lunes, 26 de octubre de 2015

Tenía que haber...


Llegaba de trabajar, cansada y dormida. En el tren había leído lo justo, menos de lo que le hubiera gustado, porque se había ido adormilando por momentos. Enfiló el andén de salida, ni un alma por el pasillo, nadie en la cinta transportadora. Pensaba en salir a la calle coger el 14 y llegar a casa... su sofá, su sofá, su sofá. ¿Cómo podía estar tan cansada? 

¿El 14 o un taxi? El 14, pero al ver poca gente y muchos taxis parados se encaminó hacia allí. Tres en línea, un montón de coches blancos aparcados esperando. Lo sentía por el que tocara: era una carrera corta pero no era su problema. 

- ¿Cuál me toca?
- Ese. 

El taxista era cadavérico. Cadavérico de maldad, no de enfermedad. Diabólico. Debajo de una gorra calada hasta las cejas un ojos pequeños, malvados, idiotas, crueles. 

- ¡Cabronesssss! - gritó por la ventanilla a los otros taxistas al arrancar. 

Se tenía que haber bajado. 

El taxista salió de la estación y ella pensó que hubiera sido mejor el 14, que todavía estaba a tiempo, pero se acordó de que no llevaba monedas...

- ¿A que mola mi coche? Mi coche mola todo. Deportivo Leganesssss
- Ah si, bueno, no sé qué coche es. No me he fijado. 
- Es el mejor de la parada... Mola todo. Deportivo Leganesss. 
- ¿Qué coche es?
- Me lo han dejado, tiene un nombre raro, empieza por “s”. 
- Skoda. 

Se tenía que haber bajado. 

El ser maligno bajo la gorra enfiló la calle a la derecha, cogió un paquete de galletas del asiento del copiloto y lo abrió a tirones haciendo que un montón de migas salieran disparadas. Soltó el volante, bebió a morro de una botella de litro con un líquido que ella no pudo identificar. 

- Me cago en la puta con las galletas... ¿A que mola mi coche? 

Se tenía que haber bajado. 

Con el semáforo en verde, arrancó conduciendo como un maniaco, pegado al volante. De repente, levantó el culo del asiento.

- Vaya cuesco me he tirado. 

Se tenía que haber bajado. 

Se decidió. Ni un metro más con ese maníaco al volante. 

- Perdona, al salir del túnel échate a la derecha y me dejas ahí en ese semáforo. 
- Pero, ¿de qué vas tía? 
- Que te eches a la derecha y me dejes ahí. Voy de que o paras en ese semáforo o llamo a la policía. 
- Pero, ¡será hija de puta!
- Para ahora mismo. Ahí. 
- Aquí molestamos al autobús. Estamos en la parada.
- No es mi problema. Para el taxi. Y dame un recibo. 

Los ojos del mal la miraron por debajo de la gorra con auténtico asombro, no pudiendo creer que ella tuviera los huevos de, además, pedir un recibo. 

- Se me han acabado. 
- ¿Perdona?
- Que se me han acabado. 
- Mira eres el peor taxista que he cogido jamás en mi vida, el más maleducado, el más asqueroso y encima, ¿no tienes recibo?
- Es que pensé que me quedaban. 
- ¿Cuánto es? Ahí pone 6 euros... toma. 
- Son 9 por el suplemento de estación. 
- Por suplemento de estación no me queda nada para darte. 
- Serás zorra. 
- Dame mis vueltas. No voy a darte el billete antes de que me des la vueltas... no me fío de ti. 

Cogió sus vueltas y con el corazón a dos mil por hora salió del taxi pegando un portazo en el coche "molonnnn deportivo leganesssss". El portazo de su vida. Temblaba. 

Cuando ya caminaba para alejarse le oyó gritar un insulto y algo sobre su rabo. 

Se tenía que haber bajado. 
Los otros taxistas tenían que haberla avisado. Tenían que haber impedido que ese tío circulara con un coche, que nadie se subiera a ese coche. 

¿Cuántas carreras como la suya habría hecho ese día?

Tenía que haber apuntado la matrícula. 

Mierda de tío.

28 comentarios:

m dijo...

Joderrrr a mí me pasó algo parecido, pero embarazada, con mi hijo mayor y mi madre en el taxi. Pinza en el estómago.

pijacosadora dijo...

Joder, que mal rollo.
Y olé por tener los huevos de decirle que parase. Yo también he pasado miedo en taxis y me he limitado a rezar por llegar viva...

Blanca dijo...

A mi me llamaron "animal" porque venía con dos maletas... Acababa de mudarme de Buenos Aires a Madrid y venía con mi marido y el chiquillo autista muy nervioso... El que estaba delante de el, que era el que me tocaba... se piró sin que me pudiera subir...

Esos son los taxistas madrileños me Barajas y de las estaciones de tren... Dan mucho ascazo y no sé si la Administración puede hacer algo contra ellos: son una auténtica mafia...

ELISA dijo...

Yo he cogido muuchos taxis y muucho loco al volante. Pero una vez con mis niños y uno de ellos a 40 de fiebre, hizo el recorrido hacia la consulta del pediatra más largo y mas denso que hubiera imaginado. Cuando le increpé por ello, dado que al subir le había dicho que fuera deprisa, me dijo que "no tenía más remedio que faltarme al respeto delante de mis hijos..." y a continuación lo hizo

Anónimo dijo...

Sí! Tenías que haber... Denunciado. Este tipo no puede seguir con un taxi. Es un peligro público. También tenías que haberte bajado y fue lo que hiciste.

Yo cojo muchos taxis en Madrid, y ya de por sí me parece un peligro (el tráfico en Madrid es como estar en un parque de atracciones, y no a todos nos va), pero reconozco que siempre me tocaron amables y respetuosos. Por ellos también, en su defensa, creo que hay que denunciar

Espero que a ti ya se te haya pasado el susto!!

Un abrazo.

Marta dijo...

Yo he tenido siempre suerte, pero tengo una amiga que jamás coge un taxi desde la vez que uno le bajó los seguros de las puertas y le dio un "paseíto" por las afueras...
Por cierto, ¿os dais cuenta de que de momento somos todas mujeres?

Lady Boheme dijo...

Menudo energúmeno, jolín... Qué mal cuerpo se queda con estas situaciones. :-S

regaliz dijo...

Quizá puedas denunciar aún, llama a la federación madrileña del taxi y di que era un Skoda que estaba tal día a tal hora en la estación y descripción del conductor, si le localizan le cae sanción gorda seguro porque a los que menos les interesa un espécimen como ese al volante es a los taxistas. Espero que se pasara el susto y que la rabia lo haga cuando quiera

Salamandra dijo...

Yo una vez también pasé miedo. Me tocó un loco que empezó contándome que su mujer era tan maja para ir calentándose cada vez más y acabar diciéndome a grito pelao que todas las tías éramos unas putas y unas guarras.

Era un tío tan agresivo que no tuve ni narices de denunciarlo. Lo reconozco.

Nisi dijo...

Uff, qué mal rollo.
A mi lo peor que me ha pasado es tener que coger un taxi del aeropuerto a la ciudad. Se enfadan siempre, porque es una carrera corta. Alguna vez, me han hecho sentirme súperincómoda. La última vez que tuve que hacer ese trayecto, lo comenté al que coordinaba los taxis y me dijo que cogiera el número de taxi y pusiera una queja, que ellos son los primeros que quieren acabar con este tipo de actuaciones.

Anónimo dijo...

11 comentarios y todas somos mujeres .@barbijaputa será muy extrema pero lleva razón,a un hombre no lo chulean ni le faltan el respeto así. Siento tu mal rato Moli .molas mil.

Isabel dijo...

¡Qué gozada de lectura! Aunque el hecho que relatas da miedo me ha encantado cómo lo has escrito. Gracias, a estas horas me venía bien algo así.

Mara dijo...

Jo Moli... Ufffff....

Coccinellidae. dijo...

Y luego se quejan de que no gastamos en taxi...pocos he cogido yo en mi vida, no he tenido problema con ninguno pero sinceramente si hay elementos así que hacen tanto daño a su gremio no sé por qué no hacen lo posible para que les quiten la licencia.

Oswaldo dijo...

¿Así que en tercera persona?
¿Mojándote los dedos de los pies en las aguas de LOS CUENTOS?

¡Qué estilacho el tuyo, ESCRIBIDORA!

HombreRevenido dijo...

Espero que está basura de tío desaparezca de la circulación pronto. Te bajaste tarde (para lo que te hubiera gustado) pero te bajaste. Muy bien hecho.

molinos dijo...

Gracias a todos. Más que miedo pasé cabreo y ni por un momento pensé que fuera por ser mujer, simplemente era un energúmeno. Bueno, simplemente no....era un energumeno. La federeación madrileña del taxi ha dicho que va a poner a sus servicios jurídicos en ello...veremos.

Hele dijo...

ostis...no me lo puedo creer, qué maniáco, no entiendo por qué los sprays de pimienta son ilegales

crisnoa dijo...

Vamos a ver,q parece q los taxistas son lo peor,mi marido es taxista y tambien lleva a gente q le vomita en el taxi,gente mayor q no guanta a hacer sus necesitades,gente q se va sin pagar,ect
Q algunos son lo peor,si! Pero otros muchos la mayoria,si te pasa algo te ayudan

crisnoa dijo...

Vamos a ver,x favor no hagamos bola,q la mayoria de los taxista si te pasa algo te ayudan
Mi marido trabaja un taxi y tenemos 2 hijas,(hijas q x cierto comen tooodos los dias), y la gente,mujeres y hombres) se van sin pagar,manchan el coche,comiendo,vomitando,orinandose como le ha pasado con gente mayor a lleva de su casa al centro se Salud la carrera son 3€ y luego ha tenido q ir a limpiar la tapiceria y no a podido trabajar otras tantas horas,y con un lo siento! Q le vas a hacer el pobre hombre si no ha podio aguantar? No cojer mas ancianos?
Y ese dia esta perdido! Caja 3€ horas de trabajo 4 y el resto de la jornada para q se seque la tapiceria
Trabajariais x ese sueldo? Q parece q todos son lo peor y es verdad q algunos lo son,pero a otros muchos q
Les cuesta muchas horas, y exponen mucho,xq al igual q no va a pasar nada con el taxista este pringado, q no tiene calificativo! Tampoco pasa nada si mi marido lleva a una persona a su casa y se baja sin pagaro si el niñato de turno le vomita xq llega pedo a su casa y lo tiene q bajar el del coche xq no se sujeta y no tiene dinero,eso si q da para un post, un dia de un taxista!

Anónimo dijo...

Creo que el post va sobre una persona concreta, un indeseable como los hay en todas las profesiones. Por el bien de los próximos consumidores, y del resto del gremio, convendría que se tomaran medidas contra él.

En mi experiencia siempre me han tocado taxistas amables, sobre todo de jovencita tomaba taxis para volver a casa, hubo un día que nos tocó detrás del camión de la basura en una calle con un solo carril y no avanzábamos. Al ver mi agobio el hombre paró el taxímetro y me ofreció su móvil (de esos enorme con antena, de los primeros) para avisar a mis padres de que llegaba tarde.

El problema es que si topas con un impresentable y te subes a su vehículo estás en sus manos, puede llevarte por donde quiera para cobrarte más, y en caso extremo puede llevarte donde quiera y robarte o hacerte daño. De ahí el miedo. También ocurre a la inversa, hay taxistas engañados por clientes, o atacados por ellos... La bestialidad humana está en todas partes.

Mis dos abuelos eran taxistas, es un gremio al que tengo cierto aprecio pues suele estar formado por gente humilde y honrada. Pocos se hacen ricos conduciendo un taxi, da para vivir honradamente. Pero como en todo... Un cierto porcentaje serán completos gilipollas.

molinos dijo...

crisnoa, ni por un momento he querido decir otra cosa. He cogido cientos de taxis en mi vida y jamás me había encontrado algo así. No creo para nada que sea representativo. La gran mayoría de los taxistas son estupendos y por supuesto que se encontrarán con gente horrible. Nadie ha dicho lo contrario.

Esto es un caso particular que me pasó a mi el sábado en Madrid. Un auténtico peligro, un tio peligroso para otros clientes y para todos los conductores. Los taxistas, me consta, también tienen ganas de encontrarlo y sacarlo de los taxis.

Gracias

Anónimo dijo...

Aiba, yo creía que era ficción, literatura.
Qué bien escrito!
Nati

Oswaldo dijo...

Bueno..., aquí los matan.
En abril de este año iban 105 funcionarios de seguridad ASESINADOS (En todo el país) y 62 mujeres y 18 TAXISTAS, en la gran Caracas.

De manera que ser funcionario de seguridad o mujer, es apenas más peligroso que ser taxista en Venezuela.

Lo peor, estadísticamente, es ser hombre joven aquí.
Los índices dan a Caracas cómo la segunda ciudad más violenta del mundo, con un promedio anual que supera UN joven cada 1000 habitantes. Sí, 1,16 asesinatos cada 1000 habitantes CADA AÑO. (116 cada cien mil)

Lo cierto es que los taxistas están en primera línea... Resultan taaan accesibles para ser asaltados y asesinados...

Claro que también ellos pueden ser los asaltantes y asesinos... No sólo locos malos, sino malos muy malos.

Hermano E dijo...

Aunque tu caso es muy extremo, desde la implantación de las nuevas tarifas de taxi yo ya he tenido tres incidentes en carreras desde la T4 a mi casa en Sanse: resulta que esa carrera cuesta sólo 20€ cuando por una a Madrid ganan 30€, y a algunos cretinos se les ocurre que quejándose o incluso conduciendo de una forma agresiva, como fue el último caso hace dos semanas, van a conseguir algo.

Y lo único que van a ganar es quedarse sin propina, perjudicar a sus compañeros (hay otras alternativas y cada vez habrá mas) y una denuncia.

Anónimo dijo...

Q fuerte.

crisnoa dijo...

Gracias Molinos ,lo se y asi lo he entendido,pero es q me da tanta pena la fama q tienen!

madia leva dijo...

Jolin, que miedo. Vaya loco