lunes, 16 de febrero de 2015

El consultorio de Haruki Murakami

En el mundo hay gente cansina, muy cansina, después está  Haruki Murakami y en el top del cansinismo los fans de Haruki Murakami. 

Solo a un ser superior de inteligencia malvada y cruel se le podía ocurrir susurrarle al egocéntrico de Haruki algo como

"Haruki, rey moro, ídolo de occidente, faro de la espiritualidad corredora, eterno aspirante al Premio Nobel que por supuesto injustamente no te conceden, ¿Por qué no abres una página web para que todos tus seguidores / fans / miembros de tu secta puedan acceder a tu excelsa sabiduría, adorarte como te mereces y consultarte sus dudas existenciales?

Haruki, que es un tipo sacrificado hasta extremos insospechados, se encontraba en esos momentos decidiendo si escribía una novela sobre lo valioso que es para uno mismo encontrarle el gusto a arrancarte las uñas o una historia sin pies ni cabeza (otra) con gatos que hablan, locas misteriosas lánguidas y pobres desdichados que se enamoran sin sentido y descubren al final que son un gato.  Como no acababa de decidirse, la idea del Ser Superior le pareció fetén y montó: "Díselo a Haruki", algo así como el consultorio de la Señora Francis pero en más kitch. 

Lamentablemente, el bueno de  Haruki tiene un nivel de entrega a sus seguidores muy limitado y su página está prácticamente entera en japonés. Aún así, buceando en esa piscina de sabiduría zen, egocentrismo y mística se pueden encontrar algunas preguntas en inglés que nos dan a los pobres diablos como nosotros, que no hablamos el idioma del país del Sol Naciente, acceso a los consejos del bueno de Haruki. 

Pero primero disfrutemos de la estética de la página.

¡No vale reírse! Estamos hablando de Haruki Murakami "Ídolo de occidente, faro de la espiritualidad corredora, injustamente alejado del Nobel que deberían darle todos los años". 



¿Qué la página parece una web de una serie de dibujos animados tipo Shin Chan? Por favor, un poco de respeto. Sois malos y seguro que sospecháis que en toda esa caligrafía japonesa en vez de poner "Díselo a Haruki", "Corre y siente tu espíritu volar" o "Danza con la música de tu espíritu libre", pone "Tonto el que lo lea","Cristina la chupa" y cosas de esas soeces y terrenales. 

Yo no sé japonés más allá de la letra original de la sintonía de Heidi, pero sé que Haruki es un tío serio y no pone esas cosas. Analicemos las ilustraciones. 

Un ficus, yo creo que de plástico. Un gato muy serio comiéndose un dónut sin palillos y sin nada, un carnero con un vinilo en la mano y Haruki con pinta de ser de Córdoba tomando café en la taza de Angel Martín en Órbita Laika. 

Todo muy perturbador. Supongamos, y es mucho suponer, que alguien llega a esa página y no sabe quién es Haruki (¡Inconcebible! como diría Vizzini y el propio Haruki), para empezar tendría que creerse que es japonés porque lo digo yo. Y segundo, pensaría que Haruki está un poquito desequilibrado y el tema de las mascotas se le ha ido de las manos completamente. 



Toda la web está llena de ilustraciones maravillosas que sin duda alguna fomentan la confianza en que Haruki sea el guardián de la sabiduría suprema. Si la gente confía en la Bruja Lola, ¿cómo no va a confiar en un tío que se sienta en un horrible sofá marrón a charlar con un macho cabrio y una... una... una nutria, hurón, castor, rata, un amigo imaginario de Haruki, mientras se aferra a su taza? Empiezo a sospechar que en la taza del faro espiritual de los runners hay algo más que té, algo que no comparte con todos esos que se lanzan a correr y acaban vomitando los pulmones. 

Inciso. -Esto ya es maldad personal pero entre el carnero sonriente y Haruki veo un poquito de TSNR, ahí lo dejo-. Fin del inciso. 

Bueno, ya está bien de jolgorio y diversión. Vamos a zambullirnos en lo que de verdad importa, el consultorio propiamente dicho. 


¡Uy!, otra ilustración. El gato del dónut haciendo punto a la hora del té. No consigo encontrarle ninguna explicación lógica a esto y eso que he leído /sufrido /odiado ¡4 libros de Murakami! ¡Soy una mártir!

Vayamos a la pregunta de alguien que firma como "Fan pálida de Murakami"

"Querido Sr. Murakami, usted es sin duda alguna la persona de todo el mundo que más ha influido en mi vida y por eso le estoy eternamente agradecida, a usted y a sus obras. Si pudiera ser uno de sus personajes ¿cuál sería?". 

Haruki salta graciosamente por encima del increíble y patético halago y contesta: "me gustaría ser el carnero, pasarme el día disfrazado de algo o de alguien". Hombre Haruki, ya te has disfrazado de chaval joven de Córdoba en tu página, pillín. 

Supongo que Fan pálida (¿se puede ser fan de Murakami y no ser pálida y lánguida y con horchata en las venas?, me cuesta creerlo) se habrá quedado un poco chof con esta respuesta. 

Sigamos buceando. 

Niall, gestor de riesgos que me deja patidifusa. 
"Querido Sr. Murakami, mi hija tiene 11 años y pronto tendré que escoger instituto para ella. ¿Qué opinión tiene al respecto? ¿Es usted partidario de los colegios mixtos o mejor "solo para niñas" y "solo para niños"? Tiene usted mucha sabiduría sobre la humanidad  que resuenan en mí y me gustaría saber su opinión sobre esta gran decisión que afecta a mi familia. Quiero a mi hija más que a nada en el mundo y me gustaría tomar la mejor decisión posible". 
Haruki contesta que él siempre fue a colegios mixtos y se lo pasó en grande porque conoció a muchas chicas adorables, así que recomienda que la "guapa, preciosa y adorable" hija de Niall vaya a un colegio mixto y a lo mejor ella "encuentra un chico guapo y adorable (como yo)"

Eso dice Haruki. Yo tengo un par de cositas que decirle a Niall. Primero que espero que la gente a la que asesora en riesgos no le lea, segundo que va siendo hora de que le quiten la patria potestad y tercero que no deje acercarse a su hija a nadie que se parezca en lo más mínimo a Haruki. 

Tenemos preguntas de todo tipo. Soy muy fan de Morten de Alemania, que le cuenta al gurú que es un rapero y que está trabajando en su primer álbum con un grupo de productores potentes detrás, pero siente que no está igual de inspirado que antes, sus letras no tienen la misma fuerza creativa. (La razón por la que le pregunta qué puede hacer a un tío que escribe todos los libros exactamente iguales se me escapa). 

Haruki le da un consejo de campeón:
"Ah, eres un rapero rapeando en Alemania. ¡Qué interesante! Lo mejor que puedes hacer es encontrar un buen compañero, como Lennon y McCartney. Colaborar con alguien que te haga ser mejor y que te complemente, porque ningún hombre es una isla".
¡Qué campeón! Se le ha olvidado decir que lo mejor es rodearte de compañeros que no te hagan sombra pero sí compañía, como su carnero, su gato y su nutria/castor/hurón, que le dan esplendor y mística pero no le roban protagonismo. 

Llegamos por fin a una pregunta con enjundia literaria, Susan Shen:
"¿Piensa usted Murakami shan (mucho karate Kid veo yo aquí) en la influencia que sus historias tienen fuera de Japón? ¿Piensa alguna vez en las necesidades de sus lectores?"
Haruki se quita la careta y dice "Sinceramente jamás pienso en mis lectores, ni de Japón ni de ningún sitio. Las historias aparecen y tengo que cazarlas. No tengo tiempo para lectores, estoy ocupado persiguiendo mis historias. Gracias por leer mis libros".

Me quedo muerta. 

Para empezar me descojono imaginando a Haruki bailando en plan "¿Dónde está la mosca (historia), aquí o aquí?" y moviendo los bracitos intenta cazar la inspiración. 

Segundo, ¿cómo que no tienes tiempo para pensar en tus lectores? Haruki, que has montado un consultorio online donde respondes miles de preguntas. Un momento, un segundo... ¿quiere esto decir que por fin se te ha agotado la inspiración? ¿Ya no hay más historias que cazar? ¿No vas a torturarnos más con absurdas historias de carneros que hablan, gatos místicos que piensan y lánguidos japoneses que no comen? 

Demasiado bonito para ser verdad. 

Le preguntaré al gato tejedor o mejor llamaré a la nutria/castor. O al carnero sexy. 

PS: la primera ilustración del post con el lobo con gafas y el pingüino examinando detalladamente lel título CCC de Haruki que le habilita para tener un consultorio es mi favorita. 


44 comentarios:

Petulandcia dijo...

MEMEO.

Albert dijo...

Ja, ja, ja !! Qué malvada!! Me ha encantado la TSNR con el carnero y la taza de Órbita Laika Pero el gato, ¿hace punto o está mondando una manzana? Están locos estos japonesesb ;-)... Desde que vi que tienen cafeterías para ir a acariciar gatos, ya no me sorprende nada.

My name is Peggy Sue dijo...

Dios , ¡gracias!. No me atrevía a decir en voz alta el gran bodrio que me resulta este señor. Besos!

Sandra dijo...

¡Eres mala Muriel! jajajaja..

HombreRevenido dijo...

¿Te sabes la letra original de la sintonía de Heidi? Esa revelación te colocaría por delante de Murakami en la carrera hacia el Nobel.

Alucino bastante con la web y el consultorio. Yo he leído una única novela de Murakami y pensé: "este tío no está bien de la azotea". Se confirman mis sospechas.
De todos modos, alguien tan "así" merece mi máximo respeto.
¿Para cuando una web "Molinos responde"?

ro dijo...

Qué malota eres! Pobre Haruki. Que yo me he leído unos cuantos de sus libros y algunos me han gustado... lo sé, soy rara.

Besos.

BeatrizC dijo...

Desde luego la web no tiene desperdicio, pero si le das al traductor de google ya es directamente para morirse de la risa. Eso sí, entre burrada y burrada googliana se percibe q el señor no tiene abuela ni falta que le hace.

Eneida dijo...

Jajajaja grandísimo post
Yo me he leido unos cuantos de Murakami intentando encontrar la genialidad de la que mucha gente habla. Pero no. Oye. Que no había forma.
El que se lleva la palma es el del pájaro que da cuerda al mundo. Aún sigo mareada buscándole sentido. Y me lo leí hace unos diez años.

Salamandra dijo...

Bueno. Soy MUY fan de Murakami, debo merecer la muerte, o el psiquiátrico por oligofrénica, parece ser.

Con Murakami pasa como con los Monty Phyton, por decir algo. O entras o no. Si entras, te encanta, si no entras, te parece idiota. No tiene más.

He podido acceder a una conferencia que hizo este señor en una biblioteca de Barcelona. Y puedo decir que, ni me pareció que iba de gurú ni de mentor ni de absolutamente nada más que de él mismo: un señor que empezó a escribir a los treinta, con un universo poético muy suyo (hay quien le tacha de escribir siempre el mismo libro, y estoy de acuerdo. Cada uno tiene sus obsesiones, no es el único) y profundamente japonés. Porque el japonesismo -toma palabro-, no es solamente un gentilicio, es una actitud mental. Y vital.

En esta conferencia, alguien, bastante más pretencioso que Haruki -o eso me pareció- desarrolló una pregunta durante cinco minutos en la que, aparte de gustarse mucho a sí mismo, quiso demostrar lo muuucho que sabía sobre su obra, dando a entender que había deducido lo complicado y intrincado que debía ser para él crear el argumento de sus novelas, lo horriblemente trabajoso de su proceso creativo bla bla bla. Haruki,después de escucharlo sin expresión alguna, contestó algo como: "no, no, se equivoca usted. No tengo ningún método, simplemente me siento, me pongo a escribir, escribo durante un tiempo, y acabo. Y hay gente a la que le gusta el resultado".

Me parece que tiene un maravilloso y finísimo sentido del humor. Pero igual es que estoy contaminada o algo.

molinos dijo...

Salamandra, para gustos los colores. No mereces la muerte ni nada por el estilo. A mi me horroriza, he leído cuatro libros suyos, entrevistas y demás y me parece un cursi y un intenso...pero como te he dicho para gustos los colores.

Hay que gente que odia a Enric Gonzalez o a Paul Auster y a mi me encantan.

Eso si, el consultorio tiene tela. :)

Dana dijo...

Lo que me he reído Moli. Soy otra masoquista, me leí el primero, no me gustó, me leí el segundo, porque quizás, no eres tú, soy yo, y así me he leído 4. Y no, ya no tengo dudas, no soy yo... el coñazo es él.

Me ha encantado el post!

Anónimo dijo...

""fetén", qué clase de palabra es esa" me dijo alguien una vez. Jejejejeje

Murakami es un plasta, un fraude y no sé cómo coño aguantaste 3 libros.

Auster es un snob como la copa de un pino, (aunque he de decir que el otro día cayó en mis manos un cuento de Navidad que me gustó)

sul

Eliahh dijo...

Reconozco que de Murakami sólo me he leído "Tokio blues (Norwegian Wood)" (no puedo ser más típica, lo sé) y no me pareció un autor de la ostia ni mucho menos. Otro "El guardián entre el centeno" más, pero en Japón. Será que ese tipo de historias no me llenan, demasiada complejidad para esa edad. Sobre todo cuando yo me lo leí con una edad parecida a la de la historia y no me sentía muy identificada.

sasadogar dijo...

Ciao MOLI,
pues yo tengo un libro suyo en la lista de espera, y otro que me han recomendado.
Aún así en algún momento le daré una oportunidad, para poder opinar. Marciano lo del consultorio, pero muy japo.

Por cierto,trata un tema que últimamente me obsesiona bastante; el proceso creativo de un escritor, y traigo a colación una peli sobre esto, "Ruby Spark"; no sé si la habrás visto, muy indie y en un momento al final de la historia, menciona una cita de un escritor celebre sobre el proceso creativo. Es algo así como que las historias están allí, y el escritor solo es un medio para plasmarlas. me pareció muy poético y parece que este autor también escribe de las misma forma.
Un beset desde la soleada Valencia,


Un beset desde la soleada Valencia.

Peter dijo...

El consultorio se lo debe llevar su hijo que no sabe muy bien qué hacer con él. Se dedica a gastar el dinero del padre en disfraces manga y para netretenerle en algo le ha encomendado la ingrata tarea de mantenerle esta web/consultorio "Aló Murakamista"...

Si no es así, no lo entiendo

Nisi dijo...

Murakami me perturba. He leído dos novelas suyas y, mientras lo hacía, le maldecía sin parar, pero al final, me dejan buen sabor de boca, así que no sé bien qué opinar.
Lo del consultorio es para hacérselo mirar. Un poco zumbado tiene que estar. Un poco mucho, vamos.
Y el gato no está haciendo punto, ¡le faltaría una aguja! Yo creo que está pelando una naranja o algo así... para merendar, claro. Aunque no sé qué es más perturbador, un gato tejiendo o pelando una fruta.

ca_in dijo...

Murakami me da lo mismo, pero me preocupas Moli, porque yo juraría que ese gato no está tejiendo, sino pelando una fruta.

saberesacordarse dijo...

No vuelvo a leer nada tuyo en la oficina. He tenido que aguantarme las risotadas y casi me ahogo.

Sugestionado por una intensa que va a yoga conmigo intente leer 1Q84, pero no pase del tercer capítulo. Dice muy poco en tu favor QUE TE HAYAS LEÍDO 4 LIBROS. Ya te vale. Sólo Desgraciaito superaría ese reto.

Respecto al "Molinos responde", ¿habeis creado ya la petición en Change.org?, porque yo me apunto.

Anónimo dijo...

Adoro a este hombre.Que es raro,lo sé,que hay ratos que son un coñazo,lo sé,pero a mí me encanta como escribe y,vuelvo,de vez en cuando a releerlo.Sauce ciego,mujer dormida al ser relatos cortitos es más llevadero,lo recomiendo.
Sonia.

desmadreando dijo...

Cuando eres buena, eres buena pero cuando eres mala ¡eres aún mejor! NO he podido parar de reír pero sé que estabas llorando literal y tenías una batalla interior para decantarte por el gato o el carnero.
Tieneee telaaaaaaa el consultorio :P
Un besote desmadroso

Carlos Moreno Serrano dijo...

Moli, estoy contigo. A mí me recomendó leer a Murakami un amigo mío español que vive en Japón y la verdad es que el libro que leí no me gustó nada. Muy aburrido y la historia muy inconsistente. Pero bueno, para gusto colores.

Yolanda Desdelblog dijo...

Jajajaja Moli!!!! Qué alegría que alguien más piense que este señor es un bodrio, ya me sentía marciana! Tanto me lo recomendaron, que empecé con 1Q84 y, como saberesacordarse, no pasé de yo creo que el segundo capítulo. Menudo rollazo!
Buenísimo el post. Enhorabuena.

Cabrónidas dijo...

Tirando de sabiduría popular, no está hecha la miel para la boca del asno y a los cerdos no se les puede regalar flores. Pero qué sabré yo, que sí me gusta cómo escribe Murakami.

Tita dijo...

Adoro a Enric por ti, y me gusta Auster también por ti.

Me estoy temiendo que no tengo mucho futuro con el del carnero...

el chico de la consuelo dijo...

Solo he leido "De que hablo cuando hablo de correr" y me gustó bastante la verdad.

Poooooooooooooobre salamandra que nadie comprende sus gustos minoritarios!!!!

el chico de la consuelo dijo...

Y felicidades con retraso.
La desidia y la estupefacción me están robando hasta las ganas de escribir y la memoria!!!
Sorry.

Carmen J. dijo...

De quitarme las gafas. Lloro!

Salamandra dijo...

Cabrónidas, cásate conmigo, nene ;-)

Salamandra dijo...

Consuelo's kid, soy una incomprendida, ya lo sabes tú.

Fran Rodríguez dijo...

A mí los libros de Murakami que he leído me han gustado. Pero es que yo soy raro.
Y me he descojonado, con tu post y con el consulorio.

NáN dijo...

Un despropósito, el consultorio. Y del muchacho le leí dos, uno porque gente cuyas opiniones respeto hablaban bien de él. Otro, porque pensé que me había equivocado al cabrearme tanto con el primero. Hice mal al no seguir la máxima absoluta de alguien tan sabia como Cocó Channel:

"No hay una segunda oportunidad para una primera impresión".

Lola dijo...

Yo me leí 1Q84 porque me lo regalaron por mi cumpleaños, y mientras leía y flipaba, pensaba que tanta chorrada iba a tener una explicación y un final que le diera sentido; pero no!! era eso y nada más. No se nada más de él, por lo que no puedo opinar sobre su persona! pero no creo que vuelva a leer nada suyo otra vez.

Lo de los animalillos es muy divertido! jajaja

Luxindex dijo...

Molinos, ¡mira que te gusta tirarme de la lengua!

Esta mañana, tú sabes, hemos estado deliberando lo del Nobel de Literatura y me he opuesto frontalmente a la candidatura de Haruki Murakami. He argumentado que el nombre es, sencillamente, ridículo pero, en realidad, lo que quería era arrimar el ascua a mi sardina: Javier Marías.

Ha bastado que dijera, entre mohines y poniendo la voz en falsete, varias veces haruki murakami para que el jurado, especialmente la bellísima Lena Adelsohn (ministra de cultura, en calidad de secretaria), la ecuménica Gunnel Vallquist y la poetisa Kristina Lugnse (ambas de la Svenska Akademiense) se mearan vivas. ¡Qué risas nos pasemos!

Aun conseguido el objetivo, he matizado que Murakami es una mierda pinchá en un palo en comparación con Marías. Javier, aparte del único intelectual que supera a su padre, es un delicado orfebre de las palabras cuya generosidad le lleva, siempre con esa derretida carusa de pena que gasta, a engarzar pedruscones asín gordos-gordos, ¡pedruscones güenoooOOOoos! y con asín muchos reflejitos, ¡ahí, ahí, toma, toma brillo!, y que tal esplendidez para con sus semejantes debía, en justicia, ser recompensada con el galardón.

Aunque, ya digo, convencidos todos, Modiano (colega de jurado por haber sido premiado el año pasado), haciendo de abogado del diablo, me ha pedido algún ejemplo de la generosidad (vegbogea, se dice en francés) de Marías. ¡Cómo no! Con mucho gusto, Patrick, ¡será por ejemplos!, le he contestado.

Entonces, he sacado El País de ayer donde le entrevistaban entrevistaban y, al voleo (palabra de honor que ha sido al tuntún), he leído una de las preguntas y la cabal respuesta de nuestro más brillante novelista de todos los tiempos: el hijo de Julián.

Decía así:

«¿Le preocupan asuntos como la superpoblación o el cambio climático? Debo reconocer que de una manera muy tangencial. Yo tengo una postura que se podría llamar egoísta, no sé. Es una cierta sensación de que lo que venga después de que yo no esté aquí me atañe poco».

Lo sé, lo sé: ¡Qué finura de verbo; ni los ángeles que hablaran! ¡Cuánta magnanimidad de espíritu; qué ejemplo!

Fijaos, a cualquiera de nosotros nos hubiese quedado esto:

¿Le preocupan asuntos como la superpoblación o el cambio climático? Poco, pues soy egoísta. El futuro sin mí, a mí, plin.

Pero a él, no. ¿Que por qué? ¡Pues porque él es intelectual y orfebre de las palabras, coño; si lo estoy diciendo! Y así toda la entrevista: de cabo a rabo.

Bueno, bueno, han aplaudido que ni te imaginas.

Entre tú y yo, creo que el Premio Nobel de Literatura de este año está cantado. ¡¿Qué no?! Vale, a principios de octubre ya hablaremos…

molinos dijo...

Gracias a todos por los comentarios, a los que no habéis leído a Murakami, a los que lo habéis leído y no habéis entendido su éxito, a los que lo habéis leído varias veces para intentar que os gustara y encontrarle la gracia y a los que os encanta y pensáis que no tengo criterio.

Valoro las sugerencias aquí y en twitter de montar un consultorio pero claro, solo tengo Perros de Aspecto Gigantesco, estoy pensando si les pongo gafas y un libro entre las manos o la camiseta de Born in the USA de Springsteen o mejor, los pongo haciendo la estrella de mar.

Otra cosa, a los que sois fans de Murakami, ¿ alguno puede decirme que bicho es el tercero en discordia en el sofá?

Lux, Javier Marías está tan encantado de haberse conocido que una columna semanal para posar delante del espejo haciendo posturitas se le queda en nada... en el post de mañana hay una palabra que le define bien.

Gracias a todos otra vez.

Anónimo dijo...

Yo creo que encantando de heberse conocido te define bastante bien a ti, al menos en estos últimos posts en los que te descojonas de los demás. Ya solo como empiezas el post me desanima a seguir leyendo.
Y no soy un fan de Murakami, solo lei un libro suyo, y es el de correr que tampoco debe ser muy representativo.

Leyendo blogs y twitter a veces me da la impresión que este mundillo es una pasaarela de egos.
Pablo

Anónimo dijo...

Todavía no he leido un libro suyo, tengo un que me regalaron hace poco a la espera, y a esa persona le encantó y de hecho se leyó 3 más del tirón, pero no sé porque lo voy relegando y me da pereza, sobre todo porque me es algo de "modernos" que ahora a todos les gusta,y a mi me da que lo voy a dejar a medias.

Anónimo dijo...

Me aburro

Ciberia dijo...

A mí me encanta la web fíte tú, lo diferente y original, lo que se sale de la plantilla, siempre levanta ampollas... muchas veces de envidia.

Murakami tiene libros que me encantan y otros que no tanto, pero reconozco su inmenso talento. Justo porque es japonés, su rollo cultural será diferente del nuestro y responder a sus lectores más natural de lo que aquí nos parezca. O no. Me da igual.

En todo caso, veo el mismo egocentrismo, en brujulear buscando cosas para criticarlas, y recibir después alabanzas por tu ingenio y retranca.

En fin, qué decepción.

molinos dijo...

Más sobre Murakami y su consultorio. Y no lo he escrito yo


http://www.vulture.com/2015/02/best-of-haruki-murakami-advice-column.html

Esther C. dijo...

Madre, ,lo que me estoy riendo antes de irme a la cama.

Anónimo dijo...

A pesar de cumplir años el mismo día que tú, mi opinión sobre Haruki Murakami es lo contrario (esto es una prueba irrefutable de que la astrología no vale nada :p). ¡Me encanta y me lo he leído (casi) todo! (el casi es porque desde que tengo a la niña me resulta complicadísimo leer en papel y a Murakami me gusta leerlo en papel).
A pesar de que no te guste Murakami en sí, te recomiendo darla una última oportunidad con Underground. Son historias de víctimas del atentado terrorista con gas sarín en el metro de Tokio, nada que ver con el Murakami habitual.

Creo que es como comenta alguien por aquí: o te gusta mucho - mucho o si no… lo ves la chorrada más grande del mundo.
¡Ah!, Auster me da una pereeeeeza horrible y Enric González tres cuartos de lo mismo :p

Punasusi

Alberto Secades dijo...

Juas.

Me troncho de la risa. Has estado sembrada.

Gracias.

PD - Tengo una explicación alternativa para el gato ojiplático que, según tú, tricota a la hora del te. En realidad es una zorra (o raposa) de manos negras (como fácilmente se aprecia en el dibujo) que, justo a las cinco, coge una manzana roja y debe conseguir una peladura única, del tirón. La lamparita verde está ionizada y hialuronizada, lo que ha paralizado sus párpados y le impide continuar en su tarea.

Más o menos.

Anónimo dijo...

Hola, recién he descubierto tu blog y me parece divertido :)
He leído a Murakami y me cae bien -digamoslo así-, pero es que me agrada que no trate sólo de complacer, que hace las cosas como quiere y dice las cosas sin meditar en que alguien se ofenda con ellas... eso me encanta de las personas... que es soberbio y egoísta es un hecho, pero que bueno que no se preocupe por ocultarlo, la verdad, un escritor escribe para si mismo, nunca para los demás, que la gente se obsesione no es su culpa, son sus historias y pueden hacer con ellas lo que les plazca...
Y eso de ser interesado, nadie lo culpa, así somos los seres humanos, está genial que no se mortifique por herir los sentimientos de alguien, al fin de cuentas cada uno decide a quién le permite profanar su sensible corazón :)

Saludos fraternos y viva la tolerancia dentro de este agradable sito.

Desde México... Celeste.

Anónimo dijo...

Muy divertido artículo. Hace algunos años leí libros de Murakami y creo que tiene su encanto.
Me he muerto de la risa con los de los animales.

Vale G!