lunes, 28 de diciembre de 2015

Mujeres y sufragistas

Su fra gis tas. ¿Qué es eso?
Entradas para el cine.
Eso ya lo veo pero, ¿qué son sufragistas?
Sufragistas fue el nombre que les pusieron a las mujeres que hace 100 años lucharon para que las mujeres, para que yo, para que tú, podamos votar. 
¿No podíamos votar?
No
¿Por qué? 
Porque los hombres no querían, no nos dejaban. Pensaban que no sabíamos votar. 
Pero... ¿Cómo no vamos a saber votar? Si eso es facilísimo. Eliges cuál te gusta más, pones su papeleta y la echas. 
Ya, pero ellos pensaban que nosotras no íbamos a saber elegir. 
Eso es una tontería y no lo entiendo.
Lo sé, pero es que hace 100 años no podíamos votar y hace 35 no podías abrir una cuenta en el banco sin que tu marido te autorizara y no podías trabajar y no podías separarte de tu marido aunque quisieras. 
Pues qué suerte tengo... yo voy a poder hacer todas esas cosas. 

*************

Después de esta conversación me fui al cine a ver Sufragistas. La sala estaba llena y al terminar la película, al fundirse a negro la pantalla y aparecer los rótulos mostrando el año en que las mujeres consiguieron el derecho a votar en distintos países, nadie se movió. Tímidos aplausos y después toda la sala aplaudiendo y algún grito de bravo. 

Sufragistas no es una gran película cinematográficamente hablando pero consigue llegar al espectador, consigue llegarte a ti, sentado en tu butaca de 2015 con tus derechos conseguidos. Derechos que sin pensarlo has dado por hechos, como si fueran obvios, como si fueran evidentes, como si fueran tan de cajón que es imposible no tenerlos. 

Es una película muy dura que quiero que vean laz princezaz. Quiero que la vean y se den cuenta de la suerte que tienen y de que lo que tienen, lo que disfrutan sin pensar, sin poder creer que otra cosa sea posible, lo tienen porque hubo otras antes que nosotras que pelearon por ello. Otras y otros que pensaron "Eh, esto no está bien, no es justo" e hicieron todo lo posible por cambiar una situación establecida e injusta. 

Al salir del cine pensé en mi conversación con C por la mañana. Por un lado me preocupa que mis hijas den cosas por supuesto, que las den por hecho, que no las aprecien ni valoren. Por otro, me alegro de que vean el absurdo de la desigualdad, que les parezca inconcebible y completamente idiota que hombres y mujeres no tengamos los mismos derechos, que las mujeres cobren menos o que uno no pueda casarse con quien le dé la gana sea del sexo que sea. 

***********

Al llegar a casa vi Querido papá, un video promocional de una asociación noruega para alertar, concienciar, prevenir contra la violencia de género. 


Lo he visto varias veces y no sé si me gusta. Tengo sentimientos encontrados. Me parece necesario, me parece muy realista en muchas de las situaciones que presenta de manera muy cruda pero, a la vez, me parece que se queda corto unas veces y se pasa de frenada en otras. 

Nacer mujer tiene muchas desventajas ahora mismo. Lo sé perfectamente, de hecho siempre he dicho y lo he escrito aquí: que si volviera a nacer me gustaría ser hombre; pero no todo es tan terrorífico. Lo fue, lo ha sido, lo es en muchas partes del mundo, lo es para muchas mujeres en nuestro entorno, pero no naces mujer y estás abocada a sufrir maltrato, insultos y vejaciones. Puede pasarte, claro que si, pero puede no pasarte. ¿Quiero decir que no es necesario este tipo de campañas? Para nada, pero me gustaría que igual que se hacen estos mensajes terroríficos, se pudieran hacer otros, igual de reales, que en vez de asustar reafirmaran a las mujeres, a las jóvenes en su personalidad, sus derechos y en una posición en la que sepan que deben defenderse y no aceptar una realidad que muchas veces será machista, que las denigrará o lo intentará, y contra la que tienen que rebelarse. 

Otra cosa que no me gusta y que llevo pensando desde ayer es: ¿por qué no hay campañas hacia los hombres? La campaña noruega se articula como un mensaje de su hija hacia su padre, para que su padre la cuide y cambie una realidad amenazante para ella. Creo, y sigo dándole vueltas, que el mensaje hacia ellos no debe ser "cuida de tus hijas, tu mujer, tu madre..." debe ser "no seas un mierda, ni un troglodita". Un tío que llama puta a una mujer que no quiere estar con él, llamará maricón a un homosexual, pensará que los inmigrantes son escoria y se verá a sí mismo como un ente superior. 

Una campaña para que los niños no sean trogloditas y se avergüencen de sus padres y una campaña para que las niñas y las mujeres sean conscientes de sus derechos y su valía. 

Hay que llevar a nuestros hijos a ver Sufragistas. A todos. 

27 comentarios:

sasha dijo...

Esa es exactamente mi motivación: dejarle a mi hija un mundo en el que haya más para ella, no menos. De todo, desde oportunidades hasta felicidad.

Solemos confundir los derechos civiles con los beneficios económicos del Estado del Bienestar, pero son asuntos muy diferentes. Ser ciudadana de pleno derecho, con todo lo que esto significa -responsabilidad, obligaciones, trabajo, necesidad de informarse, votar, pagar impuestos...- es nuestra mayor conquista y siempre me llama la atención que haya gente delegando su propia tutela en partido, un marido, una ecomoda o una religión, en detrimento de su ciudadanía, su libertad y sus opciones.

No creo que pintarse los pelos de las axilas de colores suponga un gran paso para la humanidad. El paso es salir a trabajar todos los días, tratar de no pensar en el cesto de la plancha repleto en horas de oficina, pararte en ámbar aunque el BMW negro de detrás te haga gestos de 'estás loca', exigir al banco que ponga tu nombre al lado del otro en la cuenta conjunta, exigir que tu chico te dé de alta si cocinas en su bar, pagarle la Seguridad Social a tu asistenta porque es su derecho, instruir a tus churumbeles de todos los sexos en el mantenimiento doméstico, bajar la basura, ganar tu propio dinero y saber conseguir sola un orgasmo...

No tolerar ni un solo límite, para que cada día nuestro estatus sea más sólido.



Anónimo dijo...

Desgraciadamente, el simple hecho de nacer mujer todavía hoy en día es un factor de riesgo para estar expuesta a sufrir discriminación y abusos. Puede no materializarse pero existe. No es un factor de riesgo por ser fea, gorda, lesbiana, senegalesa o pelirroja (eso quizá - o con seguridad según el caso -aumentaría la exposición al riesgo). Es un factor de riesgo al que estamos expuestas por el mero hecho de nacer mujeres. Así de simple y así de duro e injusto.

Este tipo de campañas impactantes (no en vano se ha hecho viral) si necesarias para hacer despertar de su error a los que creen que vivimos en los mundos de yupi de la igualdad. No es baladí que la protagonista sea una niña noruega rubísima y perfectísima...si nos ponen a una negrita o a una musulmana, no estaríamos hablando de la campaña.

Me apetece ir a ver Sufragistas, como no. Pero como una peli histórica. En 2015 tenemos ejemplos de machismo diarios y socialmente aceptados que debemos combatir, identificándolos como tales, en primer lugar.

Y, quizá, dentro de 100 años alguien realice una película sobre lo que está sucediendo ahora mismo y sobre las muchas que nos regalamos ante el estado actual de las cosas.

molinos dijo...

Sasha estoy totalmente de acuerdo contigo. MI motivación es enseñar a mis hijas que tienen derecho a todo y que deben luchar por ello y que no tienen límites pero sin miedo. No quiero que pasen miedo ni que piensen que por ser mujeres todos los hombres son malísimos y van a maltrarlas o ningunearlas porque no es verdad. ¿muchos? Sí, pero no todos.

Anónimo, claro que esas campañas son necesarias, nadie ha dicho lo contrario. Pero el machismo contra el que hay que luchar no está solo en que vayas a emborrcharte y cuando le digas que no a tu novio éste te viole o te pegue. Esos casos son muchísimos pero son minoría. ¿Qué tal una campaña para que las mujeres entiendan que deben ser independientementes económicamente siempre? Mucho del control que los hombres ejercen sobre las mujeres viene de ahí y es un retroceso que muchas mujeres dejen de trabajar. Te recomiendo sufragistas para que a pesar de que ahora haya muchas cosas horribles veas como estamos mucho mejor que hace 100 años y mucho mejor que hace 35 y mucho mejor de lo que están por ejemplo en Arabia Saudi. En Sufragistas la protagonista tiene una buena relación con su marido, ella está contenta y es cuando se plantea que las mujeres pueden votar y hacer más cosas cuando todo se desmorona y lo que es más importante ella está dipuesta a perderlo todo por conseguir esos derechos.

Dentro de 100 años nadie hará una película sobre la situación de la mujer en occidente porque aunque nos creamos el ombligo del mundo tenemos mucha suerte. Habría que hacer y las hay películas sobre las mujeres a 2000 km de nosotras que no pueden ni salir a la calle.

Anónimo dijo...

Hola, soy la anónima anterior. Antes de nada, disculpad las incorrecciones y alguna falta ortográfica. El móvil me traiciona porque no veo la pantalla completa.

Una cosa en la que no estoy nada de acuerdo contigo:en occidente tenemos acceso a la información, a la formación, a la lectura y, por tanto, al pensamiento crítico y a la independencia personal a todos los niveles, ingredientes básicos para impulsar los cambios. Por esto mismo, les debemos a nuestras congéneres de países a 2.000 kilómetros no abandonar nunca la conquista de la igualdad real, que es lo que nos toca en nuestro día a día. No es cuestión de creerse el ombligo del mundo, si no de ser conscientes de que aún siendo afortunadas (algunas) por haber nacido aquí, tenemos la obligación de seguir estrechando la brecha entre hombres y mujeres. Ojalá ellas, dentro de 50 años estén dónde ahora estamos nosotras...y sigan avanzando.

Y, para terminar, sólo un apunte con respecto a los hombres: es una obviedad que no se es un maltratador por el hecho de ser hombre. Y es también evidente que hay hombres estupendos. Esto no es una guerra contra los hombres!!. Lo que personalmente echo de menos en casi todos ellos es que tomen conciencia de la situación de privilegio que tienen por el simple hecho de serlo, y que tal circunstancia les parezca igual de injusta y extemporánea como me lo parece a mí.



molinos dijo...

Anónima, totalmente de acuerdo contigo. Nosotras tenemos suerte pero eso no significa que no debamos seguir batallando por la igualdad real y efectiva. No me refería a eso, me refería a que debemos ser conscientes de la suerte que tenemos y de lo mucho que tenemos porque otras lucharon por nosotras y fijarnos en las mujeres que a 2000 km de nosotras están como las sufragistas de hace 100 años o peor. A eso me refería, a ponerlo todo en contexto. Es horrible que un tio te mire las tetas cuando tienes una reunión de trabajo y hay que protestar y pelear contra esas actitudes pero hay que ser consciente de que es muchísimo peor no poder trabajar, no poder salir de casa, no poder votar y ser considerada un ser inferior. A eso me refiero.

Y por supuesto que no es una lucha contra los hombres. Y sinceramente creo que hay muchos que son conscientes de la situación y otros que no lo son porque no se han parado a pensarlo pero en el momento en que se lo muestras son conscientes. Por eso sufragistas hace que el publico aplauda, porque las mujeres lo vemos pero los hombres también lo ven. EL papel del polícia "malo" está muy conseguido, se opone porque es su trabajo pero es consciente de la desigualdad, la injusticia y el desamparo de las mujeres....

gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Una campaña para que los niños no sean trogloditas.

Me pregunto qué debió pasarme a mí cuando era un niño (en los 80 no habían campañas "para que los niños no fuesen trogloditas"), para no convertirme finalmente en un cavernícola.

La realidad es muy compleja. Muy compleja. Y cualquier intento de acotarla y de resumirla se convertirá la mayoría de las veces en un error, en un desliz; una confusión. No tengo la solución al problema del machismo en este país. Lo único que creo que puedo hacer es tratar a todas las mujeres con las que me relaciono de igual a igual. Soy hombre heterosexual y en cuanto a las relaciones de pareja sólo se me ocurre ser honesto. Mostrarme de forma honesta, sin ocultar mis instintos, pero cerciorándome de que la otra persona 'acepta' libremente el juego que le propongo y teniendo en cuenta sus preferencias o apetencias. Se me escapa qué podemos hacer para borrar el machismo a nivel colectivo... pero los cursos para que los niños no sean trogloditas dudo mucho que sean la solución. Los niños no son trogloditas potenciales a los que haya que 'encauzar'.

La sociedad es un ente complejo de entender, las relaciones entre hombres y mujeres, todavía más, debemos buscar la simetría, pero yo, aunque tengo muy claro cómo debo actuar en esfera personal, no sé cómo lo podemos conseguir en todo el país.

Anónimo dijo...

y ser considerada un ser inferior...... jajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajaajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajaaSoooooooooooooooooooooooorryyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

Lou Perea dijo...

Yo creo que para los niños de hoy es fácil perder la perspectiva. La vida cambia tan deprisa que a ellos, hablar de 100 años se les antoja como hablar de hace mil. Es bueno que sepan, aunque les cueste creerlo, que las cosas, hace bien poco, no eran como son ahora. Yo intento contárselo a mis duendes, unas veces von más suerte que otras... http://mermeladadeamor.blogspot.com.es/2013/06/las-historias-de-mama.html
Lou

m dijo...

Hola, tengo dos hijos, los dos chicos, y al mayor de 9 le voy a llevar a ver sufragistas. ¿Por qué?. Porque creo que aunque tenemos que agradecer a las que vinieron antes todo lo que tenemos ahora,pero nos queda un montón aquí que mejorar, vivimos en un mundo de macro y micromachismo.
¿Por qué? Porque trabajando los dos, en términos generales (sí, generalizo porque es lo que veo a mi alrededor, 40 años, licenciada y trabajando por cuenta ajena, clase media) te preguntan cuando tu en vacaciones tu marido (profesor) cuida de tus hijos si se apaña bien (él, joven, no impedido y con cociente intelectual normal)ojiplática. Y no sólo me felicita por la suerte que tengo su madre y mi cuñada (espero, no hacerlo yo el día de mañana) sino más gente a mi alrededor, amigas, primas... MUJERES TODAS. Y no, es una anécdota, pero hay miles de pequeñas cosas como esa.
Creo que la principal batalla aquí, aparte de igualdad laboral (de la que yo siempre disfruté) es el micromachismo cotidiano, en el que todavía nos queda mucho por lo que luchar.
Así que hay que ver la peli y, en mi casa, yo haré lo que pueda, porque al final, los niños no son trogloditas, son esponjas, y hay que empezar en casa. Y las campañas para TODOS, porque creo que las peores machistas somos las mujeres.
Siento el rollo.

molinos dijo...

Lou Perea, no es que los niños pierdan la perspectiva, es que no la tienen. Es muy fácil dar por hecho que lo que tienes, que lo que disfrutas, es lo que hay por eso es nuestra tarea enseñárselo, para que lo aprendan. Igual que les decimos "hay gente que no tiene para comer", hay que enseñarles la importancia de los derechos de los que disfrutan y cómo los hemos conseguido.

M, ya he dicho que es una película para todos. Una película dura que te remueve y te enseña. El micromachismo está en todas partes pero a mi personalmente me parece más grave y más machista las mujeres que cuando tienes hijos te preguntan "Y no vas a pedirte una reducción de jornada? o ¿vas a seguir trabajando? o ¿no te da pena irte a trabajar y dejar a los niños?" que que un tio que no conozco de nada me diga un piropo por la calle. El piropo es una anécodta, las preguntas sobre tu trabajo cuando tienes hijos emiten un juicio de valor gravísimo "Primero eres madre y luego lo demás".

Las campañas para todos exactamente, no sé si las peores machistas son las mujeres pero sí se que los hombres no son el enemigo, es una batalla de todos.

HombreRevenido dijo...

A mí no me gusta el vídeo noruego. Y por suerte no tengo espacio suficiente para explicarlo aquí.
Estoy seguro de que me gustará mucho más "Sufragistas" y tengo la sensación de que el ejemplo activo y postivo cala más. Reforzar, a fin de cuentas, las capacidades de la mujer en lugar de señalar sus supuestas debilidades.

Débil (y enfermo) es el hombre que maltrata a una mujer. Es responsabilidad de todos señalarlo y borrar de un plumazo a ese engendro de la sociedad. Es un poco lo que dices en el post, centrémonos en identificar a los "mierdas".
Trogloditas y simios, aunque nos resistamos a verlo, seguimos siéndolo todos y todas.

nurria dijo...

Yo, precisamente,así entendi el anuncio. No basta con que intentes protegerme. Cambia esos pequeños hábitos que siempran la semilla de la desigualdad. No solo se trata de explicar a las niñas que deben luchar por lo suyo sino tambien a los niños que no hay diferencias entre unos y otros.

Carmen J. dijo...

Creo que el asunto está en lo que dices al final de tu post. El bestia que pega a una mujer primero es bestia, y luego es machista, ése es el orden. Y le da por pegar a mujeres como pegará a ancianos, a niños y a hombres esmirriados, es decir, a todo aquello que no se pueda defender con sus armas, que no son otras que la fuerza bruta y la violencia.

Los niños dicen "puta" igual que dicen "subnormal" o se ríen de los paralíticos o de los tartamudos, o torturan animalitos. Son crueles porque son niños y no distinguen todavía algunas cosas que debemos inculcarles, como son el bien y el mal, el respeto hacia los demás, la defensa del débil, la compasión por el otro. La igualdad no se logra demonizando a la mitad del mundo, tienes mucha razón.

Sara dijo...

A mí si que me ha gustado el vídeo y mucho.... Me parece que tiene que empezar a enterderse que los pequeños comentarios, las "tonterías de niños" también son una agresión y que pueden terminar en cosas muchísimo peores.
Yo no soy una mujer maltratada pero, me pregunto porqué yo, mujer, licencida, profesional liberal y con 40 años a mis espaldas tengo que soportar la actitud machista de compañeros de profesión que se creen con derecho a llamarme "cariño" o "guapa" cuando en su vida se les ocurriría llamarle algo semejante a un compañero de profesión hombre.
Claro que no todos los hombres no son así pero no tendría que haber ninguno que se creyera con el derecho a poder tratarte a tí de forma diferente por el hecho de ser mujer, trato que se basa en su creencia de que es superior a tí.
Ahora a nosotras nos toca trabajar para que en esta sociedad se puedan ir cambiando estas cosas que parecen pequeñas pero que pueden llegar a ser muy muy importantes, igual que en otras sociedades la lucha todavía es mucho más dura porque allí las mujeres disponen de muchos menos derechos....
Yo pienso que aunque parezca que somos iguales no lo somos no disponemos de las mismas libertades, porque mientras para un joven que vuelve tarde a casa su mayor miedo pueda ser que le atraquen para una mujer ese es el mal menor porque puede que la violen.

Anónimo dijo...

Hay mucho camino que recorrer pero:

En una reunión de trabajo ellas también miran culos y paquetes. No seamos cinicos.
También ellas nos llaman a veces cariño, guapo o cualquier cosa de estas. Tiene la importancia de la voluntad de quien lo diga.
Y, por último, que todo esto no se aboque a una discriminación positiva (vaya palabrejo) por ser injusto, denigrante y coactivo

T

Paz dijo...

A mí no me gusta la polaridad hombre/ mujer.
Debería pensarse en término de "personas". Ninguna persona debe hacer daño a otra. Y se acabó.

Blanco Humano dijo...

"Un tío que llama puta a una mujer que no quiere estar con él, llamará maricón a un homosexual, pensará que los inmigrantes son escoria y se verá a sí mismo como un ente superior".

BRAVO. Es la mejor manera que he visto de expresar lo que he pensado siempre.

Y me encanta que tus hijas den por supuestos sus derechos. Si piensan que pueden acceder a las mismas cosas que un hombre sin plantearse que no, es que las has educado muy bien. Si todo el mundo lo hiciera así, en una generación se había resuelto el problema. Sin odios ni miedos.

Pau dijo...

He entendido el vídeo justo al revés, sobre todo porque dice "no permitas que mi hermano llame puta a una mujer" y otros "no permitas"; quiero decir, me gusta precisamente porque, por una vez, ni habla de educación, de educar a ambos, sin decir "todos los hombres son maltratadores" sino que pone ejemplos concretos y consecuencias concretas.

Oswaldo dijo...

Me considero claramente "feminista".

Más que muchas mujeres que han aprendido a exigir sus derechos pero según les convenga se convierten mágicamente en indefensas mariposas. Que no digo que sean mayoría pero ¡abundan!

Apoyo a todo el que haya sido prejuiciosamente subyugado. Sea mujer, negro, judío, indio o hasta simplemente pobre.

Prefiero, sí, apoyar a gente como Martin Luther King o las sufragistas; gente que se ha parado sobre sus pies y ha sabido defenderse. Así que lo principal que he intentado yo enseñar a mi hija es el respeto por sí misma, cosa que debe proyectarse a la exigencia de respeto de parte de otros.

Al respecto, caigo en cuenta que la chica del video mal puede exigir respeto de un joven que está con ella al momento en que ella se emborracha si ella está demostrando no ser tan respetuosa de sí misma. ("Papito, estarías avergonzado de mí...") Ella lo sabe. Sí, ella sabe dónde está parada (Y dónde está resbalando).

No estoy en desacuerdo con emborracharse o no. Las circunstancias determinarían el tono de la situación, pero es claro que en el video ella tiene parte de responsabilidad de que no le hagan caso.

Y no digo (machistamente) que "la culpa es de ella por emborracharse", como no diría "la culpa es de ella por andar en mini falda" pero visto que el mundo es cómo es, comoquiera que sea al momento que sea, también hay que saber cuidarse.

Al extremo, si mi hija sale de noche a caminar sola, en minifalda y medio borracha por un "barrio malo" y estuviéramos en un mundo adecuado y perfecto, no le pasaría nada. Cómo debería ser. En este mundo, lo raro sería que sobreviviera.

Hay que cuidarse. Éste es el mundo en que vivimos. Podemos luchar por cambiarlo todo lo que queramos, pero mientras no cambie, hay que cuidarse.

molinos dijo...

HOmbre revenido, yo cuanto más lo pienso menos me gusta. El vídeo no voy a ponérselo a laz princezaz, no me parece que vayan a aprender nada. Se lo enseñaré al Ingeniero pero tampoco le va a servir de nada, probablemente se acojone y le entre aún más miedo del que ya tiene. Y ¿sabes lo que más miedo le da? Que le rompan el corazón a laz princezaz, una cosa que va a pasar seguro y contra lo que no puede hacer nada. NI él, ni yo ni nadie.

NUrria, explicar a las niñas y niños que todos son iguales y que hay cosas que no se deben hacer es lo que yo digo. El vídeo no va de eso. NO digo que sea desafortunado pero que se queda corto. Para mi el mensaje no es "no llames putas a las niñas", es "no insultes a nadie".

Carmen, ese es mi punto. El que pega a su mujer, insulta a su novia, no acepta un no como respuesta y controla como va vestida su mujer es el que grita en la cola del supermercado, pega en una bronca en un bar y considera que todos los inmigrantes son ladrones. Va todo en el pack. No se es una alma de caridad y luego un machista. Se es un cenutrio y un machista. Lo de los insultos es exactamente como tu dices y además, me niego a que pensar que una cosa lleva a la otra. No estoy diciendo que esté bien hecho y que no haya que regañar a los niños para que no insultten y enseñarles que no hay que hacerlo pero no todo el que dice puta con 12 años va a tenerminar pegando a su mujer y ni siquiera tiene porque ser un machista. Es una época dificil la adolescencia y se hacen tonterias y desde luego no siempre te marcan para toda la vida.


Sara yo no digo que la igualdad sea real. No lo es. Y como le acabo de decir a Carmen el insulto no está bien, está mal, pero por favor, no todos los insultos de niños de 12 años llevan a deliencuentes machistas. Igual que no es verdad que si te fumas un porro o 15 de adolescentes vayas a terminar muerto por sobredosis....aunque haya casos.

Paz, exacto. No entiendo estas campañas que pretenden convertir a los niños en agresores, que las niñas los vean como peligross y ellos se vean con ese "poder", es que lo veo hasta contraproducente. Las campañas deberían ser de acabemos con el machismo y el maltratos entre todos y para todos y no en el papel de víctima y agresor. No estoy diciendo que las mujeres no seamos las víctimas, sí lo somos, pero como lo que quieres es enseñar a las niñas a reafirmarse no puedes presentarlas con esa imagen de víctimas indefensensas porque no lo son. Mucho está en nuestras manos.

Gracias Blanco HUmano, hay veces que no sé si consigo explicarme.

Pau, pero lo presenta todo como si una cosa llevara a otra....y no es verdad. Y la mujer como vícitima.

Oswaldo hay que cambiar el mundo. Pero si una mujer está borracha y dice que no, es que no. Y no hay más que discutir. Si está borracha, dice que no y el tio sigue con el sí...es violación. Sin más. Una mujer tiene que poder decir que no esté como esté y es su derecho y hay que respetarla. Ella no tiene ni la más minima culpa de que no la hagan caso por estar borracha, me niego a aceptar eso.

Pep dijo...

"Nacer mujer tiene muchas desventajas ahora mismo" ... lo mismo que nacer en según que sitios o tener según que padres... Hace poco en una clase de Historia nos recordaban que en en el s.XVI, con el "descubrimiento" de América se discutió en concilio si los indios y los africanos de color eran "seres humanos" o no.

Y es que nada es más absurdo que el sufrimiento producido por nuestra propia maldad, ignorancia o debilidad. Absurdo, porque es evitable. Porque en última instancia depende de nuestra voluntad como seres humanos, individual o colectiva.

Para qué luego algunos no caigan en que "descubrir" o "formular" o atreverse a enunciar lo que está bien y lo qué está mal -el derecho, vamos- no está a la par con cualquier descubrimiento científico...

Y soy consciente que "del derecho al hecho hay un buen trecho". Pero quiero creer en el progreso.. que cada vez más convencer sea hacer ..

Carlos Moreno Serrano dijo...

Hola Moli,

En el trabajo me dieron un curso de "unconscious bias" (prejuicio inconsciente) que va más allá de prejuicios respecto a la mujer, pero claramente, tocaron el tema específicamente. Un vídeo que nos mostraron fue muy bueno (aunque asquerosamente americano-emocional-quiero vomitar arcoiris) pero el concepto me encantó y me inspiró mucho y fue de lo mejorcito del curso.

Te lo dejo aquí para los descerebrados lo veáis: https://youtu.be/XjJQBjWYDTs

Anónimo dijo...

Hola! Quería decir que no siempre es cierto que el que llama puta a una mujer es el típico que grita en el súper etc. No, puede ser una bellísima persona y que los vecinos de digan que siempre saludaba que trataba bien a sus perros y era bueno en la reuniones de escalera pero luego de puertas para adentro maltrate a su mujer. El maltrato, el llamar puta etc no entiende de clases, cultura... Mira si no lois diversos perfiles de maltratadores que hay, es una cosa transversal, tambien puedes ser de izquierdas y ser anti racista y anti clasista pero soltar que lo que dice una tía es una tontería, me ha pasasdfo pensar que alguien abierto sexualmente no iba a ser machista o algún escritor culto tampoco y me he encontrado con unos cuñadismos (afirmasciones cuñadas) y unos unga unga que para que... Las apariencias engañan y el machismo puede estar en cualquier persona del mundo, aún en el siglo XXI.

Anónimo dijo...

Me alegro mucho de que digas tu opinión de la pelicúla dudaba si verla, me encanta volver a leerte un saludo afectuoso (no te mando besos ni abrazos lo aquella entrasda jejajeja) :-) ) en serio me ha erncasntado volver a entrar en tu blog

Anónimo dijo...

Ole

Anónimo dijo...

Ea que razón

Anónimo dijo...

Ozú que arte tiene Molinos! Escribe sobre este invierno raro sin casi frio