martes, 17 de junio de 2008

MANUAL PARA IR DE COMPRAS



Hay gente como mi hermana o mi amiga M. que son unas profesionales de las compras. Saben lo que quieren, dónde comprarlo, no les da pereza…y lo que es más increible para mi..se compran las cosas pensando en el conjunto..es decir…se compran un cinturón verde manzana porque saben exactamente con qué falda y zapatos se lo van a poner. Alucinante.

Para superar la crisis de autoestima y desilusión que normalmente sucede a mi excursión por el mundo de las compras…tengo una serie de normas:

1.- Da igual lo que hagas. Cuando te decidas a comprar algo, seguro que en la siguiente tienda verás algo que te guste más, te haga más falta y sea más barato.

2.- La ley de los precios:
Si miras en un escaparate y ves los precios pegados en los cristales con grandes número negros sobre fondo amarillo…la tienda es barata, entra.
Si los precios están en cartelitos cerca de la ropa y puedes leerlos sin bizquear..puede que haya algo asequible.
Si los precios están escrito en cuerpo 8 y definidos de manera que no sepas lo que es cada cosa: “ top fiesta” “pantalón strech”..probablemente sea supercara.
Si los precios directamente no aparecen..NO ENTRES NI DE COÑA. Cualquier cosa que haya allí costará más que la letra de tu hipoteca.

3.- Ley de los dependientes “EMPLEADOS OCIOSOS PRECIOS DESORBITADOS”. Esto es, si miras dentro de la tienda y el empleado está leyendo el periódico, colocándose el nudo de la corbata o directamente te mira con cara de desafío..los precios de esa tienda están fuera de cualquier dimensión real. Y además probablemente si entras te escupa algo así como “ no hay nada de su talla” o “ no hay nada de su estilo”.

4.- Si vas solo de compras y coges 7 prendas, creyendo que además llevas tallas variadas de cada una, fallarás seguro. No te valdrá nada..y justo la talla que te falta no estará. Así que tendrás que volver a vestirte y atravesar toda la tienda para darte cuenta de que otra persona se la acaba de llevar.

5.- Si te compras un jersey de cuello vuelto en las rebajas de febrero no volverá a hacer suficiente frío para llevarlo. Lo mismo ocurrirá si te compras unas sandalias en agosto, al día siguiente de la adquisición empezará el otoño.

6.- Las tallas y su dimensión paralela. Las tallas son unos entes que viven en un mundo paralelo, de vez en cuando y tangencialmente los humanos las tocamos..pero es algo aleatorio..en una misma tienda puedes tocar la 38, la 40 y la 42…y no es que seas deforme ni un mounstruo..sencillamente las tallas están en otra dimensión que nosotros simples humanos no hemos llegado a entender.


Y para terminar…cuando llegues con lo que te has comprado a casa..te darás cuenta de que o bien no te va con nada, o tienes algo exactamente igual. Deprimente.

5 comentarios:

xinax dijo...

Eh, eh... cuando además vayas a comprarte zapatos y te digan el número en talla brasilera es cuando ya vas a tener un siroco de los malos...

Kuin dijo...

Jajajajajaja que sabia eres, moli!!!!

Yo siempre me consuelo buscando el lado terapéutico a las compras, aunque no encuetre nada, estoy un rato apartada de mis preocupaciones.

Ah, y que se le ocurra a algun dependiente decirme que no tienen nada de mi talla...que una vez les monté un pollo a los de Adolfo Domínguez por decirme que la talla 44 era "talla grande"... ¡serán capullos!

Anónimo dijo...

ufff, cuantas manías y leyes a la hora de comprar, y todo con aprendizaje autodidacta... Porque veamos, quien te enseña que una zapatería con parket flotante sintético es posible que venda zapatos chinos de plástico? Y que una vendedora con camiseta con apliques de lentejuelas te diga que algo es muy extremado se traduce en huye ahora que aun es posible? O que tienes que evitar a la dependienta con minicamiseta, pircing en el ombligo, tejano que se quita con espátula de talla 34, y coletas rubias enseñando raices negras porque cuando te diga que que talla tienes te esté realmente diciendo: y tu vacafurra, que tienes, la 48? Y no sigo, pero mi lista sería muy larga.

Si es que podríamos dar un master...

Susu.

camaca dijo...

ahhh ahora entiendo mi pereza "comprera"

Anónimo dijo...

Quedas contratada para seguir escribiendo mi libro de leyes.

Murphy



(aka JuanRa Diablo)