jueves, 14 de enero de 2016

Vuelva usted mañana



Llueve, es de noche, estoy deseando llegar a casa y tirarme en el sofá pero mi deber es ir al centro de salud. Tengo que ir, no puedo dejarlo más. 

Llego. Aparco. Subo las escaleras y veo la cola de gente frente a las cuatro ventanillas. Mientras espero, elucubro la razón por la que la línea de "espere aquí su turno" está a dos metros y medio de las ventanillas. Fantaseo con que en algún pasado remoto detrás de esas ventanillas había algo tan apetitoso, tan seductor, tan necesario que hordas de pacientes ansiosos se abalanzaban impacientes y las pobres funcionarias tuvieron que poner esa línea a dos metros y medio para contener a las huestes. No se me ocurre nada apetitoso que pudiera haber tras esos cristales... así que supongo que la línea está trazada ahí por puro "vais a hacer lo que yo diga". 

"El horario de tarjeta de es de tal a tal" "Traiga sus fotocopias" "Campaña de la gripe" "Dona sangre" no, perdón Dola sangre pone en el cartel. "Es necesario el DNI para blablabla", cuento 35 carteles pegados con celo. Probablemente soy la única que los lee. 

- Siguiente. 

Recorro los dos metros y medio que me separan de la tierra prometida. 

- Buenas tardes, venía a pedir un duplicado de la tarjeta sanitaria de mi hija porque tiene medicamentos recetados por receta electrónica y como no funciona pues no me pueden dar los medicamentos en la farmacia.
- A ver, démela. 
- Tenga. 
- Aquí funciona perfectamente. 
- Ya. Y ¿qué?
- Pues que si aquí funciona no puede pedir un duplicado. 
- ¿Usted me va a dar los medicamentos?
- No, esto no es una farmacia.
- Ya lo sé y  por eso que  aquí la tarjeta funcione me da igual. Necesito que funcione en las farmacias que es donde me dan los medicamentos. 
- Señora, vaya a más farmacias. 
- He ido a seis farmacias. 
- ¿Y no funciona en ninguna?
- No, en ninguna.
- ¿Segura?
- Oiga, ¿tengo pinta de haber recorrido seis farmacias por el puro placer de comprobar si la tarjeta de mi hija funcionaba y poder venir aquí a decirle a usted la tarjeta funciona en 3 farmacias de cada 6? No funciona en ninguna de las seis farmacias, no me pueden dar la medicina que necesita mi hija.
- Pues para pedir un duplicado de la tarjeta tiene usted que presentar un listado de las seis farmacias con las direcciones. 
- ¿Está usted de coña, no? 
- No. Váyase, haga la lista y la trae firmada. 
- NO me voy a ninguna parte. Eso es una majadería absoluta. ¿Me está diciendo que para hacerme un duplicado, tengo que presentar una lista de farmacias con sus direcciones para que un inspector coja mi lista, venga a mi casa a por la tarjeta de mi hija y luego vaya farmacia por farmacia comprobándolo?
- Sí, es para comprobar que no la pide por pedir. 
- Pero vamos a ver, ¿usted cree que si la tarjeta funcionara yo estaría perdiendo el tiempo aquí un martes  a las 8 de la tarde? ¿tengo pinta de que mi plan de vida sea trapichear con duplicados de la tarjeta de mi hija? 
- Pues no lo sé, pero la lista tiene que estar firmada. 
- ¿Por quién? ¿Por el Papa o por Bob Esponja? Porque puestos a pedir chorradas.
- Por usted. Váyase y vuelva con ella. 
- Ah no. Yo no me voy. Ahora mismo hago aquí una lista de farmacias con direcciones y la firmo. 
- Tiene que ser la lista de las farmacias a las que fue y los días y las horas. 
- Claro, claro y luego lo firmo con sangre. No hay problema. Ahora mismo lo hago. ¿El inspector querrá también un par de pestañas para comprobar el ADN?
- Bueno, mire, déjelo. Deme la tarjeta. ¿Su hija es menor?
- Sí. 
- ¿Cuantos años tiene?
- 12. ¿Necesita una prueba de vida o si lo teclea y le sale en su pantalla le valdrá? 
- Le aviso que le pido el duplicado pero no sé si se lo darán y le va a tardar meses. 
- Muchísimas gracias pero no se preocupe podré vivir con esa incertidumbre...

Ya tenemos tarjeta nueva. 


28 comentarios:

Lola dijo...

MaaaaadreMía... Claro que no me extraña nada. Me alegra que al final lo solucionaras.

Lo de la receta electrónica está muy bien pero no vale si sales de la C.A., no te dan tus medicinas porque el sistema no es compatible.

Irene dijo...

Cuánto te entiendo! después de vivir en Valencia pensaba que la sanidad no podía ir peor...hasta que llegué a Madrid.

Alberto Secades dijo...

Alguien tenía que decirlo.
Gracias.

Tita dijo...

Parece de mentira. Absurdo total.

La línea está, desgraciadamente porque mucha gente no tiene educación ninguna, y se pone sin ningún pudor, al lado de alguna persona que se esté atendiendo, como si vinieran juntos, y por supuesto, enterandose de todo acodada en la barra.

Es una pena que sólo haya línea en bancos y centros médicos, la falta que hace en otros recursos!

Urzay dijo...

Podría hacer lo que normalmente hago después de leer tus entradas y cambiar de página con discreción, pues lo que yo pueda decir suele estar mejor dicho ya por otras personas, pero esta vez no me resisto a comentar. Gran entrada, irónica, sarcástica a veces, con esa velocidad que le sabes dar al diálogo y, sobre todo, sin pontificar. Ahora que está de moda el microrrelato, el relato autoficticio, el cuarto y mitad de relato y las diversas variantes que mentes preclaras vayan nombrando, esta entrada se puede leer como tal, con ventaja. No creo que haya español adulto que no se sienta identificado con lo que cuentas.

HombreRevenido dijo...

Es vergonzoso a tantos niveles que la cabeza me echa vapor, como una olla express.

Bravo por mantenerte firme. El mismísimo Kafka no podría dormir por las noches si le tocara enfrentarse una sola vez a la burocracia española.

Dalia dijo...

Como funcionaria y también como ciudadana, me identifico contigo. Si desde fuera pueden contarse miles de historias de este calibre, imagina desde dentro...
Una cosita más, de buen rollo que errores tenemos todos (y más cuando escribimos "calentitos"): abalanzar...

pijacosadora dijo...

Me fascina la capacidad que tenemos en España de pasar al "bueno da igual"
- Es COMPLETAMENTE IMPOSIBLE sin la sangre de un unicornio blanco
- No me voy a mover de aquí
- Bueno, vale, te lo hago ahora
¿No era imposible? De repente me lo puedes solucionar en un minuto.
En fin que enhorabuena por conseguirlo y por no matar a nadie en el intento.

Ah! La línea está por lo que dice la Tita. La gente es muy cotilla.

Besos

Teresa dijo...

¡Por Dios, que les mantenemos nosotros! están a nuestro servicio; no debería ser neceario ni suplicar cual mendigo, ni ponerse borde para solicitar un servicio al que teenmos derecho, más que nada porque lo pagamos nosotros.
Lamentable.

Hele dijo...

a Francia te traía yo...llevo un año y 9 meses aquí y aún no me han mandado mi tarjeta sanitaria, sólo tengo un número de Seg. Social provisional y la nómina me la hacen aún con ese.

Dios, qué infierno es lo del papeleo

Carlos Moreno Serrano dijo...

Éste es un ejemplo prístino de por qué no volveré a vivir en España.
En el Reino Unido nuncan te hacen preguntas ni ponen pegas para ningún trámite. Simplemente tienen todo lo que necesitas online, normalmente rellenas un formulario online y te llega la tarjeta sanitaria o lo que sea en una semana o menos. Da un gustazo que ni te cuento. Sobre todo después de haber vivido 24 años en España y experimentar exactamente lo que ha escrito Moli. ¿Cuántas veces no han pedido todo fotocopiado tres veces o todo compulsado?

Yo casi no sé lo que es ir a una ventanilla aquí en UK. Incluso me di de alta de autónomo en unas horas online y gratis, sin tener que hacer nada en una ventanilla.

sara dijo...

A mí cuando me pasan estas cosas, pido el libro de reclamaciones a la tercera pregunta de la de la ventanilla. Luego todo va suave, créeme. Funciona. Y luego te llama la directora del centro de salud para ver si se ha solucionado el problema y quieres retirar la reclamación ;)

Sara M. dijo...

Llega una carta del banco con un apremio de embargo. Busco en la página de mi ayuntamiento (que no es Madrid, vale, pero si capital de provincia), cómo acceder a mis datos con mi DNI 3.0 que funciona de maravilla (entre otras cosas entran las recetas ;)) para saber de dónde viene ese embargo. No hay manera. Busco el teléfono. Después de tres horas de "le paso", "aquí no es", "llame a la extensión xxxx", por fin consigo hablar con un tipo "súper añapao" que me dice que "no, en el ayuntamiento ese DNI no funciona, solo el certificado digital". Tócate los pies.
Por cierto, la próxima vez que me pase algo así, te llamo para que vengas conmigo.

Yo y mis mini yos dijo...

no puedo con estas cosas, me sacan de quicio... que conste que aqui en Bélgica también he vivido situaciones surrealistas y encima intentar defenderte en francés, que cuando estoy cabreada a mi lo que me apetece es pelearme en español!!! lo llevo muy mal...

Anónimo dijo...

Podríamos acolchar las paredes de nuestros despachos con la burocracia instalada.

Anónimo dijo...

En general, soy de la opinión que nuestra sanidad, además de ser universal y estupenda, tiene una burocracia infumable. De esas que te hacen sentir como en la peli de las doce pruebas de Asterix. También opino que te haría falta un poquito de esa elegancia gala para contestar igual que él ante semejantes vicisitudes. Creo que las situaciones se lían y se envenenan cuando uno contesta incluso en peores términos. La ironía y el sarcasmo es un medidor de inteligencia o de falta de ella (porque la emocional, también cuenta). De vez en cuando es bueno asumir nuestras faltas (incluso de ortografía)

Tata Keli dijo...

Que sí, que los empleados de atención al paciente son unos desagradables 2,5 de cada 3 veces. Nadie sabe la verdad de por qué se creen superiores y con derecho a tratar a los pacientes como si fueran imbéciles o como si no tuvieran otra cosa que hacer más que ir a pasar la mañana o la tarde a su mostrador, a molestarles... Y ahora no te cito sin abrir el sobre cerrado que tu médico de cabecera manda al especialista, que no puedo solicitarte otra tarjeta, que vamos a ver, vuelva con lo que le pido si realmente le interesa...
Empatizo 100% contigo y olé por insistir y hacer valer tus derechos de paciente, Molinos.

Máximo dijo...

De todo lo que se expone aquí me da que no es culpa del sistema y sí de las personas que te encuentras al hacer algún trámite.
En Londres por no preguntar te pegan un tiro y luego hacen las preguntas...venga ya, en todas partes hay incompetencia.

Doña Molinos ¿para cuando un comentario sobre el bebé en el Congreso?

pep dijo...

Sugerencia:

Imprime este post y pégalo con celo donde están los otros 35 del centro de salud.

Anónimo dijo...

Es que un centro de salud sin las bordes del mostrador, no sé, sería raro, echarías algo en falta. Yo a veces pido cita sin motivo solo por pasarme a verlas.

el chico de la consuelo dijo...

Yo te cuento una estrategia que a veces funciona y a veces no.

Lo primero es que siempre, absolutamente siempre, hay que identificar a la persona con la que hablas con su nombre y a poder ser apellidos.(si no te lo da la caga y el/ella lo sabe) E inmediatamente después simulas apuntartelo en una libreta.

Segundo punto, te dirijes a el/ella todo el rato por su nombre y con educación. Así sabe que te acuerdas. Y de vez en cuando lo que te contesta simulas apuntartelo. "entonces jose luis lo que me estás diciendo es que..."

Tercero:Empatia, siempre empatia. "Mira jose luis ya sé que estás jodido, que hoy no has podido salir a comer tu bocadillo de anchoas, y eso hace que el mundo se venga abajo, pero mi niña le va a dar un jamacuco...tu sabes lo que te quiero decir verdad jose luis?"

Cuarto: mirada fria. "jose luis tu y yo sabemos que lo puedes hacer y ni tu ni yo queremos tener un problema. Sabes que lo puedo poner escrito" Lo de dejar caer en ese momento en el suelo accidentalmente el carnet del colegio de abogados o de la asociación por la defensa de la sanidad publica es a veces barriobajero pero la salud de una hija lo merce. ¿jose luis donde está el defensor del paciente? en este momento hay que usar el apellido ¿jose luis sanchez colomer era tu nombre, verdad?.

Quinto activismo podemita. Vale esto es una macarrada, pero tirarse al suelo pegando gritos desconsolados para que venga el pobre segurata de la puerta al que le pagan 624 euros al mes y tenga que abrazarte es heavy pero efectivo. "que sepas amigo que no me voy a mover, estoy contigo compañero proletario, pero no me voy a mover, jose luis me ha insultado y menospreciado como ciudadano y como ser humano" No me muevo y te juro que no me muevo del suelo en toda la mañana. No me amenaces con llamar a la policia , ya le llamo yo... y sacas el movil."

Bueno yo lo cuento porque un amigo me lo ha contado, peroigual todo esto no es efectivo, yo no lo he hecho, que conste que yo no lo he hecho ¿verdad jose luis?

Ziorraga dijo...

Genial Moli.

Yo hubiese roto la tarjeta delante de sus narices y le hubiese dicho:
- Por favor, ¿puede comprobar si la tarjeta funciona aquí perfectamente?

Por cierto, en mi comunidad con una fotocopia de la Tarjeta sanitaria te dan los medicamentos en cualquier farmacia.

Ziorraga

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Y haber pedido en el centro las recetas en papel? Suele ser lo más rápido. Aquí en las farmacias enviamos a los pacientes al centro de salud como último recurso, y si tienes tu farmacia de confianza te puede adelantar la medicación. Pero qué tipo de receta electrónica tenéis? Versión tam tam?
Virginia

Aquello noerayo dijo...

Como me jode ese "pero no se lo van a dar” o ese "hagalo si quiere pero no le va a llegar" de las funcionarias de 50 años amargadas que se creen diosas.

Anónimo dijo...

Creo que es verdad q los funcionarios de ventanilla son el estamento mas desagradable de la seguridad social. Esto lo digo como paciente, y no se a que se debe. Como médico he de decir que los fallos de ordenadores y tarjetas nos complican y molestan igual o mas que a los pacientes. Creíamos q iba a disminuir la burocracia, y así ha sido en muchos casos, pero aun falta para que el sistema funcione. Y la buena voluntad es imprescindible por parte de todos.
Y Molí, no se lo digas a nadie, pero una buena reclamación es mano de santo, sobre todo cuando hay unas elecciones cerca.

Juliet dijo...

Ai moli llevo un tiempo desconectada… y no sabes lo que te he echado de menos.
Un placer leerte, como siempre.

Amparo Navarro Palacios dijo...

¡Hola!

Hace un tiempo que te sigo y es la primera vez que comento. Menos mal que al final te hicieron caso y no tuviste que volver con la lista, un frasco con sangre de unicornio y un caldero de oro...

Un saludo :D