jueves, 4 de junio de 2009

MATERNITY (XXVIII): La fiesta de la familia

Las fiestas de los colegios son de dos tipos. Por un lado están las que son gratis y vas a a descubrir que no tienes criterio y que efectivamente tu hijo es el más guapo, el que mejor canta, el que mejor recita y el más mejor de su curso con diferencia ( en estas es muy posible que llores de emoción maternal/paternal). Y luego están aquellas en las que pagas por algo que no queda claro ( dónde también es posible que llores).

Las monjas del cole de mis hijas se parecen muchísimo a las de mi colegio, aunque éstas son “hermanas” en vez de “madres” y van de beige en vez de ir de blanco, pero lo que las hace mucho más peligrosas que las de mi colegio es que han aprendido el concepto “ marketing”.

En mi colegio, como en todos supongo, había una serie de fiestas al año. Todas eran un coñazo, a mi no me gustaba ninguna porque yo soy muy de rutinas. Vas al cole, te sientas, sales al patio, comes y otro ratito sentado y te piras. De lunes a viernes. Las fiestas jodían mi ritmo vital; primero había que ir sin baby, había que ir a la capilla, luego te llevaban al patio de los autobuses a que te comieras media chocolatina y después de comer había actividades variadas: Molokai, carreras de sacos o cualquier otra chorrada francamente prescindible. Yo nunca quería ir al cole los días de fiesta.

Ahora veo que a las monjas de mi colegio les faltaba saber vender su producto. Las del cole de mis hijas lo han aprendido muy bien. El viernes pasado era la “fiesta de la familia”, un plan espantoso, pero no te puedes escabullir, porque las monjas llevaban una semana vendíendoselo a tus hijos con un ardid muy astuto: castillos hinchables.
Los castillos hinchables son a las actividades como la besamel para la comida: si hay castillos hinchables los puedes llevar a que los despellejen, igual que con besamel se comen lo que sea.

Pues las monjas del cole de mis hijas llevaban 10 días vendiendo los castillos hinchables de la fiesta de la familia.


- Mamá, es la fiesta de la familia. ¿ vamos a ir?
- Pues no sé, ya veremos.
- Tenemoz que ir hay caztilloz hinchablez.
- Bueno, ya veremos.

Me devané los sesos buscando una actividad que pudiera ser mejor que los castillos hinchables. Se me ocurrió, pero el ingeniero me dijo que de ir a Eurodisney ni de coña.

- Mami, tienez que comprar loz ticketz.
- ¿ Que tickets?
- Loz de la fiezta de la familia para loz caztilloz hinchablez.


Creo que el propósito de la mencionada fiesta es algo benéfico en el Congo, pero no me he enterado bien, porque las monjas están muy a favor de las misiones y también muy en contra del medio ambiente: todos los días nos mandan circulares que ya ni leo. Esa en concreto creo que era mucha letra y una cuenta para hacer una transferencia que por supuesto no hemos hecho. Bastante que compré los puñeteros ticketz.

Con esos ticketz ( 7 leuros los adultos y 5 los niños), te permitían acceder al recinto de la fiesta y recoger un pack de merienda.

Asi que nada, de perdidos al río. El viernes me bajé con las princesas al magno evento. ¿ Qué puede haber mejor que estar un viernes a las 5 y media de la tarde en un patio de cemento con un sol de justicia viendo como tus niñas se juegan la vida en los castillos hinchables?. Nada.

Si a ese plan, le sumas un escenario con karaoke dónde los que ya no caben en los castillos hinchables, es decir adolescentes carpeteras con acné, emulan a sus héroes perpetrando a voz en grito supuestos grandes éxitos y mesas donde padres de niños se sientan a hacer pandilla te sale el peor plan del mundo.

Pues allí estaba yo comprendiendo una vez más que quiere decir la expresión “sacrificio maternal”. A pleno sol, con 3 packs de merienda, dos pares de zapatos en la mano, sudando como un pollo y sorteando a gente que me decía: ¿ eres la madre de C.? Nunca sé que contestar a eso, mi institino me lleva a negarlo: ¿ Qué C.? pero claro si C. está agarrada a mi pierna haciéndose la tímida no se lo traga nadie. AL final digo que si y me sumerjo en una conversación absurda del tipo.

- Mi hijo está todo el día hablando de C.
- ¿ Ah si? ( qué se dice a eso)
- Si, todo el día. Que si C. se ha subido a la mesa, que si C. ha imitado a la profesora, que si C. se va a Gibraltar.
- ¿si?

Mis comisuras se van tensando en una sonrisa forzada mientras pienso algo que decir porque no tengo ni idea de quien es su hijo, C. jamás dice nada de sus amigos aparte de algo como: P. es un llorica, M. me tira del pelo o G. se ha hecho caca, cosas que no se le pueden decir a los padres.

Después de 2 horas de sortear padres, buscar la sombra cómo un perro pachón y consolar a M. porque en el dichoso pack de merienda lo único que ella se puede comer es el cartón de la caja consigo convencerlas de que nos vayamos a casa.

¿ Convencerlas? ¿ Cenar en el salón, comer palomitas y ver una peli se considera chantaje?

El año que viene a Eurodisney.

15 comentarios:

Elvira dijo...

Jajaja, hay chantajes sanos, como el que cuentas.

Xinax dijo...

Promételes una visa-oro si te sacan del patio antes de que te hierva el cerebro...por el sol y por las tertulias maternales.

deRositas dijo...

Que despliegue. Castillos hinchables y karaoke???
En mi cole hacíamos un desfile con unas banderas de lo mas fascista y estábamos emocionadas.
Con caztilloz y todo... el plan suena de lo mas espeluznate.
Eso sí, a ver si me eres menos borde con el resto de padres Moli...
Besos

Princess Valium dijo...

jajajajajajajaja.....Rubi, cada día mejor y mejor y mejor

nanu dijo...

Si, es chantaje.

Mis monjas tambien tenian "dia de la Familia". Era en domingo, a mitad de mayo y siempre coincidia con "la cursa" de El Corte Ingles.

Seria de la familia, pero mis padres no pusieron pie por alli en los 7 anyos que fui a ese colegio. Creo que a mi padre le hubiera salido un sarpullido.

Ah!! Nosotros teniamos concierto de los 40 Principales, y una vez vino hasta Fernandisco!!

Anónimo dijo...

Me han entrado sudores sólo de leer tu post Moli. En la guarde de mi hijo, no ha habido ni una sola fiesta para padres en los tres años que ha estado. Se la recomiendo a todo el mundo, es la leche de guarde... Ya veremos en el cole aunque prometo que ante esas invitaciones-obligadas "resistiré hasta el fin".

MALVALOCA.

Sílvia dijo...

Si quieres te cuento: en el cole de mi príncipe se empieza a recoger dinero para el viaje de fin de primaria (en mis tiempos eso no se hacía...)en 5º curso. Ya hemos hecho manualidades (pendientes, collares, etc.) que hemos vendido en la calle principal del pueblo, sobornando a cuanto vecino y conocido pasaba por ahí. El caso es que el grupo de madres habilidosas (entre las que no me encuentro) lo hizo bastante bien y lo vendimos (aquí si que colaboré yo) todo.

Pero, además, este sábado es la fiesta del deporte y somos los de quinto los que llevamos el bar. Teniendo en cuenta que con mi pulso, si fuera cirujano no ganaba para seguros, ya le he explicado al pequeñin que si no va su padre, no va a haber representación de la familia.

O sea que no te quejes, chata, que tú no tienes que trabajar para la causa.....

Por cierto, el colegio en cuestión es público....

José Antonio Calvo dijo...

¿Por qué no se suspenden las fiestas del cole? He estado de dire tres años en un colegio de "curas" y me daba un mal cuando venía la profesora de marras a decirme "hay que preparar la fiesta de..." o la presidenta del ampa, "hay que planear la cena, la excursión, la fiesta de fin de curso, la despedida de los de 4º de Eso". Un horror. Si te animas, Molinos, fundamos un lobby para conseguir una legislación anti fiesta.
Un saludo!

molinos dijo...

José Antonio si ni siquiera a los directores les gustan esas fiestas, entonces no entiendo nada.
Apoyo la moción de abolirlas completamente. No me gustaban de niña y ahora las aborrezco más si cabe.

hitlodeo dijo...

En un par de semanas me toca a mi la fiesta de la Madre Fundadora. La imagen que pones en el post me recuerda mucho a los hinchables que ponen todos los años. Pero, en este colegio además hacen una especie de barbacoa (pagando), en la que los padres se chupan unas colas más grandes que las que sufren en los hinchables. Y también hay rifa. Vamos que sólo falta el bingo.
No te quejes, que el marketing avanza año tras año con nuevos productos.
Ya verás el año que viene y los siguientes.

nanu dijo...

Ostras!!! La "Madre Fundadora"!! De esta me habia olvidado. La mia era el 3 de febrero. Un rollazo.

Habia misa (of course), charla en el salon de actos y representacion teatral con la misma historia todos los anyos, obviamente sobre la vida de Claudina Thevenet (la fundadora). Super emocionante!!

JuanRa Diablo dijo...

Pero qué puedes esperar de las cosas que se urden en la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) Maleantes y delincuentes, vamos...

Kuin dijo...

Ya veo que hay cosas, que nunca
cambian:

- Me cago en Molokai
- Me cago en las fiestas escolares
- Me cago en las "hermanas", el Domund, la fiesta de la fundadora, la campaña del bote, los diez mandamientos...

Nota mental: no tener hijos, si no puedo evitarlo nunca jamás llevarlos a cole de mojas

(si, mis recuerdos de la época escolar no son muy buenos que digamos)

Genial la comparación de los castillos con la bechamel!!!

¡Besos!

Anónimo dijo...

Has dado en el clavo, Kuin: nada de colegios de monjas.
Yo también fui a uno y también organizaban muchas fiestas previo pago de cosas absurdas.
En fin....

sin mas palabras dijo...

Me encanta como has plasmado la realidad de la "fiesta de la familia" y cuando me ha alegrado no encontrarme la inicial de NiñoNinja entre los compis, jajaja