijo...

Eh,Molinos!una temporadita sin tiempo para despichorrarme contigo y cuando me dejo caer compruebo que cada vez son más tus seguidores.No me extraña,no me extraña nada además.Como siempre..ja,ja,ja,ja....

Hide dijo...

Nunca he posteado con antelación, pero sí que te sigo en silencio, jeje, este post merece romper con la tónica, no porque yo haya sido madre, sino porque una de mis amigas lo fue hace un año y nosotras que pensábamos que iba a decirnos que era maravilloso y demás falacias, y lo que sacamos en claro después de su experiencia maternal fue más o menos algo como sigue, algo que nos ha quitado las ganas a todas:

"A la próxima tía que me diga que lo del embarazo y el parto es lo mejor del mundo le parto la boca con una meceta. El embarazo es es una maldita agonía de, al menos 3 meses, y el parto ha sido la experiencia más horrible de mi vida. He estado a punto de pedir que me esterilizaran"

Y ahora que venga alguna a decirnos que es algo que no se puede olvidar, ¡¡¡no te digo, como para olvidar la experiencia más horrible de tu vida!!

Felicidades por el blog, ya no sólo porque me hace reir, sino porque cuando leo tu modo de ver la vida dejo de sentirme una extraña que no tiene sensibilidad hacia los demás al intentar ser honesta consigo misma.. ¡cualquiera dice lo que realmente piensa sin parecer una mala bicha: ¡¡no, el embarazo no es maravilloso!!

Saludos :)

Lola Pérez dijo...

Muy bueno.
Siempre me ha dado miedo el parto, y ahora lo tengo pánico...creo que puedo esperar 50 años más, o como he leído por aquí, hasta que se embaracen los hombres.

Sílvia dijo...

Pues lo siento, pero mi único embarazo no es que fuera maravilloso, pero tuvo su aquel: me pasaba el día dormida (tengo testigos) y no tuve ni una migraña (lo cual en mi caso es una ventaja enorme).

Respecto al parto, como a mi la epidural me funcionó, la verdad es que mientras esperaba si el bicho bajaba o no (8 horas), me dormí en el paritorio!!!! O sea que tampoco me pareció nada del otro mundo....

Lo peor vino después..... cuando no pude dormir en 3 años....

Montse dijo...

Es genial el blog. De tan real es genial.

Felicidades.

A mi no me ha hecho reir mucho... lo siento. Y es que me ha dado el rollo aquel que me dió la Guerra de los Rose cuando hace mil años la vi en el cine y oí reir a la gente... dónde está la gracia?

Y además... me gustaria añadir otra pequeña cosita... Y si encima el bebé tiene problemas?

Entonces ya la magia se convierte directamente en negra, ya te digo.

Udaberria dijo...

Mi pareja y yo estamos planteándonos ser padres en breves y el parto es una de mis muchas preocupaciones y aunque tu post es genial y está bien tomarse las cosas con humor, creo que no hay derecho a que en el siglo XXI se continúe con estas prácticas que no respetan para nada a la madre y al bebé. Estoy segura de que si los que parieran fueran los hombres hace siglos que hubieran inventado algo para que resultara menos doloroso e incomodo.

jotarp dijo...

La magia estaba detrás de la máquina que hace Ping!. Es lo que pasa cuando te pones en manos de un tío que a lo mejor ha visto mil partos. Entregas la cartera a la entrada y luego te quejas de que te la han robado.

Imagino que con la concepción de tu hija te pasaría lo mismo. Un par de sexólogos contando embestidas, corrigiendo posturas y tomando notas al pie de la cama (porque no se puede prescindir de un sexólogo que a lo mejor ha visto mil cópulas) le quita la magia a cualquiera. Y luego dicen que hay mujeres que disfrutan del sexo y que incluso tienen orgasmos. ¡ Eso es un mito !.

Toya dijo...

Un beso, preciosa, tienes razón, te robaron la magia.

Iñaki dijo...

El parto de mi mujer (somos los dos enfermeros) fue un visto y no visto. Sin dolor desde la epidural. 8h dilatando y menos de 20 minutos de parto.

Estancia mínima en el hospital menos de 48h. Eso sí la lactancia materna no la llevó bien. Pero creo que hay mucho de aprendizaje, forma de la mama, boca del pequeño para que duela o no.

Magia porque se ve pocas veces. Magia porque el cerebro tiende a olvidar lo malo.
Magia porque después viene lo más bonito que te ha ocurrido nunca.

Aunque en general, en este mundo frío, vago, masculino, igualitario, calculador y económico, se ha perdido la magia.

La magia de dar vida.

molinos dijo...

Hola Iñaki.

Yo no tengo un mal recuerdo. No lo pasé mal, ni sufrí ni nada. Es solo que aunque no queramos estamos mediatizados por todo lo que te cuentan y te crees que va a ser un momento " magico" porl lamarolo de alguna manera. Y no es así, la magia de tener hijos viene después...

Rebe dijo...

Pues mi primer parto fue mas o menos como cuentas, por suerte el segundo decidi tenerlo en casa y no te voy a contar que fuese orgasmico pero no tengo un mal recuerdo la verdad.

Anónimo dijo...

jajajajaj qué risas con lo del rastro

PAQUI dijo...

Mi primer parto ,fue el HORROR,mi bebe estaba sano ,
Pero la suerte nos abandono y termino con la clavícula rota ,
Tres cortes en la cabeza una bolsa de plasma y 8 dias de UCI por
suerte no tiene secuelas ,solo las marcas de los cortes...
Con el segundo me pase los consejos por el forro y fue cesárea por
mis santos ovarios, con ninguno hubo magia solo angustia .
14 años mas tarde mataría a esos especímenes que dicen que
el parto es maravilloso..
La magia ,es ver a tus hijos crecer y flipar
Felicidades para Tu princeza M

Anónimo dijo...

No entiendo cómo las mujeres no quedan traumadas después de semejante experiencia. Si es la segunda vez que lo leo y me quedo igual de espantada que la primera vez. ¿Por dios pero acaso no los traía la cigüeña?. ¿Qué pasa, están extintas? ¿Hasta para dar vida a un ser humano hay que restársela a otrA-A-A? Nunca me había interesado el tema parto, y haberlos por supuesto que los ha habido en mi entorno pero creo que pensaba que ese tema no iba conmigo. Si no yendo conmigo me ha entrado siempre una atacadera de mil pares de narices. Imagínense¡¡ me tendrían que sedar para traerse todos esos tejemanejes con mis bajos. Qué va y encima con cachondeíto de por medio. Drogada, y aún asín. Sudores fríos sólo de pensarlo. Ufff¡¡¡

Laura von Atomarporkulen dijo...

Vaya tela, a mí se me quitan las ganas de reproducirme por momentos, y mira que tanto Lorzagirl (http://lorzagirl.blogspot.de/2012/10/poner-parir-ii.html) como tú lo contáis con humor... :S

(No es que me lo imaginase de otra forma, pero joder... qué pocas ganas)