viernes, 30 de octubre de 2015

¿Fabulosos a cualquier edad? Me opongo

¿Fabulosos a cualquier edad? No, no y no. Me niego, me opongo y dejo de respirar. No he llegado a los 42 años para que ahora me vengan diciendo que a cualquier edad se está fabuloso. Eso es totalmente falso. 

Para empezar y para dejar claro el concepto: nadie es fabuloso. Si eres un superhéroe de los años 50 o una mascota animada de algún alimento supervitaminado de los 70, tienes alguna posibilidad de ser fabuloso como estado absoluto pero también llevas capa, calzas y un antifaz. Creo que no compensa ser el fabuloso hombre de hierro si nadie te reconoce y llevas esas pintas. 

Segundo punto. No se es fabuloso, se está fabuloso. La “fabulosidad” no es un estado que se tiene o no se tiene, sino que se alcanza con el tiempo, la personalidad, mucho valor, unas gotas de "me da igual todo" y una travesía de sufrimiento, trabajo y esfuerzo tanto profesional como personal. Esto no tendría ni que decirlo, pero no tiene nada que ver con el aspecto físico. Se puede ser una pasita y estar fabulosa, o un desastre estilístico y desprender “fabulosidad”.


Así empieza mi columna de opinión en Harper´s Bazaar que podéis seguir leyendo pinchando aquí. 

Pinchad malditos, pinchad aunque solo sea para comprobar como, una vez más, mi famosa máxima se vuelve a cumplir. 

- ¿Escribir para una revista de mujeres? ¿Yo? Ni de coña. 
- Te doy un tema y escribe lo que quieras, como quieras y cuanto quieras.
- ¿Seguro?
- Seguro. El tema esta vez es "fabulosas a cualquier edad" puedes hablar sobre cremas, cirugías, moda, estar en forma.
- Yo de eso no sé nada y además no estoy de acuerdo.
- ¡Estupendo! Escribe.

¿Cómo iba a decir que no? 

12 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Oye, te ha quedado muy bien. Tú donde te digan de escribir, ve y escribe. Que no lo haces mal. Como dice mi madre: "se te puede llevar a cualquier sitio".

Por mi parte (he venido a hablar de mí), tengo 39. Todavía soy joven, alocado e informal. Cuento los meses para intentar estar fabuloso (mi quiero-y-no-puedo típico de cada cambio de década).

ELISA dijo...

Ún artículo fabuloso, Moli. Y justamente hoy me han preguntado la edad y han alucinado de "la" que han oido e imaginaban. Y les he dicho, "hay quien no cumple años pero a mi me da la gana de cumplirlos" y de pasar por todas la etapas de mi vida y saborearlo.

m dijo...

Me encanta Molinos. Este año he cumplido 40, pero desde los 35 que tuve a mi segundo hijo y me quedé físicamente "tocada" o sea con unos kilillos de más, me sentía estupenda. Cuando tenía 20 estaba estupenda y no lo sentía. Ahora, he adelgazado por salud y porque me apetecía, pero ya no estoy torturada como cuando tenía 20 y he aprendido a disfrutar de las pequeñas cosas que te da la vida.
Pero es cierto que hay que "procesar" los cambios y no dejarte influir por la tiranía de la imagen y el estar siempre joven, perfecto y feliz, como si fuésemos muñecos. Y yo creo que esa perspectiva te la da la edad.

Anónimo dijo...

Dos cosas:
1. Como diría mi madre "por la boca muere el pez"; es ley universal aplicable a la humanidad decir "jamás haré" para en muy poco tiempo estar haciendo.
2. Voy a tener que leer el Gran Gatsby otra vez porque a mí me pareció un libro bastante regular. Cuando terminé de leerlo pensé que tal vez no lo había apreciado porque me hacía falta algo de la historia y cultura gringa de la época. Ahora sospecho que tal vez era una cuestión de edad...

Grace dijo...

Absolutamente de acuerdo.
Lo más importante es lo que más demoramos en descubrir, pero cuando llegamos a entenderlo nos acercamos más a esa paz interior que nos hace sentirnos "fabulosas".
Ahí está lo fundamental: como nos sentimos.

Carioca dijo...

Me ha gustado mucho... como en su día. De esto ya ha llovido, eh?!

Anónimo dijo...

Otro tio fabuloso que te mola y peli nueva: The end of the tour.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Leo mi comentario de ayer y no doy crédito a lo cretina que se puede llegar a ser. Por favor, bórralo, creo que pagaste las consecuencias de una polémica que no iba contigo.

Por supuesto eres libre de escribir donde te apetezca y por supuesto que ese hecho no define absolutamente nada. Ni que anduvieras descuartizado niños... qué barbaridad, cómo se me fue la pinza...

Bueno, lo del eufemismo de las revistas femeninas lo mantengo, eso sí, je je.

Mis disculpas de nuevo.

Marga.

molinos dijo...

Marga, eliminado. No te preocupes.

Anónimo dijo...

El uno de octubre cumplí 47 años y en el curro, donde todos son menores que yo, al decirles la edad, pretendían ser galantes diciéndome, ¿dieciocho, no? ¿veinticinco, no? y yo: No. 47. Parecía que si decía que cumplía 47 años era como si confesase "tengo granos en el culo", o sea, algo horrible a ocultar. Como me niego en redondo a ello, yo insistía: No. 47.
Y es que... a ver por que no va a poder una decir que cumple 47. Orgullosa. Que lo mío me ha costado llegar aquí.

Elena de Troya

Lorena Bernardos dijo...

¡Me encanta!yo hace poco me cabree con los de Dove porque querían que todas nos sintiéramos guapas... ¿Y si no lo eres y lo sabes y pasas de invertir tú tiempo y tú energía en intentar serlo?¿ Y si resulta que ser guapa o no te la trae al pairo y tú lo que quieres es intentar hacerlo medio bien en esta vida y hacerle la vida medio agradable a los demás?
Sentirse guapa o fabulosa, a mi, personalmente, me parece una chorrada. Tener la autoestima en su sitio, para mi, no va de eso. A mi me gusta más sentirme fuerte, tranquila, un pincho de tortilla con el padre de mis hijas...
¿Que un día te ves guapa? guay ¿que los otros 364 ni piensas en ello? pues mejor.
Un abrazo,
Lorena
¿Ya te has leído algo de Jenny Offill? ;)