jueves, 7 de mayo de 2009

TRABAJO.

Admitámoslo, la mayoría de nosotros hacemos un trabajo absurdo que no produce nada y que no sirve para nada. No es una crítica, mi propio trabajo es totalmente superfluo y su supuesta utilidad está basada en la ineficacia e inutilidad de otros que hace que parezca que lo que yo hago es vital.

Los trabajos están bien, nos mantienen entretenidos, nos sacan de casa, nos hacen conocer gente y lo mejor de todo nos pagan por ello. La mayoría de las veces y en contra de lo que la gente quiere creer, nos pagan mucha pasta si la comparamos con la utilidad de nuestro trabajo.

Entiendo también que no se puede ir diciendo por ahí que tu trabajo es superfluo, todas nuestras relaciones laborales y la economía se irían al garete. Bueno, eso no, porque siempre vendría alguien más listo que tú y con la boca más pequeña que se quedaría con tu curro superfluo, lo haría aún peor y conseguiría un aumento.

Así que vale, muchos tenemos un trabajo superfluo por el que nos pagan y vale, no hay que ir pregonándolo a los cuatro vientos por ahí, pero de ahí a hacerse pasar por controlador de la Nasa de cuyo trabajo depende el movimiento rotatorio de la Tierra va un mundo.

A mi me pasa eso muchísimo en mi trabajo. Pongamos por ejemplo que trabajo en una empresa que se dedica a algo absurdo como colocar libros por colores en estanterías. Hay curritos que colocan los libros tal y como les dicen los jefes, hay curritos que iluminan los libros, curritos que les dan de comer, curritos que los controlan para que no se desorden, curritos que miran que estén bien colocados y curritos que miran si ese orden está teniendo éxito entre la gente que lo ve.

Vale, pues estamos todos enfrascados en ese apasionante trabajo día tras día. Ayer llamo al Director de colocación de libros porque el Jefe Supremo quiere un informe de medio folio sobre porqué colocamos los libros como los colocamos.

- ¿ para cuando?
- Pues para cuanto antes, es medio folio.
- No sé si me va a dar tiempo.

¿ NO SABES SI TE VA A DAR TIEMPO A ESCRIBIR MEDIO FOLIO? Venga no me jodas. Yo soy currita pero me dan ganas de decirle, pues ya lo hago yo, pero eso sería decirle que su trabajo es superflúo, inútil y tonto y no puedo decírselo porque mi hipoteca depende de eso.

Llamo también a la Jefa de compra de libros rojos y le pido un resumen de los contratos de compra de libros rojos de menos de 300 páginas que hemos hecho en el último año. Entra en pánico.

- No me queda claro lo que quieres.
- Yo no quiero nada. Lo necesita el Jefe Supremo.
- ¿ Podría hablar con él? Es que no sé que quiere exactamente.
- Exactamente quiere un cuadro con los contratos que se han firmado para comprar libros rojos de menos de 300 páginas en el 2008.
- Pero es que…
- PERO ES QUE QUÉ ( pierdo la paciencia). DAME A MI LOS DATOS Y YA LO HAGO YO.
- Eso no se puede hacer, es información de mi departamento.

Se me ha olvidado comentar que una cosa fundamental para intentar evitar que los demás descubran lo inútil de tu trabajo es guardar la información en plan gollum “ es mi tesoroooooo”. No hay nada que mejore más la importancia de un trabajo como la expresión “información confidencial”, aunque esa información sea la cantidad de rollos de papel higiénico que se gastan en los baños del departamento de compra de libros verdes.

Me siento a esperar que me den esos dos informes. El J.S. como todo mandamás que se precie no tiene conciencia del tiempo que se tarda en preparar cualquier cosa, pero esta vez estoy de su parte. Medio folio de filosofía barata laboral se puede escribir en 10 minutos.

La filosofía de nuestra empresa a la hora de colocar libros está basada en la importancia de resaltar los valores propios de la comunidad que los acoge, esto no quiere decir que nos olvidemos de lo universal. Desde nuestros inicios como colocadores de libros hemos pretendido que el público encuentre en nuestras estanterías el reflejo de lo que son, de lo que hacen y de sus vidas.”…blablablablabla.

Fácil ¿no?. Pues tuve que esperar 8 horas para que luego me pasara 3 folios porque “ se había embalado y no podía decirlo todo en tan poco espacio”. PERO SI NO HAS DICHO NADA, si se trataba de no decir nada. Al final tuve que podarlo todo para dejar medio folio.

La de los contratos de libros rojos tardó otra eternidad. Y esta me encanta porque es de las que te manda el mail, y según le está dando a enviar te llama para decirte que te lo envía y cuando lo estás imprimiendo aparece en tu despacho con el informe en papel. ¿ Soy yo o la gente no entiende el valor de las nuevas tecnologías? A lo mejor intenta justificar su trabajo con estos paseos o a lo mejor quiere ver que cara pongo al ver su trabajo. Por supuesto también he tenido que podarlo porque o yo no hablo castellano o me explico mal o la gente es imbécil; además de los contratos de libros rojos de menos de 300 páginas ha metido todos los contratos desde el inicio de los tiempos. ¿ PARA QUÉ? Otra vez para justificarse y darme a mi más trabajo.

Y luego está la parte en la que les puteo.

- ¿Le has dado a J.S el informe?
- Si. ( no te jode,me lo he quedado para vendérselo a los rusos)
- ¿ y que ha dicho?
- Nada
- ¿ Nada?
- Si. No ha dicho nada, lo ha guardado en la carpeta.
- ¿ Pero le ha parecido bien?
- No lo sé. No me lo ha dicho.
- Bueno, si hay que cambiar algo me lo dices.
- Como lo tenía en el ordenador, ya lo he cambiado. No sufras.


De todos modos estoy pensando que ya sé para que me tiene mi jefe y a lo mejor mi curro no es tan superfluo y efectivamente me merezco un aumento.
La foto de paquete ya está colgada en el post correspondiente

14 comentarios:

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Yo un día estuve calculando las horas de trabajo "efectivo" que hacía. O sea trabajando de verdad, no de camino a un sitio o reunido o en otra chorrada, y al ver lo que me pagaban por "hora real" se me puso una sonrisa que me duro un mes.

Sílvia dijo...

Yo también creo que tu trabajo no es superfluo y que los demás quieren ser más valorados.... Qué suerte tiene tu jefe....

JuanRa Diablo dijo...

Ah, ya se en lo que trabajas: eres la que arregla desaguisados, eres la arregladesaguisadora. No está mal. Y encima pluriempleada como asesora de internautas desorientados. No, Molinos, tu trabajo no es tan absurdo, te lo curras bien.

molinos dijo...

Gonzalo, yo hay días que creo que deberia pagar por estar aqui.

Me encanta todos creeis que hago un trabajo interesante..en fín..eso que me llevo. :)

Anónimo dijo...

Sé de buena tinta que en tu curro hay trabajos muchíssssmo más superfluos que el tuyo. Eso sí, se consideran imprescindibles...

Sniffff.....


MALVALOCA

Su jefe dijo...

yo sé en lo que trabaja, pero si lo dijera después tendría que mataros a todos...

Otra vez su jefe dijo...

Pd: De buen rollo, eh??

Anónimo dijo...

Dile a tu jefe que no ponga los libros rojos al lado de los verdes, porque los daltónicos los confundirían.
Según el manual los rojos van después de los blancos, después vienen los negros y los grises, y en la balda de abajo los verdes. No no, los libros verdes en la balda de arriba lejos del alcance de los niños!!!

Lillu dijo...

Si es que cubiertos los trabajos que garantizan necesidades básicas (pescadores, agricultores, costureros, transportistas...) el 90% de todos nuestros demás trabajos son superfluos. Pero si no te pagan a ti, como bien dices, lo harán a otro, así que para qué quitarse mérito :D

saluditos

koldo dijo...

quiero un curro superfluo en el que sobre todo me paguen bien!!!!

hitlodeo dijo...

La situación que describes la vivo a diario. Creo que, o bien trabajamos en el mismo sitio, o todos los trabajos son iguales.
Me encanta especialmente la parte en la que se le pide informacíón a alguien sobre su ámbito de responsabilidad, y se acojona porque no quieren que se den cuenta que no hace nada. Como la vida misma.
Un compañero bastante curtido en estas lides me dijo un día cuando nos encontramos por el pasillo de la empresa. ¿A dónde vas así? ¿No sabes que no se debe pasear por la empresa con las manos vacías? Hay que llevar siempre un papel y un boli, para que parezca que vas a hacer algo. Más razón que un santo (o un demonio)
Me ha encantado tu artículo

Gww dijo...

Totalmente de acuerdo, hay verdades que sólo se pueden decir como tú lo haces para que no nos entristezcan. Un abrazo enorme.

Fdo.: Otro superfluo.

molinos dijo...

Algún día hablaré en serio de mi curro y será una risa, ya lo vereis.

Hitlodeo..lo de ir con algo en las manos es fundamental..eso e ir corriendo por los pasillos..el paso museo en la empresa es claramente un signo de que no tienes nada que hacer.

Sebastián Puig dijo...

Te felicito. El post me lo recomendó mi amigo hitlodeo y yo, a su vez, lo recomiendo, enlazo y transcribo en mi blog "Esto Va de Lentejas" por real, irónico y demoledor.

Puedes verlo en:

Estulticia laboral by molinos